Skip to main content

Full text of "Diccionario biográfico-bibliográfico de efemérides de músicos españoles"

See other formats


■<.í^ 



..Turf*-'- fr ^ 



\!Jf^^ 



JNv">^ 






f^i ■■-Jfl 






^Sr^ :.JÍt/l 



^-^.^A 



^. . 



Í,^^.>^ ^j^W 



':í^ .^ 









;5^^^ 






Digitized by the Internet Archive 

in 2011 with funding from 

Boston Public Library 



http://www.archive.org/details/diccionariobiogr02sald 




'e=»^í5?2^3^e*;«:^>2^e=^£^^2^e»^esg^^ 



,^o_w— oí)(^, 



DICCIONARIO 



KIlKÍRAFICII-HlBLIÜdRAFlüfl DE 



EFEMÉRIDES DE MÚSICOS ESPAÑOLES, 



escrito por 



BALTASAR SALDONI. 




t 



^0(4- 



TOMO SEGUNDO. 



MADRID: 

IMPRENTA DE D. ANTONIO PÉREZ DUBRULL, 
calle de la Flor Baja, núm. 22. 

1880. 



Es propiedad del autor, que ha veriflcado el depósito que previene la ley, reserváudose el derecho de traducción, eti; 





ÍOGRÁFÍGO-BIBLIOGRÁFICO 



EFEMÉRIDES 



MÚSICOS ESPAÑOLES. 






DICCIONARIO 

BIOeRÁFICO-BlBLIOGRÁFICO M 

EFEMÉRIDES DE MÜSICOS ESPAÑOLES, 

escrito y publicado por 

BALTASAR SALDONI. ^ l/-^ ^2/, /i5*í 

ESTA OBRA ESTÁ DIVIDIDA EN TRES SECCIONES. 

PRIMERA: EFEMÉRIDES, 

en las que consta el nacimiento ó fallecimiento , ó 

ambas cosas á la vez, en cada día del año, de uno ó varios profesores 

ó aficionados, con sus respectivas biografías, más ó menos 

extensas , y conforme con los datos más 

exactos y verídicos que se han 

podido consultar. En esta sección figuran unos mil cuatrocientos nombres. 

SECUrVDil^: CATÁLOGO, 

Ó lista por orden alfabético en forma de Diccionario, de todos 

los profesores y aficionados más conocidos pasados y presentes, cuyo 

diade nacimiento ó defunción, no ha sido posible hasta 

ahora (Octubre de 1879) averiguar. En esta lista 

ó Diccionario 

aparecerán unos mil ochocientos nombres, con datos, aunque breves, pe: ^ 

muy curiosos, acerca del mérito de cada cuál como compositor, cantant • 

ó instrumentista, y alguno de ellos además con sus apuntes biográfico^. 

TERCERA: 'VARIEDADES. 

Se compone esta sección, que creemos muy interesante y 

curiosa, de hechos ó noticias de u.tilidad para el arte en su parte liistórica, 

ya sobre algunos libros de música que se publicaron en diferentes 

épocas, como también de vanas funciones 

filarmónicas verificadas en España 

y en otros países: se hallan también en esta sección la 

Reseña histórica del colegio de raúsica de Montserrat, 

que existia ya en el siglo xi; algunos artículos acerca de los 

instrumentos chinos; del estado de la música entre los turcos 

á mediados del siglo xviii; 

de los teatros de Madrid y de la crítica que de ellos 

se hacía en 1790 en la parte musical; de algunas fábricas de 

instrumentos músicos establecidas en dicha época, ó sea á fines del siglo 

pasado, en nuestra corte; de la primera imprenta de música que 

hubo en la misma, etc., etc.: con varias observaciones que a 

algunas de dichas noticias ha parecido oportuno añadir 

al autor de este Diccionario. 



TOMO SEGÜTs^DO. 



MADRID: 

IMPRENTA DE D. ANTONIO PÉREZ DUBRULL 
calle de la Flor Baja, núm. 22. 



1880. 



NOTAS, 



!.*• El dia del nacimiento de algunos profesores y aficionados contem- 
poráneos lo sabemos , pero no han querido que se publique, y el de otros 
nos parece que la fecha que ellos mismos Ajan de su nacimiento no es exac- 
ta. De tales caprichos, pues , nosotros no somos los responsables. Además, 
algunos comprofesores nuestros, y también varios aficionados distinguidos, 
no han querido que insertáramos sus nombres en la presente obra; lo cual, 
si bien lo respetamos, nos parece, sin embargo, una modestia mal enten- 
dida , por lo que decimos en el prólogo. 

'¿.^ En las Efemérides figuran en toda la obra rail quinientos sesenta y 
un nombres, y en este Diccionario se han añadido, además del número 
citado, unos mil cuatrocientos. De modo que toda esta obra constará apro- 
ximadamente de tres mil músicos españoles, así profesores como aficiona- 
dos, y entre éstos también hay Santos, Reyes, principes, títulos, genera- 
les , etc., etc. 

S.'^ Como han pasado ya once años desde que publicamos el tomo pri- 
mero, naturalmente hay que aumentar ahora el número de los que han de 
insertarse en los meses de Enero y Febrero, que son los únicos que hay en 
el citado tomo, y por consiguiente, los pondremos por el orden de fechas en 
que deben inscribirse en los indicados meses, que es como si fuera un apén- 
dice en dicho primer tomo. 



AL LECTOR. 



Por fia, después de haber trascurrido cerca de* 
doce años desde que publicamos á principios de 1868 
el tomo primero de este Diccionario, tenemos la 
satisfacción de dar á luz los tres restantes de que 
se compone la obra , gracias á alguna protección 
que el Gobierno de S. M. se ha dignado dispensar 
ala misma, sin duda visto los treinta años que 
trabajamos en ella, y los grandes desembolsos que 
hemos efectuado, con lo que ha dado una prueba de 
patriotismo protegiendo un libro que no pertenece 
á Pedro ni á Juan, sino á la patria y alarte músico 
español; y de seguro que tanto éste como aquélla 
le darán un voto de gracias y de plácemes , como 
se las damos nosotros desde el fondo de nuestra 
alma, como asimismo á algunos amigos, que no 
nombramos por no ofender su modestia, y que han 
contribuido con su buena amistad y cooperación á 
que se concediera la gracia solicitada por nosotros, 



TI PRÓLOGO. 

pero que quizá en el cuarto y último tomo los cita- 
remos, como igualmente á las corporaciones y per- 
sonas que sigan el noble ejemplo del ilustre Go- 
bierno de S. M. 

Vamos á terminar ; pero antes debemos dar las 
más sinceras y expresivas gracias á la prensa espa- 
ñola, que al aparecer el tomo primero nos dispensó 
toda ella unánimes elogios, sin duda por animar- 
nos á continuar un trabajo tan costoso y árido, pero 
que creemos sinceramente no merecerlos, motivo 
por el cual sube de punto nuestra gratitud , y que 
nos permitimos citar solamente los que han llegado 
á nuestra noticia: La España Musical, Barcelona, 
26 de Setiembre de 1867, con el título de Verda- 
des tristes; La Época y La Esperanza, Madrid 11 
de Marzo de 1868; Revista y Gaceta Musical, Ma- 
drid 16 de Marzo de 1868 ; Gaceta oficial de Ma- 
drid, dia 18 de Marzo de l^^^\ El Artista, Madrid, 
dia 22 de Marzo de 1868; Diario de Teatros, Ma- 
drid 1.° de Abril de 1868; La Correspondencia de 
España, núm. 8,804 de la noche, Madrid 19 de 
Abril de 1868; La España Musical, Barcelona 23 
de Abril de 1868, y otros varios que no recordamos. 

Por último, merecen nuestra más profunda gra- 
titud la Real Academia de Bellas Artes de San Fer- 
nando, y, sobre todo, su sección de música, puesto 
que las dos veces que el Gobierno ha pedido infor- 



PRÓLOGO. vir 

mes sobre esta obra, los ha dado tan brillantes, 
que nos ruboriza el leerlos. También á ciertas ele- 
vadas personas y varios profesores que se dignaron 
tomar del tomo primero algunos ejemplares , les 
estamos muy agradecidos, como igualmente á los 
que nos han proporcionado datos interesantes y cu- 
riosos que insertamos en el Diccionario, habiendo 
así contribuido al brillo de él y á la gloria del nom- 
bre español. 



FÉ DE ERRATAS DEL TOMO PRIMERO. 



id. 
45 



iGq 



10 Cristóbal Morales 
fué uno de los más 
grandes composi- 
tores de la 5eo"2/«- 
da mitad del si- 
glo XVI. 
26 y 27 segunda. 

En el segundo renglón, ó línea, faltan dos comas; 
una antes y otra después de estas palabras: qt(e 
inserta en su obra. 
^7 



Cristóbal Morales 
fué uno de los más 
grandes composi- 
tores de la prime- 
ra mitad del si- 
glo xvi. 
primera. 



postrera . 
natural. 



170 
209 

224 

2Ó0 (i ). 

261 y siguientes. 

269 

273 

b09 

3i5 



JO 

28 

II 
3o 

23 

32 

5 

4 

y6 



primera, 
nutual , es decir , ad 
notum capituli, ó 
sea , mientras du- 
re la voluntad del 
cabildo. 
Faltan dos » antes de la palabra «Dicen. 
Vinyals (Viñals)y Vinyals (Viñals) y 



Riva. 

1785. 
1846 



índice de Febrero. 14 
Id. 3i 



D. Fernando Sor. 
(22 Junio.) 
— droso. 
Tar aceña. 
De sus obras orgá- 
nicas, que sin du- 
da escribiría mu- 
chas, tampoco he- 
mos podido hallar 
ninguna. 
Calvet (D. José). 



Rivas. 

1775, según 
1864 



D. 



Fetis. 



Fernando Sors. 
(26 Junio.) 
— drolo. 
Tara^ona (Aragón). 
De sus obras orgá- 
nicas, que sin du- 
da escribió mu- 
chas, también he- 
mos podido hallar 
algunas. 
Calvet y TauléfDon 
José.) 

Después de Ferrer (D. Mateo) , hay que 
poner el siguiente: 
Flecha, P. Fr. Mateo: dia 20, pág. 287. 



(i) En esta página, dia i3, se halla la biografía del P. Andrés, y por dis- 
tracción del escribiente no hablamos en ella de las cartas que este Jesuíta 
escribía á su hermano, habiéndole de los teatros extranjeros, y sobre cuyas 
cartas y del P. Andrés, hace muchas citas y referencias á ellas D. Manuel 
García de Víllanueva Hugalde y Parra, en la pág. 1 10 del Origen, épocas y 
j-rogresos del teatro español: IWadrid, 1 802. 



EXPLICACIÓN DE LOS SIGNOS ADOPTADOS. 



(1) 



(*) Artista ó aficionado de quien nadie ha habla- 
do antes que nosotros como músico, y que por consi- 
guiente no habíamos encontrado su nombre en nin- 
guna obra musical. 

(=) Se ha enmendado la fecha que citan otros 
escritores. 

(I) Se citan las fechas que los biógrafos ó escri- 
tores no han expresado. 

(N. ) Nuevo en esta edición, y cuyo nombre no se 
halla en las Efemérides. 

(G.) Contemporáneo que vivia al dar á la prensa 
el tomo respectivo en que aparezca su nombre. Esta 
C, sin embargo, la hemos suprimido en este tomo y 
siguientes,' por creerla superfina. 

(a.) Aficionado, y que, por consiguiente, no es 
su profesión la música. 

(R. C. ) Que es profesor dé la Eeal Capilla del rey 
de España. 

(T. I ó 11.) Tomo I ó II de esta obra. 

Cuando después de un apellido sigue algún dia del 
mes, quiere decir que la biografía del tal se halla en 
aquel dia; v. gr.: Cuando Carnicer ( 17 Marzo ) fué d 
Italia, etc., significa que la biografía de Carnicer se 



( I ) A fin de que no tengan que recurrir nuestros lectores al 
tomo primero para recordar los signos que hemos adoptado en 
esta obra, los reproducimos á continuación. 



halla en dicho dia 17 de Marzo; y si dijera: Cuando 
Carnicer {QiOXdXo^o) fué á Italia^ etc., indica que la 
biografía de Carnicer se halla en el Catálogo^ ó sea 
segunda sección, por el orden alfabético que corres- 
ponda á dicho apellido. 

Nota. Usamos casi siempre las palabras escolan 6 
escolarles^ en vez de escolar ó escolares^ por ser aque- 
llas las más familiares en Cataluña, y aún más en 
Montserrat. 



DICCIONARIO 

BIOGRÁFICO-BIBLIOGRÁFICO 

BE 

EFEMÉRIDES 
de 

MÚSICOS ESPAÑOLES. 



PRIMEBA SECCIÓN. 

EFEMÉRIDES. 

(I) Dia í.", 1810. Nace en Gandía, reino de Va- 
lencia , D. Manuel Climent y Cavedo, cuya biografía 
se halla en el tomo i de nuestro Diccionario biográfico, 
pág. 23. (Véase el 4 de Febrero, t. i. ) 

Ahora nos es permitido poder asegurar que el se- 
ñor Climent fué un notable maestro compositor, que 
honró, no sólo el arte que profesó , si que también la 
patria que le vio nacer. 

(N. I) Dia 1.", 1839. Nace en Toledo D. Manuel 
Pardo y Pérez. El dia 1." de Setiembre de 1857 fué 
matriculado como alumno del Conservatorio (1), y en 
los concursos públicos de violin efectuados en Junio 



(i) Al citar el Conservatorio ó Escuela nacional de música, 
entiéndase que hacemos referencia al establecido en Madrid por 
el Gobierno de la nación, y fundado en Julio de i83ocon el título 
de Conservatorio de Música de María Cristina. 



1 'i 1/ Si;C.-EFEM.-EN2ttO 1 .°-CARDONi;[,L.-Bi;U\COECHEA.-BOLAD\.-OLLER. 

de 1860, en el propio establecimiento, obtuvo el primer 
premio, siendo su profesor D. Jesús de Monasterio. (21 
de Marzo.) 

(N. I) Bia 1.", 1856. Nace en Alicante D. Ma- 
nuel Carbonell y Villar. Fué matriculado en la Escue- 
la nacional de música el dia 2i de Enero de 1880 en la 
clase de canto , y en los concursos públicos de dicha 
enseñanza, efectuados en el expresado establecimien- 
to en Junio del ya repetido año de 1880 , obtuvo el pri- 
mer premio, siendo discípulo del Sr. Inzenga. 

(N.) Dia 1.", 1874. Muere D. Tomás Beracoe- 
cliea, acreditado director de una de las bandas de mú- 
sica de Zaragoza, y padre del primer tenor de zarzue- 
la, D. Sebastian,' 

(N. *) Dia 2, 1844. Nace en Mogente (Valencia)' 
doña María Jesús Bolada y Ull. Estudió en el Conser- 
vatorio desde Setiembre de 1863 hasta Junio de 1867, 
habiendo estado alguna temporada pensionada con 
1,500 rs. anuales. En 1870 cantó en Italia como pri-' 
mera tiple. 

(I ) Dia 2, 1877, Muere en Málaga el cantante de 
teatro D. Francisco 011er, que liabia nacido en Tarra- 
sa (Cataluña). Después de haber estudiado el solfeo en 
su pueblo natal, fué á Barcelona una corta temporada, 
y en 1838, cuando el autor de esta obra estuvo en Pa- 
rís, se hallaba establecido allí el Sr, 011er, en donde 
habia estudiado el canto y dádose á conocer en las 
principales reuniones de aquella capital, y en la cual 
nos acompañó continuamente durante nuestra estan- 
cia de dos meses á ver lo mejor que encerraba la capi- 
tal de Francia , cuyo obsequio jamás hemos olvidado. 
En 1844 y 45 estuvo ajustado en los teatros de la Cruz 



I." SKC. — );rEM. — ENERO Í2. — Ol.LKH. I T. 

Y del Príncipe de Madrid como altro primo lasso^ j su 
debut tuvo lugar el dia 10 de Diciembre de 1844 en el 
teatro de la Cruz con la ópera Lucrecia Borgia^ de Do- 
nizetti. Después de haber cantado en algunos teatros 
de España, dejó la carrera teatral y se estableció en 
Málaga. Oigamos aliora lo que dice el periódico de esla 
ciudad titulado El Mediodía, del 4 de Enero de 1877, 
ú los dos dias del fallecimiento del Sr. 011er. Dice así; 
<< Ha fallecido, después de una breve enfermedad, el 
antiguo profesor de piano y canto D. Francisco 011er, 
á quien puede decirse debe su educación musical la 
mayor parte de la presente generación malagueña. 

»E1 Sr. 011er era por esta razón muy conocido en 
Málaga, donde lia residido por espacio de más de trein- 
ta años, habiéndose dedicado hace algún tiempo á ne- 
gocios mercantiles que le producían más y le exigían 
menos actividad y tiempo que su antigua profesión. 

»Su honradez y laboriosidad eran proverbiales, dan- 
do ejemplo de una y otra hasta los últimos dias de su 
avanzada edad. Procedente de Cataluña, su país, y 
después de largos años de aventuras y viajes, se es- 
tableció en Málaga, hospedándose en la antigua y co- 
nocida casa de pupilos de D. Julián de Vara, donde ha 
vivido y muerto sin otra compañía que la de algunas 
personas que apreciaban más que la generalidad de 
sus amigos, y éstos eran casi todos los vecinos de la 
población, sus apreciables cualidades. 

»Italianísimo en el arte , y procedente de las más 
honrosas filas de la antigua escuela, el Sr. 011er ha 
sido, sin embargo, tenido siempre por una autoridad 
respetable, y sólo el progreso de los sistemas de ense- 
ñanza y el gusto musical de la época, pudieron qui- 
tarle el lugar privilegiado que entre la colonia artísti- 
ca ocupaba. Su nombre ha permanecido, á pesar de 
esto ó tal vez por esto mismo, es decir, por su modes- 
to y prudente alejamiento, unido á las buenas tradi- 



iC I.* SEC. — EFEM. — ENERO 2, ÜI.EEII. — 3, mJAR. — i, SALEOM. 

ciones ; y los aficionados de otras épocas refieren mil 
anécdotas en que el nombre del Sr. 011er figura hon- 
rosamente mezclado con el de celebridades con las 
que estuvo aquél en contacto en sus viajes y em- 
presas. 

»Su biblioteca musical contiene varios autógrafos y 
recuerdos de gran valor, entre los cuales hay algunos 
de Mercadahte y Rossini , los patriarcas de la escuela 
italiana , que hoy desnaturaliza Verdi al adjudicarse 
el difícil encargo de conservarla en su lucha con la 
escuela de Alemania. 

>>A pesar de sus extensas relaciones y de su carác- 
ter conciliador y bondadoso, el Sr. OUer vivia aislado, 
como hemos indicado; pero seguramente el hombre 
comunicativo y dado á intimar, podrá difícilmente, por 
lo general , hacer acompañar su pérdida de un senti- 
miento de pesar tan unánime y sincero como el produ 
cido en esta población por la muerte de D. Francisco 
011er (Q. E. P. D.).» 

(N. *) Dia 3, 1871. Muere en Madrid, á la una 
menos cuarto de la tarde , la distinguida aficionada ar- 
pista, Excma. señora duquesa de Híjar, condesa de 
Salvatierra, etc., etc. (Véase el dia 13 de Marzo. Ber- 
nuy y Váida.) 

Bia 4, ÍS07. Nace en Barcelona (domingo , á las 
ocho de la noche) D. Baltasar Saldoni, autor y redac- 
tor de esta obra, y cuya biografía se halla en el tomo i, 
pág. 43. Como después de publicado éste en 1868 han 
trascurrido once años en que añadimos estos renglo- 
nes, Junio de 1879, debemos hacer constar el triunfo 
que obtuvo el arte músico en nuestra España, sin más 
que copiar á continuación el decreto del Gobierno que 
lo firmó , lo cual mereció los unánimes y merecidos 
elogios de toda la prensa de la nación, pero muy par- 



-EF£Í£. — tNEllO 4. — SALDOXI. 



ticularmente, como era natural , de los periódicos filar- 
mónicos. No queremos, pues, decir ni una palabra 
después del decreto que á continuación copiamos , de 
lo incomprensible que era , que ni al crear la Acade- 
mia de Bellas Artes por Felipe V en 1744, ni después 
de trascurrir más de un siglo, se le ocurriese á ningún 
gobierno agregar á dicha Academia , la más bella de 
todas las Artes, la música...; sin embargo, ha sucedi- 
do, y por esto, como cosa pasada y juzgada , es mejor 
no mentarlo ni recordarlo. Un entusiasta aplauso y un 
voto de gracias á todos cuantos contribuyeron á la 
realización de tan gran pensamiento, que, con respec- 
to alarte músico, ha elevado á los españoles á la mis- 
ma categoría y consideración de las naciones más ilus- 
tradas. 

En la Gaceta Oficial de Madrid del viernes dia 30 
de Mayo de 1873, en su pág. 562, se lee lo siguiente: 

«Ministerio de Fomento. — i^ecre^. -^Atendiendo al 
mérito y circunstancias que concurren en D. Hilarión 
Eslava, D. Emilio Arrieta, D. Francisco Asenjo Bar- 
bieri, D. .Jesús de Monasterio, D. Valentín Zubiaurre, 
D. Juan Guelbenzu, D. Mariano Vázquez, D. Baltasar 
Saldoni, D. Rafael Hernando, D. Antonio Romero, don 
José Inzenga y D. Antonio María Segovia, y en virtud 
de lo dispuesto en el art. 3.*^ del decreto de 8 del ac- 
tual (1), cambiando la denominación de la Academia 
de las Tres Nobles Artes de San Fernando en la de 
x\cademia de Bellas Artes , y creando una sección de 
música, el Gobierno de la República ha tenido á bien 
nombrarles individuos de dicha sección. 

»Madrid 28 de Mayo de 1873.— El presidente del 
Gobierno de la República. — Estanislao Figueras. — El 
ministro de Fomento, Editar do Chao.yy 

De los académicos nombrados en este decreto , por 

(i) Este decreto se insertó en la misma Gaceta Oficial de 
Madrid del sábado lo de Mayo de iSyS, pág. Syi. 

TOMO II. 2 > 



13 1." Sí;C. — KFKM. — EMiRO 4.— S.VLDOr:i. 

desgracia dos han fallecido ya, D. Antonio María Se- 
govia, que fué reemplazado por elección de la misma 
Academia, según sus estatutos, por el Sr. D. Antonio 
Arnao, y D. Hilarión Eslava, que entrará á ocupar su 
puesto , toda vez que la Academia lo tiene ya nombra- 
do, D. Ildefonso Jimeno. 

Volviendo ahora á ocupar la atención de nuestros 
benévolos lectores , les diremos que después de publi- 
cado el tomo I del Diccionario, hasta hoy hemos com- 
puesto 22 obras de música religiosa , entre éstas un 
motete á la Virgen, Bendita sea tu pureza, para tiple 
y obligado de violin, y dedicada al eminente Monaste- 
rio (Excmo. Sr. D. Jesús), con acompañamiento de 
cuarteto de cuerda , fagot, órgano expresivo y piano , y 
coro de tiples y contraltos, que se ejecutó por vez pri- 
mera en la iglesia de Nuestra Señora de la Presenta- 
ción de Madrid, vulgo Colegio de Niñas de Leganés, 
el dia 20 de Noviembre de 1878, haciendo la parte de 
tiple la señorita doña Gabriela Glimens, para quien fué 
escrita expresamente. 

Durante estos años, trascurridos desde 1868 al pre- 
sente de 1879, también hemos escrito tres piezas de 
música profana ; de modo que llevamos compuestas de 
música religiosa 73, y profana- 125 ; son un total de 198 
obras de todos géneros y dimensiones. 

Para terminar, pondremos á continuación el infor- 
me que por orden del Gobierno dio la Academia de Be- 
lias Artes de San Fernando sobre esta misma obra, ó 
sea el Diccionario biográfico , á cuya ilustre y sabia 
corporación damos las más sinceras y expresivas gra- 
cias, por la benevolencia con que juzgó nuestro tra- 
bajo, lo cual nos ha animado para hacer la publicación 
de ésta obra , aunque sean algún tanto más reducidas 
las biografías , puesto que así podremos más fácilmen- 
te publicar todas las que tenemos, con menos desem- 
bolso para el autor y menos gasto para el público. 



1.' SEC— EFEM. — ENERO 4. — SALOONI. ■ 19 

Hé aquí ahora el informe : 

«Ministerio de Fomento. — Real orden. — Excelen- 
tísimo señor: En vista del informe emitido por la Real 
Academia de Bellas Artes de San Fernando acerca de 
la obra Diccionario biográfico-bibliogrífico de efemé- 
rides DE MÚSICOS españoles, cscrita j pubücada por don 
Baltasar Saldoni ; y cumpliendo además con las pres- 
cripciones del real decreto de 12 de Marzo de 1875 j 
real orden de 23 de Junio de 1876, S. M. el Rey (Q. D. G.), 
de conformidad con lo propuesto por V. E., ha tenido 
á bien disponer que se adquieran por este ministe- 
rio* 150 ejemplares con destino á las bibliotecas públi- 
cas y demás establecimientos de instrucción , y cargo 
al cap. XVI, art. 1." del presupuesto vigente. 

»De real orden lo digo á V. E. para su conocimiento 
y efectos oportunos. Dios guarde á V. E. muchos años. 
Madrid 25 de Febrero de 1879. — C. Toreno. — Señor 
director general de Instrucción pública. Agricultura é 
Industria.» 

Informe á que se refiere la precedente real orden. 

«Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. — 
Excmo. Sr. : Esta Real Academia, y su sección de 
música muy especialmente, han examinado atenta- 
mente el tomo primero del Diccionario biográfico-bi- 

BLIOGRÁFIOO DE efemérides DE MÚSICOS ESPAÑOLES, CSCri- 

to y publicado por D.Baltasar Saldoni, y la instancia en 
que éste pide al ministerio de Fomento que, por vía de 
protección, adquiera un determinado número de ejem- 
plares con destino á las bibliotecas públicas. 

»Como comprenderá fácilmente V. E., la Academia 
y la sección que la ha informado han debido proceder 
en el presente caso con especial detenimiento y cui- 
dado, no sólo por lo que en sí supone la obra de que se 
trata, sino por la circunstancia singular de ser su au- 



20 I.* SEC— EFfeM. — ENERO 4. — SALDOXF. 

tor digno Presidente de la misma sección, el cual, di- 
cho sea de paso, se ha abstenido por natural delicadeza 
de tomar parte en la discusión de este asunto, y hasta 
de presenciarla. 

»La expresada circunstancia , que establece entre el 
Sr, Saldoni y los demás individuos de la sección rela- 
ciones de subordinación y compañerismo, obligaron á 
ésta á exponer su propia opinión del modo más cir- 
cunspecto y breve que le fuere posible, para evitar in-- 
terpretaciones inconvenientes al decoro de uno de sus 
individuos y á la imparcialidad de los demás. Sin em- 
bargo, no han debido callarse la merecida alabanza, 
siquiera sea sencillamente expuesta, por temor de que 
se apellide lisonja la justicia, pues hacerlo así sería 
tan indebido como trocar la justicia por la lisonja. 

»'Dados tales supuestos , la Academia cree que cum- 
ple á su deber emitir dictamen favorable acerca de la 
pretensión de ü. Baltasar Saldoni, por estar su obra 
comprendida en. el espíritu y la letra de las disposi- 
ciones legales vigentes , relativas á la protección que 
se puede dispensar á las producciones científicas, ar- 
tísticas ó literarias. El Diccionario de que se ha hecho 
mérito, á juzgar por el primer tomo publicado, es en 
prim^er lugar una obra original, pues ni en España, ni 
en países extranjeros, se ha dado á luz libro alguno en 
que se haya tratado tan minuciosa, extensa y cumpli- 
damente como en el del Sr. Saldoni la biografía de 
nuestros músicos, según su diversa importancia; y 
de la bibliografía , que es la natural consecuencia de 
dicho precedente , de lo cual se deduce que aquél no 
ha podido encontrar en producciones ajenas el funda- 
mento de la suya. 

»Además , no es aventurado calificarlo de relevante 
mérito, porque debe reunir en sí, dividido en tres sec- 
ciones, biográfica, bibliogra'fica y de variedades, un 
rico caudal de múltiples y variadas noticias, tomadas, 



1.' SliC. — EFKM. — ENKllO 4, — 3AL00M. 21 

•ícou ímprobos trabajos de Bibliotecas y Archivos pú- 
blicos y privados ; noticias que arrojarán clara luz so- 
bre la música , sus profesores y aficionados, sirviendo 
de importantes antecedentes para contribuir á formar 
en su dia la historia en España del arte sublime que 
con tanta gloria cultivaron desde Salinas y Vitoria 
hasta conocidos artistas y maestros del presente siglo. 
A esto hay que agregar que el Diccionario en cues- 
tión podrá ser de notoria utilidad en las Bibliotecas 
•públicas , porque facilitándose su consulta á muchas 
personas que carecen de medios de fortuna para ad- 
quirirlo, y poniéndoles de manifiesto datos y ense- 
ñanzas que por otros medios no podrían conseguir, se 
contribuirá á difundir necesarios conocimientos en este 
ramo tan importante de las Bellas Artes, hoy el más 
atractivo y popular de cuantos ellas abarcan. 

»Por las circunstancias que quedan indicadas con 
xelacion al Diccionario biográfico -bibliográfico del 
Sr. Saldoni , circunstancias que hacen aplicables á aquel 
las prescripciones legales del real decreto de 12 de 
Marzo de 1875 y la real orden de 23 de Junio de 1876; 
teniendo además en consideración que una obra de 
esta índole y extensión, sobre costar arduos afanes y 
largas vigilias para su composición , necesita la pro- 
tección del Gobierno en el concepto económico , si ha 
de llevarse á feliz término por iniciativa particular , la 
Academia, de acuerdo con el parecer de su sección de 
Música, opina que el citado Diccionario biográfico- 

SIBLIOGRÁFICO DE EFEMÉRIDES DE MÚSICOS ESPAÑOLES CS 

acreedor á la protección que para él solicita su autor, 
y en este sentido , y por las razones expuestas , tiene 
la honra de informar á V. E. , con devolución de 
la instancia y. del tomo primero de la mencionada 
•obra. 

;>Dios guarde á V. E. muchos años. Madrid 11 de 
Junio de 1878.— El secretario general , Eugenio de la. 



?2 !•' SEC. — -EFEM. ENERO 4, SOMA. — 5, ANTOIS. — CHAYES, 

Cámara, — Excmo. Sr. Director general de Instrucción 
pública, Agricultura é Industria.» 

(N. *) Día 4, 1859. Nace en Madrid doña Encar- 
nación Goma y Jiménez. El dia 2 de Setiembre de 1865 
fué matriculada como alumna del Conservatorio , en 
primer año de solfeo , y en los concursos públicos de 
esta enseñanza , celebrados en el citado establecimiento 
en Junio de 1869, obtuvo el primer premio, siendo sus 
profesores los Sres. Pinilla y Gil. Al obtener dicho 
premio estudiaba asimismo el piano. 

(N. |) Dia 5, 1853. Nace en Iriepal, provincia 
de Guadalajara , D. Andrés Antón y Sánchez. El dia 19 
de Febrero de 1865 fué matriculado como alumno del 
Conservatorio de música, y en los concursos públicos 
de solfeo efectuados en el citado establecimiento en 
Junio de 1867, obtuvo el primer premio, siendo discí- 
pulo del Sr. Pinilla : también en los concursos públi- 
cos de violin, que tuvieron lugar en el mismo Conser- 
vatorio en Junio de 1870, obtuvo el Sr. Antón el se- 
gundo premio, siendo discípulo del Sr. Monasterio. 

Finalmente , en La Corres'pondencia de España del 
dia 28 de Mayo de 1879 se lee lo siguiente : « El tenor 
Sr. Antón , pensionado en Milán pocos meses hace por 
la diputación provincial de Guadalajara, ha sido con- 
tratado para el teatro de la Fenice, uno de los prime- 
ros de Italia. El Sr. Antón fué alumno del Conservato- 
rio de Madrid é individuo de la Sociedad de Conciertos, 
y ha hecho rápidos progresos en el arte merced á su 
sólida educación artística. Éste honra á la diputación 
de Guadalajara, tan solícita y afortunada en proteger 
á los hijos de la provincia.» 

(N. *) Dia 5, 1859. Nace en Madrid doña Consue- 
lo Chaves y Pérez. El dia 1." de Octubre de 1872 fué 



1.' S£C. — EFí;;*.— KNERO C. — COSCOLLANO. — CL'TULI. 2.'i 

matriculada como alumua del Conservatorio en la cla- 
se de solfeo, y en los concursos públicos de esta ense- 
ñanza celebrados en el citado establecimiento en Ju- 
nio de 1873, obtuvo el primer premio, siendo su pro- 
fesor D. Emilio Serrano. También en los concursos 
públicos de piano que tuvieron lugar en el propio 
Conservatorio en Junio de 1876 obtuvo asimismo el 
primer premio de dicha enseñapza, siendo discípula 
del Sr. Zabalza. 

Fué discípula particular nuestra de canto, con 
grandes progresos que hizo en un año que dio lección, 
teniendo una voz de tiple muy pastosa y afinada, 
que de seguro hubiera hecho envidiable carrera musi- 
cal si hubiese continuado los estudios de canto , para 
el que tenía gran disposición. 

(N. *) Dia 6, 1813. Nace en Benicarló (Valencia) 
el presbítero D. Andrés Coscollano y Llorach. A la 
edad de ocho años principió el solfeo con el P. Fr. Jai- 
me Ferrer (Catálogo), maestro de capilla del Escorial, 
que por las circunstancias políticas de aquel entonces 
se hallaba en aquella población : vuelto el P. Ferrer al 
Escorial ( 1824), el niño Coscollano entró de infantillo 
de coro de la catedral de Tortosa, y continuó sus es- 
tudios de solfeo y órgano con el maestro de capilla de 
dicha catedral, Sr. Nin ( 19 de Junio), terminados los 
cuales fué organista de Cálig, después del pueblo de 
su naturaleza, y últimamen.te , en 1847, siendo ya 
presbítero , obtuvo la plaza de organista de la catedral 
de Tortosa , en donde continuaba en 1869. Este modes- 
to maestro ha compuesto muchas obras religiosas de 
estima para varias voces é instrumentos, cuyo catá- 
logo poseemos nosotros. 

(N. I) Dia 6, 1874. Muere en Madrid, alas sie- 
te V media de la noche, la señorita doña Amparo Cú- 



-Zí \.' St:C. — E^EM. — E^•EKO 7, CEBIUA-N'. — 8. AR.UVDA. — .\ÍA33-V.-Vl!.T. 

tuli y Peñalver de Sandoval , arpista aficionada muy 
distinguida , y en cuya casa se dieron brillantes con- 
ciertos durante algunos años , siendo el último á que 
asistió el autor de esta obra en 1864, en los cuales se 
reunían los aficionados de ambos sexos, así cantantes 
como instrumentistas, más distinguidos y celebrados 
de Madrid, como asimismo muchos profesores de jus- 
ta fama. La señorita doña Dolores, hermana de la doña 
Amparo , tomaba parte también en los conciertos de su 
casa , como pianista aficionada de >mucho mérito y de 
envidiable reputación. 

(N. *) Dia 7, 1860. Nace en Madrid doña Elvira 
Cebrian Pió. El dia 1.° de Octubre de 1870 fué matricu- 
lada en tercer año de solfeo y tercero de piano en el 
Conservatorio , y en los concursos públicos de solfeo 
efectuados en el citado establecimiento en Junio de 
1871 obtuvo el primer premio, siendo discípula del se- 
ñor G-il ; el mismo que se le concedió en los de piano 
que tuvieron lugar en Junio de 1874, siendo discípula 
del Sr. Mendizábal. 

(N. *) Dia 8, 1843. Nace en Burgos D. Luciano 
Aranda y Pérez. El dia 16 de Setiembre de 1859 fué 
matriculado como alumno del Conservatorio , y en los 
concursos de nauta efectuados en el citado estableci- 
miento en Junio de 1864, obtuvo el primer premio, sien- 
do discípulo del Sr. Sarmiento. (23 de Octubre.) 

(N. I) Bia 8j 1S55. Nace en Mallorca doña Fran- 
cisca Massanet y Sureda. En Octubre de 1870 fué 
matriculada como alumna de la Escuela nacional de 
música ^ y en los concursos públicos de canto efec- 
tuados en el mismo establecimiento en Junio de 1879, 
obtuvo el primer premio, siendo discípula del señor 
Inzenga^. 



1.' SEC. — EFEM. — KXÜKO 8, TORRE. — 9, fJAYAURli. — 1 ü, GOXZVLEZ. — CONDE. '.JS 

(N. I) Día 8, 1866. Nace en Madrid la señorita 
doña Rosario de la Torre y Mirón. En Octubre de 1878 
fué matriculada como alumna en la Escuela nacional 
de música en la clase de solfeo, j. en los concursos pú- 
blicos de esta enseñanza efectuados en el mismo esta- 
blecimiento en Junio de 1880, obtuvo el primer premio, 
siendo discípula del Sr. Pinilla. ♦ 

(N. I) Dia 9, 1844. Nace en Roncal (Navarra) 
el tenor D. Julián Sebastian Gayarre. De este cantante 
conocido y aplaudido en todos los primeros teatros de 
Europa , y del cual se han escrito varias biografías , nos 
parece excusado repetir lo que han dicho ya otros es- 
critores ; pero sí tan sólo haremos constar que en Se- 
tiembre de 1869 fué matriculado como alumno de 
nuestro Conservatorio en primer año de solfeo para 
canto, en la clase del Sr. Hijosa, y también en primero 
de canto del Sr. Puig, en cuyo establecimiento recibió 
toda su educación musical. Su primera salida ó delut 
tuvo lugar en Italia, en el teatro Várese (Lombardía), 
€on la ópera Elixir de amore^ y que desde que pisó 
ias tablas ha tenido siempre un continuado y no in- 
terrumpido éxito de aplausos. 

(N. I) Dia 10, 1824. Nace en Badajoz doña" María 
Antonia Ramona Nicanora González Istúriz. El dia 23 
de Diciembre de 1844 fué matriculada como alumna 
del Conservatorio en la segunda clase de solfeo , y en 
cuyo establecimiento hizo todos sus principales estu- 
dios, llegando á ser una de las tiples más aplaudidas 
de los teatros de zarzuela que hubo en España , tanto 
por su hermosa voz como por su personal y excelente 
método de canto. (Discípula en esta asignatura de 
(Saldoni.) 

(N. I) Dia 10, 1875. Muere en Murcia D. .José 



1í) i.' SEC. — EFEM.' — HNERO II, MAUXÍ. — 12, M.VS. — ll!, P.íRlvHA. 

Conde y Aznal, profesor de música muy apreciabio, y 
encargado del gran almacén de música de su hermano 
político el Excmo. Sr. D. Antonio Romero y Andía 
( 11 de Mayo). Verda,deramente que fué muy sensible 
y doiorosa la muerte del joven Conde, no sólo por sus 
muchos conocimientos en el arte músico, si que tam- 
bien.por ser de aquellas personas que no se las puede 
tratar sin quererlas, tanto por.su extremada honradez 
como por su excesiva modestia y amabilidad ; así que 
todo el profesorado musical de Madrid tuvo un ver- 
dadero pesar con la pérdida de tan querido é inolvida- 
ble compañero. 

(N.) Dia 11, 1819. Nace en Vigo (Galicia) D. Ma- 
nuel Martí. (Véase el 23 de Febrero de este tomo.) Pia- 
nista compositor muy distinguido y celebrado. Su bio- 
grafía se halla en el Diccionario técnico de la música , 
publicado por D. José Parada y Bárrelo, pág. 259: 
Madrid, 1868. 

(N. I) Dia 12, 1835. Nace enliellin, provincia 
de Albacete, D. Benito Más, ciego de nacimiento. Hizo 
los estudios de solfeo y guitarra en el famoso colegio 
de San Leandro de Murcia , con D. Robustiano Hernán- 
dez (28 de Setiembre). En 1851 pasó á Madrid á estu- 
diar en el Conservatorio, donde permaneció dos años, 
aprendiendo armonía y composición técnicamente, por 
falta de vista. En los teatros de Valencia y Murcia se 
hizo aplaudir con su guitarra. Tiene escritas varias 
obras religiosas, entre las que descuellan dos Misas. 

(N.) Dia 13, 1874. Muere en Madrid, cuando ape- 
nas contaría treinta y cinco años de edad , el aplaudido 
flautista compositor D. Andrés Parera. Varios son los 
periódicos que han dedicado sentidas frases á la pre- 
matura muerte de este apreciable músico, y á nosotros 



1.' SEC— El'E.M. — ENEUO 14. — PBÁDAISOS. "7 

nos ha causado un vivo pesar su fallecimiento, toda 
vez que nos distinguía con su íntima amistad ; pues 
no sólo nos suplicó que diéramos lección de canto á su 
señora esposa , como así efectivamente lo verificamos 
durante la corta temporada que permaneció en la capi- 
tal de España, antes de ir á África j luego á París , si 
que también nos hizo oir varias de sus composiciones 
para consultarnos sobre ellas, lisonjeándole, sin duda, 
nuestro pobre parecer, puesto que le hicimos el debi- 
do é imparcial elogio de sus apreciables trabajos. 

Vamos á copiar á continuación lo que dice El Cor- 
reo de Teatros de Barcelona del 23 de Enero de 1874, 
supuesto que es el que recopila lo que han dicho otros 
periódicos sobre tan sensible pérdida para el arte mú- 
sico y para su inconsolable familia , á la cual enviamos 
nuestro ma's sentido pésame. Dice así: «El dia 13 fa- 
lleció en Madrid nuestro particular amigo D. Andrés 
Parera, maestro compositor y distinguido' concertista 
de flauta. El dia 14 fueron conducidos á la última mo- 
rada sus restos mortales, acompañados de un nume- 
roso séquito.» 

SI GoUerno, periódico político de Madrid , le tri- 
buta las siguientes frases : «El infortunado Sr. Parera 
ha bajado al sepulcro, joven todavía , dejando escritas 
dos obras : Baria-Roja , ópera que debió estronarse en 
París en 1870, y que no lo fué por haber sobrevenido la 
guerra franco-prusiana , y La esclava de su honra , dra- 
ma lírico en tres actos que escribió en 1872. 

(N. I) Dia 14, 1828. Nace en Valladolid D. Hila- 
rio Prádanos, presbítero : fué niño de coro de la cate- 
dral de aquella ciudad, é hizo sus primeros estudios 
musicales bajo la dirección de D. Antonio García , maes- 
tro de capilla de la misma. En 1848 obtuvo la plaza de 
maestro de capilla y organista en la parroquial de San 
Juan de Nava del Rey. En 1850 pasó á Madrid, donde 



28 1." SliC.-liFEM.-E.NERO i i, C.VPf,LO¡SCH.-SEGOVIA.-l ü, MEJíDOZX. -ESPESO. 

completó sus estudios bajo la dirección deD. Hilarión 
Eslava, y ea 1852 ganó por oposición el magisterio de 
capilla de la catedral de León. En 1859 se le concedió 
asimismo, por oposición, igual plaza en la iglesia del 
Pilar de Zaragoza , siguiendo desempeñándola hoy dia 
(Enero de 1880). Ha compuesto muchas obras religio- 
sas , y en Z<^ Lira Sacro-His'pana se ha publicado un 
motete. 

(N. I) Dia 14 , 1861. Nace en PoUensá ( islas Ba- 
leares) D. Miguel CapUonch y Rotger. En Noviembre 
de 1878 fué matriculado como alumno de la Escuela 
nacional de música , y en los concursos públicos de sol- 
feo efectuados en el mismo establecimiento en Junio 
de 1879, obtuvo el primer premio, siendo discípulo del 
Sr. Gainza. 

(N.) Dia 14, 1874. Muere en Madrid, á las siete 
y media de la noche, el Sr. D. Antonio María Segovia 
é Izquierdo. Fué el primer académico de la Real de 
Bellas Artes de San Fernando, perteneciente á la Sec- 
ción de música, no profesor, que fué nombrado por el 
Gobierno al crear la expresada Sección en la propia 
Academia, por decreto de 28 de Mayo de 1873. El se- 
ñor Segovia era muy digno de pertenecer á dicha ilus- 
tre corporación, no sólo por sus conocimientos en la 
música, si que también por sus varios escritos que 
habia publicado sobre este arte. 

(N. ) Dia 15, 1786. Nace en Jerez de los Caballe- 
ros (provincia de Extremadura) el ilustre marino y 
distinguido aficionado músico D. Luis de Mendoza y 
González, hijo de los condes de la Corte y Bernes. 
(Véase el dial." de Abril.) 

(N. I) Dia 15, 1843. Nace en Medina de Rioseco 



-EFEM. — ENERO í,i. — LE'-^-N. 



doña Isabel Espeso y Vélez. El dia 17 de Setiembre 
de 1857 fué matriculada como alumna del Conserva- 
torio, y en los concursos públicos de arpa efectuados 
en Junio de 1863 en el expresado establecimiento, ob- 
tuvoel primer premio, siendo discípula deMad. Roaldés, 

(N. I) Dia 15 , 1869. Muere en Madrid la muy 
aplaudida cantante de zarzuela doña Luisa Lesén. (Véa- 
se el dia 5 de Febrero de este tomo.) Hizo todos sus 
estudios en nuestro Conservatorio, y los pertenecientes 
al canto en la clase del autor de esta obra , habiendo 
obtenido el segundo premio de esta enseñanza (canto) 
en los concursos públicos efectuados en dicho Conser- 
vatorio en Junio de 1858. La voz de esta malograda 
cantante era de medio. tiple acontraltado , de un timbre 
robusto y pastoso. Cantó siempre como parle primera 
en los teatros siguientes: 1860, Madrid; 1862, Barce- 
lona; 1863 y 1867, Murcia; 1864, Almería; en este 
mismo, en el Liceo de Málaga; 1865, Huesca, y se pu- 
blicaron varias poesías en su elogio; 1865, Valladolid, 
teatro Calderón; 1866, Lérida, Campos Elíseos; 1866 
y 67, Valencia, teatro de la Princesa; 1868, Reus, 
Jardines de Euterpe. En todos obtuvo muchos aplau- 
sos, y se escribieron artículos en su elogio. En La 
Correspondencia de España del dia 15 de Enero de 1869 
se lee lo siguiente: «Hoy, á las nueve y media de la 
mañana, ha fallecido en Madrid la joven cantante de 
zarzuela doña Luisa Lesén y Moreno, bien conocida 
en Madrid y en muchos teatros de provincia. Mañana 
á las once será conducido el cadáver á su última mo- 
rada desde la parroquia de San Sebastian. » 

Inútil será que manifestemos el hondo pesar que 
nos causó tan sensible pérdida , no sólo por ser el apo- 
yo de su pobre madre , sino también por su bellísimo 
carácter y afable trato , en extremo caritativa , y sobre 
todo excelente amiga de las que trabajaron con ella en 



;jO 1." SüC. — EFB^t. — SNiRO 16, MARTÍNEZ. — 17, ROQUE. — 13, ICSQUETS. 

los diversos teatros en que actuó. Nuestro querido ami- 
go el Sr. BarLieri , después que la Lesén terminó sus 
estudios en el Conservatorio, le enseñó varias zarzue- 
las y le formó un repertorio de ellas , para que pudiera 
escriturarse más pronto en el teatro, lo cual nos sirvió 
de mucha satisfacción. 

(N. I) Dia 16, Í856. Nace en Santander doña 
Amalia Martínez y Cos. En Octubre de 1868 fué ma- 
triculada en la clase de piano del Conservatorio, y en 
los concursos públicos de dicha enseñanza efectuados 
en el citado establecimiento en Junio de 1872, obtuvo 
el primer premio, siendo discípula dal Sr. Zabalza. 

(N.) Dial7,18S9. Muere en Barcelona el com- 
positor de música D. Luis Eoqué , persona apreciabilí- 
sima bajo todos conceptos , y que durante su vida ha- 
bla desempeñado diferentes cargos públicos de alguna 
importancia. 

(N.) Día 18, 1878. Muere en Barcelona el muy 
distinguido aficionado Sr. D. Francisco Tusquets y 
Laforge , una de las personas más entusiastas por la 
música. Al publicar en 1856 nuestra Reseña de la 6s- 
colania ó colegio de música de Montserrat^ que después 
que vio la luz pública vimos documentos en que 
consta que esté establecimiento existia en el siglo xi, 
en su pág. 71 decimos de este ilustre aficionado lo si- 
guiente: «Nació en Barcelona; fué escolan desde 1802 
al 1804. ElSr. Tusquets y su señor padre, favorecidos 
por la brillante posición que ocupan en Barcelona, son 
los que más han fomentado la afición á la música en 
dicha ciudad, pues desde el año 1814 han continuado 
reuniéndose en su casa los aficionados más distingui- 
dos, ejercitándose en tocar todo género de cuartetos 
con tanta perfección, cual si fueran profesores de gran 



1." SKC. — liFJÍM. 19, MAUTINEZ. — 20, OLlAC. — SABA.Tlílr. í! 1 

nota. Además se han ensayado en su casa obras de 
mucha valía á completa orquesta, éntrelas cuales recor- 
damos el oratorio del maestro Andreví, El juicio final. 
Tiene asimismo el Sr. Tusquets una escogidísima bi- 
blioteca de música , compuesta de obras antiguas y 
modernas. Entre las primeras se cuentan las de Haydn 
y Mozart, y entre las segundas las de Mendelshon 
y Onslow; y en cuanto á instrumentos, entre muy bue- 
nos violines, posee uno de Gobetti , una viola de Stei- 
ner y un violoncelo de Guillermi, 

Estos y otros muchos caballeros y personas ilus- 
tres que dejamos de mencionar por no ser difusos , han 
sido escolares de Montserrat , los cuales , con ser de 
nobilísimo linaje, se ilustraron más siendo escola- 
res que con los títulos y blasones heredados de sus 
mayores, 

(N. I) Día 19, 1871. Muere en Tarragona el pres- 
bítero D. Ramón Martínez, sochantre de aquella me- 
tropolitana iglesia. El Sr. Martínez era natural de Tor- 
tosa y persona de vastos conocimientos, sobre todo en 
la música ; de modo que ei cabildo perdió uno de sus 
individuos más ilustres. 

(N. *) Dia 20, 1780. Muere en Avila, á los seten- 
ta y dos años de edad, el muy distinguido maestro de 
capilla de la catedral de esta ciudad, D. Juan Oliac y 
Serra. Nació en Barcelona, y fué uno de los composito- 
res de más mérito del siglo pasado, según dice don 
Ambrosio Pérez, el cual añade: <'<Nos queda de Oliac 
bastante música, en que se revela su genio, su gran 
facilidad de producción y el culto que, como músico 
instruido, rendia al género fugado.» 

(N. *) Dia 20, 1877. Muere en Barcelona el pres- 
bítero I>. .losé Saba tés y Estaper, maestro compositor 



32 1.* SiiC. — EFEM. — ENEKO 21, CANTÓ. — 2.1, LÓPEZ. — LLISÚ. — VILA. 

y organista de la parroquia de Nuestra Señora del 
Pino de aquella capital , persona muy acreditada y dis- 
tinguida en su profesión. 

(N. I) Dia2í,iS56. Nace en Alcoy (Valencia) 
D. Juan Cantó y Francés. En Octubre de 1876 fué ma- 
triculado como alumno en la Escuela nacional de mú- 
sica en primer año de armonía , y en los concursos 
públicos de dicha enseñanza efectuados en la propia 
escuela en Junio de 1877, obtuvo el primer premio, 
siendo discípulo del Sr. Galiana. En 1.° de Octubre 
del citado año de 1877 se matriculó en la clase de 
composición, y en los concursos públicos de esta ense- 
ñanza en Junio de 1880 obtuvo asimismo el primer pre- 
mio, siendo discípulo del Sr. Arrieta. 

(N. •') Día 23, Í865. Nace en Madrid doña Antonia 
López y López. En Febrero de 1876 fué matriculada 
como alumna en la Escuela nacional de música, en. 
tercer año de solfeo, y en los concursos públicos de di- 
cha enseñanza efectuados en el mismo establecimien- 
to en Junio de 1877, obtuvo el primer premio, sien- 
do discípula del Sr. Pinilla. 

(N. I) Bia 23 , 1868. Nace en Madrid doña Blanca 
Llisó y Martínez. En Octubre de 1877 fué matriculada 
como alumna de la Escuela nacional de música , y en 
los concursos públicos de solfeo efectuados en el mis- 
mo establecimiento en Junio de 1879 obtuvo el primer 
premio, siendo discípula del Sr. Pinilla. 

(I) Día 25, 1876. Muere en Barcelona el presbíte- 
ro D. Miguel Vila y Domenech , beneficiado organista 
de la catedral de la expresada ciudad , en donde goza- 
ba de gran reputación como notable músico. (Véase el 
tomo I, dia 8 de Febrero.) 



i.' SEC.-EF.-EN'ERO 27, FÁBREGAS -29, MORENO. -30, FEaNANDEZ. 1)3 

(N. |. ) Dia 27 , 1868. Muere en Buenos Aires don 
Jaime Fábregas y Vilardebó, primer bajo de zarzuela, 
muy aplaudido. 

(N. |.) Dia 29, 1872. Muere en Puente del Arzo- 
bispo la muy célebre cantante doña Benita Moreno. 
(Véase el dia 1." de Noviembre.) 

(N. *) Dia 30, 1858. Nace en Guadalaj ara doña 
Josefa Fernandez Arroyo y Diez de Begoña. En Octu- 
bre de 1872 fué matriculada como alumna de la es- 
cuela nacional de música en la clase de piano , y en 
los concursos públicos de dicha enseñanza efectuados 
en el mismo establecimiento en Junio de 1876 obtuvo 
el primer premio, siendo discí pula del Sr. Compta. 



TOMO 11. 



ÍNDICE DEL MES DE ENERO. 



Páginas. 

Antion y Sánchez , D. Andrés : dia 5 22 

Aranda y Pérez , D. Luciano : dia 8. 24 

Beracóechea, D. Tomás: dia i.° 14 

Bolada y Ull , doña María Jesús : dia 2 14 

Cantó y Francés , D. Juan : dia 21 32 

Capllonch y Rotger, D. Miguel: dia 14 28 

Carbonell y Villar , D. Manuel : dia i ." 14 

Cebrian Pió , doña Elvira : dia 7 = 24 

Chaves y Pérez , doña Consuelo : dia 5 22 

Climent y Cavedo , D. Manuel : dia i .° 1 3 

Conde y Aznal , D. José : dia 10 23 

Coscollano y Llorach , presbítero, D. Andrés : dia 6 23 

Cútuli y Peñalver de Sandoval , doña Amparo : dia 6 23 

Espeso y Vélez , doña Isabel : dia 1 5 28 

Fábregas y Vilardebó , D. Jaime : dia 27 33 

Fernandez Arroyo y Diez de Begoña , doña Josefa: dia 3o. 33 

Gayarre , D. Julián Sebastian : dia 9 25 

Goma, y Jiménez , doña Encarnación : dia 4 • 22 

González Istúriz, doña María Antonia Ramona Nicanora: 

dia 10 25 

Híjar , duquesa de, condesa de Salvatierra : dia 3 16 

Iiesén , doña Luisa : dia 1 5 29 

López y López , doña Antonia : dia 23 32 

Llisó y Martínez , doña Blanca : dia 23 32 

Marti , D. Manuel : dia 1 1 , 26 

Martínez y Cos , doña Amalia : dia 16 3o 

Martínez , presbítero , D. Ramón : dia 19 3 1 

Más, D. Benito: dia 12 26 



36 

Massanet y Sureda , doña Francisca : dia 8 24, 

Mendoza y González, D. Luis de: dia i5 28 

Moreno , doña Benita : dia 29, 33 

OliacySerra, D.Juan: dia 20 3i 

Oller , D. Francisco : dia 2 14 

Pardo y Pérez, D. IVLanuel: dia i.° i3 

Parera, D. Andrés: dia i3 26 

Prádanos, presbítero, D. Hilario: dia 14 27 

Roque , D. Luis : dia 17 3o 

Sabatés y Estaper , D. José : dia 20 3 r 

Saldoni, D. Baltasar: dia 4 16 

Segovia , D. Antonio María : dia 14 28 

Torre y Mirón, doña Rosario: dia 8 25 

Tusquets y Laforge , D. Francisco : dia 18 3o 

Vila y Domenech|, presbítero , D. Miguel : dia 25 32 

Total 40, que no se hallan en el mes de Enero del tomo 
primero. 



FEBRERO. 



Dia l.\ 16^6. Muere en Madrid el ilustre organis- 
ta compositor Fr. Bernardo Clavijo. Los escritores 
contemporáneos le llamaban Maestro por haber sido 
catedrático de música de la Universidad de Salaman- 
ca antes de que fuera nombrado organista y clavicor- 
dista de la corte , y también por haber pasado después 
á ser maestro de la Real Capilla. 

A nuestro muy querido amigo Sr. Asenjo Barbie- 
ri (3 Agosto) se debe el que sepamos el dia , mes y 
año del fallecimiento de tan insigne organista ; pero 
■también nosotros vamos á decir la fecha en que estu- 
vo desempeñando la cátedra de música de la Univer- 
sidad de Salamanca, que nadie antes que nosotros ha 
señalado. La estuvo, pues, regentando desde 1594 
hasta el curso de 1604 al 1605. Su antecesor en dicha 
plaza lo fué el célebre Salinas (13 Enero, tomo i), y el 
sucesor Fr. Sebastian Vi vaneo. (Catálogo.) 

Con referencia al insigne Espinel (24 Febrero, en 
-este tomo), tenemos noticias sumamente curiosas de 
Clavijo, que prueban de un modo indudable fué éste 
uno de los más celebrados músicos de su época. 

Dia 1.", 1822. Nace en Madrid la cantante compo- 
sitora é instrumentista A. Excma. Sra. Doña Paulina 



38 1." SEC. — EFEM. — FEBRERO 1. — CABRERO Y MARTÍNEZ. 

Cabrero y Martínez de Ahumada. En las Biografiar 
de los músicos más distinguidos ^ etc., publicadas por 
D. Antonio Fargas y Soler, en Barcelona, año 1866, 
tomo I , pág. 303 , se halla una bastante extensa y ve- 
rídica de esta celebrada cantante compositora A., que, 
no obstante de haber sido la señora de Ahumada una 
de nuestras más predilectas discípulas , no nos parece 
conveniente trasladar dicha biografía á continuación^ 
á fin de que no se diga que somos parciales con nues- 
tras alumnas , toda vez que hacemos lo propio con 
otros individuos que figuran en esta obra ; es decir, 
que á pesar de haberse publicado antes que nosotros 
sus apuntes biográficos , no los insertamos por com- 
pleto en nuestro Diccionario; pero sí referimos sola- 
mente algo de ellos , para no hacer interminable este 
libro. Así que , vamos á poner á continuación sólo los 
dos últimos párrafos de la biografía citada , porque 
ellos bastan y sobran para dar á conocer á esta in- 
signe A. 

«A cincuenta y seis (1) sube el número de compo- 
siciones conocidas de Paulina Cabrero, las que perte- 
necen unas al género religioso, otras de música vocal 
é instrumental del género de salón ó concertantes , y 
también piezas de baile. De las obras de Paulina se 
publicaron una colección de diez y ocho piezas con el 
título de Primeras inspiraciones musicales , que con- 
sisten en romanzas y canciones en español , francés ó 
italiano , himnos , coros , villancicos , etc., para dife- 
rentes voces. 

»Por fin , bien puede decirse , pues , que doña Pau- 
lina Cabrero de Ahumada es la profesora artista-mú- 



(i) Si en i866 habia escrito la señora de Ahumada cincuen- 
ta y seis obras, calcúlese cuántas más no habrá compuesto hasta 
hoy dia , Enero de 1880, que han pasado ya catorce años , y cons- 
tándonos además que sigue escribiendo con tanto entusiasmo y 
pasión como en los primeros años de sus estudios. ¡Bravo! ¡ Bien 
por la entusiasta filarmónica! — Saldoiii. 



[.' SEC. — EFEM. — FEEUERO I.' — IIODRIGUEZ. — VAISELA. 'U* 

sica aficionada más distinguida de España , por reunir 
en ella un triple talento de compositora aventajada y 
distinguida cantatriz é instrumentista.» 

(N. I) Dia 1.", 1832. Nace en Marchena, provin- 
cia de Sevilla, D. Pedro Rodriguez Cortés. En Noviem- 
bre de 1869 estaba de beneficiado organista primero 
en la catedral de Badajoz. 

• (N. I ) Día 1.% 1848. Nace en la Coruña el crítico 
Mstoriador musical D. José María Várela Silvari. Como 
músico, estudió en su pueblo el solfeo, la flauta y ar- 
monía. Después pasó á Portugal, y allí aprendióla 
armonía é instrumentación. De vuelta á la Coruña, le 
hicieron director de la banda de música que se organi- 
zó después en la villa de Carballo , y para estudio de 
los alumnos de su Sociedad académica ^ escribió un li- 
bro titulado Opúsculo solre la música. 

Ha dado á luz un sinnúmero de artículos sobre la 
literatura é historia musical, que sería muy largo enu- 
merar; pero no podemos dejar de hacer mención del 
folleto que publicó con el título de Origen de la música 
como «rfe, trabajo verdaderamente digno de estima, y 
que le honra mucho por la copia de razones que da 
para conocer el primer país ó nación que usó la r/iúsi- 
ca como arte. El dia 1." de Febrero, de 1877 publicó un 
periódico en la Coruña, con el título de El Eco Musi- 
cal., semanario de literatura y bellas artes , habiendo 
dado á luz 45 números , todos ellos de gran interés y 
de mucha utilidad para los amantes del divino arte, 
por lo cual fué sumamente sensible que hubiese teni- 
do que suspender su publicación, sin duda alguna por 
falta de... protección... Hoy dia, Junio de 1879, se halla 
el Sr. Várela Silvari en Barcelona al frente del periódi- 
co que se publica en dicha capital con el título de Co- 
liseo Barcelonés.^ periódico que goza de mucha fama, y 



40 1." SEC.-SF.-FEB.'' 1.°, riYAO. -ECHEVERRÍA. -2, VELASCO.-Aa.VAO-HERNANDO. 

que su Director , nuestro querido amigo, es muy esti- 
mado y respetado de las personas que tienen justa y 
merecida reputación de excelentes artistas músicos. 

(N. I) Dia 1.°, 1852. Nace en Sevilla D. Manuel 
Fiyao y González. En Octubre de 1872 fué matricula- 
do como alumno en la Escuela nacional de música en 
la clase de solfeo , y en los concursos públicos de di- 
cha enseñanza efectuados en la propia Escuela en Ju- 
nio de 1873 obtuvo el primer premio, siendo su pro- 
fesor D. Justo Moré. 

(N. §) Dia 1.°, 1855. Nace en Lasarte (Guipúzcoa) 
D. José María Echeverría y Urruzola. En Setiembre 
de 1866 fué matriculado como alumno en la Escuela 
nacional de música en la clase de piano , y en los con- 
cursos públicos de dicha enseñanza efectuados en la 
propia Escuela en Junio de 1873 obtuvo el primer pre- 
mio, siendo su profesor D. Manuel Mendizábal. 

(N. I) Dia 2, 1812. Nace en Valencia el distin- 
guido músico mayor de regimiento D. Ramón Velasco 
y Esguerra. (Véase el dia 30 de Marzo.) 

(N.) Dia 2 ; 1818. Nace en Murcia el Sr. D. Anto- 
nio Arnao, pianista aficionado. El dia 8 de Octubre 
de 1874 tomó posesión de la plaza de académico de 
número perteneciente á la sección de música en la 
Real de Bellas Artes de San Fernando, por fallecimien- 
to del Sr. D. Antonio María Segovia é Izquierdo. (14 
Enero , en este tomo.) 

(N. I) Dia 2, 1863. Nace en Segovia doña Puri- 
ficación Hernando y Méndez. En Octubre de 1876 fué 
matriculada como alumna de la Escuela nacional de 
música en la clase de solfeo, y en los concursos públi- 



1.' SEC.-EFEM.-FEBR.2, SA\CHEZ.-L0PEZ.-3, ALTUNA.-IRAZU.-4, IZAGA. 41 

eos de esta enseñanza efectuados en el mismo estable- 
cimiento en Junio de 1878 obtuvo el primer premio, 
siendo discípula de la señorita Lama. 

(N. I) Dia 2, 1865. Nace en Madrid doña Purifi- 
cación Sánchez de Lara. En Octubre de 1877 fué ma- 
triculada como alumna de la Escuela nacional de mú- 
sica en la clase de solfeo , y en los concursos públicos 
de esta enseñanza efectuados en el mismo estableci- 
miento en Junio de 1878, obtuvo el primer premio, 
siendo discípula del Sr. Pinilla. 

(N. ) Dia 2, 1869. Muere en Madrid, á las doce y 
inedia, calle de la Justa, núm. 10, después de una 
larga y penosa enfermedad, D. Cayetano López, exce- 
lente profesor de contrabajo , é hijo de B. José Venan- 
cio. ( 15 de este mes , tomo i . ) 

(N, I) Dia 3, 1828. Nace en Durango el aventa- 
jado organista-compositor D. Juan María Blasde Altu- 
na. (Véase el dia 17 de Junio.) 

(N. I) Dia 3, 1863. Nace en Vitoria D. Antonio 
Irazu y Berrueco. Fué matriculado en la Escuela na- 
cional de música en 1." de Octubre de 1879 en la clase 
de solfeo , y en los concursos públicos de dicha ense- 
ñanza efectuados en el expresado establecimiento en 
Junio de 1880 , obtuvo el primer premio , siendo discí- 
pulo del Sr. Gainza. 

(N. I) Dia 4, 1837. Muere en Madrid el muy dis- 
tinguido A. Sr. D. Juan Esteban de Izaga. (Véase el 
dia 25 de Diciembre. ) Notable pianista compositor y 
célebre abogado consultor de la mayordomía de S. M. la 
Eeina doña Isabel 11. 



42 1 .' SEC.-EF.-F.° 4 , G0.Ñr.-CLIMENT.-5, LESÉN.-TRUEBA.-6, CUYÁS.-SERRANO. 

(Ñ. I) Día 4, 1864. Nace en Barcelona D. Andrés 
Goñi y Otermin. Fué matriculado en Id, Escuela nacio- 
nal de m.úsica qh 1.° de Octubre de 1879 en la clase 
de solfeo , y en los concursos públicos de dicha ense- 
ñanza , efectuados en el expresado establecimiento en 
Junio de 1880, obtuvo el primer premio, siendo discí- 
pulo delSr. Pinilla. 

(N. I) Día 4, 1870. Muere en Madrid el muy in- 
teligente maestro compositor y escritor músiqo D. Ma- 
nuel Climent. (Véase el dia 1." de Enero, tomo i.) 

(N. I) Dia 5, 1839. Nace en Madrid, siendo bau- 
tizada en la parroquia de San Sebastian , doña Luisa 
Lesén, muy aplaudida cantante de zarzuela, y discí- 
pula del Conservatorio. (Véase el dia 15 de Enero de 
este tomo.) 

(N. I) Dia 5, 1855. Nace' en Zumaya (Guipúzcoa) 
D. Antonio Trueba y Aguinagalde. En Octubre de 1876 
fué matriculado como alumno en la Escuela nacional 
de música en la clase de piano, y en los concursos pú- 
blicos de esta enseñanza efectuados en el mismo esta- 
blecimiento en Junio de 1880, obtuvo el primer pre- 
mio, siendo discípulo del Sr. Mendizábal. 

(N. I) Dia 6, 1816. Nace en Palma de Mallorca el 
muy aplaudido compositor D. Vicente Cuyas, autor 
de la tan celebrada ópera La Fattuccliiera. (Véase el 
dia 7 de Marzo.) 

(N. I) Dia 6, 1862. Nace en Fernan-Nuñez doña 
Eafaela Serrano y Rodríguez. En Octubre de 1876 fué 
matriculada como alumna de la Escuela nacional de 
7núsica, y en los concursos públicos de piano efectua- 
dos en el mismo establecimiento en Junio de 1879 ob- 



1." SEC— EFEM. — FEBRERO (j. — CONDADO. — 7, FISCHER. — BENAVENT. '( :; 

tuvo el primer premio , siendo discípula del Sr. Zabal- 
za. También obtuvo el primer premio de armonía en 
Junio de 1880, siendo discípula del Sr. Galiana. 

(N. I) Dia 6, 1872. Muere en Madrid, á las siete 
y media de la mañana , plaza de Herradores , la Exce- 
lentísima é Ilustrísima señQra doña Nieves Condado de 
Aizpúrua. En Setiembre de 1848 fué matriculada en la 
clase de solfeo como alumna del Conservatorio; el 15 
de Diciembre de 185,2 ingresó en la de canto , que des- 
empeñaba el autor de esta obra , y en los concursos 
públicos de esta enseñanza efectuados en Junio de 
1858 obtuvo el accésit. Elegantísimo personal , exce- 
lente voz de medio tiple, talento privilegiado para el 
canto, eran las condiciones que reunía la señorita 
Condado , con las cuales no era de admirar que canta- 
se una corta temporada en el teatro del Circo de Ma- 
drid algunas zarzuelas con mucho aplauso, á cuya 
carrera de cantante hubo de renunciar bien pronto por 
haber contraído matrimonio con una persona ilustra- 
dísima , y que ocupaba uno de los primeros puestos en 
nuestro ejército. Falleció en lo mejor de su vida, y 
cuando apenas tendría treinta años. 

(I) Dia 7, 1829. Nace en Madrid D. Ricardo Fis- 
cher y Payés. El dia 24 de Julio de 1844 juró plaza de 
tiple supernumerario de la Real Capilla , y posterior- 
mente obtuvo por oposición otra de violin en la misma 
Capilla. Los tres Fischer que figuran en esta obra, 26 
Junio, 3 Noviembre y 6 Diciembre, son hermanos de 
D. Ricardo. 

(N. *) Dia 7, 1860. Nace en Pamplona doña Ma- 
ría Benavent y Echalecu. En Octubre de 1874 fué ma- 
triculada como alumna de la Escuela nacional de mú- 
sica .^ en la clase de solfeo, y en los concursos pú- 



44 1." SEC. — EFEM. — FEBRERO 9, PARRA.. — GA.XGA.-ARGUELLES. 

Micos de esta enseñanza efectuados en el mismo 
establecimiento en Junio de 1876, obtuvo el primer 
premio, siendo discípula del Sr. Reventós. (29 de 
Enero, tomo i.) 

(N. *) Dia 9, 1859. Nace en Madrid doña Eloísa 
de la Parra y Gil. En OctujDre de 1871 fué matriculada 
como alumna de la Escuda nacional de música en la 
clase de piano , y en los concursos públicos de dicha 
enseñanza efectuados en el citado establecimiento en 
Junio de 1875 obtuvo el primer premio , siendo dis-" 
cípula del Sr. Zabalza, y cuyo primer premio habia 
también obtenido en los concursos públicos de armo- 
nía en Junio de 1874, como discípula del Sr. Galiana; 
y, finalmente, igual premio ganó en los de composi- 
ción que tuvieron lugar en el mismo establecimien- 
to (1) en Junio de 1879 , siendo discípula del Sr. Ar- 
rieta. Es de notar que esta señorita, apenas cumplidos 
los veinte años, lia ganado en noble lid ó rigurosa 
oposición tres primeros premios, que son de armonía, 
de piano y de composición. Un entusiasta aplauso á 
esta precoz y distinguida profesora y á sus ilustres 
maestros. 

(N.) Dia 9, 1876. Muere en Madrid , á las ocho 
de la mañana , la muy celebrada cantante aficionada 
Excma. Sra. Doña Paula Ganga-Arguelles y Venta- 
des, viuda del Excmo. Sr. General D. Pedro Mén- 
dez Vigo. 

Era esta señora una aficionada de primer orden al 



( I ) Alguna que otra vez los concursos de composición se han 
verificado en uno de los teatros de la corte , á causa del local pe- 
queño que para estos actos, en los que asiste toda la orquesta y 
coros de ambos sexos, tenía últimamente la Escuela; y como es 
función completamente perteneciente al mismo establecimiento, 
por esto ponemos que se han verificado en el -mismo estableci- 
miento. 



1.* SEC. — EFEM. — FEBHEnO 10, CEUECEDA. — 1 1 , MARTIX. — SAINZ. 45 

arte divino de la música , y fué en la emigración de 
1823, en que se refugió en Londres, una de las discí- 
pulas más aventajadas del célebre cantante español 
Manuel García , haciendo cantar á Paula en los aristo- 
cráticos salones de aquella capital , alternando con sus 
hijas María Malibran García y Paulina García Viardot. 
En 1834 daba en su casa en Madrid brillantes veladas 
musicales, y perteneció á la Academia filarmónica ma- 
tritense , al Museo lírico y al grande é inolvidable Li- 
ceo artístico y literario, que ocupó el piso principal 
del palacio de Villahermosa , de cuyas Academias líri- 
cas fué su firme sosten y bello ornamento. Aunque mo- 
desta en sumo grado , siempre prefería cantar en los 
coros, animando así á sus compañeras las señoras Lema 
de Vega, Montenegro, Ezpeleta (doña Pilar), Azcona, 
Michel de Bonaplata , Ocon , Colomer, Benavides , Col- 
brand , Argenti , Gampuzano, y más de cuarenta pre- 
ciosas señoritas que formaban la sección de música 
del Liceo artístico y literario de Madrid. 

(N. I) Dia 10, 1844. Nace en Toledo D. Guiller- 
mo Cereceda, maestro compositor, director de orquesta 
y autor de varias zarzuelas que han obtenido muy li-> 
sonjero éxito. 

(N. = ) Dia 11, 1306. Muere en San Petersburgo el 
afamado compositor D. Vicente Martin y Soler, cono- 
cido en el mundo filarmónico por Martini ó Martin lo 
S'pagnolo. (Véase el dia 2 de Mayo.) 

(N. I) Dia 11, 1859. Nace en Corera (Logroño) 
D. Saturnino Sainz del Castillo. En Octubre de 1875 fué 
matriculado como alumno de la Escuela nacional de 
música , y en los concursos públicos de piano efectua- 
dos en el mismo establecimiento en Junio de 1879 obtu- 
vo el primer premio, siendo discípulo del Sr. Compta. 



I 



46 1." SEC.-EF.-FEB. 11, PHATS.-B1BIL0NT.-1 í , BRULL.-13, BENEDlT.-FR.ik.NCO. 

(N.) Día 11, 1870. Muere en Barcelona D. Pablo 
Prats. La España Musical ^ Barcelona 17 de Febrero 
de 1870, dicelo siguiente : «El viernes de la última se- 
mana ha fallecido, después de una larga y penosa enfer- 
medad , el decano de los profesores de orquesta, señor 
D. Pablo Prats , director que ha sido muchos años de la 
del Liceo en las funciones de verso, y uno de los prime- 
ros que formaron parte en el llamado Liceo pequeño 
cuando se fundó en el antiguo teatro de Montesion. Su 
muerte ha sido sentida por sus numerosos amigos.» 

¡ Séale la tierra ligera ! 

(N.) Dia 11 , 1872. Muere en Barcelona el celebra- 
do cantante A. D. Miguel Bibiloni. (Véase el dia 25 de 
Noviembre.) Este apellido lo hemos visto también es- 
crito BaUloni y JBiviloni. 

(N. I) Dia 12 , 1858. Nace en San Martin de Unx 
(Navarra) D, Melecio BruU y Agerra. Fué matriculado 
en la Escuela nacmial de música el dia 1.° de Octubre 
de 1870 en la ciase de piano , y én los concursos pú- 
blicos de dicha enseñariza efectuados en el expresado 
establecimiento en Junio de 1880 obtuvo el primer 
premio, siendo discípulo del Sr. Compta. 

(N. I =) Dia 13 , 1696. Nace en Montalban el Padre 
Fray Pedro Benedit, autor de un libro de canto llano. 
(Véase el dia 9 de Marzo.) 

(N. § ) Dia 13 , 1856. Nace en Madrid doña Matilde 
Franco y Aparicio. En Octubre de 1870 fué matricu- 
lada en la clase de canto de la Escuela nacional de mú- 
sica ^ y en los concursos públicos de dicha enseñanza 
efectuados en el citado establecimiento en junio 
de 1872 obtuvo el primer premio, siendo discípula 
dsl Sr. Inzenga. 



1." SEC. — KFKM. — FEnnEílO 13. — FEUNANDEZ. — 14. ZUBIA.URRE. 47 

(*) Dia 13, 1876. Muere en Hellin, provincia de 
Albacete, en su convento de Santa Clara, la notable 
organista y abadesa del mismo, sor Vicenta Fernandez 
y Montesinos. (Véase el dia 26 de Abril.) 

(N.) Dia 14, 1837. Nace en Garay (Durango) don 
Valentín Zubiaurre. Maestro compositor y autor de 
varias obras sag^-ada^g y profanas : entre éstas se hallan 
las óperas. Hoy dia, Julio de 1879, está de maestro de 
la Real Capilla, de conjunto de la Escuela nacional de 
música^ y académico de número de la Real de Bellas Ar- 
tes de San Fernando , etc., etc. En el Diccionario técnico 
histórico y 'biográfico de la música^ por D. José Parada y 
Barreto, Madrid, 1868, en su pág. 408 , se hallan algu- 
nos apuntes sobre la vida artística de este apreciable 
maestro. Esto no obstante , nosotros vamos á insertar 
algunos más. El dia 12 de Marzo de 1871 se estrenó en 
el teatro de la Alhambra de Madrid su ópera intitulada 
Don Fernando eljEmylazado, cantándose en español, 
traducida del italiano, según la escribió su autor, y 
en este idioma se ejecutó en el teatro Real de la corte 
el dia 20 de Abril de 1874. En este mismo coliseo se 
representó por vez primera, el dia 22 de Abril de 1877, 
su ópera Ledia. Antes que estas dos obras compuso 
otra ópera titulada Luis Camoens , pero que hasta hoy 
(Setiembre de 1879) no se ha representado. 

Tiene escritas varias obras religiosas , que existen 
en la R. C. , entre las que recordamos una Misa en re 
con orquesta , otra en la , unas Completas , un Te Deum^ 
Misa de Cuaresma , y un motete á voces solas , varias 
otras composiciones religiosas, también á voces solas, 
de mujeres, cuyas partituras las conservan exclusiva- 
mente para su uso las monjas del convento de San An- 
tonio de Durango. Asimismo ha compuesto varias 
piezas de diferentes géneros , dos zarzuelas , Tigi'e de 
mar la una, y la otra La perla del valle. * 



48 1." SLC. — EFEM. — FEB. 1 6, CASTELÍ.ANOS. 17, S.ANCHEZ. — SOniANO. 

En la época que estuvo de pensionado de mérito en 
la Academia Española de Bellas Artes en Roma escri- 
bió un oratorio, titulado La PoMon^ sobre el texto la- 
tino de San Mateo. 

(N. *) Día 16, 1871. Muere en Madrid, á las dos 
de la tarde, la señora doña Felicia (1) Castellanos y 
Martin , viuda del distinguido ma^tro compositor don 
Ángel Inzenga , y madre del profesor de canto del Con- 
servatorio D. José. La señora doña Felicia fué cantan- 
te A. muy apreciable, que tomaba parte en las princi- 
pales reuniones filarmónicas que se efectuaban en Ma- 
drid durante algunos años , habiendo sido muy sentida 
su muerte, por las simpatías que gozaba entre los filar- 
mónicos y las personas de la Grandeza. 

(N. I) Día 17, 1852. Nace en Madrid D. Nicolás 
Sánchez Diaz é Infante. En Setiembre de 1865 fué ma- 
triculado como alumno del Conservatorio en primer 
año de solfeo , y en los concursos públicos de esta en- 
señanza efectuados en el citado establecimiento en Ju- 
nio de 1869 obtuvo el primer premio, siendo discípu- 
lo de los Sres. Pinilla y Moré. Al ganar dicho premio 
estudiaba la armonía. « 

' (N. i) 3>ia 17, 1865. Muere en Madrid , á las cinco 
y media de la mañana , doña María Soriano de Monta- 
ñés, que durante muchos años cantó de tiple caricata 
de zarzuelas , siendo muy aplaudida y querida del pú- 
blico madrileño , por ser una de las primeras , si no la 
primera, de su época, en que tanto se distinguía en el 
género bufo. Al dia siguiente al de su fallecimiento se 
la dio sepultura en la sacramental de San Nicolás de 
Bari. 

(i) ó Feliciana. 



l.'SEC.-EF.-FEE." 17, JAI1DIN.-18, RUBIO. -19, MERLO. -JIMENO.- CENTENERA. 49 

(I) Día 17, 1869. Muere en Madrid el distinguido 
profesor de flauta del Conservatorio, D. Magin Jardin, 
y primero delaR. C, que gozaba de envidiable repu- 
tación. (Véase el dia 30 de Diciembre.) 

(N. I) Dia 18, 1856. Nace en Murcia D. Agustín 
Eubio y Sancha. En Setiembre de 1869 fué matricu- 
lado como alumno de la Escuela nacional de música^ 
y en los concui'sos públicos de violoncelo efectuados 
en el mismo establecimiento en Junio de 1879, o] tuvo 
el primer premio, siendo discípulo del Sr. Mirec^i. 

(N. *) Dia 19, 1852. Nace en Madrid doña Anto- 
nia Merlo de la Vega. El dia 1." de Setiembre de 1862 
fué matriculada como alumna del Conservatorio , y en 
los concursos públicos de solfeo efectuados en el mis- 
mo establecimiento en Junio de 1865 obtuvo el pri- 
mer premio, siendo discípula del Sr. Pinilla. También 
obtuvo igual premio en los concursos de piano que tu- 
vieron lugar en Junio de 1871, siendo su profesor el se- 
ñor Mendizábal. 

(N. *) Bla 19, 1852. Nace en Logroño D. Gabino 
Jimeno y Ganuzas. Ingresó en el Conservatorio en Se- 
tiembre de 1864, y en los concursos públicos de piano 
que tuvieron lugar en el propio establecimiento en Ju- 
nio de 1870 obtuvo el primer premio, siendo discípulo 
del Sr. Zabalza. , 

(N. |')Dial9, 1861. Nace en Noblejas (Toledo) 
D. Conrado Centenera y Puyol. Fué matriculado en la 
Escuela nacional de milsica el dia 1.° de Octubre de 
1877 en la clase de armonía, y en los concursos públi- 
cos de dicha enseñanza efectuados en el expresado es- 
tablecimiento en Junio de 1880 obtuvo el primer pre- 
mio, siendo discípulo del Sr. Hernando. 

TOMO II. * 



50 1.' SEC.-EFEM.-FEBR. 20, PÉREZ. -VELASC0.-B0RB0N.-21, ESPIN.-SOCÍAS. 

(N. *) Dia 20, 1858. Nace en Madrid doña Am- 
paro Pérez Fernandez y Munilla. En Octubre de 1873 
fué matriculada como alumna dé la Escuela nacional 
de música , en la clase de piano , y en los concursos 
públicos de dicha enseñanza efectuados en Junio de 
1876 obtuvo el primer premio, siendo discípula del 
Sr. Compta. 

(N. I) Dia 20, 1871. Muere enMaárid el aprecia- 
ble profesor de clarinete D. Manuel Velasco y Martínez. 
(Véase el dia 18 de Diciembre.) D. Manuel era her- 
mano de la notable cantante doña Arsenia (4 de 
Agosto). 

(I) Dia 20, 1875. Muere en Pau (Francia) Su Al- 
teza Heal el Sermo. Sr. Infante D. Sebastian Gabriel 
de Borbon y de Braganza , aficionado muy inteligente 
y distinguido , con privilegiada voz de tenor. (Véase 
el dia 4 de Noviembre.) 

(I) Dia 21, 1854. Nace en Málaga D. Juan Anto- 
nio Espin y Teisler. En Setiembre de 1867 fué matri- 
culado como alumno del Conservatorio en la clase de 
violin, y en los concursos públicos de dicha enseñanza 
efectuados en el propio establecimiento en Junio de 
1873 obtuvo el primer premio , siendo su profesor el 
Sr. Monasterio. También el Sr. Espin fué matriculado 
en la clase de armonía del mismo Conservatorio , y en 
los concursos públicos de dicha enseñanza verifica- 
dos en la citada Escuela en Junio de 1872 obtuvo asi- 
mismo el primer premio , siendo discípulo del señor 
Galiana. 

(N. I) Dia 21, 1872. Muere en Barcelona, á los 
veinticinco años de edad, D. Francisco Socías Gra- 
doli, que habia nacido en Palma de Mallorca. Fué un 



1.' SEC.-EFEM.-FEBREBO 21, ACEBES.-22, SÁNCHEZ. -MARTÍ.-24, ESPINEL. 5f 

crítico musical distinguidísimo y un compositor A . muy 
notable; pero entre sus obras se halla la romanza titu- 
lada Brigantine^ que llegó á ser popular entre sus ami- 
gos. En Zíí España 3Iiisical, semanario que se publica- 
ba en Barcelona, se insertó en el dia 14 de Marzo de 1872 
una necrología del Sr. Socías, firmada por nuestro 
buen amigo D. Antonio Opisso, que la recomendamos 
muy eficazmente á nuestros benévolos lectores , segu- 
ro de que les ha de agradar muy mucho su lectura, no 
sólo por su belleza y elegancia , si que también por dar 
á conocer extensamente el gran talento del Sr. Socías. 

(I ) Día 21 , 1876. Muere en Madrid D. Rafael Ace- 
bes y Lozano. (Véase el dia 20 dé Marzo.) El Sr. Ace- 
bes tenía el primer premio de piano y de composición 
de nuestro Conservatorio, que habia obtenido en los 
concursos públicos de dichas enseñanzas en el propio 
establecimiento, y era asimismo autor de varias obras 
que habían obtenido un brillante resultado para su au- 
tor. Falleció en lo mejor de su vida. 

(*) Dia 22, 1852. Nace en Jaca (Aragón) don 
Pedro Sánchez y Campo. En Setiembre de 1873 fué 
matriculado como alumno de la Escuela nacional de 
mésica^ en tercer año de solfeo, y en los concursos pú- 
blicos de dicha enseñanza efectuados en la misma 
Escuela en Junio de 1874 obtuvo el primer premio, 
siendo su profesor el Sr. Gainza. 

(N. I) Dia 22, 1873. Muere en Vigo, calle de Ser- 
rano, núm. 21, D. Manuel Martí, pianista compositor 
muy distinguido y celebrado. (Véase el dia 11 de 
Enero, en este tomo.) 

(N.) Dia 24, 1624. Muere en Madrid D. Vicente 



52 _ 1.* SEC.-EFEM.-FEB. 24, PIQUERAS. -CLAVÉ. -25, ZAFRA.-HIGÜERA.-TUBIA. 

Espinel, presbítero, conocido por el Maestro Espi- 
nel. (Véase el dia 28 de Diciembre.) El primer poeta 
músico de su éfpoca, y del cual se han escrito va- 
rias biografías, y todas ellas tan interesantes como 
curiosas. 

(N. I) Dia 24, 1870. Muere en Valencia el acre- 
ditado maestro de capilla de aquella catedral, D. José 
Piqueras. (Véase el dia 1." de Agosto.) 

Dia 24, 1872. Muere en Barcelona el insigne 
poeta músico D. José Anselmo Clavé, fundador de las 
sociedades corales en España. (Véase el dia 21 de 
Abril. ) 

(N. I) Dia 25, 1843. Nace en la villa de Fuenti- 
dueña del Tajo doña Cesárea Zafra y Mora. El 28 de Mar- 
zo de 1857 fué matriculada como alumna del Conserva- 
torio, y en los concursos públicos de órgano efectua- 
dos en el citado establecimiento en Junio de 1860 ob- 
tuvo el primer premio, siendo su maestro el Sr. Jime- 
no (D. Román). (18 de Noviembre.) 

(N. *) Bfa 25, 1857. Nace en Madrid doña Elvira 
Higuera y Laustan. En Octubre de 1868 fué matricu- 
lada como alumna del Conservatorio en primer año de 
solfeo, y en los concursos públicos de esta enseñan- 
za efectuados en el citado establecimiento en Junio 
de 1871 obtuvo el primer premio, siendo discípula del 
Sr. Gil. 

(N. *) Dia 25, S857. Nace en Madrid doña Dolo- 
res Tubia y Ali. En Setiembre de 1872 fué matriculada 
como alumna de la Escuela nacional de música en pri- 
mer año de solfeo, y en los concursos públicos de di- 
cha enseñanza efectuados en el citado establecimiento 



1." SEC.-EFEÜ.-FEB. 25, FERNANDEZ. -2(j, 11U1Z.-A.SIN. -27, RODniQUEZ. 53 

en Junio de 1874 obtuvo el primer premio , siendo su 
profesor el Sr. Serráho. 

(N. I) Dia 25, 1858. Nace en Manila doña Dolo- 
res Fernandez y Justiniano. En Setiembre de 1871 fué 
matriculada como alumna de la Escuela nacional de 
música , y en los concurso.s públicos de piano efectua- 
dos en el mismo establecimiento en Junio de 1879 ob- 
tuvo el primer premio, siendo discípula del Sr. Men- 
dizábal. 

(N. *) Dia 26, 1863. Nace en Hiendelaencina 
(Guadalajara) D. Alejandro Ruiz de Tejada. En Octubre 
de 1876 fué matriculado como alumno en la Escuela 
nacional de música en tercer año de solfeo , y en los 
concursos públicos de dicha enseñanza efectuados en 
la propia Escuela en -Junio de 1877 obtuvo el primer 
premio, siendo discípulo del Sr. Pinilla.' 

(N. I) Dia 26, 1865. Nace en Madrid la señorita 
doña Pilar Asin y Esteban. Fué matriculada en la 
Escuela nacional de música el dia 1." de Octubre de 
1877 en la clase de solfeo, y en los concursos públicos 
de dicha enseñanza efectuados en el expresado esta- 
blecimiento en Junio de 1880 obtuvo el primer pre- 
mio, siendo discípula del Sr. Agero. 

(N. I) Dia 27, 1863. Nace en Madrid la señorita 
doña Angela Rodríguez y Muñoz. En Octubre de 1879 
fué matriculada como alumna de la Escuela nacional 
de música en la clase de solfeo, y en los concursos pú- 
hlicos de esta enseñanza efectuados en el mismo esta- 
blecimiento en Junio de 1880 obtuvo el primer pre- 
mio, siendo discípula del Sr. Serrano. 

(N. *) Bia 28. 1859. Nace en Madrid doña Manue- 



54 1.' SEC.-EFEM. -FEBRERO 28, GONZALEZ.-QU1NTAKILLA.-29, BÁGUER. 

la González y Sanserons. En Octubre de 1875 fué ma~ 
triculada como alumna de la Escuela nacional de mú- 
sica , y en los concursos públicos de piano efectuados 
en la citada Escuela en Junio de 1878 obtuvo el pri- 
mer premio , siendo discípula del Sr. Zabalza. 

(N. *) Día 28, 1863. Nace en Almería doña Elena 
de Quintanilla y Fábregas. En Octubre de 1877 fué 
matriculada como alumna de la Escuela nacional de 
música , y en los concursos públicos de solfeo que tu- 
vieron lugar en el citado establecimiento en Junio de 
1878 obtuvo el primer premio, siendo discípula del 
Sr. Pinilla. 

(I) D!a 29, 1808. Muere en Barcelona , de donde 
era natural , el celebrado organista de aquella catedral 
D. Carlos Baguer , conocido entre sus contemporáneos 
por Carlets. Se le dio sepultura en la referida catedral 
el dia 2 de Marzo. Nuestro muy querido amigo y céle- 
bre maestro D. Mateo Ferrer ( 4 de Enero ), que habia 
sido discípulo de Baguer , nos refirió varias veces el 
mérito extraordinario de este insigne organista , dicién 
donos que no conocía rival entre sus contemporáneos; 
pues era tal su mérito, que parecía fabuloso todo lo que 
de él contaba. Originalidad en las ideas, armonista 
cual ninguno, gran fuguista, ejecución rápida y lim- 
pia, melodías encantadoras y altamente religiosas, 
combinaciones sorprendentes de registros, etc., etc.; 
en una palabra: que no se fodia comprender ni expli- 
car el talento extraordinario de Baguer sin oirle^ no 
una^ sino mil veces ^ y que algunos de los más afamados 
organistas de España^ y aun de Francia^ Han á la 
ciudad de los Condes 'para admirar al eminente Baguer. 
\ Y de este músico tan notable y sobresaliente no es- 
cribieron sus contemporáneos ni una sola línea para 
memoria eterna ! ¡ Qué indolencia ! No hubiera suce- 



1.' SEC— EFEM. — FEBRERO 29. — MORPHY. 55 

dido lo mismo en otro país. Baguer falleció joven , pues 
sólo contaba cuarenta años de edad al bajar al sepul- 
cro. De sus obras orgánicas, que sin duda escribirla 
muchas, también hemos podido hallar algunas. El se- 
ñor Soriano , en su ya citada Historia de la Bíúsica 
Es'pañola^ dice en el tomo iv, pág. 254, que Baguer era 
el autor de la música del celebrado oratorio titulado 
La muerte de Abel. En La Esjpaña Musical^ Barcelona , 
23 de Abril de 1868 , se lee lo siguiente sobre Baguer, 
firmado ^ov Emilio. Dice así: «El Sr. Eslava, en su 
museo orgánico , trae una fuga de dicho autor Baguer, 
para órgano; en un método de órgano de D. N. Pre- 
ciado se halla publicada una sonata del mismo autor ; 
en Cataluña son pocos los organistas que no posean 
alguna de sus obras; y el Sr. D. Ramón Bonet, orga- 
nista de la metropolitana de Tarragona y director de 
la Biblioteca del organista, cuenta en su numeroso re- 
pertorio las obras siguientes : cinco sonatas en do , en 
si bemol .^ en la menor .^ Qn mi mayor y en mi bemol. Ver- 
sos de octavo tono para Nona, idem para Completas y 
dos juegos de versos, unos cortos y otros largos, para 
Misas de quinto tono. Hay, por fin, en el archivo de 
la catedral de Tarragona algunas Misas con orquesta 
del mismo autor.» 

(N. I) Dia 29, 1836. Nace en Madrid el señor 
conde de Morphy (D. Guillermo). Vamos á reseñar bre- 
vemente los estudios musicales de este insigne aficio- 
nado, que no sólo se distingue como compositor- 
pianista, sino también como crítico musical é his- 
toriador. 

Principió á aprender el solfeo á la edad de ocho 
años en Alemania, con un maestro llamado Orihuela. 
En 1846 vino á Madrid, y en la Escuela Pia de San 
Antonio, en donde se educaba, continuó la música 
con D. Antonio Mercé (Catálogo). Luego pasó al colé- 



5G -I." SEC. — EFEM. — FEBRERO 29. — MORPHV. 

gio de D. Santiago Masarnau (Catálogo), y aquí los 
estudios filarmóaicos ya fueron más aprovechados, 
pues que llegó á componer por instinto y afición al- 
gunas piececitas que tuvieron lisonjero éxito en el 
círculo de su familia y amigos. 

A pesar de la resistencia de sus padres , al ver la 
grande afición del hijo por la música, que querían ha- 
cer de él un abogado, como al ñn lo fué, el joven G-ui- 
Uermo tomó por maestro al principio , sin saberlo su 
familia, áD. Francisco de Asís Gil (Marzo 16), con 
quien aprendió sólidamente la armonía , contrapunto 
y fuga durante seis años , con sólo las interrupciones 
en los meses de verano. Durante este tiempo continiió 
su carrera de leyes; pero muchas veces pasaba las ho- 
ras del aula en armonizar bajetes ó escribiendo contra- 
puntos sobre un canto llano, y sin embargo de esto, 
ganó todos los años de estudio^ obteniendo siempre bue- 
nas notas , pero á fuerza de trasnochar ó de madrugar, 
aun en invierno. En este período de estudios se dedicó 
con tanto afán al análisis de la parte científica del arte, 
que casi olvidó el estudio del piano , á pesar de haber 
llegado á grande altura como pianista, pues las obras 
de los grandes maestros Haydn, Mozart, Beethoven 
y Bach le hicieron concentrar todas sus aspiraciones 
en la composición. En 1854 fué su señor padre á Sevi- 
lla de fiscal de aquella Audiencia; y allí también mar- 
chó el hijo, como es consiguiente, y continuó sus estu- 
dios , aprendiendo durante dos años el violin, para qué 
pudiera servirle su conocimiento cuando tuviese que 
escribir para dicho instrumento. Una vez en Sevilla, 
conoció, más despacio que las otras dos veces que ya 
estuvo, el género de música peculiar á aquella tierra, 
toda vez que lo propio habia efectuado en sus viajes á 
Galicia, Asturias y á la montaña de Santander. 

La muerte del autor de sus dias , acaecida en No- 
viembre de 1858 , le obligó , bien á su pesar , á ocupar- 



1." SEC. — EFEM. — KEBUEnO 29. — MORPHY. 57 

se de los asuntos y negocios sagrados de familia , te- 
niendo que renunciar, con todo el dolor de su corazón, 
á sus aspiraciones de artista. 

En 1863 fué á Bruselas, en donde permaneció nue- 
ve meses, trabajando con gran contentamiento suyo y 
recibiendo los consejos del sabio M. Fétis. Allí compuso 
una cantata á grande orquesta y coros , El cántico de 
Moisés^ texto latino, que fué ejecutada por 300 artis- 
tas que componían la orquesta, la Sociedad Lírica, 
coro de hombres, sociedad coral de señoras, y niños 
de la catedral. Tuvo tan envidiable éxito, que siguió 
ejecutándose durante algunos años en Santa Gudula. 
También hizo una Serenata española para voces de 
hombre ; y fué tanto lo que gustó , que también se re- 
pitió durante mucho tiempo. 

Cuando ya creia haber conseguido su objeto y tra- 
taba de escribir algo para el teatro, recibió el nombra- 
miento de gentil-hombre del príncipe de Asturias, y 
volvió á Madrid á desempeñar su des lino , que fué des- 
de Febrero de 1864 hasta Octubre de 1868 ; y al ser pro- 
clamado Alfonso XII (Q. D. G.) rey de España, S. M. 
le nombró su secretario particular , concediéndole al 
poco tiempo el título de conde de su apellido. Hé aquí 
ahora las obras que tenía compuestas nuestro insigne 
aficionado hasta 1.° de Agosto de 1869, que sin duda 
alguna, y en vista de su extraordinaria pasión por la 
más bella de las artes, y después de haber trascurrido 
diez años, habrá aumentado su catálogo con otras va- 
rias de incuestionable mérito. 

1. Misa á cuatro voces , coro y orquesta, 

2. Cántico de Moisés: coros, órgano y orquesta. 

3. Salce Regina! d, tres voces; soprano, coro y 
órgano. 

4. O salutaris Hostia! para contralto y cuar- 
teto. 

5. Cuatro coros para voces de hombres sin acom- 



58 1." SEC. — EFEM. — FEBRERO 29. MORPHY. 

pañamiento : I. Les Trappiste. 11. Serenade spagnole. 
III. Priére dumatin. IV. 'Friere du soir. 

6. Primer cuaderno de veinticuatro ruehdias en 
español, italiano y francés. 

7. Segundo cuaderno, id. id. id. 

8. Tercer cuaderno , id. id. , con algunos duetos^ 
trios y cuartetos di camera. 

9. Dos overturas de concierto á pequeña orquesta. 
10. Primera Sonata en mi lemol^ piano y violin, 

dedicada á doña Sofía Vela. 

11. Trois airs spagnols en forme de sonatine .^ a 
quatre mains. 

12. Fragmentos dramáticos , algunos instrumen- 
tados , en español é italiano , fugas vocales é instru- 
mentales, cánones libres ó escolásticas, hechos duran- 
te la época de sus estudios. Además ha escrito algunas 
piezas de piano , romans sans 'paroles , nocturnes , im- 
promptu, etc., etc., para álbums. 

Ha traducido del inglés la biografía y correspon- 
dencia de Beethoven, publicada en dos tomos por Mos- 
chéles. Ha escrito artículos de crítica musical en La 
América^ El Parlamento^ La Gaceta Literaria j dX^vio. 
otro periódico, y tal vez habrá terminado ya un libro 
que tenía muy adelantado sobre la música nacional y 
la ópera. Finalmente, se nos ha asegurado, después de 
escrito lo que antecede, que tiene compuestas tres 
óperas ; y en verdad que sería de desear que fueran 
juzgadas por el público, pues de seguro su fallo sería 
en extremo lisonjero para su ilustre autor. " 

Hemos terminado estos mal coordinados renglones, 
dando á conocer al notable músico A., debiendo añadir 
ahora, para los que no han tenido la fortuna de tratarle, 
que es además un cumplido caballero , sumamente 
amable y servicial, como hay pocos en suposición so- 
cial que le igualen., pues aventajarle creemos que nin- 
gimo. 



ÍNDICE DEL MES DE FEBRERO. 



Páginas. 

Acebes y Lozano, D. Rafael : dia 21. 5 1 

Altuna. (Véase Blas de Altuna.) 

Asín y Esteban, doña Pilar : dia 26 53 

Arnao, D. Antonio : dia 2 40 

Baguer, D. Carlos : dia 29 54 

Benavent y Echalecu, doña María : dia 7 43 

Benedit, P. Fr. Pedro : dia 1 3 . 46 

Bibiloni, D. Miguel : dia 1 1 .- / 46 

Blas de Altuna, D. Juan María : dia 3 41 

Borbon y de Braganza, S. A. R. el Sermo. Sr. Infante don 

Sebastian. Gabriel de: dia 20 5o 

Brull y Agerra, D. Melecio: dia 12 46 

Ganga- Arguelles y Ventades, doña Paula: dia 9 44 

Cabrero y Martínez de Ahumada, Excma. señora doña Pau- 
lina : dia I .° 37 

Castellanos y Martin, doña Felicia: dia 16 48 

Centenera y Puyol, D. Conrado: dia 19. 49 

Cereceda, D. Guillermo: dia 10 , 45 

Clavé, D. José Anselmo: dia 24 52 

Clavijo, Fr. Bernardo: dia i ."^ 37 

Climent, D. Manuel: dia 4 42 

Condado de Aizpúrua, doña Nieves : dia 6 43 

Cuyas, D. Vicente: dia 6 42 

Echeverría y Urruzola, D. José María: dia i .° , . 40 

Espin y Teisler, D. Juan Antonio: dia 21 , 5o 

Espinel, D. Vicente: dia 24 5i 

Fernandez y Justiniano, doña Dolores : dia 25 53 

Fernandez y Montesino, Sor Vicenta del Buen Pastor, 

dia 1 3 , 47 

Fischer y Payés , D. Ricardo : dia 7 -. 43 

Fiyao y González , D. Manuel : dia i .° 40 



60 

Franco y Aparicio , doña Matilde : dia 1 3 46 

González y Sanserons , doña Manuela : dia 28 53 

Goñi y Otermin , D. Andrés : dia 4 42 

Hernando y Mendaz, doña Purificación: dia 2 40 

Higuera y Laustan , doña Elvira : dia 25 ...,..,. , 52 

Irazu y Berrueco , D. Antonio : dia 3 41 

Izaga , D. Juan Esteban de : dia 4 41 

Jardín , D. Magin : dia 17 49 

Jimeno y Ganuzas , D. Gabino : dia 19 ' 49 

Lesén , doña Luisa : dia 5 42 

López, D. Cayetano: dia 2 41 

Martí, D. Manuel : dia 22 5i 

Martin y Soler , D. Vicente : dia 11 45 

Merlo de la Vega, doña Antonia: dia 19 49 

Morphy, conde de , D. Guillermo : dia 29 55 

Parra y Gil , doña Eloísa de la : dia 9 . 44 

Pérez Fernandez y Munilla , doña Amparo : dia 20 5o 

Piqueras, D. José: dia 24 52 

Prats, D. Pablo: dia 11 46 

Quiatanilla y Fábregas, doña Elena : dia 28 54 

Rodríguez Cortés , D. Pedro : dia i .° 39 

Rodríguez y Muñoz , doña Angela : dia 27 53 

Rubio y Sancha , D. Agustín : dia 18 49 

Ruiz de Tejada , D. Alejandro : dia 26 53 

Sainz del Castillo , D. Saturnino : día 11 45 

Sánchez de Lara, doña Purificación : dia 2 41 

Sánchez Díaz é Infante , D. Nicolás : dia 17 48 

Sánchez y Campo , D. Pedro : día 22 5 1 

Serrano y Rodríguez , doña Rafaela : dia 6 42 

Socias Gradoli, D. Francisco : dia 21 5o 

Soriano de Montañés , doña María : día 17 48 

Tubia y Alí, doña Dolores: dia 25 52 

Trueba y Aguinagalde , D. Antonio : dia 5 42 

Várela Silvari, D. José María: día i.° 39 

Velasco y Esguerra , D. Ramón : dia 2 40 

Velasco y Martínez , D. Manuel : día 20 5o 

Zafra y Mora , doña Cesárea : dia 25 , 52 

Zubiaurre, D. Valentín : día 14 47 

Total, 61, sin contar los que figuran en el mes de Enero 
del primer tomo ni de este segundo. 



MARZO. 



Dia 1.°, 1513. Nace en Burgos el célebre D. Fran- 
cisco Salinas. ( Véase el dia 13 de Enero, t. i. ) La 
fecha esta del nacimiento del insigne Salinas la he- 
mos copiado de los mismos documentos que citamos 
al hablar del ilustre Morales (2 de Enero, t. i. ) y por 
consiguiente, sin responsabilidad alguna por nuestra 
parte. 

(*) Bia l.\ 1814. Nace en Tuy (Galicia) el ilustrí-" 
simo P. Fr. Rosendo Salvado. El 24 de Julio de 1829 
entró de monje en el monasterio de San Martin, situa- 
do en las cercanías de Santiago; y una vez ya profeso, 
y con objeto de perfeccionarse en los conocimientos 
que en la música habia adquirido, pasó de orden de 
sus superiores al monasterio de Corias , en el que per- 
maneció por espacio de tres años, realizando ventajo- 
sos progresos en el arte filarmónico. 

En 1835, í.on motivo de la supresión de los conven- 
tos, volvió ai hogar paterno hasta Setiembre de 1838, 
que marchó al monasterio de la Cava, extramuros de 
la ciudad de Ñapóles, en donde se hallaba el P. Serra, 
hoy (Julio 1879) obispo de Daulia, su íntimo ami- 
go desde casi la niñez. El P. Salvado, bajo la direc- 
ción de su amigo, hizo los estudios de la filosofía, teo- 



65 1.' SEC — EFJiM. — MARZO 1.°, SALINAS. — SALVADO. 

logia y cánones , durante los cuales recibió las sagra- 
das órdenes, incluso el sacerdocio. 

Encargado del órgano de la Cava , adquirió tal re- 
putación artística, que ningún extranjero abandonaba 
la capital de las Dos Sicilias sin que antes no~ hubiese 
acudido á la Cava para admirar la destreza del monje 
filarmónico y las melodiosas vibraciones del instru- 
mento, que no sin razón era reputado el primero de 
Italia. Sin embargo, su sueño dorado eran las misio- 
nes de la Australia , lo propio que el P. Serra, á cuyo 
fin marcharon á Roma , elevaron su pretensión al pre- 
fecto de la Propaganda, y fueron admitidos para tan 
laudable destino. Estando ya desempeñando con celo 
extraordinario en aquellos remotos países , fué promo- 
vido á obispo de Puerto-Victoria el P. Serra , y al año 
siguiente, con el mismo título, el P. Salvado. Al pa- 
sar éste, antes de ser nombrado Obispo, por la ciudad 
de Bath , con el fin de reunirse á los misioneros desti- 
nados á Nueva Holanda, al oirle tocar el piano, y 
viendo el entusiasmo que habia producido en Bath, 
resolvió dar un concierto público de piano en la ciudad 
de Perth para aportar socorros ala afligida misión, que 
carecía da lo principal para la vida ; y á pesar de ha- 
llarse en un país todo protestante , el gobernador de 
Perth, señor coronel Glarke , divulgado el proyecto del 
misionero apostólico^ puso á su disposición un salón 
magnífico y grandioso; que Mr. Witnoom , ministro 
anglicano , se anticipara á ofrecer lo que nadie hubiese 
soñado en pedirle , sin embargo de que sus sentimien- 
tos no eran heterodoxos por convicción ; las arañas 
del templo protestante, facilitadas por Mr. Witnoom, 
contribuyeron al realce y al alumbrado de la sala de 
la academia; y que Mr. Samson, negociante hebreo, ri- 
valizara en celo con dichos señores para el buen éxito 
de la empresa , queriendo invitar él mismo á las ladys 
ó señoritas inglesas , á fin de que la reunión fuese tan 



1.° SEC. — EFEM. — MARZO 1.'. — SALVADO. — ALEIX. f)3 

escogida como numerosa. Una escena en verdad sor- 
prendente presencióse en la noche del 21 de Junio por 
los habitantes de Perth : un misionero católico , con 
su hábito monástico , tocando el piano en una brillante 
reunión de disidentes, á cinco mil leguas de su patria, 
arrancando á damas protestantes, entusiasmadas de 
su mérito artístico , no sólo numerosos y repetidos 
aplausos, si que también abundantes limosnas para 
salvar su amenazada y afligida misión. Este extraordi- 
nario fenómeiio de un monje español salvando con di- 
nero protestante una misión católica, revela de un sólo 
golpe los límites respectivos de la filantropía y lo in- 
menso de la caridad. El resultado fué satisfactorio, y 
el producto suficiente para abastecer la misión de 
abundantes provisiones, y además para la adquisición 
de un par de bueyes que las trasportaran al interior 
del desierto. Con estos recursos regresó ufano y triun- 
fante el P. Salvado á la cabana, donde halló al P. Serra 
en el mayor desconsuelo. . . 

( Copiado de la Historia del origen , padecimientos^ 
progresos y porvenir de las misiones católicas de Nueva 
Holanda^ fundadas y sostenidas por los limos, y Ee- 
verendísimos PP. Serra y Salvado, monjes españoles 
del Orden de San Benito; escrita por elP. Fr. Joaquín 
Martí , páginas 12 , 13 , 14 , 21 , 22 , 23 y 24.— Barcelona, 
imprenta de los herederos de la Viuda de Plá , 1850.) 

Dia 1.°, 1850. Muere en Barcelona, á los sesenta 
y. seis años de edad, el presbítero D. Ramón Aleix y 
Batlle , natural de aquella ciudad , maestro de capilla 
de la iglesia parroquial de Santa María del Mar de la 
expresada capital , cuya plaza le fué concedida el dia 4 
de Octubre de 1819, por renuncia del distinguido An- 
drevi. El maestro Aleix, en sus últimos años, quedó 
sepultado en un estado total de demencia , en cuyo 
tiempo , y durante seis meses más , desempeñó el ma- 



64 1/ SEC. — EFEM. — MAHZO 2. SÁNCHEZ. SONZALEZ. 

gisterio el acreditado violinista compositor D. Antonio 
Pasarell (20 de Setiembre), hasta su fallecimiento, 
ocurrido el 20 de Setiembre del citado año de 1850. El 
dia 23 de Diciembre de este año se verificaron las opo- 
siciones para llenar la vacante por muerte de los se- 
ñores Aleix y Pasarell, la que obtuvo el presbítero 
D. José Barba (15 Abril), y sigue desempeñando 
hoy dia (Julio 1879). Volviendo al maestro Aleix, di- 
remos que escribió muchas obras para uso de su capi- 
lla, puesto que la regentó cerca de treinta años, y que 
creemos deben hallarse todas, ó la [m^ayor parte de 
ellas, en el archivo músico de la propia iglesia. Algu- 
nas de sus composiciones, que oíamos nosotros cuando 
á la edad de diez y siete años estuvimos desempeñan- 
do durante una larga temporada la plaza de Organista 
en la citada iglesia , nos parecieron que no tenían toda 
la severidad religiosa que se requería para el templo, 
no obstante de agradar á la generalidad de los fieles 
que asistían á oírlas, pues las celebraban y elogiaban 
mucho. Debemos poner en conocimiento de nuestros 
lectores que el magisterio de la capilla de Santa María 
del Mar de Barcelona es uno de los más - antiguos de 
España, á pesar de no ser catedral , pues en 1582 ya 
existia, y en este año desempeñaba el magisterio don 
Juan Narciso Leysa (Catálogo); así es que, tanto por 
su antigüedad como por los distinguidos maestros que 
han ocupado dicho magisterio, es considerado en Ca- 
taluña como uno de los de más categoría é importancia. 

(*) B!a 2, 1110. Muere en Milán el P. Fr. Ber- 
nardo Sánchez , organista muy afamado : fué natural 
de Madrid. 

(N. §) Día 2, 1803. Nace en Valverde de Lega- 
nés, provincia de Badajoz, D. Juan José González y 
Cuéllar. El dia 10 de Setiembre de 1868 le pedimos, en 



1.^ SEC. — EFEM. — MARZO 2. — CAMPOS. ' 05 

una circular que al efecto temamos impresa , apuntes 
biográficos, pero no le merecimos ninguna contesta- 
ción; por lo tanto, sólo sabemos, por los libros de la 
Sociedad artis tico-musical de socorros mutuos , además 
del dia de su nacimiento, que en Marzo de 1868 esta- 
ba de segundo organista de la catedral del referido Ba- 
dajoz. 

(I) Dia 2, 1814. Nace en Madrid, siendo bautizada 
en la parroquia de San Luis , doña Antonia Campos 
(véase el dia 31 de Agosto), esposa de D. Mariano Mar- 
tin y Salazar. Estudió el solfeo con el Sr. D. Leandro 
Valencia (20 NoYiembre), y á la edad de catorce 
años principió el del canto con el distinguido aficio- 
nado, nuestro ilustre amigo Sr. D. José María de 
Bearty de Copons (6 Abril). Desde 1827 hasta 1834 
estuvo escriturada la señora Campos en los teatros 
del Príncipe y de la Cruz de Madrid , como farticMno 
y segunda en las compañías de ópera italiana que ac- 
tuaban en dichos teatros , hasta que á fines de 1834 
fué ajustada como iiyle f rimero en los mismos. En 1835 
la contrataron como prima donna assoluta para la 
compañía de ópera italiana del teatro de Zaragoza, 
donde permaneció tres años consecutivos. En 1838 
marchó á París con el solo objeto de recibir las últi- 
mas instrucciones ó estudios de canto del Sr. Pierma- 
rini , primer director que tuvo nuestro Conservatorio, 
y allí fué escriturada en 1839 en clase áeprrma donna 
para el teatro de la Cruz de Madrid. Desde 1841 hasta 
el 1845 siguió con la misma categoría en los teatros de 
Málaga, Zaragoza, Granada, Cádiz, Sevilla, Vallado- 
lid, Bilbao y Madrid, retirándose de la escena, des- 
pués de haber cantado en el teatro de Oporto (Portu- 
gal), en 1845 y 1846, en cuyo año pidió su jubilación, 
que obtuvo del Excmo. Ayuntamiento de Madrid , se- 
gún el derecho que tenía á ella por haber pertenecida 

TOMO II. . 5 



«6 1.' SEC. — EFEM. — MA-RZO 2, EERNUY. — GAIiCÍA. 3, TtJDELA. — IBAIIRA. 

y trabajado en los teatros de la Cruz y Príncipe once 
años, y por las razones que manifestamos en la pági- 
na 92 y siguientes del tomo i de nuestro Diccionario, 
al hablar de las jubilaciones que concede el citado 
ayuntamiento. 

(N. *) Día 2, 1817. Nace en Madrid la distingui- 
da pianista aficionada , ilustrísima señorita doña Joa- 
quina Bernuy y Váida, hija de los Excmos. señores 
marqueses de Valparaíso , condes de Montealegre. 
(Véase el dia 7 de Febrero, tomo i.) 

(N. I) Dia 2, 1833. Nace en Tafalla (provincia 
de Navarra) D. Lucio García y Meton. El dia 11 de 
Agosto de 1868 le pedimos, en una circular que al 
efecto teníamos impresa , apuntes biográficos , pero 
no le merecimos ninguna contestación : por lo tanto, 
sólo sabemos, por los libros de la Sociedad artístico- 
musical'de socorros mutuos ^ además del dia de su na- 
cimiento, que en Febrero de 1864 estaba de maestro 
de música y organista en Pamplona. 

(*) D!a 3, 1809. Muere en Zaragoza el célebre 
flautista D. Jorge Tudela, natural de Barbastro. 

(N. I) Día 3, 1839. Nace en Madrid, siendo bau- 
tizada en la parroquia de San José, la muy aplaudida 
cantante de zarzuelas señorita doña Adela Ibarra y Pé- 
rez. (Véase el dia 4 de Noviembre.) El dia 12 de Enero 
de 1856 fué matriculada en nuestro Conservatorio en la 
clase de solfeo , y el dia 1 ° de Mayo de 1857 en la de can- 
to, que desempeñaba el autor de esta obra, hasta el 11 
de Octubre de 1859, en que fué dada de baja , habiendo 
asistido además alas de declamación y acompañamien- 
to. Después continuó los estudios de canto con el señor 
Cordero (30 Marzo) unos dos años más, hasta que 






I.'SEC. — EFEM. — MARZO 4. — EXIMENO. 67 

-en Mayo de 1860 hizo su dehui en el teatro de Madrid 
de la calle de Jovellanos con la zarzuela El Relámpago^ 
habiendo obtenido tan lisonjero éxi lo, que desde luego 
dejó adivinar los brillantes triunfos que la esperaban, 
y que por cierto no se hicieron esperar mucho tiempo. 
Así sucedió, en efecto, pues que concluida su contrata 
con la empresa del referido teatro , fué escriturada para 
cantar en el del Girco de esta corte, pasando luego , re- 
cogiendo cada vez mayores aplausos y utilidades , á los 
coliseos de Zaragoza, Barcelona y de San Fernando de 
Sevilla, en el cual ganaba 7,500 rs. mensuales, cuyo 
sueldo, como tiple de zarzuela, es una prueba bien 
terminante del mérito que tenía la malograda y sim- 
pática Adela, arrebatada al arte, al cariño de su fami- 
lia, de sus amigos y admiradores, cuando apenas con- 
taba veintisiete años de edad, y cuando los triunfos se 
sucedían sin interrupción siempre que se presentaba 
ante el público filarmónico, que aplaudía entusiasma- 
do su inimitable gracia en el canto, su modestia y 
compostura , al par que su excelente modo de declamar 
y su agradable y bonita voz de tiple. 

Día 4, 1799 (1). Muere en Roma D. Antonio Exi- 
meno, jesuíta y matemático; nació por los años de 
1732 (2) en Barbaslro de Aragón. Los estudios que hi- 

(i) Con respecto á esta fecha, la hemos copiado del mismo 
documento que citamos al escribir la biografía de Morales (2 de 
Enero, t. i. ) , y por consiguiente sin gloria ni responsabilidad 
por nuestra parte. 

(2) Escribimos á dos amigos diferentes para que se encarga- 
ran de proporcionarnos la partida de bautismo del P. Eximeno; 
y el señor cura de Barbastro, D. Teodoro Valdtvinos, con fecha 
i3de Enero de 1869, mandó á uno de los indicados amigos la 
nota siguiente, que original obra en nuestro poder: «Se han exa- 
minado detenidamente los libros parroquiales de esta iglesia que 
comprenden desde el año 1723 al 1744 inclusives, y no se halla la 
partida de-D. Antonio Eximeno que se pide. Ea los citados años 
no se encuentra en partida alguna el apellido Eximano, y única- 
mente se leen los siguientes, que tienen alguna semejanza: «To- 
»mo XIV, folio 574, D. José Antonio Xiraenez, de D. Antonio Xi- 



68 1.' SEC. — EFEM. — MAnZO 4. — EXIMENO. 

zo en Salamanca con los Padres Jesuítas fueron tan 
trillantes, que sus maestros hicieron cuanto les fué 
posible por hacerle entrar en su Orden , donde tuvo el 
encargo de enseñar las matemáticas. Cuando se esta- 
bleció la escuela militar de Segovia, el P. Eximeno 
fué nombrado profesor, y llenó estas funciones hasta 
la época déla extinción de los Jesuítas, en que pasó á 
Italia y se estableció en Roma. La variedad de sus co- 
nocimientos lo relacionó en breve con todos los sabios 
italianos , y muchas sociedades literarias de Italia se 
apresuraron á admitirle en su seno. En la de los Arca- 
dios era conocido por el nombre de Aristodemo Me- 
gareo. 

Este sabio eminente murió en Roma por los años 
de 1798, á la edad de sesenta y seis años. Las obras 
relativas á la música que ha publicado son: 1.^ Dell 
origine delta música colla storia del suo frogresso^ de- 
cadenza^ e rinovazione. Roma, 1774, en 4.°; 2.* Buhlio 
di I). Antonio Eximeno soyr a il saggio fondamentale 
frattico di contrapunto^ del Rdo. P. Martini , Roma, 
1775, en 4.°, cuyas obras tradujo al español el maestro 
de capilla D. Francisco Antonio Gutiérrez (11 Noviem- 
bre). Son varias las biografías que se han publicado 
tanto en España como en el extranjero, del P. Exime- 
no. El periódico Pasatierti'po musical^ Madrid, Abril 



amenez y Bagues y doña Polonia Plecosa; 3i de Octubre de lySg. 
»En el mismo tomo otro hermano de (íste llamado D. Antonio; 6 
))de Abril de 1741 . » No es creíble que ninguna de estas dos partidas 
que nos cita el señor cura de Barbastro pertenezca al P. Exime- 
no, por más que el apellido Ximene^ se hubiese alterado ó viciado 
hasta el extremo de nombrarle Eximeno, porque los años tampo- 
co corresponden á los en que se supone haber nacido D. Antonio, 
y que, según el Sr. Fetis , falleció en 1798, á la edad de sesenta y 
seis años; pues si hubiere nacido Eximeno en 1739, como dice la 
primera partida, debia haber muerto, contando los sesenta y seis 
años de edad que dice Fetis, en 1804; resultado de todo, que por 
más que nos hemos afanado é incomodado á los amigos y al se- 
ñor cura de Barbastro , á quienes damos las más expresivas gra- 
cias por su interés y molestia , nos encontramos; sin la partida de 
bautismo de este sabio escritor. — Saldojü. ■ 



1.° SEC. — EFEM. — MARZO 4. — GAVALDÁ. 69 

de 1851, entrega 40, pág. 157: Gaceta musical de Madrid 
del dia 1.° de Julio de 1855, y el Diccionario técnico liis- 
tórico-MográfiGO de la música^ pág. 166, Madrid, 1868, 
son los que recordamos ahora. La insertan también, y 
nosotros la poseemos igualmente tan extensa, que sen- 
timos, no poderla dar á luz; pero sí recomendamos á 
nuestros lectores las Gacetas Oficiales de Madrid del 
31 Mayo de 1796, pág. 463; la del 27 de Setiembre del 
mismo año, pág. 802; la del 10 de Enero de 1797, pá- 
gina 31 , y la del 31 de Marzo de dicho año 1797 , pá- 
ginas 894 y 895 , en las cuales se hallan el contenido y 
análisis, tan curiosos como interesantes, de las citadas 
obras. 

(I) Dia 4, 1823. Nace en Vinaroz, provincia de 
Castellón de la Plana, D. Daniel Gavaldá y Bel. Des- 
pués de los rudimentos musicales recibidos en su pue- 
blo natal , y luego con el maestro de la catedral de 
Tortosa D. Juan Antonio Nin(9Junio), pasó á Ma- 
drid á mediados de 1842, é ingresó como alumno del 
Conservatorio en la clase de composición, profesor 
Sr. Carnicer (24 Octubre), y de piano Sr. Albeniz (14 
Abril). A principios de 1844, habiendo vacado la plaza 
de archivero copiante de música de la Real Capilla, se 
presentó Gavaldá á concurso con otros varios aspiran- 
tes, y previo el examen correspondiente, fué propues- 
to para ocupar dicha plaza, y nombrado por S. M. en 
25 de Enero del mismo año , jurando el dia 2 del inme- 
diato mes de Febrero. En 1847, terminados ya sus es- 
tudios en el Conservatorio, se dedicó á la enseñanza, 
y en Octubre de 1859 fué nombrado maestro de solfeo 
y de piano del gran colegio de niños titulado de Santa 
Isabel, desempeñando esta plaza hasta 1866, que la re- 
nunció. En el mismo año de 1859 fué nombrado cen- 
sor para la plaza de maestro de capilla y organista de 
la iglesia parroquial de Vinaroz, que debia proveerse 



70 {.' SEC. — EFEM. — MARZO 4. — UZAL. 

por oposición , habiéndole encargado el ayuntamiento y 
clero la dirección de aquel acto, que tuvo lugar en los 
dias 11, 12 y 13 de dicho año. Tiene escritas y publi- 
cadas varias obras de piano solo, algunas religiosas y 
probablemente habrá terminado ya hoy dia (Julio de 
1879) un método de piano que tenía muy adelantado- 
hace bastante tiempo. 

(I) Dia 4, 1842(1). Nace en Madrid doña An- 
tonia Uzal y Armada de Rivero. Pocas son las noticias^ 
que tenemos de esta cantante , pues que habiéndola 
escrito el dia 13 de Julio de 1868 á Zaragoza pidién- 
dola apuntes para su biografía , no tuvimos el gusto, 
derecibir la contestación; solamente diremos que dio 
lecciones de canto durante unos cuatro años con nues- 
tro amigo y compañero el Sr. Eslava, continuándolos 
después, como cosa de un año, y con objeto de hacer 
repertorio, con el Sr. Cordero, y la parte de declama- 
ción lírica con D. Juan Jiménez. También asistió la 
señora Uzal al Conservatorio , por pocos dias , según 
recordamos, á la clase del Sr. Valldemosa. Cantó en el 
teatro de Valladolid el dia 16 de Noviembre de 1861, 
como aficionada, la ópera Norma ^ haciendo la prota- 
gonista, con motivo de darse la función para un esta-, 
blecimiento de beneficencia, habiéndole dispensado el 
público muchos aplausos y ofrecido coronas. 

Su primera salida en el teatro como artista tuvo 
lugar en el de Zaragoza , cantando zarzuelas : después 
estuvo unos dos años en el de la Habana, y, vuelta á 



(i) Esta fecha, que creemos equivocada ^ la hemos copiado 
de los libros de la Sociedad artístico-musicai de socorros mutuos ; 
y decimos que la creemos equivocada, porque el Sr. Eslava nos 
manifestó que habia dado lección de canto á la señora Uzal, por 
los años de 1847 al de i85o, poco más ó menos; de consiguiente, si 
efectivamente la referida señora hubiese nacido en 1842, mal po- 
día dar lección, no en 1847, ni aun en i85o, puesto que en este 
año hubiese contado ocho de edad, lo cual no es posible tratán- 
dose del estudio del canto. 



1." SEC. EFEM. — yAnZO ¡i, OJITEGA. — PÉREZ. 71 

España , ha cantado en los teatros del Circo de Madrid 
y en el de la calle de Jovellanos , como asimismo en 
los principales de nuestra nación , desempeñando 
siempre la parte de primer tiple, cuya voz, escuela de 
canto y facultades nos parecen más á propósito para 
la ópera italiana que para la zarzuela, sin que por esto 
laaya dejado nada que desear en este espectáculo; pero 
que estamos persuadidos que en la ópera italiana ó 
española, toda cantada, hubiese todavía brillado do- 
blemente y alcanzado aún mayores lauros. . 

Dia 4, 1860. Muere en Madrid, calle de Tudes- 
cos, núm. 25, D. Juan Guillermo Ortega. (Véase el 
dia 25 de Junio.) El dia 2 de Junio de 1827 juró plaza 
de segundo viola de la Eeal Capilla , llegando después 
por su antigüedad á ocupar la de primer violin en la 
propia Capilla, habiendo sido también violin de la 
real cámara de S. M. el rey Fernando VIL El Sr. Or- 
tega gozó de mucha fama como violinista, y al dar 
cuenta los periódicos de su fallecimiento, todos le dis- 
pensaron los justos elogios á que era acreedor por su 
saber : uno de ellos , que es el único que tenemos aho- 
ra á la vista, ^^^mzo del dia 9 de Marzo de 1860, dice: 
«Á consecuencia de una penosa y larga enfermedad, 
ha muerto en esta corte D. Juan Guillermo Ortega, 
distinguido violinista de la Eeal Capilla.» 

( I) Dia 4, 1860. Muere en Madrid, de donde era 
natural, calle de Jacometrezo, núm. 31, D, Joaquín 
María Pérez González , autor de una gramática musi- 
cal y de varios artículos sobre el canto. La muerte del 
Sr. Pérez González fué muy sentida , no sólo por su 
laboriosidad, sino también por ser muy inteligente 
en música. La prensa de Madrid escribió algunos ar- 
tículos dedicados á la memoria de dicho señor, y El 
Reino del dia 8 de Marzo de 1860 le dedica estos ren- 



11 1'. SEC. — EFEM.— MARZO 4, PÉREZ. — CA.ÑELLA3. SUAREZ. 

glones : «Tenemos el sentimiento de anunciar á nues- 
tros lectores la muerte del ilustrado escritor musical 
Sr. D. Joaquín María Pérez González, que en el tras- 
curso de dos años ha publicado un notable libro acerca 
de la música religiosa , muchos artículos sobre el can- 
to, el piano, el órgano, j una gramática musical que 
estaba apareciendo en el periódico Las Letras y las 
Artes ^ con notable aceptación de los profesores.» Nues- 
tro querido amigo D. Julio Nombela le dedicó una 
breve necrología, que insertó en dicho periódico Las 
Letras y las Artes del miércoles dia 21 de Marzo 
de 1860, núm. 18, que recomendamos á nuestros lec- 
tores. 

(N. * ) Dia 4 , 1861. Nace en Madrid doña Carmen 
Pérez y Munilla. En Octubre de 1876 fué matriculada 
como alumna de la Escuela nacional de música , y en 
los concursos públicos de piano efectuados en el cita- 
do establecimiento en Junio de 1878 obtuvo el primer 
premio, siendo discípula del Sr. Gompta. 

(N. *) Dia 4, 1873. Muere en Madrid el padre 
Fr. Francisco Javier Cañellas , natural de Igualada 
(Cataluña). Estudió música en Montserrat desde 1819 
á 1822, siendo su maestro el P. Boada (24 Mayo) y 
condiscípulo del autor de esta obra. Después tomó el 
hábito de monje en el monasterio de Santo Domingo 
de Silos , donde profesó y recibió las sagradas Órdenes, 
siendo el primer fagot de su monasterio. Después es- 
tuvo durante algunos años de teniente mayor de la 
iglesia parroquial de San Martin de Madrid, cuyo des- 
tino seguía desempeñando al fallecer. Cuando estudia- 
ba música tenía el nombre de Juan, que cambió por el 
de Francisco al tomar el hábito. 

(*) Dia 5, 1793. Muere en Sevilla, de donde era 



1." SEC. — EFEM. — MARZO 5, VILLA. — MEftRY. — 6, MOSCOSO, * 73 

natural, el excelente tenor de capilla, presbítero don 
José Snarez. 

(N. I) Dia5, 1847. Nace en Badajoz D. Ricardo 
Villa y Morana. El dia 1." de Setiembre de 1860 fué 
matriculado como alumno del Conservatorio, y en los 
concursos públicos de violin verificados en el propio 
establecimiento en Junio de 1865 obtuvo el primer 
premio, siendo su profesor D. Juan Mollberg. 

(I) Dia 5, 1863. Muere en Madrid la aplaudida 
cantante A., señora doña Trinidad Merry de Mendoza. 
A pesar de habernos honrado con la amistad de su 
apreciable familia, y tenido el gusto de acompañarla 
varias veces al piano, no podemos dar cuantas noti- 
cias filarmónicas deseáramos de esta excelente can- 
tante, porque después de su sensible fallecimiento, 
ocurrido en lo mejor de su vida, no hemos vuelto á 
saber nada más de sus parientes. 

Sólo sí podemos asegurar que tenía una hermosa 
voz de contralto, de gran cantidad y buen timbre, y 
que cantaba con mucha expresión y sentimiento, so- 
bre todo cuando nos hacía oir, con su señorita herma- 
na doña Luisa, algunos dúos, pues entonces, más que 
aficionadas, parecían consumadas artistas. La señora 
de Mendoza tenía además grandes cualidades y virtu- 
des como dama , que la hacían muy digna de las sim- 
patías que gozaba en todas las clases de la sociedad. 
Nosotros la consagramos estos cortos renglones como 
tributo á su buena memoria de excelente amiga y no- 
table filarmónica , discípula que fué de nuestro com- 
profesor el maestro Eslava. 

Bia 6, 1859. Muere en Madrid, á las doce de la 
noche del dia 5 al 6 , calle de Don Pedro, núm. 7, doña 
Emilia Moscoso de Valero , con la rara coincidencia 



74 ' 1.' SEG. — EFEM. — MARZO 6. — M0SC030. 

que en la misma alcoba muriera también después el 
señor conde de Gabarrús (2 Enero, t. i) , igualmente 
discípulo del que esto refiere. (Véase el diaS de este 
mes.) Nosotros no podemos decir todo lo que cree- 
mos justo de esta aplaudida cantante, porque como toda 
su educación musical , en la parte de canto , la re- 
cibió de nosotros en el Conservatorio, y no tuvo otro 
profesor que el autor de esta obra , se podria creer apa- 
sionado nuestro relato ; pondremos , sin embargo, unas 
breves líneas á su memoria, que bien acreedora es á 
ello. El dia 4 de Febrero de 1842 ingresó en el Conser- 
vatorio en la clase de solfeo, ycomovivia en compañía 
del profesor de música D. Ildefonso Santos, éste la re- 
pasaba las lecciones que tenía que dar en el colegio, y 
así fué como hizo en el solfeo muy rápidos progresos. 
El dia 11 de Marzo de 1843 se matriculó en la clase de 
canto del autor de estos renglones , en la que asistió 
hasta el 26 de Abril de 1847 , continuando después de 
no pertenecer al Conservatorio con el mismo maestro 
estudiando el canto. En el citado Conservatorio asistió 
asimismo á las clases de italiano, acompañamiento y 
composición. Al ingresar en nuestra clase, su voz de 
tiple prometía ya mucho , tanto por su perfecta afina- 
ción, buen timbre y de bastante cantidad para su poca 
edad (catorce años), cuanto por su pastosidad agrada- 
bilísima , como pocas de las que teníamos entonces 
bajo nuestra dirección. Desde los primeros meses que 
recibió nuestras instrucciones comprendimos que la 
Hoscoso sería una cantante distinguida y muy aplau- 
dida , así por sus muchas facultades como por su no 
vulgar inteligencia. 

No nos equivocábamos : en las funciones que se ce- 
lebraban en el Conservatorio , y en las que ella tomaba 
parte, cuando estuvo en disposición para ello, en todas 
llamaba la atención por su hermosa voz y simpático 
personal, siendo aplaudida como una délas mejores 



1." SEC. — EFEM. — MARZO 6. — MOSCOSO. * 75 

alumnas del establecimiento, sucediendo lo propio 
cuando cantaba en las principales reuniones de la corte. 
Estos aplausos se vieron después confirmados y ratifi- 
cados por un público más numeroso y también inteli- 
gente, puesto que habiendo sido escriturada en el tea- 
tro Real de Madrid, al inaugurarse éste el dia 19 de 
Noviembre de 1850, en todas las óperas en que la Hos- 
coso tenia una parte de alguna importancia era reci- 
bida con muestras de aprobación , pero sobre todo 
muy aplaudida en La Sonámhula^ Cenerentola y Favo- 
rita^ en cuyas óperas cantaba la parte de comprimaria, 
no obstante de desempeñar la de primera las célebres 
Alboni y Frezzolini. Antes, y también después de can- 
tar en el teatro Real, se habia dedicado á la zarzuela, 
siendo el sosten y ornato de ella, no sólo en Madrid, 
sino también en todos los teatros de las principales 
capitales de España. Muchas fueron las zarzuelas que 
se escribieron para ella ; pero la que principió á acre- 
ditar más este género de espectáculo y dar fama á 
la Hoscoso como excelente cantante, fué La Mensa- 
jera^ del maestro Gaztambide (7 Febrero, t. i), y de 
cuyo estreno hacemos un relato en las páginas 238 
y 239 del primer tomo de nuestro Diccionario. Ade- 
más de sus excelentes facultades y talento musical , re- 
iinia la que motiva estos renglones, una de las figuras 
más simpáticas y agradables que se presentaban en es- 
cena. Para que no se crean exagerados los elogios que 
creemos se merece la Hoscoso, vamos á copiar lo que 
de ella dijeron algunos periódicos, que por casualidad 
conservamos, al relatar su mérito, cuando sólo tenía 
diez y siete años. ElEspafwl del dia 7 de Julio de 1846, 
al dar cuenta de un concierto efectuado en la real cá- 
mara de SS. MH., dice: «La señorita Hoscoso posee un 
extenso órgano vocal, que, cultivado con acierto, hará 
de esta joven una distinguida cantatriz.» La Trille 
Alianza del dia 3 de Junio de 1845, hablando de uno de 



76 1.* SEC. — EFEM. — MARZO 6.— MOSCOSO. 

los muclios conciertos efectuados en nuestra humilde 
morada, dice: «3.° Cavatina de la Gemma , por la seño- 
rita Hoscoso ; ésta cantó con aplomo, afinación, ex- 
presión y alma la expresada pieza, y nunca creíamos 
■ que la que canta de segunda en el Tasso pudiese decir 
como dijo la referida pieza. Aseguramos un porvenir 
brillante á la señorita Hoscoso, si continúa aplicán- 
dose.» Entonces estaba ajustada esta señorita en el 
teatro de la ópera italiana que actuaba en el teatro de 
la Cruz de Hadrid, como comprimaria. No citamos 
más periódicos , porque si tuviéramos que copiar todo 
lo que de ella dijeron como cantante de zarzuelas, y 
lo mismo en el género italiano, en cuya escuela se 
educó, tendríamos que llenar muchas cuartillas, y fa- 
tigaríamos con tantas citas á nuestros lectores : con 
lo dicho, y alguno que después señalaremos, basta y 
sobra para dar á conocer la cantante notable que per- 
dimos en lo mejor de su vida. Su temprana muerte fué 
muy sentida y llorada, no solamente por su familia 
(habiendo dejado al bajar al sepulcro dos tiernos hijos, 
que tuvo en matrimonio con el célebre actor D. José 
Valero), sino también por todos los artistas músicos y 
amigos que la trataban. Nosotros consagramos estos 
breves apuntes á la buena memoria de una de nuestras 
más predilectas amigas y alumnas, que tanto crédito 
nos dio, y la enviamos nuestro último adiós. 

Toda la prensa de Hadrid dedicó algunos renglones 
á la muerte de la Hoscoso , y entre los periódicos que 
tenemos á la vista, pondremos lo que ^\io Id. Gaceta 
oficial de la corte del dia 8 de Harzo de 1859 : «Ante- 
anoche falleció doña Emilia Hoscoso de Valero , esposa 
del primer actor del teatro del Príncipe , artista dis- 
tinguida., excelente madre de familia y persona muy 
querida de cuantos la trataron.» La Época del citado 
dia y año anadia, á lo referido por la Gaceta., lo siguien- 
te: «Todo el público madrileño recordará á la graciosa 



1." SEC. — EFEM. — MARZO 7, CORTADA. — LESTÁN. 77 

y simpática joven que estrenó en Madrid El Grumete. . . 
La muerte ha privado con un golpe de su terrible gua- 
daña al esposo de la tierna esposa, al hijo de la cari- 
ñosa madre y al público de una de sus esperanzas. . . 
Hoy á las doce será conducido su cadáver al cemen- 
terio de la sacramental de San Luis.» La misma Ejpoca 
del 10 del citado mes y año dice, por último: «Ante- 
ayer á las doce fueron conducidos ala líltima mansión 
los restos de la joven esposa del Sr. Valero. Más de 
sesenta coches formaban el acompañamiento fúnebre, 
yendo en ellos gran número de escritores , actores y 
personas distinguidas de todas clases. Sobre el féretro 
de la malograda artista se veian varias coronas.» Fi- 
nalmente, todos los periódicos, que no copiamos para 
no hacer interminable esta breve biografía, hablaban 
siempre con mucho elogio de la Moscoso cada vez que 
estrenaba alguna zarzuela, y los autores que escribían 
para ella aseguraban que el brillante éxito que obte- 
nían sus obras era debido , en gran parte , al buen des- 
empeño que ella daba á sus papeles. 

(*) Dia 7, 1720. Muere en Montserrat el notable 
organista P, Fr. Jaime Cortada, natural de Tarrasa. 
Estudió música en el citado Montserrat, en donde tomó 
el hábito de monje en 1661, distinguiéndose siempre, 
así por sus virtudes como por su talento musical. 

(N. I) B!a 7, 1827. Nace en Valencia D. Tomás 
Lestán González, conocido por Pió. Hijo de artistas, á 
los ocho años de edad recibió lecciones de solfeo con 
un maestro de la catedral de Valladolid, y más tarde 
de violin con el profesor D. Ramón Fontanellas. Des- 
pués pasó á Santiago de Galicia con su familia, en 
donde tuvo por maestro al reputado violinista Sr. Cur- 
tier , y sucesivamente en todas las provincia^S que re- 
corría con sus padres daba lecciones con los profeso- 



78 1.' SEC. — EFEM. MA.R20 7. — LK8TÁN. 

res de más nombradía; pero el resultado de todo fué 
que, habiendo llegado á Madrid en 1838 , se matriculó 
como alumno del Conservatorio , y entonces compren- 
dió que, sin duda á causa de los varios maestros y mé- 
todos que habia seguido, apenas sabía nada. En el 
Conservatorio tuvo por profesor á D . Juan Diez (7 de 
Enero, t. i), y en el mismo establecimiento tocó á- 
solo varias veces en los conciertos que se daban enton- 
ces, equivalentes éstos á los concursos que se verifican 
desde 1861. También en alguna función efectuada en 
el palacio de los Reyes tomó parte, haciendo oir, en la 
que tuvo lugar á principios de Julio de 1846, unas va- 
riaciones de violin del célebre Berliot. 

El primer ajuste que tuvo como violinista fue de 
segundo en el teatro del Príncipe de Madrid, y al año 
siguiente desempeñó la de primero en unos cuartetos 
que tuvieron lugar en casa del inteligente director don 
Vicente Bonetti, de cuyas resultas le ajustaron de vio- 
lin primero en el teatro del Circo, en el que actuaba 
la compañía de ópera y baile extranjero. Al inaugu- 
rarse el teatro Real le contrataron también de prime- 
ro; pero observando el Sr. Lestán que eran muy po- 
cos los que se dedicaban ala viola, púsose á estudiar- 
la, y obtuvo después la plaza de primer viola en el 
citado teatro Real, habiendo desempeñado los solos de 
la ópera / due Fóscari y el del baile la Gisela. Man- 
dóse traer del extranjero una viola de amor para tocar 
el acompañamiento de la romanza de tenor que hay en 
la ópera Gli Ugonotti., de modo que ha sido el primero 
en Madrid que ha dado á conocer el expresado instru- 
mento, y por esto es el primero en las orquestas del 
teatro de la ópera italiana, de las sociedades de con- 
ciertos y de la de cuartetos. También ha estado de di- 
rector de orquesta de las compañías de zarzuela que 
han actuado en los teatros de la Coruña, Gijon, Sala- 
manca y otras ciudades, habiendo escrito igualmente 



l.'SEC. — EFEM. — MARZO 7, AZULA.. — CUYAS. 79 

música para baile , y unos pequeños estudios de viola 
para su uso. Asimismo tiene hechos algunos arreglos 
de piezas de óperas para el referido instrumento, y 
para la gran orquesta de la Sociedad de conciertos , de 
la cual es individuo , la titulada Miscelánea de motivos 
de Macheth^ que ha tocado varias veces dicha orques- 
ta, con mucha aceptación y aplauso. El Sr. Lestán y 
González es conocido por Pló^ por tener este apellido 
su padre político ó padrastro. 

(I) Dia 7, 1830. Nace en Abadiano, provincia de 
Vizcaya , D. Tomás Azula y Urien. Esta fecha la hemos 
sacado de los libros de la Sociedad artis tico-musical de 
socorros mutuos ^ pues no hemos podido adquirir, por 
más que lo hemos intentado, apuntes biográñcos de este 
artista : sólo recordamos que el martes dia 4 de Abril 
de 1866 cantó la parte de tenor, Polion, en la ópera 
Norma ^ con la tiple señora Galetti, en el teatro Real 
de Madrid, y Aq^'^uq^ La Favorita ^ y que en Enero del 
citado año de 1866 habia estado en el coliseo de Trieste 
desempeñando los primeros papeles de su cuerda con 
brillante éxito ; entre otros , el de Un lallo in maschéra^ 
de Verdi, y á fines del mismo año en Roma. 

Dia 7 , i839. Muere en Barcelona el joven y aplau- 
dido compositor D. Vicente Cuyas, autor de la célebre 
ópera italiana La FattuccMera. (Véase en este tomo 
el dia 6 de Febrero.) Nuestro ilustre amigo el señor 
D. V. Balaguer escribió la biografía de este malogrado 
artista, que se insertó en la Gaceta Musical de Ma- 
drid del dia 31 de Agosto de 1856, año II, núm. 35, 
pág. 260, la cual recomendamos á nuestros lectores. En 
las Biografias de los músicos más distinguidos de todos 
los países publicadas por La España Musical^ Barce- 
lona, 1866, tomo I, pág. 483 y siguientes , se halla asi- 
mismo la del Sr. Cuyas. 



80 1." SEC.-EF. -MARZO 7, GARCÍA. -BULLIDO. -GALVEZ. -MORENO. -BURGABCLAS. 

. (N. I) Día 7, 1849. Nace en la villa de Almazan 
(Soria) D. Tomás García y Coronel. Fué matriculado 
en la Escuela nacional de música en la clase de cornetin 
el 1.° de Octubre de 1866, y en los concursos públicos 
de dicha enseñanza efectuados en el expresado esta- 
blecimiento «en Junio de 1880 obtuvo el primer premio 
en cornetin y clarin, siendo discípulo del Sr. de Juan. 
Debemos advertir que el Sr. García dejó de asistir al 
Conservatorio por supresión de la clase durante once 
años, volviendo á asistir á la clase en 1.° de Octubre 
de 1879. 

(N. I) Dia7, 1857. Nace en Madrid doña Dolo- 
res Bullido y Gómez. En Octubre de 1868 fué matricu- 
lada como alumna del Conservatorio en la clase de 
solfeo de D. Juan Gil, y en los concursos públicos de 
dicha enseñanza celebrados en Junio de 1870 en el 
citado establecimiento obtuvo el primer premio. 

(N. I) Bía 7, 1860. Nace en Valencia doña Ven- 
tura Galvez y Puig. En Setiembre de 1867 fué ma- 
triculada como alumna del Conservatorio en primer 
año de solfeo, y en los concursos públicos efectuados 
en el propio establecimiento en Junio de 1869 obtuvo 
el primer premio en dicha enseñanza , siendo su pro- 
fesor en el tercer año de estudio D. Juan Gil. 

(N. I) Dia7, 1869. Nace en Madrid la señorita 
doña Manuela Moreno y Mezquita. Fué matriculada en 
la Escuela nacional de música en 1.° de Octubre de 1877 
en la clase de solfeo , y en los concursos públicos de 
dicha enseñanza efectuados en el expresado estable- 
cimiento en Junio de 1880 obtuvo el primer premio, 
siendo discípula del Sr. Pinilla. 

(N.) Dia 7 , 1868. Muere en Barcelona el rico co- 



l.'SEC. — EFEM. MARZO 7, PLASENCIA. — 8, MAHIN. 8'i 

merciante, y filarmónico por excelencia , D. Vicente 
Burgarolas y Gasasas. Tocaba la guitarra con suma 
perfección, habiendo dado en varias ocasiones muy 
buenos conciertos y sabido atraerse á su alrededor á 
todos los notables guitarristas y aficionados á tan difí- 
cil como característico instrumento español. 

(N.) Dia 7, 1875. Muere en Valencia D. Mariano 
Plasencia, maestro de la capilla del Patriarca de la 
citada ciudad , cuyas obras le hicieron alcanzar justa 
popularidad. 

(N. *) Dia 8, 1699. Muere en Madrid el muy cé- 
lebre compositor, presbítero D. José Marín. Este no- 
table músico es uno de los muchos maestros distin- 
guidos que ha habido en nuestra nación, y del cual 
nadie sabía ni siquiera que hubiese existido, puesto 
que ignorábase has la su nombre, sin duda por no ha- 
ber dejado ninguna obra , al menos que nosotros sepa- 
mos , en la que nos diera á conocer la mucha fama 
que gozó. Y no se crea que nosotros , por efecto de pa- 
triotismo, exageramos su mérito ; nada de esto ; pero 
sí nos duele en el alma que se haya perdido hasta la 
memoria de hombres tan ilustres que, como Marín, 
han honrado con su fama el arte que profesaban y la 
nación que les vio nacer. En corroboración, pues , de 
lo que venimos diciendo, debemos advertir que en la 
Gaceta Oficial de Madrid fué en donde hallamos las 
primeras y únicas noticias de este músico ; y téngase 
en cuenta además que lo que dice dicha 6^í¿Cí¿f¿? sobre el 
mérito de Marín, en cuya época solainente daha noti- 
cias de los que fallecian siendo Grandes de España de 
primera clase. Obispos, generales y allos empleados, 
pues de los demás personajes, fuera cualesquiera su 
categoría, jerarquía , mérito ó posición en la sociedad, 
no hacía referencia alguna de ellos ; así es que para 

TOMO II. ' 6 



82 1.° SEC. — EFEM. — MARZO 8, MAKIN'. 

nosotros fué un acontecimiento raro el ver anunciar 
en la Gaceta Oficial del Gobierno, y aún más en aque- 
llos tiempos, la muerte del presbítero y músico Ma- 
rín; prueba irrecusable de su no vulgar talento. Vea- 
mos, pues, en qué términos la notifica : i<Gaceta de Ma- 
drid del martes 17 de Marzo de 1699. — Murió D. José 
Marin , de edad de ochenta años , conocido dentro y fue- 
ra de Es'paña for su rara habilidad en la composición y 
execucion de la milsica.» Dígasenos ahoro si caben más 
elogios en menos palabras , y tanto más , en unos tiem- 
pos en que tanto se escatimaban, aun á los hombres 
más eminentes en las ciencias y en las artes. «Cono- 
cido, dice, dentro y fuera de España por su rara habi- 
lidad en la composición y execucion de la música;» lo 
cual nos da á entender bien terminantemente que Ma- 
rin, no sólo era reputado e7i el mtmdo musical como no- 
talle compositor ^ si que también Qomo célebre organis- 
ta, cantor ó profesor de algún otro instrumento, pues 
así entendemos nosotros la frase 2/ execucion de la mú- 
sica. Como la Gaceta eñ aquel entonces se publicaba 
solamente los martes de cada semana , y no dice el dia 
en que falleció tan celebrado músico , buscamos la 
partida de defunción, que efectivamente hallamos, y 
por la que supimos que habia fallecido el dia 8. Hé 
aquí ahora la expresada partida de defunción, que nos- 
otros mismos hemos copiado de su original : «D. José 
Marin, clérigo presbítero, parroquiano, calle del Pos- 
tigo de San Martin , casas en que vive Juan Narro (1), 
soldado de la guarda. Recibió los Santos Sacramentos; 
murió aMntestato en 8 de Marzo de 1699 : enterróse 
en San Martin, con licencia del señor vicario. Pagó á 
la fábrica 143 ducados.» 



■ (i) Hay que advertir que en aquella época las casas no esta- 
ban , por lo general , numeradas , y se las conocía ó distinguía 
por el nombre de sus dueños, ó del que las habitaba, ó bien por 
el comercio ó fábrica que había en la tienda de la misma casa. 



1." SEC, — EFEK. — MARZO 8, HOSCOSO. — BORRAS. — 9, BENEDID. 83 

(I) Dia 8, 1829. Nace en Madrid la muy aplaudi- 
da cantante doña Emilia Hoscoso. (Véase el dia 6 de 
estemes.) 

(N. I) Día 8, 1829. Nace en Alicante D. José 
Borras y Golo. Esta fecha la liemos sacado de los libros 
de la Sociedad artistico-miisical de socorros mutuos; y 
á pesar de haber enviado á Alicante un prospecto á di- 
cho señor el dia 11 de Agosto de 1868 , para que nos 
mandara apuntes de su vida artística , no le hemos 
merecido contestación alguna , y sólo sabemos que en 
dicha fecha , poco más ó menos , estaba de tenor pri- 
mero de la capilla del expresado Alicante. 

Día 9, 1774. Muere el P. Fr. Pedro Benedid, que 
habia nacido en Montalban (Aragón) en 1694. (Véase 
en este tomo el dia 13 de Febrero.) Escribió un libro 
de canto-llano con las entonaciones de los himnos y 
salmos. Hasta aquí son las noticias que dan algunos 
escritores del P. Benedid. Nosotros vamos á ampliar- 
las algo más, diciendo que el dia 28 de Julio de 1869 
escribimos , sin tener el gusto de conocerle , al señor 
cura de la parroquia principal de Montalban, pidiéndo- 
le cuantos datos y noticias nos pudiera participar del 
P. Benedid. En efecto: dicho señor cura fué tan ama- 
ble y bondadoso, que á los cuatro dias de haber recibi- 
do nuestra carta , es decir , con fecha 2 de Agosto del 
citado año de 1869, nos contestó lo siguiente, por lo 
que le damos las más expresivas gracias por su efica- 
cia en complacernos , además de la premura y puntua- 
lidad con que lo hizo , lo cual , por desgracia , no es 
nada común en nuestra patria , ni aun tratándose de 
personas de la profesión música , que por cierto debe- 
rían demostrar más actividad en un asunto como es el 
de insertar sus noticias en esta obra , por la que tanta 
gloria pueden alcanzar. «Examiné, dice el señor cura, 



84 1." SECCIÓN. — EFEM. — MAKZO 9. — ZATAS. — SAMANIEGO. — MARQUINA. 

los cinco libros de esta mi parroquia, y en el tomo i 
de bautizados resulta que D. Pedro Gregorio Benedid, 
hijo de José y de doña Juana Dolz Infanzón , nació el 13 
de Febrero de 1696, y fué bautizado por el Ldo. D. Ni- 
colás Latorre, siendo su madrina doña Jerónima Dolz. 
Sobre su fallecimiento nada he podido averiguar, no 
obstante haber mirado fechas anteriores y posteriores: 
tal vez murió en su concento ; lo que sí puedo decir 
á V. es que era de familia distinguida, y tuvo otros her- 
manos sacerdotes. Su afectísimo servidor Q. B. S. M., 
Pallo Calahorra^ capellán.» Por lo que resulta que el 
P. Benedid, y no Bencdit^ nació el 13 de Febrero 
de 1696, y no en 1694, como manifiestan los escritores 
que nos han precedido, sin decir tampoco el dia ni el 
mes, equivocando además la última letra del apellido. 

(*) Dia 9, 1804. Muere en Madrid, de donde era 
natural , calle de Silva , núm. 8 , D. José de Zayas y Flo- 
rines, primer violin de la Real Capilla, cuya plaza juró 
el 9 de Setiembre de 1770. Estuvo de colegial del Rey 
en el de niños cantores de la corte. Su padre D. Fran- 
cisco habia sido un acreditado profesor de contrabajo 
de la misma Real Capilla, y su hijo D. José fué uno 
de los violinistas más aplaudidos de su época. 

(N. I) Dia 9, 1845. Nace en Los Arcos (Navarra) 
doña Francisca Samaniego y Ángulo. El dia 6 de Oc- 
tubre de 1869 fué matriculada en el Conservatorio en 
quinto año de piano, y en los concursos públicos de 
dicho instrumento efectuados en el citado estableci- 
miento en Junio de 1871, obtuvo el primer premio, 
siendo su profesor el Sr. Zabalza. 

(*) Dia 10, 1789. Nace en Madrid D. Vicente 
Marquina; el dia 10 de Abril de 1829 juró plaza de se- 
gundo bajonista de la Real Capilla. 



1.* SEC. — EFEM. MA.UZO 10, BORBON. — JIMÉNEZ. 85 

(I) Dia 10, 1794. Nace en Aranjuez, á las cinco y 
media de la tarde, S. A. R. el Sermo. Sr. Infante don 
Francisco de Paula Antonio deBorbon. (Véase el dia 13 
de Agosto.) Pocos príncipes habrá que hayan sido más 
apasionados á la música que el Sermo. Sr. Infante 
D. Francisco , pues llegó á ser uno de los aficionados 
más apreciables que hemos conocido. Su buena voz de 
bajo profundo, su excelente escuela de canto, junta- 
mente con su entusiasmo por él , le colocaban en lugar 
muy digno de su alta jerarquía. A su Real Cámara 
asistían algunos de los mejores cantantes italianos que 
se hallaban escriturados en los teatros de Madrid, y 
no solamente tenían la distinguida honra de cantar 
con S. A., sino que también los trataba con una ama- 
bilidad y franqueza, cual si fueran príncipes como él, 
prodigándoles además obsequios de mucha estima. 
Toda su vida estuvo abonado á los teatros de ópera y 
de zarzuela desde que principió á haber este espec- 
táculo, y siempre fué uno de los más constantes asis- 
tentes á ellos, y casi el primero á presentarse en el tea- 
tro y el último en ausentarse. Otra prueba de su gran- 
de afición á la música , además de lo que venimos re- 
firiendo, es el que todos sus augustos hijos la estudia- 
ron con aprovechamiento, y se puede decir que todos 
ellos son muy inteligentes aficionados , ya cantando ó 
tocando el piano , ó reuniendo ambas cosas á la vez. 
Tuvo los mejores maestros de canto, así italianos como 
franceses y españoles, siéndolo estos últimos los se- 
ñores Lidon, Valldemosa é Hij.osa. Poseía una rica y 
variada biblioteca musical, en la que se hallaban mu- 
chas partituras de ópera con orquesta y para canto y 
piano, la que creemos pasará á sus augustos hijos. 

(N. I) Dia 10, 1826. Muere en Alicante D. Anto- 
nio Jiménez. Era un excelente y acreditado maestro 
de violin, habiendo desempeñado la plaza de primero 



86 1.' SEC. — EFEM. — MARZO 10. — CBEVÉA. 

en la capilla de música de la colegial de San Nicolás 
del citado Alicante, siendo también profesor de piano 
y de arpa. Verificóse su entierro el dia 11. En Ali- 
cante no ha existido otra capilla de música más que la 
actual ( Diciembre, 1868) , que se estableció á fines del 
siglo XVI, cuando fué erigida en colegial la iglesia de 
San Nicolás , la que deberá ser catedral cuando se tras- 
lade ala citada ciudad de Alicante la Silla episcopal de 
Orihuela, según previene el Concordato de 1851. 

(N. I) Dia 10, 1837. Nace en Gocentaina, pro- 
vincia de Alicante, D. Miguel Crevéa y Cortés. (Véase 
el dia 10 de Setiembre.) A la edad de siete años em- 
pezó el estudio de la música con su hermano D. Vi- 
cente , y á la de once y medio obtuvo ya el nombra- 
miento de organista de la capilla de música de la co- 
legial de San Nicolás. Habiendo recibido lecciones de 
molorícello del inteligente aficionado D. Juan García, 
marchó á Valencia cinco años después , donde estudió 
armonía y composición con el sabio maestro D. Pas- 
cual Pérez (18 Mayo). Al mismo tiempo tocaba como 
único violoncello en el teatro de la Princesa , en oca- 
sión que cantaba en aquel coliseo el cuarteto del Real 
de Madrid. En 1855 pasó á la corte , y obtenida una 
plaza de violoncello en el teatro Real , no abandonó por 
eso sus estudios favoritos , aprendiendo el contra- 
punto y la fuga con el distinguido maestro D. Fran- 
cisco de Asís Gil ( 16 Marzo), el cual le tenía en grande 
aprecio y consideración. 

Tocaba cuartetos en compañía de D. Jesús de Mo- 
nasterio (21 Marzo), con cuya buena amistad se 
honraban mutuamente. Allí escribió dos zarzuelas, que 
no llegaron á ponerse en escena; pero varias desús 
piezas fueron oidas por algunos profesores , que elo- 
giaron su originalidad. No menos felicitaciones reci- 
bió del Sr. D. Hilarión Eslava al ver unos salmos que 



1." SEC. — EFEM. — MARZO 10.- — SAraSATE. ' 87 

escribió á ocho partes reales , por la corrección , pureza 
de estilo y serios estudios que revelaban. 

Anunciada en 1857 la vacante de organista y maes- 
tro de capilla de la colegial de Alicante , hizo oposicio- 
nes, y la obtuvo, en cuyos ejercicios escribió una so- 
nata para órgano, sobre un tema de Weber, que eje- 
cutó, y luego un nocturno á cuatro y ocho, con acom- 
pañamiento de oboe, fagot, contrabajo y órgano obli- 
gado , que dio por concluido en el angustioso espacio 
de seis horas. Escribió también varias obras sagradas 
y profanas de relevante mérito. 

(I) Dia 10, 1845. Nace en Pamplona , calle de San 
Nicolás, el violinista D. Martin Sarasate deNavascués. 
Su padre D. Miguel, músico mayor de regimiento, 
nos mandó hace ya algún tiempo los apuntes biográfi- 
cos de su hijo, que le agradecimos mucho, sintiendo 
no poderlos insertar por su mucha extensión ; pero 
vamos á extractar lo más principal de ellos. El niño 
Martin recibió del autor de sus dias las primeras lec- 
ciones de solfeo. Estando en Santiago de Galicia, y 
contando cinco años de edad , principió el estudio del 
violin con D. José Curtió, que lo era primero de aque- 
lla catedral. Hizo tan rápidos progresos , que á los siete 
meses de estudios era el encanto délos jefes y oficiales 
del regimiento del cual era músico mayor su padre. 
Hallándose en la Coruña , y en una función dramática 
de aficionados , tocó el niño Martin unas variaciones 
sobre motivos de la Gazza Ladra , con acompañamien- 
to de orquesta , con un éxito tal , que la señora con- 
desa de Espoz y Mina le señaló una pensión anual 
de 2,000 rs. para que siguiera sus estudios musica- 
les. Esto sucedía cuando sólo contaba seis años el novel 
músico. Un voto de gracias (y sirva de paréntesis) á la 
señora condesa por su generoso y nunca bastante elo- 
giado proceder. En seguida pasó á Madrid , acompaña- 



88 1.* 3EC. — EFEM. — MARZO 10.— SARA.SA.TB. 

do de su madre, el futuro artista, y tuvo de maestro 
á D. Manuel Rodríguez (Catálogo), que pronto pudo 
juzgar sus rápidos progresos en el violin. S. M. la rei- 
na Cristina, hallándose en Aranjuez en su real cáma- 
ra , hizo tocar al niño una fantasía sobre motivos de la 
ópera / Dm Fóscari. Dio en seguida un concierto en el 
teatro del citado Aranjuez, y después otro en el del 
Circo de Madrid. Volvió después á Galicia, y el ayun- 
tamiento de la Coruña le invitó á que tomara parte en 
una función que iba á dar á SS. AA. RR. los señores 
duques de Montpensier. Efectivamente, así lo verificó, 
con extraordinario aplauso de los concurrentes. Des- 
pués marchó á Pontevedra, y dio dos conciertos con el 
pianista D. Miguel Mir (Catálogo). Volvió á Madrid, y 
siguió sus estudios con el Sr. Rodríguez, y en esta 
época le conocimos nosotros, que ya tenía nueve 
años (1854); y un dia que le convidamos á comer, le 
regalamos unos botones de oro, diciéndole : «No olvi- 
des que el primer regalo que recibes es de un músico 
que te estima mucho, el cual augura que , aplicándote 
y estudiando siempre más y más , será este pequeño 
regalo nuestro precursor de otros que recibirás de 
más valor y estima, y de altos personajes (1).» De 
Madrid pasó á Pamplona , pueblo de su naturaleza, en 
donde dio dos conciertos. Desde aquí á Bayona, en 
donde tuvo la desgracia de perder á su buena ma- 
dre, en menos de siete horas, de resultas del cólera. 
D. Ignacio García, cuya alma noble y generosa pa- 
trocinó al niño Sarasate, y obtuvo de la diputación de 
Navarra una pensión de 4,000 rs. para Sarasate, que 
con los 2,000 de la condesa de Espoz y Mina tuvo su- 
ficiente para llevarlo á París, y admitido en aquel Con- 
servatorio (Julio 1866) , obtuvo en los concursos pú- 



(i) Este episodio nos lo recuerda su señor padre, en cuya car- 
ta nos manda los apuntes que vamos extractando. 



1.* SEC.-EFEM. — MARZO 10. — SAUA.SAT1C. 89 

Micos de este establecimiento el primer accésit de sol- 
feo, y en los del año siguiente (1867), se le concedieron 
dos primeros , el de solfeo y el de violin , siendo el de 
Sarasate el único que en este año se concedió en el 
violin. En Setiembre del mismo año de 1867 pasó á 
Bayona con su maestro Sr. Alar á dar un concierto, 
del cual se ocupó toda la prensa. Vuelto á París , tocó 
delante del príncipe Napoleón; éste le dio un magnífico 
reloj, guarnecido de brillantes ; después le regalaron 
dos BstradivariusdiQ¡ gran valor, y la diputación de Na- 
varra le aumentó la pensión de 4á 6,000 rs. Ha dado va- 
rios conciertos y sigue dándolos en diferentes capitales 
de Europa. En Junio de 1869 vino á Madrid, y el dia 
9 del mismo mes y año dio un concierto en el teatro 
de la Zarzuela, en compañía de la célebre doña Carolina 
Patti, del pianista Ritter, y de nuestro querido amigo, 
profesor de fagot, Sr. Melliers (9 Julio). Entonces pe-' 
dimos á Sarasate que continuara dándonos sus apun- 
tes biográficos desde la fecha en que los interrumpió 
su señor padre hasta aquel dia. Sarasate nos los ofre- 
ció , como también una nota de las composiciones que 
tenía escritas ; pero no obstante su oferta , y el haber 
ido nosotros á visitarle, sin que nos correspondiera en 
esta galantería , se marchó de Madrid , después de ha- 
ber vuelto á tocar en la noche del 21 del citado Junio en 
el mismo teatro , no mereciéndole tampoco lo que nos 
tenía ofrecido... Vamos á terminar manifestando con 
suma satisfacción que el pronóstico que hicimos al niño 
se ha cumplido exactamente , según le habíamos anun- 
ciado. 

Hasta aquí teníamos escrito de este violinista , y 
cuyos apuntes dispuestos ya para mandarlos á la im- 
prenta , cuando la Sociedad de Conciertos de Madrid 
tuvo la feliz idea de rogarle que tomara parte en sus 
ya celebradas funciones de primavera; y, efectivamen- 
te, el domingo dia 7 de Marzo de 1880 se presentó ante 



ti 



90 í." SEC. — EF£M. — MARZO 10. — SARASATE. 

el numeroso é inteligente público reunido en el teatro 
y circo del Príncipe Alfonso , tocando en la segunda 
parte del concierto uno para violin y orquesta de 
Mendelssohn; y en la tercera Suite de violin y orques- 
ta, de Joachim Raff; A llegretto sclierzando de la octava 
sinfonía de Beethoven ; Nocturno en mi iemol, tras- 
cripción del mismo Sarasate, de Chopin; y Aires rusos, 
con acompañamiento de piano, de Wieniawski. 

Nd es posible decir en cuál de estas piezas sorpren- 
dió y entusiasmó más al público, puesto que la última 
que tocaba parecía siempre la mejor. Nosotros mani- 
festaremos, sin embargo, que la sorpresa y entusiasmo 
del público estaban en su lugar , puesto que desde la 
última vez que le oímos en Madrid (1869) hasta el 7 
de Marzo de 1880, en que volvimos á oírle, es tan 
grandísima la diferencia y distancia que hay en el to- 
car, como del cielo á la tierra. En 1869 era Sarasate 
un violinista notabilísimo, pero moraba en la tierra; 
mas en 1880 es una estrella que habita en el cíelo. 

Analizar las bellezas y dificultades sin número que 
hace con su instrumento , creemos no ser posible , pues 
así lo dice toda la prensa del universo al oírle ; y no 
se nos eche en cara^, diciéndonos que con este español 
somos parciales al elogiarle en vida , porque sí tuvié- 
ramos que trasladar aquí todos los elogios y alabanzas 
que le tributan en el mundo musical , sería intermina- 
ble nuestro trabajo, y entonces se vería que no somos 
parciales, y sí justos, á lo sumo; tanto más, habien- 
do manifestado antes cómo se portó con nosotros este 
músico... Vamos, sin embargo, á copiar á continua- 
ción , por ser cortos , los renglones que pone La Cor- 
respondencia de España del dia 7 de Marzo de 1880, 
edición de la tarde , y con esto se verá que no exage- 
ramos en cuanto acabamos de manifestar sobre su mé- 
rito. Dicen así : «Esta tarde se ha verificado el tercer 
concierto de la Sociedad de profesores, bajo la dirección 



1." SEC. — EFEM. — MARZO 10. — SAIÍASATE. 9 i 

del maestro Vázquez, en el teatro del Príncipe Al- 
fonso. La presentación del Sr. Sarasate ha sido un 
acontecimiento musical. 

» Violinista eminente, anunciado por fama univer- 
sal, reconocido con méritos insuperables, el gran ar- 
tista ha recibido una ovación constante , tan prolongada 
como su presencia en la orquesta. 

»Los aplausos le saludaban al aparecer, la adhesión 
íntima, el entusiasmo reprimido le seguían en la eje- 
cución, y toda aquella admiración estallaba ruidosísi- 
ma en bravos y en palmadas , después del concierto 
de Mendelssohn, de la Sídte de Raff, del Nocturno de 
Ghopin y de los Aires rusos. Fué obsequiado con una 
magnífica corona, 

»E1 Sr. Sarasate ha sido contratado para dos con- 
ciertos ; pero el público exigirá más , y con derecho, 
porque Sarasate es español. 

»La orquesta ejecutó el allegretto scherzando de la 
octava sinfonía de Beethoven magníficamente , y se re- 
'pitió á instancias del público. Todos los números del 
programa fueron aplaudidos. 

»E1 teatro lleno hasta las ventanas.» 

Ahora veamos lo que dice la misma Corresponden- 
cia del dia 14 del expresado mes y año , al dar cuenta 
á sus lectores del segundo concierto en que tomó 
parte el expresado violinista : «El concierto celebrado 
esta tarde en el teatro del Príncipe Alfonso por la So- 
ciedad que dirige el Sr. Vázquez ha sido un verda- 
dero acontecimiento. 

»La obra de Leo Delibes, Valse lente y Pizzicati de 
Sylvia , ha sido repetida. 

»E1 eminente violinista Sr. Sarasate ha sido objeto 
de entusiastas ovaciones en la interpretación del con- 
cierto (obra 61) de Beethoven, y en la de la fantasía 
en la ópera Fausto , que ha interpretado el célebre ar- 
tista de un modo incomparable. 



^2 . 1.' SEC.-EFEM. — MARZO 10. BERNUT. 

»Los aplausos se han repetido muchas veces , al es- 
cuchar el Nocturno en mi lemol^ de Chopin , ejecutado 
al violin por el Sr. Sarasate, que en esta obra ha des- 
plegado toda la fuerza de sus portentosas facultades. 
El artista ha sido obsequiado con varias coronas , y ha 
merecido la honra de ser llamado al palco por SS. MM., 
quienes le han felicitado. 

»E1 sclierzo de la última sinfonía de Marqués ha sido 
repetido, y llamado su autor al palco escénico. 

»La entrada, un lleno como jamás habíamos visto.» 

Vamos á terminar , debiendo sólo añadir ahora que 
la^'Crónica de la música (Madrid 11 de Marzo de 1880) 
inserta algunos apuntes biográficos de Sarasate, al 
propio tiempo que habla de su mérito artístico , al dar 
cuenta á sus lectores del concierto efectuado el día 7 
del mismo mes y año , de un modo tal , que de seguro 
ha de entusiasmar el orgullo nacional de los españoles. 

(I) Día 10, 1874. Muere en Madrid, á las once y 
tres cuartos de la noche, calle Ancha de San Bernar- 
do, núm. 50, la muy ilustre señora y distinguida afi- 
cionada doña Ignacia Bernuy y Váida , marquesa de 
Orani,etc., etc. Fué excelente pianista y compositora, 
pues su educación musical estuvo á la altura de su 
elevado nacimiento. El dia 23 de Agosto de 1853 se 
cantó en la iglesia de Nuestra Señora de Atocha , én 
Madrid, una Misa de gloria de su composición, á cua- 
tro voces y coro , á toda orquesta , que mereció los elo- 
gios y plácemes de todos los inteligentes , y cuya Misa 
ha sido impresa con todo esmero , y no ahorrando gas- 
to alguno, después del fallecimiento de su autora, por 
mandato de su esposo el señor marqués viudo de Ora- 
ni, para perpetuar la memoria de dicha señora y dar 
á conocer al mundo filarmónico lo muy inteligente que 
fué en la composición, sobre todo en una época en que 
eran muy contadas las damas de la alta nobleza que 



1.* SEC.-KFEM. — MARZO 10. — BERKLY. 93 

se dedicaban á un estudio de suyo tan árido y difícil 
como del que se trata. Esto no obstante, en la Misa de 
que nos ocupamos, si bien se nota poca práctica en 
la orquestación , como es consiguiente en la primera 
obra que de este género escribe todo compositor, tiene 
en cambio trozos de muy buen efecto y dignos de un no- 
table maestro, como igualmente armonías atrevidas que 
en aquel entonces eran muy pocos los que se arries- 
gaban á ponerlas en práctica, y que se podia haberlas 
dado el nombre de armonías del porvenir , como se dice 
hoy dia (Julio 1874) de la música del alemán Wagner; 
lo cual prueba los estudios serios que en dicha mate- 
ria hizo la que motiva estos desaliñados renglones. 
Varias son las composiciones, además de la Misa, que 
ha escrito la señora marquesa de Orani; pero sólo po- 
demos hablar de la que también ha sido publicada por 
el marido de dicha señora con el sencillo título de 
Marcha^ pero que no deja de tener su mérito relativo. 

La señora marquesa de Orani, antes de Campo- 
Alegre, fué herniaua de la excelente aficionada señora 
doña Joaquina (véase el dia 7 de Febrero, 1. 1 , pág. 242 
de nuestro Diccionario), y por consiguiente lucia como 
ésta su privilegiado talento filarmónico en los cele- 
brados conciertos de que damos cuenta en dicho dia 7 
de Febrero. 

Si como dilettante fué muy distinguida y aplaudi- 
da la señora doña Ignacia , como señora en sociedad 
era respetada y querida de cuantos tenían la honra de 
visitarla, pues que reunía á su bellísimo trato y ama- 
bilidad un talento poco común entre las señoras de su 
rango. Desde muy joven tuvo el autor de esta obra la 
envidiable suerte de frecuentar sus reuniones musica- 
les, y por lo tanto pudo apreciar cuánto valía la dama 
y la filarmónica que nos ocupa, y cuyo sentido é ines- 
perado fallecimiento lloran y llorarán su ilustre fami- 
lia y amigos , pero aún más los pobres , á quienes so- 



94 1.* SEC. — EFEM. — MARZO 11. NASSARRE. 

corría con mano pródiga. ¡Que Dios haya recompensa- 
do tantas virtudes! 



Dia 11 , 1664 (1). Nace en Aragón el P. Fr. Pablo 

Nassarre (2), religioso y organista del convento de San 
Francisco el Grande de Zaragoza , recibiendo su edu- 
cación religiosa y musical en otro convento del mismo 
reino. A los veintidós años profesó en el mencionado 
convento de Zaragoza , en donde pasó toda su vida. 
Allí mismo publicó en 1693 un tratado elemental de 
canto-llano, de canto de órgano , de contrapunto y com- 
posición en forma de diálogo, cujo título es: Fragmen- 
tos músicos repartidos en cuatro tratados^ en que se lia- 
llan reglas generales y muy necesarias para canto-llano ^ 
canto de órgano^ contrapunto y composición^ compuesto 
por... etc.: Zaragoza, 1693, en 4." (3). Los capítulos 
concernientes al contrapunto y composición están tra- 
ducidos en gran parte del diálogo de Ponzio (composi- 
tor italiano y didáctico notable) , que no es más que 
un extracto de las Demostraciones armónicas de Zarli- 
no (célebre teórico que nació en 1519 y falleció en 
1590) (4). Una segunda edición de esta obra se hizo 
con algunas adiciones por J. José de Torres , organista 
primero de la Real Capilla de Madrid (5), año de 1700, 



(i) Esta fecha la hemos copiado del mismo documento que la 
de Morales (2 Enero, t. i), y sin responsabilidad por nuestra parte. 

(2) Fetis escribe Nassare. 

(3) La primera edición de esta obra es de i683, en 8.°, publi- 
cada en Zaragoza por Tomás Gaspar Martínez, calle de la Ferré- 
ría, junto al boticario ^de la Cuchillería. No hemos visto edición 
alguna de iGgS. 

(4) No conocemos el Diálogo de Ponzio; pero si es cierto que 
no es otra cosa que un extracto de las Demostraciones arrnónicas 
de Zarlino, podemos asegurar que los Fragmentos de Nassarre 
no tienen relación alguna con aquella obra. 

(5) El Sr. Fetis dice que esta segunda edición fué publicada 
por D. José de Torres , maestro de la Capilla Real de Madrid. 
Cierto es que la segunda edición fué publicada por D. José de 
Torres; pero no era entonces maestro , sino organista primero de 
dicha Real Capilla, como lo dice en la portada de la obra (N. 



1 ." SEC. — EFEM. — MARZO t 1 . — XAS3AERE. 95 

en 4.°, de 288 páginas. Esta misma edición es la que 
cita el P. Martini en la tabla de autores del primer vo- 
lumen de su historia general de la música ; por consi- 
guiente , no anduvo acertado M. Ch. Ferd. Becker, que, 
refiriéndose á un artículo de la Gaceta musical de Leip- 
sik, indica, según el mismo P. Martini, una tercera 
edición del año 1704. 

El P. Nassarre ha escrito una obra más importante 
que la que acabamos de citar ; es un tratado general 
de la música , titulado : Escuela de música según la 
'práctica moderna , dividida en primera y segunda ^¿zr- 
íe; Zaragoza^ 1723-1724, dos volúmenes en folio; el 
primero de 501 páginas, sin contar la dedicatoria, el 
prólogo , la aprobación y el índice , y el segundo 500 
páginas. 

La primera parte del tomo primero está dividida en 
cuatro libros, de los cuales el primero trata del soni- 
do , c[el resultado que produce en los diversos cuerpos 
sonoros, y de sus efectos ; el segundo del canto-llano 
y de su uso en el templo ; el tercero de la música , y 
el último de las proporciones armónicas y de la cons- 
trucción de los instrumentos. La segunda parte del 
segundo tomo se divide también en cuatro libros. El 
primero trata de todas las especies de consonancias y 
disonancias, y de su uso ; el segundo de la variedad 
del contrapunto á dos, tres, cuatro y cinco voces; el 
tercero de los diferentes géneros de composición ; y, 
por fin, el último encierra muchos detalles relativos á 
la enseñanza y á la ejecución. El libro de Nassarre es 
para la música de la tonalidad en la literatura españo- 
la , lo que el de Cerone es para la tonalidad del canto- 



del T.); y nosotros debemos añadir que en esta edición consta 
que el P. Nassarre terminó su obra titulada Fragmentos músi- 
cos en Marzo de i6Si , puesto que obtuvo la licencia para impri- 
rnirla, de su ministro el General de la Orden seráfica de San Fran- 
cisco, Fr. José Ximenez, el dia 9 de Mayo del referido año de 
1 68 1. — Saldoni. 



96 1.^ SEC. EFEM. — MABZO 11. — NASSARRE. 

llano; es decir, una colección completa de todos los 
conocimientos relativos á la ciencia y al arte. (Tradu- 
cido de la Biografía universal de músicos de Fetis.) 
A los antecedentes apuntes biográficos de Nassarre 
añade el Sr. Eslava lo siguiente: «Dos solas noticias 
tenemos que añadir alas que nos da M. Fetis : primera, 
que el P. Nassarre fué ciego de nacimiento, como se ve 
en la dedicatoria de la Escuela música que en nom- 
bre del autor hace el P. Guardian al arzobispo de Zara- 
goza, cuando le dice: Un liijo de mi gran Padre San 
Francisco escribe esta Escuela música, al que for ciego 
desde la cuna manudece sy, prelado á los pies de V. S. /. - 
la segunda, es que el feliz éxito que tuvo la publica- 
ción de la Escuela música en 1723 fué la que motivó 
la edición de 1724, que se hizo en la misma capi- 
tal (1).» (Copiado de la Gaceta Musical de Madrid del 
dia 18 de Febrero de 1855, año primero, núm. 3, pági- 
nas 20 y 21.) A las noticias que preceden del P. Nassarre 
vamos á añadir algunas otras que hallamos en el manus- 
crito del Sr. Pérez, y son que «fué muchos añus orga- 
nista en su convento de Zaragoza, y entre los varios 
discípulos buenos que le honran debe citarse á D. Joa- 
quin Martinez de la Roca (Catálogo), organista de la 
catedral de Toledo por los años de 1720 , y del cual 
aún quedan recuerdos en aquella ciudad. El P. Nas- 
sarre escribió también diferentes obras de música de 
iglesia para voces con acompañamiento de violonchelo 
y contrabajo, délas cuales hemos visto algunas, y 
asimismo compuso varios versos para órgano...» 

En El Pasatiempo musical^ Madrid, Febrero de 
1851, entrega 30 del texto, páginas 118 y siguiente, 
se hallan los apuntes biográficos del P. Nassarre, co- 
mo también en el Diccionario técnico^ liistórico y lio- 



(i) Nosotros poseemos el primer tomo de la edición de 1724, 
pues el segundo se nos ha extraviado por haberlo prestado y na 
recordar á quién. — Saldoni. 



I." SBC.-EFliM. — MAKZO II. — VELDROF. — BLANCO. '.'i7 

gráfico de la música ^ páginas 291 y siguiente: Ma- 
drid, 1868. 

(I) Día 11, 1791. Es bautizado en la capilla del 
real palacio de Aranjuez D. Luis Veldrof y Plaza. (Véa- 
se el dia 22 de este mes.) Fué uno de los violinistas 
más acreditados que habia en Madrid y que gozó de 
mucha reputación entre sus contemporáneos, siéndolo 
asimismo de la Real Capilla, cuya plaza juró el dia 31 
de Julio de 1814. Tuvo algunos discípulos de violin 
que le dieron mucha fama. Si como artista era muy 
. distinguido , no lo fué menos como hombre privado, 
tanto por su extremada honradez y bellísimo carácter, 
como por su modestia y excelente amigo. 

(I) Diall,lSOO. Nace en Madrid, siendo bauti. 
zado en la parroquia de San Luis , el acreditado pia- 
nista compositor D. Manuel Blanco Camarón. (Véase 
el dia 30 de Diciembre.) A la edad de ocho años prin- 
cipió el estudio del solfeo con el Sr. Sardina, y después 
el piano con el P. Fr. Ensebio Cruz (Catálogo), orga- 
nista del convento de Atocha , al propio tiempo que 
aprendía el latin y todo lo concerniente á la enseñan- 
za primaria con los Padres Escolapios de San iVntonio 
Abad. No sabemos quién sería su maestro de compo- 
sición; pero sí podemos afirmar, puesto que Blanco 
nos dispensaba su amistad, que compuso algunas pie- 
zas concertantes para piano y orquesta que fueron 
muy celebradas , entre las cuales h^abia una sobre el 
tema ó motivo de la Caclmclia, que dedicó á Fer- 
nando VII, y que habiéndole gustado mucho á este 
Soberano , ofreció á su autor , que entonces sólo con- 
taba catorce años de edad , la plaza en su Real Capilla 
que él quisiera , »pero que rehusó por modestia y su 
natural desinterés. En 1824 pasó á París , donde llamó 
extraordinariamente la atención por su brillante eje- 

TOMO II. 7 



98 [.' SEC. — EFEir. — MA.UZO 11.— CASTELL. 

cucion y facilidad en tocar á primera vista , ó de re- 
pente, cuanto se le presentaba, improvisando además 
una pieza sobre cualquier motivo dado. A su vuelta á 
Madrid ( 1827) contrajo matrimonio con una señorita 
discípula suya, hija de un comerciante, con quien vi- 
vió siempre con la más grata satisfacción. En 1836 
le atacó una penosa y larga enfermedad al hígado, que 
fué la causa de su muerte, dejando sumidos en el ma- 
yor desconsuelo á su esposa y dos niñas , y á cuantos 
tenian la satisfacción de tratarle y de ser su amigo, 
como lo éramos nosotros, no sólo por sus virtudes 
como hombre en sociedad , si que también como nota- 
ble músico. 

Día 11, 1819. Nace en la villa de Esparraguera, 
diócesis de Barcelona , el Sr. D. Antonio Castell de 
Pons. Después de los estudios que hizo en las Univer- 
sidades de Gervera y Valencia , se graduó en esta ciu- 
dad en 1839 de licenciado en leyes , dedicándose al 
propio tiempo al cultivo de la música , tomando parte 
en los conciertos del Liceo Valenciano, en donde ob- 
tuvo infinitos lauros. En 1840 pasó á Madrid con el fin 
de ejercer la abogacía, y después de haberse incorpo- 
rado al Ilustre Colegio de abogados de la corte , y en 
atención á los acontecimientos políticos, se dedicó 
por completo al estudio de la música. En 1842 cantó 
en el Liceo de Madrid la Norma con la Montene- 
gro (29 Abril), y después el Barlero de Sevilla y el 
Ótelo, con la Paulina García Viardot , en presencia de 
toda la corte , con un resultado sumamente lisonjero. 
En 1843 regresó á su país, en donde obtuvo un cargo 
político, que bien pronto renunció á él por los muchos 
disgustos que le ocasionó. En Noviembre de 1845 pasó 
á París, donde contrajo amistad con el célebre baríto- 
no Ronconi , quiej.i presentó á Castell en varios círcu- 
los filarmónicos de la buena sociedad parisiense, en 



1/ SEC. — EFEM.— MARZO 11. — CASTELL. 99 

la que obtuvo muy brillante éxito. Después pasó á Mi- 
lán, y aquí recibió lecciones del maestro Lamperti, 
siguiendo los consejos de Rubini, que le decia que la 
escena es el mejor maestro 'para un cantante. En Julio 
de 1846 dehitó en el teatro de Alejandría, en el Pia- 
monte, con el nombre ó pseudónimo de Palma., con la 
ópera I falsimonetari, obteniendo un grande éxito. 
Este triunfo proporcionó á Castell el ser contratado en 
el teatro ducal de ^Parma, donde cantó veinte y seis 
noches el Hernani., de Verdi, con la célebre Barbieri- 
Nini. Después pasó sucesivamente ai teatro de Apolo 
enVenecia, á Udine, volviendo á Venecia ; luego en 
Róvigo, en el gran teatro de la Fenice de Venecia. En 
1848 fué á Barcelona, en donde cantó en el gran 
teatro del Liceo el papel de ToAma de la Gemma di 
Vergi^ causando un verdadero entusiasmo y frenesí... 
Estos breves apuntes los liemos extractado délas 
biografías de los músicos más distinguidos de todos 
los países publicadas por La España Musical^ bajo la 
dirección de D. Antonio Fargas y Soler, tomo i, pági- 
nas 359 y siguientes; Barcelona, 1866. Ahora nos- 
otros nos vamos á tomar la libertad de añadir dos ren- 
glones á la honrosa y brillante biografía de nuestro 
amigo el Sr. Castell, diciendo que si él hubiese ac- 
cedido á nuestros ruegos y deseos, que eran los de 
todos los amantes de nuestras glorias musicales, se 
hubiese inaugurado la ópera española en el Liceo de 
Madrid en la primavera de 1845, pues para él escri- 
bimos la parte de primer tenor en la ¿titulada Boal)- 
dil (1) ; pero de nada sirvieron ni nuestra amistad , ni 
mucho menos nuestros ruegos, porque el Sr. Castell, 
que se hallaba en Barcelona, nos impuso una condi- 
ción para venir á la capital de España á ¡inaugurar el 



(i) Véanselas páginas 63 y 64 del t. i de nuestro Diccio- 
nario, en que se dan noticias de esta ópera. 



100 1.' SEC. — EFEM. MAJRZO 11. — ARIBAU. — MELFA. 

citado espectáculo, que no estaba humanamente en 
nosotros poderla conceder; pero sí le escribimos ^W(?- 
era casi seguro y más que prolalle el que se efectuaran 
sus deseos si cantaba la referida ópera con el buen 
éxito que era de esperar de su fama... Recordamos, sí, 
que le ofrecimos nuestra humilde morada y nuestra 
pobre mesa, que no se dignó admitir, y por consi- 
guiente destruyó por complelo todas nuestras funda- 
das esperanzas de inaugurar en aquel entonces (1845), 
pues que contábamos con elementos dignos para ello,, 
la verdadera ópera española, toda ella cantada y nada 
hablada, al estilo y según las óperas italianas, modela 
de buen gusto. 

(N. I) Día 11, 1858. Nace en Madrid doña Rita 
Aribau de Teran. En Setiembre de 1867 fué matricu- 
lada como alumna del Conservatorio de música en la 
clase de solfeo de D. Juan Gil, y en los concursos pú- 
blicos efectuados en dicho establecimiento en Junio 
de 1870 obtuvo el primer premio en la expresada clase 
de solfeo. 

(I) Día 11, 1861. Muere en Madrid, á las siete de 
la mañana, calle de Valverde, núm. 3, el sabio maes- 
tro y presbítero D. Lorenzo Eoman Nielfa. (Véase el 
dia 9 de Agosto.) A pesar de honrarnos hacía muchos 
^ños con la amistad del Sr. Nielfa , jamás nos quiso 
dar ningún apunte biográfico suyo, por más que se lo 
rogamos varias veces, y sólo pudimos obtener la fecha 
de su nacimiento al publicar las Efemérides ; pero con 
la precisa condición de no poner en su elogio ni una 
solafolabra^ pues siempre nos recordaba el proverbio 
latino: «A los hombres no se les debe alabar, si es que 
lo merecen, hasta después de muertos.» Este era su 
carácter, humilde y modesto cual ningún otro, no obs- 
tante la gran fama que gozaba como profundo y sabio 



1." SEC. — EFEM. — MAHZO 12. — CHABQüES. — MATEU. ÍOI 

maestro. Casi toda su vida lo fué de las monjas de la 
Encarnación de Madrid. El Sr. Nielfa ha escrito mu- 
cha música religiosa durante su larga vida artística, 
y toda ella , si bien no participa , en lo general , de 
aquellas melodías que cautivan la atención del audito- 
rio desde el momento de ser oidas, en cambio hay en 
sus obras la severidad religiosa, al mismo tiempo que 
demuestran en su autor el gran saber y profundos co- 
nocimientos en la armonía y contrapunto, etc. , etc., 
de que estaba adornado. Nosotros habíamos visto dife- 
rentes veces su excelente biblioteca musical, que con- 
tenia muchas y estimables obras religiosas, escritas 
por maestros acreditados del siglo xvii y xviir, y tam- 
bién casi todas las de su composición , cuya biblioteca 
tenemos entendido que pasó al monasterio de las mon- 
jas de la Encarnación de Madrid, de donde había sido, 
como queda dicho, por muchos años maestro él señor 
Nielfa, pues parece que en su ma^'^or parte pertenecía 
dicha biblioteca al referido monasterio. 

(N. I) Dia 12, 1823. Nace en Alicante D. José 
Charques y Esplá. El dia 1." de Agosto de 1860 estaba 
en la citada ciudad de músico mayor de un regimiento. 

(N. ) Dia 12, 1849, Nace en Palma de Mallorca don 
Francisco Mateu, conocido en el mundo musical por 
Francisco Uetam. Después de los primeros rudimen- 
tos de la música, y habiéndole oído el maestro Gou- 
la (29 de este mes) cantar en una sociedad particular 
en Barcelona, en cuya época contaba el Sr. Mateu 
diez y ocho años, le aconsejó que se dedicara á la car- 
rera teatral; y aceptado el consejo por el joven di- 
lettante^ recibió desde luego las lecciones de canto 
durante cuatro años que le dio el Sr. Goula , al cabo 
de los cuales vio el maestro recompensados sus afanes 
con la aplicación y aprovechamiento de su discípulo. 



102 l.'SEC. — EFEM. — MARZO 12. — MATEU. 

El año 1870 dehvÁó el novel artista , cuya voz es de 
bajo cantante, en el teatro Principal de Palma de Ma- 
llorca con la ópera Linda, dirigida por su distinguido 
maestro. El éxito superó á las esperanzas que de él se 
hatian concebido, pues salió airosísimo. Siguió luego 
representando El Trovador^ La Favorita^ Lucia ^ He- 
irea^ Hugonotes^ Guillermo Tell^ y en todas ellas, y 
sin embargo del ímprobo trabajo que se impuso, salió 
brillantísimo de su cometido. De Palma pasó á Barce- 
lona (Circo barcelonés), donde fué acogido con igual 
entusiasmo en Los Puritanos y la Lucia. 

De Barcelona marchó á las islas Canarias, donde 
dejó gratísimos recuerdos en la Lucrecia, Fausto^ Hér' 
nani, Norma y Barlero., y obtuvo señalados triunfos, 
lo mismo en la Gran Canaria que en Santa Cruz de Te- 
nerife. Regresó á Barcelona para cantar en Novedades,, 
luego en el Principal y más tarde en el Gran Teatro de 
Cádiz; posteriormente en Alicante, Mallorca y Valen- 
cia (teatro Principal), y últimamente en nuestro gran 
teatro del Liceo, donde ha tenido dos años de reconfer- 
r/ia. Para no prolongar estos apuntes y no repetir lo que 
ya dejamos apuntado, hemos omitido las ovaciones de 
que ha sido objeto este notable cuanto laborioso artis- 
ta, consignando solamente que recibió proposiciones 
de los principales teatros de Europa , pero que ha des- 
echado por asuntos de familia. 

Si en el Fra-Dicwolo se ha presentado como cum" 
plido cantante y excelente actor, en el Fausto ha puesto 
en evidencia sus dotes de consumado artista, y el sello 
á la fama justa que goza en las principales capitales 
de España. Nosotros, al dedicarle estas líneas con mo- 
tivo de su beneficio, enviamos también un recuerdo á 
su ilustre maestro el Sr. Goula , actualmente en San 
Petersburgo. (Tomado del Correo de Teatros de Barce- 
lona , del dia 4 de Marzo de 1876. ) 



í.' SEC. — ErLM. — MARZO 12. — BHOS. 103 

Dia 12, Í852. Muere en Oviedo el célebre maestro 
de capilla D. Juan Bros. (Véase el dia 12 de Mayo.) 
Fué niño de coro en la catedral de Tortosa , y desde 
allí pasó á Barcelona con objeto de estudiar la compo- 
sición con el sabio maestro Queralt (28 Febrero, t. i.) y 
otros notables maestros. Su gran disposición la demos- 
tró bien pronto haciendo, pocos años después, oposición 
al magisterio segundo de la capilla de Santa María del 
Mar de Barcelona, con la cual fué agraciado, é igual- 
mente á la plaza de organista de la iglesia de San Se- 
vero de la misma ciudad, la que también obtuvo. Ganó 
por oposición en 1807 la plaza de maestro de capilla 
de la catedral de Málaga , no obstante de haber concur- 
rido diez y nueve opositores , entre los que se conta- 
ban algunos de gran nombradía, y cuyo magisterio 
renunció sin siquiera tomar posesión , por haber pa- 
sado un año antes á desempeñar el de la catedral de 
León. En 1815 fué nombrado Bros maestro de la santa 
iglesia de Oviedo, por muerte de D. Juan Pérez;; pero 
también la renunció, como hizo con la de Málaga. Por 
fin, en 1834 obtuvo igualmente por oposición el ma- 
gisterio de la expresada catedral de Oviedo, cuyos ejer- 
cicios versaron sobre puntos dificilísimos , que fueron 
encomendados al célebre organista y sabio compositor 
D. Juan Escalona. Son innumerables sus obras; pero 
creemos que las mejores son tres Misereres y Lamenta- 
ciones, compuestas en León , el Te Dev/m^ Oficio de di- 
funtos^ otro Miserere escrito en Oviedo , con muchas 
Misas y salmos que dio á luz en una y otra catedral. Su 
biografía se ha publicado en la Gaceta musical de Ma- 
drid del dia 2 de Marzo de 1856, año segundo, núm. 9, 
páginas 67 y 68. 

El Sr. Fetis, en el tomo ii, pág. 81, de la Biografía 
universal de músicos , París, 1861, inserta algunos apun- 
tes biográficos de Bros, y lo mismo hacen el Dicciona- 
rio técnico-histórico-Uográfico de la música^ Madrid, 



104 1.' SEC— EFJiM. — MARZO 12, ORFILA. — 13, BiREDAS. 

1868, pág. 72, j las Biografías de los músicos más dis- 
tinguidos d^ todos los países, publicadas por La Fspaña 
Musical, bajo la dirección de D. Antonio Fargas y 
Soler, Barcelona , 1866 , pág. 272. 

(=) Día 12, 1835. Muere en París el célebre mé- 
dico y eminente químico D. Mateo José Buenaventura 
Orfila, distinguido cantante aficionado. (Véase. el día 
24 de Abril.) En las ¿escenas contem'poráneas , tomoiii, 
pág. 446 y siguientes, publicadas en Madrid por nues- 
tro muy querido amigo el distinguido escritor señor 
D. Manuel Óvilo y Otero, se halla muy extensamente 
la biografía de este insigne dilettoMte; y para dar nos- 
otros una pequeña idea del gran mérito de este can- 
tante, vamos á copiar un solo párrafo de dicha biogra- 
fía. En una de las principales reuniones de París rogó 
á Oxfila un español amigo suyo que cantara , y lo hizo 
éste, haciendo oir uno de los trozos más difíciles y 
más admirados de la ópera 11 matrimonio segreto, de 
Gimarosa; después de lo cual dice el autor de la bio- 
grafía lo siguiente: «Fué un verdadero golpe teatral. 
Voz, método , ligereza , fuerza, gracia, elegancia, 
adornos, expresión, todo era perfecto, maravilloso, 
increíble en el ejecutante. Nunca la suave melodía de 
dimarosa se habia visto más dulcemente interpreta- 
da. . . Jamás la música en sí misma habia producido 
nada más delicioso, más simpático, más encantador. 
En medio de una salva de aplausos , se levantó el ami- 
go, corrió hacia Orfila, y le dijo : «¡Jamás se ha can- 
»tado mejor , ni se cantará esta pieza como V. lo ha he- 
>/cho, Sr. Orfila! » . 

(I) Dia 13, 1804. Nace en Antequera D. Manuel 
Beredas , cuyo apellido se puso equivocado en las 
Efemérides de músicos que dimos á luz en 1860, po- 
niendo Anieq.uera en vez de Beredas. Á la edad de 



1." SEC. — EFEM. — MAUZO 13. — BERNUY. 1 0!j 

cinco años entró de niño de coro en la colegiata de di- 
cha ciudad de Antequera, hasta Octubre de 1816, que 
pasó á ser seise de la catedral de Toledo. En 1823 es- 
tuvo en Madrid con objeto de ser oido por D. José 
Lidon (11 Febrero, t. i), maestro de la Real Capi- 
lla , quien efectivamente le oyó, estando presentes don 
Francisco Eosquellas (9 Agosto), D. Domingo An- 
drés (14 Enero, t. i) y D. Manuel Alvarez (16 Abril), 
violin , contralto y tiple de la misma Capilla , los 
cuales se interesaron para que el Sr. Beredas per- 
teneciera asimismo á la citada Real Capilla , si bien 
por entonces no pudo tener lugar. En 1824 el cabildo 
de Toledo le asignó 10 rs. diarios, cuyo sueldo le ofre- 
ció aumentar cada año , previo informe del maestro de 
capilla ; pero en Setiembre de 1825 fué llamado por el 
cabildo de Santiago , en vista de los buenos informes 
que de Beredas habia dado el Sr. Lidon; y, efectiva- 
mente, en Mayo del año siguiente pasó á ocupar en 
esta catedral la plaza de tiple, que desempeñó hasta 
Mayo de 1829 , desde donde marchó á Madrid á hacer 
oposición á la de la Real Capilla , que obtuvo y juró el 
dia 3 de Junio de 1830 , y que siguió desempeñando 
hasta 1834, en que fué separado por causas que no son 
de est^ lugar, juntamente con casi todos los músicos 
y salmistas de la misma Real Capilla, hasta el número 
de 56 , y cuyos nombres con sus apellidos y demás 
pormenores se hallan consignados en \d. Historia de la 
música es'pafiola por el Sr. Soriano Fuertes, en su 
tomo IV, pág. 306 y siguientes. Desde el citado año 
de 1834 hasta Diciembre de 1868 se hallaba el Sr. Be- 
redas haciendo la vida campestre y retirada en San- 
taella (Andalucía). 

(N. *) Dia 13, 1807. Nace en Madrid la excelentí- 
sima señora doña María déla Soledad Bernuy y Váida, 
duquesa de Híjar. (Véase el dia 3 de Enero en este 



106 1." ¡^KC. — EFEM. — NÍMiZO J3. — -¡«ERR.VNO. 

tomo. ) Fué su maestro de solfeo y de piano nuestro 
excelente amigo el inteligente y modesto D. Francisco 
Villalba {8 Mayo), y de arpa el bajo caricato don 
Juan Bautista Rossi, habiendo llegado la señora du- 
quesa á tocar en los famosos conciertos que daban sus 
ilustres padres, nuestros buenos amigos los excelen- 
tísimos marqueses de Valparaíso , piezas de gran difi- 
cultad, así á solo como á dúo, tanto en el piano como 
en el arpa. (Véase sobre estos conciertos el dia 7 de 
Febrero, tomo i, pág. 242, de nuestro Diccionario.) 

Como aficionada música, en verdad que era una de 
las más afamadas que contaba la Grandeza de España ,- 
pues, sobre todo en el arpa , no conocía en su tiempo 
rival que la aventajara; y así es que en los conciertos 
que daban sus señores padres era quizá la que más 
realce daba en ellos. 

(N. I) Dia 13, 1850. Nace en Vitoria D. Emilio 
Serrano y Euiz. El dia 1." de Setiembre de 1858 fué 
matriculado en la clase de solfeo del Sr. Espin, como 
alumno del Conservatorio, y en 1868 en la de armonía; 
habiendo sido tal su aplicación, que en los concursos 
públicos celebrados en dicho establecimiento ha obte- 
nido tres primeros premios, y todos por unanimidad de 
votos, cuya circunstancia son rarísimos, éntrelos mu- 
chos discípulos que cuenta esta escuela , los que pue- 
dan reuniría. En Junio de 1866 obtuvo el de armonía^ 
siendo discípulo de D. José Aranguren (25 Mayo). En 
el citado mes de 1868, el de piano, como alumno del 
Sr. Zabalza; y en el propio mes de 1870, el de compo- 
sición, habiendo sido su maestro el Sr. Arrieta (21 
Octubre); con la particularidad de que, siendo cinco los 
concurrentes á la composición para obtener el premio, 
todos cinco lo alcanzaron, perteneciendo á la clase 
del indicado Sr. Arrieta ; pero sólo á Serrano se le acor- 
dó por unanimidad^ como ya queda dicho que se le con- 



[.' 9EC. — EFEM. — MAUZO 13. — VARÓ. — MOBENTE. 107 

cedieron también los otros dos premios primeros. Este 
aplicado y estudioso joven ha escrito varios juguetes 
para piano , entre ellos alguna música para baile^ 
que se ha impreso. Confiamos que ahora no se dormirá 
sobre los primeros lauros recogidos, y que ambicio- 
nará aún otros mayores, que sin duda con su aplica- 
ción obtendrá (1). El 15 de Enero de 1878 fué nombrado 
profesor auxiliar de la clase de solfeo en la Escuela na- 
uonal de música^ con el sueldo anual de mil pesetas. 

(N. I) Día 13, Í856. Muere en Madrid el joven y 
distinguido pianista D. Vicente María de la Concepción 
Varó y Linares. (Véase el día 8 de Diciembre.) Fué un 
discípulo de los más aventajados de nuestro Conser- 
vatorio, y de grandísimo porvenir artístico, pues á 
pesar de contar el dia de su fallecimiento sólo vein- 
tiún años, tres meses y cinco dias de edad, era repu- 
tado por uno de los mejores pianistas de Madrid ; por 
lo que nada tiene de particular que su temprana muer- 
te fuese tan vivamente sentida y llorada por sus pro- 
fesores y condiscípulos, al ver en él, cortada al nacer 
por la inexorable Parca , una rica , hermosa, lozana y 
magnífica flor. En el Conservatorio, además de haber 
asistido el joven y malogrado Varó á la clase de piano, 
en que tanto progresó y se distinguió , siendo matricu- 
lado en ella en Diciembre de 1848, concurrió asimismo 
á la de solfeo y composición, ingresando en ésta en 
Enero de 1850, y en aquélla en Octubre de 1848. 

(N. I) Dia 13, 1860. Nace en Sevilla doña Pilar 
Morente y González. En Octubre de 1870 fué matricu- 
lada como alumna de la Escuela nacional de música en 
la clase de piano, y en los concursos públicos de esta 



(i) Efectivamente; en Noviembre de 1879, presentó una ópera 
al Teatro Real, que , aprobada por un jurado nombrado por el 
^Gobierno, no sabemos por qué no se ha cantado ya.... 



108 1/ SKC. — EFEM. — 'MARZO l:j, CRUZ. — OUDRID. — 14, CASADO. 

enseñanza efectuados en el mismo establecimiento en 
Junio de 1878 obtuvo el primer premio, siendo su pro- 
fesor el Sr. MendizábaL 

(N. I) Dia 13, 1863. Nace en Madrid la señorita 
doña Matilde de la Cruz y López. Fué matriculada en la 
Escuela nacional de música el dia 1 .°de Octubre de 1876 
en la clase de solfeo , y en los concursos públicos de 
dicha enseñanza efectuados en el expresado estableci- 
miento en Junio de 1880 obtuvo el primer premio, 
siendo discípula del Sr. Pinilla. 

Dia 13, 1877. Muere en Madrid el popular y dis- 
tinguido compositor y director de orquesta D. Cristó- 
bal Oudrid y Segura. (Véase el dia 17 de Febrero, 
tomo I .) Toda la prensa de Madrid , y también del resto 
de España, se lamentó de la gran pérdida que el arte 
músico español acababa de experimentar con la muerte 
inesperada de Oudrid, autor de muchas zarzuelas de 
reconocido mérito, y que obtuvieron extraordinario 
éxito en todos los teatros de nuestra nación. Entre las 
varias necrologías que se publicaron á raíz de la muerte 
de nuestro querido amigo Oudrid , debemos citar muy 
particularmente la que insertó La Correspondencia de 
Es'paña el dia 15 de Marzo de 1877 , escrita por nues- 
tro queridísimo amigo el ilustre compositor escritor 
músico Sr. Asenjo Barbieri, pues da á conocer, no sólo 
las zarzuelas de su compañero Oudrid , si que también 
su laboriosidad y la popularidad de que gozaba. Nos- 
otros, que fuimos los primeros en conocerle y prote- 
gerle cuando vino á Madrid, según decimos en el 
tomo I de nuestro Diccionario, pág.241, tuvimos gran 
pesar al saber su fallecimiento, y así se lo manifesta- 
mos á nuestros más íntimos amigos. 

(N. I) Dia 14, 1831. Nace en Gogolludo (Guadala- 



1.' SEO. — EFEM. — MAllZO 14. — FERNANDEZ CABALLERO. 109 

jara) D. Jopé Casado. Estudió el piano con D. Francisco 
Villalba (8 Mayo), y la armonía y composición con 
D. Indalecio Soriano Fuertes (21 Noviembre). En 29 
de Noviembre de 1853 fué nombrado profesor de mú- 
sica y organista del real colegio de Niñas de Loreto, 
y en 1.° de Octubre de 1876, de piano del de Niñas de 
Leganés en Madrid. Ha escrito varias obras religiosas 
y profanas , habiendo sido una de éstas premiada en 
el certamen efectuado en Guadalajara en Noviembre 
de 1876. 

Día 14, 1835. Nace en Murcia D. Manuel Fernan- 
dez Caballero. Después de haber aprendido los princi- 
pios de la música en su ciudad natal , vino á Madrid y 
entró en el Conservatorio , donde.estudió la armonía 
con el distinguido maestro D. Indalecio Soriano Fuer- 
tes , y luego el contrapunto y fuga con el no menos 
distinguido D. Hilarión Eslava. En el concurso de 1857 
obtuvo el primer premio de composición. Sin embar- 
go, cuatro años antes, esto es, en 1853, hizo ya opo- 
siciones al magisterio de la capilla de Santiago de 
Cuba, y obtuvo el primer lugar por unanimidad de 
los censores ; pero no se le confirió la plaza por su cor- 
ta edad, pues sólo tenía diez y ocho años. Fernandez 
Caballero compuso la música de varias zarzuelas, de 
las cuales algunas alcanzaron buen éxito, como Juan 
Lanas ^ La Jardinera^ El Vizconde de Letorieres^ El 
Cocmero j Frasquito. También compuso varias obras 
religiosas, algunas de un mérito bastaiite notable. 
(Copiado de las Biografías de los nvúsicos wÁs distin- 
guidos de todos los 'países^ publicadas por La España 
Musical^ bajo la dirección de D. Antonio Fargas y 
Soler; tomo ii, pág. 208.) A los anteriores apuntes 
debemos añadir que el Sr. Fernandez Caballero ingre- 
só como alumno del Conservatorio el dia 8 de Setiem- 
bre de 1850, y que el primer premio de composición 



lio i.* SEC— EFEM. — MA.HZÜ 14. — ESTEBAN. 

lo obtuvo en los concursos públicos de dicho estable- 
cimiento en 1856, y no en 1857, como se dice más ar- 
riba; y en cuanto á que el Sr. Fernandez Caballero 
diera lección de armonía con nuestro ilustre amigo el 
distinguido Sr. D. Indalecio Soriano Fuertes, sería 
particularmente en su casa, y no en el Conservatorio; 
pues si bien el Sr. Soriano fué adicto facultativo de la 
indicada Escuela, no recordamos, á pesar de haber 
sido el autor de esta obra treinta y ocho años cum- 
plidos profesor del ya mencionado Conservatorio, y 
desde su fundación, que el expresado Sr Soriano Fuer- 
tes desempeñara jamás clase alguna oficial en el repe- 
tido establecimiento. Hoy dia (Julio de 1879) son mu- 
chísimas las zarzuelas que el Sr. Caballero ha com- 
puesto, y casi todas ellas con éxito extraordinario. 
También ha compuesto mucha música sagrada. 

(N. I) Bia 14 , 1841. Nace en Salamanca doña Ma- 
tilde Esteban y Vicente. Principió el solfeo en dicha ciu- 
dad en la Sociedad artística de la Union , con el maes- 
tro D. Benito Rodríguez, cuyos estudios los efectuó 
desde 1850 al 1854, con los métodos más conocidos en 
España y en el extranjero, obteniendo en todos los exá- 
menes la nota á& sobresaliente ^ y además del primer 
premio la distinción de ser declarada sócia de mérito. 
También acordó la misma Sociedad hacer una función, 
como efectivamente se verificó, para beneficio de la 
señorita Esteban, á fin de que pudiera pasar al Con- 
servatorio de Madrid á continuar sus estudios musi- 
cales, y en cuyo establecimiento fué admitida y ma- 
triculada en la clase del Sr. Valldemosa el dia 6 de Se- 
tiembre de 1854, en la cual permaneció hasta Junio 
de 1860. La señorita Esteban asistió también á las 
clases siguientes del Conservatorio : solfeo , acompaña- 
miento, armonía , declamación é italiano , y en los con- 
cursos públicos de canto efectuados en Junio de 1857 



1." SliC. — EFLM. — MARZO 14, MARlÁTECtUI. lll 

obtuvo el primer accésit. En 1859 , y cuando todavía 
asistía á las clases del Conservatorio , hizo su primera 
salida, como tiple principal, en el teatro de la calle de 
Jovellanos , en Madrid , con la zarzuela en un acto El 
estreno de un artista; y en vista de la buena acogida 
que la dispensó el público , la empresa la escrituró por 
cuatro años ó temporadas seguidas. Después siguió 
cantando , pero siempre como primera , en los Sitios 
Reales, en los principales teatros de Salamanca, Cá- 
diz, Málaga (Príncipe Alfonso), Sevilla (San Fernan- 
do), Bilbao, Valladolid (Calderón), Barcelona (Santa 
Cruz), y Circo de Madrid, habiendo obtenido varios 
regalos en los diversos beneficios que ha tenido , entre 
los que sabemos hay dos coronas de plata. Al escri- 
bir estos renglones (Mayo 1868) estaba escriturada 
en el teatro de la calle de Jovellanos de Madrid. 
Igualmente ha cantado en leí Sociedad de la Union de 
Salamanca varias piezas en italiano, entre las que 
recordamos la cavatina de £Jl Barlero de Sevilla: ima 
mee foco fá. 

La fecha del nacimiento de la Esteban consta en 
los papeles de la Sociedad de socorros mutuos y en su 
partida de bautizo que estaba en el Conservatorio. 

(I) Dial4, 1859. Muere en Madrid, calle de la 
Visitación, núm. 4, la más celebrada cantante aficio- 
nada señora doña Concepción Mariátegui de Goya. Fué 
discípula ue canto de nuestro ilustre amigo el caba- 
llero Reart (6 Abril), y una de las primeras y más afa- 
madas filarmónicas de la alta sociedad madrileña, por 
los años de 1835 y siguientes , cuya voz de medio tiple 
acontraltado era sorprendente , tanto por su gran can- 
tidad como por su mucha pastosidad y buen timbre, 
reuniendo , ademas de su hermoso y simpático perso- 
nal, tal expresión y sentimiento, que entusiasmaba á 
cuantos tenían el placer de oírla. 



112 1.* SEC.-EFEM. -MARZO 15, LL0RENS.-GUEMBE.-16, CASTILLO. -PADILLA . 

Dia 15, 1827 (1). Nace en Barcelona D. Pedro 
Nolasco Llorens, primer bajo de óperas italianas en 
los principales teatros de España y del extranjero, ha- 
biendo cantado las obras de más fama de los primeros 
maestros con los cantantes más acreditados de Europa, 
y cuyos pormenores poseemos nosotros , pero que por 
su mucha extensión nos vemos precisados , con mu- 
cho disgusto , á no insertarlos , que en verdad dan una 
prueba evidente de lo mucho que ha estudiado y en- 
tusiasmado en todos los teatros de dentro y fnera de 
España en que ha cantado el Sr. Llorens. 

(N. I) Bia 15, 1855. Nace en Madrid D. Raimun- 
do José Guembe y Echani. En Setiembre de 1866 fué 
matriculado como alumno del Conservatorio en la cla- 
se de solfeo , en cuya enseñanza obtuvo el primer 
premio en los concursos públicos efectuados en el pro- 
pio establecimiento en Junio de 1869, siendo su pro- 
fesor D. Justo Moré. 

(*) Dia IG, 1800. Muere en Burgos el célebre vio- 
linista D. Juan Castillo , natural de Lugo. 

(N.) DJa 16, 1834. Nace en Murcia D. Mariano 
Padilla. Sus padres , D. Antonio y doña Manuela Ra- 
mos, por su buena posición, pudieron darle una esme- 
rada educación. Mientras asistía á las aulas de filo- 
sofía en su ciudad natal, estudiaba también por afición 
los rudimentos de la música. Enviado á Madrid para 
seguir la carrera de abogado , su alma de artista le hizo 
abandonar tales estudios para dedicarse á la carrera 
teatral. En Mayo de 1855 fué admitido como alumno 
de canto en la clase del autor de esta obra, y á los dos 
meses escasos, esto es, el dia 2 de Julio, tomó parte 

( 1 ) En las Efemc'i'ides de músicos españoles se puso , por error 
de imprenta , 1826. 



1." SEC. — EFEM. — MAUZO 16. — PADILLA. 113 

en un gran concierto que se dio en el mismo Conserva- 
torio, cantando la romanza del Furioso, Raggio cVamor 
"parea, de un modo que llamó la atención de cuantos 
asistieron á él, en términos que los periódicos se ocu- 
paron del Sr. Padilla muy lisonjeramente para él, pues, 
entre otros, recordamos que dijo El Correo Universal 
del 4 de Julio de 1855, al hablar de la expresada fun- 
ción, lo siguiente : «Terminaremos esta ligera reseña 
(la del concierto) mencionando la extensa voz del se- 
ñor Padilla , joven barítono que sólo lleva un mes de. 
escuela y que nos inspira grandes esperanzas si conti- 
núa aprovechándose así de las lecciones del Sr. Sal- 
doni.» Después de haber estado dos meses en el Con- 
servatorio , dio lecciones en Madrid con el barítono 
Beneventano , y marchándose posteriormente á Flo- 
rencia, tuvo por maestro al distinguido Mabellini. Al ■ 
propio tiempo que el Sr, Ronconi, Sebastian, le ense- 
ñaba la declamación, siendo tantos sus progresos, que 
fué escriturado para tomar parte en las fiestas que en 
Pistoya se hicieron en honra á Alfieri. 

Desde esta época principió su carrera teatral de un 
modo tan brillante, que en muy pocos años se dio á 
conocer en todos los primeros teatros de Europa , in- 
cluso el Real de Madrid, Brasil, Rio Janeiro , Méjico, 
Nueva York, y siempre acompañado de los primeros 
cantantes del mundo filarmónico , y en todo género de 
óperas de los grandes maestros ; Un hallo in mascJiera 
y La forza del destino fueron estudiadas por Padilla 
con el mismo Verdi. Los regalos que ha recibido en 
todas partes son de gran valor. Nosotros poseemos to- 
dos los datos detallados minuciosamente de la vida 
artística de este cantante, sintiendo que por su mucha 
extensión no podamos insertarlos. Sin embargo, no por 
lo que á nosotros atañe , pero sí por las personas que 
menciona, vamos á terminar estos lacónicos apuntes 
trasladando aquí uno de los artículos que se publicaron 

TOMO II. • 8 



114 1." SEC. — EFEM. — MAKZO 16. — PADILLA. 

cuando en Julio de 1868 estuvo el Sr. Padilla en Ma- 
drid y nos favoreció cantando en nuestra humilde 
morada. La Esperanza del dia 28 de Julio de 1868 
dice : i<KnEl Artista del dia 22 de este mes leemos lo 
siguiente : «Con motivo de haber estado de paso en 
esta corte para Moscou el barítono Sr. Padilla, en la 
noche del lunes 20 del actual se improvisó un concier- 
to en casa del compositor de música D. Baltasar Saldo- 
ni, primer maestro de canto que tuvo el citado artista 
en nuestro Conservatorio de música. 

»La reunión sólo se compuso de unas veinte per- 
sonas ansiosas de oir á un compatriota que goza de 
justa fama en el extranjero, tomando parte además, 
por indicación del Sr. Padilla, las señoritas doña Joa- 
quina Alonso , doña Elena Sans y doña Soledad Arro- 
niz, además del bajo D. José Sala, todos discípulos 
del profesor Sr. Saldoni. 

»Las piezas que se cantaron, sin previo ensayo por 
la premura del tiempo, fueron: Rondó de la Ceneren- 
tóla y de Lucia y una linda harcarola de Gordigiani, 
cantada por la señorita Alonso y acompañada por ella 
misma ; raconto de la Linda y Lucrezia^ diietto de la 
Favorita^ con el Sr. Padilla , y varias canciones espa- 
ñolas, entre ellas algunas preciosísimas del género 
andaluz, acompañadas también por la señorita Sans; 
H sospiro, romanza de Donizetti ; duetto, La ci darem 
la mano de Don Giovanni^ con el Sr. Sala, y la Cava- 
tina de María de Padilla^ por la señorita Arroniz; Ro- 
manza de L Normandi a Parigi^ por el Sr. Sala. En 
cuanto al Sr. Padilla, verdadero héroe de la fiesta, 
cantó, además del duetto de la Favorita y aria de esta 
misma ópera, la romanza de Un hallo in mascliera^ 
acompañado al piano, de memoria, por la señorita 
Alonso, de un modo tan perfecto cual hubiera podido 
efectuarlo un consumado maestro. 

»Conocidas de todos las cualidades que en la ense- 



1." SEC. — EFEM. — MARZO 16. — PADILLA. — FALCÓ. 115 

fianza posee el Sr. Saldoni , creemos inútil decir á 
nuestros lectores si las piezas que fueron interpreta- 
das por sus discípulas merecerían los aplausos de la 
escogida é inteligente concurrencia. Baste decir que' 
todas, sin distinción, hicieron alarde de dotes y cua- 
lidades que honrarían á más de un afamado artista, 
colocándolas en un puesto envidiable entre las más 
distinguidas aficionadas que hoy cuenta Madrid en la 
alta sociedad. 

»Con respecto al Sr. Padilla , diremos que ha ade- 
lantado mucho desde la última vez que tuvimos el pla- 
cer de oirle. El estilo purísimo y helio con que cantó, 
el buen gusto con q^je interpretó el aria y la romanza 
ya citadas , y su modo de frasear, nos dieron á conocer 
la justicia de los triunfos y aplausos que ha alcanzado 
en su carrera en los primeros teatros de Europa , y 
que le han colocado entre los primeros artistas en su 
clase.» 

Por nuestra parte damos las más rendidas gracias 
á los elogios inmerecidos que se nos dispensan, pues 
si nuestros discípulos se distinguen es por sus natu- 
rales facultades y talento privilegiado , y no solamente 
por nuestro escaso saber. 

(N. I) Día 18, Í840. Nace en la villa de Ontenien- 
te, reino de Valencia , á la una menos cuarto de la ma- 
ñana, D. José Falcó y Torró. Guando tenía seis años 
de edad principió el estudio de solfeo con D. José Mir, 
presbítero y maestro de capilla de la parroquia de San- 
ta María de la expresada villa , de cuya capilla fué in- 
fantino el niño Falcó desde los siete años y medio 
hasta los trece, en cuya época empezó el estudio del 
órgano con D. Francisco de Paula Bonastre, organista 
déla propia iglesia. El dia 1.° de Setiembre de 1858 
ingresó como alumno del Conservatorio en la clase de 
armonía, á la que asistió hasta Junio de 1861 , en cuyo 



i 16 1.' SEC. EFEM. — MARZO 16. — GIL. 

mes y año obtuvo el segundo premio, medalla de pla- 
ta en los concursos de armonía, habiendo obtenido en 
los del año anterior, en los propios estudios, el accé- 
sit. En Setiembre de 1860 fué matriculado en la cla- 
se de composición que regentaba D. Emilio Arrieta 
(21 Octubre), y en los concursos públicos de composi- 
ción efectuados en Junio de 1866 obtuvo la medalla 
de oro. Este señor asistió también como alumno del 
Conservatorio, pero por poco tiempo, á la clase de- 
violin del Sr. Monasterio y ala de piano. Ha compues- 
to, entre otras obras, una Misa de gloria á cuatro vo- 
ces con acompañamiento de órgano, una Salve k dos. 
voces con igual acompañamiento, una zarzuela en 
tres actos, no representada aún en Agosto de 1868, en 
colaboración de otro. Para piano ha escrito varias pie- 
cecitas, y actualmente acaba de publicar tres melodías 
para canto y piano, cuya letra es del señor marqués de 
Heredia. El dia 26 de Octubre de 1876 fué nombrado 
profesor auxiliar de la clase de solfeo en Id. Escuela oía- 
cional de música^ con el haber de mil pesetas anuales. 

(N.) Día 16, ÍS61. Fallece en Madrid repentina- 
mente, calle de San Agustín , núm, 6, á consecuencia 
de una apoplejía fulminante, el Sr. D. Francisco de 
Asís Gil , profesor de armonía del Real Conservatorio, 
y uno de los hombres más eminentes en la ciencia 
musical por su laboriosidad y profundos estudios. 
Habia nacido en Cádiz en 1829. Son varias las biogra- 
fías que se han publicado de este gran músico ; pero 
recomendamos á nuestros lectores la que insertó el 
periódico que veia la luz pública en Madrid , El Con- 
tewporáneo^ del martes 19 de Marzo de 1861 , por sus 
extensas noticias sobre la vida artística de nuestro 
malogrado amigo Gil; y nosotros, además, vamos á 
añadir por nuestra parte unos cuantos renglones. Es 
muy cierto que éste era sumamente laborioso é inteli- 



1.' SEC. — EFEM. — MARZO 17. — SES3É. 1!7 

-gente, y que siendo muchas las obras que ha dejado 
inéditas, sólo sabemos que se hayan publicado las que 
cita el Sr. Fetis en la Biografía universal de músicos. 
El expresado Sr. Fetis, al reseñar la biografía de su 
discípulo Gil, cuando fué nombrado profesor de armo- 
nía del Conservatorio, del cual era decano y maestro 
compositor nuestro sabio. Carnicer (17 de este mes), 
dice: «Que entonces se estableció una lucha entre Car- 
nicer y Gil sobre la ciencia de la armonía; que éste, 
por sus demostraciones claras, salió triunfante de 
día.» Nosotros debemos aclarar lo que refiere el señor 
Fetis , sin duda porque estaría mal informado , puesto 
que lo presenciamos. No hubo, pues, tal liiclm ni tal 
victoria. 

Lo único que ocurrió fué la discusión entre los dos 
sujetos citados, sobre dos acordes., por una falsa rela- 
ción que había en uno de ellos , que mientras Gil lo 
desaprobaba, Carnicer sostenía que, no obstante la 
falsa relación , no podía él rechazarlos , porque no diso- 
naban al oido^ que era el mejor juez en la materia, y 
que, en su vista , quería prescindir por aquel mom.ento 
de las reglas escolásticas : esto es todo lo que pasó , ni 
más, ni menos. En el Diccionario técnico, en su página 
200, se hallan asimismo algunos apuntes biográficos 
del Sr. Gil, como igualmente en las Biografías de los 
músicos más distinguidos, tomo ir, pág. 427, publicadas 
en Barcelona por el Sr. Fargas y Soler, desde 1866 y 
siguientes. 

(I) Dia 17, 1801. Muere en Madrid, calle del Oli- 
vo Alto, núm. 19, D. Juan Sessé, famoso organista de 
la Real Capilla. En la Gaceta musical de Madrid del 18 
de Noviembre de 1855, y en la Historia de la música 
española del Sr. Soriano, tomo iv, pág. 178, se dan al- 
gunas noticias de este insigne profesor ; pero nosotros 
Tamos á dar otras más de tan distinguido organista- 



118 I.' SEC. — EFEM. — MARZO 17. — SESSÉ. 

compositor, sacadas por nosotros mismos de documen- 
tos oficiales, y que son inéditas todavía, son las si- 
guientes: Fué natural de la villa de Calanda, arzobis- 
pado de Zaragoza, partido de Alcañiz. Estuvo dos veces 
casado ; la primera con doña Magdalena Beltran , y la 
segunda con doña María Antonia déla Llera. Sirvió la 
plaza de la Real Capilla treinta y dos años, siendo 
nombrado por real orden de 7 de Enero de 1769. Era 
uno de los fundadores de La Concordia , y á su falleci- 
miento desempeñaba el cargo de tesorero déla misma: 
se le dio sepultura en la parroquia de San Martin. Las- 
obras que publicó de su composición son las siguien- 
tes. El dia 20 de Julio de 1773, seis fugas para órgano 
y clavicordio. El dia 16 delNoviembre del citado año 
de 1773, Versos para órgano sobre el cántico del 3íag- 
nificat^ ol)ra periódica que se dividirá dando %in toma 
cada mes. El dia 1." de Noviembre de 1774: doce mi- 
nuetes para clavicordio. [El dia 10 de Setiembre de 1776: 
Versos de órgano para dias solemnes solre todos los to- 
nos del cántico Magnificat y de los Salmos^ compuestos 
y nuevamente corregidos por Sessé (D. Juan), El dia. 
30 de Julio de 1784: odio divertimientos para clave ó 
forte-piano. El dia 6 de Abril de 1790 : Cuaderno ter- 
cero de una colección de piezas de música para clavi- 
cordio^ forte-piano y órgano^ obra 8." — Fetis, al hablar 
de Sessé (pone Sesé), sólo cita de él las dos obras si- 
guientes: «1.° Versos de órgano para el cántico del 
Magnificat y demás Salmos de la Iglesia., en siete en- 
tregas; Madrid, Miguel Copin, 1774. — 2.° Seis fugas para 
órgano ó piano , ídem : 1774.» Los años estos que dice 
Fetis están equivocados, á no ser que se hiciera de 
estas dos obras otra edición en 1774, pues que fué en 
el año de 1773, y en los dias que hemos marcado, cuan- 
do se publicaron, según se puede ver en las Gacetas de 
Madrid de los citados dias, meses y años. 



I." SEC. — EFEM. — MAKZO 17. — TIL'ANO.— GARCÍA. 119 

(I) Día 17, 1803. Muere en Toledo el maeslro de 
capilla de aquella catedral, D. Cándido Ruano, que lo 
liabia sido antes de Avila. El antecesor de Ruano lo 
fué D. Francisco Juncá y Carol (19 Junio), y el sucesor 
D. Francisco Gutiérrez ( 11 Noviembre). Creemos que 
del maestro Ruano han de existir, en el archivo músico 
de la catedral de Toledo, algunas délas composiciones 
que escribió durante el desempeño de su magisterio 
en la propia catedral. 

(N.) Bia 17, 1805. Nace en Madrid D. Manuel 
García, hijo del célebre tenor García. (22 Enero, t. i.) 

Habiendo comenzado los estudios del arle de canto 
bajo la dirección de su ilustre padre, siguió á éste 
á Nueva York y á Méjico, y desempeñó la parte de 
segundo bajo en varios teatros de América. Vuelto 
á París en 1829, Manuel García, hijo, cuya voz fué 
siempre de mala calidad, abandonó la escena y se 
dedicó á la enseñanza del canto , ayudando á su 
padre en el curso que por aquella época habia abierto 
en París, 

Bajo la dirección de tan buen maestro adquirió ex- 
tensos conocimientos y gran experiencia en este arte 
difícil , dedicándose más tarde por sí solo á hacer es- 
tudios serios sobre la conformación del órgano vocal, 
sobre los registros de la voz humana y sobre el meca- 
nismo del canto. En 1840 presentó á la Academia de 
Ciencias del Instituto de Francia una Memoria sotre 
la voz humana^ por la cual recibió honrosas felicita- 
ciones de dicha Academia. Habiendo sido nombrado 
en 1845 profesor de canto en el Conservatorio de París, 
publicó para sus discípulos , y sobre todo para los pro- 
fesores , un Tratado completo del arte del canto^ en dos 
partes (París, 1847, un volumen grueso en 4.") Esta 
obra, de un gran mérito, considerada tanto bajo el pun- 
to de vista teórico como práctico, contiene una multi- 



120 .1." SEC. — EFEM. — MAllZO 17. — BANQUER. — CARNICER. 

tud de observaciones tan nuevas como justas y exactas. 
Mr. Wirth ha hecho una traducción alemana de di- 
cha obra , que ha sido publicada con el texto original 
por el editor Schott, en Maguncia. García ha formado 
con su método muy buenos discípulos, entre los cua- 
les deben citarse su esposa Eugenia García, la célebre 
Jenny Lind, Henriette Nisen, y otras. En 1850 presen- 
tó su dimisión de profesor del Conservatorio, y se tras- 
ladó á Londres , en cuya capital se hallaba en 1867 
dedicado á la enseñanza del canto , gozando de gran 
crédito y fama. 

(Copiado del Diccionario técnico^ histórico y liográ- 
fico de la música , por D. José Parada y Barreto, pági- 
na 196; Madrid, 1868.) El Sr. Fetis, en su Biografía 
^miversal de músicos , y el Sr. Fargas y Soler en las 
Biografías de músicos distinguidos ^ también insertan 
la de este notable profesor de canto. 

(N. §) Dia 17 , 1852. Nace en Requena D. Manuel 
Banquer y Lasa. El dia 1.° de Setiembre de 1862 fué 
matriculado como alumno del Conservatorio, y en los 
concursos públicos de solfeo verificados en el expre- 
sado establecimiento en Junio de 1865 obtuvo el pri- 
mer premio, siendo su maestro D. José Pinilla (2 Ju- 
lio). También ganó el referido primer premio en los 
concursos públicos de violin efectuados en Junio 
de 1870 en la citada Escuela, habiendo pertenecido á 
la clase del Sr. Monasterio (21 de este mes). 

Dia 17, 1855. Muere en Madrid, calle de Santa 
Isabel, núm. 36, el eminente maestro compositor y 
profesor del Conservatorio D. Ramón Carnicer. (Véase 
el dia 24 de Octubre.) Siendo muchas las biografías 
que se han publicado de este sabio maestro, recomen- 
damos , sin embargo, la que insertó la Gaceta musical 
de Madrid del dia 25 de Marzo de 1855 , año i , núme- 



l.'SEC. — EFEM. — MARZO 17. — CARNICEI). 121 

ro 8 , páginas 57 y siguientes , en cuyo número se hace 
también relación de la manera pomposa y nunca vista , 
tratándose de un músico, con que se dio sepultura á 
su cadáver, ó igualmente se lee la lista de todas las 
obras compuestas por tan ilustre maestro, pues que en 
verdad nada podríamos añadir á lo que de Carnicer 
lian escrito plumas más elegantes que la nuestra. Sin 
embargo, nos permitiremos dar á conocer algunos de 
los actos privados de la vida de este hombre notable, 
para que sea conocido por todos estilos su noble pro- 
ceder como hombre en sociedad y como artista. Y na- 
die mejor que nosotros podria hacerlo con más verdad 
y sin pasión alguna , puesto que tratamos á Carnicer 
con tan extraordinaria intimidad por espacio de más 
de diez años consecutivos, que pasábamos los días en- 
teros y parte de las noches siempre á su lado^ de modo 
que eran muchísimas las veces que nos honrábamos 
comiendo en su mesa, por insistencia suya; en una 
palabra: fuimos por más de dos lustros su verdadero y 
único secretario y confidente. 

Cuando en Mayo de 1829 llegamos por vez primera 
á Madrid, contábamos en este año veintidós de edad; 
Carnicer nos tomó bajo su protección de un modo tal, 
que bien podemos afirmar que se portó con nosotros 
como un padre cariñoso , pues no sólo nos revisaba las 
obras de música que entonces escribíamos para orques- 
ta (y aquí debemos consignar con orgullo que lo poquí- 
simo que podamos saber sobre la orquestación ó mane- 
ra de instrumentar casi eo) elusivamente se lo debemos á 
él), sino que nos proporcionó lecciones particulares, nos 
colocó de segundo maestro de los teatros (él estaba de 
primero), y sólo d él debemos la plaza de maestro de 
solfeo del Conservatorio cuando se fundó en 1830, con 
la que se oíos brindó con ocho mil reales de sueldo anual, 
sin solicitarlo pornuestra parte', pero no se efectuó esto 
sin que antes hubiésemos sufrido un riguroso examen 



122 i.' SEC. — EFEM. — MARZO 17. — CABNICER. 

ante el mismo Gamicer y Sres. Virues (13 Mayo) y 
Piermarini, director éste del citado Conservatorio; y 
propuesto el plan ó método de enseñanza que íbamos 
á adoptar para nuestros futuros alumnos, según se lee 
en la Gaceta Oficial de Madrid del 16 Abril 1831. Paga- 
do ya este pequeño tributo de nuestra eterna gratitud 
al ilustre maestro Carnicer, digamos algo de su carác- 
ter privado. Era laborioso é incansable en el trabajo, 
cual no hemos conocido otro alguno, pues fueron mu- 
chas las noches de su vida que paso en vela casi ente-" 
ras, escribiendo y componiendo para el teatro, al cual 
tenía una extremada pasión. 

Sus numerosísimas y excelentes obras justifican lo 
que de él vamos refiriendo, teniendo en cuenta, por 
otra parte , lo mucho que le ocupaba la dirección del 
teatro , puesto que él solo era el que, á excepción de 
enseñar los coros, quien todo lo hacía, es decir, ensa- 
yaba las óperas ál piano ^ los cantantes, después á 
éstos con los coros reunidos , y últimamente á todos 
los referidos con la orquesta , siendo por las noches 
quien dirigía las óperas en casi todas sus representa- 
ciones; además de este grandísimo trabajo y ocupa- 
ción, asistía diariameute al Conservatorio á su clase, 
que duraba cuando menos dos horas , como maestro 
de composición que era de él desde su fundación; así 
es que no podemos comprender cómo podia resistir 
tanto trabajo con tan poco descanso. Su carácter era 
sumamente bondadoso, acompañado de un corazón 
extremadamente sensible. Solamente se le veia serio, 
y aun con maneras fuertes, y si se quiere hasta brus- 
cas ó duras, en algunos ensayos, cuando éstos no iban 
á su gusto ó había algún cantante ó profesor de or- 
questa que no cumplía con su obligación , y por este 
celo extraordinario algunos que no le conocían á fon- 
do y no le trataban bastante, le atribuían un genio 
fuerte y áspero ; pero pasados estos actos ó momentos 



I." SEC. — EFEM. — MARZO 17. — CAR^'ICER. lí."! 

era el carácter más dócil , amable y humilde que he- 
mos tratado: era verdaderamente un niño sin voluntad 
fropia. En lo tocante á generoso y espléndido, podría- 
mos citar multitud de hechos que presenciamos , y 
aun en alguno de ellos fuimos los agraciados ; y fué, 
por cierto, de tal importancia, que quedó grabado para 
siempre en nuestro corazón , correspondiendo así al 
tierno amigo y al generoso protector. En esa épo- 
ca (1830) teníamos la satisfacción de dar lección de 
solfeo y de piano á su hija doña Elisa , cuyo padre, 
como es público y notorio , murió tan pobre , que sólo 
dejó á su distinguida familia un nombre ilustre y muy 
célebre en la historia musical de nuestra España, mu- 
chas obras de gran valía y estima , y grandes virtudes 
que imitar. 

No terminaremos sin mencionar á D. Miguel Gar- 
nicer, hermano de D. Ramón , el cual llegó á conquis- 
tar una reputación por su rara habilidad en la guitarra. 
(Catálogo.) Falleció en Sevilla en 1866. Por último, di- 
remos que el padre de nuestro músico compositor, 
llamado también Ramón, dejó una muestra de su ta- 
lento para la música aplicada á la mecánica. Permíta- 
senos consignar este hecho copiando algunos renglo- 
nes de la Gaceta Oficial de Madrid del 6 de Enero de 
1786, página 18. Dice así: «...También se manifestó 
un reloj de sobremesa, trabajado á ratos perdidos por 
el socio Ramón Garnicer, que no ha aprendido ni visto 
jamás ejercer el arte de relojería. Unas figuras, que 
representan ángeles, tocan los cuartos, medios cuar- 
tos y horas; salen otras que figuran los Apóstoles, y 
luego sigue una tocata de órgano. Tiene repetición y 
cuerda para ocho dias. Piensa el artífice perfeccionarlo, 
añadiendo otras figuras antes de dar las horas: harán 
ademan de tocar un clarinete; señalará las fases de la 
luna, los meses y dias del año, incluyendo los bisies- 
tos. La Sociedad le gratificó su ingeniosa aplicación, 



124 1.' SEC. — KFEM. MAUZO 17. — BISCARIU. 

excitándole á proseguir en ella. Tárrega 9 de Noviem- 
bre. — Sociedad económica del pais de Urgel.yy . 

(N.) Dial7, 1877. Muere en Barcelona el cele- 
brado pianista compositor D. Jaime Biscarri Bossom 
de Saga. (Véase el dia 13 de Julio.) En el Diario de 
avisos y noticias de la expresada capital del domin- 
go 18 de Marzo de 1877 se lee lo siguiente:. «Ayer fa- 
lleció en esta ciudad el apreciable maestro compositor 
Sr. D. Jaime Biscarri, víctima de una breve enferme- 
dad, cuando apenas se hallaba restablecido de otra 
muy grave que liabia puesto en peligro su existencia. 
Generalmente sentida será la muerte del Sr. Biscarri, 
aicaecida en lo mejor de sus años,' pues los numerosos 
amigos que contaba en Barcelona no olvidarán fácil- 
mente su ameno trato privado, sus bondadosos senti- 
mientos y sus dotes de inteligencia. 

»Era el Sr. Biscarri artista entusiasta , docto profe- 
sor músico, y uno de los más brillantes pianistas bar- 
celoneses. Su ilustración habíala demostrado asimis- 
mo en variados escritos sobre el arte musical que ha- 
bían aparecido en la prensa periódica y en Eevistas 
artísticas. 

»E1 Sr. Biscarri, discípulo de Andreví, es autor de 
distintos motetes de notable carácter religioso y de 
otras piezas profanas que se distinguen por su senti- 
miento delicado y su elegancia.» 

En el Diario de Barcelona de avisos y noticias del 
dia 19 de Marzo de 1877 se lee lo siguiente : - ■ 

«Esta mañana á las diez se ha verificado el entierro 
del maestro compositor Sr. D. Jaime Biscarri. Precedía 
al coche mortuorio, tirado por seis caballos , el clero 
déla parroquia de. Belén, con cruz alta. Del féretro, 
alumbrado por monacillos con hachas, pendían seis 
gasas que sostenian los pianistas Sres. Tintorer, Font, 
Sirvent y Nogués, los maestros Gasamitjana y Mar- 



1." SEC. — EFEM. — MARZO 17. — 3EGARRA. 12S 

raco, er presidente del Montepío de artistas músicos, 
' Sr. Lla4ó, y el editor de música Sr. Vidal y Llimona. 
Presidian el duelo el muy ilustre Sr. ür. D. Juan Codo 
y el maestro Obiols. Seguían varios maestros, compo- 
sitores, pianistas, discípulos y amigos deLfinado, y 
detrás la banda de artillería tocando marchas fúne- 
bres, costeada esta música por los artistas amigos y 
compañeros del difunto. Un gran número de coches de 
respeto seguía al acompañamiento. 

»E1 cadáver ha sido conducido á la iglesia parro- 
quial de Belén , donde se le ha cantado un oficio de 
cuerpo presente, y llevado después al camposanto 
con el mismo acompañamiento. El Sr. Biscarri, pocos 
días antes de entregar su alma al Criador, acababa de 
recibir el nombramiento de socio corresponsal de la 
Academia de Bellas Artes de San Fernando. 

»Además de los trabajos artísticos y literarios á 
que se habia dedicado el difunto, tenía muy ade- 
lantados unos importantes trabajos sobre la historia 
científica del arte musical, á cuyo efecto habia re- 
cogido gran número de datos en nuestras bibliotecas y 
archivos.» 

En el Correo de Teatros de Barcelona del 24 de Mar- 
zo de 1877 se hallan algunos apuntes sobre la vida 
artística del Sr. Biscarri, en los cuales se pone de ma- 
nifiesto el indisputable mérito de este malogrado joven, 
y sus no vulgares conocimientos como escritor crí- 
tico musical. 

(N.) Dia 17, 1877. Muere en Castellón de la Pla- 
na (Valencia) el distinguido bajo absoluto de teatros 
D.. JoséSegarra y Segarra. Según el Correo de Teatros 
de Barcelona del 14 de Abril del mismo año de 1877, 
algunos profesores compañeros suyos, asociados de 
varios individuos dé su familia, debieron celebrar sun- 
tuosas exequias en la iglesia de las Escuelas Pías de 



126 l.'siiC. — EFEM. — MARZO 18. — RODRIGUEZ.-^MORA. 

dicha capital, cantándose al efecto una notable Misa 
áo, Réquiem. • 

(*) DialS, 1799. Muere en Londres el famoso 
flautista D. Antonio Rodríguez, natural de Logroño. 

.(I) BialS,l830. Nace en Córdoba doña Josefa 
Mora y Vergel. Hizo sus primeros estudios musicales 
con su señor padre, que falleció á la temprana edad de 
cuarenta y cuatro años, siendo tenor de la capilla ca- 
tedral del citado Córdoba. Diez y seis contaba la joven 
Mora cuando tuvo la horrible desgracia de perder al 
autor desús dias, y sin contar con recurso alguno, 
tuvo á la vez que buscarlos para su afligida madre y 
cinco hermanos que la quedaban, dando lecciones de 
música, hasta que á los diez y nueve años de edad con- 
trajo matrimonio. Un año habia trascurrido desde este 
acontecimiento, cuando la señora Mora se vino con su 
esposo á Madrid, y el dia 4 de Febrero de 1851 ingresó 
como alumna en el Conservatorio , asistiendo á la clase 
de nuestro querido amigo y comprofesor Valldemosa, 
en la cual permaneció hasta el 13 de Diciembre de 1854. 
Además de la citada clase, la señora Mora asistió 
también á la tercera de solfeo, preparatoria de la de 
canto, y á la de italiano. Concurría todavía á las aulas 
de nuestro Conservatorio cuando hizo su primera sa- 
lida en el teatro Real de Madrid (1) en Abril de 1854, 
cantando la parte de contralto en la ópera Luisa Mille7% 
del maestro Verdi, y en el expresado teatro continuó 
escriturada los dos años siguientes, cantando la cita- 
da parte de contralto en las óperas // Trovalore y Ri- 
goletto^ ambas del referido maestro Verdi. En 1857 
debutó por primera vez en el teatro del Circo de Ma- 
drid con la zarzuela El sueño de una noche de verano. 



(i) Á cuyo teatro habia pertenecido en i85i como corista, y 
en 1 832 en la orquesta del mismo como arpista. 



1.' SEC. — EFEM. — MARZO 18. — PEÑA. — ESTEBAN. 127 

Después pasó al teatro de la calle de Jovellanos, del re- 
ferido Jiladrid, haciendo Los Diamantes de la Corona^ 
y en el mismo estuvo ajustada durante cuatro años 
como tiple primera, estrenando, entre varias zarzue- 
las, El Relámpago, El Planeta^ Azon Vkconte^ El 
Juramento^ Quien manda ^ manda ^ Marta ^ etc., etc. 
En 1862 volvió al teatro del Circo, en donde estaba 
también escriturada la señorita Ramos (3 Enero , t. i), y 
en cuya época estrenó las zarzuelas Las dos coronas y 
Genaro el Gondolero. En Abril del citado año 1862 
cantó en el teatro de su ciudad natal. En 1864 estuvo 
en el de Málaga ; en 1867 , además del de Córdoba , en 
los de Zaragoza y Pamplona : en el de Valencia formó 
parte de la compañía de ópera , en la que figuraban la 
célebre tiple Gazzaniga y el acreditado tenor Malvezzi; 
y en el de Cádiz las aplaudidas tiples Volpini , Spez- 
zia y bajo Vialetti, También estuvo dos años en el tea- 
tro Rossini, de los Campos Elíseos de Madrid, y últi- 
mamente en el teatro Real de esta capital durante la 
temporada de 1867 á 1868. En Agosto de este último 
año se hallaba esta artista, por desgracias de familia, 
establcida en Córdoba dando lecciones. Esta, ó quizá 
aún peor, es la suerte reservada ala inmensa mayoría 
de los músicos españoles : tralajar mucho , afanarse 
7nds, para... ¡vivir y morir polr es...! ¡¡muy pobres...!! 

(N. I) Día 18, 1843. Nace en Madrid D. José de 
la Peña y Martínez. El día 1." de Febrero de 1857 fué 
matriculado como alumno del Conservatorio, y en los 
'concursos públicos de contrabajo del mismo estable- 
cimiento verificados en Junio de 1864 obtuvo el pri- 
mer premio, siendo su maestro D. Manuel Muñoz (8 
Julio). 

(N. I) Dia 18, 1861. Nace en Madrid doña Ma- 
nuela Esteban y Amorós. En Setiembre de 1871 fué 



128 1/ SEC. — EFEM. — MARZO 18. — ARGENTE GAZTAMBIDE. 

matriculada en la Escuela nacional de música , y en 
los concursos públicos de piano efectuados en el mis- 
mo establecimiento en Junio de 1879 obtuvo el pri- 
mer premio, siendo discípula del Sr. Mendizábal. 

(N.) Día 18, Í864. Muere en Tarragona D. Pablo 
Argente, excelente profesor de clarinete que pertene- 
cia á la música del batallón de artillería de la expre- 
sada ciudad. 

Bla 18, 1870. Muere en Madrid, á las nueve de la 
mañana, el Sr. D. Joaquín Gaztambide y Garbayo, 
maestro compositor, socio fundador del teatro lírico- 
español, catedrático honorario de la Academia nacio- 
nal de música , presidente de la Sociedad de Concier- 
tos, comendador de la real y distinguida Orden ame- 
ricana de Isabel la Católica , caballero de la de Car- 
los III, de la de Cristo de Portugal, miembro de va- 
rias academias artísticas, etc., etc. (Véase el dia 7 de 
Febrero, t. i.) Cuando publicamos la biografía de 
este aplaudido y acreditado maestro , que se halla en 
el primer tomo de nuestro Diccionario, pág. 237, vivia 
aún por fortuna nuestro malogrado amigo, siendo él 
quien nos dio algunos apuntes, y por consiguiente 
no podíamos tributarle entonces los elogios que de jus- 
ticia se merecía , por las razones que van expuestas 
en el prólogo del tomo primero ya referido , y por otras 
que alegamos en diversas partes del mismo ; pero 
ahora que no se nos podrá criticar de parciales, dire- 
mos que Gaztambide ha sido uno de los compositores 
contemporáneos más laboriosos y activos que hemos 
conocido, como lo confirman las muchas obras que en 
pocos años ha escrito, y que gozan casi todas ellas de 
muy justa y envidiable reputación. No ha sido este 
maestro de los que en sus composiciones han abusado 
de las armonías reclierchó^ rebihscadas ^ como dicen ai- 



1.° Si;C. — EFEM. — MARZO 19. — MONTEMAYOR. 129 

gunos extranjeros, m extravagantes ^ que causan más 
bien desagradable impresión ai oido , en lugar de ser 
gratas , pues en todas sus numerosas zarzuelas brillan 
el genio y la sencillez, que, como es sabido, es lo 
principal en toda composición musical, puesto que sus 
melodías , si bien algunas de ellas no del todo nue- 
vas ú originales , son elegantes , con buena ilación y 
sumamente dulces y agradables. Nosotros tuvimos el 
gusto de patrocinarle , conociendo su no vulgar talen- 
to, cuando fuimos nombrados por nuestro ilustre, 
respetable é inolvidable amigo , el Excmo. señor con- 
de de San Luis , maestro compositor y director de la 
orquesta del Teatro Español , colocando á Gaztambide 
de segundo director de nuestra orquesta , en cuya pla- 
za llegó también á ser muy distinguido é inteligente, 
y desde esa época principió á darse á conocer con 
aplauso como compositor notaMó y MUl director de 
orquesta^ habiendo continuado siempre, hasta su sen- 
sible fallecimiento , con aumento de gloria y provecho. 
Su tempranal é inesperada muerte fué , como era 
natural, muy sentida y llorada por todos los amantes 
de nuestras glorias; así es que los periódicos de Es- 
paña dedicaron algunos artículos necrológicos á su 
buena memoria , entre los cuales recomendamos el que 
insertó La Correspondencia de España el dia 19 de 
Marzo de 1870 , núm. 4,500 de la noche , pues en él se 
dan curiosos detalles de cuando fué conducido su ca- 
dáver al camposanto. También debe leerse en La 
Época del 25 de Marzo de 1870 el artículo titulado 
Ecos de Madrid^ suscrito por Asmodeo, pues habla con 
el elogio que se merece del maestro Gaztambide. 

(N.) Dia 19, 1523 (1). Nace en Montemayor el 



(i) Esta fecha la hemos copiado átlCalendario musical para 
iS6o, por Roberto, año ii, Barcelona, y por lo tanto sin respon- 
sabilidad alguna sobre su exactitud por nuestra parte. 



TOMO II. 



130 1." SEC. — EFEM. — MAKZO 19. MONTENLVYOR. 

poeta y músico Jorge de Montemayor. Que este señor na- 
ció en Portugal, no cabe la menor duda, según se verá 
por los apuntes que de él vamos á insertará continua- 
ción, y que , por lo tanto , hemos dudado si deberia ó 
no figurar su nombre en esta obra ; pero en vista de 
que él escribió, al parecer, todas sus obras en español, 
de que estuvo en la corte de España como músico , y 
que lo que vamos á consignar se halla en la Biblioteca 
de escritores es'pañoles , y que se le considera español 
aun por el mismo Lope de Vega , como se leerá más 
adelante, resolvemos , á imitación también de algún 
otro escritor músico, hacerle constar entre los espa- 
ñoles, sin que por esto pretendamos jamás usurpar á 
nuestros vecinos del reino lusitano, la gloria que les 
pueda caber de contar entre sus más notables músicos 
y poetas al Sr. Jorge de Montemayor, aunque sea cues- 
tionable, como efectivamente lo es, la nacionalidad de 
este músico-poeta, puesto que hasta el dia 1." de Di- 
ciembre de 1640 perteneció Portugal á España, en cuyo 
dia se separaron los portugueses de lo% españoles por 
ro.edio de una revolución. 

Hecha esta advertencia, aclaración ó salvedad, que 
creemos, indispensable, hé aquí ahora, traducidos del 
latin, algunos párrafos que sobre este poeta-músico se 
hallan en la citada Biblioteca de la nueva Espafia , ó 
sea Noticia de los escritores españoles que desde eV año 
de 1500 á IQ^á florecieron. Su autor D. Nicolás Anto- 
nio^ tomo I, Madrid, 1783. En las páginas 539 y 540 se 
leen, entre otros párrafos, los siguientes: «Jorge de 
Montemayor , portugués , llamado así por su ciudad 
natal Montemor^ cerca de la ciudad de Goimbra y del 
rio Munda^ cuyo Montemor fué patria asimismo del 
insigne poeta llamado Francisco de Saa, que se parece 
en erudición á nuestro Jorge. Por su profesión de mú- 
sico asistió éste al palacio de los reyes de España Car- 
los César y de su hijo Felipe, quien le llama en cierta 



1.' SKC.-EFEM. — MARZO 19.— MONTEMAYOn. l.Tl 

ohTa músico de capilla ^ j con quien visitó Felipe la 
Italia y la Bélgica, y que, además, en sus obras hay al- 
guna prueba de que se ejercitó en la milicia. Que fué 
de genio agudo y sublime, y que escribió, entre otras 
obras , una titulada La Diana de Jorge 3ío7iteiJiayor, 
primera y segunda parte, impresa en 1580, haciéndose 
después otras ediciones , una de ellas en Madrid , en 
«asa de Luis Sánchez, 1595... Se cree que Montema- 
yor fué ciertamente autor de la obra llamada Pyramo^ 
.como lo comprueba Lope de Vega , que así canta de 
nuestro Jorge en su Laurel de Apolo: 

Quaudo Montemayor con su Diana 
Ennobleció la lengua castellana.. 
Lugar noble tuviera; 
Mas ya pasó la edad en que pudiera 
Llamarse el mayor monte de Parthenio, 
Si le ayudaran letras, el ingenio 
Con que escribió su Pyramo divino. 
Hurtado ó traducido del Marino, 
Pero ¿por dónde fué sin esta guía .• 
QuiA tuvo tan dulcísima Thalía? 

Marco Durante llora la prematura muerte de Mon- 
temayor en una elegante elegía ; ignoramos á qué reli- 
gión pertenecía, y en la edición ó impresión de sus 
obras jio hemos visto otra anterior á aquella ya citada 
de 1562, de donde se colige que Montemayor fallecie- 
ra antes del expresado año de 1562. El Sr. Soriano, en 
la Historia de la música española , tomo ii , pág. 111, 
dice: «Que los profesores de capilla de Garlos V ei'an 
españoles, y también los de su cámara, entre los cua- 
les se distinguía Jorge de Montemayor ^ autor de La 
DiA-NA, novela pastoral en prosa y verso ^ á quien el 
Monarca llevaba siempre á su lado , tanto por ser gran 
capitán y cantor de sus mismas poesías , cuanto por 
valeroso é inteligente soldado...» 

En el Diccionario técnico^ histórico y Uográfico^ etc., 



-132 1." SEC. — EFEM. — MABZO 19. MONTEMATOR. 

en su pág. 154, se lee de Montemayor, con corta dife- 
rencia, lo mismo que acabamos de copiar del señor 
Soriano. Después de escrito lo que antecede , hemos 
recibido la excelente obra que , con el título de Os mti- 
sicos portuguezes^ ha publicado en Porto (1870) nues- 
tro ilustrado y apreciable amigo el joven Sr. D. Joa- 
quín de Vasconcellos , que consta de dos tomos en 4/, 
de 289 páginas el primero y 308 el segundo , de muy 
buena impresión , y sobre cuya obra publicó nuestro 
amigo el Sr. Asen jo y Barbieri, en la Revista de Espa- 
ña^ cuarto año, tomo xix, núm, 75, 10 de Abril 1871, 
pág. 351 y siguientes, un Fstudio biográfico musical 
que le honra en gran manera , por las acertadas obser- 
Yaciones y datos que presenta sobre el libro del señor 
Vasconcellos, diciendo éste, al hablar de Monte-Mor 
f Montemayor)^ tomo i, pág. 275, que nació en Monte- 
Mor ^^gerto de Coiriibra^ antes de 1520, habiendo fa- 
llecido en un duelo en Turin el 26 de Febrero de 1561. 
Recomendamos á nuestros lectores la obra del señor 
Vasconcellos , por haber hecho un gran «ervicio al arte 
músico en general con la publicación de dicho intere- 
sante trabajo; siendo esto tanto más de apreciar, cuanto 
que su autor cuenta hoy dia (Agosto de 1871) apenas 
veintidós años de edad, reuniendo la circunstancia de 
ser igualmente Redacteur du Journal-Chronica dos 
Theatros de Lisloa. También recomendamos la lectura 
del artículo que hemos citado del Sr. Barbieri sobre la 
referida obra de Vasconcellos, pues que corrige varias 
equivocaciones en que ha incurrido el escritor portu- 
gués al citar algunos músicos como si fueran de^u 
nación, siendo así que son españoles ; pues de este 
error no tiene toda la culpa el Sr. Vasconcellos, y sí el 
haberlo copiado, sin duda, de las biografías del sabio 
Fetis , qne tantas equivocaciones padeció al hablar de 
los músicos de España. 



1.' 3EC. — EFEM. -MARZO 1 9.-CISNEnOS.-ESCORIHUELA.-CRESPO.-JIMENO. 133 

(*) Día 19, 1687. Muere en Madrid, de donde era 
natural, el célebre bajo cantante D. Matías Cisneros. 

(N. I) Dia 19, 1723. Muere en Alicante, de don- 
de era acreditado maestro de capilla de la colegial , el 
presbítero D. Isidoro Escorihuela. Gozó de mucha 
fama como compositor, sucediéndole en dicho magis- 
terio, y en el mismo año de 1723, el presbítero D. Ma- 
nuel Comeres, que habia nacido en el citado Alicante. 

En el archivo de música de la catedral de Albarra- 
cin hay varias obras compuestas por el maestro Esco- 
rihuela, que creemos ser de éste D. Isidoro, y entre 
ellas un motete para tinieblas, Cliristus factus^ á seis 
voces. 

(N. 1) Dia 19, 1828. Nace en Santiago D. Eamon 
Crespo y Lorenza. En Diciembre de 1869 estaba de 
músico mayor del batallón cazadores de Barcelona, 
núm. 3. 

(N. |)Bial9, 1842. Nace en Madrid D. José Ilde- 
fonso Jimeno. Desde sus primeros años se dedicó al 
estudio de la música, bajo la dirección de su señor 
padre D. Román (18 Noviembre), quien tuvo la satis- 
facción de ver muy luego los rápidos progresos de su 
hijo, pues que á los catorce años le suplía ya, en tan 
corta edad , la plaza de organista primero en la iglesia 
de San Isidro de Madrid, en sus ausencias y enferme- 
dades, y de cuya plaza era propietario. 

El joven Jimeno aprendió sirdultáneamente el pia- 
no, el órgano y la composición, y después de efectua- 
dos ios estudios de estas asignaturas, pasó á Santiago 
de Cuba á hacer oposición á la plaza de maestro de ca- 
pilla de su metropolitana catedral, en busca de un por- 
venir incierto que le disputaban tres contrincantes de 
reputación conocida en las Antillas. 



134 1.' SEC. — EFEM.— MARZO 19. — JIMKNO. 

Realizado con este viaje uno de los deseos de su 
Yida , llega á América cuando aún no habia cumplido 
diez y nueve años , y sin tomar descanso alguno se 
presenta á la rigurosísima oposición que se exigia por 
el tribunal de censura, obteniendo la plaza por unani- 
midad de votos. 

Al poco tiempo fué nombrado profesor del Semina- 
rio de aquella diócesis, y satisfecha su corta ambición 
con estos dos cargos, rehusa admitir las proposiciones: 
de toda otra ocupación que disminuir pudiera el tiem- 
po que habia decidido consagrar, como efectivamente 
consagró , al estudio de los grandes maestros alema- 
nes, italianos y españoles. 

Superando á lo que su obligación le imponía , au- 
mentó el archivo musical de aquella metropolitana de 
nuestras Antillas con más de veinte obras originales, 
é instrumentó algunas otras , cuyos trabajos merecie- 
ron la aprobación de inteligentes y aficionados, como» 
también la de la prensa. 

Habiendo obtenido el primer organista de la cate- 
dral de Cuba licencia para regresar á la Península , fué 
invitado Jimeno por el cabildo para hacerse cargo de- 
dicha plaza , que en obsequio á dicha corporación 
estuvo desempeñando cerca de un año , después del 
cual solicitó permiso para volverse al seno de su fa- 
milia por tiempo ilimitado. 

La mejor prueba del aprecio que como particular y 
como artista mereció en Cuba el joven Jimeno, es- 
que estuvo disfrutando tres años la licencia que se le 
otorgó, sin ser apremiado á presentarse al desempeño 
de su plaza ; pero no permitiéndole su delicadeza abu- 
sar de la honrosa consideración de que era objeto, y 
en vista de no mejorar las azarosas circunstancias, 
por que América atravesaba, presentó en 1869 la re- 
nuncia de sus destinos de maestro de capilla de la 
Catedral y profesor del Seminario. Desde 1867 ha pu- 



1." SEC. — EFEM. — MARZO 19. — ARILÍ.A. — FUANCO. — LACAR. l'.i^ 

Micado varias obras para piano y otras del verdadero 
género orgánico, ejecutándose algunas inéditas, ya 
para voces y órgano, ya también con acompañamiento 
de orquesta, que han obtenido un resultado lisonjero. 
El dia 7 de Enero de 1879 fué nombrado por la Real 
Academia de Bellas Artes de San Fernando individuo 
de número déla misma, por la muerte del Sr. D. Hila- 
rión Eslava. 

(N. I) Dia 19, 1849. Nace en Borja (Zaragoza) 
D. José Arilla y Nogués. En Octubre de 1870 fué ma- 
triculado como alumno en- la Escíiela nacional de mú- 
sica en primer año de fagot ; y en los concursos pú- 
blicos de dicha enseñanza efectuados en la propia 
Escuela en Junio de 1877 obtuvo el primer premio, 
siendo discípulo del Sr. Rodríguez. 

(N. I) Dia 19, 1854. Nace en Cartagena D. Do- 
mingo Franco y Martínez. En Octubre de 1873 fué ma- 
triculado como alumno en la Escuela nacional de mú- 
sica en tercer año de piano ; y en los concursos pú- 
blicos de dicha enseñanza efectuados en la propia 
Escuela en Junio de 1877 obtuvo el primer premio, 
siendo discípulo del Sr. Mendizábal. 

(N. *) Dia 19, 1856. Nace en la villa de Rivafo- 
rada, provincia de Navarra, doña Concepción Lacar y 
Goicoechea. El dia 16 de Setiembre de 1866 fué matri- 
culada como alumna del Conservatorio; y en los con- 
cursos públicos de solfeo verificados en el propio es- 
tablecimiento en Junio de 1868 obtuvo el primer pre- 
mio, lo mismo que su hermana doña Cristina (14 Di- 
ciembre), siendo su maestro D. José Pinilla (2 Ju- 
lio). En los concursos públicos de armonía efectua- 
dos en el expresado colegio en Junio de 1871 se le 
acordó por el jurado igualmente el primer premio, ha- 



136 l.'SEC. — EFEM. — MARZO 19. — ILARDLYA. 

biendo sido su profesor el Sr. Galiana. De modo que 
esta aventajada alumna de nuestro Conservatorio, ape* 
ñas cumplidos quince años, tenía ya dos primeros pre- 
mios alcanzados en noble lid; de solfeo el uno, y de 
armonía el otro. 

■ (N. *) Día 19, 1868. Muere en Madrid doña Ma- 
nuela Ilarduya. 

Fué una de las discípulas más aventajadas que nos- 
otros tuvimos en el Conservatorio en el tiempo que 
hizo en él sus estudios de canto , como lo comprueba 
el haber cantado con mucha perfección la difícil cava- 
tina de nuestra ópera I-permestra , con orquesta y co- 
ros , en el gran concierto que dio dicho establecimiento 
el dia 30 de Julio de 1839 á S. M. la Reina Gobernado- 
ra , y cuya función se dignó honrar esta augusta se- 
ñora con su presencia. En esta gran solemnidad mu- 
sical, además de una comedia original, en cuatro actos 
y en verso, de nuestro ilustre amigo el Sr. D. Manuel 
Bretón de los Herreros , se cantaron y tocaron entre 
todas diez piezas , compuestas por los maestros espa- 
ñoles del mismo establecimiento ; cuatro del Sr. Gar- 
nicer, dos del Sr. Albeniz, dos del Sr. Diez y dos de 
Saldoni ; por lo que en el programa impreso que se 
repartió, y que nosotros conservamos, á la escogida 
y numerosa concurrencia que asistió á la función, se 
lee al fin de él lo siguiente: «Nota. — Todas las piezas de 
música son compuestas por los maestros del Conser- 
vatorio, y ejecutadas, como igualmente la comedia, 
por los alumnos del mismo, que (á excepción de tres) 
sólo llevan ocho meses escasos de enseñanza.» Como 
nosotros teníamos entonces bastante ascendiente en 
la. Jufita facultativa del mismo establecimiento, de la 
que éramos (y hemos seguido siendo siempre) vo- 
cal, como único maestro de canto de dicho Conserva- 
torio, en aquella fecha propusimos á la citada Junta 



!.' SEC. — EFEM. — MAHZO 20. — POCH. 137 

facultativa «que toda la música que se cantara y to- 
cara fuera á completa orquesta y escrita por maes- 
tros españoles , puesto que era la primera función que 
daba el Conservatorio á su augusta fundadora después 
■de la reorganización del mismo colegio efectuada á 
fines de 1838, y dejado de ser director de él un extran- 
jero.» La junta, en vista de las razones que expusi- 
mos, aceptó por unanimidad nuestro pensamiento, que 
afortunadamente se llevó á efecto, con aplauso univer- 
sal de todos los amantes de nuestras glorias. 

Terminamos diciendo que la función musical es- 
pañola efectuada en nuestro Conservatorio el dia, mes 
y año ya citado, esto es, el 30 de Julio de 1839 , y en 
la que tanto se distinguió la señorita llarduya , cuya 
voz de tiple, de una igualdad y pureza tal, que de se- 
guro habia pocas que la superaran, con la particulari- 
dad de reunir una extensión de dos octavas, do á do^ 
con la misma fuerza y cantidad en todas sus notas, 
además de la hermosa voz con que la naturaleza la 
liabia dotado, la acompañaba una figura muy graciosa 
y sumamente simpática; era, en fin, la discípula más 
aventajada que en aquel entonces tenía nuestro Con- 
servatorio, y la más querida del público que á él asis- 
tía. Y sin embargo, esta discípula tan distinguida no 
se halla matriculada en dicho establecimiento, cir- 
cunstancia ú olvido que nos ha llamado extraordina- 
riamente la atención, pues no comprendemos tamaño 
olvido por parte de los que entonces estaban encarga- 
dos de la secretaría; y á no ser por los documentos 
impresos que poseemos , no hubiéramos podido justi- 
ficar lo que queda consignado en estos breves apuntes 
dé la señora Ilarduj^a. 

(*) Día 20, 1785. Nace en Esparraguera, diócesis 
de Barcelona, el P. Fr. Pablo Poch, apreciable orga- 
nista del convento de PP. Dominicos de Santa Catali- 



138 1.* SEC. — EFEM. MARZO 20. — UOSQUELLAS. — SANTAFÉ. 

na, virgen y mártir, en Barcelona. (Véase ei dia l.° de 
Diciembre.) Estudió el órgano con el presbítero don 
Benito Juncá (Catálogo) , organista de la iglesia par- 
roquial de Santa María del Mar de dicha ciudad. A 
los quince años de edad tomó el hábito de Santo Do- 
mingo en el expresado convento, en el que desempe- 
ñó siempre el destino de organista primero, hasta la 
exclaustración de 1837, que pasó al poco tiempo de 
ella á Olesa (Cataluña), en donde estuvo uno ó dos 
años de organista , yendo después al convento de Oca- 
ña, en el cual permaneció asimismo de organista hasta 
su fallecimiento. El P. Poch ha dejado escritas varias 
obras para órgano, y á cuatro voces; como Eosarios, 
Lamentaciones, Gozos, etc., etc., y también algunas 
para órgano solo. El autor de esta obra debe muchas 
atenciones á la amabilidad del P. Poch , pues éste, no 
obstante sus obligaciones, le desempeñaba, en ciertas 
fiestas solemnes del año, algunas de las que nosotros 
teníamos que asistir como organista que éramos á la 
vez de tres iglesias principales de Barcelona en 1824. 
El P. Poch , además de ser un excelente organista , muy 
acreditado en aquella capital, era uno de los sacerdo- 
tes más joviales, modestos y amables que hemos tra- 
tado, y tanto, que en su convento fué siempre muy 
querido y respetado por todos; nosotros consagra- 
mos estos breves apuntes á su buena memoria , y en 
agradecimiento á los favores que nos dispensó en vida. 

(*) Dia 20, 1806. Muere en Madrid, á la edad de 
sesenta y ocho años , el celebrado violinista de la Real 
Capilla D. Jaime Rosquellas y Bagá. (Véase el dia 14 
de Febrero, t. i. ) Su cadáver fué sepultado en la igle- 
sia parroquial de San Luis. Sus amables prendas y su 
nombradía como violinista hicieron sensible su muerte. 

(I) Dia 20, 1833. Nace en Madrid la aplaudida y 



1." SKC. — EFEM. — MAItZÜ 20. — ACEVE3. i'.i'^ 

f 

malograda cantante doña Josefa Santafé. (Véase el dia 
13 de Enero, t. i.) 

(I) Dia 20, 1837. Nace en San Ildefonso, provin- 
cia de Segoyia, D. Rafael Aceves y Lozano. (Véase el 
dia 21 de Febrero, en este tomo.) El dia 20 de Octubre 
de 1853 fué matriculado como alumno del Conservato- 
rio en las clases de solfeo y de piano , asistiendo en la 
primera hasta el 30 de Noviembre de 1855, y en la 
segunda terminó en Junio de 1858, en cuyo mes y año 
obtuvo , en los concursos públicos de piano efectuados 
en el citado establecimiento, el "grimer agremio, siendo 
su profesor el Sr. D. Manuel Mendizábal. Desde 9 de 
Febrero de 1856 al 27 de Marzo de 1857 asistió el se- 
ñor Aceves á la clase de armonía, y en la de compo- 
sición desde el 20 de Setiembre de 1858 hasta Junio de 
1863, en cuyo mes y año obtuvo, en los concursos pú- 
blicos de composición del expresado Conservatorio , la 
medalla de oro, siendo su profesor el Sr. Arrieta. Tam- 
bién estuvo matriculado el Sr. Aceves en la clase de 
italiano. Há compuesto varias obras, que han obtenido 
muy lisonjero resultado; pero el que sin duda debe li- 
sonjearle más es el premio segundo que le fué conce- 
dido en Diciembre de 1869 por el jurado del certamen 
de ópera española, en el que presentó la ópera El pu- 
ñal de misericordia , que habia compuesto en unión 
con D. Antonio Llanos. También se cantó por vez pri- 
mera del referido Aceves , el dia 24 de Diciembre de 
1870 , en el teatro de la Alhambra de Madrid , la zar- 
zuela en dos actos titulada Sensitiva^ con éxito bri- 
llante. 

Hasta aquí teníamos escrito , referente á los apun- 
tes biográficos del Sr. Aceves, cuando le sorprendió la 
muerte, ocurrida en Madrid el 21 de Febrero de 1876. 
A nosotros nos ha causado viva pena el fallecimiento 
de un joven artista de cuyo talento y aplicación tanto 



140 1.° SEC. — EFEM. — MARZO 20, MARTIN. — REY. — 21, RODRÍGUEZ. 

podia esperarse , como asimismo á todos los amantes 
de nuestras glorias ; así es que nuestro querido amigo 
el Sr. Peña y Goñi (2 Noviembre) escribió la necro- 
logía del Sr. Aceves , inserta en El Globo del 23 de 
Febrero de 1876, en la cual, no sólo relata con sentidas 
y elegantes frases el mérito que como artista atesoraba 
aquél, si que también la profunda pena que á todo el 
arte filarmónico causó tan inesperada pérdida. 

(I) Día 20, 1837. Nace en la villa de Haro, pro- 
vincia de Logroño, D. Leopoldo Martin y Elespuro. 
El dia 12 de Enero de 1857 ingresó como alumno del 
Conservatorio , y en los concursos públicos de compo- 
sición que se efectuaron en el mismo establecimiento 
en Junio de 1860 obtuvo la medalla de oro , siendo su 
profesor el Sr. D. Hilarión Eslava. En Marzo de 1863 
estaba el Sr. Martin de músico mayor del regimiento 
de América, núm. 14. 

(N. I) Dia 20, 1861. Nace en Sevilla la señorita 
doña Elisa del Rey y Fernandez. En Octubre de 1879 
fué matriculada como alumna en la Escuela nacional 
de música en las clases de armonía y piano , y en los 
concursos públicos de estas dos enseñanzas efectua- 
dos en el mismo establecimiento en Junio de 1880 , ob- 
tuvo el primer premio en. ambas asignaturas, siendo 
discípula de los Sres. Galiana y Compta. 

(I) Dia 21, 1828. Nace en Madrid D. Roque Ro- 
driguez. (Véase el dia 4 de Agosto.) Pué expósito, é 
ingresó en las clases del Conservatorio el dia 12 de 
Enero de 1851. En los concursos públicos de trom- 
pa celebrados en el citado establecimiento en Junio 
de 1856, obtuvo el primer premio, lo cual basta para 
dar á conocer que fué distinguido en dicho instrumen- 
to , habiendo ocupado también la plaza de primero en 



I.* SEC. — EFEM. — MARZO 21. — MONASTERIO. — POVEDA. I4{ 

todas las orquestas de los teatros de Madrid. El señor 
Rodríguez fué discípulo de D. Miguel Sagristá,, habién- 
dolo sido anteriormente de D. José de Juan. 

(I) Dia 21, 1836. Nace en la villa de Potes (San- 
tander) el Excmo, Sr. D. Jesús de Monasterio y Agüe- 
ros. Creemos inútil escribir la biografía de este nues- 
tro muy querido amigo, violinista-compositor-director, 
toda vez que se han publicado ya varias , y sin em- 
bargo, recomendamos á nuestros lectores que lean la 
que insertó el Diccionario técnico^ histórico y Mográ-- 
jico de la música^ por D. José Parada y Barreto, pági- 
nas 276 y siguientes; Madrid, 1868. Por nuestra par- 
te, nos parece lo bastante para satisfacer la curiosidad 
de los que no tengan noticias del Sr. Monasterio , con 
sólo decir que es maestro de molin de la Escuela nacio- 
nal , 'primero de la Real Capilla^ académico de número 
de la Real de Bellas Artes de San Fernando , Gran Cruz 
de la Real Orden americana de Isalel la Católica , au- 
tor de varias oirás musicales , individuo y fundador con 
elSr. Guellenzu de la Sociedad de Cuartetos^ director 
déla Sociedad de Conciertos^ etc., etc., etc. Estas pla- 
zas que ocupa y desempeña el violinista de que trata- 
mos, y las condecoraciones que se le han otorgado, ha- 
blan más alto en su elogio que todo cuanto pudiéramos 
decir con nuestra tosca pluma. Sin embargo, no que- 
remos dejar ésta sin manifestar antes, aunque sea 
mortificando su modestia , que la fama de que goza 
como eminente artista va unida á la de hombre extra- 
ordinariamente modesto , lionrado y cariñoso ; en una 
palabra, á Monasterio no se le puede tratar sin quererle ^ 
^eromuclio^ nmcJiisimo. 

(N. *) Dia 21, 1802. Nace en Alicante D. Vicente 
Poveda y Vilanova. En Octubre de 1876 fué matricu- 
lado como alumno en la Escuela nacional de música. 



142 1.' SBC. — EFEM. — MARZO 22. — RODnir,UEZ. — PUJOL. 

en tercer año de solfeo , y en los concursos públicos de 
dicha enseñanza efectuados en la propia Escuela en 
Junio de 1877 obtuvo el primer premio , siendo discí- 
pulo del Sr. Pinilla. 

(*) Bia 22, 1810. Muere en Madrid, de donde era 
natural, calle del Olivo Alto, núm. 20, D. Joaquín 
Rodríguez y López. (Véase el dia 21 de Mayo.) Tomó 
posesión de su plaza de viola de la Real Capilla el 
dia 1." de Marzo de 1807, en cuya fecha contaba treinta 
y ocho años de edad. Un profesor de la misma Capilla 
que habia oido y tratado mucho al Sr. Rodríguez , nos 
dio excelentes noticias de este violinista, asegurándo- 
nos que era uno de los más notables de su tiempo, 
distinguiéndose por su buen tono, su grande expresión 
y sentimiento, como asimismo por las muchas dificul- 
tades que vencia con rara facilidad en su instrumento. 

(I) Bia 22, 1835. Nace en Barcelona el pianista 
D. Juan Bautista Pujol y Riu. Desde sus primeros años 
se dedicó al estudio de la música , siendo su maestro 
de solfeo D. Cayetano Sala , y de piano D. Pedro Tin- 
torer (12 Febrero, t. i). A los quince años de edad 
marchó á estudiar al Conservatorio de París , en cuyo 
establecimiento le fueron concedidos dos premios en 
los concursos de piano celebrados en el propio esta- 
blecimiento, habiendo tenido por profesores á los seño- 
res Rosuhain y Prudent. Entre el sinnúmero de pie- 
zas para piano que ha publicado el Sr. Pujol, debemos 
hacer especial mención de las fantasías sobre motivos 
de las óperas Africana y Fausto^ habiendo dado va- 
rios conciertos en las primeras capitales de España, 
Alemania y Francia, en cuya capital dio uno brillantí- 
simo, sin otros varios para los pobres, á beneficio de 
los heridos españoles en la última guerra en África. 
En la Exposición universal de París de 1857, el acre- 



1.* SEC. — EFEM. — MARZO 22, TEIXIDOR. — VELDROF. — RIO. 143 

ditado fabricante de esta capital M. Erard encargó 
al Sr. Pujol que diera á conocer sus pianos en la cita- 
da Exposición , y lo propio hizo el constructor en Bar- 
celona Sr. Plana cuando la Exposición de Zaragoza 
en Octubre de 1868. En Agosto de 1869 se hallaba el 
Sr. Pujol establecido en París ejerciendo la noble y 
honrosa profesión de maestro de piano. Hacia 1871 
fué á Barcelona á establecer una enseñanza de piano, 
en donde todos los años tienen sus alumnos exámenes 
públicos, en los que el jurado nombrado concede pre- 
mios á los más aventajados, y que da resultados muy 
lisonjeros, tanto para el profesor como para sus alum- 
nos, por lo que el Sr. Pujol es digno de aprecio y con- 
sideración por todos los amantes del arte músico es- 
pañol. 

(I) Día 22, 1836. Muere en xUbarracin el presbí- 
tero D, Felipe Teixidor y Latorre, natural de Vich, 
maestro de capilla de la catedral del expresado Albar- 
racin, de cuya plaza habia tomado posesión el dia 13 
de Enero de 1802, habiendo sido su antecesor en dicho 
magisterio el presbítero D. Genaro Guilon. En el ar- 
chivo musical del expresado Albarracin habia en 1867 
230 obras compuestas por el Sr. Teixidor, de las cua- 
les da noticias muy especificadas la Revista y Gaceta 
■musical de Madrid del 24 de Noviembre de 1867, dias 
1." y 8 de Diciembre del mismo año; por todo lo cual 
se viene en conocimiento que el expresado Teixidor 
fué uno de los maestros más laboriosos de su tiempo. 

(I) Dia 22 , 1849. Muere en Madrid, plazuela de 
Santo Domingo, núm. 26, el notable violinista, cesan- 
te de la Real Capilla, D. Luis Veldrof y Plaza. (Véase 
el dia 11 de este mes.) . ' 

(N. I) Dia 22 , 1860. Nace en Madrid D. León del 



144 1." SEC. EFEM. — MARZO 22, MARTÍNEZ. — 23, FAGUANCA. 

Rio y Murcia. En Setiembre de 1868 fué matriculado 
como alumno del Conservatorio de música en la clase 
de solfeo , y en los concursos públicos efectuados en 
Junio de 1870 en el propio establecimiento obtuvo el 
primer premio en dicha asignatura, siendo su profesor 
D. Justo Moró. 

(N. * ) l>ia 22, 1866. Muere en Madrid, á las cin- 
co y media de la mañana, en la casa de su propiedad, 
calle de la Cruz , números 43 y 45 , piso primero , la 
señora doña Úrsula Martínez de Gallardo , una de las 
pianistas más aventajadas que habia en Madrid por.los 
años de 1835. Fué discípula de nuestro compañero y 
amigo Albeniz , que estaba muy orgulloso , y con so- 
brada razón, de contar con una alumna que tanta hon- 
ra le daba , puesto que la señora doña Úrsula reunia 
todas las condiciones de excelente pianista , así por su 
brillante ejecución y sentimiento como por la energía 
y expresión que daba en todas las piezas de concierto 
de primera fuerza ó categoría que tocaba , cual si fuera 
una consumada profesora. Nosotros , que nos honrá- 
bamos con su amistad , sobre todo con la de su señor 
padre, D. Juan Diego Martínez , escribano de cámara, 
que adquirimos encasa del ilustre Garnicer, no sabía- 
mos qué admirar más en la señorita de Martínez, si su 
gran modestia como aficionada tan notable que era, ó 
su rara habilidad en el piano , siendo una de aquéllas, 
muy contadas por cierto , que sólo lucia su mucho ta- 
lento filarmónico en un reducido círculo de amigos 
íntimos, pues no recordamos que hubiese tocado nun- 
ca en ningún gran concierto, como hacian otras varias 
que estaban bastante lejos de reunir su mérito. 

(N. *) Día 23, 1748. Muere repentina y desgra- 
ciadamente el excelente organista D. Luis Faguanca, 
En este dia , mes y año fué la ruina del Castillo y Sa- 



1.' SEC. — EFEM. — MARZO 23. — SORIANO. — DAUOCA. I 'l 5 

ero Colegio del Convento de Montesa, por el terremoto 
ocurrido á las seis de la mañana. Contiguo á la capilla 
de San Jorge fué hallado su cadáver , y se comprende 
que el desgraciado Faguanca, al ruido del terremoto, 
se echó la capa sobre la cabeza, por habérsele hallado 
en esta forma. 

(I) Dia 23, 1757. Muere en Albarracin, donde ha- 
bla nacido, el maestro de capilla de la catedral de di- 
cha ciudad, presbítero D. José Soriano, de cuya plaza 
habia tomado posesión el dia 14 de Agosto de 1751. Su 
antecesor en dicho magisterio lo fué el presbítero 
D. José Marco (Catálogo), y su sucesor D'. Kamon Lá- 
zaro; presbítero (2 Mayo). En el archivo musical de 
la expresada catedral habia en 1867 cuatro arias para 
el Nacimiento del Señor, compuestas por el Sr. So- 
riano. 

( I ) Bia 23, 1793. Nace en Madrid D. Victoriano 
Daroca y Velasco. (Véase el dia 28 de Noviembre.) Es- 
tudió el solfeo con D. Ramón Sardina (Catálogo); el 
violin con D. Sebastian Dimas (Catálogo) , y la trompa 
con D. Pascual Vicente Arche (5 Enero, 1. 1). El Sr. Da- 
roca perteneció como trompa ala orquesta de la ópera 
italiana que habia en los teatros del Príncipe y de la 
Cruz de Madrid por los años de 1837 al 40. Pasan de 
cuarenta y ocho años durante los cuales fué director 
de música de las principales funciones religiosas que 
se celebraban en los templos de Madrid; y entre las 
muchísimas que se han efectuado en tan larga tempo- 
rada, y de las que él ha sido encargado de dirigir, y 
que podríamos enumerar, citaremos solamente las si- 
guientes , para dar una ligera idea del crédito que go- 
zaba el Sr. Daroca en lo tocante á solemnidades mu- 
sicales religiosas: 1.", las regias exequias costeadas 
por el ejército al mando del duque de Angulema para 

TOMO II. 10 



Í4C 1." SKC. — EFEM. — MARZO 2;j. — DARUCA. 

el rey de Francia, Luis XVIII, celebradas en San Isi- 
dro el Real en 1824, asistiendo 160 profesores, número 
verdaderainente extraordinario en aquella época ; 2.*, 
exequias para el Excmo. Sr. D. Carlos O'Donnell, di- 
rector de Artillería, padre del difunto Excmo. señor 
duque de Tetuan, celebradas el 10 de Marzo de 1830 
en la iglesia de San Jerónimo, con asistencia de 150 
profesores, costeadas por el real cuerpo de Artille- 
ría; 3/, jura de banderas y estandartes por la Guardia 
Real, con asistencia de SS. MM. , efectuada el dia 15 
de Enero de 1830 , cuya orquesta se compuso de 200 
profesores ; 4/, bendición de banderas entregadas y 
regaladas á ios cuerpos del ejército por S. M. la reina 
doña Cristina, celebradas en San Jerónimo, con asis- 
tencia de SS. MM., en 1832, y cuya orquesta se com- 
ponía asimismo de 200 profesores; 5.*, bendición de 
estandartes que regaló la Reina al real cuerpo de Guar- 
dias de Corps el 15 de Junio de 1833, á cuya función, 
celebrada en la capilla del cuartel de los expresados 
Guardias, asistieron igualmente SS. MM. y 80 músi- 
cos; 6.", exequias costeadas por la Grandeza á Fernan- 
do VII el año 1833, en San Jerónimo, con asistencia 
de 180 profesores; 7.", exequias celebradas en la igle- 
sia de Santo Tomás el dia 29 de Octubre de 1844 para 
el Excmo. señor duque de Osuna y del Infantado, cuya 
orquesta se componía de 200 profesores , y en las que 
se estrenó el versículo del responso Tremens factus 
sum ego^ cantado por la señorita doña Encarnación 
Lama (dia 3 Abril), discípula del autor de esta obra, 
y música del mismo , según consta en el tomo i , pá- 
gina 76; 8.', todas las rogativas y Te Deum que se ce- 
lebraron en Madrid con motivo del atentado por el cura 
Merino contra S. M. la reina doña Isabel II (Q. D. G.), 
costeadas por todas las dependencias del Estado, como 
el Senado, Congreso de diputados. Grandeza de Espa- 
ña, Órdenes militares, maestrantes del reino , etc. , etc. , 



1-.' SliC. — EFEM. — MARZO ío. — PACHECO. 147 

cada una de las cuales se efectuaron en diferentes dias» 
y además la que por encargo especial de S. A. R. el 
Sermo, Sr. Infante D. Francisco tuvo lugar en Ato- 
cha. En la mayor parte de estas solemnes funciones 
se han ejecutado obras de los más acreditados maes- 
tros españoles y extranjeros, asistiendo los profesores 
que más fama gozaban en Madrid, y también los prin- 
cipales cantantes de ambos sexos de la ópera italiana 
que actuaban al celebrarse alguna de las expresadas 
solemnidades religiosas. Por último, D. Victoriano 
Daroca , como se deja comprender por lo que acabamos 
de relatar, tiene un tesoro en papeles de música reli- 
giosa, tanto antigua como moderna , y cuyo selecto 
y rico archivo musical hemos tenido el gusto de ver, 
pues que dicho señor ha tenido la satisfacción de que 
ios maestros más acreditados de'España hayan escrito 
expresamente música para suslfunciones. 

(N. I) Dia 23, 1865. Muere en Mondoñedo, de 
donde era natural, D. José Pacheco. Nació en 1784 ó 
1787. Empezó sus estudios musicales en la catedral del 
citado Mondoñedo como infantillo ó niño de coro. A la 
muerte de su buen padre se encargó de su cuidado el 
Sr. Santabla, maestro de capilla de dicha catedral en 
la época á que nos referimos , no perdonando gasto ni 
ocasión para que el joven Pacheco llegase á merecer 
el dictado de profesor instruido. Muerto su maestro, y 
siendo todavía niño de coro faé nombrado por unani- 
midad sucesor de su difunto bienhechor, no teniendo 
entonces más que diez y ocho años de edad. Tres años 
después recibió la dalmática subdiaconal, cuya vesti- 
dura no se puso sino en aquel solemne acto. 

Escribió gran número de obras religiosas ; compuso 
un Laúdate Z>omwwm obligado de órgano, para presen- 
tar á los opositores ala plaza de organista déla catedral 
de Oviedo, y cuyos ejercicios fué llamado á presidir. 



148 1." SEC. — EFEM. — MARZO 24. — SALAZA.R. — PAIlADA. 

Su música sagrada se conoce en muchas iglesias 
de España. 

En su viaje artístico áMadrid entabló relaciones con 
el célebre Garnicer y otros muchos hombres ilustres 
que han brillado en nuestra patria. Su muerte fué llora- 
da por todos sus amigos. — Jos6 María Valera Silvari. 

(*) Dia 24, 1788. Nace en Hellin , provincia de 
Albacete , el distinguido aficionado violinista señor 
D. José Joaquín Salazar y Justiniano. (Véase el dia 27 
de Febrero, 1. 1.) 

(N. * ) Dia 24, 1834. Nace en Jerez de laFrontera 
D. José Parada y Barreto. En el pueblo de su naturaleza 
recibió la instrucción primaria , habiendo cursado lo& 
seis años de latinidad y filosofía en el Instituto de se- 
gunda enseñanza de aquella ciudad, dedicándose des- 
pués al estudio y cultivo de la música , para cuyo arte 
mostró desde su más tierna infancia las mayores dis- 
posiciones. Dedicado en un principio al estudio del 
violin, á los catorce años ya tocaba en las orquestas y 
cuartetos de aficionados, haciendo ejecutar obras su- 
yas, que escribía sin tener las nfás mínimas nociones 
del arte de componer. Dedicado mas tarde al estudio 
del violoncello , organizó reuniones en su casa con or- 
questa y cuartetos , en los que hacía ejecutar música 
clásica de los maestros alemanes Mozart, Haydn y 
Beethoven, á pesar de la oposición que hallaba en sus 
compañeros , que preferían la música de Verdi y de 
otros maestros italianos , por creer la música clásica 
cosa antigua y de poco mérito y valor. Por aquella 
época comenzó á ocuparse instintivamente de la lite- 
ratura musical, y escribió una serie de artículos para 
el periódico £¡l Guadalete, de aquella localidad, de los 
cuales no se publicó más que el primero. En 1852 se 
trasladó á Madrid, con objeto de entrar en el Real Con- 



1.' SEC. — EFEM. — MAnZO 24. — l'AHAMA. 149 

servatorio de música y declamación, y seguir en su 
país la carrera de la música ; pero la oposición que 
siempre halló en su familia para que se dedicase á este 
noble ejercicio le obligó á volver á su pueblo natal, en 
donde permaneció contrariado en sus instintos é incli- 
naciones hasta el .año 1857, en que motivos de familia 
le obligaron á marchar al extranjero, habiendo recorri- 
do la Francia, Bélgica, Alemania y la Holanda, en 
cuyos países residió largo tiempo, habiéndose fijado 
principalmente en la capital de Bélgica (Bruselas), en 
donde tuvo por maestros de armonía y composición al 
célebre Fetis y al alemán Damcke , y por maestro de 
violoncello al gran violoncellista Serváis. 

En Bélgica escribió una Memoria Msidrica sobre la 
música de los belgas , que fué publicada en Madrid en 
1859 en La Fspaña Artística^ y de la que hemos he- 
cho mención en nuestras Efemérides publicadas en 
1860. Durante su residencia en Bruselas escribió el li- 
breto en francés y la música de una opereta en un 
acto, titulada Le Réve ^ y de una ópera en tres actos, 
titulada La Destinée^ cuyas obras creemos que aún no 
han sido dadas al teatro. También escribió algunas 
piezas de música religiosa y canciones con letra fran- 
cesa, y varias obras de música instrumental, como 
overturas, sinfonías y cuartetos , de las cuales algunas 
fueron ejecutadas en sociedades particulares , con 
aplauso de los inteligentes. En 1856, antes de marchar 
al extranjero, publicó en Madrid un folleto titulado: 
Opúsculo de armonía sodre-la marcha de los acordes y 
el Ijajo fundamental. De vuelta á Madrid, en 1860 pu- 
blicó varios artículos de crítica y literatura musical 
en el periódico El Arte Ifusical^ que se publicaba por 
aquel entonces, de los cuales algunos fueron copiados 
por otros periódicos artísticos y literarios de esta cor- 
te. En el mismo año tradujo al español el gran Trata- 
do de Lnstrümentacion de Kastuer, y escribió una obra 



no i." SEC. EFEM. — MAHZO 25. — SELVA. BRÜGÜERA. — LÓPEZ. 

titulada Misterios dé la música^ ó nueva escuela recrea- 
tiva é instructiva del arte de conmover con la combina- 
ción de los sonidos^ obra voluminosa y enteramente 
nueva y original , que aún no ha sido dada á lu/. Vuelto 
á Bélgica en 1861 , permaneció en aquel país hasta el 
año 1865, en que regresó á su patria , habiendo publi- 
cado en 1866 una obra muy útil y curiosa, titulada: 
Guia musical ó instrucciones sohre los requisitos y cua- 
lidades necesarias para seguir con éxito las diferentes 
carreras de la música; Madrid, 1866, en 4.° De 1861 á 

1865 escribió en Bruselas un Diccionario de música^ que 
publicó después con el título de Diccionario técnico^ 
histórico y Mográfico de la wíí5¿c«/ Madrid, 1868, y del 
cual extractamos algunos apuntes para este nuestro. En 

1866 fué llamado á Madrid para tomar la dirección del 
periódico titulado Revista y Gaceta Musical^ en cuyo 
periódico publicó un gran número de artículos críticos, 
•didácticos , históricos y filosóficos de la música , que 
han merecido la aprobación de los inteligentes. 

.(I) Bia 25, 1775. Nace en Tárrega (Cataluña) el 
acreditado organista D, Cayetano Selva, presbítero. 
(Véase el día 4 de Febrero, t. i.) 

(N. I) Bia 25, 1795. Nace en Canet de Mar (Ca- 
taluña) el presbítero ü. Buenaventura Bruguera y Co- 
dina, acreditado y distinguido maestro de capilla. 
(Véase el dia 13 de Agosto.) 

(*) Dia 25, 1804. Muere en Madrid, siendo fe- 
ligrés de la parroquia de San Luis, D. Estanislao Ló- 
pez. Fué natural de la villa de Villarejo de Sobrehuer- 
ta, obispado de Cuenca. Era profesor de trompa de los 
más celebrados de su tiempo, por lo que obtuvo una 
plaza de dicho instrumento en la Real Capilla , de la, 
cual tomó posesión el dia 17 de Octubre de 1788. 



i.' SEC. — EFEM. — MARZO 21). — HERRlillO. — GÓMEZ. 151 

(N. I) Dia 25, 1825. Nace en Madrid D. Mariano 
Herrero y Sessé. Hizo todos sus estudios musicales 
en nuestro Conservatorio, habiendo también asistido 
á la clase de canto del autor de esta obra; pero se de- 
dicó con preferencia al contrabajo, su instrumento fa- 
vorito, pues como profesor de él fué ajustado por pri- 
mera vez para la orquesta del Teatro del Instituto, es- 
tablecido en ia calle de las Urosas , Madrid , pero que 
en 1849 ya no existia, y cuya inauguración tuvo lugar 
el dia 8 de Noviembre de 1845. En 1849 pasó el señor 
Herrero al teatro de Salamanca , con motivo de haber 
en aquella ciudad una compañía de zarzuela. En 1850 
fué escriturado para formar parte de la orquesta del 
Teatro Real de nuestra corte, en cuyo año se inaugurá- 
ronlas óperas en el expresado teatro. En 1855 marchó 
al coliseo de Santander , en donde habia compañía de 
ópera y de zarzuela, y en 1857, con motivo del estreno 
del teatro de la Zarzuela , calle de Jovellanos , en Ma- 
drid, le ajustaron para la orquesta como uno délos 
profesores de contrabajo. En 1858 volvió otra vez á 
pertenecer á la del teatro Real hasta el año siguiente 
de 1859, en que por fin fué otra vez escriturado para 
el citado teatro de ia calle de Jovellanos , donde conti- 
nuaba en Agosto de 1868. El Sr. Herrero y Sessé ha 
pertenecido igualmente á la orquesta del teatro Ros- 
sini (Campos Elíseos de Madrid) durante los tres años 
que ha actuado en él la compañía de ópera italiana, 
siendo uno de los profesores que forman parte desde 
su instalación de la Sociedad de Conciertos establecida 
en nuestra corte. 

(N. I) Dia 25 , 1827. Nace en Badajoz D. Antonio 
María Gómez Ortiz. En Marzo de 1868 estaba de maes- 
tro de música en el hospicio de la expresada ciudad. El 
dia 10 de Setiembre de 1868 le mandamos la circular 
dándole cuenta déla aparición de esta obra , pidiéndole 



."i¿ 1.' SEC. — EFEM. — MARZO 2G. — SAX BRAULIO. — CABEZÓN. 

al propio tiempo apuntes de su vida artística , y des- 
pués de haber trascurrido un año, no le hemos mere- 
cido una contestación... 

(N. I) Día 26, 651. Muere San Braulio, Obispo 
y confesor. El P. Argaiz , en la pág. 422 de su obra, 
dice lo siguiente : «San Braulio, obispo de Zaragoza, 
monje benedictino, compuso ím himno en alabanza de 
San Mülan , para (¿ue se cantase el día de su fiesta. Vi- 
vió por los años del 628 al 646.» La fecha de la muerte 
de este Santo la hemos sacado del Calendario Piadoso 
del año 1869, pág. 25, dia 26 de Marzo, y no obstante 
lo que dice el P. Argaiz que vivió del 628 al 646, cree- 
mos que los cuatro años que resultan de diferencia 
entre el 646 al 651 , en que falleció el Santo , no tiene 
nada de extraño, tratándose de una época tan lejana, 
y que al fin el P. Argaiz no asegura ni afirma que efec- 
tivamente viviera San Braulio los años que cita , sino 
que indica quefaé aproximadamente en aquéllos. De- 
bemos advertir que hay otro San Braulio, también 
Obispo y confesor, y que se celebra el dia 18 del mis- 
mo Marzo ; pero no dice el referido Calendario Piadoso 
en qué año falleció, ni tampoco de qué país era natu- 
ral. El Sr. Soriano, en la Historia de la música espa- 
ñola., dice en su tomo i, pág. 59, al hablar de este San- 
to , lo siguiente : Se hizo célelre por sus composiciones 
musicales. 

Dia 26, 1566. Muere en Madrid, en donde habia 
nacido en 1510^ el célebre organista Félix Antonio Ca- 
bezón, cuando contaba cincuenta y seis años de edad. 
Varios son los apuntes biográficos que se han publica- 
do de este insigne músico , entre los que recordamos 
los que inserta el periódico El Pasatiempo Musical, 
Noviembre de 1850, núm. 18, pág. 69; los de la Gace- 
ta Musical Barcelonesa del dia 19 de Octubre de 1862, 



i." SEC. — I-.Fiai. — MAUZO 20. — CABEZÓN. 153 

año tercero, núm. 73 ; los que pone el Sr. Fetis en su 
biografía universal de músicos^ tomo ii, página 138, 
París, 1861, diciendo que Cabezón falleció el 21 de 
Marzo; pero tanto esta fecha como la del 24 de Marzo 
en que supone acaecida la muerte de Cabezón el Dic- 
cionario técnico , histórico 7/ Mográjico^ en su pág. 76, 
Madrid, 1868, las creemos equivocadas (1) ; en su con- 
secuencia, vamos á trasladar aquí algunos párrafos de 
las noticias que nos da la Gaceta Musical de Madrid^ 
año primero, 15 de Abril de 1855, páginas 84 y si- 
guiente. Dice así: «Félix Antonio Cabezón, organista 
ú& la Real Capilla y clavicordista de cámara de S. M. 
Felipe II, nació en Madrid en 1510. Ninguna de las na- 
ciones extranjeras podrá tal vez presentarnos en el si- 
glo XVI un profesor tan eminente en este ramo como 
Félix Antón Cabezón; él es el primer eslabón de la no 
interrumpida cadena de nuestros grandes organistas; 
él es el autor de dos obras muy notables : una de ellas 
es el método de órgano con el título de Música pare 
tecla^ arya y vihuela, de que hace mención la BiUio- 
fjrafia de D. Nicolás Antonio, y la otra un tratado de 
composición , cuyo título es : Música teórica y "prácti- 
ca. Estas obras , que no habia yo podido hallar en Es- 
paña , las encontré en la Real Biblioteca musical de 
Berlín, donde tuve la satisfacción de verlas y exami- 
narlas , haciéndome notar el sabio y amabilísimo Cus- 
ios de dicha Biblioteca , M. Dhen , que en ellas es don- 
de se encuentra la primera pieza escrita en Europa 
para cuarteto de cuerda (2), cuyo hecho se habia atri- 



(i) Por esta divergencia de dias hemos registrado los archi- 
vas de las dos parroquias más antiguas de Madrid en busca de la 
partida de nacimiento y defunción de este afamado músico ; pero 
los libros de ambas parroquias en que constan tales documentos 
originales no se remonta el de defunciones más que uno de la 
parroquia de Santa María de la Almudena, que principia en i565; 
pero en este libro no se halla la partida de defunción de Cabezón. 

( 2 ) Nosotros mandamos á pedir á Berlin esta pieza para 
cuarteto de cuerda, y con fecha 2 de Diciembre de 1868 se nos 



Í54 1.' SEC. iSFEM. — MARZO 26. — CABEZÓN. 

buido á autores extranjeros mucho más modernos. 
Ambas producciones fueron publicadas por sus hijos 
D. Antonio y D. Hernando, en Madrid, año de 1578, 
después de la muerte de su padre, acaecida en 26 de 
Marzo de 1566, á los cincuenta y seis años de edad. 
Es de notar que en la época que floreció este célebre 
organista habia en la Real Capilla varios profesores 
flamencos de gran reputación , y entre ellos el maes- 
tro Felipe Rogier; y sin embargo, fué tal la estima- 
ción en que se tuvo á nuestro compatriota, y tan gran- 
de el sentimiento de la corte por su muerte, que á ex- 
pensas del Sr. D. Felipe II se le erigió un monumento 
sepulcral en la iglesia de San Francisco el Grande, 
donde fué enterrado, grabándose en la lápida que lo 
cubria el siguiente epitafio : 

Hoc situs est Félix Antonins Ule sepulchro. 
Organice quomdam gloria primi chori : 
Cognomen Cabejon cur seqiiar ? Inclyta quando 
Fama ejus térras , spiritus astra colit , 
Occidit, heu! tota Regis plangente Philippi 
Aula: tam rariim perdidit illa decus (i).» 

Desgracia es que este monumento, que tal vez sea 
el único que se ha erigido en España al mérito de un 
artista músico, desapareciese á una con el antiguo 
templo del convento citado, al reedificarse el nuevo 



contestó que no se encontraba , cuya circunstancia sentimos mu- 
chísimo, y que tal vez sea por causa de haber tenido poco interés 
en buscar la persona á quien nos dirigimos, ó bien á quien él se 
,1o encargó , pues no ejerce la profesión música. 

(i) Cuya traducción , que somos los primeros en dar á cono- 
cer, la debemos á la amistad de nuestro buen amigo el ilustre y 
sabio escritor Sr. D. Aureliano Fernandez-Guerra y Orbe, es la 
siguiente : « En este sepulcro yace aquel Félix Antonio, por ape- 
llido Cabezón, gloria un tiempo del primer coro de órgano. 
¿Quién podrá igualarle, cuando su ínclita fama llena el mundo, 
y habita su espíritu el estrellado cielo? ¡ Ay ! ¡Murió llorándole 
todo el palacio del gran Felipe 11 ! i" 
joya vino á perder el regio alcázar ! » 



i.* SEC.-EFEM. — MARZO 26. — C.V.B2Z0N. 155 

que hoy existe. Para terminar, añadiremos, k las noti- 
cias que liemos dado de este insigne organista , las que 
acerca de su mérito encontramos en una obra titulada: 
^l felicísimo viaje del principe D. Felipe^ etc., escrita 
por Juan Calvete de Eurena, é impresa en Amberes, 
año de 1552, en folio. 

En dicha obra, y á la pág. 18, se lee lo que sigue: 

«LLEGADA Á GENOVA. 

»Llegando el príncipe á la iglesia mayor fué reci- 
»bido con una solemne procesión de la clerecía. Esta- 
»ban á la puerta esperándole el príncipe Doria y los de 
»la Señoría : celebróse la Misa de pontifical. Oficiá- 
»ronla los cantores y capilla del príncipe (D. Felipe) 
»con.gran admiración de todo el pueblo de ver la so- 
»lemnidad con que se hacía , y con tan divina música 
»y de tan escogidas voces , y de oir la suavidad y ex- 
»trañeza con que tocaba el órgano, el único en este gé- 
»nero de música , Antonio Cabezón ; otro Orfeo de 
»nuestros tiempos. — H. Fslava.» 

El Sr. Soriano Fuertes, en su Historia de la mú- 
sica española ^ tomo II, páginas 129 y 130, da asimismo 
curiosas é interesantes noticias de Cabezón, entre las 
cuales se lee lo siguiente : «En el poema que con el 
título de Música teórica-práctica , y la otra con el de 
Música para tecla , arpa y vihuela , en donde se en- 
cuentra la primera pieza escrita en Europa para cuar- 
teto de cuerda, y cuyo hecho, según D. Hilarión Es- 
lava, se habia atribuido á autores extranjeros mucho 
más modernos, las doctrinas de Cabezón fueron pura- 
mente flamencas , y sus obras no han tenido en el ex- 
tranjero la celebridad de aquellos autores salidos de 
las escuelas españolas.» Últimamente, en las Biogra- 
fías de los músicos más distinguidos de todos los países ^ 
publicadas por La España Musical^ bajo la dirección 



SoG 1.' SEC. — ErEM.— MARZO 26. — ROZA. 

ele D. Antonio Fargas j Soler, Barcelona, 1866, en la 
X)ág. 302, se leen algunos apuntes biográficos del señor 
Cabezón. 

En el poema que con el título de Casa de la memo- 
ria escribió nuestro sabio y erudito poeta y músico 
D. Vicente Gómez Martin, conocido por el maestro 
Espinel; que nació en 1551 (28 Diciembre), se leen 
Tárias octavas á músicos anteriores y contemporáneos 
íil referido Espinel^ y al hablar éste de Calezon^ dice: 

De un sujeto vi allí la efigie pura 
Que aquel gran Cabezón va donde caza , 
En el orden de tecla y compostura 
Sin exceder un punto de su traza. 
El término , caudal , desenvoltura , 

Y las divinas manos de Perada (i) , 

Y el divino Salinas (2), allí estaba, 
A quien todo el Colegio respetaba. 

• 

Esta octava y otras varias de Espinel en elogio de 
varios músicos y aficionados se hallan insertas en la 
Historia de la música española ^ por el Sr. Soriano 
Fuertes, tomo iii, pág. 200 y siguientes. 

(*) Dia 26, 1651, Muere en Montserrat el Padre 
Fr. Pedro Roza, discípulo que fué de la escolanía del 
citado monasterio , y después insigne organista y com- 
positor en el mismo. El P. Roza no sólo gozó de mu- 
cha celebridad como músico, si que también en las 
letras era muy distinguido , como lo prueba el haber 
ocupado los primeros puestos en su religión benedic- 
tina, tales como mayordomo mayor en el monasterio 
de Bages y de Montserrat, de donde fué asimismo 
Abad. A instancia suya se acordó por el consejo que 
se cantara el Te Beum cuando la procesión sale por 

(i) Catálogo. 

(2) ■ 1 3 Enero, t. i. 



1.* SEC. — EFK.M. — MAUZO ~G.^ — ALliGRF.. — HELDIíRRAIN. — DÍAZ. I.'i7 

los claustros, y el dia antes al de su muerte se deter- 
minó por el mismo Consejo que al fallecer los Padres 
monjes, y al pasar el cadáver de la portería, se can- 
taran dos responsos, uno en la iglesia vieja, y el otro 
al entrar en la nueva; habiendo sido el P. Roza el pri- 
mero á quien se le hicieron dichos sufragios. Hay que 
advertir que hubo otro monje en Montserrat, llamado 
el P. Fr. Pedro Roca, contemporáneo del P. Roza, y 
que también había estudiado música en el citado mo- 
nasterio, siendo natural el P. Roca de San Juan délas. 
Abadesas (Cataluña), y tomó el hábito de monje el 
dia 24 de Octubre de 1649 , habiendo fallecido siendo 
aposentador del expresado Montserrat; pero de éste no 
tenemos noticias suyas como músico, á pesar de ha- 
berla estudiado en el mismo monasteria, ni tampoco 
de la fecha de su muerte, por lo que no hay que con- 
fundir al P. Pedro Roza con elP. Pedro Roca. 

(I) Dia 26, 1838. Nace en Madrid doña Sofía Ale- 
gre. El dia 30 de Setiembre de 1845 ingresó dealumna 
en nuestro Conservatorio, y en los concursos públicos 
de piano que hubo en este establecimiento en Junio 
de 1858 obtuvo el primer premio , siendo su profesor 
D. Manuel Mendizábal. Después se dedicó la señorita 
Alegre á la enseñanza de dicho instrumento , en la que 
continuaba ocupada en Setiembre de 1869. 

(N. I) Dia 26, 1852. Nace en ürnieta (Guipúz- 
coa) D. Ruperto Beldérrain y Vicuña. En Octubre 
de 1871 fué matriculado como alumno de la Escuela 
nacional de música Qn tercer año de composición, y 
en los concursos públicos de dicha enseñanza efectua- 
dos en la propia Escuela en Junio de 1877 obtuvo el 
primer premio, siendo discípulo del Sr. Arrieta. 

• (I) Dia 26, 1853. Muere en Badajoz la célebre 



158 1." SEC. — EFEM. — MARZO 26. — LÓPEZ. — OLLER. 

cantante aficionada, señora doña Baldomera Díaz de 
la Cruz. ( Véase el dia 27 de Febrero , t. i.) 

(N. §) Bia 26, Í866. Nace en Madrid D. Fidel 
López y Pérez. Fué matriculado en la Escuela nacio- 
nal de música en 1." de Octubre de 1877 en la clase de 
solfeo , y en los concursos públicos de dicha enseñan- 
za efectuados en el expresado establecimiento en Junio 
de 1880 obtuvo el primer premio , siendo discípulo del 
-Sr. Pinilla. 

Dia 26,1377. Muere en Sabadell (Barcelona) el 
acreditado compositor D. Antonio 011er y Biosca. (Véa- 
se el dia 13 de Junio.) Con sólo decir que OUer estudió 
con nosotrosen Montserrat desde 1818 á 1822, creemos 
lo suficiente para que comprendan nuestros lectores 
la profunda pena que nos causó su muerte , teniendo 
en cuenta además que nuestra amistad jamás se inter- 
rumpió un solo instante: la misma que nos profe- 
samos en el colegio, siguió siempre , tan entusiasta 
como cuando la suerte nos hacía vivir en diferentes 
poblaciones. 

Cuando hizo oposiciones á la plaza de bajo de la Real 
Capilla en 1832, y que ganó, le escribimos ad lioc la 
pieza que habia de cantar con orquesta en aquel acto, 
y que en verdad tuvo Oller que invocar nuestra amis- 
tad desde la niñez, por la sencilla razón que yole 
decia: Tú la escribirás mejor que yo... Guando en 1856 
publicamos la fíeseóla liisiórica de Ja escolania de Mont- 
serrat., y en cuya época se hallaba de maestro de aqtiel 
célebre colegio, fuimos allí para que nos diera su opi- 
nión sobre nuestro trabajo, y al principio de dicha 
Reseña se halla la carta en cuyas pocas líneas se des- 
cubre la amistad que siempre nos habia unido... Incan- 
sable en el trabajo, ha dejado un sinnúmero de com- 
posiciones religiosas de indisputable mérito, muy ce- 



l.'SEC. — líFEM. — M.\.RZO 2G. — OI.LER. 159 

lebradas en todas partes, pero aún más en Madrid, en 
donde por lo regular él las dirigía. En el Diario de 
Barcelona del 27 de Abril de 1877, edición déla tarde, 
se lee una extensa biografía de nuestro querido é in- 
olvidable condiscípulo, que está conforme con la vida 
artística que conocemos de él, solamente que en lugar 
de decir que nació el 4 de Marzo de 1804, deberla ha- 
ber citado la fecha nuestra, que es la misma que el in- 
teresado nos dio y que nosotros no ignorábamos ya en 
el colegio. Su hijo, también organista compositor, le 
hizo celebrar en Madrid unas suntuosas exequias , de 
las cuales da cuenta El Parlamento del 14 de Abril de 
1877 en los términos siguientes: «Brillantes han es- 
tado las exequias y funeral celebrados en sufragio del 
alma del Sr. 011er, compositor catalán , en la iglesia de 
San Plácido de esta corte. 

»Los artistas Sres. Tamberlik, Boccolini, Oliveres, 
Guallart, y las señoras Sanz, Donadío y Poves , así 
como la mayor parte de los profesores de la Sociedad 
de Conciertos, para rendir un tributo de cariñosa^amis- 
tad á la memoria del malogrado maestro, se presta- 
ron gustosos á interpretar los diferentes trozos de can- 
to y música religiosa, dirigidos magistralmente por el 
hijo del difunto. 

»Entre ellos recordamos el Inmtatorio y la Misa del 
maestro 011er y el verso Qui Maria.m alsolvisti , can- 
tados respectivamente por Tamberlik, Boccolini y Oli- 
veres, con acompañamiento de las demás voces. 

»E1 Libera me y el Requiescant del Sr. Oller, hijo, 
fueron ejecutados admirablemente, y honran á su jo- 
ven autor. 

»Lo majestuoso del acto de veneración postrera , y 
el recogimiento del numeroso público que llenaba la 
iglesia de San Plácido, servirán de consuelo á la fami- 
lia del finado, y aumentarán los laureles de la corona 
del artista que fué.» 



160 1.' SEC.-EFEM.-XIARZO 20. — SOIUANO. 

No queremos dejar la pluma sin decir antes que 
si OUer fué un notable artista, como hombre en socie- 
dad no tuvo quien le aventajara como buen esposo, ex- 
celente padre y honrado amigo y ciudadano. ¡Que Dios 
haya premiado tantas virtudes! 

Dia 26 , 1880. Muere en Madrid , barrio de Sala- 
manca , calle de Claudio Coello, núm. 13, á la una y 
media de la madrugada, el limo. Sr. D. Mariano So- 
riano Fuertes. (Véase el dia 28 de este mes.) No es po- 
sible que sepamos expresar la inmensa pena que nos 
causó tan irreparable pérdida , pues no tan sólo lo fué 
para la familia, sino también para el arte y sus numero- 
sísimos amigos, siendo uno de sus más íntimos el autor 
de esta obra, en cuya morada habia vivido Soriano lafs 
dos veces que desde París vino á Madrid á asuntos 
propios, y por cuyo motivo, sin duda alguna , nos nom- 
bró uno de sus testamentarios, en unión del Excmo. se- 
ñor D. Francisco Asenjo Barbieri (3 Agosto). Cuarenta 
y siete horas de vida le faltaron para cumplir al fallecer 
sesenta y tres años , edad en que todavía podia termi- 
nar perfectamente la segunda edición que estaba pre- 
parando de su grande obra Historia de la música espa- 
ñola^ que vio la luz pública en Barcelona en 1855 y 56, 
y que en verdad habia mejorado y aumentado de un 
modo tal , que habiéndonos leido algunos párrafos de 
ella, le auguramos que obtendría grandísimo éxito, 
muy merecido y justo, así como unánimes aplausos de 
todos los amantes de nuestras glorias nacionales. ¡Qué 
dolor! ¡Qué sensible desgracia ! Laborioso como el que 
más , sólo se ocupaba por lo general de su pasión fa- 
vorita , la música , que habia ejercido ó profesado con 
grande gloria y muchos aplausos hasta la edad de cua- 
renta y ocho años; pero que no dejó ni un momento, 
aun después que hubo mejorado su posición social, de 
escribir sobre el mismo arte, publicando en Barcelona 



1.' SEC. — EFEM. — MABZO ?R. — SORIANO. 161 

Tin periódico que intituló Gaceta Musical Barcelonesa^ 
desde el 13 de Febrero de 1861 á 13 de Diciembre 
de 1864. 

Mucho antes de esta época dio á luz en Madrid, en 
unión del Sr. D. Joaquin Espin y Guillen (3 Mayo), el 
primer periódico musical con el título de La Ileria 
Musical^ que principió el dia 2 de Enero de 1842, y 
terminó el dia 29 de Diciembre de 1844. 

En 1868 publicó también en Madrid un libro con el 
título de España artística é industrial^ y en 1871, y 
en la propia capital, dio á luz el periódico titulad-o M 
Heraldo de las Artes ^ desde el 1." de Octubre hasta 
el 28 de Abril de 1872; y, finalmente, un sinnúmero de 
artículos en diversos periódicos , tanto en España como 
¿n. Francia, que tratan de varias materias, pero en 
primer término de música. 

Dígasenos ahora si hemos exagerado al decir antes 
que era laborioso como el que más. La mayor parte de la 
prensa de Madrid se ha ocupado, como era natural, de 
la muerte de nuestro querido amigo, y por no alargar 
demasiado estos breves apuntes, copiaremos sólo lo que 
dice La Correspondencia de España del 26 y 27 de Marzo 
de 1880, y es lo siguiente : «A la una y media de esta 
madrugada ha fallecido en esta corte , víctima de una 
penosa y larga enfermedad, el ilustrado escritor D. Ma- 
riano Soriano Fuertes, que desempeñaba actualmen- 
te el cargo de teniente alcalde del distrito del Centro. 

»Su muerte ha sido en extremo sentida por cuan- 
tos tuvieron ocasión de tratarle y apreciar las exce- 
lentes dotes que le adornaban. El Sr. Soriauo Fuertes 
deja escritas gran número de obras, todas las cuales 
le conquistaron una envidiable reputación. 

»Acompañamos á su apreciable familia en el inmen- 
so dolor que la habrá producido tan irreparable pérdida. 

»E1 entierro del conocido escritor y teniente alcal- 
de de Madrid, Sr. Soriano Fuertes, ha sido verdadera- 

TOMO II. 11 



162 1.' SEC— EFEM. — MARZO 26.— 30RIA.NO. 

mente suntuoso , habiendo acompañado al féretro hasta 
la última morada el presidente del municipio, muchos 
concejales y comisiones de todas las dependencias mu- 
nicipales.» 

Hé aquí ahora la papeleta de entierro que se pasó 
á los amigos, en la que se leen los muchos títulos y 
condecoraciones de que estaba adornado nuestro inol- 
vidable y queridísimo amigo , lo cual prueba que las 
corporaciones más respetables é ilustradas , tanto de 
nuestra nación como las de otros países , veian en So- 
riano una persona digna de figurar por sus obras y por 
su saber entre sus individuos : 

«EL ILUSTRÍSIMO SEÑOR 

# 

»D. MARIANO SORIANO FUERTES, 

»Caballero de la ínclita y militar Orden de San Juan de 
»Jerusalen, de la del Santo Sepulcro, de la real y 
»distinguida Orden española de Carlos III, de la na- 
»cional y militar de San Fernando de primera clase, 
»condecorado con la medalla de oro del Instituto Es- 
»pañol; Árcade Romano, académico de la de Arqueolo- 
»gía de Madrid, socio de las Reales de Amigos del 
»País de Valencia y Murcia, de la de Ciencias, Le- 
»tras y Artes de Dunquerque, honorario de la Filar- 
»mónica ' de Florencia , y miembro de otras varias 
»Sociedades artísticas y literarias , teniente alcal- 
»de del distrito del Centro, etc., 
»Ha fallecido á la una y media de la madrugada. 

»R. I. P. 

»ElExcmo. Sr. Alcalde primero, presidente, doña 
»Cármen de Soriano Fuertes, hija, hijo político, nie- 
»tos, hermana y demás parientes, 



1.' 8EC. EFEM. MA.nZO 2(i. 30RIAN0. IfiS 

»Ruegan á sus numerosos amigos le encomienden 
»á Dios j se sirvan asistir á la conducción del cadá- 
>>ver desde la casa mortuoria , Claudio Coello , 13 , al 
»cementerio de la Sacramental de San Martin, el sába- 
;>do 27 del corriente, á las once de la mañana , en lo 
vque recibirán especial favor.» 

Hé aquí ahora lo que dice la citada Corresponden- 
cia ÓíqI 3 de Abril del expresado año de 1880 sobre el 
funeral que en sufragio de su alma dispuso el exce- 
lentísimo Ayuntamiento, como asimismo el oficio que 
los testamentarios pasaron á éste sobre la misma fun- 
ción religiosa : 

«A las once de" esta mañana se han verificado en la 
iglesia de Santa María solemnes funerales por el eterno 
descanso del alma del Sr. Soriano Fuertes, teniente al- 
calde que fué del distrito del Centro de esta capital. 

»E1 templo estaba adornado con ricas colgaduras 
negras , de las que pendían grandes borlas de oro. En 
el centro levantábase un severo y majestuoso catafalco, 
cuajado de luces, al lado del cual permanecian en pié 
los maceros del ayuntamiento. 

»Presidian el duelo el marqués de Torneros y algu- 
nos parientes del finado, y en los bancos laterales se 
veia á casi todos los individuos del municipio de esta 
capital. 

»Ha oficiado una escogida orquesta , bajo la direc- 
ción del maestro Arche.» 

Hé aquí el oficio : 

«Excmo. Sr. : Como albaceas testamentarios del 
limo. Sr. D. Mariano Soriano Fuertes (Q. E. P.D.), y á 
nombre de la familia de dicho señor, faltaríamos á 
nuestro deber si no significáramos á V. E. el grandísi- 
mo consuelo que hemos recibido viendo las muestras 
de cariño que acaba de dar la corporación municipal 
de Madrid al que tuvo la honra de ser durante algunos 
años uno de sus miembros. La manera con que se acá- 



Ífi4 1." SEC. EFEM.— MARZO 27. FDEKTE.— SÁNCHEZ. 

ba de hacer el pomposo sepelio y las Lrillantes honras 
fúnebres del Sr. Soriano , costeado todo por la Villa, 
son evidentes pruebas de aquel cariño , que ni pueden 
ni deben ser desconocidas. Por lo tanto, rogamos á 
V. E. se digne dar, en nombre de la familia del finado 
y en el nuestro , las más expresivas gracias al exce-- 
lentísimo Ayuntamiento por su generoso proceder; 
contando V. E. en particular con nuestra profunda y 
eterna gratitud. 

»Dios guarde á V. E. muchos años. — Madrid 4 de 
Abril de 1880. — Baltasar Saldoni. — Francisco Asenjo 
JBarMeri. — Excmo. señor marqués de Torneros, al- 
calde primero del Excmo. ayuntamiento de la M. N., 
M. L. y H. villa de Madrid.» 

Por último , el acreditado periódico la Crónica de la 
música^ Madrid 8 de Abril de 1880, dice: <^Á fines de 
Marzo último ha fallecido en Madrid el distinguido 
literato y artista Sr. D. Mariano Soriano. Fuertes, au- 
tor de muchas obras musicales y literarias, con cuya 
muerte ha perdido el arte musical uno de sus más en- 
tusiastas propagadores. 

»En uno de los próximos números dedicaremos un ' 
artículo biográfico á tan eminente musicólogo.» 

(*) Día 27, 1642. Muere en Madrid el acreditado 
músico P. Fr. Pedro de la Fuente, natural de Andalu- 
cía , que gozaba de mucha fama como organista sobre- 
saliente. 

(*) Día 27 5 1771. Es bautizado en la parroquia 
del Campillo de Eana, arzobispado de Toledo, D. Ma- 
nuel Sánchez García. (Véase el dia 8 de Julio.) Fué 
primer bajonista de la Real Capilla, cuya plaza juró el 
dia 5 de Setiembre de 1814, y uno dé los más acredi- 
tados de su época , pues nuestro buen amigo el señor 
D. José de la Vega (4 Abril) nos hizo los mayores elo- 



1.' SEC— EFEM. — MA.n20 27. — JIJÍENO. — FALQUINA. 165 

giüs del expresado bajonista, tanto por su excelente 
tono como por su mucha ejecución, limpieza y ex- 
presión con que tocaba. 

(N. *) Dia 27, 1839. Nace en Calatayud D. Gasto 
Jimeno y Roy, presbítero y contralto de la catedral de 
Granada. Principió el estudio del solfeo con D. Félix 
Ruiz , contralto de la colegiata del citado Calatayud; 
pero pasando después el niño Jimeno á ocupar una 
plaza de infantillo de coro , que desempeñó hasta 1853, 
siguió los estudios del solfeo y principios de piano con 
el maestro de capilla de dicha colegiata D. Ángel San 
chez. (Catálogo.) En 1855 pasó á Teruel á continuar 
sus estudios literarios, y aquí aprendió el Sr. Jimeno 
la armonía con D. Jerónimo Lucia (Catálogo), maes- 
tro de capilla de la catedral del expresado Teruel, y el 
piano con el organista interino de la misma D. Ramón 
Costa (Catálogo), con quien hizo igualmente los estu- 
dios de vocalización al fijársele la voz de contralto. 
En 1859 hizo oposición á la plaza de segundo contralto 
de la referida catedral, cuyos ejercicios le fueron apro- 
bados, pero que inmediatamente renunció todos los 
derechos que á ella pudieran pertenecerle ; porque de- 
seando continuar sus estudios literarios, no podia veri- 
ficarlo, caso de habérsele agraciado con la indicada pía _ 
za, á la cual acababa de hacer oposición. En 1863 la 
hizo también al beneficio que lleva anejo la de contral- 
to de la catedral de Granada , que obtuvo y continuaba 
desempeñando en Agosto de 1868. 

(N. I) Dia 27, 1843 (1). Nace en Madrid, alas 
doce del dia, calle de Embajadores, núm. 34, D. Vi- 



(i) En los documentos de la Sociedad de socorros mutuos 
diceque nació en Febrero, lo cual es un error, puesto que la 
partida de bautismo, que hemos visto, señala el dia, mes y año 
que aquí fijamos nosotros. 



166 \.' ^C. — EFEM. — MAltZO 27. — CHAPÍ. 

cente Falquina y Valero. Después que hubo recibido 
la instrucción primaria , entró en San Isidro el Real 
de Madrid, en 1853, de acólito ó niño decoro, en 
cuya época principió los estudios de solfeo con D. Ma- 
nuel Moya, hasta el 8 de Enero de 1854, que ingresó 
como alumno del Conseryatorio en la propia clase de 
solfeo, en la que terminó el 16 de Mayo de 1856. El 
dia 23 del citado Mayo de 1855 fué matriculado en la 
de piano, continyando en la misma hasta 6 de Junio 
de 1858. En armonía estuvo desde Mayo de 1857 hasta 
30 de Junio de 1861, en que terminó los estudios de la 
misma ; y, por último, habiendo estudiado también du- 
rante tres años el órgano, entró en la clase de compo- 
sición, á cargo del Sr. Arrie*ta, en Setiembre de 1860, 
hasta Junio de 1866, en que concluyó dicho estudio, 
habiendo obtenido en los concursos públicos de com- 
posición verificados en el mismo Conservatorio en el 
expresado último mes y año, la medalla de oro. Á 
más de las composiciones que escribió para los con- 
cursos ya citados, y de algunas otras piececitas , tenía 
en cartera en Setiembre de 1868 una zarzuela en un 
acto, cuyo título es: Un par de cucos ^ letra del señor 
D. Francisco de la Cortina. 

(N. I) Día 27, 1851. Nace en Villena, provincia 
de Alicante, D. Ruperto Chapí yLorente. En Setiembre 
de 1867 fué matriculado como alumno del Conserva- 
torio en la clase de armonía, primer año, y en los 
concursos públicos de esta enseñanza efectuados en 
el propio establecimiento en Junio de 1869 obtuvo 
el primer premio; de modo que en dos años hizo los 
estudios que correspondía hacer en tres, siendo dis- 
cípulo de D. Miguel Galiana. Al propio tiempo que se 
matriculó en armonía, lo hizo también en la clase de 
piano, primer año, y en Octubre de 1869 en la de com- 
posición , en cuya enseñanza le fué concedido asimis- 



1.* SEC— EFEM. — MARZO 27. — CUAPÍ. 167 

mo el primer premio en los concursos públicos que 
dicho Conservatorio tuvo en Junio de 1872, siendo 
discípulo del Sr. Arrieta; es decir, que el Sr. Ghapí 
tiene dos primeros premios , el de armonía y el de 
composición. En Mayo de este año de 1872 fué nom- 
brado músico mayor de Artillería , cuya plaza desem- 
peñó hasta 1.° de Mayo de, 1874, en que salió para Roma 
como pensionado de número de la Academia de Bellas 
Artes en aquella capital, plaza que obtuvo por oposi- 
ción y por unanimidad del jurado que examinó las 
piezas compuestas al objeto. En Roma compuso: 1.° Po- 
laca de concierto para orquesta. 2." Motete á siete vo- 
ces , según uso de los maestros del siglo xvi. 3." La 
hija de Jefté^ ópera en un' acto ejecutada en el Teatro 
Real de Madrid en Mayo de 1875. Mandó á Madrid 
desde Roma copia de una Misa de Victoria, otra de un 
motete de Morales , y además una monografía de las 
obras de autores españoles que existen en el archivo 
de la Capilla Sixtina. 

Después de un viaje por toda Italia visitando mu- 
seos, bibliotecas y teatros, compuso en Milán, como 
trabajos de segundo año de pensionado: 1." La muerte 
de Garcilaso, ópera en un acto (cuyo preludio, así 
como el motete á voces solas, se ejecutó en la Real 
Academia de San Fernando de Madrid el día 17 de Fe- 
brero de 1878, con motivo de la sesión pública inaugu- 
ral de dicho año celebrada por la misma Academia). 
2.° Motete á voces solas. 3." Poema sinfónico, titula- 
do: Escenas de capa y espada. Después marchó Chapí 
á París, desde donde mandó al Gobierno español, como 
últimos trabajos de pensionado, la ópera Roger de Flor.^ 
eñ tres actos, y una sinfonía á cuatro tiempos ó par- 
tes. De dicha ópera se ejecutaron sólo dos actos en la 
noche de la función regia que tuvo lugar en el Real 
coliseo de Madrid, con motivo del enlace de S. M. el 
Rey D. Alfonso XII con la infanta doña Mercedes 



168 1." SEC. — EFEM.— MARZO 28.— 'GARISUAIN. 

(Q. S. G. H.); pero el estreno de la obra completa no 
tuvo lugar hasta la noche del 17 de Enero de 1878, con 
éxito muy lisonjero. La sinfonía á cuatro tiempos se 
ha ejecutado en los conciertos de la primavera de 1879, 
como igualmente la fantasía m^orisca, escrita en 1873, 
con unos aplausos casi nunca oidos. 

En 1878 obtuvo la plaza de pensionado de mérito 
de la misma Academia de Roma, y en este concepto 
pasó á París á estudiar la Exposición universal de di- 
cho año. Después ha compuesto: 1.° Un oratorio, titu- 
lado Los Angeles. 2.° Un trio para piano, violin y vio- 
loncelo. 3.° Ha publicado una colección de seis melo- 
días para canto y piano. Tiene además infinidad de 
pequeñas obras para banda y orquesta, y ha escrito 
también para esta última un scherzo sobre un episodio 
del Quijote; en él quiere añadir tres piezas más , para 
otros tres episodios sobre la misma obra del Quijote. 

Finalmente, hoy dia (Agosto de 1879) le ocupan 
seriamente obras de grandes dimensiones, cuyos títu- 
los ignoramos. Verdaderamente que el arte músico y 
España deben estar entusiasmados al ver tanta labo- 
riosidad y pasión por su divina profesión en un joven 
que sólo cuenta veintiocho años de edad... ¡Ojalá vea 
recompensados, como esperamos, tantos desvelos y. 
trabajos! 

(I) Día 28, 1810. Muere en Madrid, á los sesenta 
años de edad, D. Joaquín Garisuain y Leta. (Véase el 
dia 27 de Abril.) En el libro de La Concordia (1), al 
hablar de este insigne músico , que , según nos había 
dicho varias veces nuestro excelente amigo el ya ci- 
tado D. José de la Vega (4 Abril), era tan sobresalien- 
te en el bajón , que lo creían el primero de Europa 



(i) Véase el tomo i de este Diccionario, pág. 32, nota 3.* 
en que consta la fundación de La Concordia. 



1.° SEC. — tFEM. — MARZO 28. — GAUISUAIN.' 163 

y sin rival , se lee lo siguiente : «Fué generalmente 
reputado por hombre de mucha erudición , de mucha 
honradez y mucha entereza en los asuntos, juntamente 
con otras varias cualidades que hicieron siempre 
apreciable su memoria entre sus contemporáneos.» 
Pues bien ; esta nota que se lee en el expresado libro 
de defunciones de los individuos de la Real Capilla, 
que pertenecían asimismo á La Concordia , dice más 
que cuanto nosotros pudiéramos manifestar en elogio 
de Garisuain, tanto como músico célebre , é igualmente 
de hombre muy ilustrado , puesto que en dicho libro 
sólo se anótala^ en casi todos sus individuos , el dia 
que juraban la plaza que ocupaban en la Real Capilla, 
y el en que fallecían ; sin embargo , parece que desde 
1867 ya se pone en el indicado libro una breve bio- 
grafía del individuo á que hace referencia su falleci- 
miento., lo cual aprobamos de todas veras. Volviendo 
al Sr. Garisuain , de quien en vano hemos tratado de 
buscar documentos en que constara su rara habilidad 
en el bajón, sólo hemos adquirido su partida de bau- 
tizo, gracias á nuestro querido discípulo D. José Sala 
y á sus amigos , y sabido por un documento oficial 
que el dia 12 de Enero de 1795 vivia en Madrid, en la 
calle Mayor, núm. 4 , portales que llamaban entonces 
de Manguiteros. 

Cada vez que llegan á nuestro conocimiento nom- 
bres de celebridades musicales que ha tenido España 
sin que de ellos hayan escrito sus contemporáneos ni 
una sola linea ^ nos desesperamos y maldecimos la in- 
dolencia tan ingénita en la generalidad de los españo- 
les... y hé aquí por qué la Europa cree injustamente, 
si bien con apariencias de verdad , que nosotros mar- 
chamos los últimos entre las demás naciones con res- 
pecto al arte musical, siendo así que ningima potencia 
ó reino nos ha aventajado jamás en él. 



170 1.' SEC. — EFEM. — MARZO 28. — BOTELLA. — SORIAKO. 

(|)Bia28, 1814. Nace en AlcoyD. Rafael Botella 
y Serra. No sólo por escrito, sino también de palabra, 
hemos pedido á este profesor de piano apuntes para su 
biografía ; pero habiéndose excusado de dárnoslos, 
sólo podemos decir de él que desde muy joven se halla 
establecido en Madrid; que ha arreglado mucha músi- 
ca de ópera para piano solo; qucha escrito también, 
según creemos, alguna original, y que toda su vida 
la ha consagrado á la enseñanza del citado instru- 
mento. 

(==) Día 28, 1817. Nace en Murcia , á las doce y 
media de la madrugada, el maestro compositor, escri- 
tor y autor de varias obras, entre las que descuella la 
Historia de la música española^ Sr. D.Mariano Soriano 
Piqueras, conocido en el mundo artístico por B. Ma- 
riano Soriano Fuertes^ por firmarse él siempre así. 
(Véase el dia 26 de este mes. ) 

Creemos que lo más acertado para nosotros, al te- 
ner que dar al público los apuntes biográficos de nues- 
tro predilecto amigo Soriano, es poner á continuación 
la que publicó el Sr. Fetis en el tomo viii, pág. 69 de 
la Biografía universal de músicos^ París, 1865, pues así 
no se podrá decir que la amistad y la pasión han sido 
las que han guiado nuestra tosca pluma. Oigamos, 
pues, á Fetis: ^<Soriano Fuertes (D. Mariano), compo- 
sitor, literato é historiador de la música, nació en Mur- 
cia en 1817. Su padre , D. Indalecio Soriano Fuertes, 
que era compositor y director de cámara del Rey, di- 
rigió los estudios musicales de su hijo D. Mariano, 
que al mismo tiempo hacía los científicos y literarios. 
Guando apenas tuvo quince años de edad, entró como 
empleado en la dirección de Loterías. Pasado algún 
tiempo de ocupar este destino, su padre comprendió 
que tenía poca afición al empleo, y tomó la resolución 
de hacerle seguir la carrera militar ; al efecto fué ad- 



1.' SEC. — LFEM. — MARZO 28. — SOllIAMO. 171 

initido como cadete en el regimiento de la Reina Go- 
bernadora. 

»Sin embargo, tampoco era ésta la carrera que de- 
seaba el joven Soriano, pues queria dedicarse á la mú- 
sica , por la que demostraba una pasión extremada , no 
obstante los consejos de su padre , que le decia conti- 
nuamente q_ue en España no tenían los músicos ni glo- 
ria ni frovecha (1); pero esto no obstante, el joven 
Soriano veia en la música su principal goce, y esto le 
bastaba ; ser compositor de música le parecía la suer- 
te más digna de envidia. Dueño, pues, de elegir la 
carrera para la que liabia nacido, volvió á continuar 
los estudios musicales. En 1841 principió, juntamente 
con uno de sus amigos, la publicación del primer pe- 
riódico musical que vio la luz pública en España, cuyo 
título era La Ileria miisical y literaria. Las circuns- 
tancias de esta nación no permitían que una empresa 
semejante pudiera prosperar: así que, tuvo que cesar 
su publicación semanal después de cuantiosos gastos, 
que nunca vio Soriano reembolsados. Por la misma 
época tenía fija su idea, acompañada de un vivo de- 
seo, de ver á España en posesión de un teatro nacio- 
nal de música , lo cual no se habia logrado nunca de 
un modo estable. Queriendo dar un ejemplo de ello, y 
hacer un ensayo sobre esto , buscó en los argumentos 
piezas sobre cantos populares y escribió algunas zar- 
zuelas., tales como Geroma la Castañera., en un acto, 
que obtuvo un lisonjero éxito en Madrid y en las pro- 
vincias, El Ventorrillo de Alfarache y La Feria de 
Santifonce. Habiendo sido nombrado profesor del Lns- 
títuio españO'l en 1843, publicó en este año un mé-" 
todo de solfeo para sus discípulos , que fué aprobado 



(i) Lo cual es demasiado cierto, por desgracia. Á pesar de de- 
cir Fetis hoimeur, nosotros hemos querido poner gloria, porque 
honor ú honra sí que la tienen los músicos, pero recompensas, 
no. — Saldoni. 



172 1." SEC. — EFEM. MA.nZO 28.' — SORIANO. 

por los artistas y la prensa periódica. En 1844 obtuvo 
el nombramiento de director del liceo de Córdoba , en 
cuya ciudad escribió un Stahat Mater^ una Misa de 
Réquiem y la zarzuela Á Belén 'oan los zagales. De 
Córdoba pasó á Sevilla, y luego á Cádiz, en donde es- 
cribió la zarzuela ^/ tio Caniyitas. Vuelto á Sevilla, 
fué nombrado director de música del teatro de San 
Fernando, y compuso la zarzuela La Fálrica de tala- 
eos de Sevilla^ seguida de un divertimiento. 

/>Despues pasó otra vez á Cádiz , tomó la dirección 
de aquel teatro Principal, á la que añadió en 1850 la 
del de la Comedia, para los cuales escribió varias 
obras , siendo la más importante de ellas Lola la Ga- 
ditana. En 1852 fué nombrado director de música del 
gran teatro del Liceo de Barcelona, desde cuya época 
ha permanecido en aquella ciudad. Ha publicado dife- 
rentes obras literarias, las que no tienen objeto para 
Qsid.s Biografías de músicos \ pero es asimismo autor 
de otras obras relativas á la música, que aquí deben 
mencionarse. La primera tiene por título Música ára- 
de-española^ y conexión de la música con la astrono- 
mía , medicina y arq^uitectura ; Barcelona , 1853 , en 8.", 
de 133 páginas. La otra obra, mucho más importante, 
se intitula: Historia de la música española desde la ve- 
nida de los fenicios hasta el año 1850; Madrid y Barce- 
lona, 1855-1859, cuatro grandes tomos en 8.% con 
varias láminas de música y el retrato del autor. Aun- 
que algunos hechos citados por el Sr. Soriano en esta 
obra sean contestables ó controvertibles , su obra , sin 
embargo , no es por esto menos digna de interés , por 
ser ella la única historia que de la música existe en 
España; historia, por otra parte, poco conocida aun 
de los mismos españoles , y que ha costado á su autor 
muchas investigaciones. En 1860 publicó el periódico 
la Gaceta Musical Barcelonesa., llegando en 1864 al 
cuarto año de su existencia. Este artista literario es 



I ." SEC. — EFEM. — MARZO 28. — SORIANO. 173 

caballero de la Real Orden de Carlos III, de la Orden 
militar de primera clase" de San Fernando, condecorado 
con la gran medalla de oro del Instituto español, é in- 
dividuo de varias sociedades artísticas y literarias.» 

En la Historia de la música española^ tomo iv, 
página 386 y siguientes, Barcelona, 1859/ se leen 
también los apuntes biográficos del Sr. Soriano. Para 
terminar^ diremos que después de leidos los trabajos 
que en pro del arte músico español lia hecho el señor 
Soriano, sacrificando su carrera, su vida y cuanto 
posee, y — esto es lo verdaderamente doloroso — si7i re- 
compensa alguna, ni por parte del Gobierno, ni mucho 
menos de las corporaciones filarmónicas y de los pro- 
fesores en general, á quienes ha defendido en todas 
ocasiones con la mayor abnegación y grandísimo en- 
tusiasmo siempre que éstos no han sido tratados con 
la consideración debida por algún empresario ó corpo- 
ración cualesquiera. Véanse todos los escritos de este 
señor, así públicos cómo privados , y se verá que no 
hay otro que manifieste en sus obras rdds españolismo 
que él^ tanto en lo que atañe al arte músico como á los 
que lo profesan. 

Nosotros le somos deudores , entre otras, de una 
galantería que jamás olvidaremos , y que no relatare- 
mos minuciosamente por no ofender su modestia ; pero 
no podemos dejar de manifestar que^of (?7, y sólo por 
él, se tocó en Barcelona el 19 de Noviembre de 1863, en 
el teatro del Liceo, la gran sinfonía para orquesta y 
banda, titulada Á mi patria, de cuyo brillante éxito 
no nos toca á nosotros hablar, y que para lograrlo se 
brindó á abonar las copias, cuyo importe no bajaría de 
seguro de 600 reales... Después de este generoso y 
noble proceder, son inútiles ya los comentarios... 

También le som'os deudores del catálogo de sus 
composiciones musicales que tenía escritas hasta Ene- 
ro de 1869, y que no insertamos por lo que decimos 



I'' i I.' S£C. — EFEM. MARZO 28. — SILVESTRE. 

eu el tomo i de este Diccionario, pág. 89, pero que con- 
servamos con grande estima. 

Hoy di a, Julio de 1879, es concejal del ayunta- 
miento de Madrid y teniente alcalde, cargo que desem- 
peña hace algunos años. 

(I) Bia 28, 1846. Muere en Madrid , calle de las 
Beatas, núm. 12, el celebrado profesor de fagot, don 
Manuel Silvestre. (Véase el dia 6 de Junio.) En el li- 
bro de La Concordia dice que falleció el dia 29, la nota 
de la Patriarcal el 27, y en un documento del Conser- 
vatorio el 27; pero fué el 28 cuando pasó á mejor vida 
el Sr. Silvestre, puesto que así nos lo afirma su hija 
en carta que conservamos. El Sr. Silvestre gozó de 
gran reputación entre sus contemporáneos , y por esto 
ocupó los primeros puestos de fagot que habia en Ma- 
drid, así en los teatros de ópera como en el Conservato- 
rio y Real Capilla, cuya plaza, que obtuvo por oposición, 
juró el dia 13 de Diciembre de 1828. Por real orden de 
15 de Julio de 1830 fué nombrado profesor del Conserva- 
torio de música y declamación con el sueldo anual de 
'4,000 rs., el cual se le aumentó á 5,000 por real orden 
de 3 de Febrero de 1833; pero por otra de 1." de Oc- 
tubre de 1838 quedó reducido á 4,600 , que disfrutó 
hasta el dia de su fallecimiento, habiendo desempe- 
ñado siempre y sin interrupción, desde su primer nom- 
bramiento hasta su muerte, el expresado destino de 
maestro de fagot del citado Conservatorio , en el cual 
tuvo varios discípulos que le dieron mucha fama y 
honra, pero sólo recordamos ahora que lo fueron los 
Sres. D. Camilo Melliers (1), D. Domingo Aguirre y 



(i) Este señor nació en la parroquia de San Vicente de Car- 
casona (Francia), el dia lo de Enero de 1819 (^); y sin embar- 
go de haber recibido toda su educación musical en España, de 
vivir en ella desde la edad de seis ó siete años , de ser considerado 
como español, y estar casado con española y de tener hijos naci- 



1.' SEC. — EFEM. — MARZO "8. — RODRÍGUEZ. 175 

D. Benigno María Acuña. El Sr. Silvestre habia sido 
también músico mayor de un regimiento de la Guar- 
dia Real. 

Día 28, 1847. Muere en Madrid el acreditado 
maestro de la Eeal Capilla D. Mariano Rodriguez Le- 
desma. (Véase el dia 14 de Diciembre.) En la Gaceta 
Musical de Madrid, año ii, núm. 16, dia 20 de Abril 
de 1856, páginas 124 y 125, se halla la biografía de 
este distinguido maestro, como asimismo en Id. Histo- 
ria de la música española ^ del Sr. Soriano, tomo iv, 
pág. 287; en el Diccionario técnico^ histórico y biográ- 
fico de la música , pág. 249 , y en la Biografía tmiver- 
sal de músicos^ por Fetis, tomo v, pág. 248. 

Nosotros, pues, sólo vamos á copiar la que se lee 
en el libro de La Concordia y en la partida de nacimien- 
to de este maestro, que tenemos en nuestro poder, y 
sobre el apellido Rodriguez, dice el libro citado: «Na- 
tural de Zaragoza, bautizado en la parroquia de San 
Gil de dicha ciudad el 14 de Diciembre , entró en la 
Capilla Real en plaza de tenor supernumerario con 
diez mil reales de sueldo, por real orden de 16 de Se- 
tiembre de 1806.» En esta nota pone bautizado en lu- 
gar de nacido, sin poner el año. Lo que no compren- 
demos, ni sabemos explicarnos, es el apellido Rodri- 



dos en Madrid, sentimos infinito no poder insertar su biografía 
cual deseáramos y él se merece, por la razón dicha de haber nacido 
en país extranjero, y por la firme resolución que hemos hecho de 
no insertar en esta obra más que los nombres de aficionados y 
músicos puramente españoles ; y -sentimos ahora tanto más esta 
circunstancia, por ser el Sr. Melliers, no sólo un amigo á quien 
distinguimos y estimamos mucho, sino también por haber asistido 
algún tiempo á nuestra clase de solfeo cuando la desempeñába- 
mos al instalarse el Conservatorio. Diremos, sin embargo, ya 
que de este acreditado profesor hablamos , que ocupaba en Agosto 
de 1 868 todos los destinos que habia tenido su maestro el señor 
Silvestre; esto es, pertenecía á la Real Capilla, cuya plaza juró á 
24 de Noviembre de 1846 como fagot, al Conservatorio como pro- 
fesor de este instrumento, á la orquesta del teatro Real como pri- 
mero, y lo mismo en la Sociedad de Conciertos. ■ 



176 1.* 5EC. — EFEM. — MARZO 28. FERNANDEZ. 

guez que usalia Ledesma ; pues como se ve en la parti- 
da, sus padres no tenían semejante apellido; y que es 
cierto que él se firmaba Rodríguez de Ledesma lo con- 
firma , además de que todos los biógrafos le dan á co- 
nocer con los dos apellidos, el que nosotros poseemos 
una carta autógrafa suya con ambos. He aquí ahora la 
partida de bautismo que original obra en nuestro po- 
der: «Hay dos sellos. — Don Melchor Sarañana, cura 
párroco de la de San Gil abad de la ciudad de Zarago- 
za, certifico que en el cinco libros de la referida igle- 
sia, señaladamente en el tomo quinto de bautizados, al 
folio sesenta y uno al dorso, se halla una partida del 
tenor siguiente : 

«En quince de Diciembre de mil setecientos seten- 
»ta y nueve, D. Pasqual Argente, beneficiado y regen- 
»te de esta iglesia parroquial de San Gil de Zaragoza, 
»bautizó en ella á Mariano Nicasio^ que nació en el dia 
»antecedente, hijo de Antonio Ledesma , natural de 
»Barca-Rota, diócesis de Badajoz, en la Extremadura, 
»y de Josepha Agustín , natural de Laqueruela , de esta 
»diócesis , conniuges parroquianos de San Gil : fué su 
»padrino el Licenciado D. Francisco Antonio Lain, na- 
»tural de Bailo, partido de las Cinco -Villas , diócesis de 
»Jaca , á quien advirtió el parentesco espiritual y de- 
»más obligaciones. — Pasqual Argente, Eegente. — Li- 
»cenciado D. Luis de Ganuza, Vicario.» 

»Concuerda esta partida fielmente con su respecti- 
vo original, que obra en mi poder, y á que me remito. 
Y para que conste , doy la presente que firmo y sello 
con el de esta iglesia en Zaragoza á trece de Agosto de 
mil ochocientos sesenta y ocho. — Melchor Sarañana^ 
Cura. — (Sello.)» 

(N. I) Dia 28, 1853. Nace en Madrid doña María 
Garidad Fernandez y Fernandez. En Setiembre de 1867 
fué matriculada en el Conservatorio, clase de solfeo, 



1.° SEC. — lEFEM. — MARZO '28. — EELAUT. .177 

año segundo, y en Junio de 1869 obtuvo el primer pre- 
mio en dicha enseñanza en los concursos públicos efec- 
tuados en el propio establecimiento , siendo su último 
profesor D. Juan Gil. Guando ganó el expresado pre- 
mio seguia los estudios de piano. 

Día 28, S862. Muere enlvry, pueblo cercano á 
París, el distinguido y muy aplaudido tenor D. Bue- 
naventura Belart y Álbiñana (véase el dia 8 de Diciem- 
bre). Nosotros , que nos honrábamos con su íntima 
amistad, nada diremos de este notable artista, porque 
habiendo sido un buen amigo , no se crean apasiona- 
dos nuestros elogios, tributados á uno de los tenores 
que más han honrado á su patria, y cuya fama era ya 
europea, no obstante los pocos años que contaba de 
edad al fallecer y de ejercicio en la carrera teatral. Sin 
embargo, por lo que á continuación vamos á trasla- 
dar , copiado de diferentes periódicos que tenemos á 
la vista, se vendrá en conocimiento íle la mucha re- 
putación que gozaba en el mundo musical , tanto por 
su magnífica voz y extraordinarias facultades vocales, 
como por su buena y pura escuela de canto. Y, en ver- 
dad, si tuviéramos que copiar todo lo que de Belart 
ha dicho la prensa de todas las capitales en donde ha 
cantado, no nos bastarían dos tomos como el presente; 
así que, hacemos sólo un extracto de ellos, suficiente 
para dar á conocer á nuestros lectores, aunque no sea 
más que una idea aproximada, los grandes triunfos 
obtenidos en su corta pero gloriosa y triunfante carre- 
ra teatral. Antes, sin embargo, vamos á poner cuatro 
líneas sobre los estudios que hizo, porque en todos 
ellos demostró un talento extraordinario , según consta 
de los documentos que su hermano , nuestro excelente 
amigo el Sr. D. José, ha puesto á nuestra disposición, 
con una espontánea amabilidad, que no tenemos pala- 
bras con que agradecérselo; pues nos ha entregado 

TOMO II. 12 



!78 1." S£C. — EFEM. — MARZO 28. BELART. 

papeles interesantes y reservados de familia , dándo- 
nos con esto una prueba de confianza sin límites, que 
de seguro jamás tendrá que arrepentirse de ello. Don 
Buenaventura Belart y Albiñana nació en Tarragona el 
dia 8 de Diciembre de 1826 (1), á las cinco y media de 
la mañana , siendo bautizado al siguiente dia en la par- 
roquia castrense de San Francisco por su tio carnal el 
doctor y presbítero D. José Belart. Fueron sus padres 
D. Mariano Belart, capitán del ejército español, y doña 
María Tecla Albiñana. Después de recibida la instruc- 
ción primaria , estudió con singular aprovechamiento 
la facultad de Filosofía y Letras en el Instituto de Pam- 
plona, donde obtuvo, nemine discrepanti^ el grado de 
bachiller en dicha ciencia. Se dedicó después como 
estudio serio , y para que labrara su felicidad en el 
porvenir, á la jurisprudencia, y por vía de adorno á la 
música, ala pintura, á varios idiomas, ala equita- 
ción y á la esgrima , despuntando desde sus primeros 
años en la música por su privilegiada voz de tenor, de 
grande extensión, muy igual, pastosa, de mucha can- 
tidad y de extraordinaria agilidad, como pocas se han 
oido de tan excelentes circunstancias , cuyas faculta- 
des y bellas disposiciones fueron dirigidas con mucho 
acierto por nuestro amigo el reputado Sr. Eachel, que 
se hallaba de director de la orquesta de ópera en el 
teatro Principal ó de Santa Cruz, en Barcelona. En 
todos los estudios efectuados por Belart obtuvo de los 
jurados ó jueces de examen, y de sus catedráticos , la 
nota de notablemente aprovechado^ tanto en la gra-- 
mática latina , como en la retórica , idioma francés y 
jurisprudencia, como también en el dibujo y pintura, 
que mereció del ayuntamiento de Pamplona en 1843 



í\) En los libros de la Sociedad artístico-musical de socorros 
mutuos dice el mismo Belart que habia nacido en i83o; pero se 
equivocó, puesto que la fecha que citamos la hemos copiado de 
su partida de bautismo. 



1.' SEC. — EFEM. — MARZO 28. — QUINTANILLA. 11^ 

que sus trabajos fueran expuestos al público, en vista 
de la aprobación que dio de ellos la Academia de dibujo 
y pintura de la expresada ciudad. 

Estos datos que dejamos apuntados, y que nadie 
aún habia dado á conocer, son una prueba bien pal- 
maria, no sólo de los brillantes estudios hechos por 
nuestro malogrado amigo , sino también de su gran, 
talento para todas las ciencias y las artes , y por esto 
en el de la música, se distinguió de un modo tan so- 
♦bresaliente ; pues si bien la naturaleza le habia dotado 
de una gran voz, esto no obstante, sin estudio ni 
talento ó genio , nada ó muy poco hubiérase distingui- 
do ni acreditado de notable artista. 

Madrid, Barcelona, Sevilla, Cádiz, Granada y todas 
la:s primeras capitales de España, así como Lisboa, 
Florencia, París, Londres, etc., etc., fueron testigos 
^de sus extraordinarios triunfos como cantante. 

Un libro en folio necesitaríamos para copiar los pa- 
peles de todos los países en los cuales ha cantado Be- 
lart ; pero sólo recomendamos á nuestros lectores el 
que escribió nuestro amigo el Sr. D. José Ortega y Za- 
pata en el periódico Bl Orden el 6 de Noviembre 
de 1851 , núm. 225 , edición de provincias, sobre el de- 
lut de dicho cantante en el teatro Real de Madrid con 
la ópera Lucrezia^ y se comprenderá el fanatismo que 
causó en el público de la corte de España , lo propio 
que en cuantos teatros cantó. Coronas, versos y rega- 
los infinitos eran la prueba del fanatismo que causaba 
nuestro inolvidable y querido amigo. 

(N. I) Bla 28, 1863. Nace en Almería la señori- 
ta doña Elena de Quintanilla y Fábregas. En Octubre 
de 1877 fué matriculada como alumna de la Escuela 
nacional de música en la clase de piano, y en los con- 
cursos públicos de esta enseñanza efectuados en el 
mismo establecimiento en Junio de 1880 obtuvo el 



180 1.° SEC. — EFEM. MARZO 28, PL'IG. — 29, RIGUER. — AMBIELA. 

primer premio, siendo discípula del Sr. MendizábaL 

Día 28, 1880. Muere en Barcelona el muy cele- 
brado maestro de capilla de la Merced D. Bernardo 
Calvó Puig. (Véase el dia 22 de Febrero, 1. 1, pág. 292.) 
Hemos leido con mucha satisfacción unos apuntes ne- 
crológicos de este laborioso y acreditado maestro, que, 
copiados de El Mosquito^ inserta El Averiguador Uni- 
versal en su núm. 33, Madrid 15 de Mayo de 1880, so- 
bre los cuales debemos sólo rectificar lo siguiente, al* 
suponer que «Calvó Puig, hijo de Vich, y parle dis- 
cipulo de Ja escolania de Montserrat] etc.;» lo cual es 
un error, como se puede ver en la biografía que el mis- 
mo interesado nos mandó ^ y que publicamos en 1868, 
en el tomo i de esta obra, pág. 292, y en la que consta 
dónde y con quién estudió, fero ni poco ni mucho en 
i/bíi¿5ermí. Por lo demás, estamosen un todo conformes 
con la expresada necrología , escrita con la elegancia 
que acostumbra nuestro amigo Sr. Várela Silvari, de- 
biendo ahora nosotros solamente añadir que el Sr. P%iig 
ohtuvo la merecida honra de ser nomlrado corresponsal 
de la Real Academia de Bellas Artes de iSan Fernando 
el dia 17 de Marzo de 1879. 

( * ) Dia 29, 1682. Muere en Montserrat , en donde 
habia estudiado, el distinguido músico P. Fr. Mateo 
Riguer. Era natural de Martorell, diócesis de Barcelona, 
y habia tomado el hábito de monje en dicho monaste- 
rio en 1666, gozó entre sus contemporáneos de envi- 
diable fama como músico muy inteligente y notable 
organista. Su cadáver fué depositado en la sepultura 
núm. 6 del mismo Montserrat. 

(I) Dia 29, 1733. Muere en Toledo el maestro de 
capilla de aquella catedral D. Miguel de Ambicia. Fué 
nombrado maestro el dia 22 de Marzo de 1710. Su inme- 



l.'SEC. — EFEM. MAHZO 29. — TOLOSA. 181 

diato antecesor en dicho magisterio haLia sido D. Juan 
Bonet Paredes (Catálogo), y su sucesor D. Jaime Casellas 
(Catálogo). ElSr. Soriano Fuertes, en sw Historia de la 
música española, tomoiv, pág. 137, dice, al hablar del 
maestro Ambiela, lo siguiente: «Maestro de capilla 
de Jaca, nombrado para la catedral del Pilar de Zara- 
goza el 7 de Mayo de 1700, en cuyos archivos se con- 
servaban en 1859 veinte obras de este compositor.» 
Por todo lo cual se viene en conocimiento que el se- 
' ñor Ambiela desempeñó tres magisterios de capilla: el 
de Jaca, el del Pilar de Zaragoza, y el de Toledo, en 
donde falleció. Eii el Diccionario técnico^ histórico^ etc., 
pág. 18, se lee de este maestro lo siguiente: «Nació en 
Aragón, hacia el año 1665; hizo sus estudios musicales 
en un monasterio de su país, y desempeñó las funcio- 
nes de maestro de capilla en algunas iglesias de se- 
gundo orden. En 7 de Mayo de 1700 recibió el nombra- 
mientade maestro de capilla de Nuestra Señora del 
Pilar de Zaragoza , habiendo permanecido en este des- 
tino hasta el año 1707. Ignóranse las causas que le 
obligaron á abandonar este empleo, y se carece de da- 
tos ó noticias acerca de su vida y trabajos desde esta 
época hasta el año 1710, en que fué nombrado maestro 
de capilla de la primada de Toledo. Desempeñó este 
cargo hasta 1733, época de su muerte. Escribió gran 
número de obras de música religiosa que se conservan 
en algunas catedrales de España.» En la pág. 21 de 
Biografías de los músicos más distinguidos^ publicadas 
por La España Musical^ etc., se leen asimismo algu- 
nos apuntes sobre el maestro Ambiela. 

(I) Dia 29, 1818. Nace en Barcelona D. Juan To- 
losa y Noguera. A los nueve años de edad principió el 
estudio de solfeo, como mero aficionado; pero luego se 
dedicó á la música por profesión. A los once años re- 
cibió algunas nociones de violin de un profesor de poca 



]82 1.' SEC. — EFEM. — MARZO 29. — TOLOSA. 

fama, hasta que tuvo por maestro al aplaudido italia- 
no Sr. Berini , que se hallaba de director de orquesta 
del teatro de Santa Cruz de Barcelona. Guando apenas 
contaba diez y seis años de edad, marchó á Marsella, en 
donde obtuvo, sin protección alguna, una plaza de vio- 
lin en el gran teatro de dicha ciudad, en la cual estu- 
vo dos años recibiendo al propio tiempo de un profe- 
sor de la misma orquesta, concertista de viola, leccio- 
nes de estilo. Después pasó á París y estudió la armo- 
nía y el contrapunto con M. Hipólito Colet, autor de 
la Pauharmonie , habiendo ganado por oposición una 
plaza de violin en el teatro de la ópera cómica en di- 
cha capital, que desempeñó durante unos quince años. 
En esta época compuso varios cuartetos y quinte- 
tos para instrumentos de cuerda , que no han visto 
la luz pública por lo mucho que tendría de coste su 
impresión. Pasados diez y seis años ausente de su ciu- 
dad natal, volvió á ella, alucinado por la idea genero- 
sa de difundir entre la clase proletaria los puros goces 
del arte músico , fundando , á imitación de todas las 
grandes naciones, el instituto llamado Orfeón., á cuyo 
fin hizo la traducción y arreglo del método de Bocquil- 
lon Wilhem, que estableció el de Francia. Inmediata- 
mente solicitó el Sr. Tolosa el apoyo moral del exce- 
lentísimo ayuntamiento de Barcelona, y después de 
muchos trabajos y sinsabores, dio principio en Noviem- 
bre de 1853 á una clase de solfeo y canto elemental 
por el sistema mutuo, ó sea simultáneo, en el local 
que habia sido iglesia de San Cayetano. 

Los trabajos del Orfeón, como corporación, son bas- 
tante conocidos y apreciados por cuantos han tenido 
el gusto de presenciarlos, por lo que nos creemos dis- 
pensados de hablar de ellos con la extensión que se 
merecen y son acreedores. La creación de dicha ins- 
titución obligó alSr. Tolosa á dedicarse muy particu- 
larmente al canto coral; de suerte que casi todas sus 



).° SEC. — EFEM. — MABZO 29. — GOULA. 183 

composiciones pertenecen á este género , no obstante 
haber escrito muchas instrumentales, que han sido re- 
cibidas con aplauso por el público. Las obras que se 
han publicado del Sr. Tolosa son: 1. ° Un tomo de coros 
para voces solas, titulado: Repertorio del Orfeón. 2." 
Stabat Mater ^ á voces solas, cantado con buen éxito 
en Barcelona y en Valencia. 3.° En francés tres coros: 
Le Defilé., La Prairie., La Walse Burlesque , cantados 
en París. 4.'' Traducción y arreglo de los dos cursos de 
solfeo de Bocquillon Wilhem. 5.° Arreglo de un méto- 
do de viola de Allard. Finalmente , el Sr. Tolosa fué 
también uno de los fundadores y redactores del sema- 
nario titulado Orfeón español. 

(N.) Dia 29 , 1843. Nace en San Feliú de Guixols 
(Cataluña) D. Juan Goula. Hizo sus estudios musica- 
les en Barcelona con el maestro Manent (22 Junio). A 
la edad de veintidós años pasó á Mallorca como di- 
rector de orquesta del teatro de Palma , en cuya ciudad 
permaneció hasta 1869, y en 1870 marchó con igual 
cargo al teatro Imperial de Moscou (Rusia), en donde 
creció tanto su fama como director de orquesta, que 
luego desempeñó sin interrupción alguna los primeros 
puestos de director en los principales teatros de Espa- 
ña y del extranjero, como en el Liceo de Barcelona, 
San Fernando de Sevilla , San Carlos de Lisboa , Ba- 
dén, Berlin, Dresde, Francfort, San Petersburgo, tea- 
tro Imperial, Hamburgo, etc., etc., etc. Como compo- 
sitor, también ha escrito algunas piezas ; pero el ma- 
yor número de ellas han sido romanzas en español é 
italiano. 

El Correo de Teatros de Barcelona del dia 11 de Se- 
tiembre de 1875 publicó la biografía de este acreditado 
director de orquesta, la que recomendamos á nuestros 
lectores, y que por su mucha extensión nos vemos 
privadosde la satisfacción que tendríamos insertándola. 



184 1." SEC.-EFEM.-MAaZO 29, R1O.-GONZA.LEZ.-30. ROSELL. -CORDERO. 

(N. I) Dia 29, 1852. Nace en la villa de Giempo- 
zuelos (provincia de Madrid) D. Enrique del Rio y 
Murcia. El dia 5 de Setiembre de 1860 fué matricula- 
do como alumno del Conservatorio, y en los concursos 
públicos de solfeo efectuados en este mismo estableci- 
miento en Junio de 1863 obtuvo el primer premio, 
siendo su maestro D. José Pinilla. 

(N. I) Dia 29, 1858. Nace en Almería D. José 
González de la Oliva. Fué matriculado en la Escuela 
nacional de música el dia 9 de Octubre de 1876 en la 
clase de piano, y en los concursos públicos de dicha 
enseñanza efecttiados en el expresado establecimiento 
en Junio de 1880 obtuvo el primer premio, siendo 
discípulo del Sr. Zabalza. 

(I) Dia 30, 1780. Muere en Toledo el maestro de 
capilla de aquella catedral D: Juan Rosell, para cuya 
plaza habia sido nombrado el dia 19 de Abril de 1763. 
Fué su antecesor en dicho magisterio D. Jaime Case- 
Uas, y su sucesor D. Francisco Juncá y Carol. (19 
Junio.) 

Dia 30, 1823. Nace en Sevilla D. Antonio Cordero 
y Fernandez, siendo bautizado en la parroquia del 
Sagrario de aquella ciudad el dia l.°de Abril del mis- 
mo año. 

En 9 de Julio de 1832 tomó posesión de una plaza 
de seise en la catedral de la citada ciudad , plaza que 
ganó por oposición ante el cabildo y el maestro de ca- 
pilla, que lo era entonces D. Hilarión Eslava, y cuya 
plaza desempeñó por espacio de cinco años , que fue- 
ron los que aún le duró la voz de tiple. 

En 2 de Enero de 1843 firmó escritura para desem- 
peñar las partes de tenor comprimario , con obligación 
de hacer también primeros, en una compañía de ópera 



1.' SEC. — EFEM. — MARZO 30. — ■CORDERO. 185 

italiana que trabajó con buen éxito aquel año en los 
teatros de Granada, Málaga, Cádiz y Sevilla. 

Desde 1844 hasta Diciembre dé 1847 tomó parte en 
todas las festividades que se celebraron con música en 
dicha metropolitana como primer contralto de su capi- 
lla, aunque sin nombramiento oficial, en razón de que 
ya no existia como corporación aquella capilla música. 

En 13 de Diciembre de 1847 se escrituró con la em- 
presa que abrió en su estreno el teatro de San Fernan- 
do de Sevilla, para ocupar los mismos puestos que en 
la precitada compañía de ópera , y esta vez sólo cantó 
en los teatros de Sevilla y de Cádiz. 

El 12 de Agosto de 1848 llegó á Madrid, y el 12 de 
Diciembre de 1849 tomó posesión de la plaza de tenor 
segundo supernumerario de la Real Capilla de Sus 
Majestades en esta corte, previa oposición pública; y 
mediante los ascensos consiguientes, desempeñaba ya 
en 1867 la de tercer tenor en propiedad. 

Dedicado después á la enseñanza del arte de canto, 
la ejerce también con resultados lisonjeros, habiendo 
fundado en 28 de Abril de 1866 una Escuela lírico-dra- 
mática en unión del profesor de Declamación lírica^ ó 
sea mímica aplicada al canto, D. Juan Jiménez, donde 
estudian cantantes de ambos sexos. 

Debe su educación artística á los Sres. D. Hilarión 
Eslava y D. José María de Reat y de Copons; al pri- 
mero la del solfeo (desde la niñez), canto, composi- 
ción y todo lo necesario para constituir un buen artis- 
ta ; y al segundo , posteriormente , la del canto hasta 
su mayor perfeccionamiento. 

Hasta la fecha sólo ha publicado el profesor que 
nos ocupa una obra , con el título de Escuela completa 
de canto en todos sus géneros , dada á luz en Madrid el 
año de 1858, y varios artículos, ya doctrinales, ya 
críticos , relativos al arte y á los artistas , insertos en 
varios semanarios musicales. 



186 1." SEC. EFEM. — MARZO 30. — CASTO. — GUELBENZU. 

El Diccionario técnico^ MstóHco-Uográfico de la mú- 
sica^ por D. José Parada y Barreto, Madrid, 1868, en 
su pág. 110 y siguientes, inserta asimismo la biogra- 
fía del Sr. Cordero. También en las Biografías de los 
músicos más distingiddos de todos los países, etc., etc., 
se leen en la pág. 460 algunos apuntes del Sr. Cordero. 

(N. I) Bia 30, 1843. Nace en Salamanca D. Ri- 
cardo Canto y Mendoza. En Febrero de 1867 estaba de 
organista de la catedral del expresado Salamanca , á 
donde le mandamos el 10 de Setiembre de 1868 la 
circular pidiéndole apuntes de su vida artística, pero 
que en yano hemos esperado durante mucho tiempo, 
pues la fecha de su nacimiento y la plaza que ocupaba 
en Febrero del año 1867 las hemos copiado del libro de 
la Sociedad artístico-miisical de socorros mutuos. 

Bia 30 , 1855. Muere en Madrid el conocido profe- 
sor y maestro D. José Guelbenzu , padre de D. Juan 
(27 Diciembre) . Reputado como uno de los teóricos 
más sabios y profundos, dedicó toda su vida con in- 
cansable ardor al estudio y enseñanza de la armonía y 
composición, gozando sus opiniones gran crédito en 
las controversias sobre puntos de doctrina que fre- 
cuentemente se suscitaban entre los inteligentes. Co- 
mo profesor formó discípulos que le han honrado mu- 
cho, como D. Alejandro Esain, sus dos hijos D. José 
Javier y D. Juan, D. Casto Ugalde, D. Tomás Campano, 
D. Mariano García, D. Valentín Meton, con otros mu- 
chos, entre los cuales merecen ser citados la mayor 
parte de los músicos mayores del ejército del Norte 
durante la primera guerra civil, que acudían á ins- 
truirse en los secretos del arte á casa del tan modesto 
como sabio organista de San Saturnino de Pamplona. 
Como teórico, además de haber publicado una traduc- 
ción del Tratado de los acordes y modo de acompañar 



I." SEC. EFEM. — MARZO 30. — VELASCO. 187 

el tajo numeradlo de Garandé^ reformado en la numera- 
ción^ lia dejado completamente acabado otro Tratado 
de la teoría y 'práctica de la armonía^ y muy numerosos 
escritos y notas curiosísimas sobre puntos, tanto his- 
tóricos como doctrinales, todos los cuales posee su 
hijoD. Juan. Establecido éste en Madrid poco tiempo 
después del regreso de Francia (1844), perdió al autor 
de sus dias , tan querido y respetado de cuantas perso- 
nas le conocieron y admiraban sus virtudes. 

(N. I) Bia 30, 1868. Muere en Madrid el notable 
músico mayor de regimiento D. Ramón Velasco y Es- 
querra. (Véase el dia 2 de Febrero, en este tomo.) Al 
nacer se hallaba su padre D. Martin contratado como 
músico de regimiento, quien, habiendo venido después 
á Madrid, y siéndolo del &q\ Infante D . Carlos^ admitió 
para su primer hijo D. Eamon la plaza de triángulo que 
el músico mayor le ofreció. A la temprana edad que el 
niño tenía dio ya muestras nada equívocas de su dispo- 
sición para la música, y en su consecuencia pasó con 
su padre de flautín á los Gulas de Quesada. Di suelto 
aquel cuerpo, tuvieron entrada en la columna de Gra- 
naderos de la Guardia provincial; y de guarnición en 
la corte, se dedicó al nuevo instrumento de entonces 
llamado figle. 

Demasiado conocido por contemporáneos , que aún 
lo recuerdan como modelo de estudio, nada diremos 
de su indisputable mérito en la ejecución de un ins- 
trumento que ha venido á caer en desuso, y que él 
poseía á la perfección, tocando con igual facilidad las 
piezas de requinto, clarinete, flauta, violin, etc., etc. 

Tuvo entrada en 1830 en el Real Conservatorio de 
María Cristina en la clase de composición , bajo la di- 
rección del sabio maestro D. Ramón Carnicer ( 17 Mar- 
zo), siendo uno de los discípulos que armonizaron el 
primer bajete que se presentó en el concurso. 



188 1.^ SEC. — EFEM. — MARZO 31. — FKLIPE III. — PÉREZ. 

En 1832 pasó de músico mayor al regimiento del 
Príncipe, núm. 3 de infantería, y más tarde á la plana 
mayor de la Guardia real , teniendo luego entrada en 
el Real Cuerpo de Guardias de Corps , donde no se ad- 
mitía á los profesores sin una rigurosa oposición. A la 
extinción de los expresados Guardias de Corps pasó 
como músico mayor á Lanceros de la Guardia , y cuan- 
do se disolvió ésta, á Numancia, de caballería , yde este 
regimiento al de Mallorca, núm. 13 de infantería, don- 
de ha servido veinticinco años, arrebatándonos esta 
notabilidad músico-militar un accidente apoplético 
que le dio el 30 de Marzo de 1868, yendo á la cabeza 
de §u música al verificarse el relevo de la guardia de 
Palacio. 

Estaba condecorado con la cruz de caballero de 
Isabel la Católica. 

De su fecunda imaginación nos quedan más de 150 
pasos dobles , 30 marchas , infinidad de walses , pol- 
kas, serenatas, sinfonías, cuartetos, dúos, etc., etc., 
todo original , sin contar los tan acertados arreglos 
de varias piezas de música que hizo , ya por sí solo, 
como también en sociedad con D. Mariano Eodriguez 
(19 Abril). 

(N. I) Día 31 , 1621. Muere Felipe III. En la His- 
toria de la música española del Sr. Soriano Fuertes, 
en su tomo ii, pág. 184, leemos lo siguiente sobre este 
rey de España: «Aficionado desde niño á la música 
y á los profesores de ella, protegió á éstos y aumentó 
entre sus subditos la afición al arte... Excelente pro- 
fesor el Monarca, quisieron imitarle sus cortesanos, 
y todos ellos fueron músicos , y gran parte de la pri- 
mera nobleza hasta compositores.» 

(*) Bia 31, 1700. Muere en Toledo, de donde era 
natural, el distinguido organista P. Fr. Juan Pérez. 



1." SEC. — EFEM. — MARZO 31. — HERIIERO. 189 

(I) Día 31, 1812. Nace en Zamora el contralto de 
la Real Capilla D. Pedro Herrero y Mata, presbítero. 
El 25 de Marzo de 1820, con motivo de tener una ex- 
celente voz de tiple , entró de niño de coro en la cate- 
dral de la indicada ciudad de Zamora , en cuya época 
estaba de maestro de capilla D. Ramón Palacio y Por- 
domingo (Catálogo), que fué quien dio las primeras 
lecciones de solfeo al niño Herrero, el cual, al año de 
estudio , tomaba ya parte en las funciones que daba 
aquella capilla. En 1824 principió el estudio del órga- 
no, bajo la dirección del organista principal de la mis- 
ma catedral D. Ciríaco Olave (Catálogo), el cual pasó 
á fines del mismo año, ó á principios del siguiente, á 
ocupar la de Burgos , siendo nombrado para desempe- 
ñar la vacante que resultaba en Zamora D. Ambrosio 
Pérez (Catálogo), organista que gozaba de mucha re- 
putación, y con quien hizo sus principales estudios en 
el órgano el joven Herrero, que también aprendía á 
la vez la composición con el expresado maestro Pa- 
lacio, y al pasar éste al magisterio de Santiago, los 
continuó con su sucesor D. Jerónimo de los Angeles 
(Catálogo). A los quince años de edad perdió la voz de 
tiple, y al tener los diez y ocho se le fijó la de con- 
tralto, haciendo en Octubre de 1830 oposición á la 
plaza de la catedral de Osma , que obtuvo , siendo su 
juez examinador el Sr. Eslava, que á la sazón se ha- 
llaba de maestro de capilla en la expresada catedral, 
en donde permaneció Herrero hasta 1832, en que, 
previa oposición , obtuvo igualmente la de contralto de 
la de León, á la que estaba anejo el beneficio de ba- 
chiller de coro , por cuyo motivo se le concedieron las 
sagradas Órdenes. En Marzo de 1835 hizo también 
oposición á la vacante de la catedral de Salamanca, 
siendo maestro de capilla de la misma^y examinador 
el insigne Doyagüe ( 17 Febrero, 1. 1 ) ; pero á pesar de ha- 
ber obtenido el Sr. Herrero el primer lugar en la terna, 



190 1.* SEC. — EFEM. — MARZO 31. HERBERO. 

el cabildo dio la plaza al que ocupaba el tercero, falta, 
ó, mejor dicho, injusticia cometida por el referido ca- 
bildo, de la que debian haber protestado los censores 
y opositores todos , por las razones que sobre lo mis- 
mo llevamos expuestas al hablar del Sr. Calvet. (24 
de Febrero , t. i de este Diccionario , pág. 299 y si- 
guiente. ) 

El Sr. Herrero continuó ocupando su plaza de con- 
tralto en la catedral de León hasta fines de 1839 , en 
que se trasladó á Madrid, donde desempeñaba siempre 
los primeros papeles en las solemnidades religiosas, 
así por su buena voz de contralto como por la facilidad 
con que cantaba de repente , ó á 'primera msia , todos 
los papeles que se le daban. Al oir las primeras óperas 
en los teatros de la corte , comprendió que necesitaba 
recibir algunas lecciones de canto , y al efecto se valió 
de la amistad que tenía con nuestro amigo el aplau- 
dido pianista Sr. Albeniz, para que le admitiéramos en 
nuestra clase del Conservatorio, lo cual tuvo lugar en 
1840; siendo tan aprovechado en sus estudios de can- 
to , que al poco tiempo de ser nuestro alumno mere- 
ció lisonjeras frases por sus adelantos del señor conde 
de Vigo ( 6 Enero, t. i), directoren aquel entonces del 
Conservatorio. En esta época continuaba sus lecciones 
de composición , que recibía de nuestro ilustre amigo 
D. Indalecio Soriano Fuertes (21 Agosto). El dia 20 de 
Julio de 1844 obtuvo por oposición la plaza que juró 
de supernumerario de contralto déla Real Capilla, ha- 
biendo ocupado sucesivamente la de tercero y segun- 
do , con opción á la primera. 

Su afición a la literatura musical , y el deseo de 
propagar su conocimiento entre sus comprofesores, 
como medio de ilustración, hizo que tradujera del fran- 
cés y publicara la excelente obra del P. Girod , titula- 
da : De la música religiosa ; pero conociendo después 
por experiencia que en nuestra nación sólo leen la ge- 



l.'SEC. — EFEM. — M.MIZO 31. — BLANCO, . 191 

neralidad de las personas periódicos políticos , le hizo 
desistir de dar á luz el Diccionario musical de Castil- 
Blace, cuya traducción llevaba ya muy adelantada: no 
obstante , en la Gaceta Musical que se publicaba en 
Madrid por los años de 1855 y 56, se leen algunos ar- 
tículos del Sr. Herrero referentes á la música de iglesia. 

(I ) Dia 31 , 1824. Nace en Lugo D. Isidoro Blanco 
y Fernandez. A la edad de ocho años entró de niño de 
coro, continuando como tal hasta que mudó la voz, en 
cuyo época pasó á Madrid y se matriculó como alum- 
no del Conservatorio, siendo sus profesores: de piano, 
el distinguido Sr. Albeniz ( 14 Abril ) ; de armonía y 
bajo cifrado, el Sr. Aguado (10 Febrero, t. i); de compo- 
sición, elilustreCarnicer (17Marzo), habiendo asistido 
asimismo á las clases de canto y de italiano. El órga- 
no lo estudió bajo la dirección de D. Román Jimeno 
( 18 Noviembre) , en cuya época el Conservatorio no 
tenía esta enseñanza , habiendo sido el Sr. Jimeno 
para su discípulo, á más de maestro , un segundo pa- 
dre. En el Conservatorio estuvo el Sr. Blanco desde 
1845 hasta 1849, sin haber podido terminar del todo 
sus estudios por haberse visto precisado á ausentarse 
de la corte. La primera plaza de organista que obtuvo 
fué la de la parroquia de Santa Bárbara de Écija (An- 
dalucía), que se la concedieron después de haber su- 
frido unos exámenes. Posteriormente hizo oposición á 
lá de San Andrés de Madrid , y en la censura de los 
examinadores obtuvo un lugar honorífico , lo mismo 
que en las que efectuó en Santiago y Valencia, habién- 
dosele concedido la plaza de organista beneficiado de 
la catedral de Lugo, por haber ocupado el primer lugar 
entre los demás opositores , y cuya plaza seguía des- 
empeñando en Febrero de 1869. El Sr. Blanco ha es- 
crito algunas obras sagradas, y también profanas, que 
se han cantado en diversas partes ; pero no tenemos 



192 1. SEC. — EFEM. MARZO ol. — UKRUTIA. — DORADO. — CONDE. 

noticia que se haya publicado ninguna. Ha sido igual- 
mente director de algunas sociedades musicales, como 
asimismo de la sección fila-rmónica del Liceo literario 
y musical de Lugo^ cuyo himno inaugural escribió. 

(I) Dia 31, 1834. Nace en Vitoria doña Teotiste 
Urrutia. El dia 1." de Febrero de 1847 fué matriculada 
como alumna del Conservatorio ; y en los concursos 
públicos de piano verificados en el propio estableci- 
miento en Junio de 1857 obtuvo el primer premio, 
siendo su profesor D. Manuel Mendizábal. Después se 
dedicó á la enseñanza del citado instrumento. 

(N. I) Dia 31, 1852. Nace en Madrid D. Eduardo 
Dorado y Salgado. En Setiembre de 1867 fué matricu- 
lado como alumno de la Escuela nacional de música 
en la clase de violin; y en los concursos públicos de 
esta enseñanza efectuados en dicha Escuela en Junio 
de 1873 obtuvo el primer premio , siendo su profesor 
D. Jesús de Monasterio. 

(N. *) Bia 31, 1880. Muere en Zamora su Obispo, 
el Excmo. é limo. Sr. D. Bernardo Conde y Corral. 
(Véase el dia 20 de Agosto.) Después de haber servido 
de acólito en la iglesia de su pueblo natal (Leiva , pro- 
vincia de Logroño), á los catorce años ingresó en la 
Orden de canónigos premostratenses , y vino á estudiar 
á la Universidad de Madrid. Fué organista en su par- 
roquia de San Marcos^ etc. , etc. ; motivo por el cual 
nos honramos en citarlo en esta obra. (Copiado de La 
Ilustración Española y Americana del dia 22 de Junio 
de 1880, que inserta sus apuntes biográficos, junta- 
mente con su retrato.) 



ÍNDICE DEL MES DE MARZO. 



Páginas. 

Aceves y Lozano, D. Rafael: dia 20 1 39 

Alegre, doña Sofía: dia 26 iSy 

Aleix y Batlle, presbítero, D. Ramón: dia i ." 63 

Ambiela, D. Miguel: dia 29 , . . 180 

Antequera, D. Manuel: véase Beredas. 

Argenté, D. Pablo: dia 18 128 

Aribau de Terán, doña Rita: dia 11 ' 100 

Arilla y Nogués, D. José: dia 19 i35 

Azula y Urien, D. Tomás : dia 7 79 

Banquer y Lasa, 'D. Manuel: dia 17 120 

Belart, D. Buenaventura: dia 28 177 

Belderrain y Vicuña, D . Ruperto: dia 26 157 

Benedid, P. Fr. Pedro: dia 9 83 

Beredas, D. Manuel: dia i3 104 

Bernuy y Váida, lima, señora doña Joaquina: dia 2 66 

Bernuy y Váida, Excma^ señora doña María de la Sole- 
dad, duquesa viuda de Híjar: dia 1 3 io5 

Bernuy y Váida, lima, señora doña Ignacia , marquesa de 

Orani : dia 10 92 

Biscarri Bossom de Saga, D. Jaime: dia 17 124 

Blanco Camarón, D. Manuel: dia 11 97 

Blanco y Fernandez, D. Isidoro: dia 3i 191 

Borbon, S. A. R. el Sermo. Sr. Infante D. Francisco de 

Paula de: dia 10 85 

Borras y Golo, D. José: dia 8 83 

Botella y Serra, D. Rafael : dia 28 170 

Braulio (San), Obispo y confesor: dia 26 i52 

Bros, D. Juan: dia 12 io3 

TOMO II. 13 



94 

Bruguera y Codina, presbítero, D. Buenaventura, dia 25. i5o 

Bullido y Gómez, doña Dolores: dia 7.. 80 

Bargarolas y Casasas, D. Vicente: dia 7 80 

Cabezón, D. Félix Antonio : dia 26 1 52 

Campos, doña Antonia: dia 2 65 

Canto y Mendoza, D. Ricardo: dia 3o 186 

Cañellas, P. Fr. Francisco Javier: dia 4 72 

Carnicer, D. Ramón: dia 17 120 

Casado. D. José: dia 14 108 

Gastell de Pons , D. Antonio: dia 11 98 

Castillo, D. Juan: dia 16 112 

Chapi y Lorente , D. Ruperto : dia 27 166 

Charques y Esplá, D. José: dia 12 4 . . . loi 

Cisneros, D. Matías:' dia 19 i33 

Conde y Corral, Excmo. Sr. D. Bernardo: dia 3i 192 

Cordero y Fernandez, D. Antonio: dia 3o 184 

Cortada, P. Fr. Jaime : dia 7 77 

Crespo y Lorenza, D. Ramón: dia 19 i33 

Crevéa y Cortés, D Miguel: dia 10 86 

Cruz y López, doña Matilde de la: dia 1 3 108 

Cuyas, D. Vicente: dia 7 79 

Daroca y Velasco, D. Victoriano: dia 23 145 

piaz de la Cruz, doña Baldomera: dia 26. 157 

Dorado y Salgado, D. Eduardo: dia 3 1 192 

Escorihuela, presbítero, D. Isidoro: dia 19 i33 

Esteban y Vicente, doña Matilde: dia 14 no 

Esteban y Amorós, doña Manuela: dia 18 127 

Eximeno, D. Antonio: dia 4 - 67 

Faguanca, D. Luis: dia 23 .t.. 144 

Falcó y Torró, D. José: dia 16 ii5 

Falquina y Valero, D. Vicente: dia 27. . ., i65 

Feüpe III, rey de España: dia 3i 188 

Fernandez y Fernandez, doña María Caridad: dia 28 177 

Fernandez Caballero, D. Manuel: dia 14 109 

Franco y Martínez, D Domingo: dia 19 i35 

Fuente, P. Fr. Pedro de la: dia 27 164 

Galvez y Puig, doña Ventura: dia 7 80 

García, D. Manuel: dia 17 , np 

García y Coronel, D. Tomás: dia 7. , , 80 

García y Meton, D. Lucio: dia 2 .- 66 

Garisuain y Leta, D. Joaquín: dia 28 168 

Gavaldá. y Bel, D. Daniel Sebastian: dia 4 69 

Gaztambide y Garbayo, D. Joaquín: dia 18 128 



195 

Gil, D. Francisco de Asís: dia i6 r i6 

Gómez Ortiz, D. Antonio María: dia ib i5r 

González y Cuéllar, D. Juan José: dia 2 64 

González de la Oliva, D. José: dia 29 , 184 

Goula, D. Juan: dia 29 i83 

Gaelbenzu, D. José: dia 3o : 186 

Guembe y Echani, D. Raimundo José: dia l5 112 

Herrero y Sessé, D. Mariano: dia 25 i5i 

Herrero y Mata, presbítero, D. Pedro: dia 3i , . . , 189 

Ibarra y Pérez, doña Adelaida: dia 3 66 

Ilarduy a ó Ilarduia, doña Manuela: dia 19 1 36 

Jiménez, D. Antonio: dia 10 85 

Jimeno y Roy, presbítero, D. Casto : dia 27 ' . i65 

Jimeno, D. José Ildefonso: dia 19 1 33 

Lacar y Goicoechea, doña Concepción: dia 19. , í35 

Ledesma, D. Mariano: véase Rodríguez Ledesma. 

Lestan González, D. Tomás: dia 7 77 

López, D. Estanislao: dia 25. , i5o 

López y Pérez, D. Fidel: dia 26 1 58 

Llorens, D. Pedro Nolasco: dia i5... 112 

Mariátegui de Goya, doña Concepción: dia 14 1 1 1 

Marquioa, D. Vicente: dia 10 84 

Marín, presbítero, D. José: dia 8 8r 

Martin y Elespuru, D. Leopoldo : dia 20, 140 

Martínez de Gallardo, doña Úrsula: dia 22 144 

Maten, D. Francisco: dia 12 loi 

Merry de Mendoza, doña Trinidad: dia 5 73 

Monasterio y Agüeros, D. Jesús: dia 21 141 

Montemayor, Jorge: dia 19 129 

Mora y Vergel, doña Josefa: dia 18 .... ., ^. . . . . . 126 

Moreno y Mezquita, doña Manuela: dia 7 80 

Morente y González, doña Pilar: dia i3 107 

Moscoso de Valero , doña Emilia: dia 6 73 

líasarre, P. Fr. Pablo: dia 11 94 

Nielfa, presbítero, D. Lorenzo Román: dia 11 100 

OUer y Biosca. D. Antonio: dia 26 1 58 

Orfila, D. Mateo José Buenaventura : dia 12 104 

Ortega, D. Juan Guillermo: dia 4 71 

Oudrid y Segura, D. Cristóbal: dia 1 3 108 

Pacheco, D. José: dia 23 147 

Padilla, D. Mariano: dia 16 112 

Parada y Barreto, D. José: dia 24 148 

Peña y Martínez, D. José de la : dia 1 8 127 



196 

Pérez, P. Fr. Juan: dia 3i i88 

Pérez González, D. Joaquín María: dia 4 71 

Pérez y Munilla, doña Carmen: dia 4 72 

Plasencia, D. Mariano: dia 7 , 81 

PIÓ, véase Lestan González, D. Tomás. 

Poch, P. Fr. Pablo: dia 20 107 

Poveda y Vilanova, D. Vicente: dia 21 141 

Paig, D. Bernardo Calvó: dia 28 180 

Pujol y Riu, D. Juan Bautista: dia 22 142 

Quintaniila y Fábregas, doña Elena: dia 28 179 

Rey y Fernandez,, doña Elisa del: dia 20 140 

Riguer, P. Fr. Mateo: dia 29 180 

Rio y Murcia, D. Enrique del: dia 29 184 

Rio y Murcia, D. León del: dia 22 143 

Rodríguez, D. Antonio: dia 18 126 

Rodríguez, D. Roque: dia 21 140 

Rodríguez y López, D. Joaquín: dia 22 142 

Rodríguez Ledesma D. Mariano: dia 28. 175 

Rosell, D. Juan: diá 3o 184 

Rosquellas y Bagá,. D. Jaime: dia 20 i38 

Roza, P. Fr. Pedro: dia 26 i56 

Ruano. D. Cándido: dia 17 1 19 

Salazar y Justiniano, D. José Joaquín: dia 24 148 

Salinas, D. Francisco: dia i .° 61 

Salvado, limo. Sr. D. Fr. Rosendo: dia i." 61 

Samaniego y Ángulo, doña Francisca: dia 9 84 

Santafé, doña Josefa: dia 20 1 38 

Sánchez, P. Fr. Bernardo: dia 2 64 

Sánchez García, D. Manuel: dia 27 164 

Sarasate de Navascués, D. Martin: dia 10 87 

Segarra y Segarra, D. José: dia 17 i25 

Selva, presbítero, D. Cayetano: dia 25 ■. i5o 

Serrano y Ruiz, D. Emilio: dia i3 106 

Sessé, D. Juan: dia 17 .., 117 

Silvestre, D. Manuel: dia 28 174 

Soriano, presbítero, D. José: dia 23 145 

Soriaao y Piqueras, véase Soriano Fuertes, D. Mariano. 

Soriano Fuertes, D. Mariano: dia 28 160 

Suarez, pres^DÍtero, D. José: dia 5 , 72 

Teixidor y Latorre, presbítero, D. Felipe: dia 22 143 

Tolosa y Noguera, D. Juan: dia 29 181 

Tudela, D. Jorge: dia 3 66 

Uetam, véase Mateu, D. Francisco. 



497 

TJrrutia, doña Teotiste: dia 3 1 192 

Uzal y Armada, doña Antonia: dia 4 70 

Varó y Linares, D. Vicente María de la Concepción: dia i3. 107 

Velasco y Esquerra, D. Ramón: dia 3o 187 

Veldrof y Plaza, D. Luis : dia 11 97 

Villa y Morana, D. Ricardo: dia 5 73 

Zayas y Florines, D. José: dia 9 84 

Total: 140, sin contar en este número los que figuran en los 
dos meses anteriores. 



ABRIL. 



(*) Día 1.°, 1687. Muere en, Montserrat el famoso 
contralto P. Fr. Francisco Romana , natural de Villa- 
franca del Panadés (Cataluña). Estudió música en el 
expresado monasterio , y fué una de las voces de con- 
tralto de su época que más fama gozaba , y eran mu- 
chos los aficionados que iban á aquel célebre Santua- 
rio, tanto por adorar á la santa Imagen, cuanto para 
oir la míiy linda voz de contralto^ así dice la nota que 
tenemos de aquella fecha, que tenía el P. Romana. 
Tomó el hábito de monje en 1641, siendo igualmente 
un virtuoso sacerdote. Su cadáver fué depositado en la 
sepultura núm. 7. Hubo otro monje en Montserrat, lla- 
mado también P. Romana (Fr. Juan), contemporáneo 
del P. Francisco, que si bien catalanes los dos, eran de 
diferente población, y-, por lo tanto, no sabemos si se- 
rian parientes. El P. Juan fué también muy célebre 
músico. (Véase el Catálogo, Romané^ P. Fr. Juan.) 

(*) Dial.°, 1726. Muere en Montserrat, siendo 
maestro de capilla y del colegio de música , del cual 
habia sido asimismo discípulo, el P. Fr. Vicente Pre- 
siach. Era natural deMorella, y después de haber he- 



200 1.* SEC. — EFEM.— ABRIL 1 ." — LAVENANT. 

cho todos sus estudios musicales en el citado Mont- 
serrat con notable y extraordinario aprovechamiento, 
tomó el hábito de monje en el mismo monasterio en 
1689; j en vista- dé su gran mérito como músico, fué 
nombrado maestro de capilla y del colegio, distinción 
que sólo se concedía á los más célebres músicos que 
tenía la religión benedictina , habiendo fallecido des- 
empeñando ambos cargos. Su cadáver se depositó en 
la sepultura núm. 5. FIP. Presiach dejó muchas oirás 
de música en latin y romance , pues en estos términos 
lo dice la nota que poseemos, copiada de los documen- 
tos que existían en el Monasterio, y que fueron escri- 
tos hacia 1726. También fué maestro de novicios, cargo 
de los más honoríficos que habia en Montserrat , todo 
lo cual nos da á conocer que el P. Presiach era de los 
músicos más afamados de su tiempo , como igualmen- 
te muy notable en letras. 

(N.) Día 1.% 1767. Muere en Madrid de un modo 
edificante, á la edad de veinticuatro años, doña Ma- 
ría Lavenant y Quirante. En el libro titulado Orí- 
gen^ épocas y progresos del teatro es'pañol^ por Manuel 
García de Villanueva Hugalde y Parra, Madrid, 1802, 
páginas 328 y 329, se lee lo siguiente de la Lavenant: 
«Sin el menor reparo se le puede dar con justicia el 
nombre de la actriz más excelente que ha tenido nues- 
tro teatro español en el siglo pasado: ella desempeña- 
ba con singular propiedad todo carácter, fuese serio, 
fuese jocoso : siempre supo poner en movimiento las 
pasiones, internándose en el corazón de cuantos la 
oian; además tuvo especial facilidad para aprender la 
música, Fy cantaba con notable destreza, donaire y 
gracia: en fin, fué una mujer de un feliz talento, en 
quien se reunieron todos los encantos y las gracias á 
que puede aspirar la naturaleza ayudada por el arte 
de que se hallaba colmada...» Después de estos ele- 



1.' SKC. — EFEM. — ABRIL I. — LAVENANT. 201 

gios que se prodigan á laLavenant, cita otras actrices 
cantantes , hasta el número de siete , que fueron asi- 
mismo célebres, y concluye diciendo el Sr. García de 
Villanueva lo siguiente: «Y otras muchas que omito por 
no alargarme demasiado; y si en España se siguiera 
el estilo de alabar los actores que hoy existen jubila- 
dos y en actual ejercicio, como se hace en Francia y 
otros países cultos , pudiera citar algunos y algunas 
que han merecido y merecen hoy dia el aprecio de los 
inteligentes en el arte de cantar y en el de la decla- 
mación teatral , arte tan decantado y encarecido por 
los críticos de ahora.» No hay que olvidar que esto se 
escribió en 1802. 

Las anteriores líneas que hacen referencia á la La- 
venant fueron copiadas por el Sr. Soriano Fuertes en 
su Historia de la música española^ pág. 158 del tomo iv, 
y en el periódico que se publicaba en Madrid , titulado 
La EsTfterawM^ en su número del dia 18 de Agosto 
de 1862. La expresada Lavenant tenía una hermana y 
una prima del mismo apellido, que trabajaban con ella 
en el propio teatro ; pero no sabemos si también can- 
taban como la doña María. Igualmente habia en Ma- 
drid, en el teatro, un actor cantante muy aplaudido 
en 1760, que se llamaba D, Juan Lavenant , y que sin 
duda pertenecía á la misma familia que la doña María. 

Debemos advertir que el apellido de doña María le 
hemos visto escrito de tres maneras : Lavenant^ Lad- 
venanty La-Venant. En la obra titulada : Autores Es- 
pañoles^ tomo Lxi de la colección , y primero de los Poe- 
tas líricos del siglo xviii , pág. 103 , nota 2.^ columna 
tercera, se lee: «María Lavenant y Quirante fué una 
actriz dotada de extraordinario talento y hechizo. A 
pesar de haber brillado corto tiempo en la escena, 
quedó grabado en la memoria del público el embeleso 
que causaba en varios papeles, ya patéticos, ya festi- 
vos. Muchos años después de su muerte se recordaba 



202 1.° SEC. — BFEM.— ABRIL 1.° CASANOVAS. 

todavía con deleite el entusiasmo que infundía en sus 
oyentes cuando cantaba aquella famosa copla : 

Es en glorias pasadas 
El pensamiento , 
Unas veces verdugo , 
Y otras consuelo.» 

Preciábase de elegante y esplendorosa en el vestir, 
y se cuenta qué dejó más de noventa vestidos de lujo. 
'Murió de un modo edificante el dia 1.° de Abril de 1767, 
á la edad de veinticuatro años. D. Manuel Rubin de 
Celis, de la villa de Llanes , oficial de milicias , escri- 
bió : Égloga pastoril , lamentos á la muerte de María de 
Lavenant, primera dama del teatro; 4.", Madrid, 1765. 
Ensayo de una Biblioteca de libros raros y curio- 
sos^ etc. piorno I, pág. 431; Madrid, 1863. Vemos que 
en la fecha de la muerte de esta insigne cantante-ac- 
triz no están de acuerdo los escritores; pues si efecti- 
vamente falleció el 1 ." de Abril de 1767 , según la obra 
de Autores Españoles, no puede ser entonces el año que 
cita el libro Ensayo de una Biblioteca de libros ra- 
ros^ etc., en que dice que Rubin de Celis escribió la 
Égloga pastoril., lamentos á la muerte de María de La- 
venant, en 1765 , sobre cuya diversidad de fechas nada 
podemos decir, porque no hemos hallado documento 
alguno para decidirnos por la verdadera en que murió 
tan aplaudida y celebrada actriz-cantante , lo cual sen- 
timos mucho. 

(I) Dia l.\ 1799. Muere en la Viña-Vieja, casa de 
campo que dista media legua escasa de la villa de 
Esparraguera (Cataluña), el muy célebre compositor 
y organista P. Fr. Narciso Casanovas, maestro de 
música que habia sido del colegio de Montserrat, y 
uno de los que más fama gozaban en Europa entre sus 
contemporáneos. Cuando nosotros estudiábamos, en 



1.* SEC. — EFKM. — ABIUL 1.° — CASANOVAS. 30:; 

este colegio, toáoslos monjes músicos que había en él, 
y también los que no tenían esta circunstancia, nos ha- 
cían tantísimos elogios del P. Casanovas como organis- 
ta y compositor, que en verdad llegamos á compren- 
der y á convencernos de que efectivamente tuvo este 
músico una rara y extraordinaria habilidad y talento 
en ambas cosas, y esta idea nos la ratificó después más 
y más al leer los apuntes que de su mérito se escribie- 
ron después de su fallecimiento en el mismo Montser- 
rat, y los que vamos á copiar á continuación, teniendo, 
empero, presente la nota que ponemos en el dia 1.° de 
Enero, t. i, pág. 21, al escribir las noticias filarmónicas 
delP. Capellades y al reseñar el mérito que como mú- 
sicos tenían los monjes de aquel Santuario, por lo que 
se vendrá en conocimiento de la extraordinaria altura á 
que se elevó como músico el P. Casanovas. Dice así: 

«Núm. 164. — El P. Fr. Narciso Casanovas, de Sa- 
badell, obispado de Barcelona, viendo el convento su 
gran talento y rara habilidad en el órgano , le admitió 
al santo hábito, que recibió de mano del reverendo 
P. Maestro Argerich el 3 de Setiembre de 1763. Era 
sujeto de prendas, muy amable. Pero lo que m.ás le 
distinguió fué su manejo y destreza admirable en to- 
car el órgano : era tal, que con dificultad se hubiese 
encontrado otro igual en su tiempo. 

»Un viajero que había seguido casi toda Europa, 
según él mismo lo dijo entrando en la iglesia y oyen- 
do tocar al P. Casanovas, se quedó fijo y como arre- 
batado mirando siempre al órgano, y después dijo: 
Soy inteligente en la música, y acato de seguir casi 
toda Europa^ y jamás lie oido tocar tan lien el órgano 
como lioy. Era tan grande el señorío que tenía sobre el 
teclado , que tocando no dejaba caer el polvo de los de- 
dos índice y pulgar, y por esto no se conocía nada en 
la plenitud de la armonía. Tocaba de repente (impro- 
visado) unas sonatas tan bien acabadas, que á juicio 



204 . 1.' SEC. — EFEM. — ABRIL 1 ." — •ÜA.SANOVAS. 

de los inteligentes merecían, sin añadir ni quitar nada, 
la imprenta. No sólo le hizo famoso esta rara habili- 
dad, si que también inmortaliza su nombre con la com- 
posición de los responsos de la Semana Santa. Obra 
verdaderamente admirable, que parece compendia en sí 
todas las maravillas de la música. Allí se encuentran 
reunidos, no sólo las fugas, cánones, pasos é imita- 
ciones muy legales y. demás habilidades del arte mu- 
sical, sino también un gusto exquisito, unos primores 
agradables, una modulación profunda, unos cantos 
originales , y sobre todo una aplicación del canto con 
la letra, que el uno parece el alma del otro. Este es el 
juicio que han formado de dichos responsos los maes- 
tros más eminentes. Revela más su mérito el haber 
reunido tantas maravillas en una composición de sólo 
cuatro voces. 

»Compuso otras cosas que se distinguen por el gus- 
to que reina en ellas. Fué mayordomo segundo, y dos 
veces maestro de Escolanes, y sacó buenos discípulos; 
en la segunda cayó enfermo , y saliendo del monaste- 
rio para aliviarse, tuvo un ataque al bajar de la Mon- 
taña, y conducido á la Viña-Yieja, murió el dia 1." de 
Abril de 1799. Tenía cincuenta y dos años. Los Esco- 
lanes sintieron y lloraron la pérdida de un hombre tan 
eminente.» Ahora veamos lo que dice D. Ambrosio 
Pérez (13 Noviembre) en su manuscrito, que poseemos 
y citamos algunas veces, sobre el mérito del P. Casa- 
novas, cuya opinión no puede, en manera alguna, 
aparecer apasionada , puesto que ni ha estudiado en 
Montserrat , ni mucho menos conocía al citado P. Ca- 
sanovas , que falleció bastantes años antes de nacer el 
Sr. Pérez. Dice así : «Este compositor ( el P. Casano- 
vas), lleno de sentimiento, de amenidad y de candorosa 
sencillez, fué monje benedictino en Montserrat, maes- 
tro de aquella Escolanía á fines del siglo pasado , y 
natural de Sabadell ; estas noticias las teníamos nos- 



1." SEC.-EFEM, — ABRIL 1." — CASANOVAS. 205 

otros desde que tuvimos el placer, en 1840, de cantar 
en San Plácido de Madrid los célebres Eesponsorios y 
el Benedictus para las tinieblas de Semana Santa de 
este esclarecido maestro. Pero ¿qué son estas noticias 
al lado de los elevados sentimientos que inspira la 
audición de esta obra, llena de bellezas de un orden 
superior, y que, en nuestro concepto, es una de las 
perlas de la música religiosa moderna en nuestro país? 
Seguramente que la biografía de ciertos hombres que 
se han hecho notables por sus producciones en los 
diferentes ramos del saber humano, está toda entera 
en sus obras; y uno de los que más evidente hacen 
esta verdad es el P. Casanovas. En efecto; si se quie- 
re ver hasta qué punto sentia este hombre tierno y 
apasionado , oígase el lamento de la Madre de Dios en 
el Eesponsorio tercero del Miércoles Santo ; en el Ees- 
ponsorio primero del mismo dia se admirará el feliz 
modo de expresar las quejas de Jesús por la traición 
de Judas, y el desorden de los soldados al prender al 
Salvador en el huerto ; en el segundo del Jueves verá 
la más fiel pintura del duelo de la naturaleza en la 
muerte del Señor, y el grito sublime: Deus meus^ 
Deus meus^ ut quid me dereliquistií Y para no concre- 
tarnos á ninguno de estos trozos de divina música en 
particular, diremos, sin temor de ser desmentidos, 
que en las diez y ocho piezas de que consta esta obra 
no se nota negligencia alguna respecto al interés del 
astinto, ni se resfria en un solo instante la solicitud del 
compositor en la profunda contemplación del sentido 
de las letras ; siempre un efecto suave , y una libertad 
en el pensamiento , y una originalidad y una fuerza en 
las cláusulas, y un sentimiento religioso... Y todos 
estos milagros, obtenidos con solas cuatro voces de pri- 
mer coro obligadas , un segundo coro para los tuttis y 
un acompañamiento numerado para violoncello y con- 
trabajo, y piano (si se quiere). Aquí se ve el triunfo 



206 1.' SEC. EFEM. ABBIL 1.* — -CASANOVA?. 

del genio produciendo grandes efectos con pocos me- 
dios: ¿qué no hubiera producido este insigne compo- 
sitor si hubiera podido disponer de los grandes recur- 
sos que hoy ofrece la instrumentación y la disposición 
moderna de las masas corales? 

»Pero no nos equivoquemos : el P. Casanovas habla 
con el alma del auditor ; por eso su lenguaje es mo- 
desto, suave y lleno de decoro : los compositores mo- 
dernos no aciertan con todas las riquezas del arte mo- 
derno á pasar más allá del oido. Esta es la diferencia 
del compositor filosóñco y del que no lo es. El Benedic- 
tus, tan bueno, tan distinguido como los Responso- 
rios, es, digámoslo así, un bellísimo epílogo de esta 
obra de música religiosa, notable por todos conceptos. 
Saldoni dice en la Reseña histórica de la Escolania de 
Montserrat^ pág. 50, Madrid, 1856, y que más de una 
vez hemos citado, que en dicho colegio se conserva 
una Salve de gran mérito y otras del autor; sentimos 
seguramente no conocerlas , aunque para nosotros 
bastan los Responsorios para calificar de eminente el 
mérito de su autor. Como organista, goza también el 
P. Casanovas de una grande reputación. >> Vamos ahora 
á terminar estos apuntes del celebrado P. Casanovas 
copiando á continuación lo que de él decimos en nues- 
tra ya citada Reseña histórica^ y en la misma pág. 50, 
con respecto al extraordinario mérito del insigne monje 
como organista, por la gran particularidad que tenían 
sus dedos , puesto que ni en la nota que de Montserrat 
hemos copiado, ni el Sr. Pérez, hacen mérito de ello; 
decimos así: «El P. Casanovas era además uno de los 
mejores, si no el mejor organista de su época, supo- 
niendo los que le habían oido que no tenía rival; con 
la particularidad que sus dedos eran tan gruesos, que 
con la yema de ellos cubría completamente la tecla, y 
nadie comprendía cómo tocaba con tanta limpieza y 
eon una ejecución sorprendente, sin tropezar en las 



1." SEC. — EFEM. — AURlt 1 .° — HEIIRASTI. . 207 

demás teclas , porque el ancho de ellas tenía poco tre- 
cho para cada dedo.» La Salve que cita elSr. Pérez del 
expresado organista está en fá natural mayor. 

(N. I) Dia \\ 1816. Nace en Arechavaleta , pro- 
vincia de Guipúzcoa , D. Venancio Herrasti y Bernal. 
Su padre, D. Gerardo Nicolás , organista del referido 
Arechavaleta, cuya educación musical, al mismo 
tiempo que el estudio del latin , habia recibido en el 
convento de Aránzazu , donde habia una capilla de 
música que gozaba de bastante reputación, fué el que 
instruyó en el estudio del solfeo, órgano y piano á su 
hijo D. Venancio hasta cumplir los diez y ocho años 
de edad, en cuya época hizo oposición á la plaza de 
organista de Santa María de Salvatierra, provincia de 
Álava , á cuyo concurso asistieron once opositores, 
siendo el censor el maestro de Santo Domingo de la 
Calzada, Sr. Blanco (Catálogo), quien propuso para 
dicha plaza al Sr. Herrasti, y en su vista fué éste 
nombrado organista por el cabildo y junta de parro- 
quianos de la misma iglesia de Santa María de Salva- 
tierra, plaza que desempeñó durante algunos años, 
hasta que por efecto del Concordato tuvo grande reba- 
ja en su dotación, y se vio , por lo tanto, precisado á 
renunciarla, pasando luego á Bilbao á continuar sus 
estudios con el señor maestro Ledesma (9 Julio). 
En 1853 hizo oposición á la plaza de maestro de capi- 
lla y organista de Tolosa, habiendo obtenido la nota 
diQ 'primera letra ^ ó sea el segundo lugar, siendo el 
censor D. Damián Sanz, maestro de capilla de la cate- 
dral de Pamplona (Catálogo). En 1854 vino á Madrid, 
y por recomendación de su amigo y paisano el renom- 
brado pianista D. Pedro Albeniz (14 Abril) continuó 
Herrasti sus estudios con D. Francisco de Asís Gil (16 
Marzo), que fueron el contrapunto antiguo y la fuga 
á ocho voces, habiendo terminado, así los de composi- 



208 1.* SEC. — EFEM. — ABRIL 1 .° — BALADO. — MENDOZA. 

cion como de órgano, con nuestro compañero y ami- 
go el Sr, Eslava (21 Octubre). El dia 9 de Febrero de 
1864 fué nombrado auxiliar de la enseñanza de órgano 
en el Conservatorio por el director general de Instruc- 
ción pública D. Víctor Arnao. 

El Sr. Herrasti ha publicado varias composiciones 
suyas , entre las que recordamos una fuga que se pu- 
blicó en el Museo orgánico dado á luz por el Sr. Esla- 
va : dos sonatas ofertorio , un motete , O salutaris Hos- 
tia! una Salve, novenas, etc., etc. 

(I) Dia l.\ Í832. Muere en Madrid, calle de la 
Luna, núm. 6, siendo feligrés de la parroquia de San 
Martin, el distinguido violinista D. Juan Balado, en 
caya capital habia nacido, y bautizado en la parroquia 
de San Miguel. Juró plaza de viola de la Real Capilla 
el dia 20 de Junio de 1804, gozando de mucha fama 
como notable violinista. Hubo en la misma época en 
la propia Real Capilla otro excelente violinista , llama- 
do también Balado, D. Marcos (Catálogo), y asimismo 
natural de Madrid , y bautizado en la parroquia de San 
Miguel , si bien éste no fué admitido en la citada Capi- 
lla hasta el 1814; por lo que sospechamos que serian 

hermanos ó primos. 

« 

(N. *) Dia 1." 1869. Muere en Mérida el distingui- 
do aficionado D. Luis de Mendoza (Véase el dia 15 de 
Enero, en este tomo), capitán de navio y caballero del 
hábito de Santiago. Este valiente marino, resto glorioso 
de Trafalgar , se hallaba desde hace algunos años reti- 
rado á la vida privada , en la que cultivó con gran éxito 
la música j la pintura, dejando á su muerte indelebles 
recuerdos en su familia y contemporáneos por la hon- 
rosa fama de su caballerosidad y relevantes dotes que 
supo conquistarse en vida. [Éfoca 16 de Abril de 1869.) 



1.' SEC. — KFEM. — ABRIL 2. — PÉREZ. — VIÑAS. — LLEROA Y SALAS. 209 

(N. *) Dia 2, 1787. Nace en Manuel (Valencia) 
D. Francisco Pérez y Guarne. (Véase el dia 11 de Octu- 
bre.) Fué su único maestro el Sr. Morata, que lo era 
de capilla de San Felipe de Játiva ( Valencia ) , siendo 
sus estudios solfeo, armonía y composición. En 1805, 
por fallecimiento del maestro de capilla de 1^ colegia- 
ta de Alicante , Sr. Iranzo (27 Setiembre), hizo opo- 
sición á la expresada maestría , á la que concurrieron 
otros tres opositores , habiendo obtenido la plaza el se- 
ñor Pérez , que la desempeñó hasta su fallecimiento. 

Las obras más notables que dejó este acreditado 
maestro, son: dos Misas de Réquiem, una más solem- 
ne que la otra ; algunas también de gloria , entre ellas 
una sobre el Pange lingua , motetes , y diferentes com- 
posiciones religiosas. Asimismo escribió un gran con- 
cierto de piano, con acompañamiento de orquesta, 
que obtuvo muchísimos aplausos , gozando además de 
envidiable y merecida fama como acompañante al 
piano. 

(*) Bia 2, 1803. Muere en la Habana el aplau- 
dido cantante D. Isidoro Viñas , natural de Santiago 
de Galicia. 

(I) Dia 2, 1812. Nace en Granada el cantante don 
Francisco Lleroa y Salas, conocido en el mundo mu- 
sical por este último apellido. (Véase el dia 21 de Ju- 
lio.) Hijo de padres pobres, pero honrados, perdió des- 
de casi niño al autor de sus dias. Su buena madre 
pasó no pocos trabajos para darle alguna instrucción; 
pero habiendo manifestado, siendo aún muy joven, 
grande afición á la música , se decidió por la carrera 
teatral apenas hubo oido , por los años de 1824 ó 25, 
las siempre nuevas melodías del Barl^ero de Sevilla. 
Sin embargo, hasta principios de 1829 no pudo empe- 
zar los estudios musicales, por hallarse trabajando 

TOMO n. 44 



210 I.'' SEC. — EFEM. — ABRIL 2. — LLEROA Y SALAS. 

para mantener á su señora madre en una casa de co- 
mercio: noble y altamente laudable proceder de un buen 
hijo. La circunstancia de hallarse en el teatro de Gra- 
nada el aplaudido tenor D. Leandro Valencia (20 No- 
viembre), que hacía las delicias de los filarmónicos de 
aquella capital , después de haber cantado en Madrid 
con un éxito ruidoso , que en verdad bien lo merecía, 
porque artistas de su mérito no cuenta muchos la his- 
toria del arte músico , hizo que las personas que desea- 
ban se cumpliera la vocación de Salas se interesaran 
con el Sr. Valencia para que éste le diera lección de sol- 
feo y le tomara bajo su protección. Así se verificó, por- 
que al poco tiempo volvió el aplaudido tenor á Madrid, 
y mediante su influencia pudo alcanzar que su novel 
discípulo y protegido obtuviera una plaza de corista 
en la compañía de ópera italiana que actuaba en la ca- 
pital de España , á donde se trasladó con su madre 
nuestro novicio cantante, continuando, empero, al 
lado de su maestro y protector, quien más tarde , y en 
vista de sus muchas ocupaciones en el teatro, suplicó 
á suanjigo el Sr. Valero, compositor y músico mayor 
de artillería , que continuara dando lección al joven 
Salas, quien nos ha manifestado estar sumamente 
agradecido á Valero por el interés que se tomó en ins- 
truirle en los rudimentos de la música. 

Concluida la temporada teatral de 1829 al 30, mar- 
chó á Italia el Sr. Valencia , en cuyos teatros cantó 
tres años con grande aceptación , encargándose enton- 
ces de la educación musical del que motiva estos ren- 
glones , nuestro ilustre y caritativo amigo el señor de 
Eeart (6 de este mes), mientras continuaba formando 
parte de los coros , hasta que en el segundo año de can- 
tar en éstos se le proporcionó la ocasión de hacer, por 
enfermedad del que debia desempeñarlo, uiipartichino 
en la ópera II ContestaUle di Chester, del maestro Pac- 
cini , con tanto acierto y agrado del público , que des- 



I.".£EC. — EFEM. — ABRIL 2. — LLEROA. Y 3ALA.S. 211 

de aquel momento fué relevado de cantar coros, encar- 
gándose de hacer ya en adelante i particliini , habién- 
dole escriturado el célebre maestro Garnicer (17 Mar- 
zo) al año siguiente de segundo bajo, con el sueldo 
de 30 rs. diarios, y en el inmediato con 50, como bajo 
genérico; desde cuya época principió ya el Sr. Salas á 
desempeñar papeles de mayor importancia , así en las 
óperas serias como en las bufas; tanto, que desde en- 
tonces hasta 1847 formó siempre parte de las compa- 
ñías de ópera italiana que actuaban en Madrid , como 
primer bajp caricato ó bufo, debiendo, si bien era 
acreedor á ella , no poca protección al ilustre Garnicer. 
En 1850 estuvo escriturado en el gran teatro del Liceo 
de Barcelona para cantar la ópera Leonora , del sabio 
Mercadante, cuya obra tuvo un éxito ruidoso, habien- 
do sido además comisionado para contratar la compa- 
ñía de ópera que verificó la inauguración de aquel tea- 
tro ; pero antes de esta época ya habia desempeñado 
la parte de D. Bartolo, en el teatro del Circo de Madrid, 
en la ópera ElBarlero de Sevilla , en unión de los más 
célebres cantantes de Europa, señora Persiar^i, y se- 
ñores Salvi, Ronconi y Marini. También en los teatros 
de Zaragoza , Valencia y Sevilla habia formado ante- 
riormente parte de las compañías de ópera italiana, 
compuestas solaiiiente de españoles que trabajaban en 
las expresadas capitales. Ha sido director artístico por 
cuenta de varias empresas que hubo en Madrid. Viajó 
por Italia, Francia, Inglaterra y Alemania para ajus- 
tar los mejores cantantes que han actuado en los teatros 
de la Cruz y del Príncipe en esta corte. En el teatro 
Real de esta capital, y no obstante hallarse cantan- 
do en él las famosas Frezzolini y Alboni , y los no me- 
nos célebres Gardoni , Maset, Ronconi y Barriolet, fué 
Salas nombrado director artístico de esta gran compa- 
ñía , tomando parte además en la ópera La Cenerénto- 
la , haciendo el papel de D. Magnífico, que cantaron la 



212 l.'SEC. EFEM. ABRIL 2. — PORCELL. 

Alboni , Gardoni y Ronconi ; debiendo hacer notar que 
en el propio tiempo pertenecia Salas á la compañía de 
zarzuela que actuaba en el teatro del Circo. Aquí de- 
beríamos terminar estos mal trazados renglones, en 
que hemos consignado con ligeros apuntes la carrera 
teatral que en todas sus fases siguió nuestro querido 
amigo D. Francisco Lleroa y Salas; pero no queremos 
dejar la pluma sin que antes le demos nuestro humilde 
é insignificante voto de gracias por lo mucho que se 
ha afanado para la fundación y propagación de la zar- 
zuela, pues todos saben que él fué uno de sus mejores 
ornamentos , así como su incansable director y soste- 
nedor, y ojalá que hubiese puesto en práctica las ideas 
que le dábamos para fundar la ópera española ^ toda 
cantada, que entonces el arte músico español, y todos 
los amantes de sus glorias, hubieran esculpido en todos 
los teatros de España su nombre en letras de brillan- 
tes... Sin embargo, pocos meses antes de fallecer nos 
prometió que lo pondría en práctica como por vía de en-^ 
sayo... Vamos á terminar manifestando á nuestros lec- 
tores que poseemos la lista de las óperas italianas en 
que tomó parte el Sr. Salas , y pasan éstas de cuaren- 
ta...; y si áeste número extraordinario de óperas aña- 
dimos que aún es doble mayor el de zarzuelas que ha 
cantado , se comprenderá entonces cuánto ha debido 
estudiar para aprender de memoria tantísimos espec- 
táculos, y cuántos diferentes personajes ha tenido que 
representar!!! 

(N. I) Día 2, 1813. Nace en Palma de Mallorca 
D. Francisco Porcell y Guardis, y á fines de este mis- 
mo año regresaron sus padres á la villa de Torredem- 
barra (Tarragona), de donde eran naturales , ejerciendo 
su padre la profesión de médico. 

Un monje de San Feliú de Guixols (Gerona), dota- 
do de gran talento musical , que se hallaba establecido 



1.' SEC. EFEM. — ABRIL 2. — POnCELL. 213 

interinamente en dicha villa de Torredembarra, fundó 
por los años de 1821 una especie de capilla de música, 
que adquirió mucha fama, cuyo monje, llamado el 
P. Isidoro Hernández Recasens , fué el que le enseñó al 
niño Porcell el solfeo , la armonía y el contrapunto, 
Á los nueve años de edad ya tocaba D. Francisco el 
violin, y dirigía la capilla en ausencia del P. Isidoro; 
y cuando éste tuvo que regresar á su convento en el 
año 1824, en unión con D. José María Virgili, uno de 
los más aventajados discípulos del P. Isidoro, siguió 
por algún tiempo encargado de la enseñanza , hasta que 
tuvo que pasar á Tarragona para estudiar filosofía y 
prepararse á seguir la carrera de la medicina, ala cual 
lo destinaban su madre y su abuelo , pues su padre ha- 
bía muerto en Junio del año 1823. 

En Tarragona , como todavía conservaba la voz de 
tiple , ingresó en la capilla de música que dirigía el 
P. Jaime Piqué, fraile del convento de Santo Domingo, 
y del que recibió grandes muestras de distinción. 

Guando terminó el segundo año de filosofía en 1827, 
pasó á Barcelona , donde cursó el tercero, entrando des- 
pués de alumno en el colegio de Medicina y Cirugía. 
A pesar de su gran afición á la música, no se ocupó de 
ella en mucho tiempo. En 1832 fué á establecerse en 
Barcelona un italiano llamado Gola , maestro de canto, 
el que habiendo visto algunas de sus composiciones, 
le aconsejó que no abandonase la música, ofreciéndo- 
se él mismo á enseñarle á cantar. 

Sin abandonarlos estudios de medicina y cirugía, se 
dedicó al del canto con tanta asiduidad, qué habiendo 
tenido que ausentarse el maestro Gola de Barcelona 
en 1834, aconsejó á sus discípulos que siguiesen reci- 
biendo lecciones de D. Francisco. En esta época co- 
menzó la enseñanza musical de doña Catalina Más, 
que poseía una excelente voz y privilegiado talento, 
con la cual se casó dos años después , habiendo sido 



214 i." SEC. — EFEM. — ABRIL 2. — PORCELL. 

ajustados ambos en Octubre de 1836 para cantar ópera 
italiana en el teatro de Palma de Mallorca , como pri- 
mera tiple y primer tenor ; debutando con la partitura 
de Bellini, JVorma^ en la que fueron muy aplaudidos. 

También se habia dedicado al estudio del piano, y 
hecho nuevos ensayos en la composición , habiendo es- 
crito desde el año 1834 al de 1836 algunas piezas , en- 
tre ellas un himno patriótico para canto y piano, que 
mereció grandes elogios del malogrado maestro D. Vi- 
cente Cuyas (7 Marzo). 

Terminada la temporada de Mallorca, cantó de pri- 
mer tenor en los teatros de Valencia , y también en el 
del Liceo de Barcelona durante dos años , y siempre en 
calidad de primer tenor. De Barcelona pasó al teatro 
de Bilbao, en el que por casualidad ocupó también la 
plaza de maestro concertatore , y desde el año de 1842, 
en que una grave enfermedad le hizo perder la voz, no 
fué escriturado ya sino de maestro y director de or- 
questa, pues aun cuando después alguna vez cantó 
también, sólo fué en raras ocasiones. 

En calidad de maestro concertatore j áirecior áe 
orquesta recorrió los principales teatros de provincias, 
hasta que en el año 1853 fué nombrado maestro de co- 
ros del teatro del Liceo de Barcelona , cuyo puesto ocu- 
paba aún en Junio de 1869, y creemos que continúa 
desempeñándolo hoy dia (Agosto de 1879), habiendo su- 
plido varias veces en ausencias y enfermedades al 
maestro conceriatorej al director de orquesta. 

Nosotros poseemos la nota de las obras que ha es- 
crito el Sr. Porcell, que por cierto no dejan de ser nu- 
merosas é interesantes , entre las que hallamos : un Te 
Deum^ una Misa de Gloria , un Gradual^ cuatro ó'peras^ 
una zarzuela , una sinfonía , un Mmno alegórico , una 
fantasía española, y otras varias piezas de diferentes 
clases. Posee muchas menciones honoríficas, y ha for- 
mado parte de varios jurados musicales. En Setiembre 



1." SEC — EFEM. — ABRIL 2, BUIREO. — 3, MADRIGUERA. 215, 

de 1829 tomó el título de bachiller eu filosofía, y en 
Junio de 1836 el de medicina y cirugía. 

(N. I) Día 2, 1855. Nace en Zaragoza doña Dolo- 
res Buireo y Garrido. En Octubre de 1874 fué matricu- 
lada como alumna de la Escuela nacional de música^ y 
en los concursos públicos de canto efectuados en el 
mismo establecimiento en Setiembre de 1878 obtuvo 
el primer premio, siendo discípula del Sr. Martin. 

En La Correspondencia de España del dia 5 de Mar- 
zo de 1880 se lee lo siguiente: 

«La señorita Buireo, primer premio del Conserva- 
torio, alcanzó anoche una verdadera y merecida ova- 
ción en el teatro Real , interpretando con suma delica- 
deza y sentimiento la protagonista de la ópera Linda 
de Chamounix. El público, que apreció desde las pri- 
meras escenas de la ópera las dotes que como actriz y 
como cantante posee la distinguida artista , la colmó 
de aplausos, llamándola ala escena repetidas veces. 

»En la representación de Linda hubo la circuns- 
tancia de haberse reunido los primeros premios del 
Conservatorio, la señorita Buireo y los Sres. Valero y 
Visconti.» 

(*) Dia 3, 1738. Muere en Montserrat, dia de 
Jueves Santo, el músico P. Fr. José Madriguera. Fué 
natural de Manresa , y después de haber estudiado mú- 
sica en el citado monasterio, tomó en el mismo el há- 
bito de monje en 1677. Su cadáver fué depositado el 
dia 4, Viernes Santo, en la sepultura núm. 4. 

El P. Madriguera tendría unos setenta y seis años 
cumplidos al fallecer, y siempre dio pruebas de ser 
un virtuoso monje y un notable músieo, como lo con- 
firma la nota siguiente, que se halla en la lista de los 
monjes que fueron escolanes y que más se distinguie- 
ron , así en la música como en los elevados puestos que 



216 1." SEC. — EFEM. — ABRIL 3. LA.CASIA.. 

ocuparon en sus monasterios. Dice así: «No se ponen 
más oficios y cargos que tuvieron los monjes que fue- 
ron escolanes por no ser molestos y evitar prolijidad; 
pues los que tomaron el santo hábito fueron casi todos 
con particulares habilidades en diferentes instrumen- 
tos, ó con buenas voces, sirviendo á esta Soberana 
Reina en su capilla , sin faltar á los demás empleos 
monacales , habiendo sido el Seminario de Montserrat 
el que ha dado sujetos , no sólo á la Religión que en él 
se profesa en letras, sino también para otros empleos 
que sirvieron en ella de mucha utilidad , y fuera de 
ella otros muchos que habiendo sido enseñados en di- 
cho Seminario, honraron y honran muchas catedrales 
y otras iglesias, siendo maestros de capilla ó tocando 
otros instrumentos , y en muchas religiones Prelados 
que las han honrado con sus letras.» (MS., pág. 28.) 
Esta nota fué escrita hacia 1726 , la cual da á enten- 
der que los individuos que hablan estudiado música 
en Montserrat y después tomado el hábito de monje, 
eran todos ellos notaMes y distinguidos músicos , y que 
casi todos hablan ocupado y ocupaban los destinos más 
importantes y de más jerarquía que había en la Reli- 
gión monacal , y que por esto, al hablar del falleci- 
miento de cada uno, no se enumeraban ni se relataban 
todos sus méritos y saber , porque ya se suponía que 
los tenían muy distinguidos ; lo que hacemos presente 
á nuestros lectores para que no lo olviden al citar los 
nombres de los escolanes monjes de Montserrat, sino 
han hallado hasta aquí, y no hallaren en adelante, los 
elogios que de justicia les pertenecen. 

(I) Día 3, 1822. Nace en Pamplona D. Manuel 
Lacasia y Andorra. Poco más de siete años tendría 
cuando vino á Madrid á hacer oposición á una plaza de 
niño cantor de la Real Capilla , la que obtuvo no obs- 
tante de ser veintidós niños el número de sus cooposí- 



1.° SEC. — EFEM. — ABRIL 3. — L\M.\. 217 

tores, y cuya plaza desempeñó hasta el dia 15 de Enero 
de 1852, que juró en la propia Capilla la de tiple su- 
pernumerario con sueldo , y que ha venido ocupando 
hasta las ocurrencias políticas de Setiembre de 1868. 

(I) Dia 3, 1826. Nace en Bilbao, á las seis y me- 
dia de la mañana, doña Encarnación Lama y Ansóte- 
gui, siendo bautizada el mismo dia en la sacrosanta 
Basílica y matriz de Santiago el Mayor. Todos sus 
principales estudios musicales los ha hecho en nues- 
tro Conservatorio, habiendo sido matriculada en la cla- 
se de canto del autor de esta obra el dia 8 de Marzo de 
1841, en la cual estuvo constantemente hasta fines de 
1847. También asistió alas clases de composición, pia- 
no, acompañamiento é italiano. 

Durante el tiempo que la tuvimos de alumna , y 
cuando estuvo en disposición para ello, tomaba parte 
en todas las principales funciones que daba el Conser- 
vatorio como medio iiple acontr altado que era, habien- 
do tenido la honra de asistir á la real camarade S. M. 
la reina doña Isabel II á un concierto que los profesores 
dieron en la expresada cámara á principios de Julio 
de 1846 , y en el que se cantó , entre otras varias pie- 
zas, una Misa de gloria , compuesta por el que traza 
estos renglones. La señorita Lama, estando aunen las 
clases del Conservatorio, fué solicitada para ir á can- 
tar al teatro de la Scala de Milán ; pero no accedió á 
ello por no separarse de su familia, siendo muy sensi- 
ble que por esta circunstancia dejara de hacer una bri- 
llante carrera teatral , que le estaba reservada. Asis- 
tiendo aún á las clases de canto, por real orden de 13 de 
Diciembre de 1847 fué nombrada repetidora de las 
mismas, con el sueldo anual de 3,500 rs., que le fué 
aumentado el 24 de Enero de 1853 con 500 más, hasta 
que en 14 de Diciembre de 1857 se la nombró, asimis- 
mo por real orden , profesora de solfeo general con 



18 1." SEC. — EPEM. ABRIL 4. SAN ISIDORO. 

6,000 rs. al año , que disfrutó hasta el citado mes de 
1868, que quedó excedente con motivo de las reformas 
efectuadas en dicho establecimiento, pero con el suel- 
do de 4,000 rs.. anuales , volviendo á ocupar su plaza, 
por orden de 24 de Diciembre de 1878 , con el de 3,000 
pesetas. Inútil nos parece decir que la señorita Lama, 
cuando estaba de alumna en nuestra clase , y también 
muchos años después, tomaba parte en las primeras y 
más notables funciones filarmónicas que se daban en 
la corte. 

Dia 4, 636 (1). Muere en Sevilla su arzobispo 
San Isidoro , uno de los hombres más sabios de la Igle- 
sia española. Nació hacia los años de 570, en Carta- 
gena, de donde su padre Saveriano era gobernador. 
En 601 fué sucesor de San Fulgencio su hermano Isi- 
doro en la dignidad de arzobispo de Sevilla , y admi- 
nistró su diócesis con un celo piadoso hasta su muerte. 
Isidoro sabía el latin , el griego y el hebreo , y su erudi- 
ción era inmensa. San Gregorio el Grande tenía en sus 
luces mucha confianza, y le consultaba á menudo. En- 
tre los escritos de este Padre de la Iglesia se observa 
uno titulado Originum sive Etymologiarum , libri xx, 
cuya primera edición fué publicada en Augsburgo 
en 1472, en folio , por Günther Zainer , y que se ha 
reimpreso muchas veces, ya separado, ya con las 
obras completas ^Q San Isidoro. Los nueve primeros 
capítulos del libro tercero tratan de la música. El abate 
Gerbert ha insertado en su colección Be Scriftores 
ecclesiast. dé música sac. potiss. (tomo i, pág. 19 y si- 
guientes) un tratado de música de San Isidoro de Se- 
villa , titulado Sententics de música , según un manus- 
crito de la Biblioteca Imperial de Viena. Este tratado, 



(i) En las Efemérides de i86o se puso por error de impren- 
ta 638. 



1.° SEC. — EFEM. — ABRIL 4. — SAN ISIDORO. 219 

que contiene nueve capítulos , es ni más ni menos que 
lo que se halla en el libro iii de los Orígenes. 

Todo lo que en él dice San Isidoro acerca de la mú- 
sica carecería de interés si no hiciera mención de la 
armonía ó reunión de los sonidos graves y agudos 
(c. 6), la cual distingue en dos especies, á saber : la 
sinfonía , ó armonía de las consonancias , y la diafonía., 
ó armonía disonante ó discordante , cuya definición es 
muy exacta , porque nada habia más discordante que 
esas sucesiones de cuartas ó de quintas y de octavas, 
de las cuales Hucbald (1) nos dio en seguida los más 
antiguos ejemplos que se conocen en el dia. (Tradu- 
cido por F. de A. G., según Fetis, é inserto en la Ga- 
ceta Jlftisical de Madrid del dia 9 de Diciembre de 1855, 
año I, núm. 45, pág. 357.) 

Guando el Sr. D. Francisco de Asís Gil hizo la an- 
terior traducción sobre San Isidoro, conforme acaba- 
mos de trasladarla aquí , fué teniendo á la vista la 
primera edición de la Biografía universal de músi- 
cos del Sr. Fetis , pues en la segunda , tomo iv, pági- 
na 403 , se lee á continuación de estas palabras , de 
las cuales Huclald nos dio en seguida los más antiguos 
ejewplos que se conocen en el dia, lo siguiente: En 
cuanto á la siwplionia , San Isidoro no explica de un 
modo satisfactorio el modo de sucederse las consonan- 
cias de que se fórmala. Sobre este particular estamos 
conformes en un todo con lo que dice el sabio Fetis, 
no pudiendo explicarnos cómo haciendo en aquellos 



(i) Hucbald, monje de Saint-Amand, en la diócesis de Tour- 
nal (Bélgica), debió nacer por los años de 840, y murió en 932, 
de más de noventa años. La oBra más importante de este célebre 
escritor es su tratado de música que se titula Música Enchiriadis, 
del cual existen cuatro manuscritos en la Biblioteca Imperial de 
París. En esta obra el autor trata ampliamente de la diafonía ó 
armonía eclesiástica, de la cual San Isidoro habia ya hecho men- 
ción dos siglos antes, mucho más latamente, y dando los ejemplos 
de esta armonía bárbara, compuesta de sucesiones de cuartas ó de 
quintas y de octavas. 



220 1." SEC. — EFEM.— ABRIL 4. — ALFONSO EL SABIO. 

remotos tiempos sucesiones de cuartas , quintas y oc- 
tavas , no intercalaban con ellas las terceras mayores 
ó menores, por vía de ensayo ó prueba, para que des- 
de luego hubiesen visto lo agradable del acorde ó ar- 
monía; pues que si tal hubieren hecho entonces, de 
seguro que ya en aquellos lejanos siglos se hubieran 
hecho grandes progresos, así en la armonía como en la 
melodía. Decimos esto, porque hablándonos Hucbald 
y Fétis de sucesiones de cuartas, quintas y octavas, 
nada nos digan de las terceras , pues como nosotros no 
hemos podido hacernos con las obras ni de San Isidoro 
ni de Hucbald , ignoramos si efectivamente tratan de 
las terceras, el acorde más grato de todos y que es 
casi seguro que ambos autores las conocerían y prac- 
ticarían , si bien con menos frecuencia de la que era de 
desear, para que la armonía y melodía progresaran des- 
de luego lo que era de esperar. 

En el Diccionario técnico^ histórico y Mográfico^ etc., 
que tantas veces hemos citado ya, en su pág. 239, 
se dice, después de copiar lo que refiere Fetis de San 
Isidoro en su segunda edición, lo siguiente : «Este San- 
to, sin embargo, es el primer escritor que se ocupa y 
hace mención en la historia del arte del canto múlti- 
ple, ó sea de la armonía musical;» lo cual nos da á en- 
tender que, efectivamente, éntrelas cuartas, quintas y 
octavas hablará sin duda, y como creemos , de las ter- 
ceras, ya mayores ó menores , y sin las cuales resul- 
taría una música insufrible, monótona y aun bárbara. 

Dia 4, 1284. Muere en Sevilla el rey D. Alfonso el 
Sabio, décimo de este nombre, que, según las crónicas, 
fué muy conocedor de la música : fundó la cátedra que 
de este arte había en .la histórica Universidad de Sa- 
lamanca , y escribió las Cantigas conocidas por de Al- 
fonso. No todos los historiadores están acordes en el 
dia de la muerte de este Soberano , aunque en el año 



1." SEC. — EFEM. — ABRIL 4. — ALFONSO EL SABIO. 221 

todos convienen; así es que nosotros la hemos fijado 
hoy, por creerla más veraz , supuesto que se ha saca- 
do de un documento muy antiguo. Sin embargo, en 
la Historia de la ciudad de Segovia , tomo ii , pági- 
na 71, se dice : «Dia 21 de Abril de 1284. Muere en 
»Sevilla el rey D. Alonso, á los sesenta y dos años y 
»ciento cuarenta y nueve dias de edad , y de reino 
»treinta y dos años menos treinta dias.» No obstante 
esto, otros historiadores rechazan el dia, y con copia 
de razones y datos fijan el de su muerte en el 4.» 
Hasta aquí es lo que decimos nosotros del SáUo Rey 
en nuestras Efemérides^ dadas á luz en 1860. Ahora 
vamos á copiar lo que relatan otros autores sobre Al- 
fonso X. El Diccionario técnico, liistórico^ etc., que ya 
hemos citado, dice en su pág. 16: «Alfonso X, rey de 
Castilla y de León , llamado el SáUo por los grandes 
conocimientos que llegó á adquirir en las ciencias, 
artes y literatura. Subió al trono en 1252, y "murió 
en 1284, abrumado de pesares por la rebelión de su 
hijo D. Sancho y de los grandes del reino. Fué hom- 
bre de un saber inmenso, atendida la época en que vi- 
vió , y escribió obras de gran importancia, como el 
Fuero Real y las Partidas , el Liiro del Tesoro , las 
Tallas astronómicas llamadas A Ifonsinas , y, por últi- 
mo , las Cantigas y Querellas que le han valido una 
gran reputación como músico y poeta. 

Fué gran protector del arte musical, como dio prue- 
ba de ello habiendo fundado en la Universidad de Sa- 
lamanca la primera y más antigua cátedra de música 
que se ha conocido en Europa (1). Las Cantigas que 

(i) Si por cátedra de música se entiende escuela de música 
en donde se enseñaba este arte , como efectivamente debe enten- 
derse así , diremos que aún más antigua que la de Salamanca lo 
es la de Montserrat, pues por datos y cálculos probables que ci- 
tamos en nuestra Reseña histórica de este monasterio, páginasiG 
y 17, debia existir ya en 1200, y como por los documentos oficia- 
les que leimos consignamos que en 1456 haciaya años que allí 
se enseñaba la música^ y que había colegio de ella , de ahí el que 



222 1.' SEC. — EFEM. — ABRIL 4. — ALFONSO EL SABIO. 

compuso este Rey Sabio se hallan en la biblioteca del 
Escorial y ea la santa iglesia de Toledo, y están escri- 
tas en la antigua notación propia de los siglos xii y 
xni, según las reglas que se observaban por aquella 
época en los valores p'O'porcionales de las figuras, á lo 
que llamaban cantus mensuraMUs. Algunas de estas 
Cantigas contienen giros melódicos que denotan un 
verdadero adelanto en el arte, si se tiene en cuenta la 
expresión dura y antimelódica de la música de aque- 
llos tiempos. En las Biografías de los músicos más dis- 
tinguidos^ publicadas por La España Musical^ y que 
también hemos citado otras veces, en la pág. 20 pone 
asimismo unas cuantas líneas sobre Alfonso X, que 
vienen á decir lo que nosotros habíamos insertado an- 
tes en nuestras' efemérides de 1860 , sin más diferen- 
cia que la de añadir que dicho Rey nació en Sevilla á 
fines de 1221. 

El Sr. Soriano Fuertes, en su íJspaña artisiica é 
industrial^ Madrid, 1868, pág. 102, copia laá Ordenan- 
zas que D. Alonso X hizo el año 1254 para el gobierno 
y dotación de la Universidad de Salamanca, siendo 
una de ellas la siguiente : «Otrosí : Mando que haya 
un maestro de órgano, é yo que le dé cincuenta mara- 
vedís cada año.» Lo cual nos manifiesta bien termi- 
nantemente que esta cátedra de música establecida 
por el sabio Rey en Salamanca no tenía la importan- 
cia para el arte como la de Montserrat, en donde se 



tengamos la profunda convicción de que la cátedra de música 
más antigua de Europa lo sea, sin género de duda alguna, la de 
Montserrat , como así lo afirmó después su actual Abad (Agosto 
de 1870), el P. D. Miguel Muntadas , en la obra que publicó en 
Manresa, añode 1867, en 8.° mayor, imprenta de D. Pedro Roca, 
á cargo de D. Luis Roca, titulada: Montserrat, su pasado, su pre- 
sente y su porvenir , etc., etc.; pues en la pág. 499 dice que duran- 
te el siglo XI hubo en Montserrat 1 10 escolanes, los cuales no han 
tenido jamás otra obligación en dicho monasterio que cantar 
alabanzas á la Virgen y estudiar ó aprender música. Véase, pues, 
cómo el colegio de este arte ó ciencia, el más antiguo del mundo, 
lo es el de Montserrat. 



l.°SEC. — EFEM. — ABRIL 4. — VEGA. 223 

enseñaba, además del órgano, el solfeo, la armonía ó 
composición , y los demás instrumentos que estaban 
en uso en el templo y fuera de él en aquellos tiempos. 

(I) Dia4, 1788. Nace en Madrid D. José Isidoro 
de la Vega. (Véase el dia 6 de Diciembre.) Fué bauti- 
zado el dia 7 de este mes de Abril, en la parroquia de 
San Martin, hijo de D. José*y de doña Andrea Alvira. 
Juró plaza de primer violin de la Real Capilla, con diez 
mil reales anuales, el dia 11 de Enero de 1824. A lá 
amistad del señor de la Vega debemos muchas noticias 
sobre el mérito de casi todos los individuos de la Real 
Capilla que fueron compañeros suyos, y también de 
otros muy anteriores á él , por habérselo notificado los 
músicos más antiguos que habia en la propia Capilla; 
y gracias á esta circunstancia , y á nuestra insistencia 
pidiéndole datos sobre lo referido, hemos podido con- 
signar, y consignaremos , las varias notabilidades mú- 
sicas , entre las muchísimas que ha habido siempre en 
la Real Capilla. En cuanto á nuestro buen amigo el se- 
ñor de la Vega, diremos que ha sido uno de los violi- 
nistas que más crédito han tenido entre sus contem- 
poráneos, reuniendo además una particular habili- 
dad, ó, mejor dicho, siendo una especialidad para la 
enseñanza de su instrumento , pues pasan de veinte 
los discípulos mejores, entre los muchísimos buenos 
que cuenta , cuya lista individual poseemos nosotros, 
y que él mismo nos hizo el obsequio de darnos, 
siendo todos ellos, ó la mayor parte, solistas que ocu- 
pan las primeras plazas , así en la citada Real Capi- 
lla como en los teatros y en las más acreditadas or- 
questas. 

Además, nosotros tuvimos el gusto de tener en 
nuestra orquesta , durante las largas temporadas que 
estuvimos de maestro de los teatros de la corte, al re- 
ferido señor , y fué siempre el más puntual de todos 



224 1.' SEC. EFEM. — ABRIL 4. SÁNCHEZ. — PÉREZ. SANZ. 

en la asistencia, así en los ensayos como en las fun- 
ciones, sin que jamás se mostrara disgustado por la 
repetición de los primeros y duración de las segundas; 
en fin, era un sujeto apreciabilísimo , tanto como mú- 
sico como hombre^en sociedad; así es que nosotros, 
y con nosotros todos sus numerosos discípulos y com- 
profesores, sintieron y lloraron la pérdida de tan ex- 
celente y honrado maestro y amigo. 

(*) Día 4, 1820. Muere en Madrid el presbítero 
D. Antonio Sánchez, teniente de sochantre de la 
Eeal Capilla, y cuya voz era una de las mejores, 
si no la mejor, que habia en la propia Capilla en su 
época. 

(N. I) Dia 4, 1826. Nace en Madrid el violinista 
D. Juan Pérez Lanuza y Aguirre. Después de adquiri- 
dos los conocimientos precisos del solfeo, estudió el 
violin con D. Manuel Ocon (Catálogo), habiendo lle- 
gado á ocupar los primeros puestos como violinista, 
así en conciertos públicos como privados , siendo ade- 
más individuo de varias sociedades filarmónicas. A 
principios de 1869 estaba de primer violin , concer- 
tino segundo , y en algunas temporadas también de 
primero en el teatro de la grande ópera de Madrid, 
tomando parte igualmente como violin ó viola en los 
quintetos que se ejecutan en la Sociedad de Cuar- 
tetos. 

(I) Dia 4, 1829. Nace en Estrena , provincia de 
Logroño, D. Manuel Sanz de Terroba. De este cantan- 
te, no obstante ser muy amigo nuestro, no pode- 
mos decir absolutamente nada de su vida artística, 
pues hemos estado más de un año pidiéndole apuntes 
para escribir su biografía, sin que jamás nos los haya 
negado; sin embargo, tampoco ha tenido á bien el 



1.* SEC. — KFEM. — ABRIL 4, ARRIÓLA. — 5, ROA. 225 

proporcionárnoslos , excusándose siempre con sus mu- 
chas ocupaciones por los ensayos y funciones en que 
tomaba parte. Nosotros sentimos mucho no poder dar 
á conocer sus trabajos en favor de la zarzuela, porque 
ha sido , y era en Agosto de 1869 , uno de sus más 
firmes apoyos y sosten , pues que difícilmente se ha- 
llará otro tenor que le aventaje ni en facultades ni 
tampoco en ser incansable en el trabajo, lo cual se lo" 
tiene demostrado el público en cuantos teatros ha 
cantado, colmándole de aplausos. 

(N. I) Dia 4, 1863. Muere en Elorrio (Guipúzcoa) 
el aventajado pianista y compositor D. Juan Ambrosio 
Arrióla y Jáuregui. (Véase el 7 de Diciembre.) La causa 
de su muerte fué el juego de pelota , á que son tan 
aficionados en aquel país , pues le sobrevino un vómito 
de sangre que le llevó al sepulcro. No hemos podido 
averiguar con certeza si falleció en el mismo Elorrio, 
de donde era natural; pero sospechamos que sí, puesto 
que el juego se efectuó , si no en el citado Elorrio , al 
menos muy cerca de él. El 27 de Octubre de 1855 fué 
admitido como alumno del Conservatorio, contando 
diez y nueve años de edad , y matriculado en la clase 
de composición, en la que estuvo hasta Junio de 1858. 
Desde el 12 de Febrero de 1856 hasta el 22 de Octubre 
de 1857 asistió á la clase de órgano, y á la de piano 
desde el 10 de Marzo de 1856 hasta el 6 de Junio 
de 1858. Su temprana é inesperada muerte fué muy 
sentida , porque hacía concebir grandes y fundadas es- 
peranzas para el arte , al que estaba dedicado con mu- 
cho entusiasmo , habiendo sacado gran partido de los 
estudios que ya tenía en el Conservatorio, por cuyo 
motivo gozaba de muy buena opinión como aventaja- 
do pianista y compositor. 

Dia 5, 1637. Muere en Montilla el jesuíta P. Mar- 

TOMO II. 4 5 



226 1.^ SEC— EFEM. ABRIL 5. — GONZÁLEZ. — PIQUÉ. 

tin de Roa. Nació en Córdoba en 1563 (1). Ha escrito 
un libro titulado : Singularium locorum et rerum. S. 
Scriptur<s, UbriYi^m duas partes distincti;Ljoji, 1667, 
en 8." Roa trata en la segunda parte de esta obra, pá- 
gina 600 y siguientes, de los címbalos délos antiguos. 
(De Ul Pasatiempo Musical, Enero 1851, entrega 27, 
pág. 105.) En la Biografía Universal de Músicos del se- 
ñor Fetis, tomo yii, pág. á76, París, 1864; en la Ga- 
ceta Musical de Madrid, 20 Enero 1856 , año ii , núm. 3, 
pág. 20', y en la Gaceta Musical Barcelonesa , 30 de No- 
viembre 1862, año ii , núm. 79, pág. 2, se lee del pa- 
dre Roa lo que dejamos apuntado, copiado de El Pa- 
satiempo Musical, y lo mismo dice la Historia dó la 
Música española del Sr. Soriano, tomoiii, pág. 184. 

(*) Dia 5, 1803. Nace en Madrid D. Vicente Gon- 
zález del Álamo, excelente violoncelista. (Véase el 23 
de Setiembre. ) Fué músico de Guardias de Corps, cuya 
plaza de figle ganó por oposición, como igualmente 
la que ocupó de violoncelo en el teatro de la Cruz de 
Madrid , habiendo gozado de bastante reputación como 
profesor en ambos instrumentos. 

(I) Dia 5, 1817. Nace en Tudela de Navarra el 
compositor y músico mayor de regimiento D. José Pi- 
qué y Cervero. Estudió el solfeo con los Sres. Mon- 
forte , Colóme , Maseras y Duran. A los catorce años de 
edad entró de músico de plaza mayor en el primer re- 
gimiento de Artillería, que á la sazón se hallaba en 
Barcelona , y en cuya música estudió y desempeñó du- 
rante seis años la parte de ñautin, bajo la dirección 



(i) Nuestro amigo D. Manuel Muñoz (8 Julio), profesor de 
contrabajo del Conservatorio, mandó buscar, por encargo nues- 
tro, aun íntimo amigo suyo que tiene en Córdoba, la partida 
de bautismo del P. Roa; pero por más diligencias que practicó al 
efecto, no pudo dar con ella. 



1.° SEC. — EFEM.— ABRIL 5. — 227 

de su músico mayor D. Juan Grassi. Ea Marzo de 1831 
principió el estudio de la composición con los maes- 
tros D. José Maseras (24 Agosto) y D. Pablo BofiU, 
ejercitándose con el primero en el contrapunto libre y 
puestos, y con el segundo en las ligaduras ó retardos 
sobre el bajo, sobre el tiple y disminuidas , diferencias 
ó imitaciones, paso forzado, fuga y cánones. Mas ob- 
servando que á pesar de llevar cinco años estudiando 
lo que por falta de buen criterio formaba entre nos- 
otros en aquel tiempo el estudio de la composición, 
y que no obstante del acierto y buena fé que obser- 
vaba en sus maestros , no tocaba en esta especialidad 
los. resultados que apetecia , determinó hacer la prác- 
tica de la Genéufonia, método de composición adop- 
tado en aquel entonces en el Conservatorio de Madrid, 
con el acreditado profesor de música D. José Claria- 
na (8 Mayo). Posteriormente, deseoso de alcanzar 
la perfección posible en el arte, estudió bajo la di- 
rección del maestro preceptista D. Ramón Vilanova 
(21 Enero, t. i) la melodía, armonía y composición, 
según los sistemas del alemán Reycha y del italia- 
no Asioli , cuyos estudios coronó con la composi- 
ción de una ópera que, con el título de Ernesto Duca di 
Scüla^ se ejecutó en el teatro Principal, ó de Santa 
Cruz de Barcelona. Además estudió el canto con los 
maestros y cantantes catalanes D. José Davesa (11 de 
Junio) y D, Manuel Testa, concluyendo sus investiga- 
ciones filarmónicas con el estudio de estética aplicada 
á la música, con el erudito catedrático de Filosofía de 
la Universidad de Barcelona, D. Francisco Javier Llo- 
rens y Barba. 

Ha escrito algunas obras musicales de diversos gé- 
neros y desempeñado varios cargos artísticos ; mas si 
la Providencia le deparó un corazón generoso que le 
condujo á contraer infinitas, aunque sagradas obliga- 
ciones, la suerte, que jamás leba sido propicia, se 



228 1." SEC. — EFEM. — ABRIL 5. — MAMNELLO. 

ha contentado, para recompensar tan largos como cuan- 
tiosos estudios, con ofrecerle una plaza de músico 
mayor en el ejército. Hasta aquí son las noticias filar- 
mónicas que tenemos del Sr. Piqué, y que nos fueron 
comunicadas desde Málaga el 18 de Enero de 1860, 
cuando dicho señor disponía su marcha para África, á 
donde fué su regimiento cojí motivo de la guerra con 
los marroquíes. Posteriormente, en 1865, habiendo 
cumplido el máximo del tiempo de servicio que fija el 
reglamento , y cansado de sobrellevar por tantos años 
un cargo fatigosísimo y poco considerado... retiróse del 
servicio después de llevar veintisiete años de músico 
mayor en los regimientos segundo de Granaderos de la 
Guardia Real, Guadalajara, Valencia y Murcia, per^ 
maneciendo en Noviembre de 1869 en Barcelona , de- 
dicado á dar lecciones de música y á la realización de 
algunos trabajos didácticos, fruto de la experiencia 
adquirida en su carrera y profesorado. 

( * ) Dia 5 , 1832. Muere en Tarrasa , en la mis- 
ma casa en que habia nacido , el acreditado músico 
presbítero D. José Marinello y Guardiola (1). Fué es- 
colan de Montserrat, en cuyo colegio hizo tan rápidos 
progresos bajo la dirección del P. Narciso Casanova 
(1.° de este mes) con el fagot, órgano, flauta y vio- 
lin , que al salir de dicho colegio , contando apenas 
diez y ocho años de edad , pasó, acompañado de su 
maestro, á Sabadell, diócesis de Barcelona, como orga- 
nista de la parroquia de San Félix, de cuya plaza tomó 
posesión el dia I.** de Junio de 1790. La comunidad de 
Sabadell quedó al poco tiempo tan entusiasmada de 



(i) Alguno ha supuesto que era Marinello y Falquera, y así 
también lo consignamos nosotros en las Efemérides que publica- 
mos en 1 86o, pág. 48; pero un amigo nuestro que ha visto la par- 
tida de defunción del presbítero Marinello, dice que es el apellido 
materno Guardiola, y no Falquera. 



1.* SEC. — EFEM. — ABRIL .").— MARIXELLO. 229 

Marinello , que le dio los emolumentos como si fuera 
sacerdote , aun antes de ordenarse in sacris , lo que 
efectuó en dicha villa. 

Deseando estar al lado de sus padres y hermanos, 
se trasladó á Tarrasa, su pueblo natal, y en cuya cole- 
giata le admitieron como individuo de la comunidad 
de presbíteros el dia 8 de Agosto de 1803, tomando 
parte en la capilla de música de la misma iglesia, to- 
cando, ya el fagot, en cuyo instrumento no conocia 
rival, ya la flauta ó el violin; pero, sobre todo, en lo 
que más llamaba altamente la atención de todos sus 
oyentes, era cuando cantaba en las referidas funcio- 
nes de capilla, su pasión favorita, pues poseia una voz 
de bajo de las más privilegiadas de su tiempo, re- 
uniendo además una pronunciación tan clara é inteli- 
gible, así como una expresión extraordinaria, que no 
sólo arrebataba con su voz y su canto, sino también 
varias vp.ces hacía verter lágrimas á la mayoría de su 
auditorio. Su fama como cantor de iglesia se divulgó 
por toda España, en términos que recibió proposicio- 
nes de varios cabildos , sobre todo del de ^álaga , para 
que fuera á ocupar una plaza en sus capillas , lo cual 
rehusó siempre por no separarse de su familia , á quien 
tanto quería. Reformó también el canto llano del coro, 
obligando á la mayoría de lá comunidad á ensayar, 
según la solemnidad de la función que se disponía; 
de modo que muchos forasteros pasaban la Semana 
Santa en Tarrasa, para oír el coro de su iglesia cole- 
giata , que superaba por todos conceptos , tanto por lo 
■solemne como por su afinación, armonioso en voces 
y precisión musical, según el imparcial juicio de to- 
dos los inteligentes, á muchas de las que se efectua- 
ban en varias catedrales de España. También tocaba 
el órgano en la propia iglesia cuando el organista no 
asistia por enfermo, y por igual motivo dirigía algu- 
nas veces la capilla de música. Su distracción favori- 



230 1 .° SEC— EFEM. ABRIL 5. ARGUELLES. 

ta era la fabricación de pianos, habiendo hecho, entre 
otros , uno de gran mérito, que conservó para su uso 
hasta su fallecimiento; y, según nos afirman, en Enero 
de 1870 todavía debia existir en Tarrasa. Sabemos que 
el heredero del Sr. Marinello, que en Octabre de 1868 
se hallaba en Sabadell , posee algunos papeles de mú- 
sica, escritos unos por dicho Marinello, y otros varios 
por diferentes autores ; pero persona inteligente que 
los ha visto nos asegura ser casi todos ellos en latin, 
y que sólo hay algunas lecciones de flauta y de fagot. 
Se dio sepultura á su cadáver el dia 7 en un nicho del 
cementerio déla iglesia, habiéndose celebrado en su- 
fragio de su alma cuatro Oficios y Misas solemnes. 

(I) Dia 5, 1860. Muere en Valencia, á las seis de 
la mañana , en la fonda del Cid , dia de Jueves Santo, 
la distinguida aficionada cantante , pianista y compo- 
sitora, señorita doña Alejandra Arguelles Toral y Hé- 
via, cuando apenas acababa de cumplir catorce años 
de edad. ( Véase el dia 20 de Setiembre. ) Nosotros nada 
podemos ni debemos decir de la inolvidable Alejan- 
drita , por haber sido una de las discípulas más queri- 
das y predilectas que hemos tenido, en vista de su 
extraordinaria disposición para la música , puesto que 
nuestros elogios podrían creerse apasionados. No obs- 
tante , y sin que nos ciegue la pasión de maestro , de- 
bemos en justicia manifestar que entre el sinnúmero 
de discípulos que contamos , ninguno de ellos ha aven- 
tajado en talento y disposición á la señorita de Toral, 
y que su pérdida fué inmensa para el arte y para glo- 
ria del nombre español ; pues sin duda alguna , y en 
atención á lo muy adelantada que estaba , así en el 
canto como en el piano y la armonía , hubiera llegado 
á ser una de las primeras notabilidades filarmónicas 
de nuestra nación. Nosotros, y con nosotros todos 
cua ntos la oian en nuestros conciertos, se quedaban 



1.° SEC— EFEM. ABRIL 5. — GENOVÉS. 231 

asombrados al escuchar su hermosa voz de tiple , sin 
embargo de no estar aún^ desarrollada por sus pocos 
años , de su extraordinaria afinación y de su gran sen- 
timiento y expresión que daba á todo cuanto canta- 
ba , tan superior á sus cortos años , siendo al propio 
tiempo el encanto de todos al contemplar aquella fiso- 
nomía y sonrisa angelical que se veia retratada en su 
sonrosado semblante... 

No queremos continuar , porque al recordar que 
hemos perdido para siempre esa preciosa criatura , la 
pluma se nos cae de la mano... Véase, sin embargo, 
para que se comprenda toda la justa pena que senti- 
mos al fallecimiento de Alejandrita, lo que dice la 
ilustre escritora señora doña Faustina Saez de Melgar 
en el periódico El Reino del dia 9 de Octubre de 1861, 
Madrid, de este privilegiado ser ¡que fué!!! Pues ade- 
más del gran talento que para la música tenía la To- 
ral , era asimismo muy distinguida poetisa , puesto 
que, después de su fallecimiento, se publicó un folleto 
en el que se insertaron sus notables poesías... No 
queremos terminar estos renglones sin copiar un pár- 
rafo que en la biografía de esta niña escribió con su 
elegante y poética pluma la referida señora de Melgar, 
Dice así : « La temprana muerte de Alejandrita arre- 
bató al horizonte de nuestra patria un astro brillante, 
pero de tal magnitud, de tan magnífico fulgor, que 
hubiera sido una de nuestras más eminentes glorias. 
Ya lo he dicho en otro lugar : su gloria no cabia en el 
mundo, y agostóse á impulsos de su propio fuego.» 

En las Biografías de los músicos más distinguidos^ 
en la pág. 29 del tomo i , se leen algunas líneas en 
elogio de la señorita Toral. 

(I) Dia 5, 1861. Muere en Burgos el aplaudido 
maestro compositor de óperas y zarzuelas D. Tomás 
Genovés. (Véase el dia 29 de Diciembre.) En 1831 



232 1." SEC. — EFEM. — ABRIL 5. — GENOVÉS. 

hizo representar en Madrid una ópera seria , titulada 
La Rosa Manca e la Rosa ro'ssa. Habiéndose trasladado 
en 1834 á Italia, residió primeramente en Bolonia, en 
donde puso en escena su ópera de medio carácter ti- 
tulada ZeZma, que fué representada en 1835. Al año 
siguiente escribió en Roma La lataglia di Lepanto^ j 
en Venecia el año 1838 Blanca di Belmonte. En 1840 
compuso en l^^k^ol^s- Iginia d' Asti ^ que se cantó en el 
teatro de Fondo. En 1845 escribió en Milán Z2¿w«¿?e^?^ 
Valliere^ que obtuvo un mediano éxito. El editor Ri- 
cordi ha publicado en Milán ocho romanzas y cuatro 
dúos de Genovés, con el título Seré d' autunno al 
Monte Pindó. Algunas piezas de Lginia d' Asti han 
sido también publicadas por el mismo editor. Hasta 
aquí son las noticias que de Genovés nos da el señor 
Fetis en su Biografía uni'oersal de músicos .¡ tomo iii, 
pág. 450, París, 1862', y que hemos visto trasladadas 
en el Diccionario técnico., histórico., etc., en la página 
198. Nosotros, que desde el año 1829 cultivábamos en 
Madrid la amistad de Genovés, solamente hemos po- 
dido averiguar el dia , mes y año de su nacimiento y 
defunción ; pues aunque se casó después que vino de 
Italia, hacia 1851 , con la cantante española doña Eli- 
sa Villó , que fué discípula nuestra de solfeo en el Con- 
servatorio, no nos ha sido posible, á pesar de esta cir- 
cunstancia , adquirir más noticias de este maestro , no 
obstante haberlas pedido á alguno de sus más cerca- 
nos parientes, que las pocas que recordamos, y son: 
que sus estudios principales creemos que los hiciera en' 
Zaragoza , de donde era natural , y que al parecer fué 
seise ó niño de coro de la catedral ó del Pilar de la ci- 
tada ciudad. 

Después estuvo algunos años en Madrid dando lec- 
ciones de canto, gozando de muy buena reputación: 
en el teatro de la Cruz de esta capital se cantó en la 
temporada de 1831 á 1832 su ópera La Rosa Manca e la 



1.' SEC. — EFEM.— ABRIL 5. — GENOVÉS. 233 

Rosarossa, y la zarzuela en dos actos Fl Rapto, letra 
de D. Mariano José de Larra ( 1) , pasando luego á Ita- 
lia, pensionado por el Gobierno español, para que con- 
tinuara escribiendo óperas, en donde efectivamente 
compuso las que cita el Sr. Fetis, pero con mejor éxito 
de lo que da á entender este señor , puesto que nos- 
otros leíamos entonces las cartas particulares de Ita- 
lia, pero no las del autor, en que se hablaba de los 
aplausos que la mayoría del público las dispensaba, 
sobre todo á Liiisa della Valliere, que obtuvo un lison- 
jero resultado para el compositor déla música, lo cual 
nada tiene de particular, después de la favorable aco- 
gida que antes habíamos visto dispensar al inteligente 
público de Madrid á sus dos primeras producciones, ya 
citadas, La Rosa Manca y El Rapto. Además, nosotros 
preguntamos al Sr. Fetis: ¿cree posible que si la pri- 
mera ópera que dio Genovés en Bolonia, Zelma, hu- 
biese disgustado ú obtenido un éxito dudoso, habría 
sido después tan fácil que en Roma se cantara del mis- 
mo autor La Battaglia di Lepanto, en Venecia Blan- 
ca di Belmente, en Milán Luisa della Valliere, y que 
Ricordi publicara varias composiciones del citado au- 
tor? Nos parece que ni lo uno ni lo otro habría alcan- 
zado Genovés, que ha escrito igualmente muchas obras 
de música sagrada, de las cuales no nos hace referen- 
cia alguna el expresado Sr, Fetis, siendo así que sabe- 
mos de dos ó tres de un mérito tal, que, sin temor de 
ser desmentidos, podemos asegurar que son dignas del 
mayor elogio, y que pueden alternar con las mejores 



(i) Sobre el resultado de estas dos primeras obras teatrales 
de Genovés, da extensos pormenores, muy satisfactorios por cier- 
to para su autor, el Sr. D. José María de Carnerero, en su sema- 
nario intitulado: Cartas españolas, que publicaba en Madrid en 
i83i y i832, pues en el tomo ii, páginas 64, i36 y 218, y en el v, 
páginas 270 y 027, se leen excelentes artículos sobre el éxito que 
obtuvieron estas dos obras; esto es. La Rosa Manca y El Rapto, 
haciendo al propio tiempo un análisis de las mismas. 



234 1." SEC. — EFEM. — ABRIL 6. — JOVER.— COLOMER. 

que se han escrito hasta ahora, así en España como en 
el extranjero, pues son muy celebradas por todos los 
inteligentes, sobre todo en Madrid, en donde frecuen- 
temente se cantan en las grandes solemnidades reli- 
giosas, bajo la acertada dirección de nuestro buen ami- 
go el Sr. í). Victoriano Daroca (23 Marzo), quien po- 
seia á grande orquesta siete obras religiosas de rele- 
vante mérito del indicado Genovés, cuya lista tenemos 
nosotros. 

El Sr. Soriano (28 Marzo), en su excelente ^w^fon^ 
de la música española, tomo iv, pág. 310, y en las bio- 
grafías de los músicos más distinguidos, publicadas por 
D. Antonio Fargas y Soler, en su tomo ii, pág. 404, 
ponen algunos apuntes sobre las obras del Sr. Ge- 
novés. 

(N. I) Dia 6, 1813. Nace en Alicante D. Francis- 
co Jover y Bellido. En 1861 se hallaba en dicha ciu- 
dad, siendo primer contrabajo en la iglesia colegial y 
en el teatro. 

(N. I) Dia 6, 1833. Nace en Bocairente, provin- 
cia de Valencia, D. Joaquín Colomer y Pérez. Hemos 
pedido repetidas veces á Valencia, á uno de los maes- 
tros que tuvo Colomer en aquella ciudad, que nos man- 
dara algunos apuntes de su aventajado alumno, y nos 
ha contestado que no los ha podido obtener , no obs- 
tante haberle escrito al objeto indicado. Así que, sólo 
sabemos por los periódicos de Madrid lo siguiente. 
Uno de ellos dice: «Un pianista. — Hace dias está en 
Madrid el joven valenciano Sr. Colomer, que, admi- 
tido por unanimidad en las oposiciones de 1858 en el 
Conservatorio Imperial de música de París, ganó en el 59 
el segundo premio de piano, entre diez y siete que se pre- 
sentaron, y en el actual el primero entre catorce oposito- 
res, por unanimidad. Su primera composición ha sido 



1." 9EC. — EFEM. — ABRIL 0. — COLOMER. 235 



una marcha á la guerra de África, dedicada en mues- 
tra de su españolismo á S. M. la Reina, en cuya pre- 
sencia espera ej ecutarla. Según nuestras noticias , pien- 
sa , después de esto , volver á París á continuar los es- 
tudios de composición en el Conservatorio Imperial, lo 
que es muy 1 audable , y nos hace concebir esperanzas 
de que llegará á ser una de nuestras ilustraciones ar- 
tísticas. Parece que se le ha indicado que tocará en la 
Real Cámara , pero hasta ahora se le detiene mucho.» 

En el periódico que se publicaba en Madrid, La 
Es'peranza , número del 14 de Agosto de 1860 , se lee 
lo siguiente: «Leemos en El Eco Hispano- Americano 
de París: «El distinguido joven Sr. Colomer, natu- 
»ral de Valencia , ha obtenido por unanimidad el pri- 
»mer premio de piano en el concurso que acaba de ce- 
»lebrarse en el Conservatorio de París. Este pianista 
»cuenta apenas veintiún años de edad, y es ya una notabi- 
»lidad en su arte ; pudiendo la España gloriarse y enor- 
»gullecerse de estar muy dignamente representada por 
»él en la capital del imperio , donde, á pesar de ser un 
»jóven extranjero, falto de los medios y de las pode- 
»rosas in fluencias y relaciones que tan fácilmente sue- 
»len suplantar el favor al mérito, gracias á éste sólo, á 
»su talento excepcional, indiscutible, envidiable y en- 
»vidiado realmente por infinitos artistas de todas las 
»naciones que se disputan los laureles de la fama en 
»esta mode rna Atenas, ha logrado ceñir su frente con 
»la más espléndida aureola que es posible alcanzar en 
»el Conservatorio de París, donde dos años há habia 
»ya obtenido el segundo premio. 

»Los j óvenes admitidos al concurso de piano eran 
»en crecido número , y muy fuertes , lo que ha hecho 
»mucho más glorioso el triunfo del Sr. Colomer, quien 
»dejó al j urado, á los profesores y al público satis- 
»fechos en extremo hasta la admiración. Felicitamos 
»cordialme nte á nuestro joven é ilustre compatriota 



236 1.' SEC. — EFEM. — ABRIL 6. RODRÍGUEZ. — MARRACÓ. — REART. 

»por el honor que coa sus talentos artísticos y con su 
»aplicacion ha sabido granjear á España. 

»Tenemos entendido que el Sr. Golomer piensa ha- 
»cer un viaje á Madrid este verano.» 

La fecha del nacimiento del pianista que .nos ocu- 
pa la hemos sacado de los documentos que originales 
obran en la Sociedad artistico-musical de socorros mú- 
tuos. 

(*) Dia 6, 1834. Nace en Hellin, provincia de Al- 
bacete , doña María Cristina Joaquina Rodríguez Fal- 
con, pianista y cantante aficionada muy notable. (Véa- 
se el dia 1.° de Febrero, t. i.) 

(N. I) Dia 6, 1835. Nace en Barcelona D. José 
Marracó y Ferrer. Tampoco hemos podido obtener apun- 
tes de este maestro de capilla de la catedral de Barce- 
lona, pues sólo el Sr. Porcell (2 de este mes), á quien 
se los pedimos , nos dice que Marracó y Ferrer fué dis- 
cípulo de Vilanova (14 Mayo), que ha escrito muchas 
Misas y otras piezas para la capilla, pero en particular 
una gran Misa de Réquiem , que se estrenó para los 
funerales que se celebraron en la propia catedral, en su- 
fragio de los que fallecieron en la guerra de África. 

(N. I) Dia 6, 1857. Muere en Madrid, calle del Baño, 
núm. 6, á los setenta y tres años de edad, el Sr. D. José 
María de Reart y de Copons, barón de Solamó , señor de 
Aiguaviva, carlamo de Montiel, oficial de la antigua 
Real Guardia Walona, coronel retirado de infante- 
ría, etc., etc. Si bien nos creíamos dispensados de ha- 
cer figurar en esta obra, sobre todo en esta sección, al 
señor de Reart , por sólo haber nacido á las puertas de 
nuestra nación, como vulgarmente se dice; en aten- 
ción, pues , á que muchas personas nos han manifesta- 
do que debíamos hablar de él en esta obra del modo 



1.* SEC. — EFEM.— ABRIL 6. — REART. 237 

más honroso posible , no sólo por haber pasado toda su 
vida en España, sino también por haber educado á mu- 
chísimos cantantes españoles que tanto honran á su 
maestro, hemos accedido á sus deseos, que también son 
los nuestros. Todos hancreido, y estaban persuadidos^ 
que el caballero Reart era catalán; pero nosotros, á 
pesar de honrarnos con su íntima amistad , en térmi- 
nos que nos favorecia comiendo varias veces en nuestra 
pobre mesa , no supimos que habia nacido en Perpi- 
ñan hasta después de su muerte; pues nos hizo ver 
su partida de bautismo D. Jaime Fustagueras, apode- 
rado general del Sr. Reart, y hé aquí la causa por qué 
creímos que no debíamos hablar de él más que acciden- 
talmente , como sucede en las JE f emendes de músicos 
españoles que publicamos en 1860. Reart se educó casi 
desde niño en Barcelona , y fué uno de los oficiales más 
valientes y distinguidos de nuestro ejército en la guer- 
ra de la Independencia, en la que fué herido. Son mu- 
chos los cantantes , profesores y aficionados que ha en- 
señado, á todos los cuales daba lección sin estipendio 
alguno. Su muerte, como no podia menos de suceder, 
fué extraordinariamente sentida por toda la aristocra- 
cia de Madrid y por todos los filarmónicos , porque, 
tanto por su saber como por su filantropía y bellísimo 
carácter, era querido de todos. Sirvan, pues, estos cor- 
tos renglones como un pequeño recuerdo del íntimo 
cariño que profesamos á tan ilustre amigo , y de rec- 
tificación á lo que dijo un crítico musical de Barcelo- 
na, al hablar de nuestras Efemérides de músicos., pues 
nos afeó el que una persona del talento y saber de Reart 
no figurara en ellas ; y sin embargo, si ese señor crí- 
tico hubiese leido con atención las citadas Efemérides., 
hubiera visto cómo en su pág. 150 y siguiente damos 
noticias de él ; debiendo ahora añadir que cuando 
concebimos la idea de publicar las Efemérides^ pedimos 
al distinguido Reart apuntes biográficos de su vida filar- 



238 !.• SEC. — EFEM. — ABRIL6. REART. 

mónica, creyéndolo, como todo el mundo, español; pero 
fué tanto lo que le disgustó nuestro deseo de que figu- 
rara en dicha obra, que nos froMlió terminantemente 
que lo hiciéramos, oUigándonos á empeñar nuestra 
palalra de cahallefo de que asilo cumpliríamos. ¿Si se- 
ría esta prohibición por no decir que era francés , contra 
cuyos paisanos habia guerreado? El haber sido además 
oficial de la antigua Real Guardia Walona confirma 
más que Eeart era extranjero , puesto que extranjeros 
habían de ser sus oficiales. Para dar otra prueba de 
nuestra verdadera amistad al insigne caballero Eeart, 
aun después de su fallecimiento, ponemos á continua- 
ción el excelente artículo necrológico que publicó el 
periódico Zíí É'poca el dia 11 de Abril de 1857. Dice 
así: «Reart, el melómano, el dilettanti ^ el filarmónico 
por excelencia, ha fallecido el lunes último. Supongo 
que tú le conocías ; porque ¿quién no ha conocido á 
Reart? Y conociéndole, ¿quién no le ha estimado sin- 
ceramente? — Noble existencia consagrada á las armas 
y á la música, al extinguirse deja dignos ejemplos en 
las primeras, infinitos discípulos en la segunda. — 
Reart, guerrero de nuestra inmortal lucha de 1808, 
prodigó en ella su sangre, alcanzando el empleo de co- 
ronel: más tarde, el 7 de Julio de 1822 , fué herido de 
gravedad en una pierna, y quedó cojo ; en consecuen- 
cia solicitó y obtuvo su retiro. Entonces, colgando la 
espada , diciendo un adiós eterno á su vida militar y 
aventurera, se dedicó con ardor á la música, por la 
que era fanático. Se equivocará quien suponga que el 
pobre inválido no pasaba de ser un mero aficionado: 
Reart poseía extensos y profundos conocimientos en 
aquel arte divino, un gusto puro y delicado , una apti- 
tud notable para la enseñanza. Desde que no tuvo sol- 
dados á quienes conducir al combate , buscó jóvenes 
de ambos sexos á quienes guiar á la gloria ; y crecido 
es el número de los que le han debido abundantes é 



l.'SEC. — EFEM. — ABRIL 6. — REART. 239 

inmarcesibles laureles. Unos han llegado hasta nos- 
otros en alas de la fama , como la Baldomera Cruz , doña 
Concepción Mariátegui , y la de Azcona , que eran en 
tiempos ya lejanos la delicia de los principales salones 
de Madrid: de otros podemos ó hemos podido juzgar 
todavía , porque el malogrado Unánue , Antonia Mon- 
tenegro , el tenor Carrion , y muchos más , recibieron 
las lecciones de Reart, 

»Ni los años ni las enfermedades hablan entibiado 
la fó artística ni el generoso celo de éste : en aquel 
cuerpo débil y viejo latia un corazón de niño , ardiente 
y entusiasta , vehemente é impresionable , que al es- 
cuchar una melodía tierna se conmovía , que vibraba 
al oir un canto apasionado. — Corriendo cada noche des- 
de el teatro Real al de la Zarzuela , aplaudía allí la mú- 
sica de Bellini , y aquí la deGaztambide ; gritaba ¡hravo! 
á la Penco como á la Santa María. — Esto indicará que 
era ecléctico , y así es la verdad ; tenía sus simpatías 
y sus preferencias; se quejaba de que no se cantase, ó 
se cantase poco, el repertorio de Eossini ; de que se pro- 
digara demasiado el de Verdi ; pero con tal de tener mú- 
sica , fuese de ópera italiana ó de zarzuela , estaba con- 
tento, y se frotaba las manos de alegría. 

»Reart no se casó nunca ; así quería cual hijos á sus 
discípulos, de quienes ha muerto rodeado, de los anti- 
guos como de los modernos , y todos le han conducido 
llorando á la última morada, porque no debe omitirse 
una circunstancia notabilísima : el antiguo militar, — 
muy semejante al sastre del Campillo , — no sólo daba 
gratis sus lecciones, sino que socorría con mano pródi- 
ga á aquellos que estaban necesitados. — Sin duda, en 
premio de tantas virtudes , el buen Reart escuchará á 
estas horas el concierto eterno y sublime que, al com- 
pás de sus arpas de oro, entonan en el cielo los ángeles 
y serafines.» 

También vamos á trasladar á continuación íntegro 



240 1.* SEC. — EFEM. — ABRIL G. — REABT. 

el artículo que escribimos sobre ios himnos de Riego, 
siendo, como se creia, el Sr. Reart el autor del muy 
popular de los citados himnos. Dice así el citado ar- 
tículo, que insertaron algunos periódicos ; pero el que 
nos sirve para trasladarlo aquí es el que publicó el 
periódico La Esperanza^ Madrid 9 de Enero de 1869, 
núm. 7,434: 

«EL HIMNO DE RIEGO. 

»Dad á Dios lo que es de Dios ^,y al César lo que es 
del César. 

»Sabido es entre los compositores de música la im- 
portancia que merece, artísticamente hablando, un 
himno, sea ó no guerrero, por más que haya produci- 
do un fanatismo sin igual en las masas todas de la so- 
ciedad, puesto que su principal mérito consiste en una 
muy fácil melodía agradable , y que al momento de 
oirse puedan tararearla cuantos la escuchan ; y si á 
esta melodía va unido un ritmo musical bien decidido 
y marcado, es seguro su brillante éxito y popularidad: 
así que, no creemos que ningún compositor de reputa- 
ción dé gran importancia á cualquier himno que tenga 
escrito, seguro que, por más que haya agradado, guar- 
dará su obra como un juguete entre sus composicio- 
nes de menos importancia ; esto mismo se ve confir- 
mado en los dos himnos de Riego , según á continua- 
ción manifestaremos, pues que sus melodías están 
compuestas por dos aficionados, y ambos militares. 

»Nosotros no nos hubiéramos ocupado de ninguno 
de los himnos conocidos por de Riego en averiguación 
de quiénes fueron sus autores músicos , por las razo- 
nes que acabamos de apuntar ; pero en vista de lo mu- 
cho que se ha escrito de dos meses á esta parte, tanto 
dentro como fuera de España, para investigar y dar á 
conocer el compositor ó compositores del expresado 



1.' SEC. — EFEM.— ABRIL 6. — REART. 241 

himno, hemos resuelto despejarla incógnita y señalar 
cuál sea el verdadero , ya que nadie hasta ahora lo ha 
dicho, excepto el periódico que citaremos , no obstan- 
te los varios nombres que se han indicado , como Sán- 
chez, Marfá, Huerta y Gomiz (1), no faltando tampoco 
quien aseguró, en un artículo que se publicó hace al- 
gún tiempo en un periódico de Madrid, que era del mú- 
sico francés Bisop, autor de una tanda de rigodones 
que se tocaban por una banda de música que se hallaba 
en Cádiz en 1820, y que. de uno de dichos rigodones lo 
convirtieron , con la letra que le aplicaron , en himno 
de Riego. Pero vamos á demostrar el ningún funda- 
mento que tienen tales noticias y suposiciones, envis- 
ta de los datos que poseemos, para manifestar y dar á 
conocer el legítimo autor de la música de los himnos 
de Riego; porque además del periódico que nombrare- 
mos, lo son dos personas muy respetables y veraces, 
que nos han dicho el nombre propio del autor músico 
de uno de ellos, que llegó á conoce'r y á tratar. 

»Sin embargo, antes debemos advertir que el Himno 
'primitivo , original^ legitimo y verdadero de Riego , no 
es el que hoy se toca por todas las orquestas y bandas, 
compás de seis por ocho , y sí el que está en el de dos 
por cua tro , y cuya letra dice : Soldados^ la patria nos 
llama á la lid, etc. , etc. : ese es, pues , el qzie efecti- 
vamente se cantó á los pocos dias del pronunciamiento 
verificado por Riego y otros en las Cabezas de San 
Juan, el dia I.*" de Enero de 1820 , y que al compás del 
mismo recorrió las Andalucías el citado Riego y su 
ejército. Pues bien : el autor único de este himno guer- 
rero y marcial, cuya melodía tenemos, compás de dos 
por cuatro , según queda dicho , lo fué un edecán, como 



(i) Es Gomi^, y no Gomis, cuya equivocación, por error de 
imprenta, nos hicieron cometer también en el tomo i de nuestro 
Diccionario Biográfico, pág. 1 16, pues así consta en la partida de 
bautismo que obra en nuestro poder. 

TOMO II. 16 



242 1.* SEG.— EFEM. ABRIL 6. HEAIIT. 

se les llamaba entonces , y hoy dia ayudante^ del mis- 
mo Riego ; y este dato nos lo ha dado una respetabilí- 
sima señora que hoy dia goza de feliz memoria y de 
cabal salud, y que nombraremos y señalaremos á 
cuantos quieran oírselo á ella misma, cuyo señor pa- 
dre era uno de los personajes de más importancia y de 
categoría que habia en la capital de España. Lo acae- 
cido con esta señora fué lo siguiente: «Cuando vino 
Riego á Madrid, dice la expresada dama, á los pocos 
dias entró papá en mi gabinete, diciéndome : «Dolores, 
»tengo el gusto de presentarte al autor músico del 
y)Himno de Riego ;y> y yí delante de mí un joven de ga- 
llarda presencia , vestido de ayudante , á quien feli- 
cité y le hice los cumplidos consiguientes : lo que no 
recuerdo con certeza es su nombre, pero me parece 
que era Fernando ; lo que sí puedo asegurar es que se 
llamaba Miranda, y que habia nacido en Asturias.» 

«Con un dato como éste, y otro que añadiremos más 
adelante, creemos c^e no se puede ya dudar de quién 
fué la melodía del primitivo y verdadero Himno de 
Riego; y lo que se desprende de lo referido es que el 
músico mayor del regimiento de Asturias de aquel en- 
tonces, cuyo nombre creemos no ser difícil de averi- 
guar, lo cual tal vez intentaremos, lo armonizó qui- 
zás, pero de seguro que lo escribió ó arregló para su 
banda, y por esto tal vez se dijo que fiié compuesto 
por él. 

»Ahora también vamos á dar á conocer á quién per- 
tenece la melodía del himno segundo, como titulamos 
nosotros, ó sea el más popular y nacional de Riego, 
cuyo compás es un seis por ocho. Que el autor de la 
melodía de éste, que es lo principal en una composi- 
ción de este género , y aun para nosotros también en 
todos los musicales, lo es nuestro inolvidable y que- 
rido amigo el coronel de infantería Sr. D. José María 
de Rearty de Copons, no nos cabe la menor duda. 



1.' 3KC. — EFEM. — ^ABRIL G. — HK-VUT. 243 

puesto que él nos lo dijo á nosotros varias veces , .ha- 
biéndola escrito para contradanza; y cuya amistad era 
tan íntima, coma que duró más de trei:ita y cuatro 
años , honrándonos algunas veces comiendo en nues- 
tra pobre mesa; por consiguiente , tampoco cabe la 
menor duda que fué del caballero Reart, filarmónico 
tan entusiasta como inteligente y filántropo , la melo- 
día del himno que nos ocupa. Vearhos, sin embargo, lo 
que nos ha referido el ilustre y sabio escritor , nuestro 
buen amigo el Sr. D. Ramón Mesonero Romanos , cuya 
memoria es la más prodigiosa que hemos conocido, y 
-á quien también pueden oírselo referir cuantos gusten, 
para que no les quepa la menor duda de quién fué 
el verdadero autor de la música del himno segando, 
como nosotros le llamamos, habiendo sido asimismo 
dicho Sr. Mesonero testigo ocular de lo que vamos á 
referir: 

«Según nuestras noticias y reminiscencias, nos 
»dice el expresado señor, el himno que se toca con el 
»nombre de Riego no fué compuesto con este fin , sino 
»que era una contradanza escrita por D. José María de 
»Reart y de Gopons , y le aplicaron los versos de don 
»Evaristo San Miguel, mientras que el músico mayor 
»del regimiento de Asturias, que mandaba Riego, com- 
»puso (Enero 1820) el verdadero himno , que tiene mu- 
»cha más marcialidad é inspiración, y es el siguiente, 
»compás de dos por cuatro: Soldados^ la patria nos lla- 
y>ma á la lid^ etc., etc. Este es el que cantaban los sol- 
»dados de la columna de Riego que salió á recorrer las 
»Andalucías, y éste es el que el mismo Riego y sus 
»ayudantes entonaron desde el palco del ayuntamien- 
»to del teatro del Príncipe la noche del 31 de Agosto 
>>de 1820, dia de su llegada á Madrid.» 

» A hora veamos lo que se lee en el periódico El 
Arte Musical^ correspondiente al martes 15 de Enero 
de 1861, pág. 2, columna primera. Dice así: 



244 1.* SEC. — BFEM. — ABRIL 6. — REART. 

<<La música del himno de Eiego, que se cree com- 
»posicioii de D. Francisco Sánchez, músico mayor del 
»regimiento de Valencia , está tomada de una contra- 
»danza que en Barcelona escribió años antes el señor 
»D. José María de Reart y de Gopons, y que si bien 
»circuló manuscrita con el título de Contradanza fran- 
»cesa^ y sin el nombre del autor, no llegó á publicarse 
»porque se opuso Reart á este deseo de sus más ínti- 
»mos amigos que estaban en el secreto. Digo secreto^ 
»porque para Reart lo era toda buena acción suya ; y 
»si yo poseo de boca del mismo Reart ese y otros he- 
»chos de su vida, lo debo á la confianza que tuvo la 
»bondad de dispensarme, y de que jamás abusé.» 

»Este párrafo , que hemos copiado de M Arte Musi- 
cal^ lo escribió el conocido profesor de canto D. Anto- 
nio Cordero , nuestro apreciable amigo , y él podrá ade- 
más dar á conocer otros pormenores sobre lo casual 
de descubrirle Reart que fué él el autor de la música 
del himno expresado, compás de seis por ocho. 

»Véase ahora si es posible ya dudar sobre quiénes 
sean los verdaderos autores de la música de los him- 
nos de Riego. Con esto quedan contestados también 
los varios artículos que hasta hoy dia se han publica- 
do relativos á este particular. 

»En cuanto al que ha visto la luz pública en el pe- 
riódico La Reforma del dia 2 del actual , escrito por 
nuestro querido discípulo de canto, y amigo, el aplau- 
dido y acreditado señor maestro compositor D. Fran- 
cisco Asenjo Barbieri, presentando algún dato, al pa- 
recer auténtico, en el que se supone ser de Gomiz la 
música del himno de Riego, compás de seis por ocho, 
es igualmente un error, y de ello vamos á convencer 
al mismo Sr. Barbieri. Ya sabe este señor que Gomiz, 
antes del año de 1820, ó muy á principios del mismo, 
estaba en Barcelona, y allí conoció de seguro á Reart; 
pues bien : habiendo tratado el Sr. Barbieri , como dice 



1." SEC. EFEM. — ABRIL C— REART. 245 

«n su artículo, con tanta intimidad al expresado se- 
ñor, ya comprenderla en su claro talento cuan modes- 
to era y cuánto se oponia siempre á que su nombre 
figurara para nada absolutamente, lo cual verá con- 
firmado Barbieri en el tomo ii de nuestro Diccionario 
Biográfico, de un modo asombroso. Atendidas todas 
estas circunstancias, tan laudables en el caballero 
Reart , y que por desgracia apenas se halla hoy dia 
quien las posea, ¿será extraño y se podrá poner en 
duda que el mismo Reart diera permiso á Gomiz para 
publicar la contradanza que después se convirtió en 
himno de Riego, como composición suya , y de ahí el 
que Barbieri tenga el librejo en 12." que cita, y en el 
que consta (¿Himno de Riego, música de Gomiz Golo- 
mer?» Ciertamente que no, y que, no obstante este 
dato que nos da á conocer Barbieri , sabemos de un 
modo indudable nosotros y los varios sujetos que he- 
mos citado, que la música , ó sea el canto melódico, 
es del Sr. Reart. De lo que no nos cabe la menor duda 
es de que Gomiz lo arregló para banda , y hé aquí tam- 
bién el motivo por el cual Gomiz no tuvo reparo en 
publicarlo como suyo; quien efectivamente compuso 
otro nacional, como músico mayor que era de la Mili- 
cia nacional de Madrid, que se cantó y tocó por pri- 
mera vez el dia 1." de Enero de 1823 en el Paseo de 
Atocha en la jura de banderas de la expresada Milicia, 
y cuya letra, del Sr. Tarrius , principiaba : 

Al viento tremole , 

El patrio pendón , 
Que fija el destino 
De la gran nación. 

»Y por esta composición de Gomiz, y por haber sido 
músico mayor de la Milicia nacional , y extremada- 
mente exaltado por la libertad, fué por lo que emigró 
á Francia. 



246 ]." SEC. — EFEM. — ABRIL 6. REART. 

»A]giinos periódicos extranjeros también han su- 
puesto y casi asegurado que el himno de Riego fué: 
compuesto por un extranjero. Esta suposición, refirién- 
dose al caballero Reart , es cierta , porque si bien desde 
niño vino á España, y en esta nación se educó, y pasó 
toda su vida , y en ella falleció y fué oficial de Guar- 
dias Walonas, y coronel de infantería del ejército espa- 
ñol, y como tal peleó durante la guerra del año 1808 y 
siguientes contra sus paisanos, y estuvo además heri- 
do y hecho prisionero, habia al fin nacido... en Per- 
piñan. 

»En vista, pues, de cuanto llevamos expuesto, y en 
atención á las personas y documentos presentados, 
conste ya ']^aTa siempre que hay dos himnos de Riego; 
el primero, en compás de dos por cuatro, que fué el que 
se cantó á los pocos dias del pronunciamiento de Riego, 
efectuado el dia L° de Enero de 1820, es la música de 
un ayudante del mismo Riego, cuyo apellido era Mi- 
randa, y que sin duda arregló para la banda del regi- 
miento de Asturias, que mandaba el citado Riego, el 
músico mayor del mismo, y hé aquí por qué pasara por 
composición suya; y el segundo, ó sea el de seis por 
ocho , que es el que constantemente se ha tocado siem- 
pre , conocido también por himno de Riego, pertenece 
su música ó melodía al Sr. D. José María de Reart y de 
Copons, barón de Solamó, señor de Aiguaviva, cárta- 
mo de Montiel, oficial de la antigua Guardia Walona, 
coronel de infantería, etc., etc., y que probablemente 
arregló para banda el distinguido maestro compositor 
y músico mayor D. José Melchor Diego, hijo de José 
Gomiz y de Antonia Colomer, que habia nacido en 
Onteniente, reino de Valencia, el dia 6 de Enero de 
1791 , á las seis de la tarde, y por cuyo motivo se pu- 
blicaria como de su composición ; por todo lo cual cree- 
mos haber dado á Dios lo que es de Dios , y al César lo 
que es del César. 



1." SEC. EFEM. — ABRIL 6. — BORDALONGA. 247 

»Ahora comprenderán nuestros lectores las inmen- 
sas dificultades que tenemos que vencer para escu- 
driñar, indagar y presentar con la verdad y exactitud 
que siempre hemos acostumbrado , cuantas noticias y 
datos insertamos en nuestro Diccionario biográfico- 

BIBLIOGRÁFICO DE EFEMÉRIDES DE MÚSICOS ESPAÑOLES; 

pues si para averiguar un hecho tan sencillo como es 
el de dar á conocer quiénes fueron los verdaderos au- 
tores de la música de los himnos de Riego , se ha es- 
crito tanto y se han citado tantos nombres diferentes, 
siendo una obra escrita en nuestros dias , y habiendo 
aún tantas personas que lo saben con la mayor segu- 
ridad y certeza, ¿cuánto más difícil no nos ha de ser 
á nosotros el investigar y comprobar los hechos y no- 
ticias , que son numerosísimas , no ya de dos ó tres si- 
glos atrás, sino de cuarenta ó cincuenta años á esta 
parte? Por lo que acabamos de exponer se vendrá en 
conocimiento de nuestro ímprobo trabajo y de nues- 
tra gran constancia y fuerza de voluntad para vencer 
tantísimas contrariedades como se nos presentan á 
cada instante; y por esto también no podemos termi- 
nar ni adelantar todo lo que quisiéramos la citada obra, 
puesto que ahora mismo nos sucede que estando ya 
casi escrito el segundo tomo del Diccionario Biográ- 
fico, no podemos terminarlo, ni mucho menos darlo 
á luz, porque hace más de tres meses que esperamos, 
sin aún haberlos recibido, algunos apuntes que tene- 
mos pedidos y que deben insertarse en el referido tomo, 
no sólo de España, sino también de San Petersburgo, 
Berlín y París. Madrid 6 de Diciembre de 1868. — Bal- 
tasar Saldoni.» 

(I) Dia6, 1858. Muere en Santiago de Cuba el 
presbítero y maestro de capilla de aquella catedral 
D. Antonio Bordalonga. Juró plaza de capellán de al- 
tar, salmista de la Real Capilla, el dia 9 de Mayo 



248 1." SEC. — EFEM.— ABRIL 7. — MARTÍNEZ. 

de 1836, que desempeñó hasta eldia 1." de Noviembre 
de 1853, en cuja época pasó de maestro de capilla á 
Santiago de Cuba , plaza que ganó por oposición. Era 
natural de Castalia, provincia de Alicante. 

Hizo sus estudios de composición en nuestro 
Conservatorio, bajo la dirección del maestro Carni- 
cer, y el órgano con D. Román Jimeno. Ha dejado 
varias obras sagradas, algunas de ellas de bastante 
mérito. 

(I) Dia 7, 1815. Nace en Fuentes, provincia de 
Cuenca, D. Epifanio Martínez y Peñalver. En 1824 
ganó por oposición , por su voz de tiple, y contando 
tan sólo nueve años de edad, una de las becas para 
infante de coro de la catedral de Cuenca , en el colegio 
titulado de San José , siendo su maestro de solfeo y de 
armonía D. Higinio Benito Herreros (Catálogo), que lo 
era de capilla de la citada catedral , y de órgano don 
Nicolás Sabas Gallardo (Catálogo), organista primero 
de la propia iglesia, y á quien ya suplia el joven Mar- 
tínez cuando apenas tenía catorce años , y con quien 
también tocaba en las grandes solemnidades religio- 
sas, á dos órganos obligados. En 1837, el dia 16 de 
Mayo, fué nombrado organista por el ilustre cabildo 
de la insigne colegial de Belmonte , plaza que des- 
empeñó hasta Diciembre de 1839. El dia 1.° de Enero 
de 1840 pasó á Madrid á fin de adelantar sus estudios, 
al mismo tiempo que procurarse una colocación como 
profesor , la que obtuvo , entrando como primer tenor 
de coros en la ópera italiana que actuaba en el teatro 
de la Cruz , habiendo sido la primera obra que cantó 
Cleonice^ regina di Siria ^ ójeía del autor de esta obra. 
El Sr. Martínez estuvo cinco años como corista, muy 
apreciado de todos los maestros por su exactitud en 
el buen desempeño de su obligación. En 1844 fué 
nombrado, por el virtuoso cura párroco Sr. D. Manuel 



1.' SEC.-EFE,V£. — ABRIL 7. — APESTEGUIA. 249 

Diego Madrazo , organista de la iglesia parroquial de 
San Luis de Madrid, plaza que sigue desempeñando 
hoy dia (Agosto 1879 ) con aprobación de todos los inte- 
ligentes y profanos en el arte , pues además de la mu- 
cha música que ha escrito para órgano solo , pasan de 
sesenta y dos las obras religiosas que ha compuesto 
para voces con acompañamiento de órgano y varios 
instrumentos ; algunas de ellas , sobre todo villancicos, 
se han publicado y merecido ser muy bien recibidas 
por el público. Nosotros tenemos el gusto de poseer la 
lista especificada de todas sus obras , y que no publi- 
camos por la Advertencia que se lee en la pág. 89 del 
tomo I de este Diccionario ; pero sí diremos que entre 
los muchos Gozos , Villancicos, Misas, Stabat^ Himnos, 
Misereres ^ Santo Dios^ etc., etc.; hay varias que han 
llamado la atención de los conocedores por su buena 
factura y lo bien servida que está la letra. 

(I) Dia 7, 1816. Muere en Madrid, á las doce de 
la noche del 7 al 8, D. Nicolás Apesteguia, bajo de la 
Eeal Capilla y Cámara de S. M. (Véase el dia 18 de 
Noviembre.) Era reputado por el primer bajo de entre 
sus contemporáneos , así por su privilegiada voz como 
por su excelente método de canto, lo cual queda 
completamente confirmado al recordar lo que sucedía 
en 1814 en los celebrados y afamados conciertos que 
se daban en Madrid en la Fondea de Malta ^ calle del 
Caballero de Gracia , que hasta atropellos y alborotos 
habia cada vez que Apesteguia tomaba parte en dichos 
conciertos, por el afán y ansia que tenía el público en 
oírle , y que, según expresión de quien asistía á ellos, 
y que nos lo refirió á nosotros , decian todos los con- 
currentes : Parece un ángel cuando canta ; así es que 
Apesteguia era el mejor retribuido de todos los can- 
tantes , pues ganaba ocho ó diez duros cada noche por 
sólo dos ó tres piezas que desempeñaba ; cantidad en 



250 1." SEC. — EFEM. ABRIL 8. — FELIPE IV. 

aquel entonces muy crecida y extraordinaria. En la 
Capilla Real estuvo nada más que catorce meses, pues 
habia jurado dicha plaza en Febrero de 1815, contando 
treinta y ocho años de edad,. Ningún dato más hemos 
podido adquirir de esta notabilidad filarmónica , que, 
según nos decia nuestro buen amigo D. José de la 
Vega (4 Abril), no conocía rival ni aun entre los ex- 
tranjeros que cantaban en Madrid , tanto por su exce- 
lente voz de bajo, como por su buena escuela , expre- 
sión y sentimiento. En las Biografías de los músicos 
más distÍ7iguidos, etc., que ya llevamos citadas varias 
veces, en su pág. 26, pone algunas líneas sobré Apes- 
teguia , extractadas de las que nosotros insertamos en 
las Efemérides que publicamos en 1860. 

Día 8 , 1605. Nace en Valladolid Felipe IV. (Véase 
el dia 17 de Setiembre.) Este gran Rey fué uno de los 
buenos compositores músicos de su época , y autor de 
algunas obras sagradas , según se lee en la Historia 
de la música española por el Sr. Soriano Fuertes, 
tomo III, páginas 137 y 138. 

En la Biblioteca Nacional de Madrid , en la sala 
de MS. y en el libro H, 9, se halla la curiosa é inte- 
resante relación de las fiestas (duraron ocho dias) que 
Felipe IV mandó hacer con motivo de colocar el San- 
tísimo Sacramento en su Palacio , dando principio el 
primer jueves de Cuaresma, 10 de Marzo de 1639, y en 
uno de sus párrafos se lee : «Prosiguió la festiva de 
las tardes, que en las músicas sagradas de los templos 
le dan el nombre de siesta , asistiendo siempre los can- 
tores y capellanes , y lo más lucido de la corte. El lu- 
nes, el miércoles y el sábado se dijeron las Comple- 
tas en el solemne modo que se hace en las Cuaresmas, 
con diversidad de voces y de instrumentos, que en 
ellos tiene el Rey en su capilla los más aventajados 
Jiomlres de Europa^ y al encerrar el Santísimo, se 



1." SKC. — EFEM. — ABRIL 8. — A.GUADO. 251 

cantaron versos divinos á la guitarra , á la arpa , al cla- 
vicordio y á la tiorba, haciendo singular devoción á 
todos.» En la Revista. j Gaceta Musical, Madrid, 24 
de Febrero de 1868 , año ii, núm. 8 , se lee lo siguiente : 
«Apuntes históricos. — En un libro escrito por D. Lá- 
zaro Diaz del Valle, cronista de S. M. en la época de 
Felipe IV, se hallan las siguientes curiosas noticias. 
El muy católico rey de las Españas, nuestro señor 
D. Felipe IV (que Dios nuestro Señor guarde muchos 
años), es científico compositor, tanto, que los can- 
tores de su Real Capilla cantan en ella Misas de tres 
y cuatro coros, psalmos, motetes y villancicos, en 
que han dado muestras de su gran talento , y siempre 
que los cantores de su Real Capilla cantan alguna 
obra de música nueva , se le da un repartido de ella , 
que tiene en sus reales manos , honrando el arte de la 
música: fué discípulo del maestro Capitán. 

»Es tan científico compositor el rey D. Felipe IV, 
nuestro Señor, que habiendo compuesto Carlos Patino, 
maestro de su Real Capilla , dos Misas sobre un tema, 
que dice: ¿ Qué razón podéis vos tener para no querer^ 
una de cuatro voces y otra de á cinco, las quiso Su 
Majestad ver en repartidor (1) , y después de haberlas 
pasado por sus ojos, halló que en ellas estaban dos 
puntos fuera de su lugar, y haciendo dos cruces, una 
en cada parte, mandó al señor patriarca D. Alonso Pé- 
rez de Guzman, su capellán mayor, que le dijese al 
maestro cómo habia notado aquellos yerros en las Mi- 
sas. Eso fué el mes de Octubre de este año de 1654.» 

Día 8, 1784. ■ Nace en Madrid el célebre guitarris- 
ta D. Dionisio Aguado. (Véase el dia 20 de Diciembre.) 
Siendo varios los apuntes biográficos que se han pu- 
blicado del Sr. Aguado en diferentes periódicos, va- 



(i) Repartidor entendemos nosotros por parífíura. — Saldoni. 



252 1/ SEC. — EFE>Í.— ABRIL 8.— AGUADO. 

mos á insertar los que nos dio nuestro querido amigo 
D. Antonio Aguado (10 Febrero, 1. 1), que dice: «D. Dio- 
nisio Aguado, hijo de D. Tomás (notario de la vicaría 
eclesiástica) y de doña María García , nació en Madrid 
el dia 8 de Abril de 1784, y fué bautizado en la parro- 
quia de San Justo el 10 del mismo. 

A la edad de ocho años empezó á estudiar gramáti- 
ca latina , filosofía y lengua francesa , siendo muy 
grandes los adelantos que hizo en poco tiempo, y des- 
de esta misma edad le inclinó su padre á que apren- 
diera á tocar la guitarra por mero pasatiempo con don 
Miguel García (conocido por el P. Basilio), el cual des- 
de las primeras lecciones ya conoció la extraordinaria 
facilidad y buena disposición de su discípulo. 

A la muerte de su señor padre , que acaeció eü el 
año de 1803, heredó un pequeño vínculo en un pueblo 
inmediato á la corte, llamado Fuenlabrada, en el cual, 
durante la invasión délos franceses en 1808, se retiró 
á vivir con su madre. Permaneció én dicho pueblo de- 
dicado exclusivamente al estudio científico de la gui- 
tarra , habiendo conseguido los más extraordinarios y 
felices resultados en un instrumento de los más difí- 
ciles y complicados. 

A la conclusión de la guerra volvió á la corte con 
su madre, á la cual queria extraordinariamente, y de 
quien no se separó hasta su muerte en 1824. 

En el año próximo de 1825 pasó á París , en donde 
causó una verdadera admiración con su guitarra, pues 
no creian que se pudiese sacar tanto partido de este 
hermoso instrumento nacional, llamando la atención 
de los célebres maestros Rossini , Bellini , Paganini, 
Herz (Enrique), y muchos otros que sería prolijo enu- 
merar, y atrayéndose la más sincera amistad , por su 
carácter dulce y afable y su gran mérito como artista. 
Hasta el año de 1838 permaneció Aguado en París, 
y deseando volver á su patria y pueblo natal , lo veri- 



1." SEC. — EFEM. — ABRIL 8. — AflUADO. 253 

ficó en el mes de Setiembre de dicho año (1); cuando 
llegó á Madrid fué muy obsequiado de sus amigos, que 
le suplicaron no abandonase la corte , lo cual hizo así, 
dedicándose á la enseñanza hasta su muerte, que 
ocurrió en 20 de Diciembre de 1849, á causa de un 
catarro crónico pulmonar, á la edad de sesenta y cinco 
años y ocho meses, habiendo legado en su testamento 
su guitarra á su aventajado y predilecto discípulo don 
Agustín Campo, á quien habia dedicado varias compo- 
siciones. 



(i) Esta fecha está equivocada, pues el Sr. Aguado no pudo 
volverá su patria en Setiembre de i838, puesto que nosotros tu- 
vimos la suerte de vivir con él, tabique por medio, en la misma 
fonda de París en el hotel Favart, desde últimos de Setiembre 
hasta principios de Noviembre inclusive del citado año de i838. 
Por consiguiente , debió volver á Madrid en Diciembre de este 
año, ó á principios de i83g. Y ahora que hemos manifestado esta 
circunstancia, creemos que no está demás el que digamos, en jus- 
to elogio de tan célebre guitarrista , que al llegar á París á eso de 
las cinco de la madrugada nos acostamos al momento, pues hacía 
tres noches que no nos desnudábamos; pero apenas habria pasa- 
do una hora de estar en cama, cuando nos despertó una música 
que nos pareció celestial, y estuvimos dudando qué instrumento 
fuera el que tanto nos entusiasmaba; tal era la dulzura y suavi- 
dad de sus sonidos y armonías , producidas por la manera con 
que eran heridas sus cuerdas ; de modo que tuvimos que llamar 
al camarero y preguntarle qué instrumento era aquél que nos 
producía tan grata sensación, y que no nos atrevíamos á clasifi- 
car. El camarero, con la sonrisa en los labios, nos dijo: Oest 
monsieur Aguado avec son ghitarre. Calcúlese nuestro gozo y 
sorpresa á la vez al saber que nos hallábamos, ignorándolo com- 
pletamente, y por incidencia, al lado de este gran artista, que al 
momento , y sin acordarnos ya más del sueño , fuimos á abrazar 
y á manifestarle el efecto que nos habia producido el oirle á tra- 
vés de un tabique. Inútil es decir que todas las mañanas se repe- 
tía la misma función, pues que no dejaba pasar ninguna sin que 
estudiara, á pesar de contar entonces unos cincuenta y cinco 
años, sus dos horas diarias, con cuyos ejercicios, desde nuestra 
habitación, ó bien en la suya propia, gozábamos lo que no es 
fácil explicar, porque además de ser el Sr. Aguado el primer gui- 
tarrista en Europa en su género dulce , afectuoso y melodioso, 
era la persona más amable , humilde y cariñosa que hemos tra- 
tado, hasta el punto de obligarnos muchos dias á tomar el cho- 
colate que él se hacía en su cuarto en una máquina que tenía 
á propósito para ello. Nosotros consagramos con sumo gusto es- 
tos desaliñados renglones á la buena memoria del insigne y mo- 
desto guitarrista, á la par que al inolvidable y excelente amigo. 
— Saldoni. 



254 1." SEC. — EFEM. — ABRIL 8. — ESPIN. 

El excelente método clásico para tocar la guitarra 
que, con el título de Escuela , publicó en Madrid el 
año de 1825, le granjeó una fama universal y perdura- 
ble ; la colección de Estudios que publicó en 1820 , y 
los tres rondas drillantes que poco después dio á luz, 
le colocaron á gran distancia sobre los qué habían es- 
crito hasta entonces música para guitarra. 

Su método fué traducido en francés , y apareció en 
París en 1827 con el título de Nuevo método , habiendo 
hecho una tercera edición en Madrid en 1843 , deján- 
dole el mismo título, y añadiendo un apéndice en 1849. 
Además publicó un sinnúmero de obras, cuyo catálo- 
go poseemos, sin contar las muchísimas que escribió 
para sus discípulos, á los cuales se las regalaba . 

Apuntes biográficos del guitarrista Aguado se leen 
en los papeles siguientes: Gaceta Musical de Madrid^ 
2 Setiembre 1855, núm. 31, pág. 245, año I ; Biogra- 
fía universal de músicos ^^OY Fetis, segunda edición, 
París, 1860, tomo i, pág. 36; Biografías de los músi- 
cos más distinguidos, por D. Antonio Fargas y Soler, 
Barcelona, tomoi, pág. 13; Gaceta Musical Barcelone- 
sa, 7 Diciembre 1872; Diccionario técnico histórico , pá- 
gina 10, y en la Historia de la música española, por 
Soriano Fuertes, año 1859, pág. 212, tomo iv. 

(I) D!a 8, 1837, Nace en Madrid D. Joaquín Es- 
piny Pérez. (Véase el dia 13 de Julio.) La inesperada y 
prematura muerte de este distinguido maestro compo- 
sitor y director, que conocimos ya al nacer, nos causó 
profunda y acerba pena, y así lo comprendió su afli- 
gido padre, amigo verdadero desde nuestra juventud, 
cuando fuimos á darle el pésame. Muchísimo tiempo 
antes del fallecimiento de Espin y Pérez de Colbrand 
teníamos escritos algunos apunles de su vida artísti- 
ca; pero los retiramos para insertar los que publicó 
La Ilustración Esimñola y Americana del dia 8 de 



1." SEC. — EFBM. ABRIL 8. — ESPIN. 255 

Agosto de 1879, tanto por ser de un íntimo amigo 
nuestro, como también por hallarlos mejor redactados 
que los nuestros. Dicen así: 

«Después de haber recibido la primera educación 
musical de su señor padre D. Joaquín Espin y Gui- 
llen, distinguido maestro compositor y organista de 
la Real Capilla de S. M., marchó á París el año 
de 1857 para perfeccionarse en el arte , tomando -lec- 
ciones de M. Baziux, maestro de aquel Conservatorio, 
y del célebre Auber, director del mismo establecimien- 
to, á quien fué recomendado por su tío el inmortal 
Rossini. 

»Espin Pérez de Colbrand alcanzó un premio en la 
clase de composición, y de regreso en su patria es- 
cribió una gran sinfonía, que dedicó á S. M, la reina 
doña Isabel II, y ejecutada en el teatro Real, mere- 
ció su autor ser llamado á la escena entre nutridos 
aplausos. 

»En el año de 1866 pasó á Milán en compañía dQ su 
señora hermana doña Julia, afamada cantatriz, que al 
poco tiempo de estar en Italia fué contratada para el 
teatro de la Scala , en el que interpretó maravillosa- 
mente la ópera Duranda^ del maestro Bazini, escrita 
expresamente para ella. 

/>De esta época data la reputación del joven Espin 
como conc,ertador y director de orquesta, dirigiendo 
las de varios teatros de Italia , Rusia , Francia y Espa- 
ña, y granjeándose en todos ellos las simpatías de 
empresarios, artistas y profesores de orqyesta , por su 
carácter franco y caballeroso, sus conocimientos ar- 
tísticos, su seguridad y acierto en la dirección de las 
obras , su celo y trabajo por el buen éxito de ellas y el 
mayor aplauso de los que las interpretaban. 

»En el año de 1873 contrajo matrimonio con la hija 
del célebre barítono Grazziani , y volvió á Madrid al 
lado de su querido padre, trabajando sin cesar, ya en. 



256 1.° SEC. EFEM. ABRIL 8, BALLESTEROS. — MONGE. — 9, ÁLVAREZ. 

obras que aún no han tenido la suerte de ser publica- 
das , ó bien en la dirección de compañías italianas de 
provincias y del teatro Eeal de Madrid. 

»De Yuelta de su viaje á Santander, donde habia di- 
rigido la compañía de ópera que actuó en aquel teatro 
en Junio último , fué atacado de unas calenturas ma- 
lignas, que en breves dias le llevaron al sepulcro, de- 
jando en el mayor desconsuelo á su familia y nume- 
rosos amigos , y siendo un dia de luto para el arte 
músico español el dia de su entierro. 

»Los telegramas que reciben su afligido padre y 
desconsolada esposa, tanto de España como del extran- 
jero, manifiestan claramente el aprecio en que tenían 
y los merecimientos á que se habia hecho acreedor el 
malogrado artistaD. Joaquín Espin Pérez de Colbrand.» 

¡ Otra esperanza perdida para el arte musical en 
nuestra patria ! 

<|) Dia 8, 1844. Nace en Madrid D. Emilio Ba- 
llesteros y Botelú. El dia 6 de Setiembre de 1854 in- 
gresó de alumno del Conservatorio , y en los concursos 
públicos de violin verificados en el propio estableci- 
miento en Junio de 1860 obtuvo el primer premio, 
siendo su profesor D. Juan Diez (7 Enero, t. i.) 

(N. I) Dia 8, 1860. Nace en Torrelaguna (Madrid) 
D. Andrés Monge y Marchando. En Octubre de 1875 
fué matriculado como alumno de la Escuela nacio- 
nal de música , y en los concursos públicos de armo- 
nía efectuados en el propio establecimiento en Junio 
de 1878 obtuvo el primer premio, siendo discípulo del 
Sr. Hernando , y en los de piano que tuvieron lugar en 
Setiembre del mismo también ganó el primer premio, 
siendo discípulo del Sr. Compta. 

. (I) Dia 9, 1809. Nace en el real sitio de San II- 



1.' SEC. — EFEM. — ABRIL 9. — PALOMINO. 257 

defonso (Granja) D. Antonio María Alvarez , excelente 
organista de la Real Capilla, cuya plaza juró como pri- 
mero de supernumerario el dia 14 de Setiembre de 1844. 
(Véase el dia 27 de Octubre.) 

{=) Dia 9, 1810. Muere en la ciudad de Las Pal- 
mas (islas Canarias) D. José Palomino, notable com- 
positor y violinista. Nació en Madrid en 1755, siendo 
sus padres D. Mariano, natural de Zaragoza , y doña 
Antonia de la Quintana. 

Las brillantes disposiciones que desde niño mani- 
festó para la música impulsaron á su padre, músico 
también, á dedicarlo á este arte. 

Estudió el violin , y luego la composición , siendo 
su maestro en este último arte el célebre Hita. 

Cuéntase que siendo todavía muy joven se presen- 
tó con otros varios instrumentistas á oponerse á una 
plaza de violin de la Real Capilla. Llegado el dia de la 
oposición, y después de haber oido los jueces á todos 
los profesores inscritos enlista, le llegó á él su turno, 
pues á causa de sus pocos años se le habia asignado 
el último lugar; y fué tan extraordinario el efecto que 
produjo, que inmediatamente se le propuso como el 
más digno entre todos los opositores , obteniendo al 
punto el codiciado empleo. 

Colocado en esta posición envidiable, querido de 
sus compañeros y protegido por el primer ministro, 
vivió así algunos años tranquilo y feliz , hasta que á 
conseduencia de un desagradable acontecimiento de 
familia, se vio obligado á retirarse á Portugal. 

Allí el Príncipe Regente le llamó á Lisboa , y le 
nombró primer violin de su real cámara. 

Cuando el doble matrimonio de doña Carlota , hija 
del príncipe de Asturias, con D. Juan, príncipe del 
Brasil, y del infante D. Gabriel con la infanta portugue- 
sa "María Victoria, condujo á Portugal al ministro espa- 

TOMO II. . 17 



258 1.' SEC. — EFEM. — ABRIL 9. — PALOrílIfO. 

ñol su protector, éste le encargó la dirección de las fies- 
tas que entonces se dispusieron y la composición de la 
música que en aquella función se ejecutó, quedando 
todos tan complacidos de su resultado, que se le re- 
galó una hermosa caja con cuatro mil duros, señalán- 
dole el Rey, además de su sueldo, una pensión particu- 
lar á él, á su esposa y á su hija, y teniendo á su dis- 
posición calesa y lacayos de la Casa Real. 

Entretanto, su padre D. Mariano y su hermano 
D. Pedro, nacido éste en 1765 , se hablan trasladado á 
la ciudad de las Palmas de Gran Canaria , donde el 
opulento cabildo de aquella catedral sostenía una capi- 
lla de música. Allí desempeñaron las partes de violi- ' 
nes. Muerto el D. Mariano, D. Pedro, á instancias de 
su hermano, se trasladó á Lisboa, donde le colocó en 
la Capilla Real. 

Desde aquella capital habia ya enviado D. José á 
la Gran Canaria algunas de sus composiciones ; entre 
otras, cuatro salmos de vísperas y una Misa grande 
en sol. 

En estas obras, las primeras quede él se conocie- 
ron en las Canarias, escritas de 1795 á 1798, á toda 
orquesta , son notables el salmo Bixit Dominus y la 
Gloria de la Misa , trozos ambos dignos de figurar en- 
tre sus mejores concepciones. 

Probablemente deben existir de esta época muchas 
obras suyas en los archivos de los monasterios de Lis- 
boa , pues se sabe que escribía con frecuencia para las 
festividades religiosas que aquéllos celebraban. 

La invasión francesa vino entre tanto á turbar para 
siempre la existencia pacífica de Palomino. 

Cuando la real familia se refugió en el Brasil , hu- 
yendo de las bayonetas de Napoleón, la capilla de mú- 
sica quedó disuelta, y Palomino, padeciendo ya de lá 
afección de pecho que debia conducirle al sepulcro, 
aceptó el ofrecimiento que le hizo el cabildo de Las 



1.' SEC. — EFEM. — ABnir, 9. — LÓPEZ. 259 

Palmas , nombrándole su maestro de capilla con un 
sueldo anual de 15,000 rs. en metálico j un equiva- 
lente de 5,000 en trigo, según costumbre de la fábrica 
de aquella catedral. 

Trasladado á consecuencia de este ajuste de Lisboa 
á Las Palmas, con su hermano D. Pedro y su yerno 
D. Manuel Nuñez , aventajado profesor de violoncelo 
de la misma Real Capilla de Lisboa , fué acogido por 
la sociedad canaria con todas aquellas muestras de es- 
timación y aprecio que merecía su distinguido ta- 
lento. 

Allí se dedicó á reorganizar la pequeña orquesta 
con que entonces contaba el cabildo, y á componer las 
piezas de que carecía el archivo. 

En los dos años que vivió en Canarias compuso 
muchas obras religiosas de incuestionable mérito; 
pero sobre todo los Responsorios de Navidad, que se 
repiten con gran entusiasmo por los aficionados filar- 
mónicos de Las Palmas en cada Nochebuena desde 
aquella en que se estrenaron. 

El Correo de Teatros de Barcelona del 15 de Agosto 
de 1872 publica asimismo la biografía del Sr. Palo- 
mino, haciendo grandísimos elogios de su mérito como 
compositor : dice que falleció el 6 de Abril de 1810; 
pero de Las Palmas nos aseguraron que fué el dia 9, y 
no el 6. 

(I) Bia 9, 1821. Muere en Madrid D. Félix Má- 
ximo López , celebrado organista de la Real Capilla. En 
el manuscrito que poseemos de D. Ambrosio Pérez 
dice lo siguiente del Sr. López : «Excelente organista 
de la Real Capilla, de cuya clase ha habido siempre 
cuatro profesores , admitidos por oposición. 

»E1 primero y segundo para las funciones de mú- 
sica, ó sea con orquesta, y el tercero y cuarto para 
las de diario, ó sea á canto llano. D. Félix Máximo 



260 1.' SEC. — EFEM.— ABRIL 9. — LÓPEZ. 

López ascendió á la de primero en 1785. Era hom- 
bre de invención pronta y feliz , conocedor del instru- 
mento y de la ciencia de registrar, produciendo siem- 
pre una música verdaderamente orgánica. . . Fué asimis- 
mo muy buen compositor , y como estaba dotado de un 
genio picante y algún tanto sarcástico , componía en 
este género poemas que luego ponia en música , y que 
gozaron de mucha boga. Sus herederos poseen uno de 
éstos, tiiulaáo Función de los locos, que, como casi todas 
sus obras, está MS. y completamente ignorada, así 
como los borradores de otras piezas de música en dis- 
tintos géneros, exclusivamente en el religioso. La 
familia tiene un parecidísimo retrato de D. Félix, he- 
cho por su íntimo amigo el primer pintor de cámara don 
Vicente López. Tuvo dos hijos, también profesores de la 
Eeal Capilla.» Alas anteriores noticias debemos añadir 
que tenemos algunos apuntes de estos dos hijos , López 
Remacha (14 de este mes), y que su padre D. Félix vi via 
en Madrid, el dia 17 de Marzo de 1799, en la calle de 
las Fuentes, núm. 3, junto á la hostería, en cuyo dia 
habia perdido dos acciones del empréstito de 400 mi- 
llones , siendo las obras que publicó de su composi- 
ción las siguientes, y de las cuales nadie antes que 
nosotros ha dado razón. El dia 28 de Octubre de 1794 
dio á luz seis minués fáciles para clave, y una so- 
nata pastorela con ocho duetos para dos violines. El 
dia 18 de Diciembre de 1795 , cuatro villancicos al 
nacimiento del Señor á dúo , y á tres con acompa- 
ñamiento de órgano, y otros cuatro jocosos y místicos. 
El dia 27 de Mayo de 1796 , una sonata pastorela para 
clave, forte-piano ú órgano. El dia 30 de Noviembre 
de 1798 , varios villancicos á sólo , á dúo , á tres y á 
cuatro , con acompañamiento de violines y bajo, y para 
órgano. El dia 4 de Diciembre del citado año de 1798, 
pastorela para guitarra de cinco órdenes, y una sonata 
con dos acompañamientos concertantes para cinco 



l.'SEC. — EFEM. — ABRIL 9. — FITÉ. 261 

y seis órdenes. Finalmente, el dia 10 de Diciembre 
de 1802, seis pastorelas para forte-piano ú órgano. 

(N. I) Día 9, 1873. Muere en Madrid doña Dio- 
nisia Fité de Goula. En el periódico La Época^ que se 
publica en Madrid, leemos en el número del dia 11 del 
mismo mes lo siguiente: «Ha fallecido en esta capital 
la distinguida cantante del teatro de la Ópera , señora 
Fité de Goula. 

»Hace muy poco, la señora Fité se hallaba satisfecha 
completamente , y preparábase á emprender un viaje á 
Alemania para unirse á su marido, que allí la esperaba. 
A las doce del dia sintióse indispuesta. El miércoles, á 
las once menos cuarto de la mañana, aquellos ojos 
hermosos se hablan cerrado para siempre. ¡A los vein- 
tiséis años! 

»Nosotros no tratábamos á Dionisia Fité de Groula: no 
la conocíamos más que como artista, y sin embargo, 
sentimos en este momento una congoja extraña, una 
tristísima impresión al considerar que veintidós horas 
han bastado para apagar los latidos de un corazón lleno 
de esperanzas , para convertir en informe cadáver un 
dechado de hermosura, para destruir todas las ilusio- 
nes de una juventud halagüeña. 

»Dionisia Fité, hija de laboriosos menestrales, nació 
en Barcelona en 1847. Contrajo matrimonio á la edad 
de veintiún años con el maestro director y compositor 
D. Juan Goula ( 19 Marzo), y dedicóse al arte lírico 
dramático en 1868, dando principio á su carrera en 
Palma de Mallorca , de cuyo teatro era empresario y 
director el esposo de la joven cantante. Recorrió des- 
pués los teatros de Moscou , Hamburgo y otros de 
Alemania. 

»Cuando debutó en el teatro de Madrid, en el pasado 
verano, habia también cantado en Barcelona y Se- 
villa. En la actual temporada ha tomado parte en la 



2C2 I." SEC. EFEM. — ABRIL 10, MAETINEZ. — VELASCO. — 11, GERMÁ. 

Ópera en los papeles siguientes : el paje del Bailo in 
mascliera; la Zerlina del Don Juan; la Inés de La Afri- 
cana; la Isabella del RoMrto ; la protagonista déla. 
Marta y la Casilda del Ruy-Blas.y> 

A las noticias anteriores sólo debemos añadir lo 
siguiente : En Noviembre de 1870 cantó por primera 
vez en el teatro de Moscou la ópera Marta con lison- 
jero éxito, estando en la misma temporada en el 
propio teatro de maestro director su esposo D. José 
Goula, y de primer tenor el español Marin, que entu- 
siasmaba. En los periódicos el Correo de Teatros^ Bar- 
celona 15 de Marzo y 1." de Setiembre de 1871, y en JEl 
Heraldo de las Letras y las Artes ^ Madrid 23 de No- 
viembre del citado año 1871 , se leen noticias teatrales 
muy lisonjeras para la Sra. Fité, dando á conocer los 
triunfos obtenidos en los varios coliseos, así de España 
como del extranjero , en que dicha señora habia sido 
escriturada , y que no trasladamos á continuación por 
no hacer interminables estos breves apuntes. 

(*) Día 10, 1697. Nace en Madrid el célebre or- 
ganista P. Fr. José Martínez, religioso mercenario. 

(N. *) Dia 10, 1836. Nace en Pamplona D. Eze- 
quiel Velasco y Pérez. (Véase el dia 18 de Julio.) Fué 
bautizado en la parroquia de San Nicolás. Estudió 
músicacon grande aprovechamiento, habiendo llegado 
á ser un notable profesor de flauta y de violin , por 
cuyo motivo, su prematura muerte, ocurrida á los 
treinta y seis años de edad , fué muy sentida de sus 
comprofesores'. 

(I) Dia 11, 1842. Muere en Lérida el compositor 
D. Magin Germá y Subirá, maestro de capilla que ha- 
bia sido de aquella catedral , y cuya plaza obtuvo por 
oposición. (Véase el dia 16 de Setiembre.) El Sr. Ger- 



I.'' SEC. EFEM. — ABRIL 11. — GERMÁ. 263 

má , que fué nuestro único y verdadero amigo desde 
la niñez, porque habíamos estudiado juntos unos po- 
cos meses con el maestro Sampere ( 12 Abril) antes de 
ir nosotros á Montserrat, hizo todos sus principales es- 
tudios con este maestro, continuándolos después por 
algún tiempo, si mal no recordamos, con el presbíte- 
ro Roses (2 Enero, t. i), hasta que en Octubre de 1826 
hizo oposición al magisterio de la catedral de Lérida, 
que obtuvo, según queda dicho. En 1831 renunció di- 
cho magisterio, por haber contraído matrimonio en 
Setiembre de 1832 con una señorita de la alta nobleza 
del expresado Lérida , por cuya circunstancia, antes de 
celebrarse el enlace , le ocasionó grandísimos disgus- 
tos y sinsabores , como también un litigio con la fami- 
lia de su prometida, además de una grave enferme- 
dad, de la que se libró, gracias á la visita que nos- 
otros le hicimos exprofeso en el citado Lérida , y en 
atención á los consejos que le dimos sobre el particu- 
lar , y lo que debia practicar aí efecto , á fin de recu- 
perar su salud, en extremo delicada. Siguiendo, pues, 
nuestras instrucciones , y él los impulsos de su cora- 
zón , efectuó poco después el matrimonio , del cual 
quedaron dos niñas al ocurrir su temprana y sentida 
muerte. Durante los cinco años que desempeñó el ma- 
gisterio, escribió muchas obras sagradas , siendo la ma- 
yor parte de grande estima por su originalidad, rica y 
variada instrumentación, que deben conservarse, se- 
gún tenemos entendido, en el archivo de aquella ca- 
tedral. No queremos elogiar á nuestro queridísimo é 
inolvidable amigo Germá, porque se podrían creer 
apasionadas é hijas de la amistad nuestras justas ala- 
banzas; pero en Lérida se hallan sus obras, que son 
el mejor testimonio de su talento músico y de sus 
profundos estudios en la composición. Además, vea- 
mos Jos cortos renglones que le dedica nuestro muy 
querido é ilustre amigo el Sr. Soriano Fuertes en su 



264 ~ 1." SEC. EFEM. — ABRIL 11. SERMÁ. 

excelente Historia de la música española , tomo iv , pá- 
gina 298 ; pues sus palabras darán más valor é impor- 
tancia á lo que vamos refiriendo de este maestro , ya 
que el Sr. Soriano no le conoció ni trató jamás. 

Dice así : «Maestro de grandes conocimientos, como 
lo manifiesta , entre otras composiciones que se con- 
servan, un salmo á dos coros con acompañamiento de 
órgano, un Te Deum y unas Lamentaciones.» Si el se- 
ñor Germá no hubiese fallecido en lo mejor de su vida, 
pues contaba sólo treinta y siete años cuando bajó al 
sepulcro, estamos segurísimos que hubiera sido uno de 
los primeros maestros de capilla que en el presente 
siglo hubiese contado nuestra nación , porque nosotros 
conocíamos , como ninguno, su gran talento músico, 
los muchos estudios que habia hecho y que de conti- 
nuo hacía , así como su gran filosofía musical , pues 
hasta para los acompañamientos más sencillos era 
tan escrupuloso, que tenía sumo cuidado de que estu- 
vieran en completa armonía y bien relacionados con 
las palabras puestas á la melodía. Su carácter era suma- 
mente bondadoso, afable y muy caritativo, por cuyas 
circunstancias fué tan sentida y llorada su muerte, no 
sólo por su apreciable familia , si que también por to- 
dos los músicos, así profesores como aficionados, y 
por los que se envanecían con su amistad , como nos 
sucedia á nosotros , que era muy verdadera y desinte- 
resada , como no podia menos de ser así , puesto que 
principió á los diez años de nuestra edad , y por esto 
también nuestros intereses , se puede decir que hasta 
que él contrajo matrimonio, eran comunes. Fué tanto 
lo que nosotros sentimos su pérdida, que nos costó 
estar mucho tiempo privados de completa salud , y sin 
fuerzas ni voluntad para ocuparnos de nuestros que- 
haceres. Sirvan estos cortos y desaliñados renglones 
como un recuerdo á la memoria eterna de nuestro pri- 
mero y querido amigo que tuvimos desde la infancia, 



1.' SEC. — EFEM.— ABRIL 11. — 'IZQUIERDO. — MENA.. 265 

y-que conservaremos siempre con el entusiasmo debi- 
do á quien tanto estimábamos envida, y que jamás 
liemos olvidado después que dejó de existir, y que no 
olvidaremos nunca, mientras estemos peregrinando 
en este valle de lágrimas. 

(N. I) Dia 11, 1856. Nace en la villa de Haro, pro- 
vincia de Logroño, doña Eosa Izquierdo y González. El 
dia 16 de Setiembre de 1863 fué matriculada como 
alumna del Conservatorio , y en los concursos públicos 
de solfeo efectuados en el mismo establecimiento en 
Junio de 1866 obtuvo el primer premio, siendo su pro- 
fesor D. José Pinilla; y en los que se celebraron en el 
citado mes de 1870 también se le concedió el primero 
de piano, siendo discípula del Sr. Mendizábal; el mis- 
mo que ganó después en el certamen musical efectua- 
do en Madrid en Setiembre de 1871, á propuesta de la 
sociedad El Fomento de las Artes. En 1869 se ma- 
triculó asimismo en la clase de violin del ya indicado 
Conservatorio , y en los concursos públicos de dicha 
enseñanza que tuvieron lugar en el mismo estableci- 
miento en Junio de 1880, obtuvo el primer premio, 
siendo discípula del Sr. Monasterio. Poquísimas alum- 
nas cuenta el Conservatorio de música que, como la 
señorita Izquierdo , tengan tres primeros premios , de 
solfeo, piano y violin, y además oiro de piano ganado 
en el certamen musical ofrecido por la sociedad El 
Fomento de las Artes. ¡Bravo ! ¡Muy bien! Y mil plá- 
cemes á la señorita doña Rosa. 

(N. I) Dia 11, 1856. Nace en Gaparroso (Navarra) 
D. León Mena y Lapuerta. En Octubre de 1878 fué ma- 
triculado como alumno de la Escuela nacional de mú- 
sica , y en los concursos públicos de armonía efectua- 
dos en dicho establecimiento en Junio de 1879 obtuvo 
el primer premio , siendo discípulo del Sr. Galiana. 



266 1.' SEC.-EFEM. -ABRIL 12. -OLIVARES. -PREMIS.-SAMPERE. -POCE. 

(*) Día 12, 1787. Nace en Jumilla , provincia de 
Murcia, D. Francisco Olivares , notable trompa déla 
Real Capilla. 

(N. I ) Dia 12, 1814. Nace en Tortosa D. José Pre- 
mis y Teisler. (Véase el dia 16 de este mes.) En Abril 
de 1864 estaba de músico mayor en el regimiento de 
infantería de Cuenca, núm. 27, gozando de mucha 
reputación y siendo muy estimado por su no vulgar 
talento. 

(I) Dia 12, 1824. Muere en Barcelona el presbí- 
tero y maestro de capilla de la iglesia parroquial de 
Nuestra Señora del Pino de la misma ciudad D. Fran- 
cisco Sampere. Fué muy profundo y sabio en la com- 
posición, pero sus obras carecían de melodía, según 
recordamos nosotros cuando fuimos discípulo suyo de 
solfeo, pocos meses antes de irnos al colegio de Mont- 
serrat. Creemos que algunas de sus composiciones de- 
ben hallarse en el archivo de la citada capilla de mú- 
sica del Pino ; por lo demás , aunque sin genio el 
maestro Sampere , pero muy conocedor y científico en 
el arte , tuvo muchos discípulos que le dieron gran 
fama y que ocuparon bastantes magisterios de cate- 
drales. 

(I) Dia 12, 1835. Nace en Barcelona la cantante 
de óperas italianas doña Carmelina Poch. Recibió una 
esmerada educación, y completóla después en el co- 
legio del Sagrado Corazón, establecido en Sarria, villa 
distante media legua de Barcelona, donde estuvo hasta 
los diez y siete años de edad. A los nueve observaron 
sus padres que la niña Carmelina tenía mucha afición 
alas Bellas Artes, y en su consecuencia la dedicaron al 
estudio de la músicay del dibujo, al mismo tiempo que 
á las demás labores peculiares de su sexo. Después de 



1." SEC. — EFEM. — ABRIL 12. 



aprendido el solfeo, principió el piano con D. Ramón 
Vilanova (21 Enero, t. i). Al salir del colegio, contando, 
como ya queda diclio , diez y siete años de edad , va- 
rios amigos de la familia del Sr. Poch, aconsejaron á 
éste que su hija empezara el canto, en vista de las fa- 
cultades vocales que observaron en ella, con lo cual su 
padre no estaba muy conforme; pero al fin cedió á los 
ruegos de todos , y estando en París en Setiembre de 
1852, le puso por primer profesor á madame Espinos, 
quien á los pocos meses, para dar á conocer los ade- 
lantos de su educanda , la hizo cantar en una reunión 
la romanza de Roleri le Dialle , en la que dio á cono- 
cer sus buenas facultades y porvenir artístico lison- 
jero. En 1853 tuvo Carmelina por profesor de canto á 
D. Pedro Abella (12 de este mes), que dio á conocer 
á su nueva discípula en varias reuniones filarmónicas. 
Habiendo experimentado en 1854 la familia de la can- 
tante que motiva estos renglones varias desgracias en 
sus negocios é intereses, se decidió , venciendo no po- 
cas dificultades , tanto por las preocupaciones sociales 
como igualmente por las de la familia, á la carrera 
teatral, á cuyo fin emprendió un viaje á Milán, en don- 
de la joven Carmelina completó sus estudios con el 
Sr. Lamperti, profesor decanto, y con el Sr. Torelli, 
de declamación. En 1857 hizo su primera salida en 
el teatro Carcano de Milán, con la parte de Eleono- 
ra en el Torciiato Tasso , con tan buen éxito , que en 
poco más de año y medio habia ya cantado (en Diciem- 
bre de 1858) con igual resultado en los teatros de la 
Scala de Milán, estación de Carnaval; en el de Reggio 
(UMódena^ feria; Peruggia^ feria; Casalmaggiore^ fe- 
ria; Guastala^ feria. En el teatro Reggio di Modena 
cantó durante tres estaciones diferentes. Hasta aquí 
las noticias de la señorita Poch, que fueron dadas desde 
Milán el dia 12 de Diciembre de 1858 á un amigo nues- 
tro que tenemos en Barcelona , y desde cuya fecha ha 



268 1." SEC. — EFEM. — ABRIL 12. — ALBENIZ. 

seguido dicha artista cantando en los principales tea- 
tros de las primeras capitales de España y del extran- 
jero. En el Diario de Barcelona del 17 de Marzo de 
1866 , edición de la mañana , y en la Gaceta Musical 
de Madrid del dia 24 del citado mes de Marzo y año 
1866, se hallan los pormenores del debut de la señorita 
Poch , efectuado en Nueva York el 28 de Febrero del 
referido año de 1866, y que también se lee sobre el 
mismo debut un interesante artículo en El Mundo Ar- 
tístico de París del 5 de Mayo del ya repetido año de 
1866; desde cuya fecha hasta el dia que escribimos 
estos apuntes (Abril 1869) sólo sabemos que ha con- 
tinuado desempeñando las partes de tiple primero en 
las principales óperas y teatros de Europa y de Amé- 
rica , y que á principios del citado Abril y año expre- 
sado de 1869 fué escriturada para el gran teatro de la 
Scala de Milán, en reemplazo de la célebre Stolz , ha- 
biendo debutado con brillante éxito en este teatro el 
dia 19 de dicho mes y año, con la nueva ó^erdi FiescM^ 
del maestro Montuoro. También debia cantar la Poch 
en el mismo teatro otra ópera nueva del maestro Mar- 
chetti, tiiuld.ád. Rui Blas. {Del Diario de Barcelona, 
19 de Marzo de 1869 , edición de la tarde , y La Espa- 
ña Musical del 22 de Abril de 1869 ; y hace este último 
periódico grandes elogios de la Poch , pero dice que 
debutó el 17, y fué el 19, que era lunes.) Gomo trágica 
y eminente actriz, la Carmelina Poch cantó El Trova- 
dor en Nueva York y en Filadelfia , produciendo un 
fanatismo prodigioso en Octubre de 1866. /El Mundo 
Artístico, 10 de Noviembre de 1866.) 

Dia 12, 1855. Muere en Madrid, calle del Arenal, 
número 26, D. Pedro Albeniz, maestro de piano de S. M. 
la reina doña Isabel II (Q. D. G.), organista déla 
Real Capilla , y profesor del mismo instrumento en el 
Conservatorio. (Véase el dia 14 de este mes. ) Siendo 



1." SEC. — EFEM. — ABRIL 12. ALBENIZ. 269 

varias las biografías que se han publicado de nuestro 
amigo y compañero el distinguido Sr. Albeniz , reco- 
mendamos á nuestros lectores la que insertó la Gaceta 
Musical de Madrid del dia 22 de Abril de 1855 , núme- 
ro 12, año I, páginas 89 y siguientes, por creerla la 
más extensa y completa de todas las que hemos leido: 
además , también se da noticia, antes de la biografía, 
del entierro del citado pianista , en los siguientes tér- 
minos: «Entierro del Sr. D. Pedro Alieniz. — A las cua- 
tro y media de la tarde del dia 14 salió déla casa mor- 
tuoria el cortejo fúnebre, compuesto de todo lo más 
notable que hay en la corte respecto al arte musical. 
Abria la marcha la banda militar del real cuerpo* de 
Alabarderos, que asistió por expreso mandato de S. M. 
la Eeina (Q. D. G.), colocada inmediatamente después 
del carro fúnebre que conducía los restos mortales del 
ilustre pianista. En el duelo iban los parientes y ami- 
gos del difunto, acompañados de los Sres. D. Antonio 
Casaus , capellán de honor y casa de Palacio ; el reve- 
rendo P. Domingo Olazcoaga, provincial de los Jesuí- 
tas, y D. Hilarión Eslava, maestro de la Real Capilla y 
profesor de contrapunto y fuga del Conservatorio. Se- 
guía un inmenso número de profesores de toda especie, 
de los del Conservatorio y de todos los alumnos de pia- 
no del mismo, y de varias personas visibles de la corte. 

»Sobre el féretro iban colocadas hermosas coronas 
de laurel y siemprevivas, homenaje tributado por sus 
discípulos , y de las cuales pendían seis cintas, que 
llevaron alternando los profesores D. Francisco Vallde- 
mosa, D. Manuel Mendizábal, D. Pascual Galiana , don 
José Miró, D. JuanP. Hijosa, D. Rafael Hernando y don 
Eduardo Compta. 

»Llegado el cortejo fúnebre al cementerio de San 
Martin, y concluida la sagrada ceremonia, se leyeron 
tres discursos por los alumnos de piano del Conserva- 
torio D. Eduardo Compta , D. Osvaldo Martínez y don 



270 1." SEC. EFEM. ABRIL 12, ABELLA. — 13, AZPILCUETA. 

Juan Gruyer. D. Hilarión Eslava, que iba preparado 
para pronunciar también el suyo en honor de su di- 
funto amigo y compañero , no lo pudo efectuar por un 
incidente imprevisto. ->> 

Día 12, 1877. Muere en Barcelona el reputado 
maestro de música D. Pedro Abella, esposo de la siem- 
pre aplaudida cantante italiana doña Elena D'Angri. 
(Véase el dia 16 de Noviembre. ) 

«General y muy sentada era la fama de que gozaba 
el finado,. más conocido quizás en el extranjero que en 
nuestro país. El Sr. Ábella falleció en la mañana del 12 
deí corriente, y entre otros celebrados discípulos que 
honraban su talento , y hoy su buena memoria , recor- 
damos á la señorita Zara Thalberg , nieta de la señora 
D'Angri, que debutó en Londres hace dos años con 
éxito maravilloso , y al eminente tenor Sr. Tamberlik, 
cuyo nombre es de todos conocido. 

»Mucho sentimos tan dolorosa pérdida , y nos aso- 
ciamos al profundo sentimiento que ella ha causado á. 
su esposa y familia.» 

Hasta aquí El Correo de Teatros. Ahora debemos 
añadir que el Sr. Tamberlik no fué discípulo del señor 
Abella, y sí de Basadonna y de Guglielmi. 

Dia 13, 1585 (1). Muere en Boma el presbítero 
Martin de Azpilcueta, llamado vulgarmente Navarrus. 
Fué jurisconsulto famoso, y después sacerdote y canó- 
nigo regular de la Orden de San Agustín, en la con- 
gregación de Roncesvalles. Nació en Barasoain (Na- 
varra) el año 1491 , y murió en Roma en 1586. Eütre 
sus numerosos escritos , existe un tratado De música 
et cantu figurato , que se encuentra en las dos edicio- 
nes de sus obras , impresas en León en 1597 y en Ve- 



(i) Esta fecha la hemos copiado del mismo documento que 
citamos al señalar la de Morales (2 Enero, t. i.) 



1.* SEC. — EFEM. — ABniL 13. — BERMUDEZ. CALVET. 271 

necia en 1602; seis volúmenes en folio. Se reimprimió 
también en Roma en 1783 una pequeña obra de su 
composición , titulada // silenzio necessario nelV altare, 
nel COTO ed altri luogM, ove si cantono i divini ufflzii. 
{'El Pasatiem'po Musical^ Octubre de 1850, pág. 53, nú- 
mero 14.) El Sr. Fetis , en su Biografía universal de 
músicos^ pág. 179, París 1860; en las Biografías délos 
músicos onás distinguidos ^ pág. 46, que publica La Es- 
paña Musical de Barcelona, 1866; y en el Diccionario 
técnico, histórico, etc. Madrid 1868, se lee en todos 
ellos, al hablar de Apilzueta, Azpilcueta ó Azpilzueta, 
que de estos tres modos lo hemos visto escrito , dicen 
lo que nosotros insertamos en las Efemérides de músi- 
cos españoles, pág. 139, Madrid 1860, y que acabamos 
de trasladar más arriba; pero debemos añadir que en 
la Biblioteca nacional de Madrid, en la sala de MS., 
y en el libro señalado R. 19, hemos visto copia de la 
carta que Azpilcueta escribió á Felipe II desde Roma, 
el dia 21 de Noviembre de 1568, sohre la reforma de 
los franciscanos claustrales, en cuya copia hay al final 
un nombre con su rúbrica, que creemos autógrafa, 
que dice: «Sr. D. Navarro.» Esta carta tiene cuatro 
hojas en folio, estando todas ellas escritas, excepto la 
última cara, que se halla en blanco. 

(*) Dia 13, 1788. Nace en Sevilla el notable pia- 
nista D. Antonio Bermudez. 

(I) Dia 13, 1813. Nace en la GoruñaD. Francisco 
Galvet y Granados , cantante de óperas italianas y de 
zarz'Tclas. (Véase el dia 16 de este mes.) Le pedimos 
sus apuntes biográficos , que tampoco pudimos obtener. 
El Sr. Calvet fué discípulo pensionado de nuestro 
Conservatorio en su fundación, y nosotros le tuvimos 
en la clase de solfeo durante alguna temporada , es- 
tudiando al propio tiempo el canto en el mismo esta- 



272 I.* SEC. — EFEM. — ABRIL 13. — SALTÓ. 

blecimiento con el director y profesor D. Francisco 
Piermarini. Tan luego como terminó los estudios se 
dedicó á la carrera teatral con tan .buen éxito , que 
siempre estuvo de primer bajo cantante en las princi- 
pales compañías de ópera italiana y de zarzuela que 
actuaban en España ; pero casi la mayor parte de su 
Yida artística la pasó en Madrid contratado en el tea- 
tro de la Zarzuela, calle de Jovellanos. 

(N. I) Dia 13, 1868. Muere en Barcelona D. José 
Saltó y Viciana. (Véase el dia 15 de Octubre.) Este 
profesor era uno de los que gozaban mucíia reputación 
en dicha ciudad como maestro de piano y compositor, 
pues sabemos que ha dejado algunas obras inéditas, 
entre las cuales hay un Stabat Mater que se cantó en 
los conciertos sacros que durante la Cuaresma se die- 
ron en 1866 en el gran teatro del Liceo y en otras va- 
rias sociedades filarmónicas , con éxito muy lisonjero 
para su autor. Su muerte fué ocasionada, según cree- 
mos, por pérdidas sufridas en sus intereses, tanto por 
haber invertido parte de ellos , en unión con un amigo, 
para una fábrica de pianos , como por haber deposi- 
tado el resto en una Caja de Ahorros que hizo quiebra. 
Los periódicos de Barcelona , al fallecer el Sr. Saltó, 
dedicaron algunos renglones á su buena momoria. El 
Diario de dicha ciudad del 14 de Abril de 1868 dice: 
«Acaba de fallecer en esta capital D. José Saltó y Vi- 
ciana , acreditado profesor de piano y autor de dife- 
rentes composiciones musicales, y en particular de un 
Statat Mater que se cantó por distintas veces en el 
Liceo con un éxito lisonjero. Su prematura muerte ha 
sumido en el mayor desconsuelo á su familia y nume- 
rosos amigos.» La España Musical del 16 del citado 
mes y año, que veia la luz pública en Barcelona, 
año III, número 114, dice: «A otro de nuestros amigos 
acaba de arrebatar una temprana muerte, que ha dejado 



i." SEC.-EFEM. -ABRIL i 3, QUIR0GA.-14, FELIPE IJI.-ALBENIZ.-RUIZ.-LOrEZ. 273 

sumamente afligidos á su familia y á sus amigos. Ha- 
blamos del conocido profesor de piano de esta ciudad 
D. José Saltó y Viciana, autor de un StahatMater eje- 
cutado diversas veces en el Liceo , compilador de los 
cantos populares contenidos en el segundo volumen 
de las Cansons de la térra, y autor de varias otras 
composiciones, que, unidas á su excelente carácter y 
sus bellas circunstancias , le harán vivir todavía en la 
memoria de cuantos han tenido el gusto de tratarle.» 

(I) Dia 13, 1813. Muere en Madrid, alas siete de 
la tarde, la muy distinguida cantante aficionada se- 
ñora doña Victoria Quiroga de Safont, hija del general 
Quiroga. Estuvo en París , donde estudió el canto con 
el maestro Bordogni, y muy luego fué una de las can- 
tantes más celebradas de aquella capital, como lo fué 
asimismo cuando volvió á Madrid , tomando parte en 
las principales y primeras reuniones que tenían lugar 
en la corte española, con un éxito asombroso. 

(N.) Dia 14, 1572. Nace en Madrid Felipe III, 
aficionado músico. (Véase el dia 31 de Marzo.) 

Dia 14, 1795. Nace en Logroño el acreditado y 
aplaudido pianista compositor D. Pedro Albeniz. (Véase 
el dia 12 de este mes.) 

(I) Dia 14 , 1809. Nace en Churriana de la Vega, 
provincia de Granada, D. Bernabé Ruiz de Henares y 
Alvarez. En Noviembre de 1885 estaba de organista 
primero de la catedral de Granada. 

Dia 14, 1827. Muere en Madrid el presbítero y 
acreditado tenor de la Real Capilla D. Miguel López 
Remacha , hijo de D. Félix Máximo López (9 de este 
mes). (Véase el dia 6 de Mayo, en cuyo dia se ha- 

TOMO II. iS 



274 1." SEC. — EFEM. — ABRIL 14.— LÓPEZ. 

bla sobre el apellido Remacha.) Al fallecer D. Mi- 
guel era feligrés de la parroquia de San Luis. El se- 
ñor Pérez (D. Ambrosio), en su manuscrito que po- 
seemos , dice de este distinguido tenor lo siguiente: 
«Fué sacerdote, tenor de la Real Capilla , y profe- 
sor muy entendido. Demostró su talento como com- 
positor en un excelente Oficio de difuntos que es- 
cribió para los funerales de La Concordia. También se 
dio á conocer como escritor didáctico en una buena ex- 
posición de los principios del canto , que tituló Mélo- 
fea., y es muy conocida... Tuvo un hermano, llamado 
D. Antonio , también organista en dicha Real Capilla, 
que si bien tenía poco genio musical , era , sin embar- 
go, muy instruido.» ElSr. Soriano Fuertes , en su in- 
teresante Historia de la música española.^ tomo iv, pá- 
gina 289, dice que en 1815 publicó en Madrid el señor 
López Remacha un método de canto y armonía fara 
perfeccionar imhuen músico., bajo el nombre de 3feIo- 
pea., elogiándolo mucho , y haciendo además justicia 
al mérito del Sr. López Remacha , añadiendo en el 
mismo tomo iv, pág. 220, «que el citado Sr. López Re- 
macha puso en música en Madrid en 1790 la ópera es- 
pañola nominada La Conquista del Perú.¡y> cuya noticia 
es completamente nueva para nosotros. A las anterio- 
res noticias vamos, pues, á añadir otras, también nue- 
vas, que poseemos. 

Por real orden de 17 de Marzo de 1793 entró en 
la capilla de S. M., de la que fué después separado con 
las dos terceras partes del sueldo ; pero no hemos po- 
dido averiguar en qué época ocurrió esta separación 
én un músico tan ilustrado y que tanta fama gozaba, 
ni el motivo de ella. En el Diario de Madrid del lunes 
21 Enero de 1799, y en la Gaceta Oficial de la misma 
capital del dia 1." de Febrero del citado año de 1799, 
pág. 10, se lee lo siguiente sobre la obra musical que 
publicó. Dice así: (i Arte de cantar y compendio de do- 



1.' SEC. — EFEM. — ABRIL 15. — LORENTE. 275 

cumentos músicos del canto ^ por D. Miguel López Re- 
macha, músico cantor de la Real Capilla de S. M. — Esta 
obra se divide en dos partes ^ la primera contiene los 
elementos déla música práctica, tratado útilísimo á los 
que quieran instruirse en esta facultad, sean profeso- 
res, sean aficionados; en la segunda se exponen las 
reglas del buen gusto con respecto al canto, para uso 
de los que se dediquen á él : un tomo en 8.", con dos 
láminas, 6 rs. rústica y 8 en pasta. Librería de Alon- 
so.» En el Diario de Madrid del dia 11 de Diciembre 
de 1815, pág. 711, leemos lo siguiente: «Se abre sus- 
cricion á una obra elemental de música teórica y prác- 
tica, titulada Z« ife?o/?e¿?, su autor D. Miguel López 
Remacha^. Divídese la obra en tres partes: la primera 
contiene los principios teóricos y prácticos del solfeo; 
la segunda la teoría del buen gusto del canto, y la ter- 
cera las nociones de armonía que bastan á ilustrar á 
cualquier profesor ó aficionado. El buen gusto, la con- 
cisión, la novedad, la claridad, y, en una palabra, el 
método que caracteriza toda la obra, la hace, en sentir 
de los profesores que la han registrado, original, y dig- 
na de la acogida del público aficionado, etc.: 80 reales 
adelantados por toda la obra.» 

Dia 15, 1624. Es bautizado en la villa de An- 
chuelo el célebre compositor y organista D. Andrés 
Lorente. (Véase el dia 22 de Diciembre. ) En vista de 
las muchas biografías que se han publicado de este 
eminente músico , tales como la de Fetis, la de la Ga- 
ceta Musical de Madrid del dia 8 y 15 de Abril de 1855, 
y la del Diccionario técnico^ histórico^ etc. , en su pá- 
gina 256, nos creemos dispensados de reproducir nin- 
guna de ellas ; pero sí vamos á copiar unas décimas 
que vieron la luz pública á principios del siglo xviii, 
sin que las hayamos visto insertas en ninguna obra ni 
periódico musical. Ellas dicen en elogio de Lorente, 



276 



1.* SEC. — EFEM. ABRIL 15. — LORENTE. 



mucho más de lo que nosotros podríamos expresar de 
tan eminente miísico , lo cual prueba además la fama 
universal que ha gozado , así en vida como en muerte, 
el insigne autor que en el siglo xvi escribió el Por qué 
de la música (1). Se insertan con la misma ortografía 
en que se hallan escritas, y de donde las hemos co- 
piado , que son de las «Obras poéticas que á diver- 
sos assumptos escribió el maestro D. Manuel de León 
Marchante, comisario del Santo Oficio de la Inquisi- 
ción, etc., etc. En Madrid, por D. Gabriel del Barrio, 
impresor de la Real Capilla deS. M., etc. Año de 1722; 
páginas 192 y 193. » 

EN ALABANZA DE EL MAESTRO D. ANDRÉS LORENTE QUE ESCRIVIÓ 
VN LIBRO DE MÚSICA. 

DÉCIMAS. 



Bien merece aclamaciones 
Quien sabe con tal maestría 
Las voces de la harmonía 
Reducirlas á razones: 
En quatro composiciones 
Cifras los varios acentos ; 
Impugnar tus documentos 
No podrán tus enemigos, 
Porque alegas con testigos 

Y pruebas con instrumentos. 

La solfa fué originada 
De una Gloria, que fué oída; 
Como será posseida 
La que es tan dulce cantada? 
De Angeles fué la tonada, 

Y vn Pesebre el Facistol, 
Por misterioso Bemol 



Música, y llanto huvo allí: 
El Sol lloraba por Mí, 

Y ellos cantaban por ¿"o/. 

4- 
Con música se ha movido 
El cielo, ingenioso Andrés, 

Y por esso el cielo es 

El Reyno más bien regido: 
Harmoniosos han sido 
Essos once azules Velos; 
Dulces suenan los desvelos; 
En siendo gemido el canto; 
Que á la música del llanto 
Se mueven más bien los cielos. 

Cantad, dice David Santo, 
Un Canto, nuevo al oido, 
Y tu solo has discurrido 
Para Dios un nuevo Canto: 
La Lyra le agrada tanto, 
Que en ella abrevia lo Inmenso; 



(i) Cuya obra poseemos, si bien algo deteriorada, y faltando 
algunas de sus primeras páginas, por haberla prestado varias veces. 



1." SEC. — EFEM. ABRIL 15. — BARBA.. 



277 



Músicas su Amor intenso 
Fixa en las Clavijas tres; 
Porque este Instrumento es 
El que á Dios tuvo suspenso. 

El Rey, que nace á mandar, 
La música no desdeña; 
Porque la harmonía enseña, 
A regir, y á governar: 
David sanó con tocar 
A Saúl, sacando de él 
Al mal músico Luzbel, 
Que subió de fantasía 
Aun mas de lo que pedia 
La solfa de su papel. 

Midas fué necio enemigo 
De la música; y por él 
Se dixo, que no es la miel... 
(Ya entiendes por qué lo digo:) 
Apolo le dio un castigo. 
Que hasta oy escarmientos dexa, 
Al jumento le semeja, 
Como diciendo, advertido: 



A este que no tiene oido, 
Démosle un palmo de oreja. 

En tus números veloces, 
Lo que mas ha suspendido 
Es , el ver tan bien regido 
Govierno, que todo es voces. 
Tan diestro las reconoces. 
Que has merecido la Palma; 
Los sentidos tiene en calma 
Tu solfa, con dulce ruydo; 

Y aunque hiere en el pido. 
Logra tiros en el alma. 

Orfeo, que fué entre tantos 
Tan diestro, no te excedió; 
Que si él las piedras movió, 
Tu solfa mueve á los Cantos: 
Singular te aclaman quantos 
Tus obras oyen y ven; 

Y hasta la embidia también 
Aplausos mordaz te acuerda, 
Que lo que la embidia muerda; 
Es lo que sabe más bien. 



Finalmente, el lunes 29 de Abril de 1867 se can- 
taron , en las honras dedicadas por la Beal Academia 
Española á Miguel de Cervantes , los salmos VerM mea 
y Domine ne in furore , de Lorente , con gran contenta- 
miento de todos los amantes de nuestras glorias mu- 
sicales. 



(I) Dia 15, 1804. Nace en Barcelona el presbítero 
y maestro de capilla D. José Barba. Fué discípulo de 
D. Francisco Sampere (12 de este mes), presbítero y 
maestro de capilla del Pino de dicha ciudad. A la edad 
de diez y nueve años , el Sr. Barba hizo oposición al 
magisterio de Castellón de Ampurias : á los veinte, al 
de la capilla del Pino de Barcelona, y á los veintiuno 
fué nombrado maestro de la catedral de Gerona. En 



278 i." SEC. — EFBM. — ABRIL 15.— FONT. 

1825 hizo oposición aL magisterio de la catedral de 
Valladolid, cuya plaza obtuvo y renunció. En 1831 la 
hizo igualmente para la plaza de maestro de capilla de 
la catedral de Sevilla , habiendo obtenido una censura 
lisonjera ; y, finalmente, en 1850 se le dio por oposi- 
ción el magisterio de la iglesia parroquial de Santa 
María del Mar de Barcelona , cuya plaza sigue des- 
empeñando hoy dia (Agosto de 1879). Entre las mu- 
chas obras que ya habia, escrito el maestro y presbí- 
tero Sr. Barba en 1868, y que desde esta fecha hasta 
hoy habrá aumentado mucho su catálago, debemos 
citar un manuscrito que contiene todos los estudios ó 
ejercicios fugados á cuatro, á ocho y á doce voces que 
se escribían en la antigua escuela española: cinco Mi- 
sas de gloria: un oratorio á Santo Tomás: un Miserere 
á completa orquesta: una Misa de Réquiem: una Salve 
sobre el canto-llano , también á grande orquesta : una 
Misa á diez voces , divididas en tres coros , y otra á seis 
á dos coros, y algunas más que sería largo especificar. 
En las Biografías de los músicos más distinguidos que 
publica en su folletín el periódico La España Musical 
desde 1866 , en la pág. 78 se hallan asimismo algunos 
apuntes biográficos del maestro Barba. 

(*) Dia 15, 1822. Muere en Madrid D. Pablo font, 
acreditado contrabajo de la Éeal Capilla y cámara 
de S. M. Esta fecha está copiada de los documentos 
que hay en la Patriarcal, pues el libro de La Concor- 
dia dice que falleció en el Real Sitio del Pardo en 1823, 
cuya inmensa diferencia de fechas, en documentos 
que se puede decir oficiales ^ no comprendemos. El se- 
ñor Font fué nombrado, por real orden de 31. de Enero 
de 1794, supernumerario de la Capilla de S. M., con el 
sueldo de segundo. El Sr. Vega f4 Abril), que era ami- 
go del Sr. Font, nos aseguró que había sido uno délos 
mejores profesores de contrabajo de su tiempo, y na- 



l."SEC. — EFEM. — \BRIL 15, LORENZO. — 16, ALVARES. — Ro'mEA. 279 

tural de Barcelona. Hubo en la misma Real Capilla un 
profesor de viola, cuya plaza juró el dia 3 de Setiem- 
bre de 1789 y falleció en 1810, llamado D. Antonio 
Font, que habia nacido asimismo en Barcelona, por 
lo que creemos que el D. Pablo sería hermano ó pa- 
riente muy cercano del D. Antonio, además de ocupar 
ambos á la vez por algunos años plazas en la citada 
Real Capilla. 

(N. I) Dia 15, 1854. Nace en Tarragona (Catalu- 
ña) doña Paula Lorenzo de Miguel. En Setiembre 
de 1865 fué matriculada como alumna del Conserva- 
torio, y en los concursos públicos de piano efectuados 
en el citado establecimiento en Junio de 1870 obtuvo 
el primer premio, siendo su profesor D. Manuel Men- 
dizábal : el mismo que le fué concedido después en el 
certamen musical efectuado en Madrid en Setiembre 
de 1871 á propuesta de la sociedad El Fomento de las 
Artes. 

<*) Dia 16, 1830. Muere en Madrid, calle de Tu- 
descos, números 1 y 2, el presbítero D. Manuel Al- 
varez , primer tiple de la Real Capilla y cámara de Su 
Majestad, siendo feligrés de la parroquia de San Mar- 
tin. Fué natural de Paradinas, diócesis de Segovia. 
Ganó la plaza por oposición, habiéndola jurado el 
dia 14 de Agosto de 1821, en cuya fecha contaba el 
Sr. Alvarez treinta años de edad. Era muy estimado 
de los compañeros, no sólo por sus conocimientos en 
el arte, sino también por su excelente voz y buena 
escuela de canto. 

(N. I) Dia 16, 1848. Nace en Madrid doña Laura 
Romea y Parra. En Octubre de 1877 fué matriculada 
como alumna de la Escuela nacional de música en la 
clase del Sr. Inzenga , y en los concursos públicos de 



280 I.' SEC. — EFEM. ABRIL 16. CASTRO. AGUADO. 

canto efectuados en el mismo establecimiento en Se- 
tiembre de 1878 obtuvo el primer premio. 

(N. I) Dia 16, 1863. Nace en Madrid doña Con- 
cepción de Castro y Laso. En Octubre de 1876 fné ma- 
triculada como alamna de la Escuela nacional de mú- 
sica , y en los concursos públicos de solfeo efectuados 
en el mismo establecimiento en Junio de 1879 obtuvo 
el primer premio , siendo discípula del Sr. Pinilla. 

(N.) Dia 16, 1865. «Falleció en esta corte, á las 
tres de la madrugada de este dia, víctima de una lar- 
ga y penosa enfermedad de pecho, la joven cantatriz 
señorita doña Mariana Aguado, discípula del Conser- 
vatorio , que con aplauso del público delutó en el tea- 
tro de la Zarzuela, en la en tres actos titulada Matilde 
y MaleJi-Adliel ^ de los Sres. Frontaura, Gaztambide 
y Oudrid, y luego en varios teatros de provincias, 
siempre aplaudida por el público , que admiraba su 
bonita voz y excelentes disposiciones para la escena.» 
(Copiado de M Cascalel del dia 20 de Abril de 1865.) 
En verdad que fué una pérdida muy sensible la tem- 
prana muerte de esta joven modesta y simpática can- 
tante , pues ya habia dado bastantes pruebas de sus 
felices disposiciones para el arte lírico mucho antes 
de presentarse en los teatros, mayormente en la noche 
del martes 10 de Febrero de 1863, en la que el Con- 
servatorio dio una función al eminente señor maestro 
Verdi , cantando en escena el acto tercero de El Trova- 
dor , cual si fuera una consumada cantante actriz , me- 
reciendo, no sólo los elogios y plácemes del ilustre 
autor de la música , sino también del numeroso pú- 
blico que llenaba por completo el espacioso y ele- 
gante salón del establecimiento, que por desgracia 
desapareció el dia 23 de Abril de 1867 con motivo del 
horroroso incendio acaecido en el mismo ; pero que 



1.* SEC. — EFEM. — ABIUL 16. — PREMIS. — CALVKT. 281 

gracias á la protección que á las artes dispensa el ex- 
celentísimo señor conde de Toreno, ministro de Fo- 
mento, y el Sr. Cárdenas, director general de Instruc- 
truccion pública , así como á la eficacia y esfuerzos 
del digno director de la Escuela nacional de música^ 
Sr. Arrieta , no pasarán dos meses ( 1 ) sin que se veri- 
fique solemnemente la inauguración de tan magnífico 
local, que de seguro no cuenta igual ninguna otra 
nación. 

Volviendo á la señorita Aguado, diremos que habia 
sido discípula de canto del Sr. Inzenga, y de declama- 
ción del Sr. Luna. 

(N. I) Dia 16, 1867. Muere en Zaragoza el acre- 
ditado músico mayor D. José Premis y Teisler. (Véase 
el dia 12 de este mes. ) 

Dia 16, 1872. Muere en Madrid el apreciable can- 
tante D. Francisco Calvet. (Véase el dia 13 de este 
mes.) Su padre, también D. Francisco, y notable pro- 
fesor de contrabajo , falleció el 2 de Julio. Poco pode- 
mos añadir á lo que dice la prensa de Madrid , y que 
en parte copiaremos á continuación , porque nuestros 
elogios podrían parecer apasionados, toda vez que Cal- 
vet fué uno de nuestros más aventajados discípulos de 
solfeo y vocalización que tuvimos cuando en 1831 se 
abrieron por vez primera las aulas de nuestro Conser- 
vatorio de música ; sin embargo, no debemos dejar de 
manifestar que fué toda su vida muy estudioso , mo- 
desto y honrado, y que por él jamás dejaron de des- 
empeñarse las infinitas y principales partes que los 
autores de obras le confiaban, con un acierto y perfec- 
ción admirables ; así es cómo se comprende que du- 



(i) Probablemente tendrá lugar este fausto suceso en Octubre 
de 1879. 



282 1.' SEC. — EFEM. — ABRIL 1 7.— CRUZ. 

rante su larga carrera de cantante jamás haya estado 
ni un solo mes sin ajuste. 

Veamos ahora lo que de Calvet dicen los tres pe- 
riódicos que tenemos á la vista. La Efoca del 19 de 
Abril de 1872 inserta lo siguiente : « Tenemos el sen- 
timiento de anunciar á nuestros lectores la muerte del 
conocido actor Sr. Calvet. La zarzuela *ha sufrido un 
rudo golpe , pues D. Francisco Calvet pertenecía á ese 
corto número de artistas que en tan alto lugar la colo- 
caron, y que contribuyeron á darla el esplendor de que 
gozó por espacio de tantos años.» ^ . 

La Esperanza , 19 de Abril de 1872, dice: «El co- 
nocido actor del teatro de la Zarzuela D. Francisco 
Calvet ha fallecido víctima de una rápida enfermedad. 
El Sr. Calvet trabajó en dicho teatro durante muchos 
años con aplauso del público, y recientemente ha me- 
recido los mayores elogios en las zarzuelas Jugar con 
fuego j El Sargento Federico. 

»Su muerte habrá sido sentida, no sólo por sus mu- 
chos amigos, sino por todo el público. — R. I. P.» 

El Heraldo del dia 21 de Abril de 1872, núm. 59, 
dice : «Tenemos el sentimiento de anunciar la muerte 
del distinguido cantante español D. Francisco Calvet, 
tan trabajador como desgraciado. Su numerosa familia 
queda sin amparo , y confiamos en que las empresas 
de los teatros de Madrid lo tendrán presente para hon- 
rar la memoria del infatigable y aplaudido artista, 
dando alguna función en beneficio de sus afligidos hi- 
jos, y abriendo separadamente una suscricion para el 
mismo objeto.» Lo cual no recordamos que se hubiese 
llevado á efecto, lo que sentimos vivamente. 

(N. ) Dia 17 , 1695. Muere en Nueva España (Mé- 
jico) sor Juana Inés de la Cruz. (Véase el dia 12 de 
Noviembre.) Copiamos de El Arte., periódico sema- 
nal que se publicaba en Madrid, del dia 11 de Enero 



1.' SEC. — EFEM.— ABRIL 17. — CaUZ. 28?> 

de i874, núin. 15, año II, algunos curiosos é intere- 
santes párrafos de la biografía de una de las mujeres 
de más talento de su tiempo , pues en ello creemos dar 
más importancia á nuestro Diccionario. Dice así: 

«LA. MONJA DE MÉJICO. 

» Entre las grandes notabilidades científicas y lite- 
rarias que con sus obras y con sus producciones han 
dado margen ó han sido causa de que se acrecienten 
y se desarrollen los estudios biográficos y bibliográfi- 
cos, se cuenta en primer término la célebre monja de 
Méjico, mujer de un raro talento y de una imaginación 
prodigiosa , dotada de todas las condiciones y cualida- 
des que se necesitan para brillar y figurar dignamente 
en las ciencias , las artes y las letras. 

»La gran fama de que goza esta mujer, célebre en 
todo el mundo literario, nos relevaría aquí-de hacer su 
apología, sino fuera por la circunstancia especial de que 
la mayor parte, ó casi todos los biógrafos y bibliófilos 
que se han ocupado de la vida y de las obras de esta 
mujer eminente, lo han hecho bajo el punto de vista 
científico ó literario , y ninguno lo ha verificado en el 
del artístico-musical, sobre el cual vamos á conside- 
rarla. 

»En primer lugar, bien puede asegurarse que muy 
pocas han sido las grandes inteligencias ó los grandes 
genios que al abrazar en conjunto ó en detalle el estu- 
dio ó estudios diversos que encierra un ramo ó una 
ciencia determinada , ó bien todas las ciencias en ge- 
neral, no se hayan fijado, poco ó mucho , en el arte de 
la música , como especialidad que ha llamado siempre 
la atención y preocupado bastante el ánimo de los sé- 
res sensibles y pensadores. 

»Bajo este concepto, bien puede decirse que la mú- 
sica ocupó siempre como ciencia, y como ciencia sé- 



284 1.* SEC. — EFEM. — ABRIL 17. CRUZ. 

ria y profunda , un lugar muy preferente en el catálo- 
go de las obras emanadas de los grandes escritores y 
de los grandes genios , ya fueran éstos científicos ó 
literarios. Sin aducir citas que vengan á comprobar lo 
que acabamos de decir , porque esto es de todos bien 
sabido, sólo expondremos nuestra opinión particular 
de que sor Juana Inés de la Cruz , conocida general- 
mente por la monja de Méjico , y nacida en Nueva Es- 
paña (Méjico) el 12 de Noviembre de 1651 , fué tam- 
bién muy versada y docta en el arte de la música , y 
que cultivó y estudió dicho arte de un modo serio y 
profundo , escribiendo sobre la teoría y sobre la prác- 
tica de la música, y haciendo de este arte y de las ma- 
temáticas el principal objeto de sus investigaciones. 

»Desde muy niña demostró esta singular mujer su 
precoz talento y su gran disposición para la poesía y 
para la música , artes en las que rayó á gran altura, y 
en las que ha sido verdaderamente mal juzgada, á lo 
menos en la parte que se refiere á la música , por los 
biógrafos y por los comentadores de su vida y de sus 
talentos. A los cuatro años de edad ya sabía leer, y á 
los ocho compuso una loa sacramental, que fué ejecu- 
tada con gran éxito en la capital de Méjico, á donde 
habia sido trasladada con el objeto de hacer allí los es- 
tudios de latinidad y humanidades. 

»La agudeza de su ingenio y la gran inteligencia de 
que comenzó á dar relevantes pruebas , unido á las 
muchas gracias y atractivos personales con que el cie- 
lo la habia dotado , cultivaron desde luego la atención 
de cuantos conocieron y trataron en su infancia á esta 
naturaleza privilegiada, que, nacida de padres pobres y 
modestos, se elevó, sin embargo, á una gran altura en 
la república de las letras y de las artes , por medio de 
su gran talento y de su profundo saber. 

»Casi sin maestros , y guiada sólo por su instinto, 
aprendió la música , el latin , la historia , la retórica y 



1." SEC. — EFEM. — ABRIL 17 — RAI'OL. 285 

poética , así como las ciencias físicas y exactas, á las 
que tuvo particular inclinación. Muy joven todavía 
era ya renombrada y conocida en la capital de Méjico 
por su gran ingenio poético y por su gran habilidad 
y destreza eri cantar y en tañer varios instrumentos, lo 
que hizo que los vireyes de Méjico, que por aquel en- 
tonces lo eran los marqueses de Mancera, prendados 
de sus bellas cualidades y de su raro talento, la ampa- 
rasen y protegiesen, haciéndola vivir en su propia 
compañía. 

»... Cultivó la poesía lírica y la dramática, y escribió 
muchas loas, villancicos y comedias, á las cuales ella 
misma puso la música. De estos villancicos se publi- 
caron algunos en América en 1677, 1679 y 1687, sien- 
do de suponer que existen en Méjico... 

»Esta insigne escritora poetisa, y por lo visto mujer 
sumamente docta y entendida en el arte musical, mu- 
rió en Méjico el dia 17 de Abril de 1695, á la tempra- 
na edad de cuarenta y cuatro años. Se han publicado 
sobre su vida y obras multitud de trabajos crítico-lite- 
rarios de gran interés é importancia , y de los cuales 
estos escasos apuntes biográficos no son más que un 
corto y ligero reflejo. — /. V. R.» 

(*) Dia 17, 1757. Es bautizado en la parroquia 
de San Antonio de Villanueva y Geltrú (1) el presbí- 
tero D. Antonio Rafol y Fernandez, distinguido violi- 
nista , organista compositor y notable arpista. (Véase 
el dia 6 de Julio.) Se le pusieron los nombres de Ber- 
nardo, Pablo y Antonio, siendo éste el que usó siem- 
pre el Sr. Rafol ó Rafols , como vulgarmente le llama- 
ban , y aun él se firmarla Rafols, toda vez que en un 
folleto que publicó, y del cual hablaremos después, 



(i) En el siglo xiv este Vilanova era sufragáneo de la parro- 
quia de Cubellas. 



~28() 1." SEC. — EFEM. — ABRIL 17. — RAFOL. 

pone asimismo Rafols (1); pero nosotros poseemos una 
copia de su partida de bautismo que nos mandaron de 
Vilanova , y pone Rafol , cuja o parece más bien u^ 
y entones resultaria Raful. Estudió música en Mont- 
serrat por los años de 1767 hasta el de 1772. Obtuvo 
la plaza de primer violin de la catedral de Tarragona, 
que ganó por oposición, habiendo figurado siempre en 
primera línea entre los mejores violinistas de España, 
siendo al propio tiempo un notable organista y toca- 
dor de arpa , pues fué toda su vida muy estudioso y 
amante de los adelantos de su arte. Nuestro amigo y 
estimado condiscípulo Sr. OUer (13 Junio) tenía del 
Sr. Rafol una pieza á canon de su composición en com- 
pás de cuatro por cinco, del cual creemos que no se 
tenía conocimiento cuando la escribió, y que antes que 
él nadie hubiese hecho uso de dicho compás para el 
indicado género de música. 

En la Gaceta Oficial de Madrid del dia 4 de Mayo 
de 1802, pág. 432, leímos lo siguiente, que viene á 
corroborar las noticias que tenemos del Sr. Rafol, con 
respecto á su talento y laboriosidad, en pro del arte 
músico. Dice así: «Tratado de la sinfonía, en que se 
explica su verdadera noción , algunas reglas para su 
rectitud, y los vicios que padecen las llamadas sinfo- 
nías del dia , todo en desagravio de la facultad músi- 
ca. Añádese una disertación crítica en que se rebate 
el abuso de terminar umversalmente los tonos meno- 
res en tercera mayor. Obra en 4.°, por D. Antonio Ra- 
fols , presbítero beneficiado, violin primero de la san- 
ta iglesia de Tarragona. Madrid , librería de Dávila; 
Barcelona , en la de Piferrer, y en Tarragona, tienda de 
Juan Antonio Bertrán.» A pesar de haber buscado con 
empeño en Madrid, Barcelona y Tarragona este tra- 
tado , no hemos podido hallarle , cosa en verdad que 

■ (i) Sus padres, Juan Rafol y Madrona Fernandez, eran na- 
turales del mismo pueblo. 



l.'SEC. — EFEM. ABRIL 17. — RAFOL. 287 

sentimos mucho. Véase lo que sobre dicho folleto nos 
dice nuestro estimado discípulo el aplaudido barítono 
de zarzuela D. José Sala Julien, con fecha 11 de Abril 
de 1871, desde Tarragona, y á quien, entre otros va- 
rios, encargamos nos buscaran la obra del Sr. Rafol: 
«Recorrí todas las librerías de Tarragona, entre ellas 
la de Puigrubí, y puedo asegurarle que no hay nn ejem- 
plar de la obra que V. me indica en toda la pobla- 
ción.» 

Este folleto , del cual sólo hemos visto un ejemplar, 
que posee nuestro amigo el Sr. Aguado , D. Antonio 
(10 Febrero, t. i) , y otro en la Biblioteca Nacional de 
Madrid , es tan curioso como interesante para el arte 
músico, y lo recomendamos muy vivamente á los 
amantes de nuestras glorias nacionales, porque ver- 
daderamente el Sr. Rafol, con su publicación, hizo un 
gran bien á los profesores y aficionados músicos, 
puesto que da en él cuantas noticias son de desear al 
tratar de la Sinfonía y su significado , y prueba además 
que fué uno de los músicos más notables é ilustres de 
su época. También se lamenta del abuso que se hacía 
ya entonces, en el templo, de tocar y cantar música 
impropia del lugar santo en que se ejecutaba. 

Nuestro ilustre amigo el Sr. Soriano Fuertes nos 
ha hecho grandes elogios al hablarnos del opúsculo 
del Sr. Rafol. 

Vamos á copiar á continuación el artículo iv de di- 
cho folleto, páginas 104 y siguientes , en el cual , ade- 
más de reprobar que una composición que toda ella 
estuviera en tono menor, terminase en tercera mayor ^ 
nos da á conocer al gran maestro que fué de Montser- 
rat, P. Fr. José Martí (3 Enero), y de cuyo maestro no 
hallamos en los archivos de dicho monasterio las ex- 
tensas noticias que nos da el Sr. Rafol. Copiamos con 
doble motivo dicho artículo, porque viene á corroborar 
nuestra idea, expresada en la nota que ponemos en el 



288 1.* SEC. — EFEM. — ABRIL 17. — RAFOL. 

dia 1." de Enero (t. i.) al hablar del P. Capellades; esto 
es que todos los elogios que se prodigan á los que han 
estudiado música en Montserrat ó sido maestros en él, 
lejos de ser apasionados ó exagerados , son muy infe- 
riores ai mérito que realmente tenian los músicos de 
quienes hacian relación las notas expresadas, que co- 
piamos de los documentos que sacamos del monasterio 
de Montserrat : 

«ARTÍCULO IV. 

»Se persuade con autoridad ser más propio del tono 
menor el terminarse con su tercera, que con tercera 
mayor 

»Del mismo modo de pensar fueron otros notahilí- 
simos facultativos, que, ó en sus escritos ó en sus 
composiciones , nos prescriben la práctica de finalizar 
con consonancia blanda las composiciones de los to- 
nos menores, como puede verse en las de los famosos 
maestros Leonardo Leo , Taetra , Corceli , el insigne 
español Domingo Terradellas (13 Febrero, t. i) (1), 
maestro que fué de la capilla de San .Tacóme de los 
Españoles en Eoma, y juntamente del teatro, Juan 
Rosell (30 Marzo), maestro y racionero de Toledo, 
D. José Mir y Llusá (Catálogo), maestro de la Encar- 
nación de Madrid, D. José Picañol (Catálogo), maes- 
tro de las Descalzas Reales de la misma corte , D. Mau- 
ricio Espona , maestro de la Seo de Urgel , el Padre 
maestro Cererols (27 Agosto), el Padre maestro Pre- 
siach (1.° Abril), y otros muchos, cuya prolija enu- 
meración llegarla á mover el enfado de los lectores. 

»Pero, no obstante, no se puede pasar por alto en 
este punto el insigne P. Fr. José Antonio Martí, cuyo 
sufragio vale por diez mil. Y según relación del Padre 

(i) En Jas Efemérides que publicamos en 1860 pusimos Tar- 
radellas, porque así consta en la partida de bautismo. - 



1.' SEC. — EFEM. — ABRIL 17.— RAFOL. 289 

Fr. Anselmo Viola (25 Enero, t. i), en el año 1749 
se fué á Montserrat para tomar el santo hábito. El 
dia 9 de Agosto de 1753 le nombraron maestro de ca- 
pilla de dicho monasterio , y lo fué por espacio de nue- 
ve años y medio. Finalmente , el dia 3 de Enero de 
1763 murió. Este famoso tortosino , que de real maes- 
tro de la Soledad de Madrid pasó á la verdadera sole- 
dad de Montserrat y profesó allí el estado religioso, 
en los cortos años que vivió maestro de los monacillos 
que se instruyen en aquel real monasterio , nos dejó 
en sus composiciones un verdadero modelo de lo que 
debieran ser las nuestras. Dotado de un talento músico 
el más vivo , y de un gusto varonilmente delicado , 
versado en todos los vastos ramos que presenta la fa- 
cultad , imbuido en la latinidad y poesía , instruido en 
la importante escuela de una larga práctica , ilustrado 
con el íntimo conocimiento de los resortes que ponen 
en movimiento el corazón del hombrOj y sobre todo 
perfeccionado en su espíritu con un celo de religión 
que le hacía discurrir los modos más propios para ala- 
bar á Dios en las músicas de los templos , él presentó 
unas obras en que la letra, elevada con los cantos de la 
música , adquiere una nueva fuerza , capaz de arreba- 
tar la atención y los afectos de cuantos las escuchan, 
cumpliendo de este modo lo que nos inculca San Agus- 
tín , diciendo que las composiciones deben conformarse 
con la letra. 

»Este es el motivo por qué las obras de este incom- 
parable monje se oyen todavía como nuevas, conci- 
llándose el aplauso , no sólo del común , mas aun de 
los músicos más profundamente instruidos. Ellas, es 
verdad, no nos hacen ver aquella modulación agitada 
sin tino que alucina á los incautos , ni aquellas intem- 
pestivas mutaciones de tono que, aunque destructi- 
vas del gusto eclesiástico, han sabido introducir los 
extranjeros en algunos de nuestros nacionales ; pero, 

TOMO II. Í9 



290 1." SEC. — EFEM. — ABRIL 17. — GRACIA. 

sin embargo, brilla en ellas un no sé qué de grave, de 
majestuoso, de edificante, que parece se merecen el 
elogio que dio Kirker á las antiguas obras de canto- 
llano, llamándolas canto más dictado del cielo que 
del entendimiento humano. Este Padre, pues (cuyas 
recomendables cualidades han hecho necesario este 
elogio, nada ajeno de mi causa) ; este Padre, digo, es- 
tuvo tan lejos de aprobar el abuso de terminar los to- 
nos menores en tercera brillante, que, al contrario, 
por haberla usado en cierta función un anciano, lo que 
él habia notado, ó estaba en su papel , no pudo conte- 
ner su celo sin dejarle severamente reprendido de 
su bachillería. Él sabía rnuy bien cuánto importa dar 
alma á las composiciones , la uniformidad constante, 
y que solamente por motivos extraordinarios se deben 
tergiversar las consonancias y variar los tonos y sus 
finales. Por esto en sus Lamentaciones, que parece 
hacen revivir al mismo Jeremías , y aun la misma ca- 
tástrofe funesta , que le deshacía en lágrimas , nunca 
usó este compositor grandes finales recios y brillantes. 
Lo propio practica en un exquisito StahatMater. 

»En estos mismos principios fundó Martí á sus dis- 
cípulos, entre los cuales de bonísima gana citaría yo 
al presente á mi venerable maestro el P. Anselmo Vio- 
la, del mismo real monasterio, que se ha dignado con-^ 
firmarme en mi parecer con muchas razones , dignas 
de su espíritu y talento. Pero alábense sus obras y 
tantos discípulos como tiene, ejercitándose con luci- 
miento en varias iglesias de España toda; que ni él ne- 
cesita de más elogios , ni yo de más testimonios que 
los producidos, para convencer que ni aun mirada la 
autoridad, pueden tener algún apoyo los que á troche 
y moche concluyen el tono menor con finales fuertes 
ó mayores.» 

(N. I) Dia 17, 1836. Nace en Tarragona D. Ani- 



1.' Sua.—EFEM.— ABRIL 18. — \TVS. — MUSOZ. 291 

ceto de Gracia Costa. En Diciembre de 1869 estaba de 
músico mayor del regimiento infantería de América, 
núm. 14. 

Día 18, 1715. Nace en Santo Domingo (Martinica) 
D... Atys ó Atis, criollo. (Véase el dia 8 de Agosto.) 
Según La Borde, Ensayo sohre la mtó¿!¿í,'tomoiii, pá- 
gina 493, fué un flautista muy distinguido que se es- 
tableció en Francia. Un asunto que tuvo en Austria le 
obligó á batirse, saliendo herido en la barba por la 
bala de su adversario, y esta circunstancia alteró sen- 
siblemente la embocadura de Atys. Vuelto á París , se 
dedicó á la enseñanza , componiendo á la vez muchas 
sonatas , dúos , tríos y cuartetos para flauta , conser- 
vándose en la Biblioteca nacional de París un cuaderno 
que contiene seis sonatas 'para dos flautas en forma de 
conversación, QiOTiioxm.QyL. B^imaim {"Oesterveich. Bio- 
grapJi. Lexikon^ tomo i, pág. 287), la data precisa del 
nacimiento de Atis fué el 18 de Abril de 1715, y ha- 
biendo estado en Viena en 1760, fallecería en París el 
8 de Agosto de 1784. El Sr. Fetis concluye estas noti- 
cias con las palabras siguientes, que no queremos tra- 
ducir, para que cada uno de nuestros inteligentes lec- 
tores las dé la interpretación que mejor le parezca: 
M. Bermann sait les dates d'une maniere effrayante. 
(Copiado de la Biografía universal de músicos ^ por Fe- 
tis, tomo I, pág. 162: París, 1860.) 

(I) Dia 18, 1833. Nace en Santiago de Cuba la, 
distinguida pianista aficionada , cantante y composi- 
tora, señorita doña Adela Muñoz del Monte y Justiz. 
(Véase el dia 20 de Julio.) No debemos decir todo lo 
que podríamos de esta malograda aficionada , porque 
tuvimos la honra de que fuera discípula nuestra de 
canto y armonía, y podrían creerse exagerados nues- 
tros justos y merecidos elogios. No obstante, con núes- 



292 i." SEC— EFEU. — ABRIL 18.— MTjfiOZ. 

tra acos lumbrada imparcialidad , y sin ningún genera 
de pasión , puesto que aún viven muchas de las per- 
sonas que podrían confirmar lo que vamos á relatar 
muy lacónicamente , debemos manifestar que la ilus- 
tre señorita que motiva estos renglones fué una de las 
filarmónicas más distinguidas y aventajadas que he- 
mos conocido ; sobre todo , como pianista nadie la 
aventajaba, y téngase en cuenta que de piano no fué 
discípula nuestra. Tocaba las piezas de primera fuerza 
con tanta energía, limpieza, expresión y dulzura, cual 
pudiera hacerlo el pianista más afamado. Fué su pri- 
mer maestro en la Habana el Sr. Casamitjana ( 10 de 
Julio). Después estuvo unos dos años en París, en 
cuya capital tuvo por profesores á los célebres pianis- 
tas Ravina y Pixis. Establecida luego en Madrid su 
apreciable familia, concluyó sus estudios de piano con 
el Sr. Mendizábal. 

Como cantante , si bien su voz no era de gran can- 
tidad, tenía, no obstante, la buena circunstancia de ser 
de excelente calidad , y con la suficiente para un gran 
salón , con la extensión de un mezzo soprano^ con lo cual 
lograba agradar mucho , y á veces hasta entusiasmar 
por su manera de expresar y de sentir, acompañada 
todo esto de una hermosura y elegancia que encan- 
taba , pues difícilmente se veia en la alta sociedad ma- 
drileña quien la igualara ; aventajarla , nunca. Todas 
estas raras circunstancias, con que la naturaleza habia 
sido tan pródiga con Adela, unidas á un carácter dul- 
. ce , afable y angelical , y á un talento como no hemos 
conocido mayor en ninguna otra joven, podrán dar 
una ligera idea, además, del gran mérito que atesoraba 
esta malograda joven como mujer y como artista, 
pues que también poseía el francés y el italiano con la 
misma perfección que su idioma nativo. Como compo- 
sitora , escribió algunos juguetes tan lindos como gra- 
ciosos j que más parecían de autores acreditados que 



I."* SEC— EFEM.^ — ABRIL 19. — RODRÍGUEZ. 293 

de una mera aficionada. ¡ Tanto talento y tanta hermo- 
sura, todo lo perdimos para siempre, y cuando era 
menos de esperar , pues que se hallaba en la primave- 
ra de su vida ! ¡ Once años hace ahora ( Setiembre 1861) 
que duerme el sueño eterno , y aún la lloran su noble 
y afligida familia, y también sus numerosos y apasio- 
nados amigos , entre los cuales se contaba como el más 
sincera y entusiasta el autor de estos desaliñados ren- 
glones ! 

Día 19, 1797. Nace en la villa de Hellin, obispado 
de Cartagena, el aplaudido compositor y músico ma- 
yor de Guardias Alabarderos, D. Mariano Rodriguez y 
Rubio. (Véase el dia 3 de Agosto.) Hizo los primeros 
estudios del solfeo bajo la dirección del presbítero don 
Tomás Mateo ( 1 ) , maestro de capilla de la parroquia 
de Santa María de dicha villa. Poco tiempo después 
empezó á estudiar la composición bajo la dirección del 
mismo maestro , y sus progresos fueron tan rápidos, 
que á los catorce años ya se hablan ejecutado varias 
composiciones suyas que excitaron la admiración de 
cuantos tuvieron el placer de oirías ; citándose entre 
ellas como las mejores una Misa , Salve y Villancicos 
que hizo para las festividades del pueblo. En 1813, por 
las circunstancias de la guerra contra los franceses, 
se vio en la necesidad de dejar los estudios y de in- 
gresar como músico en el regimiento de Burgos , del 
que era músico mayor D. José Gastalde; el cual, ha- 
biendo comprendido el talento del joven Mariano, se 
lo llevó consigo y le sirvió de grande ayuda y des- 
canso para el arreglo de la música. El 21 de Agosto 
de 1816 pasó de músico al regimiento de Voluntarios 
de Navarra, quedando al año siguiente de músico ma- 
yor de dicho cuerpo. En 1." de Agosto de 1818 ingresó 



(i) Es Mateo Tomás ( i6 Julio ).— Saldoní. 



"294 1.' SEC. — EFEM. — ABRIL 19. — RODBIGL'EZ. 

en el regimiento infantería de Navarra de segundo mú- 
sico mayor, y á principios del año próximo obtuvo la 
plaza de primero en el citado regimiento, que des- 
empeñó con celo y acierto hasta el 29 de Setiembre 
de 1823, época en que pasó al batallón quinto de Cata- 
luña en igual clase. El 11 de Febrero de 1824 se colocó 
en el segundo regimiento de la Guardia Real de mú- 
sico mayor , y por disposición del señor comandante 
general de la misma pasó con igual destino al primer 
regimiento en 1.° de Mayo de 1825. En 1.° de Enero 
del año siguiente obtuvo la plaza de segundo músico 
mayor del Real Cuerpo de Guardias de la persona del 
Rey, y el 13 de Diciembre de 1831 pasó á ocupar la 
plaza de músico mayor, por fallecimiento de D. Ángel 
Gastronovo , que la desempeñaba. El 22 de Setiembre 
de 1841 fué nombrado por real orden músico mayor 
del Real Cuerpo de Alabarderos , donde ha permaneci- 
do hasta el 3 de Agosto de 1856, en que falleció. 

Difícil es poder hacer mención de todas las produc- 
ciones que por espacio de tantos años salieron de su 
pluma ; pero citaremos al menos las que más han lla- 
mado la atención , y que merecen figurar á la cabeza 
de sus innumerables composiciones. Tales son, por 
ejemplo, una Misa que compuso en Vitoria el año 
de 1817 para la bendición de banderas del batallón á 
que pertenecía ; otra Misa y unos Villancicos que es- 
cribió en Ciudad Real el año de 1821 ; seis grandes se- 
renatas para banda militar ; varias sinfonías; innume- 
rables m¿zrcA«5 , 'pasos doUes, valses^ y cuanta clase 
de música se acostumbra á ejecutar en lo militar. 

Además del gran número de obras de esta especie 
que en su larga carrera ha dejado escritas, es incalcu- 
lable la música de todo género que tiene arreglada, 
pues desde el año de 1816, época en que empezaron á 
tocarse piezas de ópera en las músicas militares , todo 
lo que se ha ejecutado en los cuerpos á que ha perte- 



1.' SEC. — EFEM. — ABRIL 19, HURTADO. — ÍO, MORENO. 295 

necido ha sido obra suya, y es bien pública y notoria 
la aceptación que éstas han tenido , tanto dentro como 
fuera de la Península. 

A tan excelentes cualidades como compositor , re- 
uma una extremada modestia , que, unida á su honra- 
dez , virtudes y generoso desprendimiento , lo hicieron 
apreciabilísimo á cuantos tuvieron ocasión de conocer- 
le y de tratarle. — T. B. ( Copiado de la Gaceta musi- 
cal de Madrid, año 11, dia 14 de Setiembre de 1856, 
núm. 37, pág. 274.) 

A las noticias que anteceden debemos añadir que, 
en efecto , el Sr. Rodríguez fué, no solamente una 
persona apreciabiiísima por todos conceptos como hom- 
bre en sociedad , sino también como músico muy dis- 
tinguido, puesto que arregló varias piezas para banda 
de alguna de nuestras obras, con tanta perfección, 
acierto y efecto , que de seguro nosotros mismos no 
hubiéramos sacado más partido de ellas. 

(N. I) Dia 19,1859. Nace en Madrid D. José Hurta- 
do y Castellano. En Setiembre de 1867 fué matriculado 
como alumno de la Escuela nacional de música^ y en los 
concursos públicos de composición efectuados en dicho 
establecimiento obtuvo, creemos que en Junio de 1871, 
el primer premio, siendo discípulo del Sr. Arrieta. 

(N. §) Dia 20, 1790. Nace en Madrid, calle del 
Rubio, núm. 53, la muy distinguida cantante doña 
Francisca Moreno, habiendo sido bautizada el dia 22. 
A la edad de once años la llevaron á Italia á hacer sus 
estudios , pero con tan buenos resultados , que llegó á 
desempeñar en los principales teatros de España y del 
extranjero, con grande y extraordinario éxito, las pri- 
meras partes de tiple , pues su voz tenía la rara ex- 
tensión de tres octavas, igual, dulce, pastosa, robus- 
ta y de muchísima agilidad , que , acompañada de un 



296 1." áEC. — EFEM.— ABRIL 20. — MORENO. 

elegante personal, la colocaban en el rango de las de fri- 
missimo cartello, siendo además muy lectora ó repen- 
tista musical , lo cual no ha sido muy común en can- 
tantes de su gran reputación. Para dar alguna idea 
más de lo mucho que valia la señora Moreno como ar- 
tista, añadiremos, á lo que tan brevemente hemos ex- 
puesto , que en los dias 19 y 30 de Octubre de 1814, 
dio en Madrid, acompañada de su hermana, laño me- 
nos célebre doña Benita (L° de Noviembre), dos gran- 
des conciertos, al precio de dos duros la entrada, can- 
tidad en aquel entonces nunca vista^ y que equivalía 
hoy dia (Setiembre 1879) á 80 rs.; y de seguro que 
tendrían gran concurrencia en el primero, cuando die- 
ron un segundo, prueba incontestable del mérito de las 
Moreno y de la extraordinaria fama que gozaban como 
cantatrices. 

Además , el Sr. Soriano Fuertes, en la Historia de la 
música española^ en su tomo iv, pág. 280, dice: «Pero 
el público aficionado de Madrid quiso, como el de Bar- 
celona y como el de toda Europa , escuchar los melo- 
diosos sonidos de la inspirada cítara de Rossini , y con- 
tratadas las hermanas Moreno, recien llegadas de Italia, 
con otros cantantes españoles para los teatros de la 
corte, en la noche del 29 de Setiembre de 1816, en ce- 
lebridad del casamiento de Fernando VII con la prin- 
cesa doña María Isabel , el público madrileño escuchó 
entusiasmado la ópera titulada La italiana en Argel, 
traducida al español.» Este párrafo de nuestro amigo 
Soriano confirma más y más la fama de que gozaban 
las hermanas Moreno como notables cantatrices , así en 
España como en el extranjero; pero no creemos que 
en 1816 estuvieran recién llegadas de Italia, como dice 
Soriano, puesto que dos años antes (Octubre de 1814) 
hablan ya cantado en nuestra corte , según nosotros 
decimos , puesto que tenemos documentos oficiales que 
asi lo acreditan, á no ser qae en 1815 pasaran al ex- 



I.' SEC. — EFEM. — ABRIL 20, FALCON. — ERAUSQUIN. — 21, ESPINOSA. 297 

tranjero á cantar otra vez, j volvieran luego ala capi- 
tal de España en 1816, como afirma el Sr. Soriano, 
todo lo cual parece lo más probable. 

(*) Día 20, 1801. Muere en Valencia, de donde 
era natural, el celebrado organista D. Pedro Falcon. 

(N. I) D!a 20, 1858. Nace en Madrid doña Dolo- 
res Erausquin y Añoz. El dia 1.° de Octubre de 1871 
fué matriculada como alumna de la Escuela nacional 
de música en la clase de solfeo , y en los concursos 
públicos de esta enseñanza efectuados en dicha Es- 
cuela en Junio de 1873 obtuvo el primer premio , siendo 
su profesor D. Juan Gil. 

(I) Dia 21, 1810. Muere en Madrid, á la edad 
avanzada de ochenta años y cinco meses , D. Manuel 
Espinosa de los Monteros, primer oboe de la Real 
Capilla, músico de cámara de S. M. y director de sus 
Reales Academias , cuya plaza de director ocupó por 
muerte de su antecesor D. Cayetano Brunetti, natural 
de Fanno (Estados Pontificios). El Sr. Espinosa habia 
nacido en Andújar,y tuvo la satisfacción, no obstante 
de ser músico, si bien muy distinguido y celebrado, 
puesto que ocupó los más elevados destinos en la pro- 
fesión, de que todos sus tres hijos tuvieran tratamien- 
to. El primero, D. Manuel Sixto, como consejero de 
Estado que fué , tenía excelencia; la segunda, doña 
Josefa, estuvo casada con D. Francisco Ignacio Corti- 
nas, ministro del Supremo Consejo de Indias y de la 
distinguida Orden de Carlos III, y doña María, hija 
tercera, casó con elSr. D. Juan Manuel de Iturbe, con- 
tador tesorero de las Arcas Reales de Guadalajara de 
Indias. Este músico, emparentado con lo más notable 
de la sociedad madrileña , habia servido en la Real 
Capilla desde el 25 de Marzo de 1766 , y se le dio se- 



298 1.* SEC. EFEM. ABP.IL 21. — CLAVÉ. 

pultura en el cementerio de la parroquia de San Sebas- 
tian, cuyo funeral fué muy suntuoso. 

Día 21 , 1824. Nace en Barcelona D. José Anselmo 
Clavé, compositor de canciones y coros populares, y 
fundador de los de Etiierpe en dicha ciudad. (Véase el 
dia 24 de Febrero , en este tomo.) La biografía de este 
insigne poeta músico se halla en las Biografías de los 
músicos más distinguidos de todos los países , publica- 
das por La España Musical^ bajo la dirección de don 
Antonio Fargas y Soler, Barcelona, 1866, desde la pá- 
gina 428 á la 434, y que recomendamos á nuestros 
lectores. En el instante de llegar hasta nosotros la in- 
esperada y prematura muerte de nuestro laborioso é 
ilustre amigo, escribimos lo siguiente : «Ahora debe- 
mos anunciar con gran pesar que el popular composi- 
tor D. José Anselmo Clavé y Gamps, nuestro muy 
querido amigo, á quien somos deudores de no pocas 
deferencias y distinciones , así como de algunos escri- 
tos suyos , que nos honran más de lo que merecemos, 
falleció en Barcelona, calle de la Xuclá, núm. 15, el 
dia 24 de Febrero de 1874, habiéndosele dado sepul- 
tura al dia siguiente , miércoles dia 25 , á las cuatro de 
la tarde.» 

Nosotros no podemos explicar la honda pena que 
nos causó tan inesperada y sensible muerte, de la cual 
participaron igualmente todos los amantes de las glo- 
rias españolas. Y en prueba de ello, vamos á trasladar 
á continuación solamente los breves renglones de los 
dos periódicos musicales que se publicaban en aquel 
entonces en Barcelona, pues toda la prensa de España, 
con más ó menos extensión , hizo constar en sus pá- 
ginas cuan sensible habia sido para el arte músico es- 
pañol la pérdida del vate Clavé. 

«Una numerosa y escogida concurrencia asistió á 
la fúnebre ceremonia que se celebró el miércoles de 



1.' SEC. — EFEM. — ABRIL 21. — CLAVÉ. 299 

esta semana para conducir al cementerio los restos 
de D. José Anselmo Clavó, rindiendo el último home- 
naje al distinguido artista que tantos dias de gloria ha 
dado á Cataluña. 

»A las cuatro de la tarde salió el cortejo de la casa 
mortuoria , abriendo la marcha unos cincuenta niños 
de la Casa de Caridad. Seguían unas veinte hachas, 
llevadas por jóvenes pertenecientes á la antigua socie- 
dad coral Euterpe , y luego el cadáver , conducido por 
seis jóvenes de la misma sociedad. Sostenían las gasas 
representantes de varias corporaciones y sociedades 
políticas y artísticas , representando el arte musical 
D. Mariano Obiols, alternando con los maestros seño- 
res Casamitjana y Balart. 

.vSohre el cadáver habia depositadas algunas coro- 
nas , y al pasar la comitiva fúnebre por el teatro del 
Liceo, el maestro Porcell colocó sobre el féretro una 
corona de laurel con gasa negra, poniendo otra tam- 
bién el cuerpo de coros del mismo teatro, como justo 
tributo al más popular de los compositores catalanes. 

»Presidia el duelo D. Francisco Clavé, hermano 
del finado , acompañado de varios delegados de los co- 
mités local y provincial, de varios centros artísticos, 
literarios y políticos de esta capital. Seguia una comi- 
sión de la diputación, diputados constituyentes, re- 
presentantes de la prensa diaria y artística , maestros 
compositores y más de mil personas , entre las cuales 
se veia á muchos obreros pertenecientes á diferentes 
sociedades corales, llevando cuatro pendones. Cerraba 
el cortejo el coche de gran lujo, tirado por ocho caba- 
llos con penachos negros , y la carroza de luto de la 
Casa de Caridad. Marchaba al frente la música muni- 
cipal, y detras la de artillería, ejecutando marchas 
fúnebres adecuadas á la ceremonia , especialmente la 
última, que ejecutó la marcha fúnebre de Chopin, que 
producia un extraordinario efecto. 



300 1.* SEC. — EFEM. — ABIUL 21. CLAVÉ. 

»A1 llegar la comitiva al cementerio , el Sr. Vidal y 
Valenciano , muy conmovido , pronunció algunas sen- 
tidas frases, en nombre de la familia y de la sociedad 
Euter'pe^ para dar gracias á los concurrentes, reseñar 
á grandes rasgos las cualidades del finado y despedir 
el duelo. 

»La ceremonia fué digna bajo todos conceptos del 
eminente artista , del infatigable repúblico cuya pre- 
matura muerte deploramos. Barcelona entera demos- 
tró el sentimiento producido por el fallecimiento de 
una de sus más legítimas glorias. » 

{De Z a Fspaña Musical. Barcelondi 28 de Febrero 
de 1874.) 

De Fl Correo de Teatros de Barcelona , 1.° de Marzo 
de 1874, copiamos lo siguiente : 

«El dia 24 de Febrero, á las diez de la mañana, fa- 
lleció el vate catalán D. José Anselmo Clavé, fundador 
de las sociedades corales de Cataluña , y de la sociedad 
de jEííterpe de Barcelona. El músico poeta fué condu- 
cido al camposanto la tarde del 25, acompañando el fú- 
nebre cortejo numerosas corporaciones representando 
todas las clases de la sociedad. Como habia sido pre- 
sidente de la diputación provincial , diputado á Cortes 
por el tercer distrito , gobernador civil de la provincia 
de Castellón , y últimamente fué delegado por el go- 
bierno de la república á la provincia de Tarragona, 
fué el motivo que asistieran á su entierro, desde lo 
más elevado, hasta la ínfima clase popular, mezclados 
entre sí músicos , poetas , políticos , sociedades corales 
de Cataluña, inmensos repúblicos, todos admiradores 
del difunto y amigos particulares que le profesaron 
una verdadera amistad. 

»Fué llevado por sus mismos compañeros , aunque 
la diputación le mandó el coche de lujo, tirado por ocho 
caballos. Al pasar por frente del Liceo, el maestro Por- 
cell puso sobre el féretro una corona de laurel , y otra 



1.* SEC. — EFÉM. — ABRIL 21. — CLAVÉ. 30i 

el cuerpo de coros. Llevaba ya otras. Llegaron ano- 
checido al cementerio, é iban al fúnebre cortejo unas 
mil personas. 

»Eti otro número nos ocupamos detenidamente 
de él.» 

«La sociedad coral de Euterpe^ fundada por nuestro 
malogrado amigo D. José Anselmo Clavé, nos ha diri- 
gido para su inserción la siguiente carta, que repro- 
ducimos gustosos. Dice así : 

«Sr. Director de El Correo de Teatros. 

»Muy señor nuestro y de la mayor consideración: 
»Reunidos la sociedad coral de Euter'pe y gran número 
»de artistas y admiradores del malogrado músico-poeta 
»D. José Anselmo Clavé, fundador de las sociedades 
»corales y constante propagador de la música popular, 
»han resuelto, para perpetuar su memoria, erigirle un 
»artístico monumento, por medio de una suscricion 
»que traduzca las justas simpatías que sehabiacon- 
»quistado el inspirado vate. 

»Para llevar á feliz término nuestra idea, espera- 
»mos merecer de V. nos facilite las páginas de su acre- 
»ditado periódico, suplicándole que, á la par que anun- 
»cie la suscricion y le preste todo su apoyo, nos dis- 
»pense el obsequio de recoger las cantidades y firmas 
»de los suscritores, por modestas que aquéllas sean, 
»á cuyo fin acompañamos la adjunta lista. 

»Anticipando á usted las gracias , se ofrecen ami- 
»gos y servidores Q. S. M. B. — Por delegación de los 
»artistas, amigos y admiradores de Clavé, Andrés Vi- 
y)dal y Llimona. — Por la sociedad coral de Eutórpe^ el 
»vicepresidente, Francisco Sanpons; el secretario, Iff- 
yynacio Pi. — Barcelona 5 de Marzo de 1874.» 

»Abrimos gustosos en nuestro periódico la suscri- 
cion iniciada , no dudando que todos los artistas de 



302 1." SEC. — EF£M. ABEUL 22, GARCÍA. 23, GRASSt. 

corazón, así nacionales como extranjeros, y numerosos 
amigos del difunto vate, contribuirán con su óbolo.» 
(Copiado de El Correo de Teatros de Barcelona, 8 
de Marzo de 1874.) 

(*) Día 22, 1826. Muere en Madrid , siendo feli- 
grés de la parroquia de San Luis, D. Miguel García 
Pertierra , celebrado oboe de la Real Capilla. Nació en 
Madrid, y fué bautizado en la parroquia de San Mar- 
tin. Entró como supernumerario de la expresada Ca- 
pilla el dia 14 de Junio de 1796, habiendo sido un ex- 
celente profesor en su instrumento, aunque tenía como 
temible rival al famosísimo D. Gaspar Barli, natural 
de Florencia, y asimismo primer oboe de la misma 
Real Capilla, el cual falleció siete dias después de Gar- 
cía Pertierra , esto es , el dia 28 de este mes y año 
de 1826 , en la calle Ancha de San Bernardo, núme- 
ros 2 y 3, suponiendo, los que habían oido á Barli, que 
no habia otro igual en el oboe, y que, por lo mismo, así 
es como mejor se comprendía el mérito de García Per- 
tierra , teniendo que tocar con tan notable profesor, y 
gustando éste como aquél, oyéndose ambos instru- 
mentistas alternativamente en la misma orquesta. 

(I) Dia 23, 1818. Nace en Barcelona D. Carlos 
Grassi , oboe de la Real Capilla y profesor del Conser- 
vatorio de música. Debemos á la amabilidad de una 
dama , que además de esta circunstancia reúne la de 
ser una de las poetisas que gozan de más fama en Es- 
paña, la siguiente biografía del Sr. Grassi; por lo que 
damos las más expresivas gracias á tan celebrada es- 
critora por habernos favorecido honrando nuestro li- 
bro con uno de sus muchos y excelentes artículos que 
de continuo salen de su elegante y admirable pluma. 
Motivo es éste, pues, para que nosotros traslademos á 
continuación los apuntes biográficos, que hemos reci- 



l.'SEC. — EPEM. — ABRIL 2o. — GKASSl. 303 

bido con tanta satisfacción como gratitud , sin que va- ' 
liemos ni una coma , no obstante algunos adjetivos lau- 
datorios que contienen , pues sabido es que á los con- 
temporáneos se los suprimimos casi todos. Hecha ésta 
advertencia, veamos lo que dice la elegante escritora. 
«Biografía. — Carlos Grassi nació en Barcelona en 1818, 
y debió el ser á D. Juan Grassi, muy conocido en el 
mundo musical, y á doña Lucía Tecchi. Niño aún, las 
convulsiones políticas le llevaron á Italia, de donde 
eran naturales sus padres, y en la patria de lo bello 
empezó á adquirir los conocimientos que le han hecho 
sobresalir en su arte. 

»Vuelto á Barcelona algunos años después, continuó 
sus estudios bajo la dirección de su padre, que era dis- 
tinguido profesor de oboe y compositor eminente. 
Aplicóse tanto el niño , y mostró tan felices disposicio- 
nes para la música, que á los trece años de edad des- 
empeñaba las plazas de violin y arpa en el teatro de 
Santa Cruz de Barcelona. 

»Pero la desgracia no tardó en perseguirle. Su padre, 
víctima de una cruel enfermedad, se halló repentina- 
mente postrado en cama , sin medios con que sostener 
á su familia . 

»E1 amor filial impulsó al niño á acometer una difí- 
cil y arriesgada empresa. 

»Dedicóse con un ardor inmenso, con una tenacidad 
invencible, al estudio del oboe , y un año más tarde ga- 
naba por rigurosa oposición la plaza de este mismo ins- 
trumento que su padre habia desempeñado con tanta 
gloria en el teatro de Santa Cruz. 

»Entónces contaba diez y ocho años. 

»No le bastaba poseer con rara perfección el oboe y 
el arpa; quiso dedicarse además á la composición , y en 
1843 se estrenó en el mismo teatro de Santa Cruz una 
ópera suya , titulada JEl proscrito de A Itemburgo^ que 
alcanzó un éxito extraordinario. 



304 !•* SEC— EFEM. — ABRIL 23.— 8RASSI. 

»A1 reemplazar á su padre en la plaza de oboe, tam- 
bién le reemplazó en su cargo de músico mayor de ar- 
tillería. La necesidad de componer y arreglar piezas 
militares le distrajo délas composiciones líricas, en 
las cuales tanto habia sobresalido; pero cultivó con 
éxito este nuevo género, y la música de artillería, ele- 
vada á una altura indecible por su padre , se mantuvo 
á la misma altura , merced á su laboriosidad y á su 
inteligencia. 

»En 1852 el ayuntamiento de Barcelona le encomen- 
dó la composición de una gran pieza de música que de- 
bía ejecutarse á cuatro orquestas para solemnizar el 
nacimiento de la Princesa Isabel. 

»Esta pieza obtuvo una acogida entusiasta. 

»Entónces los artilleros le encomendaron la compo- 
sición de una Misa , dedicada á su patrona Santa Bár- 
bara. 

»Puso manos á la obra el joven profesor, y en poco 
tiempo produjo una verdadera obra maestra por la be- 
lleza de las melodías que campean en ella , y por las 
difíciles combinaciones armónicas que encierra. 

»Tantos afanes habían de lograr por fin cumplida re- 
compensa. 

»Murió en 1855 el profesor de oboe de la Real Capi- 
lla, y su plaza fué sacada á oposición. Acudieron todos 
los profesores de Madrid y de España al espinoso cer- 
tamen , y acudió Carlos Grassi , con tal fortuna , que, 
sorprendido el jurado por su dulce tono y su admira- 
ble modo de frasear, que eran sus dotes peculiares , le 
puso sólo en terna , á pesar de tener que luchar con 
tantos y tan eminentes profesores. 

»Apenas estuvo en posesión de la plaza de la Eeal 
Capilla , entró á formar parte como primer oboe de la 
orquesta del teatro Real. Casi al instante fué nombra- 
do profesor del Conservatorio de música y declama- 
ción , y algunos años más tarde , cediendo á las ins- 



}.* SEC.-EFEM. — ABTIIL 23. — MA.R9AL. 30b 

tancias de los jefes del quinto regimiento de Artillería, 
se puso al frente de su banda de música como maestro 
director, alcanzando en este nuevo cargo los más en- 
vidiables triunfos. 

»Tal es en breves palabras el resumen de la vida la- 
boriosa de este profesor , uno de tantos hijos de Bar- 
celona que ban logrado enaltecerla y demostrar una 
vez más que el infatigable genio catalán sobresale en 
todas partes.» 

En las Biografías de los músicos más distingvÁdos 
de todos los países, publicadas por La España Musical 
en Barcelona , bajo la dirección de D. Antonio Fargas 
y Soler, desde 1866 y siguientes, en el tomo ii, pá- 
gina 482 , se hallan algunos apuntes referentes al se- 
ñor Grassi. 

(*) Día 23, 1839. Muere en Tarrasa, de donde 
era natural, el presbítero D. Pablo Marsal y Bogu- 
ña, notable violoncelista , compositor y afamado orga- 
nista. Hizo todos sus estudios en Montserrat, siendo 
discípulo del insigne P. Casanovas (1." de este mes); 
y fué con tanto aprovechamiento, que desde el cole- 
gio , y siendo casi niño , pues tendría unos diez y siete 
años , pasó á ser maestro de capilla de su pueblo na- 
tal, cuyo magisterio fué desempeñado siempre por 
maestros muy reputados. Después pasó á la catedral de 
Ibiza á desempeñar el magisterio de capilla , y al poco 
tiempo ocupó la plaza de organista de la catedral de 
Falencia , y últimamente el mismo destino en la igle- 
sia del Palao de Barcelona , durante algunos años, cu- 
yas plazas creemos que las ganó todas por oposición. 
El Sr. Marsal, no sólo habia sido muy acreditado 
como compositor de música sagrada , sino que tam- 
bién estaba reputado por uno de los mejores organis- 
tas, violinistas y violoncelistas de su tiempo, lo pro- 
pio que su hermano el P. Fr. Eamon (19 Mayo), que 

TOMO II. 20 



306 1.' SEC. — EFEM.— ABRIL 23. — T0RRE3. — RODRÍGUEZ. 

en estos dos últimos instrumentos rivalizaban ambos 
hermanos. Del presbítero D. Pablo poseemos algunas 
piezas para piano , en las que da á conocer su privile- 
giado talento y de que era muy justa y merecida la 
fama que gozaba. 

(N. *) Dia 23, 1854. Nace en Valencia D. Vicen- 
te Torres y Nachez. En Setiembre de 1867 ingresó 
como. alumno de piano de primer año en el Conserva- 
torio de música, y en los concursos públicos de armo- 
nía efectuados en el mismo establecimiento en Junio 
de 1871 obtuvo el primer premio , siendo discípulo 
del Sr. Galiana. También obtuvo el primer premio de 
composición en los concursos públicos de dicha en- 
señanza efectuados en Junio de 1879 , siendo su pro- 
fesor el Sr. Arrieta. 

(N. I) Dia 23, 1869. Muere en Madrid , en la ma- 
drugada de este dia, calle Mayor, núm. 97, el acredi- 
tado profesor de fagot D. Teodoro Eodriguez y Rubio, 
hermano del distinguido músico mayor D. Mariano 
(19 de este mes). Hemos pedido al hijo deD. Teodoro, 
que en Agosto de 1870 se hallaba de primer clarinete 
en el teatro de la Zarzuela de Madrid, y de maestro 
del mismo instrumento , aunque interino, en el Con- 
servatorio de música, apuntes biográficos de su señor 
padre; pero no los hemos obtenido, sin saber por qué. 
Por lo tanto , sólo sabemos que D. Teodoro ha sido un 
notable profesor de fagot, y que ha ocupado casi siem- 
pre, en los teatros de Madrid y en las más afamadas 
orquestas, el puesto de primero, cuya categoría tenía, 
durante algunos años que nosotros fuimos maestro 
compositor y director del teatro del Príncipe , de la Cruz 
y del Liceo , y por esto podemos asegurar que el Sr. Eo- 
driguez ha sido uno de los excelentes instrumentistas 
vque han ocupado muy dignamente y con crédito una 



1.' SEC.-EFEM. -ABRIL 24.-GONZALEZ.-ORFILA.-TENREVRO.-CAPDEVir,A. 307 

"plaza en las orquestas de la capital de España. Si no 
estamos equivocados, nos parece que dicho señor per- 
teneció también á la Real Capilla. 

(N.) Dia24, 1453. Nace D. Gonzalo Fernandez 
de Córdova, Gran Capitán y excelente músico. Copiado 
del Calendario musical -^d^xd. el año 1859, Barcelona, 
publicado por Roberto. 

Dia24,1787. Nace enMahon, isla de Menorca, 
el célebre médico, eminente químico, distinguido can- 
tante aficionado, con voz profunda de bajo, Sr. D. Ma- 
teo José Buenaventura Orfila. (Véase el 12 de Marzo.) 

(*) Dia24,1792. Nace en Villaviciosa de Astu- 
rias, provincia de Oviedo, el Excmo. Sr. D. Antonio 
Tenreyro y Caveda , conde de Vigo , caballero de la 
real y distinguida Orden de Carlos III , condecorado 
con la cruz del ejército asturiano, senador del reino, 
consejero real ordinario, viceprotector del Conserva- 
torio de música y guitarrista aficionado muy distin- 
guido. (Véase el dia 6 de Enero, t. i. ) 

(N. I) Dia 24, 1827. Nace en Vargas, provincia 
de Toledo, D, Gregorio Capdevila y Suarez. Estudió 
el solfeo con su señor padre, y el dia 1." de Marzo 
de 1847 ingresó en el Conservatorio como alumno de 
la clase de trompa, hasta el dia 2 de Abril de 1856. 
También asistió ala de contrabajo desde l.^de No- 
viembre de 1849 hasta igual dia del mismo mes del 
año 1851. Durante sus estudios en el expresado Con- 
servatorio hizo en 1848 oposición á la plaza de trom- 
pa de la Real Capilla , de cuyas resultas , dándose á 
conocer, le escrituraron como segunda de la, orquesta 
de ópera que actuaba en el teatro del Circo de Madrid 
en el citado año de 1848. En 1849 entró de supernu- 



308 J.* SEC. — EFlíM.— ABKIL 24.— SOS. 

merario del real cuerpo de Guardias Alabarderos, cuya 
plaza desempeñó durante seis años, al cabo de los cua- 
les obtuYO la propiedad por fallecimiento de D. Anto- 
nio Pero , continuando desempeñándola en Setiembre 
de 1868. En 1850, al inaugurarse la ópera en el teatro 
Real de Madrid, formó parte de la orquesta como se- 
gundo trompa , y después de cinco años de haberla 
desempeñado, ocupó la de primero de segundos. En 
los celebrados conciertos que se dieron en Madrid 
en 1849 en el salón construido ad lioc^ calle de la Vic- 
toria, formó parte de su orquesta, y desde entonces 
ha sido constantemente individuo de todas las socieda- 
des de coíiciertos , incluso de la que ha sido dirigida 
por los Sres. Barbieri, Gaztambide y Monasterio. 

(I) Día 24, 1834. Nace en Madrid D. Antonio 
Sos. El dia 22 de Setiembre de 1845 fué matriculado 
como alumno del Conservatorio, siendo su profesor de 
piano D. Pedro Albeniz, hasta que, habiendo fallecido 
éste, continuó sus estudios en el propio establecimien- 
to con el Sr. Mendizábal , que terminó en Junio de 1858, 
en que obtuvo, en los concursos públicos de piano 
efectuados en el citado Conservatorio, el primer pre- 
mio. Después fué propuesto por la junta de señores 
profesores en primer lugar de la terna que se formó 
para ocupar las vacantes ocurridas por el fallecimiento 
de los maestros Sánchez Allú y Castellano, profesor 
éste de solfeo y de piano aquél , cuyas plazas desem- 
peñó durante una larga temporada, hasta que el 19 de 
Mayo de 1873 fué nombrado profesor auxiliar de piano 
del expresado Conservatorio, con el sueldo anual de mil 
pesetas. 

Este maestro ha escrito algunas piececitas para 
piano sólo, y también para canto y piano, que han me- 
recido la aprobación de los inteligentes. 



■5 .'SKC.-EFEM .-ABRIL, 24.-ALBUDE1TE.-25, MARnNEZ.-SANTAM.VRINA.-SANCHEZ. 309 

(N. *) Dia 24, 1856. Muere enMadrid el Excmo. se- 
ñor marqués de Albudeite (Véase el dia 15 de Diciem- 
bre.) Fué uno de los aficionados más notables que había 
en su época en Madrid, pero sobre todo en el piano no 
conocia entre los de su elevada jerarquía quien le 
aventajara, luciendo su rara habilidad en los celebra- 
■ dos conciertos que se daban en casa de sus señores 
padres , nuestros buenos amigos los Excmos. señores 
marqueses de Valparaíso, de los cuales damos una lige- 
ra noticia ó reseña al hablar de su hermana la ilustrísi- 
ma señora doña Joaquina Bernuy y Váida (7 Febrero) en 
el tomo I , pág. 212 de esta obra. Albudeite fué dis- 
cípulo del acreditado maestro Villalba (8 Mayo). 

(*) Dia 25, 1698. Nace en Madrid el compositor 
D, Alfonso Martínez. 

( N. I ) Dia 25 , 1849. Nace en Madrid D. Clemente 
Santamarina y Guijarro. El día 6 de Marzo de 1861 in- 
gresó en el Conservatorio como alumno , y en los con- 
cursos públicos de órgano efectuados en el mismo 
establecimiento en Junio de 1868 obtuvo el primer 
premio, siendo su profesor D. Román Jimeno (18 
Noviembre). 

(N. I) Dia 25, 1853. Nace en Mal partida de Pla- 
sencia, provincia de Cáceres, D. Salvador Sánchez 
Bustamante y Herrero. En Diciembre de 1863 fué ma- 
triculado como alumno del Conservatorio, y en los con- 
cursos públicos de piano efectuados en dicho estable- 
cimiento en Junio de 1870 obtuvo el primer premio, 
siendo discípulo de D. Dámaso Zabalza, el mismo que 
obtuvo en composición en Junio de 1875 en los con- 
cursos públicos de dicha enseñanza , siendo discípulo 
del Sr. Arrieta. En el certamen musical efectuado en 
Madrid en Setiembre de 1871, á propuesta de la socie- 



310 • 1/ SEC. — EFEM. ABRIL 25. PEÑALVER. LAHOZ. 

dad El Fomento de las Artes ^ ganó asimismo el pri- 
mer premio de piano. 

( N. I) Dia 25 , 1854. Nace en Tremp (Lérida) doña 
María Peñalver y Boixados. En Diciembre de 1870 fué 
matriculada en la clase de piano del Conservatorio , y 
en los concursos públicos de dicha enseñanza efectua- 
dos en el propio establecimiento en Junio de 1872 ob- 
tuvo el primer premio, siendo di^cípula del Sr. Men- 
dizábal. 

Dia 25, 1868. Muere en Madrid , á las cuatro de 
la mañana, calle del Fomento, núm. 17, nuestro que- 
rido amigo el distinguido pianista compositor D. Flo- 
rencio Latioz y Otal. (Véase el dia 11 de Mayo.) En 
verdad que no causó poca sorpresa y sentimiento á 
todos los profesores de Madrid, y aun de España, la 
inesperada y casi repentina muerte de este excelente 
profesor, pues que ocurrió cuando disfrutaba, al pare- 
cer, de mejor salud que nunca, y cuando nadie podia 
sospechar tan irreparable pérdida. Si Lahoz era apre- 
ciado y querido como músico , no lo fué menos como 
hombre en sociedad. Amante y correspondido como el 
que más de su familia , gozaba de una gran simpatía y 
estimación con todos sus amigos y comprofesores, que 
tenían en él un sincero y leal compañero, dispuesto 
siempre á complacer á todos los que tenían necesidad 
de sus servicios. Nosotros le molestamos no pocas ve- 
ces para sacar apuntes de los libros de nuestra Socie- 
dad artísiico-musical de socorros miUuos, q^®, como 
secretario que era de la contabilidad de la misma , es- 
taban en su poder, y siempre le hallamos, no sólo 
dispuesto á complacernos, no obstante los muchos 
quehaceres que le ocasionaban los, asuntos de lainis- 
ma, sino también hasta á ayudarnos varias veces en 
nuestra tarea, lo cual consignamos con tanto más gus- 



1." SEC. — EFEM. — ABRIL 25. — LAHOZ. . 311 

to , cuanto que así podemos darle un público testimo- 
nio de nuestra gratitud y una ligera prueba de la 
constante amistad que desde muy joven le profesá- 
bamos. 

La expresada Sociedad es deudora á Lahoz de lo 
mucho que trabajó y se afanó en pro de los intereses 
de la misma , como se ve en la Memoria inserta en el 
Anuario del año viii de la propia Sociedad , y cuya ex- 
celente Memoria, redactada y leida eldia 11 de Mayo 
de 1868 á la junta general por nuestro amigo don 
Rafael Hernando (31 Mayo) como secretario general, 
recomendamos vivamente á nuestros lectores. Casi 
toda la prensa de Madrid y gran parte de la de España 
dedicó algunas sentidas frases á la muy dolorosa pér- 
dida de nuestro amigo , para expresar , además de su 
aflicción , el aprecio que Lahoz se merecía como acre- 
ditado músico. En la Revista y Gaceta Musical de 
Madrid del dia 23 de Abril de 1868, año II, núm. 17, y 
en El Artista del 30 de Abril de 1868 , año III , núm. 44, 
se leen algunos breves apuntes biográficos de Lahoz; 
pero vamos á trasladar aquí los que nos dio su herma- 
no D. Manuel, también profesor de música, sobre los 
estudios y obras escritas por Lahoz. Dicen así: «D. Flo- 
rencio Lahoz y Otal nació en la villa de. Alagon , pro- 
vincia de Zaragoza , el dia 11 de Mayo de 1815. A los 
ocho años de edad principió los estudios de la música 
con su señor padre D. Miguel, organista de la citada 
villa , hasta cumplir los quince , en los que , hallándose 
ya bastante instruido en el solfeo y piano, pasó á Zara- 
goza á continuarlos con D. Antonio Sanclemente, or- 
ganista de San Pablo en dicha ciudad , y á quien su- 
plía Lahoz varias veces tocando el órgano, estudiando 
á la vez la composición con D. Pedro N..., maestro de 
capilla de la Seo. Al poco tiempo de hallarse en Zara- 
goza se dedicó á dar lecciones de piano con mucha 
honra y provecho , hasta que en 1840 pasó á Madrid á 



312 1/ SEC. — EFEM. — ABatL 26. — FUENTES. 

perfeccionarse en el piano, bajo la dirección del acredi- 
tado D. Pedro Albeniz ( 12 de este mes) , maestro del 
Conservatorio, y la composición con el sabio D. Inda- 
lecio Soriano Fuertes (21 de Noviembre). Entre las va- 
rias obras musicales escritas por Lahoz se hallan la 
popular Jota aragonesa con 42 variaciones y cinco 
cantos, cuya composición, como igualmente otras va- 
rias , dedicó á su maestro Albeniz ; otra Jota escribió 
también después con 36 variaciones y 12 melodías 
para cantarse con letra ; una sinfonía á grande orques- 
ta presentada al Liceo de Madrid con motivo de un 
concurso que tuvo lugar ; varias Misas á dos , tres y 
cuatro voces para pequeña y grande orquesta; tres zar- 
zuelas, Cleopatra^ La aventura de Marruecos y La la- 
vandera de Manzanares ; varias fantasías para piano 
sobre motivos de diferentes óperas ; infinidad de wal- 
ses, polkas, habaneras, redowas y gran número de me- 
lodías para canto y piano, entre las que recordamos: 
El dolor ^ La moribunda^ El esclavo, El sauce, etc., etc. 

Dia 26, 1768. Muere en Valencia el acreditado 
compositor de música sagrada D. Pascual Fuentes , que 
habia nacido en Albaida , provincia de Valencia , á prin- 
cipios del siglo XVIII. El dia 8 de Junio de 1757 fué nom- 
brado maestro de capilla de la catedral del expresado 
Valencia, después de haber ejercido este mismo cargo 
por espacio de muchos años en la iglesia de San An- 
drés de la misma ciudad , habiendo sido considerado 
como uno de los más dignos representantes de la bue- 
na escuela valenciana de música religiosa. Fuentes ha 
dejado un gran número de salmos, Misas y motetes, 
desde seis hasta doce voces reales , y otras varias Mi- 
sas, Te Deum y villancicos con orquesta. (Copiado de 
la Biografía universal de músicos del Sr. Fetis, tomo iii, 
pág. 352; París, 1862.) En el Diccionario técnico, liis- 
tórico, etc., ^kg. 189, Madrid, 1868, se lee de este 



i.' 3EC. — KFEM. — ABRIL 26. — FBUNANDE:^. ^ 31^ 

maestro lo mismo que dejamos apuntado más arriba, 
sin más diferencia que el suponer que falleció el 8 de 
Junio de 1768, cuya fecha del 8 de Juniode 1757 es en 
la que fué nombrado maestro de la catedral de Valen- 
cia, y no el dia de su defunción. 

(*) Dia 26, 1817. Nace en Hellin sor Vicenta del 
Buen Pastor Fernandez Montesinos. (Véase el dia 13 
de Febrero, en este tomo.) El dia 5 de Setiembre de 1826 
entró de educanda en el convento de Santa Clara del 
mismo pueblo de su naturaleza; en 1829 tomó el há- 
bito de religiosa en' el propio monasterio, en donde 
profesó en 1833. Se puede decir que su grande afición 
á la música fué solamente su maestro, pues si bien la 
organista del propio convento, que era á la vez maes- 
tra de novicias, le dio las primeras lecciones de sol- 
feo, y luego D. Robustiano Hernández (Setiembre 28) 
la inició en la armonía , sor Vicenta aprendió por sí 
sola, llegando á ser, no sólo la organista de su conven ; 
to, si que también la directora en la parte de música. 
Cuando en 1844 estuvo por vez primera el autor de 
esta obra en Hellin y conoció personalmente el gran 
talento musical de la monja sor Vicenta, les enseñó 
una solemne Misa con orquesta de su composición, 
que fué desempeñada , así por las monjas cantantes, 
que las habia de excelentes voces , como por la or- 
questa, de un modo admirable'; pues todos los que pu- 
dieron penetrar en el santo templo salieron sorprendi- 
dos y admirados de la solemnidad y perfección con 
que fué desempeñada nuestra pobre composición. 

Esta gran mujer, sor Vicenta del Buen Pastor, que 
á lá edad de cuatro años sabía leer con perfección, que 
fué abadesa de su monasterio durante catorce años, 
desde 1858 al 1863 la primera vez , y después de 1867 
al 1876 , y que en algunos de ellos se vio la comuni- 
dad en grandes apuros para poderse proporcionar el 



314 1." SEC. — EFEM. — ABRIL 26, ZABALA. — 27, G ARISUAIN. — CASELLAS. 

pan de cada dia^ ella, con su gran talento y con su 
modo de obrar , lo proporcionaba á sus hermanas , con 
sorpresa y gratitud de las mismas ; así es que al falle- 
cer fué un dia de verdadero luto y desolación para el 
convento, pues decian á una las monjas: Hemos per- 
dido nuestra verdadera y querida madre^ acompañadas 
estas palabras con un torrente de lágrimas... Falleció 
el dia 13 de Febrero de 1876, á las ocho de la noche. 
Dedicamos estos toscos renglones á la notable ar- 
tista filarmónica y ala amiga, que continuamente nos 
mandaba obsequios y finezas para nuestros niños, pues 
todo le parecía poco para ellos... ¡ Que Dios haya pre- 
miado tantas virtudes como practicó durante su corta 
peregrinación en este valle de lágrimas ! 

(N. I) Bia 26, Í847. Nace en Bilbao D. Cleto Za- 
bala y Arambarri..El dia 16 de Noviembre de 1862 fué 
matriculado como alumno del Conservatorio , y como 
tal es uno de los muy contados que, como el señor 
Serrano (13 Marzo) , ha obtenido en los concursos pú- 
blicos efectuados en dicho establecimiento tres prime- 
ros premios. En Junio de 1865 se le acordó el de ar- 
monía ; en el citado mes de 1867 el de piano, y en el 
mismo mes de 1870 el de composición. Fueron sus 
respectivos maestros los Sres. Hernando (31 Mayo), 
Mendizábal y Arrieta (21 Octubre). 

D. Cleto es hermano del malogrado y distinguido 
pianista D. Adolfo "(18 Mayo). 

(I) Dia 27, 1751. Es bautizado en > Santa María 
de la catedral de Teruel el célebre bajonista D. Joa- 
quín Garisuain y Leta. (Véase el dia 28 de Marzo. ) 

(I) Día 27, 1764. Muere en Toledo el maestro de 
capilla de la catedral, D. Jaime Casellas , presbítero. 
El dia 3 de Abril de 1715 fué nombrado maestro de 



1." SEC. — EFEM. — ABRIL 27. — MICHANS. G15 

capilla de música en la iglesia parroquial de Santa 
María del Mar de Barcelona , plaza que obtuvo por 
oposición, siendo su contrincante el que lo era de la 
iglesia parroquial de San Justo y Pastor de la misma 
ciudad. El presbítero Casellas, cuando hizo oposición 
al magisterio de Santa María del Mar , desempeñaba 
la maestría de la villa de Granollers (Cataluña), y el 
dia 24 de Marzo de 1734 renunció el referido magis- 
terio de Santa María para ocupar el de Toledo, conti- 
nuando, sin embargo, siendo beneficiado de aquella 
iglesia de Barcelona. El dia 17 de Noviembre de 1733 
fué nombrado maestro de la catedral de Toledo , y se- 
parado el 3 de Setiembre de 1762, cuya separación no 
comprendemos , pues quizá sería renuncia, puesto que 
al pasar á Toledo , ó sea á los cuatro meses de hallarse 
en esta ciudad, dejó la plaza que tenía en Santa María 
del Mar, y no obstante su renuncia al magisterio de 
esta iglesia , continuó hasta su fallecimiento siendo 
beneficiado de la citada iglesia de Barcelona, cuyo 
magisterio habia dejado. Su inmediato antecesor en 
la expresada plaza de la catedral de Toledo lo fué don 
Miguel de Ambicia (29 Marzo), y su sucesor D. Juan 
Rosell (30 Marzo). 

(I) Día 27, 1802. Nace en Valencia la muy cele- 
brada y aplaudida cantante aficionada señora doña 
Vicenta Michans y Piquer de Dot. (Véase el dia 30 
de este mes.) * 

Con motivo de haber sido nombrado su señor pa- 
dre D. Francisco, nuestro excelente amigo, pintor de 
Cámara de S. M., recibió la joven Vicenta su princi- 
pal educación musical en Madrid , habiendo sido uno 
de sus primeros maestros el Sr. López Remacha (14 
de este mes) , y después el caballero Reart (6 de este 
mes). Era todavía muy joven, y ya daba grandes es- 
peranzas de que llegarla á ser una notabilidad en el 



316 1.' SEC. EFEM. ABRIL 27. MICHANS. 

canto, tanto por su precoz talento para la música, 
como por sus extraordinarias facultades vocales , que 
así lo liacian presentir. Efectivamente, no se vieron 
aquellas defraudadas, pues cuando apenas contaba 
diez y seis años de edad , principió á ser el encanto 
de la alta sociedad madrileña , que admiraba en la be- 
lla y joven Miclians una artista consumada, tanto por 
su mucha expresión como por su hermosa y extensa 
voz , en términos que nosotros la oimos varias veces 
hacer un adorno ó pasaje de tres octavas de extensión, 
desde el mi, tercer espacio de la llave de /¿t , á mi de 
la de sol , con tres rayas auxiliares sobre el pentagra- 
ma. Este lujo de facultades lo desplegaba muy á me- 
nudo , pero sobre todo en la cavatina de la ópera Ma- 
Tio7netto secotido , del célebre Rossini : JVon temer d'un 
haso affetto , que cantaba , como todo , de un modo su- 
blime y encantador. Así es que en un mismo concierto 
nos hacía oir, ya piezas de contralto profundo , ya de 
tiple agudo. 

Además de estas extraordinarias facultades , su voz 
era igual en toda su fenomenal extensión , de gran 
cantidad , y de una hermosísima y grata calidad, 
acompañada al propio tiempo de una sorprendente 
agilidad , la cual resaltaba aún mucho más en las es- 
calas cromáticas ascendentes y descendentes, que ha- 
cía con la misma limpieza y rapidez como pudiera 
efectuarlo un buen pianista , pudiéndose citar sus tri- 
nos como modelo de perfección. Pero todavía lo más 
admirable en la Michans, á más de lo que vamos refi- 
riendo , era la manera que tenía de cantar con tanta 
perfección y verdad todos los géneros de música ita- 
liana , así seria como bufa ; de modo que las principa- 
les cantantes italianas que alternaban con ella en sus 
conciertos, parecían meras aficionadas. ¿Y qué dire- 
mos de esta extraordinaria aficionada cuando hacía 
oir nuestro género andaluz, acompañándose á la gui- 



1.' SEC. — EFEM. — ABRIL 27.— MICHANS. 317 

tarra"^ Era imposible escucharla sin entusiasmarse y 
enloquecer de alegría. En los conciertos semanales 
que daban sus señores padres, asistía todo lo más no- 
table que encerraba Madrid , así de la grandeza, como 
de las letras y las artes, teniendo también la alta 
honra de verse favorecidos con la continua asistencia 
de S. A. R. el Sermo. Sr. Duque de Angulema, acom- 
pañado de toda su corte. El dia 31 de Agosto de 1824 
contrajo en Madrid matrimonio por poderes con nues- 
tro amigo el Sr. D. Jaime Dot, y el dia 26 de Diciem- 
bre de 1826 se reunieron los desposados en Barcelona, 
en cuya capital dieron muy grandes y repetidas re- 
uniones filarmónicas, que hicieron época en la ciudad 
de los condes. 

En sus salones se daba cita toda la elegante so- 
ciedad barcelonesa, y también la aristocracia musical, 
tanto de profesores extranjeros y nacionales como de 
aficionados, y allí se cantaba , no sólo la música más 
escogida y nueva que se conocía, tanto en arias como 
en dúos y tercetos, si que también piezas concertantes, 
cual no se habían oído mejor en parte alguna. Y no se 
crea que en lo que vamos relatando haya pasión de 
amistad, ni mucho menos exageración, porque tanto 
en Madrid como en Barcelona viven todavía hoy dia 
(Setiembre de 1868) varios de los que asistieron á esas 
solemnidades musicales, que podrían corroborar todo 
cuanto venimos notificando á nuestros lectores, así 
con referencia á esos grandes conciertos de la señora 
de Dot, como de su extraordinario mérito musical. A 
fines de 1830 volvieron estos señores á Madrid, y como 
Fernando VII tenía muchas noticias de la referida se- 
ñora por su notable habilidad filarmónica , y en vista 
de sus grandes deseos de oiría, la mandó ir á la Gran- 
ja, en donde se hallaba la corte de jornada ; á media- 
dos de Agosto de 1831, y no obstante de hallarse muy 
ronca y de haber recibido un gran susto , pues al en- 



318 1." SEC. — EFEM.— ABRIL 27. — MlCHANS. 

trar en la antecámara real se le abalanzó un perro y la 
destrozó el vestido de encaje que llevaba , cantó tan 
admirablemente y entusiasmó tanto á SS. MM., que la 
reina Cristina, como tan conocedora é inteligente que 
era en la música, la prodigó y dispensó mil elogios y 
parabienes, nombrándola áesáelMégo primera adicta 
facultativa del Conservatorio. 

Y para que se comprenda desde luego el efecto que 
produjo en la corte el mérito musical de la señora de 
Dot, copiamos á continuación lo que dijo entonces el se- 
manario titulado Cartas españolas , publicado en Ma- 
drid por D. José María Carnerero , Setiembre de 1831, 
tomo II, pág. 223 , y es lo siguiente , si bien con el 
lenguaje modesto propio de la época en cuyos escritos 
aparecian el nombre de los Reyes , pero que da á en- 
tender muy terminantemente el entusiasmo que la 
Dot produjo á SS. MM. 

«boletín. 

»E1 dia 2 del corriente mes de Setiembre (1831) 
tuvo el honor de cantar en presencia de nuestros au- 
gustos Soberanos doña Vicenta Michans de Dot, señora 
que, entre las aficionadas á la música, goza de una 
opinión muy distinguida. Se presentó, según la orden 
que se la habia comunicado , á la una y media de la 
tarde, y fué recibida con la afabilidad que constituye 
el carácter de SS. MM. , que se ponian á comer. Al 
piano, y acompañada por D. Mariano Lidon, cantó 
doña Vicenta Michans la cavatina de Armando , de la 
ópera el Crociato., del maestro Meyerbeer, que nues- 
tros amados Reyes manifestaron oir con complacen- 
cia. Al precepto del Monarca, tomó la guitarra y cantó, 
acompañándose ella misma, las seis canciones espa- 
ñolas siguientes : El ¡Serení de los ciegos , El Requie^ 
brOyEl Za-piliy El Lelé^ El Alza-pilili y El Puente. En 



1." SEC. — EFEM. ABRIL 27. — ALONSO. 319 

seguida volvió al piano, y acompañada por el mismo 
D. Mariano Lidon, cantó unas seguidillas atiranadas, 
£1 Caramba y El Serení^ de D. Ramón Carnicer. El 
Rey nuestro Señor ^ cuyo carácter, eminentemente es- 
pañol, le hace conceder señalado aprecio á todo lo que 
es de la tierra en donde la Providencia colocó su excelso 
Trono, la hizo repetir algunos de los jaleos que antes 
habia cantado á la guitarra , y, por último , quiso tam- 
hien que cantase una cavatina italiana , oyendo , y lo 
mismo S. M. la Reina nuestra Señora, con las más 
declaradas muestras de bondad , una de la ópera El 
Temistocles , del maestro Pacini. 

»En el tiempo que doña Vicenta Michans tuvo la 
honra de estar en presencia de SS. MM. , les mereció 
que se dignasen hacerle varias preguntas , manifes- 
tando satisfacción de que cantase con la verdadera es- 
cuela italiana sin haber salido de España, y dejando 
á la interesada penetrada de aquella profunda gratitud 
y contento que nuestros Soberanos inspiran siempre 
€on la augusta protección que conceden á las artes y 
á ios que tienen la fortuna de cultivarlas con acierto.» 

Nosotros nos honrábamos con la íntima amistad 
de los señores de Dot , de quienes recibimos repetidas 
finezas y distinciones, que jamás olvidaremos , y por 
esto mismo hemos consagrado estos mal trazados ren- 
glones, en justo y merecido elogio de la más notable 
filarmónica aficionada que hemos oido , y en prueba 
de nuestra profunda gratitud y sincera amistad. De- 
bemos manifestar asimismo que el Sr. D. Jaime Dot 
era un distinguido escritor y poeta , pues nos consta 
que dejó algunas poesías de mucha estima. 

(I) Dia 27, 1803. Muere en Madrid, calle de Pre- 
ciados, núm. 31, D. Manuel Alonso, sochantre de la 
Real Capilla, y cantante aficionado muy notable. Ha- 
bia nacido en la villa de Samper de Calanda , en Ara- 



320 1.' SEC. EFEM.— ABRIL 27. — BORBON. 

gon. Por real resolución de 7 de Octubre de 1783 fué 
nombrado en clase de teniente de sochantre de la ex- 
presada Real Capilla , y al fallecer sólo contaba cua- 
renta y cuatro años de edad. 

Dia 27 , 1806. Nace en Ñapóles S. M.la reina de 
Es'paña doña María Cristina de Burlón^ cantante dis- 
tinguidísima y fundadora de nuestro Conservatorio 
en 1830. (Véase el dia 22 de Agosto.) Si bien estamos 
persuadidos de que nuestra tosca pluma se halla muy 
distante de poder trazar dignamente, aunque no sea 
más que unos cortos renglones, para dar á conocer los 
grandes conocimientos musicales de la augusta Reina 
que estableció nuestro Conservatorio, debemos, sin 
embargo, hacerlo, en vista de la carga tan pesada que 
nos hemos impuesto al dar á luz la presente obra; y 
á pesar de no poder efectuarlo cual es debido al grande 
objeto que lo requiere, lo consignaremos, no obstan- 
te, según nuestro escaso talento pueda, pero con la 
sinceridad, llaneza, lealtad y verdad que acostumbra 
á hacerlo todo corazón de artista agradecido y obliga- 
do á sus protectores. 

A S. M. la reina doña María Cristina , como aficio- 
nada músic^, inteligente, profunda conocedora, y entu- 
siasta por el arte divino , no creemos que hubiera quien 
la aventajase. Cantaba y tocaba el piano como artista 
verdaderamente consumada , y su manera de expresar 
y de sentir podría servir de modelo á muchos artistas' 
notables. Su voz, de mezzo soprano, era de una pasto- 
sidad y dulzura incomparables : su discernimiento ó 
criterio musical, extraordinario, puesto que muchas 
veces, al oir á alguna de nuestras discípulas, al mo- 
mento nos clasificaba su mérito, así como los de- 
fectos orgánicos que tenía , cual pudiera hacerlo un 
jurado compuesto de los maestros más acreditados. 
No sabemos quienes fueron los primeros profesores 



l.'SEC. — EFEM. — ABRIL 27. — BOnBON. •.]'2 I 



que tuvieron la alta honra detener por discípulaá tan 
ilustre aficionada , pero sí sabemos que lo,- fueron des- 
pués nuestros distinguidos amigos los Sres. Valldemo- 
sa, de canto, y Guelbenzu, de piano. Afortunadamente 
no podemos hablar de la augusta reina Cristina como 
Gobernadora que fué del reino, porque bajo' tal con- 
cepto la historia y la posteridad quedan encargadas 
de hacerlo , pues como es terreno vedado para nos- 
otros , de lo que nos alegramos inmensamente , no po- 
demos penetrar en él ; pero en lo perteneciente al 
inmenso bien que hizo al arte músico español y 
cuánto éste la debe, lo mismo que sus profesores, esto 
lo sabe la España toda y el mundo entero, sin que nos- 
otros, pobres narradores déla vida artística de la excel- 
sa Cristina, tengamos precisión ni necesidad de decir- 
lo. Sin embargo , vamos á consignarlo tan lacónica- 
mente como nos sea posible. Apenas pisó S. M. el suelo 
español, lo primero que hizo fué aconsejar ásu augus- 
to esposo el rey D. Fernando VII para que estableciera 
un Conservatorio de música , pues que en verdad era 
muy bochornoso para una nación como la española, 
el que careciera de un establecimiento con el que con- 
taban casi todas las potencias de Europa. No tendrían, 
pues, tan poca fuerza las razones que para ello alega- 
ría la Reina á su consorte, cuando éste, por real orden 
de 15 de Julio de 1830, le instaló, con el significativo 
y expresivo título de Beal Conservatorio de música 
de María Cristina , y para dar con él una prueba bien 
palmaria de que á ella sola se debía tal institución, 
por lo que no comprendemos las causas que hayan 
motivado para haberse cambiado por tres veces el ex- 
presado título, por más que las circunstancias políti- 
cas, al parecer, asilo hayan aconsejado, puesto que 
las Bellas Artes, y, si se quiere, aún más que ninguna 
de ellas la música^ no tienen ^«/n(3! ni opinión, y que, 
por lo mismo, creemos que no ha sido acertado en un 

TOMO II. 21 



322 1.' S'eC. — EFEM. — ABRIL 27. — BORBOff. 

establecimiento puramente artístico, esa continua va- 
riación de nombres , que, á nuestro humilde parecer, 
debia haber conservado constantemente el primitivo, 
por razones que están al alcance aun del hombre más 
miope, y también por aquello que dicen nuestros veci- 
nos de allende los Pirineos: Le nom ne faiteas rien a la 
cliose. Las ventajas que la España ha reportado de la 
fundación del Conservatorio son inmensas, colosales, 
pues que infinidad de familias , de pobres y oscuras 
que eran , son , después de efectuados sus estudios 
aprovechados, muy felices, disfrutando en la sociedad 
una posición , no sólo desahogada , sino que algunos 
hasta aventajada, así en consideraciones como en uti- 
lidades. Pasaban ya de 4,233 los alumnos de ambos 
sexos que en Setiembre de 1868 se habían matricu- 
lado en dicha Escuela desde su instalación, y no cree- 
mos exagerar si decimos que casi la mitad de ellos 
han debido su suerte á la instrucción recibida en el 
citado establecimiento. ¡A cuántas bendiciones, pues, 
no es acreedora la magnánima reina Cristina por su 
feliz y caritativa idea en su fundación ! ¿Y quién 
duda que las obtendrá y se las darán de lo íntimo de 
su corazón todos los que al Conservatorio deben su 
suerte, así como también á las Cortes y al ilustre Go- 
bierno que continúan sosteniéndolo ? No queremos ni 
debemos dejar pasar esta oportunidad que se nos pre- 
senta, para hacer constar aquí que en Marzo de 1866, 
se presentó á los Cuerpos Golegisla dores y al gobierno, 
un estado muy aproximado de lo que se calculaba que 
en aquella fecha ganaban anualmente los alumnos del 
mismo establecimiento en el ejercicio de su profesión, 
y subió la suma á la fabulosa cantidad de ¡7.292,000 
reales! Estos datos hablan muy alto en pro de una 
institución que, por desgracia, ha contado siempre con 
enemigos y detractores, y que sin embargo de lo mal 
reglamentado que, según algunos mal contentadizos, 



1.* SEC. — EFEM.^ABRII, 27. UOUBON. 323 

se hallaba , los resultados que ha dado han sido y son 
de los más brillantes que se podian esperar, tanto para 
el arte como para las clases pobres que á él se han de- 
dicado; y no hay que olvidar que los que asisten alas 
aulas del colegio expresado sean , después al salir de 
■ellas, mendicantes de los destinos del Estado, como 
sucede con otras escuelas ó institutos, que al termi- 
nar sus estudios son casi todos ellos pretendientes que 
asaltan y agobian á los ministros para que les den un 
lugar, por pequeño que sea, á fin de poder principiar á 
chupar (dispénsesenos la frase) de la teta nacional y^s 
decir, del presupuesto. Los músicos , después de con- 
cluidos sus estudios , no suben las escaleras de los mi- 
nisterios , y por consiguiente no pisan sus salones en 
busca de pan, porque cada uno de ellos se lo procura 
del modo más decoroso y honroso que puede y obtiene, 
según su capacidad y estudios efectuados con aprove- 
chamiento. Pues bien: tanta utilidad como reporta la 
nación de un establecimiento de la importancia del 
que nos ocupa, sólo le costaba anualmente, desde su 
fundación hasta 1868, unos años con otros... de diez y 
ocho á veinte mil duros á lo sumo... ! 

Pero esta pequenez de gastos se explica diciendo 
que, á pesar de tener el Conservatorio en esa fecha unos 
treinta y seis maestros, casi en su totalidad los pri- 
meros músicos de España, descartando solamente de 
éstos el que traza estos desaliñados renglones , es por- 
que tenian unos sueldos reducidísimos , pues la ma- 
yor parte de ellos eran de seis mil reales anuales , y sólo 
dos profesores disfrutaban el más alto, que era el de 
diez y seis; todos los demás percibían desde doce para 
abajo; y hay que tener en cuenta al propio tiempo que 
de la expresada cantidad de diez y ocho ó veinte 
mil duros, se pagaban, además délos sueldos referidos 
de los maestros , el de los dependientes de la secreta- 
ría, que eran tres, y también el del conserje, el de 



■324 1.° SEC. — EFEM. — ABRIL 27. — BORBON. 

dos señoras inspectoras, el de dos mozos de oficios y 
el del portero, como asimismo los gastos del material, 
que subian á unos sesenta mil reales al año , y las pen- 
siojies de los alumnos agraciados con ellas , que im- 
portan anualmente %inos ([uince mil reales. SI que esto 
relata , después de treinta y odio años cum^plidos de 
profesor, sólo percibía doce wÁl reales anuales^ no obs- 
tante de ser el más antiguo ó decano de los maestros 
del mismo Conservatorio. Dígasenos ahora si es digno 
de una nación tan magnánima, tan culta é ilustrada, 
como lo es España, el que se haya alguna que otra 
vez ni siq^uiera intentado suprimirlo^ como por des- 
gracia ya ha sucedido, so pretexto de ahorros. . . ¡Veinte 
mil duros en un presupuesto de más de dos mil millo- 
nes de reales! ¿Qué significan ó representan en compa- 
ración del gran bien que él reporta á las clases todas, 
y aún mayor á las pobres de la nación, prescindiendo 
también, si se quiere, de la gloria que da á ésta? 
Sobre este particular , ya nosotros lo hemos consig- 
nado en un folleto que dimos á luz en Mayo de 1868, 
especificando los alumnos aventajados de canto que 
habia dado el Conservatorio á los teatros , así nacio- 
nales como extranjeros, y también que estas gran- 
des orquestas, tan aplaudidas y celebradas en Madrid, 
están compuestas en su mayoría , sobre todo la parte 
de cuerda, de discípulos del mismo establecimiento. 
Insistir sobre la utilidad y aun necesidad de esta Escuó- 
lamusical^ sería ofender el ilustrado criterio de los es- 
pañoles , que ya lo comprenden y saben de sobra , como 
asimismo conocen que sería el baldón más grande 
para España, el imaginar siquiera suprimirlo en una 
época en que se presume de luces, de ilustración y de 
libertad; tanto más, habiéndolo establecido un Rey 
absoluto ^ enemigo, según decían, de ambas cosas, 
cuanto por tenerlo hace ya muchísimos años todas las 
naciones cultas,, y alguna de ellas desde el siglo xvi. 



,1.' SEC. — EFKM. — ABRIL 27. — BOnUON. 325 

Después de esta breve digresión, permítasenos con- 
signar aquí nuestro humilde voto de gracias á la au- 
gusta Cristina, en nombre propio y en el del arte mú- 
sico español, por su benéfica idea en el estableci- 
miento del Conservatorio de música, al mismo tiempo 
que creemos deber hacer público que sin las circuns- 
tancias políticas de Julio de 1854 hubiera tenido la 
misma Reina la inmarcesible gloria de establecer la 
ópera española , pues por su voluntad expresa se dis- 
puso dar en el Conservatorio ia primera representa- 
ción de la ópera seria en tres actos , Boabdü , último 
rey moro de Granada , música del autor de esta obra; 
pero después de varios ensayos al piano, y en atención, 
primero á una desgracia de familia que tuvo la señora 
Mora (18 Marzo), en cuya ópera debia desempeñar la 
parte de contralto , y después por las ocurrencias polí- 
ticas ya expresadas, se tuvo que desistir de poner en es- 
cena en el teatro del Conservatorio la referida ópera; 
pues á no haber mediado estos dos inesperados contra- 
tiempos, la ópera española, ó nacional, se hubiese pro- 
bablemente establecido desde esa época en España de 
un modo estable y verdadero , y en vista también de la 
augusta protección que la dispensaba la inmortal fun- 
dadora de nuestro Conservatorio. Y téngase en cuenta 
asimismo que, tanto por esta circunstancia , como por 
la ciega fé que casi desde niño ha tenido y tiene el 
autor músico del BoaMü en el buen éxito de nuestra 
ópera nacional, pues lo ha acreditado siempre con los 
inmensos sacrificios que por su instalación ha hecho, 
no titubeó un solo instante en fiar el desempeño de su 
obra á alumnos del citado establecimiento , lo cual , si 
hubiese dado su primera representación los buenos re- 
sultados que confiadamente se esperaban , habría sido 
una gloria envidiable, tanto para S. M., promotora de 
ello , como para el arte músico y la nación , que ocu- 
paría hace ya veinticuatro años, entre las extranjeras, 



326 1/ SEC. — EFEM. — ABRIL 27. — BORBOrT. 

el rango y categoría que, aun sin esta circunstancia,, 
pero que con ella sería doble mayor, merece y ha me- 
recido siempre ocupar. 

Concluyamos ya, pero no será sin dar antes nues- 
tras más expresivas y profundas gránelas á S. M. la 
reina Cris tifia por las deferencias y atenciones que 
personalmente la hemos merecido siempre y en todas 
ocasiones , pues ella fué la que, estando de Gobernado- 
ra del reino, nos ascendió á maestro de canto con pre- 
ferencia á los que iban en la terna, presentada por la 
junta facultativa del Conservatorio, y estando nosotros 
ausentes de España con real licencia , ella fué la que 
nos hizo dar alguna cantidad de los atrasos que tenía- 
mos de nuestro sueldo para ir á París á estudiar el re^ 
glamento de aquel Conservatorio ; ella fué la que dis- 
puso la representación de nuestra ópera española 
Boabdü , que no tuvo efecto por las causas imprevis- 
tas ya manifestadas; ella fué la que, sin que nosotros 
lo solicitáramos, nos nombró caballero de la distingui- 
da orden de Carlos III; y ella, por último, se dig- 
nó mandarnos abonar mil reales para la suscricion 
á esta obra. ¡ Que Dios la haya recompensado tantos 
beneficios , ya que nosotros sólo podemos pagarla con- 
servando en nuestro corazón tena eterna gratitud y 
rogando al Señor por su alma ! 

Ahora vamos á dar cuenta á nuestros ilustrados lec- 
tores de la opinión que formaron varios periódicos, 
sobre todo los artísticos y literarios, con respecto á la 
desacertada reforma del Conservatorio de música , así 
como la exposición que nosotros, con motivo de ha- 
llarnos de director interino del mismo, elevamos al se- 
ñor ministro de Fomento, para evitar que este señor 
diera un golpe ad irato y sin conocimiento de causa 
al indicado establecimiento; de su resultado van á en- 
terarse nuestros indulgentes lectores. Debemos adver- 
tir que nosotros no conocíamos , ni de vista , á los se- 



1.* SEC. — EFEM. — ABRIL 27. — IlOnBON. ."'27 

ñores que firman los artículos que á continuación tras- 
ladamos, y que con tan brillantes colores pintan el 
mal efecto que hablan producido en el mundo musical 
las reformas efectuadas , sin ventajas para el arte , y 
mucho menos con economías para la nación. 

Damos á los Sres. Cañáis y Arroyo, en nombre pro- 
pio y en el de todos los amantes de nuestras glorias 
filarmónicas, las más expresivas gracias por la' defen- 
sa tan digna y noble que hacen de un establecimien- 
to de la importancia y utilidad como es el de que 
se trata , y también se las damos aún mucho más ex- 
presivas , por los elogios inmerecidos que se dignan 
dispensarnos, lo cual nos sirve de alguna recompensa 
por los largos años que hemos empleado trabajando con 
el mayor afán é interés en pro del ya mencionado Con- 
servatorio y del arte que con tanto orgullo , pero sin 
recompensa alguna , profesamos. Dice así el primer 
artículo: 

«INCONSIDERACIÓN É INGRATITUD DEL ACTUAL MINISTRO 
DE FOMENTO. 

» Baltasar Saldosi (1). 

»Gon motivo del arreglo, ó, mejor dicho, desarre- 
glo, del Conservatorio de música y declamación por la 
actual Escuela nacional de música^ ha quedado fuera de 
dicho establecimiento D. Baltasar Saldoni, después de 
treinta y ocho años de constantes servicios y de haber 
sacrificado su juventud , su vida y su carrera de com- 
positor teatral en pro del mismo Conservatorio , en el 
cual ha contado á la vez siete profesores que habían 
sido sus discípulos , ya de solfeo, ya de canto. 



( I ) Suprimimos el p rimer período de este artículo, por ser todo 
él en elogio nuestro. 



32S 1." SEC. — EFüM. — ABRIL 27. — BORBON'. 

»Es más : hacía años que el maestro Saldoni era el 
decano del mismo, y en estos cuatro últimos meses se 
hallaba de director interino sin lialerlo solicitado. 

>>De treinta y cuatro profesores que tenía el Conser- 
vatorio, en su nuevo título de Escuela nacional de 
música., han quedado sólo doce con plaza efectiva., 
pues si bien van algunos otros maestros , es con el ca- 
rácter de ayudantes y con sueldos inferiores á muchos 
de los porteros de ministerios y otras dependencias. 

»Todavía hay más : por el Conservatorio nos consta 
dejó el maestro Saldoni de ir á Italia en 1839 cuando 
fué llamado á Milán para poner en escena una de sus 
óperas y escribir otras , cuyos documentos hemos vis- 
to ; por el Conservatorio dejó de ser. maestro del tea- 
tro ex-Real de Madrid cuando se inauguró, para cuya 
plaza le invitó su amigo el señor conde de San Luis ; y 
por el Conservatorio ha dejado pingües plazas que en 
diferentes épocas le han brindado dentro y fuera de 
España...; y sin embargo, ahora, en su vejez, se halla 
privado de su antigua cátedra , por la que tanto se ha 
sacrificado , para darla al más moderno de los cuatro 
maestros de canto que habia en el Conservatorio , y 
también casi el más moderno de todo el profesorado 
del mismo. 

»Estos datos bastan por sí solos para justificar el en- 
cabezamiento de este artículo. Estos datos , y otros mu- 
chos que podríamos añadir , bastan para que el mundo 
filarmónico se entere del pago que reciben en esta des- 
graciada nación los hombres probos y honrados, los 
activos y celosos del exacto cumplimiento de sus de- 
beres , los que , como el maestro Saldoni , han sacrifi- 
cado toda su vida por su honra , por su nombre glo- 
rioso en el divino arte, por su país, — Eduardo de Ca- 
ñáis.» (Copiado del Correo de Teatros del dia 23 de 
Enero de 1869; semanario publicado en Barcelona.) 

El del dia 23 de Abril de 1869 dice lo siguiente: 



1." SEC. — EF£M. — AnniL 27. — conuoN. ."¡¿9 

«OTRA INCONSIDERA.CION DEL MINISTERIO DE FOMENTO 
REFERENTE AL CONSERVATORIO DE MÚSICA Y DE DECLA- 
MACIÓN. 

» Después de efectuada la revolución de Setiembre 
de 1868 , se dijo , y aun se- aseguró por algunos, que 
se iba á suprimir el indicado establecimiento. Varios 
profesores del mismo se reunieron como por instinto, 
y sin que precediera aviso , en vista de las noticias 
que públicamente circulaban, y resolvieron nombrar 
una comisión para que se presentara al señor ministro 
de Fomento , exponiendo el borrón que se echarla á la 
nación con la supresión del referido colegio; la co- 
misión, compuesta de los Sres. Saldoni , Arrieta y 
Moré, tuvo una entrevista con el Excmo. Sr. D. Manuel 
Euiz Zorrilla , y después de manifestarle la utilidad del 
citado Conservatorio, le entregó además un estado, 
que se publicó en 1866, en el que consta lo que se 
calculaba que ganaban anualmente los discípulos que 
liabian sido del mencionado instituto, y la Memoria 
escrita por el Sr. Saldoni , como Director interino que 
era en aquel entonces del mismo , estaba concebida en 
estos términos : 

«Excmo. Sr.: El que suscribe, decano del Con- 
servatorio de música y declamación, y al presente di- 
rector accidental de dicho establecimiento, cree llega- 
do el caso en los momentos actuales de elevar á su alta 
ilustración los siguientes apuntes , á fin de que con 
mayor conocimiento de causa preste su poderoso apo- 
yo á esta Escuela especial, que tantos beneficios ha 
reportado y reporta á las clases más pobres de la so- 
ciedad, y que tan opimos frutos ha producido desde su 
planteamiento. 

»La influencia que el Conservatorio ha ejercido des- 
de Julio de 1830 , época de su instalación , en el arte 



330 i.' SEC — EFEM. — ABRIL 27. — BOUBON. 

español , y que le ha colocado á la" envidiable altura en 
que hoy se encuentra entre las naciones más cultas de 
Europa , lo sabe toda España. Los adelantamientos que 
consigo ha traido han sido tan provechosos y fecun^ 
dos con respecto á su utilidad moral , que excusado 
me parece el referirlo. 

»Sin embargo, como mi pensamiento sólo estriba 
en llamar la atención de V. E. sobre el punto de vista 
práctico que ha producido esta benéfica institución, 
me limitaré al presente á señalar la infinidad de fami- 
lias desgraciadas que, después de efectuados sus estu- 
dios, disfrutan en la sociedad una posición ventajosa. 

»Los alumnos matriculados desde su fundación 
exceden de 4,233 en ambos sexos , y no juzgo exage- 
rado afirmar que casi la mitad de ellos han debido su 
suerte á la instrucción recibida en el citado estableci- 
miento. 

»Y si á lo dicho se agrega que cuando en Marzo de 
1866 se publicó, siendo dignísimo director del mismo, 
en aquel entonces el Excmo. Sr. D. Adelardo López 
de Ayala , actual ministro de Ultramar, un estado de 
lo que se calculaba que en aquella fecha ganaban anual- 
mente los alumnos del mismo establecimiento en el 
ejercicio de su profesión, y que ascendía á la enorme 
suma de 7.292,000 rs., ¿podrá decirse que es exagera- 
do el beneficio incalculable que reporta esta institu- 
ción , y la indispensable necesidad de continuar aún 
con más ahinco , si fuera posible , este elemento en la 
enseñanza? 

»Estos datos , en efecto , hablan muy alto en pro de 
una escuela que por desgracia ha tenido siempre de- 
tractores , y éstos son también los resultados que ha 
producido ; resultados más brillantes de lo que espe- 
rarse debieran, atendida la insignificancia deles emo- 
lumentos asignados á los profesores , y aun por demás 
escaso número en comparación con las demás naciones . 



1." Fi:c. — KFEM. — ADnir, 27. — borbon. ,'í:)1 

■ »Ahora bien : la utilidad que reporta á la nación el 
establecimiento de que me ocupo , sólo cuesta anual- 
mente die7> y seis mil duros ^ y ésto á pesar de tener el 
Conservatorio treinta y cuatro maestros, dotados, como 
antes queda referido, de escasísimos sueldos, compa- 
rativamente con los que disfruta el profesorado en ge- 
neral, sin que tampoco participen de sus prerogativas, 
y á mayor abundamiento pagando de la antedicha suma 
los dos dependientes de la secretaría, el conserje, dos 
inspectoras , dos mozos de oficio y un portero ; como 
asimismo los gastos del material, que ascienden á tres 
mil duros ^ y las pensiones de alumnos, que importan 
unos quince mil reales. 

»¿Qué se podría añadir que no fuera pálido ante los 
citados hechos? ¿Qué representa la cantidad escasísi- 
ma que cuesta este colegio, en comparación del bien 
que reporta á las clases todas de la sociedad, en par- 
ticular á las personas de limitados recursos para cos- 
tearse por sí solas un profesor, y que en el presente 
curso se elevan á cerca de seiscientos los matriculados 
de ambos sexos? ¿Qué en comparación de los discípu- 
los aventajados de composición, canto, declamación y 
piano que han salido de esta escuela , los instrumen- 
tistas que componen las orquestas tan aplaudidas por 
propios y extraños? 

^Insistir en la necesidad de esta escuela de música 
sería ofender el ilustrado criterio de V. E., máxime 
cuando las demás naciones de Europa cuentan con va- 
rios Conservatorios , al paso que nosotros sólo uno in- 
completo , sostenido por el Gobierno , siendo nuestra 
patria la primera que abriera cátedras para la instruc- 
ción del arte divino, iniciando la senda y misión á los 
demás países, cuandá) tal vez le consideraban como 
un objeto fútil y de escasa valía. Una nueva era 
social principia, Excmo. Sr.; Francia, después de 
la revolución de 1793, fijó su atención con partícula- 



:;;;■.' 1." sec. — efem. — abril 27. — boubox. 

ridad en desenvolver la enseñanza de su Conserva- 
torio, patrocinándolo cual no lo habia sido hasta en- 
tonces , sin duda teniendo presente el celebrado apo- 
tegma del gran filósofo chino Konei : «Para saber si 
una nación está bien gobernada , ó si sus costumbres 
son buenas ó malas, examínese su música.» ¿Será 
España menos feliz? No lo puede esperar esta magná- 
nima y generosa nación del recto juicio é imparciali- 
dad de V. E., cuya vida guarde Dios muchos años. — 
Madrid 26 de Octubre de 1868.— Excmo. ^i.— Balta- 
sar Saldoni. — Excmo. señor ministro de Foiñento.» 

»E1 resultado de todo lo que se acaba de exponer, y 
la atención que- ha merecido del señor ministro tan ra- 
zonable exposición, ha sido que de treinta y cuatro 
profesores que habia en el Conservatorio de música y 
declamación , han quedado con plaza efectiva sólo doce, 
pues algunos otros que asisten á la actual Escuela 
nacional de música, título que se ha dado ahora al an- 
tes Conservatorio^ es con el carácter de ayudantes^ 
con sueldos más inferiores á muchos de varios porte- 
ros de ministerios y de otras dependencias. ¿Ha creído 
acaso el Sr. Zorrilla hacer algo útil á la nación supri- 
miendo y postergando profesores del ex-Real Conser- 
vatorio, cambiarle su antigua y propia denominación 
con la de Escuela nacional de música , y suprimir ade- 
más las cátedras de declamación? ¿Tienen comparación 
las mezquinas economías de haber suprimido algunos 
sueldos con la importancia de un establecimiento útil, 
necesario , y hasta indispensable para el fomento del 
arte...? 

»Nos parecen inútiles ya los comentarios en pre- 
sencia de los datos expuestos , y de las reformas lleva- 
das á cabo por decreto de 15 de Diciembre de 1868, pu- 
blicado en la Gaceta Oficial de Madrid del dia 20 del 
citado mes y año , en el primero y único establecimien- 
to oficial que tiene España , en su más bella y morali- 



1." SEC. — EFEM. — ABRIL 27. — BORBorf. :13:'. 

zadora arte de la música. Verdaderamente no esperá- 
bamos semejante proceder de la ilustración del actual 
señor ministro de Fomento , pues no sólo consideramos 
un desacierto completo la tal reforma , llevada á cabo 
con mengua del decoro del arte y de la nación que sos- 
tiene dicho establecimiento , si que creíamos que aten- 
derla razonadamente las exposiciones y Memorias que, 
basadas en datos positivos; le han sido presentadas. 
Aguardemos mejores tiempos: con ellos cambian las 
circunstancias ; con éstas los funcionarios públicos y 
los ministros ; y si bien cada uno de esos señores tiene 
sus influencias, sus afecciones y sus amigos particu- 
lares á que atender, como lo ha hecho el Sr. Zorrilla, 
tal vez otro con monos talento é ilustración que el ac- 
tual joven ministro atenderá las justas observaciones 
que éste desapiadadamente ha desatendido, causando 
una lágrima al arte y una sonrisa por parte de las demás 
naciones, que miran sus Conservatorios de una manera 
predilecta , sin desatender lo más mínimo que pueda 
servir para engrandecerlos , darles importancia y nom- 
bre al arte, honra y provecho al país que administran. 
— Eduardo de Cañáis. yy 

Finalmente , el propio Correo de Teatros del dia 8 de 
Junio del citado año de 1869 inserta lo siguiente , muy 
digno por cierto , como los anteriores escritos del mis- 
mo periódico, de ser tomado en consideración : 

«PETICIÓN JUSTA AL ACTUAL MINISTRO DE FOMENTO. 

»Muchos maestros líricos españoles se duelen del 
golpe dado por el ministro de Fomento al Conservato- 
rio de música , y piden con gran interés que haga con 
método la colección de todos los libros y papeles per- 
tenecientes al arte músico que se hallan archivados en 
todas las iglesias de España. 

»Apoyamos la tan acertada idea que han tenido los 



334 1." SEC. — EFEM. — ABRIL 27. — BOKBON. 

maestros de nuestra nación , y alegamos que, reunidas 
todas aquellas composiciones , los ya citados composi- 
tores podrian estudiar el método de sus antepasados y 
publicar obras sacras , ya que no se dedican á escribir 
para la escena española, 

»Sírvanos esta insinuación, ya que no podemos ha- 
cer otra cosa que propagar el progreso de las artes , y 
oiga nuestra incansable voz el actual ministro de Fo- 
mento, en quien reconocemos una precocidad nunca 
bien ponderada en todo lo que concierne al importante 
ministerio que le tiene confiado la nación. A él, que 
ha declarado la libertad de enseñanza, la de impren- 
ta, la de asociación y la de teatros, sólo en el nombre 
le pedimos todos dé amplias y duraderas libertades á 
los vates y fomentadores de artes en nuestro país , y 
que se reponga el nuevo Conservatorio titulado Escue- 
la nacional de música^ volviendo á su estado primitivo, 
y á él todos aquellos ilustres compositores que más 
nombre han alcanzado en España , de los cuales uno es 
Saldoni (1). ¿A. esto se llama adelanto? ¿A esto sollama 
protección, cuando han despreciado á artistas de gran 
valía, ocasionándoles disgustos perdurables, y con 
ellos han ultrajado el arte músico español? — Carlos de 
Arroyo y Herrera.» 

Afortunadamente hoy dia (Agosto de 1879), gracias 
á los Excmos. señores conde de Toreno, ministro de 
Fomento; Sr. D. José de Cárdenas, director general de 
Instrucción pública, y Sr. D. Emilio Arrieta , director 
del Conservatorio, ha vuelto este establecimiento á 
ocupar el rango que le correspondía entre los prime- 
ros Conservatorios del mundo, pues el número de pro- 
fesores, entre los propietarios y auxiliares, es de 40, 
y 11 dependientes, incluso el secretario, importando 
su presupuesto mensual 8,151 pesetas, ó sean 32,604 

(i) Suprimimos igualmente todas las alabanzas que nos pro- - 
diga el Sr. Arroyo, si bien se lo agradecemos en el alma. 



1.* SKC. — EFliM. — ABRIL, 'Zl . — «AHUAU. — GÓMEZ. 335 

reales, además de haber puesto su regio salón de con- 
ciertos como no tiene igual en parte alguna ; por lo 
que los expresados señores merecen un aplauso y un 
voto de gracias, por haber dejado el pabellón nacional 
filarmónico en el lugar que le correspondía á esta gran 
nación, cuya corona ciñe Alfonso XII con un ministe- 
rio presidido por el pacificador de España ydeCuba,y 
con unas Cortes ilustradísimas , y presididas, las de 
los señores diputados, por el ilustre poeta Sr. Ayala, 
que de seguro no han de escatimar nada que redunde 
en pro de las artes y de las ciencias... 

(N. I) Dia 27, 1820. Nace en Barcelona el maes- 
tro compositor D. Juan Barran y Esplugas. En el Cor- 
reo de Teatros de Barcelona del dia 9 de Octubre de 1875 
se insertó la biografía, acompañada del retrato de este 
laborioso y entendido maestro, que además de haber 
sido durante algunos años maestro al cerníalo del gran 
teatro del Liceo de Barcelona , como profesor de canto 
cuenta con un número respetable de' discípulos que le 
honran en gran manera , tanto en el teatro como fuera 
de él. El Sr. Barrau fué á Italia en 1851 á conocer los 
adelantos de su profesión en aquel país. En 1855 fué 
de maestro del teatro de la Habana. Vuelto á Barcelona 
al año siguiente, dedicóse otra vez á la enseñanza del 
canto, á cuyo fin, y para dar á conocer mejor á sus dis- 
cípulos , estableció en el teatro del Circo la Sociedad 
Lírico-dramática Barcelonesa , en donde se cantaron por 
los mismos varias óperas con éxito sumamente satis- 
factorio para el maestro y sus discípulos. 

. (N. *) Dia 27, 1859. Nace en Madrid doña Pilar 
Gómez y Riera. En Octubre de 1870 fué matriculada 
como alumna en la Escuela nacional\ de música en se- 
gundo año de solfeo, y en Octubre de 1871 en primer 
año de piano. En los concursos públicos de esta ense- 



336 1." SEC. — EFJiM. ABRIL 28. — BERMKJA. — RUIZ. — BARRERA. 

ñanza efectuados en la propia Escuela en Junio de 1877 
obtu-vo el primer premio, siendo discípula del señor 
Zabalza. 

(I) Bia 28, 1642. Muere en Toledo el maestro de 
capilla de aquella catedral D. Juan de la Bermeja, para 
cuya plaza habia sido nombrado en 14 de Noviembre 
de 1619. Su inmediato- antecesor en dicho magisterio 
lo fué D. Juan del Risco (2 Agosto ), y el sucesor don 
Luis de Garay. (JÜatálogo.) 

(I) Bia 28, 1792. Nace en Granada el aplaudido 
cantante de teatro D, José Ruiz Carmena. (Véase el 
dia 23 de Enero, t. i.) 

(N. =) Bia 28, 1844. Nace en Valladolid D. Enri- 
que Barrera y Gómez. Desde su más tierna edad mos- 
tró tan marcada predilección hacia el divino arte, que 
apenas contaba nueve años cuando, con una constan- 
cia á toda prueba , comenzó los primeros rudimentos 
de piano, y tal rapidez imprimió á sus adelantos, que 
aún no habia cumplido los quince, cuando ya su pro- 
fesor se despidió de él , considerándose innecesario. 
Pero el joven Barrera, que no podia limitar sus espe- 
ranzas, ni menos encerrar su genio en tan reducido 
estudio, trasladóse á Madrid , y el dia 1.° de Setiembre 
de 1859 fué matriculado como alumno del Conservato- 
rio en la clase de piano del Sr. Miró, y en la de armo- 
nía, en cuya asignatura obtuvo el 21 de Junio de 1861 
el segundo premio en los concursos públicos efectuados 
en dicho establecimiento. Dos años más tarde alcanzó 
el segundo premio de piano por unanimidad de vo- 
tos del jurado, y en Junio de 1865 el primero, ejecu- 
tando la difícil Sonata de Iravura de Herz. 

El 20 de Noviembre del mismo año dióse á conocer 
á sus paisanos en un brillante concierto que tuvo lu- 



I.' SliC. — EFE.M. — ABliir. 28. — BARREa-V. 337 

gar en el magnífico teatro de Calderón de la Barca, en 
Valladolid, ejecutando al piano piezas de concierto de 
gran dificultad, y dejando oir por la orquesta una sin- 
fonía y una tanda de walses que le valieron generales 
aplausos en su doble carácter de compositor y pianis- 
ta. Cuando estudiaba el último año de composición en 
el Conservatorio con el Sr. Eslava , á fin de presentarse 
k los concursos públicos para ver de poder alcanzar el 
primer premio , coincidió el anuncio de oposiciones á 
la vacante de maestro de capilla de la metropolitana de 
Burgos, á cuya prebenda aspiró, cediendo á las insti- 
gaciones de sus amigos. Mucho, hubo de vacilar ante 
la condición indispensable de tener que abrazar la car- 
rera eclesiástica , que habia de interponerse siempre 
como una remora para la realización absoluta de sus 
planes artísticos ; pero inspirándose en la fe religiosa 
de que se sentía poseído , se decidió resueltamente á 
entrar en concurso, á pesar de que carecía de una de 
las condiciones prescritas, la falta de edad. 

El cabildo de Burgos, ante las señaladas ventajas 
que en sus brillantes ejercicios alcanzó sobre los de- 
más contrincantes , hubo de agraciarle con el beneficio, 
solicitando de Roma la dispensa de edad, puesto que 
apenas contaba veintidós años. Pero en donde más re- 
salta la gloria de este artista es en el certamen de 
ópera española verificado últimamente en Madrid : su 
ópera AlaMialpa obtuvo, por unanimidad de votos del 
jurado , el primer premio. El joven Barrera es tan la- 
borioso , que á los veinticinco años son contados los 
que, como él, han escrito el número de obras que ha 
dado á luz, entre las cuales recordamos : Religiosas 
con orquesta : Magnifícat ^ Miserere , Motete de difun- 
tos, tres Motetes al Santísimo, tres Responsorios de 
Navidad, Himno Ave Maris Stella ^ Te Deum lauda- 
mus^ JDixii Dominus^ dos Salves y una Misa. Religio- 
sas orgánicas : trece Ofertorios y trece Elevaciones que 

TOMO n. 22 



338 1." SEC. — EFEM. ^ABIUL 28, GAINZA. — 29, YAÑEZ. 

está publicando la casa editorial de B. Eslava. De diver- 
sos géneros: sinfonías, walses, romanzas de salón, etc., 
etc.; y en el dramático^ la ópera premiada española 
en cuatro actos, Atahualpa , letra de D. Isidoro Gil. 
En la actualidad se ocupa , según se nos ha dicho, en 
trabajar una sinfonía para los célebres conciertos clá- 
sicos del Sr. Monasterio. 

El Sr. Barrera , estudiando las obras modelo de los 
grandes maestros, no para imitarlos, sino para dar á 
las suyas originalidad, y sin mostrar una predilección 
marcada por ningún género , cultiva lo mismo la mú- 
sica dramática que la religiosa é instrumental. (Ex- 
tractado de la biografía que del Sr. Barrera publicó el 
Correo de Teatros de Barcelona del dia 23 de Enero de 
1870, año III, núm. 4.", pág. 2.) 

Debemos advertir que el citado Correo de Teatros 
dice que el Sr. Barrera nació el dia 26 de Abril ; pero 
en los documentos del Conservatorio hemos visto que 
fué el 28 del expresado mes de Abril de 1844. 

(N. I) Dia 28, IS44. Nace en Alio (Navarra) don 
José Gainza y Garamendi. En Marzo de 1861 fué ma- 
triculado como alumno del Conservatorio de música, 
y en los concursos públicos de composición efectuados 
en el citado establecimiento en Junio de 1868 obtuvo 
el primer premio, siendo discípulo del Sr. Eslava. El 
dia 8 de Enero de 1870 fué nombrado profesor auxiliar 
de solfeo del expresado Conservatorio , con el sueldo 
de mil "pesetas anuales. 

(*) Bia 29, 1728. Muere (1) en Zaragoza , de don- 
de era natural, el celebrado organista, presbítero don 
Anastasio Yañez. 



(i ) En las Efemérides se dijo Nace, pero fué un error de 
imprenta. 



1.* SKC. — EFEM. — ABRIL 29. UODRIflUEZ. REIN080. 339 

(N. |) Día 29, 1857. Nace en Madrid doña Petra 
Rodriguez y López. En Setiembre de 1866 fué ma- 
triculada como alumna del Conservatorio en la clase 
de solfeo, y en esta asignatura obtuvo el primer pre- 
mio en los concursos públicos celebrados en dicho es- 
tablecimiento en Junio de 1869 , habiendo sido su pro- 
fesor en el tercer año de estudio D. Juan Gil. Guando 
ganó el expresado premio estudiaba asimismo el pia- 
no, y de cuya enseñanza ganó igualmente el primer 
premio en Junio de 1875, siendo discípula del señor 
Compta. 

(*) l>ia29, 1S83. Muere en Valladolid el exce- 
lentísimo Sr. D. Mariano Miguel de Reinoso. Cuando 
en 1829 vinimos á establecernos en Madrid tuvimos el 
gusto de dar algunas lecciones de piano y de armonía 
al Sr. Reinoso, en cuya época era uno de los guitar- 
ristas aficionados más afamados y distinguidos que 
liabia en la corte, tanto por su limpia y correcta eje- 
cución , como por su sentimiento y expresión en la 
manera de tocar. Nos consta que es autor de la pre- 
ciosa melodía conocida por El Himno de Espartero. 
Fué natural del expresado Valladolid, de donde era asi- 
mismo uno de sus más ricos propietarios, y persona 
sumamente apreciable y simpática, no sólo como hom- 
bre de gran talento y de estudios, según se verá á con- 
tinuación por los elevados puestos que ocupó, sino 
también por su rúucha bondad y bellísimo carácter. 
El dia 20 de Octubre de 1851 fué nombrado ministro 
de Fomento , cuyo cargo desempeñó hasta 15 de No- 
viembre de 1852, en que hizo dimisión, bajo la presi- 
dencia del Sr. Bravo Murillo. 

Además fué diputado á Cortes por la provincia de 
Valladolid en las legislaturas de 1837 á 38, 1838 á 39- 
1840, 1840 á 45, 1845 á 46, 1846 á 47, siendo nombra- 
do después senador vitalicio y tomando asiento en el 



340 1.' SEC. KFEM. — ABRIL 29. — RODRÍGUEZ. MONTENEGnO. 

Senado el 21 de Diciembre de 1847. Fué también se- 
cretario del Congreso en las legislaturas de 1837 á 38, 
1838 á 39-1840, y vicepresidente del mismo cuerpo en 
la de 1847 á 48. 

(N. I) Bia 29, 180. Nace en la ciudad de Murcia 
la señorita doña Matilde Eodriguez y López. En Octu- 
bre de 1877 fué matriculada como alumna en la Es- 
cuela nacional de música^ en la clase de canto, y en los 
concursos públicos de esta enseñanza efectuados en el 
mismo establecimiento en Junio de 1880 obtuvo el 
primer premio, siendo discípuia del Sr. Inzenga. 

(I) Bia 29 , 1864. Muere en Ñapóles la muy aplau- 
dida cantante de teatro doña Antonia Eodriguez Ber- 
neau de Montenegro, conocida en el arte miisico sola- 
mente con este último apellido. Muchísimo tiempo ha 
trascurrido desde que por primera vez, y después otras 
mil, pedimos al Sr. Montenegro apuntes biográficos de 
su esposa doña Antonia, y durante este largo período 
habremos estado en su casa, al objeto indicado, infini- 
dad de veces, en términos que no sabemos en esteasunto 
quién ha tenido menos aprensión y carácter, si el se- 
ñor Montenegro ó nosotros: él, por excusarse siempre, 
diciendo que los apuntes los tenía en una maleta que 
estaba en Cádiz , y que de un momento á otro espera- 
ba recibir, ó nosotros por impertinentes hasta dejarlo 
de sobra en pedirlos y repetir las visitas tantísimas ve- 
ces durante más de un año, que hemos pecado sin duda 
de tercos. Así es que , á pesar de nuestros pasos y des- 
velos, nos vemos privados de dar á conocer á nuestros 
lectores una de nuestras glorias musicales como can- 
tatriz de extraordinaria fama, que ha alborotado y en- 
tusiasmado en cuantos teatros de España y del ex- 
tranjero se ha dado á conocer. Y lo más sensible aún 
para nosotros es que sabemos que el Sr. Montene- 



i." SEC. — EFEU. — ADUIL 29. — .MONTENEQttO. 341 

gro posee documentos altamente honoríficos para la 
que fué su esposa, entre los que se halla una carta 
del eminente Rossini, que la honra en gran manera, 
haciendo constar tan insigne maestro en dicho docu- 
mento el mérito sobresaliente de que como cantante y 
actriz estaba adornada la señora de Montenegro. 

Nosotros nos honrábamos con su envidiable amis- 
tad desde que principió á darse á conocer en las socie- 
dades filarmónicas de Madrid como aficionada distin- 
guida, y entonces escribimos para ella algunas piezas, 
que por cierto, con su brillante desempeño, las daba 
un mérito y realce que en realidad no tenían. Entre 
otras, recordamos el dúo de tiple y contralto de grande 
extensión Di Turno al nome solo^ estrenado en la Aca- 
demia filarmónica matritense el día 22 de Julio de 1839 
en presencia de S. M. la Reina Gobernadora, cantado 
por la señora de Montenegro y la señorita Azcona (Ca- 
tálogo), dúo á grande orquesta, que causó un efecto 
tal, que á nosotros no nos toca decir. El ilustre caba- 
llero y filántropo Reart(6 de este mes) fué el principal 
maestro de canto que tuvo tan insigne cantante en Ma- 
drid. Todos los teatros de primer orden , así de España 
como del extranjero, han sido testigos de los extraor- 
dinarios y siempre repetidos triunfos obtenidos por la 
que motiva estos apuntes; pero nosotros creemos que, 
sobre todo en la ópera Norma^ de Bellini, y Liicrezia^ 
de Donizetti, la Montenegro no conocía rival, ni como 
cantante, ni mucho rüénos como actriz. Era preciso 
verla y oírla en ambas óperas para comprender el gran 
talento de esa sublime artista, pues de lo contrarío, 
nosotros tenemos una pluma demasiado tosca para 
trasladar al papel el efecto arrebatador que producía 
con su canto y su declamación á cuantos la escucha- 
ban. ¡Qué voz aquella tan potente y enérgica! ¡Qué 
modo de frasear , así en los andantes de pasión como 
en los pasos de bravura! ¡Qíié modo de filar las notas! 



342 J.'SEC. — EFEM. — ABUIL 30. — TIllA. 

¿Quién ha tenido más alma. y expresión que ella? ¿Quién 
ha hecho sentir todos los efectos del canto , fuesen és- 
tos de dolor, de pasión , de furor, de amor, de ira, de 
gracia, como la Montenegro? Más que ella, pas posiMe^ 
como decia un francés , gran filarmónico y conocedor 
del arte músico. Además de sus grandes facultades 
vocales, tenía un personal tan á propósito para el tea- 
tro, que con sólo presentarse al público se captaba al 
momento todas las simpatías de los concurrentes, sin 
distinción de sexos ni edades. ¡Querida Antonia! Nues- 
tro escaso saber no alcanza á decir otra cosa de tí; dis- 
culpa, pues, nuestra insuficiencia y la indolencia del 
que fué tu esposo , mi amigo Montenegro ; pero desde 
la mansión de los justos, en donde considera que te 
hallas el que traza estos pobres renglones, espera que 
veas en ellos el profundo respeto que siempre le ha 
merecido tu gran mérito como cantante, y los recibas 
como prueba de su sincera y leal amistad , que siem- 
pre te ha profesado, aun después de tu sentida y llora- 
da muerte. 

(N. I) Bla 30, 1756. Muere en Barcelona el cele-- 
brado maestro de capilla de la iglesia del Palau, en la 
expresada ciudad, presbítero D. Bernardo Tria. Fué 
su sucesor en dicho magisterio D, José Duran (Catá- 
logo). El maestro Tria gozó de mucha reputación entre 
sus contemporáneos, habiendo tomado posesión del 
referido magisterio el dia 1." de Junio de 1726; de 
modo que desempeñó esta plaza durante treinta años 
menos un mes. En el Correo de Teatros , semanario 
que veia la luz pública en Barcelona, del dia 8 de Ju- 
nio de 1869, dice del maestro Tria lo que vamos á co- 
piar , con motivo de haberse cantado una Misa suya 
pocos dias antes en la indicada ciudad, si bien pone 
que habia sido maestro de la catedral de la misma ca- 
pital, lo cual creemos sea un error, pues según una 



1." SEC. — EFEM. — ABRIL 30. — TaiA. 343 

nota que poseemos , sacada de los libros de nóminas 
que existían en Octubre de 1869 en el archivo de la 
casa é iglesia del Palau de Barcelona , propiedad del 
Excmo. señor conde de Sohradiel , resulta que el presbí- 
tero Tria tomó posesión del ya mencionado magisterio 
de esta iglesia el dia 1." de Junio de 1726 , y que falle- 
ció el 30 de Abril de 1756^ siendo maestro de la sobre- 
dicha iglesia. Hecha esta salvedad, hé aquí el párrafo 
del indicado Correo de Teatros del dia 8 de Junio de 
1869 : «Tria , maestro muy inteligente que fué de la 
catedral de Barcelona , y que entre varias composicio- 
nes suyas se halla la solemnísima Misa á dos coros, 
escrita sobre el lema Pange lingiia gloriosa^ que es 
una verdadera joya artística, y que se cantó el 30 de 
Mayo de 1869 en la iglesia parroquial de San Justo y 
Pastor de la citada ciudad, con gran satisfacción de 
todos los verdaderos amantes de nuestras glorias mu- 
sicales.» La Esyaña Musical ^ semanario asimismo que 
se publicaba en Barcelona , en su número del dia 10 
de Junio de 1869, al hablar de la referida Misa, dice: 
«La Misa á dos coros, sobre el Pange lingua, que hace 
años escribió el maestro Tria , cantada con la gra- 
vedad que requiere por un gran número de voces y 
acompañamiento de órgano , produjo un efecto indes- 

criptidle » Si una obra que hace más de un siglo 

que fué escrita produjo después de tanto tiempo el 
efecto que manifiestan los periódicos que acabamos de 
copiar, á pesar de los adelantos hechos en la música 
desde aquel entonces, ¿cuál no causaría al estrenarse 
y estando dirigida por su autor? Sin duda que sería 
asombroso, y hé aquí el por qué de la fama justamen- 
te adquirida por el maestro Tria, de quien se hallabais, 
en la catedral de Barcelona, en 1868, un motete á seis 
voces , año 1746 , y otro de mártires , asimismo á seis 
voces. 



344 I.' SEC. — EFEM. — ABRIL 30. — HOUTA. — VALKKO. MICHAN3. — KEGGE. 

(*') Dia 30, ISOO. Nace en Barcelona el acredi- 
tado organista compositor D. Anastasio Horta y Lleo- 
part. (Véase el dia 12 de Febrero, t. i.) 

(N. I) Bia 30, 1855. Nace en Oran doña Concep- 
ción Valero y Moltó. En Octubre de 1873 fué matricu- 
lada como alumna de la Escuela nacional de música^ 
y en los concursos públicos de canto efectuados en el 
mismo establecimiento en Setiembre de 1878 obtuvo 
el primer premio, siendo discípula del Sr. Inzenga. 

(I) Bia 30, 1863. Muere en París la muy cele- 
brada cantante aficionada señora doña Vicenta Mi- 
clians y Piquer, viuda de Dot. (Véase el dia 27 de 
este mes.) 

(N. *) Dia 30, 1864. Nace en Aranjuez doña Ma- 
ría Regge y Goicoerrotea. En Octubre de 1874 fué ma- 
triculada como alumna en la Escuela nacional de mú- 
sica^ en la clase de solfeo, y en los concursos públi- 
cos de esta enseñanza efectuados en Junio de 1876 ob- 
tuvo el primer premio, siendo discípula del Sr. Ser- 
rano. 



ÍNDICE DEL MES DE ABRIL 



Páginas. 

Abella, D. Pedro: dia 12 270 

Aguado, D. Dionisio: dia 8 25i 

Aguado, doña Mariana: dia 16 280 

Albeniz, D. Pedro: dias 12 y 14 268 y 273 

Albudeite, Excmo. señor marqués de: dia 24 oog 

Alfonso X, el Sabio: dia 4 220 

Alonso, presbítero, D. Manuel: dia 27. . ..' 319 

Alvarez, D. Antonio María: dia 9 256 

Alvarez, presbítero, D. Manuel: dia 16 279 

Apesteguía, D. Nicolás: dia 7 249 

Arguelles Toral y Hévia, doña Alejandra: dia 5 23o 

Arrióla y Jáuregui, D. Juan Ambrosio: dia 4 225 

Atys ó Atis, D...: dia 18 , . . . . 291 

Azpilcueta, presbítero, Martin de: dia Ti 270 

Balado, D. Juan, dia i.°. 208 

Ballesteros y Botelú, D. Emilio: dia 8 256 

Barba, presbítero, D. José: dia 1 5 277 

Barrau y Esplugas, D. Juan: dia 27 335 

Barrera y Gómez, D. Enrique: dia 28 336 

Bermeja, D. Juan de la: dia 28 336 

Bermudez, D. Antonio: dia i3 271 

Borbon, S. M. la reina doña-Cristina de: dia 27 320 

Bordalonga, presbítero, D. Antonio: dia 6 247 

Buireo y Garrido, doña Dolores: dia 2 2i5 

Calvet y Granados, D. Francisco : dia 1 3 271 

Calvet, D. Francisco: dia 16 281 

Gapdevila y Suarez, D. Gregorio: dia 24 307 

Gasanovas, P. Fr. Narciso: dia i.° 202 

Casellas, presbítero, D. Jaime: dia 27 3 14 

Castro y Laso, doña Concepción: dia 16 280 

Cla'^é, D. José Anselmo: dia 21 298 

Colomer y Pérez, D. Joaquín: dia 6 234 



346 

Cruz, Sor Juana Inés de la: día 17 2 82 

Espin y Pérez, D. Joaquín : dia 8 234 

Espinosa de los Monteros, D. Manuel: dia 21 297 

Erausquia y Añoz, doña Dolores: dia 20 297 

Falcon, D. Pedro: dia 20 297 

Felipe IIIj rey de España: dia 14. , . , «. 273 

Felipe IV, rey de España: dia 8 25o 

Fernandez de Córdoba, D. Gonzalo: dia 24 807 

Fernandez Montesinos, sor Vicenta: dia 26 3i3 

Fité de Goula, doña Dionisia: dia 9 261 

Font, D. Pablo: dia 1 5 278 

Fuentes, D. Pascual: dia 26 3 12 

Gainza y Garamendi, D. José: dia 28 338 

García Pertierra, D. Miguel: dia 22 3o2 

Garisuain y Leta, D. Joaquín: dia 27 314 

Genovés, D. Tomás: dia 5 23 1 

Germá y Subirá, D, Magin: dia 11 , 262 

Gómez y Riera, doña Pilar: diá 27 335 

González del Álamo, D. Vicente: dia 5 226 

Gracia Costa, D. Aniceto: dia 17 , 290 

Grassi, D. Carlos: dia 23 3o2 

Herrasti y Bernal, D. Venancio: dia i .°. ...... .■ 207 

Horta y Lleopart, D. Anastasio : dia 3o 344 

Hurtado y Castellano, D. José: dia 19 295 

Isidoro, San: dia 4 ....- 218 

Izquierdo y González, doña Rosa: dia 11 265 

Jover y Bellido, D. Francisco: dia 6 234 

Liacasia y Andorra, D. Manuel: dia 3 216 

Lahoz y Otal, D. Florencio: dia 25 3 10 

Lama y Ansótegui, doña Encarnación: dia 3 217 

Lavenant y Quirante, doña María : dia i.° 200 

López, D. Félix Máximo: dia 9 259 

López Remacha, presbítero, D. Miguel: dia 14 273 

Lorente, presbítero, D. Andrés: dia i5... 275 

Lorenzo de Miguel, doña Paula: dia 1 5 279 

Lleroa y Salas, D. Francisco: dia 2 209 

Madriguera, P. Fr. José: dia 3 2i5 

Marinello y Guardiola, presbítero, D. José: dia 5 228 

Marracó y Ferrar, D. José: dia 6 236 

Marsal y Boguña, presbítero, D. Pablo: dia 23 3o5 

Martínez, P. Fr. José : dia 10 262 

Martínez, D. Alfonso: dia 25 309 

Martínez y Peñalver, D. Epifanio: dia 7 243 



347 

Mena y Lapuerta, D. León: dia 1 1 263 

Mendoza, D. Luis de: dia i .°. . 208 

Michans y Piquer de Dot, doña Vicenta: dias 27 y 3o. 3i 5 y J44 
Monja de Méjico, véase Cruz, Sor Inés. 

MoDJe y Marchando, D. Andrés: dia 8 256 

Montenegro, doña Antonia de: dia 29; véase Rodríguez 
Berneau de Montenegro. 

Moreno, doña Francisca: dia 20 293 

Muñoz del Monte y Justiz, doña Adela: dia 18. 291 

01 ivares, D. Francisco: dia 12 266 

Orfila, D. Mateo José Buenaventura: dia 24 Soy 

Palomino, D. José: dia 9 257 

Peñalver y Boixados, doña María: dia 25 3 10 

Pérez Lanuza y Aguirre, D. Juan: dia 4 224 

Pérez y Guarne, D. Francisco: dia 2 209 

Piqué y Cervero, D. José: dia 5 , 226 

Poch, doña Carmelina: dia 12 266 

Porcell y Guardis, D. Francisco: dia 2 212 

Premisy Teisler, D. José: dias 12 y 16 266 y 281 

■^resiach, P. Fr. Vicente: dia i.°. 199 

Quiroga de Safont, doña Victoria: dia 1 3 273 

Rafol y Fernandez, presbítero, D. Antonio: dia 17 283 

Reart y de Copons, Sr. D. José María: dia 6 236 

Regge y Goicoerrotea, doña María: dia 3o 344 

Reinoso, Excmo. Sr. D. Mariano Miguel de: dia 29 339 

Roa, P. Fr. Martin de: dia 3 226 

R odriguez Berneau de Montenegro, doña Antonia: dia 29. . 340 

Rodríguez Falcon, doña María Cristina: dia 6 236 

Rodríguez y López, doña Petra: dia 29 339 

Rodríguez y López, doña Matilde: dia 29 340 

Rodríguez y Rubio, D. Mariano: dia 19 293 ,, 

Rodríguez y Rubio, D. Teodoro: dia 23 3b6 

Romana, P. Fr. Francisco: dia i.° 199 

Romea y Parra, doña Laura : dia 16 279 

Ruiz Carmena, D. José : dia 28 336 

Rniz de Henares, D. Bernabé: dia 14 273 

Salas, D. Francisco; véase Lleroa y Salas. 

Saltó y Viciana, D. José: dia i3 272 

Sampere, presbítero, D. Francisco: dia 12 266 

Sánchez, presbítero, D. Antonio: dia 4 224 

Sánchez Bustamante y Herrero, D. Salvador: dia 25 3o9 

Santamarina y Guijarro, D. Clemente: dia 25 3o9 

Sanz de Terroba, D. Manuel: dia 4 224 



o 48 

Sos, D. Antonio: dia 24 3o8 

Tenreyro, D. Antonio; véase Vigo, conde de. 

Torres y Nachez, D. Vicente: dia 23 .' 3o6 

Tria, presbítero, D. Bernardo: dia 3o 342 

Valero y Moltó, doña Concepción: dia 3o 344 

Vega, D. José Isidoro de la: dia 4 .223 

Velasco y Pérez, D. Ezequiel: dia 10 262 

Vigo, conde de, Excmo. Sr. D. Antonio Tenreyro y Cave- 

da: dia 24 307 

Viñas, D. Isidoro: dia 2 209 

ITañez, presbítero, D. Anastasio: dia 29 338 

Zabala y Alambarri, D. Cleto: dia 26. . : 314 

Total: 1Ó9, sin contar en este número los que ya figuran en 
los meses anteriores. 



MAYO. 



(I) Dia 1.", 1858. Muere en Madrid, álascincode 
la mañana , calle del Carmen, núm. 18 moderno, el 
Sr. D. Juan Bautista Saez de Azúa. (Véase el dia 12 de 
Agosto.) Fué uno de los más distinguidos flautistas afi- 
cionados que habia en la capital de España en su tiem- 
po , luciendo en los principales conciertos que se da- 
ban en la misma su mucha habilidad é inteligencia en 
el expresado instrumento, reuniendo además la apre- 
ciable circunstancia de ser un sujeto muy instruido, 
amable y caritativo , pues sabemos de algunas perso- 
nas necesitadas que acudían á su generosidad en bus- 
ca de medicinas , que proporcionaba como dueño que 
era de la botica en cuya casa falleció. 

(I ) Dia !.", 1859. Muere en Stuttgard (Alemania), 
en lo mejor de su vida, la aplaudida cantante de ópera 
itali3na doña Amalia Anglós. (Véase el dia 3 de No- 
viembre.) 

El arte musical ha sufrido una pérdida irreparable 
con la temprana muerte de la señora doña Amalia An- 
glés y Mayer , reputada cantatriz que ha obtenido en 
su corta carrera brillantes y envidiabilísimos triunfos. 

El genio, ese rasgo de la Divinidad que alumbra las 
inteligencias privilegiadas, sublime don que el Todo- 



,';50 1.* SKC. EFEM. MAYO 1." — ANGLÉS. 

poderoso concede á algunas de sus criaturas, se alber- 
gó dignamente en la imaginación y en el alma de Ama- 
lia Anglés , y cerniendo sus alas sobre la pura frente de 
la inspirada artista, hizo inmortal su nombre. 

¿Quién de cuántos la oyeron cantar no recuerda 
aún el dulce y armonioso timbre de su simpática voz? 
Sus acentos, ora vigorosos , ora tiernos y apasionados, 
conmovían deleitando , y hacian estremecer todas las 
fibras sensibles del alma con un placer indefinible. 

Llegó por fin el año de 1839. Amalia Anglés y su fa- 
milia acababan de regresar de un viaje que hicieron á 
Santander, donde nuestra protagonista habia dado á 
conocer su afición ala música, ejecutando dificilísimas 
piezas á la guitarra , instrumento entonces de moda, 
sin que ningún maestro la hubiera enseñado ni aun los 
rudimentos del arte; y en vista de su disposición, y.á 
fuerza de costosos sacrificios , consiguió matricularse 
en el Real Conservatorio de música y declamación de 
€sta corte (1). 

El conocido y aventajado profesor D. Francisco 
Frontera de Valldemosa dirigió á la joven Amalia con 
notable acierto , aprovechando cuidadosamente sus 
buenas facultades y felicísimas disposiciones para el 
íirte en que más tarde habia de rayar á tanta altura. 

No tardó mucho tiempo la distinguida joven en 
corresponder á las legítimas esperanzas que habia he- 
cho concebir á su familia y á sus maestros y amigos. 
Obtuvo en todos los exámenes la nota de sobresaliente, 
y por esta razón fué nombrada repetidora de las alum- 
nas del Conservatorio á fines del año de 1847, tenien- 
do al mismo tiempo la honra de que S. M. la Reina 
madre la escogiese para profesora de sus dos hijas 
mayores. 



(i) En Octubre de 1839 fué matriculada en la clase de solfeo, 
y el 1 5 de Marzo de 1842 en la de canto de Valldemosa, en la que 
permaneció hasta 3o de Octubre de i^bz.—Saldoni. 



1.' SEC. EFEM. — MAYO 1 .° — ANGLÉS. 351 

Considerada ya como una notable profesora cuando 
aún no habia cumplido veinticuatro años de edad, 
marchó a Italia, cuna de la música y de la poesía, pa- 
tria adoptiva de los artistas , donde alcanzó innumera- 
bles triunfos. Contratada en el teatro de la Scala de 
Milán, ejecutó diez y nueve noches seguidas el Rigo- 
letto^ tomando parte además en la Sonámbula , Zuda, 
Poliutto y La Giselday^l lado de la eminente Gazza- 
niga. Para probar el valor artístico de nuestra compa- 
triota bastará que traduzcamos algunos párrafos de 
cuanto acerca de ella dijeron las publicaciones más 
autorizadas de aquel país. 

El Pirata, periódico de Turin, dijo entre otras 
cosas-: «La prima donna Amalia Anglés de Fortuni 
ha llamado- extraordinariamente la atención general 
en Uigoletto. Su voz es limpia y de grande entusias- 
mo ; su pronunciación correcta , pura su escuela.» El 
Cosniorama Pintoresco y La Fama de Milán se ocu- 
paron también de una manera ventajosísima de nues- 
.tra distinguida compatriota. Por último , El Indicador 
de Colonia se expresaba en estos términos al ocuparse 
en el mes de Abril del año de 1858 de la Sra. Anglés: 

«¿Conocéis , amables lectores , aquellas tres elegan- 
tes piezas de música de salón, tituladas : La phde des 
perles, La Cam'panella j La Fontaine de diamants'^'&Q- 
guramente habréis oido, si no las tres, una de ellas al 
menos, quedándoos prendados de tan lindísimas com- 
posiciones. Pues bien ; la buena madre naturaleza, en 
uno de sus singulares caprichos , ha reunido todas sus 
perlas y diamantes para formar, con ayuda de su fiel 
servidor el arte, un conjunto magnífico, y depositar 
este tesoro en la garganta de una amable española, 
cuya voz pura y argentina, cual cristalino manantial, 
es el reflejo de su alma. Esta encantadora maravilla 
es la Sra. Anglés. Pocas veces ha logrado el talento 
de una cantatriz echar tan profundas raices en el des- 



352 I." SEC.í— EFEV. MATO 1 .* ANGLÉP. 

igual terreno llamado 'púUico , como lo ha conseguido 
la linda española en la última representación de Lucia. 
Aquellos no eran aplausos, sino estrepitosas sai- 
vas que el auditorio entusiasmado disparaba sin inter- 
rupción, y sólo cesaban para dar lugar á otras nuevas 
y aún más nutridas explosiones. La cantatriz fué lla- 
mada al palco escénico dos veces consecutivas, y aun 
vivamente deseada la tercera ; distinción raras veces 
concedida en este teatro. Muy pocos son los que, pi- 
sando por primera vez nuestra escena y sin recurrir á 
los artificios del charlatanismo , han obtenido un éxito 
tan brillante como el que la señora doña Amalia An- 
glas ha sabido conquistarse con su fresca y hermosa 
voz. Es una verdadera artista , y no extrañamos que 
el cisne de Pesaro, el inmortal Rossini , hallándose 
una noche en Bolonia, donde la oyó cantar en una de 
las más brillantes soirées^ exclamara : ¡Por Dios! ¡Esto 
es cantar y no chillar! Bacapo^ alondra mia! 

»En el papel de Lucia no tuvo la artista ocasión 
de demostrar las riquísimas joyas que encierra su gar- 
ganta, de la cual se deslizaban las notas como un lím- 
pido arroyuelo por una alfombrada pradera. Entre las 
cosas que más nos sorprendieron , no podemos pasar 
en silencio un trino sin igual ^ prolongado siempre en 
crescendo , que aún resuena en nuestros oidos , deján- 
donos en la memoria una impresión tan profunda como 
la que experimentaban cuantos oian los misteriosos 
sonidos que exhalaba la colosal estatua de Memnon 
cuando la herian los primeros rayos del sol. 

»Finalmente, las eminentes dotes artísticas , unidas 
á la simpática presencia de la señora Anglés , hacen 
de ella una cantatriz privilegiada.» 

Después faé ajustada por diez meses en el teatro 
de la Grande Opera de París, cuyo ajuste ganó por 
oposición entre cinco cantantes más que se presenta- 
ron de gran'fama. Marchó en seguida á Londres y Lis- 



I.' SEC. — EFEM. — MAYO 2. — MAUTIN. 35:! 

toa, Yolviendo luego á Italia, y últimamente á Ale- 
mania, donde falleció... 

Buena hija, tierna esposa, madre dulcísima, her- 
mana cariñosa, amiga verdadera, Amalia Anglés y 
Mayer era un ángel , que formará hoy coro con los 
querubes que rodean al Rey de los reyes y Señor de 
los señores. ¡Que la tierra le sea leve! — Mariano Ge- 
lalert y Correa. 

(Extractado de la excelente biografía que el Sr. Ge- 
labert escribió de la Anglés, y que publicó El Mundo 
Pintoresco^ ilustración española, año III, núm. 30, 
Madrid 22 Julio 1860.) 

En las Biografías de los músicos más distingui- 
dos., etc., etc., Barcelona, 1866, tomo i, pág. 26, se 
leen unos breves apuntes de esta notable cantante; 
pero, sobre todo, los que recomendamos á nuestros 
lectores son los que inserta el Diccionario técnico., his- 
tórico y Mográfico de la música.^ etc., Madrid, 1868, 
pág. 405, al hablar de su profesor, nuestro querido 
amiigo y compañero el Excmo. Sr. D. Francisco Fron- 
tera de Valldemosa , pues en ellos se da una completa 
y extensa noticia de las facultades vocales de la An- 
glés, de su excelente escuela de canto, y de los triun- 
fos que obtuvo en su corta pero envidiable y triun- 
fante carrera teatral. 

(=) Día 2, 1754. Nacey es bautizado en estedia, 
en la parroquia de San Martin de Valencia , el insigne 
compositor D. Vicente Martin y Soler, conocido en el 
mundo musical por Martini., ó lo Spagnolo. (Véase el 
dia 11 de Febrero, en este tomo.) Debemos á la amis- 
tad de nuestro buen amigo el Sr. D. Antonio Ayala, 
profesor muy acreditado de canto establecido en Va- 
lencia en 1838, cuando tuvimos la fortuna de conocerle 
en este año, la partida de bautismo de este célebre 
músico , por lo cual le damos las más expresivas gra- 

TOMO 11. 23 



354 l/SEC. — EFEM. — MATO 2, — MARTIN. 

cias en nombre propio y en el de los verdaderos aman- 
tes del arte filarmónico en España , por habernos pro- 
porcionado , á instancias nuestras , nn documento que 
ningún historiador ha dado á conocer antes que nos- 
otros, y que dice así: «Parroquia de San Martin de 
Valencia. En el libro de bautismos, núm. 19, al fól. 15 
vuelto, se halla la partida del tenor siguiente: «Nú- 
mero 168. — Jueves á dos de Mayo de mil setecientos 
cincuenta y cuatro. Yo el Dr. José Moreno, vicario, 
bauticé, según rito de la santa Iglesia , á un hijo de 
• Francisco Martin, músico, y de Magdalena Soler, con- 
sortes. Fueron padrinos Ignacio Soler y Josefa María 
Ramos, soltera. Se le pusieron los nombres de Atana- 
sio, Martin, Ignacio, Vicente, Tadeo, Francisco y Pe- 
legrin. Nació en dicho dia del corriente.— i?r, José 
Moreno.» Esta partida, que está en valenciano, nos da 
á conocer que el padre de Martin fué asimismo músico, 
y que, en lugar de usar el primer nombre de pila, Ata- 
nasio, cuyo Santo es el 2 de Mayo, en que nació Mar- 
tin, adoptó el de Vicente, sin duda por ser el patrón 
de la ciudad que le vio nacer. 

La biografía de este ilustre compositor la publica- 
mos en Ul Heraldo de las Artes., dia 14 de Diciembre 
de 1871, Madrid. Con respecto á la que insertó el se- 
ñor Fetis en la Biografía íinwersal de músicos., y que 
trasladó á sus páginas la Gaceta Musical de Madrid 
del U de Marzo de 1855, núm. 6, año I, sólo diremos 
dos palabras, dejando aparte otras equivocaciones que 
hay en la misma, sobre las siguientes atribuidas al gran 
Mozart, hablando éste de las obras de Martin, y son: 
Mozart hizo justicia á estas producciones; aionque re- 
prolala con razón la falta de las cualidades sólidas que 
dan vida en la posteridad á las oirás artísticas y y pro- 
nosticó que mando las oirás de Martin pasasen de moda., 
caerían en el más profundo olvido. Permítasenos que 
llamemos la atención de nuestros lectores sobre esta 



1." SBC. — KFEM. — MAYO '1. — MARTIN. 356 

opinión que suponen ser del ilustre Mozart. Diremos, 
sin embargo, respetando profundamente la tal opinión, 
que si Martin hubiese sido italiano, sus obras no hu- 
biesen caido en el más profundo olvido al pasar la moda 
de ellas, ó bien si los españoles hubieren tenido ó tu- 
vieran más amor patrio y orgullo artístico nacional, 
pues no se puede comprender que siendo en aquel en- 
tonces el maestro Martin uno de los más aplaudidos 
j acreditados compositores de Europa, á pesar de al- 
ternar sus obras con las de los célebres Mozart , Pa- 
siello , Cimarosa y Guglielmi , cayeran en el olvido al 
pasar su moda, iporquealgo lueno tendrían cuando los 
públicos más inteligentes del mundo las aplaudían con 
frenesí... Pero las obras de estos tres últimos com- 
positores italianos que acabamos de citar , ¿han vivido 
lo que las del inmortal Mozart , á pesar de ser conoci- 
dos como los mejores de su época? Además , ¿nada dice 
en favor del mérito de Martin el haber elegido el in- 
signe autor del Don Juan un motivo original del maes- 
tro español para intercalarlo en su ópera ? Y las con- 
decoraciones y distinciones que recibió de algunos So- 
beranos, ¿tampoco significan nada en pro de la gran 
fama que como notable compositor gozaba el maestro 
Martin? 

Sin embargo, el autor de Don Juan honró á este 
compositor intercalando en el segundo acto ¿e su gran 
composición un trozo de La Cosa rara. Ahora vamos 
á añadir, á las noticias que dan los biógrafos del maes- 
tro Martin , las que nos hemos procurado á fuerza 
de investigaciones. El dia 23 de Setiembre de 1789 
se estrenó en el teatro de los Caños del Peral (1) de 
Madrid, la ópera famosa (así dice el anuncio) , bufa, 
nueva , intitulada La Cosa rara , del célebre maestro 



(i) Cuyo teatro ocupaba el mismo sitio en que está hoy dia 
^Agosto de 1879) el de la ópera italiana, antes Teatro Real 6 de 
Oriente. 



356 1." SEC. — ^EFEM. — MATO 2. — MAETIN. 

español D. Vicente Martin. En la segunda representa- 
ción hubo 9,441 rs. de entrada (de la primera no lo 
dice), cantidad que no producian en aquel entonces 
las óperas más afamadas de los primeros maestros ex- 
tranjeros. 

¿1 dia 4 de Noviembre de 1789, en celebridad de 
los di as del Rey, se estrenó en el citado teatro de los 
Caños del -Peral la ópera italiana, nueva, El Arlol de 
Diana^ del mismo Martin. La entrada fué de 8,223 rs. 
El jueves, dia 25 de Julio de 1799, se cantó por la 
compañía italiana en el expresado teatro de los Caños 
la ópera bufa titulada La Isla del 'placer^ música del 
propio Marlin. Esta ópera se repitió bastantes noches, 
lo cual prueba que guslaria mucho. De esta ópera La 
Isla del plícer no nos da noticia ningún historiador 
músico , pues sólo nos habla de su título nuestro 
amigo el Sr, D. Manuel Juan Diana en la Memoria his- 
tórico-arlística del teatro Real de Madrid, que publicó 
en esta capital en 1850 , pág. 42 (1), que sin duda vio 



(i) El Sr. Diana dice así, al hablar del maestro Martin en di- 
cha ópera : c El año de 1799 se estrenó una ópera española es- 
crita por el acreditado compositor D. Vicente Martí, conocido en 
toda Europa por sus bellas producciones. Se titulaba La Isla del 
placer, y estaba llena de rasgos felices, que valieron á su autor 
muchos aplausos. Tal acontecimiento probó de una manera ter- 
minante la idoneidad de los maestros españoles para este género 
de composiciones, y esto sugirió la idea de formar y fomentar 
una escuela de ópera puramente española, cantada también por 
españoles, sin mezcla alguna de extranjerismo ; y daba pábulo á 
esta idea, no sólo la ostensible suficiencia de Martí, sino las rele- 
vantes cualidades que adornaban al maestro de capilla D. Anto- 
nio Gutierre^ ( 1 1 Noviembre ) , y á otros españoles no menos 
entendidos en el arte, y que ocupaban muy buen lugar al lado de 
Paisiello, Bianchi y Gugliehni.i> Estamos en un todo conformes 
con las ideas y apreciaciones que manifiesta el Sr. Diana en el 
párrafo que de)amos trascrito sobre la ópera española del maes- 
tro Marlin; pero debemos recordarle que mucho antes del año 
1799 ya estaba completamente acreditado dicho espectáculo en 
Madrid : en prueba de lo cual véase lo que decimos sobre el par- 
ticular en el tomo i de este Diccionario, desde la página 323 á la 
33i, y se recordará el gran entusiasmo que obtenían las óperas 
españolas en 1796, y también anteriormente. En cuanto al maes- 



1.' 8KC. — BFEM.— MA.YO 2. — MA.RTIN. 357 

citada dicha ópera en los mismos documentos que 
nosotros teníamos examinados anteriormente. Con- 
cluyamos ya, y quede demostrado cun datos irre- 
cusables, que D. Vicente Marlinez ó Martiíi y So- 
ler , conocido en el mundo musical por Martini lo 
Spagnolo^ fué uno de los compositores más afamados 
y acreditados que como autor de óperas italianas 
liabia en Europa á fines del siglo pasado. ¡Y que de 
este gran músico no tengamos más extensas noticias, 
y que carezcamos de casi todas sus obras...! ¡Qué ver- 
güenza y qué dolor, el que falleciera pobre en tierra 
extranjera! En el Origen^ épocas y progresos del teatro 
español^ publicado en Madrid en 1807 por D. Manuel 
García de Villanueva Hugalde y Parra, al hablar del 
teatro de San Petersburgo, en su pág. 130, se lee : «El 
famoso Paisiello estuvo muchos años en esta capital, 
y en los últimos años de Catalina 11 componía para 
este teatro Vicente Martin^ natural de Valencia , Men 
conocido en Europa por sus graciosas composiciones.» 
El Diccionario técnico^ histórico y liográftco de la mú- 
sica^ por D. José Parada y Bárrelo, Madrid, 1868, en 
las páginas 260 y siguientes, inserta la biografía de 
este acreditado maestro, pero con el segundo ape- 
llido también equivocado, comoFetis, diciendo jSolar^ 
en vez de Soler. 

Por lo que respecta á la fecha de defunción del insig- 
ne Martini , que Fetis dice haber acaecido en Mayo de 
1810, y el Diccionario téc?iico señala el día 5 de este mes, 
están ambos escritores en un grandísimo error; error 
tanto más de notar, cuanto que hay nada menos que 
la diferencia de cuatro años de esta fecha á la verdade- 
ra en, que ocurrió la muerte áe Martini: y no compren- 



tro de capilla, Francisco querrá decir, y no Antonio (Gutiérrez), 
cierto que era un excelente y acreditado maestro de capilla ; pero 
ignoramos que escribiera ninguna obra para el teatro , aunque sí 
algunas sagradas de mucho mérito. 



358 i.* SEC— EFBM. — MAYO 2. — MABTm. 

demos ésta tan notable equivocación, sobre todo en el 
sabio Sr. Fetis , porque habiendo sido éste contemporá- 
neo de aquel , y que contaba ya veintidós años de edad 
^1 morir Mariini , cómo no trató de averiguar la ver- 
dad , ó no tuvo á bien señalar la biografía del maestro 
que nos ocupa , que de seguro lo sabria toda Europa 
tratándose de un músico que de tanta fama gozaba, la 
verdadera fecha de un acontecimiento tan notable para 
el mundo musical. Nosotros, pues, tenemos la satis- 
facción de consignar aquí la partida de óbito de Mar- 
tin, gracias á la eficacia , á los desvelos y ala constan- 
cia de nuestro distinguido amigo el célebre cantante 
barítono Sr. D. Luis Gassier, tan aplaudido en los prin- 
cipales teatros de Europa y América , esposo de nues- 
tra compatriota la no menos célebre cantatriz doña 
Josefa Cruz (13 Mayo), el cual nos manifiesta desde 
San Petersburgo, en una sentida, expresiva y bien dic- 
tada carta , cuánto le ha costado á él y al cura fray 
Tomás Cournaud, que secundó los vivos deseos de 
nuestro amigo, el hallar tal documento, pues como 
habia nada menos que cuatro años de equivocación 
con respecto á la nota que le dimos fiados en lo que 
dice Fetis, de aquí el que tuvieron que registrar varios 
años antes y después de la fecha que le decíamos. Da- 
mos , pues , las más expresivas y sinceras gracias al 
Sr. Gassier y al señor cura por su paciencia, su cons- 
tancia é insistencia , como por su extremada bondad 
en complacernos , y se las damos también muy rendi- 
das en nombre de todos los amantes de nuestras glo- 
rias musicales, por habernos dado á conocer un dato 
que, sin su marcado interés y fuerza de voluntad , de 
seguro que jamás se hubiese tenido de él, como tam- 
poco teníamos antes la verdadera fecha en que mu- 
rió el maestro Martin ; pero ya nada ignoramos so- 
bre el particular , debido solamente á la amabilidad y 
paciencia del distinguido cantante extranjero Sr. Gas- 



1.* SEC. — EFEM.— MAYO 2. — LÁZARO. 359 

sier, y el del nacimiento al español Sr. Ayala , maes- 
tro de piano establecido en Valencia en 1839, desde 
cuya época nos honramos con su buena y envidiable 
amistad. El documento que vamos á copiar no nos ha 
costado ni un céntimo, exceptuando los 16 rs. del cor- 
reo, lo cual es doble de agradecer en el Sr. Gassier, que 
después de la gran molestia que se tomó , y de haber 
estado tres veces en la iglesia por complacernos , sin 
duda habia abonado los gastos de la copia siguiente, 
cuyo original en latin obra en nuestro poder. Dice así : 

«Número 540. — Extracto ó partida sacada del libro 
de defunciones de la iglesia parroquial católica de San 
Petersburgo , bajo la advocación de Santa Catalina, 
virgen y mártir. 

«En el año 1806, dia 30 de Enero (1), murió de 
»una calentura pituitosa catarral Vicente Martin (2), ma- 
»yor de cincuenta años ; y el 5 de Febrero siguiente fué 
»sepultado en el cementerio Wassiliostraf .y> Esta par- 
tida se halla conforme con su original; y yo el infras- 
crito, de mi propia mano , y autorizándolo con el sello 
de la expresada parroquia , lo certifico en San Peters- 
]?urgo, en el templo de Santa Catalina , virgen y már- 
tir, á 18 de Diciembre de 1868. — El cura de los france- 
ses, Fr. Tomás Cournaud^áel Orden de Predicadores.» 
— Hay un sello con la inscripción : S (ancta) Catliarina 
patrona eccl (esise) rom (aníe) cath (olicae) metroy (oli- 
tanse), y la imagen de la Santa. 

(I) Dia 2, 1760. Muere en Albarracin, en cuya 
catedral habia tomado posesión de la plaza de maestro 
de capilla el dia 14 de Agosto de 1751 , el presbítero 
D. Ramón Lázaro, natural de la misma ciudad. Su 
antecesor en dicha plaza lo fué el presbítero D. José 

(i) Corresponde al dia ii de Febrero de nuestro almanaque. 
(2)_ Marímf dice el original, pues está, como queda dicho, 
en latin. — Saldoni. 



nao 1.' SEC. EFEM. — MAYO 2, LOZANO. NAD\L. — BASCLAS. 3, ÜAUTI. 

Soriano (23 Marzo), y su sucesor D. Juan Donnini, 
presbítero, á quien creemos italiano. En la expresada 
catedral de Albarracin se hallan diez y nueve obras ó 
composiciones del maestro Lázaro , cuyos pormenores 
y títulos se hallan en la Revista y Gaceta Musical de 
Madrid, año 1867, páginas 252, 258, 263 y 264. 

(*) Dia2,1773. Nace en Madrid, calle de Jaco - 
metrezo, núm. 18, D. Vicente Julián Lozano, oboe 
muy acreditado de la Real Capilla. Hubo en la citada 
Capilla otro Lozano (D. Tomás), capellán cantor, cuya 
plaza, que obtuvo por oposición, juró el dia 14 de 
•Tunio de 1802, y fué natural de Ateca, diócesis de Ta- 
razona , el cual sería tal vez hermano , ó pariente muy 
cercano, del profesor de oboe, D. Vicente. 

(=) Dia 2, 1789. Nace en Lérida el celebrado 
maestro compositor D. Jaime Nadal. (Véase el dia 28 
de Diciembre.) 

(N. I) Dia 2, 1822. Nace en la Goruña D. Felipe 
Bascuas y Suarez. Por los libros de la Sociedad artis- 
tico-musical de socorros mutuos hemos sabido la fecha 
del nacimiento del Sr. Bascuas , como asimismo que 
en 1864 se hallaba de músico mayor del cuarto regi- 
miento de Artillería. (Número déla Sociedad, 376.) 

(*) Dia 3, 1678. Muere en Barcelona el insigne 
músico P. Fr. Jaime Marti y Marvá. Fué natural dQ 
Dalmaña (Cataluña), y después de haber estudiado 
música en Montserrat con extraordinario aprovecha- 
miento, tomó el hábito de monje en el propio monas- 
terio el dia 18 de Julio de 1619. Siendo varios los 
apuntes que poseemos sobre el mérito del P. Marti, 
vamos á trasladar el siguiente, como el más breve y él 
que da más á conocer las circunstancias que adorna- 



1." SEC. — EFEM. — MAYO 3. — MARTÍ. 361 

ban al expresado músico. Dice así: «Fué insigne su- 
jeto, así en letras como en música , y uno de los Abades 
más célebres que ha tenido esta casa (Montserrat.) 
Tuvo muchos y diferentes puestos, tales como predi- 
cador, gobernador, prior de Castellfollit , prior mayor 
de O varenes , Abad de este monasterio, etc., y como 
tal, mandó enlosar de nuevo la iglesia, pintar la ca- 
pilla de San José y el techo de la de San Lorenzo, ha- 
cer la capilla de la ermita de la Trinidad , y dorar el al- 
tar de Santa Cruz y de Santa Ana. En Olesa se hizo 
por sus vecinos la capilla del Santo Cristo y el Santo 
Sepulcro, y por el terreno que pertenecia al monaste- 
rio, y que para dicho objeto cedió el abad Marti, y el 
haber éste prestado cien libras (moneda catalana que 
equivale á once reales cada libra) obtuvo para el ci- 
tado monasterio una renta anual de veinte libras. 
También compró el expresado Abad el olivar del tér- 
mino de Pierola y la viña de Bruquetas, junto á la 
finca ó casa de campo llamada Viña-Nova^ por 260 
libras. Se hicieron por orden suya las campanas de 
Santa María, San Benito y Santiago; desempeñó el 
monasterio en 30,600 libras, habiéndolo dejado tan 
abastecido de granos, que todavía hubo para otro cua- 
trenio al dejar el P. Marti de ser Abad, para cuyo car- 
go fué elegido en 1645, destino que sólo se desempe- 
ñaba por cuatro años , por cuya razón siempre se ha 
llamado cuatrenio^ disponiendo, por último, que la 
fiesta de la Natividad de Nuestra Señora, que es la 
tutelar y principal en dicho monasterio, se celebrara 
con más solemnidad que antes.» El P. Marti publicó 
un folleto en 4.° mayor de 79 páginas, cuya portada 
4ice así: «Memorial ó tratado en favor de los niños 
escolares y Seminario de Nuestra Señora de Montser- 
rat, por el P. Fr. Jayme Marti y Marvá, monge de la 
sagrada religión del gran patriarca San Benito, predi- 
cador é hijo profeso de la casa y cámara angelical del 



362 1.* SEC. — EFEM. — MAYO 3. — MAJITI. 

santuario de Nuestra Señora de Montserrat , y Abad 
de dicha casa. — Impreso en Tolosa por Juan Bonde, 
año 1650.» Este folleto fué después reimpreso en Man- 
resa en la imprenta de Pablo Roca , calle de San Mi- 
guel, núm. 40; pero no dice en qué año se hizo esta 
reimpresión , que es la que poseemos , pero que nos 
parece ser hecha á principios de este siglo. En dicho 
folleto se declara el P. Marti acérrimo defensor para 
que se admitan , así en el colegio de música como en 
el monasterio para ser monjes, niños, aunque sean de 
cinco años , porque dice que así lo dispusieron San 
Benito, otros varios Santos , Concilios y autores que 
cita; añadiendo, pág. 36, «que la regla de San Benito 
da licencia para que tomen el hábito de monjes niños 
de pequeña edad, para que con los tiernos años vayan 
mamando la leche de la religión.» 

Respetando nosotros profundamente la opinión de 
todos los Santos , Concilios y autores que dice el Padre 
Marti, y aun la suya propia, opinamos de muy diver- 
sa manera , por razones que tal vez emitiremos en otro 
escrito ; pero también diremos que lo que más nos ha 
lisonjeado en dicho folleto es cuando manifiesta su 
autor los muchos y notables músicos que de Montser- 
rat han salido ; porque además de nombrar los varios 
que hubo en el citado colegio, de la más alta nobleza, 
dice lo siguiente en la pág. 29, que viene á corroborar 
lo que siempre hemos dicho y consignado en elogio 
del tan celebrado colegio de música al hablar de él; y 
cuidado que su autor recuerda sólo los músicos de su 
tiempo, es decir, de hace algo más de dos siglos, pues 
de los anteriores y posteriores á esa época casi no hay 
noticias de ellos. «¿Por qué, dice el expresado Padre 
Marti en la pág. 29, no procurarán aprovecharse de estos 
Seminarios los monasterios y casas de nuestra sagra- 
da religión? Guando los demás anhelan por uno casi 
por reliquia (á nuestro modo de hablar) que les hon- 



1.' SEC. — EFEM. — MAYO o. — ESPIN. 363 

ren sus casas é iglesias , pues dudo haya iglesia par- 
ticular , catedral ni colegiata en Cataluña , Aragón y 
Valencia , monasterio reformado ó por reformar , mo- 
nacal ó mendicante, que no tengan de este Seminario 
de Monserrate quien sus iglesias les gobierne el canto, 
órgano y demás música , ¡ qué digo en Cataluña ! testi- 
go soy de vista de muchas iglesias y monasterios que 
he andado en Castilla , Galicia y Navarra que no ha- 
llase en ellas cantores de este Seminario , cuál de or- 
ganista , cuál de bajón , cuál de corneta y cuál hacía 
oficio de chantre , capiscol 6 cantor, que decimos y 
llamamos en nuestra sagrada Orden, cuál hacía todos 
estos oficios juntos: ¿para qué me canso? al presente, 
hallará V. P. Rma. en Monserrate, sólo de organistas 
siete , sin otros muchos que pudieran pasar en cual- 
quier iglesia por bonísimos. Tenga el Padre maestro 
Fr. Juan Márquez el primer lugar , y dudo haya otro 
en España de su facultad y arte ; los demás , todos dis- 
cípulos suyos que no los quiero callar , que el menor 
no se esconderá de nadie, pues en composición y es- 
peculación han de ser muy aventajados y prácticos ; el 
segundo de los que al presente viven es el P. Fr. Juan 
Romana; el tercero, el P. Fr. Pedro Roca; el cuarto, 
el P. Fr. Pedro Jorba; el quinto, el P. Fr. José Basso, 
y otros tres fuera en Poblet y Santas Cruces ; Fr. Die- 
go Roca y Sagriá.» 

^(1) Día 3, 1812. Nace en Vililla , obispado de Si- 
güenza , entre tres y cuatro de la madrugada, D. Joa- 
quín Espin y Guillen, siendo bautizado en la par- 
roquia de la Presentación de Nuestra Señora (1). Hace 
muchos años que estamos unidos por la más sincera 



(i) En el libro de la Sociedad artístico-musical de socorros 
mutuos dice que nació en Cuzcurrita, provincia de Logroño, en 
el año 1814; pero la fecha que nosotros ponemos es la que consta 
en los libros de la Concordia de la Real Capilla. 



3f;4 1." SEC. — EFEM. 2d\rO 3. — ESPIN. 

amistad al maestro Espin , y sin embargo que creemos 
que por nuestra parte no hemos faltado jamás en lo 
más mínimo á los deberes que la misma impone, dando, 
por el contrario , repetidas pruebas de ser sincera y 
verdadera , esto no obstante, y después de pedirle con 
insistencia muchísimas veces apuntes biográficos su- 
yos para hacerlos constar en este dia , se ha mostrado 
siempre muy agradecido y obligado á nuestra petición, 
pero excusándose de darlos por sus muchos quehace- 
res, etc., etc.; por fin, después de tanto pedirlos y de 
muchas disculpas y excusas en darlos, nos dijo clara 
y terminantemente, el dia 28 de Agosto de 1869, en el 
teatro de la calle de Jovellanos , que en vano con futía- 
mos olíenerlos^ puesto que no los quería dar^ 'porque no 
se creía con bastantes méritos y suficiente talento para 
ser publicados... ¡ Bravo, muy bien, Sr. Espin...! Nos- 
otros respetamos cual debemos su modestia de usted, 
por más que nos parezca extemporánea, sobre todo 
en la presente ocasión por lo que diremos después, 
y hubiera sido, sin duda, más lógico que desde el 
primer dia que le hicimos la petición sobre sus 
apuntes artísticos nos hubiese hablado con la fran- 
queza que lo hizo después de tantísimas veces como 
se los pedimos, pues que así nos habría evitado el ser 
molestos é impertinentes con V., y hubiéramos podido, 
por otra parte, adelantar nuestros tan ímprobos traba- 
jos , que V., y algún otro como V., si bien muy conta- 
dos por fortuna, no estiman en nada, al parecer, y 
oyen hablar de ellos con la más solemne indiferencia y 
como si se tratara de una obra escrita en Pekín , qu6 
reseñara la guerra civil de aquel Celeste Imperio. Us- 
ted, Sr. Espin, ya sabía, porque así se lo dijimos di- 
ferentes veces , que no elogiábamos en nuestro Dic- 
cionario á ninguno de nuestros contemporáneos, y que 
sólo relatábamos hechos desnudos de todo comenta- 
rio laudatorio, y hé aquí por qué decimos que, su mo- 



1.' SEC. EKEM. — MAYO 3. ESPIN. '¿ñ^y 

destia de V. nos parece sumamente extemporánea é 
inoportuna en esta ocasión; tanto más, cuanto que 
de todos modos debemos insertar su nombre en esta 
obra, contra la voluntad de V., que también es la nues- 
tra, y á pesar de su excesiva modestia...; ¿y sabe V. 
por qué? Por la sencilla razón de que si no figura su 
nombre de V. y el de unos pocos más que, como V., se 
hacen, sin venir al caso, demasiado hmnildes , creyén- 
dose indignos de que aparezcan sus nomlres en este li- 
iro^ acaecería que después de nuestro fallecimiento, 
ó pasados algunos cincuenta ó más años, seríamos cri- 
ticados, y con razón, de que no hubiésemos dado noti- 
cias, pocas ó muchas, de Vds., que se resisten á que 
inmortalicemos sus nombres y les honremos citándolos 
en este Diccionario; pues se encontrarían nuestros 
sucesores músicos ó aficionados, en algunos de los in- 
numerables periódicos que hoy día se publican, es- 
critos los nombres de Vds. como maestros ó profeso- 
res miiy distinguidos y acreditados^ como ahora se 
dice, y nos afearían el que siendo contemporáneos 
nuestros nada hubiésemos consignado de Vds.; todo 
lo cual daria á sospechar muy justamente que, ó éra- 
mos enemigos de Vds., no siendo esto jamás posible 
por nuestra parte, y que por esto nada hablábamos en 
nuestro libro de Vds., ó que escribíamos una historia 
incompletísima, que esto, al fin, ya tendría y tiene 
más visos de exactitud... Además, si todos los que 
actualmente viven opinaran como el Sr. Espin, enton- 
ces nuestro libro no podría titularse más que : Necro- 
logías de músicos españoles; y si no hay quien se ocupe 
de los contemporáneos , ¿para cuándo se espera y se 
cree más oportuno hacerlo? ¿Guando no se puedan re- 
unir los datos suficientes y exactos para escribir las 
biografías respectivas de cada individuo...? Pues bien; 
vea el Sr. Espin lo que nos dice un joven amigo nues- 
tro, tan modesto como el que más , después de haberle 



366 1.' SEC. — EFEM. — MATO 3.— ESPfN. 

pedido apuntes suyos, y téngase en cuenta que no 
vamos á referirlo para aplicar lo dicho por este joven 
al Sr. Espin, ni á ninguno de los que como él opinan 
sobre el particular , sino para que vean el modo tan 
elegante y persuasivo que tiene para disculparse con 
nosotros , pero que al fin y al cabo nos envia lo que le 
pedimos. Dice así : «Cree V. que me pidió mis apun- 
tes biográficos , y cree V. muy bien , porque me los ha 
pedido varias veces ; pero yo no se los he mandado 
porque siempre me he visto para ello en un compro- 
miso. No digo esto movido por un exceso de modestia, 
que todos manifiestan para hablar de sí propios. Yo 
quisiera tener mucho que decir de mí, y lo diria de 
buena gana sin ceremonias niambajes, porqtíe creo 
gne la eoscesiva modestia está muy cerca del orgullo re- 
finado; pero ¿qué voy á consignar yo en mi biografía? 
¿Qué puede contar de su vida el que empieza á vivir? 
Sin embargo , por dar á V. gusto , y puesto que V. lo 
quiere , le mandaré dentro de dos ó tres dias mis apun- 
tes, y ya verá V. qué apuntes...» 

Así es cómo nos escribe un joven de treinta años 
de edad, aficionado músico y no profesor, y que acaba 
de obtener muchos aplausos por una sinfonía suya que 
se ha tocado en estos dias (Agosto de 1869) en el Jar- 
din del Buen Retiro de Madrid por la brillante Socie- 
dad de Conciertos^ que ha compuesto varias obras y ha 
fundado á sus expensas, en su ciudad natal, un orfeón 
que él mismo dirige. Así es cómo se portan con nos- 
otros los ilustres aficionados que, sin ser proféseles 
ni compañeros , y sin contar con nuestra insignifican- 
te amistad más que desde ayer, nos dan pruebas bien 
palmarias del interés que se toman por la fama de 
nuestro arte y del nombre músico español. ¡Gloria y 
plácemes , pues , á todos los que dan tan grandes prue- 
bas de desinterés y de entusiasmo filarmónico, porque 
sus nombres pasarán á la posteridad, inmarcesibles y 



1.* 3EC. — EFKM. — MA.ro o. — ESPIN. 367 

respetados cual se merecen! Para terminar ésta para 
nosotros enojosa cuestión, diremos que bien puede 
comprender el Sr. Espin, y los que como él opinen so- 
bre el particular, que en una obra en que han de figu- 
rar ínás de 2,500 nomires^ una vez terminada, en nada 
podrá rebajar su importancia, si es que la tenga, el 
que dejen de insertarse en la misma 30 ó 40 nombres 
más ó menos; pero que, sin embargo, nosotros senti- 
mos mucho que estos 30 ó 40 dejen de ser inscritos en 
nuestro libro con todas las noticias referentes á sus 
méritos y obras que han escrito j porque deseamos pre- 
sentarnos ante el mundo musical cual corresponde á 
esta gran nación española, y á cuyo fin todos sus hijos 
tenemos un sagrado deber de contribuir á ello. Sirva, 
pues, todo lo que llevamos referido hasta aquí de go- 
bierno é inteligencia á todos los que hasta hoy (Agos- 
to de 1869) se han excusado ó para en adelante se ex- 
cusaren de facilitarnos sus apuntes biográficos , por- 
que no volveremos á tocar más esta cuestión, como no 
sea para recordarla á los que persistieran en su nega- 
tiva. Por lo tanto, vamos á terminar éstos para nos- 
otros desagradables renglones que acabamos de escri- 
bir, diciendo ahora con mucha satisfacción que el se- 
ñor Espin ha estado de maestro de coros de la ópera 
italiana que actuaba en el teatro Real de Madrid du- 
rante unos ocho ó diez años : que por orden de S. M. 
la reina Isabel fué nombrado segundo organista de la 
Real Capilla , destino que juró el dia 22 de Octubre 
de 1 355 ; que en 1857 obtuvo del gobierno el nombra- 
miento de maestro de solfeo del Conservatorio ; que 
ha escrito muchas obras musicales , entre las que re- 
cordamos la ópera española Padilla , letra de nuestro 
amigo el Sr. Romero Larrañaga, cuyo primer acto se 
cantó con brillante éxito en el teatro del Circo de Ma- 
drid el dia 9 de Julio de 1845 ; que en' 1841 ó 42 fundó 
en esta capital, en unión de algún otro amigo suyo, 



368 1.' SEC. — EFEM. — VA YO 3. ESPIN. 

que creemos fuera el que también lo es nuestro, señor 
Soriano Fuertes , un periódico artístico, que, si no nos 
equivocamos, fué el primero en su clase, titulado La 
lieria Musical^ en el que se defendian con gran calor 
los intereses del arte y se abogaba por la ópera nacio- 
nal ; que en 1851 estableció en su casa una sociedad, 
que distinguió con el significativo dictado de Circulo 
filarmónico de Madrid^ y en el que se daban brillantes 
conciertos y se reunia todo lo más notable que encer- 
raba la corte de España, así en ciencia musical como 
en posición oficial. Dígasenos ahora s_i después de ha- 
ber reseñado tan á la ligera y recordado sólo al acaso, 
y sin datos ó documentos que poder consultar, los pues- 
tos que ha ocupado el Sr. Espin en el profesorado mú- 
sico español , las obras que ha escrito y el interés que 
ha manifestado siempre por nuestro farellón musical^ 
es ó no digno de figurar en nuestra obra... Nos so- 
metemos gustosos al fallo de nuestros ilustres é im- 
parciales lectores, y al cual inclinamos gustosos la 
cabeza. Ahora una pregunta al Sr. Espin. Como su- 
ponemos que V. conoce la obra del sabio é ilustre se- 
ñor Fetis, Biografía universal de músicos^ y que habrá 
visto que entre los miles de músicos que en ella figu- 
ran de todas las naciones, cita, entre otros, el de un 
timbalero^ ¿cree el Sr. Espin, de buena fé se entien- 
de, más digno de recuerdo un timlalero^ por más que 
éste sea el primero del mundo ^ á un maestro composi- 
tor, 'por humilde que fueraí Se nos olvidaba decir que 
el Sr. Espin es pariente, por parte de su esposa, del 
Jnmortal Rossini , de quien creemos que posee algunos 
escritos autógrafos que deben serle en extremo lison- 
jeros, los que hubiéramos deseado insertar para honrar 
con ellos las páginas de este pobre libro. Terminare- 
mos con el amigo Espin copiando un párrafo del Dia- 
rio de Madrid del 27 de Diciembre de 1847, en el 
que da cuenta á sus lectores de un concierto que tuvo 



1." SEC. — EFEM. — MAYO o. — ESPIN, 369 



diclio señor en su casa , pero no para hacer constar los 
inmerecidos elogios que en él se nos dispensan , y sí 
para que se comprenda la antigua é íntima amistad 
que nos une hace tantos años , y que por lo mismo nos 
h'a sorprendido mucho más en él que en otros su ex- 
traño proceder en este asunto. Dice así el citado Dia- 
rio: «...Entre otras piezas lindísimas, se cantó un 
cuarteto-cánon ^ composición del Sr. Espin, que en ob- 
sequio suyo y de la sociedad ensayó y dirigió primo- 
rosamente al piano el autor de la I'permestra , Sr. Sal- 
doni; la ejecución, confiada á las señoritas Hoscoso y 
Campo, y á los Sres. Hijosa y Reguer (1), fué esme- 
rada y superior á cuanto se oye de ordinario ; el éxito 
fué estrepitoso , haciéndose repetir entre prolongados 
aplausos , con la circunstancia de que en la repetición 
el Sr. Saldoni cedió el puesto al autor, lo cual prueba 
la excelente armonía que reina entre los compositores 
españoles.» En una función celebrada en nuestro Con- 
servatorio el dia 21 de Noviembre del mismo año 1847, 
á la cual asistieron SS. MM., se habia ya cantado el 
mismo cuarteto^ y el periódico JEl Eco del Comercio^ 
del diá 25 del citado mes y año , dice , al hablar de él, 
lo siguiente: «...Nos llamó la atención un cuarteto- 
canon del maestro Espin y Guillen, de un trabajo di- 
fícil y elegante, y cuyo desempeño fué admirable por 
las señoritas Anglés, Lama, y los Sres. Hijosa y Re- 
guer. También es digno de elogio el maestro Saldoni 
por el celo que demostró en la ejecución y dirección 
de la obra de su compañero Espin. SS. MM. presidie- 
ron la función , y se retiraron complacidas , así como • 
la elegante sociedad, de la Xuncion con que nos honró 
el Conservatorio. » 

(N. I) Dia 3, 1817. Nace en la villa de Villama- 



[\) Todos discípulos nuestros. 

TOMO II. 24 



370 I.'SEC. — EFEM. MAYO 3. — RODRÍGUEZ. — R£ YNEL.— BL.VZQUEZ. 

yor de laslviernas, provincia de Guadalajara, D. José 
Flores Laguna , primer contralto de la Eeal Capilla de 
señoras Descalzas de Madrid. Hizo sus primeros estu- 
dios con el maestro D, Juan Lorenzo Muñoz en la ca- 
tedral de Sigüenza, de la que fué tiple cuando niño. 
Después obtuvo una en el colegio de Infantes de San 
Felipe Neri de la misma ciudad. Fundó en Madrid el 
Orfeón de El Fomento de las Artes y el Artístico ma- 
tritense, de los que fué director y presidente. Las obras 
que ha publicado el Sr. Florez son: El cuadro sinOp- 
tieo-Mstorico-musical ; El Vidia-pason, Tetracordos y 
Signos griegos; Método teórico-práctico para los or- 
feones; Método de canto llano yfigiirado, etc., etc. 

(I) Día 3, 1843. Muere en Bilbao el joven D. Gar- 
los Rodríguez y Broca , acreditado profesor de oboe y 
de corno-inglés. (Véase el dia 7 de Febrero, 1. 1.) 

(N. I) Dia 3, 1848. Nace en Madrid doña Emilia 
Reynel y Corona. En Octubre de 1862 fué matriculada 
como alumna en la Escuela nacional de música , en la 
clase de solfeo; en el mismo Octubre de 1865, en la de 
canto, habiendo dejado de asistir en 1869, volviendo 
á ingresar en Octubre de 1875 en quinto año de canto; 
y en los concursos públicos de esta enseñanza efec- 
tuados en la propia Escuela en Junio de 1877 obtuvo 
el primer premio, siendo discípula del Sr. Inzenga; pero 
en los primeros años lo fué del autor de esta obra. 
Después ha cantado de prima donna en las compa- 
ñías de ópera italiana en varios teatros de España, con 
éxito extraordinario. 

(N. *) Dia 3, 1854. Nace en Madrid D. Mariano 
Blazquez y Villacampa. En Octubre de 1868 fué ma- 
triculado como alumno de la Escuela nacional de mú- 
sica, y en los concursos públicos de composición efec- 



l/SEC.-EFEÍiI.-M\Y0 3.-i;CHI3VERftÍA.-PEIlEZ.-BLANCH.-DOCTOH.-4, LIGUES. 371 

tuados en el mismo establecimiento en Junio de 1875 
obtuvo el primer premio , siendo discípulo del señor 
Arrieta. 

(N. I) Dia 3, 1860. Muere en Rio Janeiro el dis- 
tinguido cantor dramático D. José Echeverría. (Véase 
^el dia 11 de Enero, t. i.) 

(N. I) Dia 3, 1860. Nace en Zaragoza D. José 
Pérez é Irache. En Octubre de 1876 fué matriculado 
como alumno de la Escuela nacional^ y en los concur- 
sos públicos de piano efectuados en el mismo estable- 
cimiento en Setiembre de 1878 obtuvo el primer pre- 
mio, siendo discípulo del Sr. Mendizábal. 

(N. I ) Dia 3, 1866. Nace en Tarragona la señorita 
doña María Elvira Blandí y Pintaluba. En Octubre 
de 1878 fué matriculada como alumna en la Escuela 
nacional de música en la clase de solfeo , y en los con- 
cursos públicos de esta enseñanza efectuados en el 
mismo establecimiento en Junio de 1880 obtuvo el 
primer premio , siendo discípula del Sr. Pinilla. 

(N. *) Dia 3, 1867. Nace en Sevilla doña Pilar 
Doctor y Kubio. En Octubre de 1876 fué matriculada 
como alumna de la Escuela nacional , y en los concur- 
sos públicos de solfeo efectuados en el propio estable- 
cimiento en Junio de 1879 obtuvo el primer premio, 
siendo discípula del Sr. Serrano. 

(I) Dia 4, 1834. Muere en Zaragoza la aplaudida 
cantante aficionada señorita doña Eladia Ligues y Bar- 
dají. (Véase el dia 18 de Febrero, t. .i.) 

(*) Dia 5, 1733. Muere en Burdeos el acreditado 
compositor D. Ignacio Anleo, natural de Valladolid. 



372 1.' SEC. — EFEM. MAYO 5. — AKLEO. PAÑO. — GUZMAN. 

(N. I) Dia 5, 1791. líace en Barcelona D. Agus- 
tín Paño y Vínolas. (Véase el dia 9 de Seüembre.) Fué 
uno de los profesores de contrabajo que gozó de más 
fama en dicha ciudad, perteneciendo casi toda su vida 
como individuo de las orquestas de la ópera italiana 
y de las principales funciones sagradas y profanas que 
se daban en la expresada capital. Nosotros nos honrá- 
bamos con su amistad desde muy joven , y en verdad 
que no hemos tratado otra persona que fuera más ama- 
ble, honrada y divertida que lo fué el Sr. Paño. 

Dia 5 (1) , 1826. Nace en Granada doña María Eu- 
genia de Guzman y Portocarrero , condesa de Teba. 
Casó con Napoleón III, emperador de los franceses ^ 
en 29 de Enero de 1853. No hemos tenido la honra de 
oir cantar á la emperatriz Eugenia; pero nuestro buen 
amigo el conocido y aplaudido maestro D. Sebastian 
de Iradier , que hace pocos años falleció , y que habia 
sido su profesor , según decia , nos ponderaba mucho 
la excelente voz de contralto de su augusta discípula, 
añadiendo que tenía bastante extensión y extraordi- 
naria dulzura , además de reunir gran expresión y sen- 
timiento en todo lo que cantaba, asegurándonos que 
es una aficionada muy notable y distinguida , motivo 
por el cual nos alegramos infinito , porque así honra 
nuestra obra con su augusto nombre , tan ilustre en la 
historia política francesa como entre los filarmónicos 
españoles. Además de las bellas circunstancias que 
adornan á nuestra excelsa compatriota, considerada 
como cantante aficionada , pondremos á continuación 
lo que leímos en el periódico La Época del dia 11 de 



(i) En las Efemérides que dimos á luz en i86o pusimos, sin 
acordarnos de dónde lo copiamos, que habia nacido la Empera- 
triz el dia 1 5 de este mes, lo cual es un error, puesto que en la 
Guia Oficial de Madrid hemos hallado que fué el dia 5, cuya fe- 
cha creemos la verdadera, por hallarse en el citado documento. 



1." SEC. — EFEM. MAYO 5. — GUZMAX. 373 

Enero de 1868, con el epígrafe de Las mujeres ilustres 
de la Francia contem'pordnea , artículo firmado por X, 
bajo cuya inicial se oculta un elegante escritor espa- 
ñol , dándonos á conocer las raras prendas de nuestra 
ilustre compatriota la bella emperatriz Eugenia. Dice: 
«Uno de los más distinguidos cronistas de los salones 
parisienses ha trazado con ligeros rasgos una colección 
de bocetos de las damas más ilustres de la Francia 
contemporánea. Vamos á trasladar estos bocetos, con 
lo que podrán nuestros lectores formarse una idea de 
las prendas físicas y morales de los astros de los salo- 
nes parisienses. 

«LA EMPERATRIZ. 

»No es en España donde hay que describir la belle- 
za física de la Emperatriz. 

»La hemos visto nacer bajo el hermoso cielo de An- 
dalucía, como una de sus más bellas flores , y sus re- 
tratos abundan tanto en España como en Francia. 

»Pero podemos dar á los que conocen las cualidades 
de su alma algunos datos más para que puedan esti- 
mar en lo que valen sus privilegiadas prendas mo- 
rales. 

»Débil y nerviosa, durante las epidemias que han 
afligido á la Francia , y especialmente á la ciudad de 
Amiens, ha sido para los enfermos, para los coléricos 
sobre todo, una heroica Hermana de la Caridad. 

»Guando el atentado de Orsini puso su vida en peli- 
gro, herida en un ojo y obligada, sin embargo, á asis- 
tir á la representación de la Opera , tuvo valor para no 
llevar el pañuelo á los ojos , temerosa de que creyese 
el público que lloraba. Pero esta mujer, fuerte ante el 
peligro, tiene lágrimas para todos los infortunios, pie- 
dad para todos los desgraciados , consuelos para todas 
las aflicciones. 



374 1." SEC. — EFEM. — MAYO 5. GDZMÁX. 

»Su sensibilidad es tan grande, que hasta los dolo- 
res que finge el poeta encuentran eco en su corazón. 

»Una noche asistía á la representación del drama 
La joie fait feur. La Emperatriz, visiblemente conmo- 
vida, habia llevado muchas veces á los ojos un mi- 
croscópico focliet liandker de encaje que tenía en la 
mano. 

»Era evidente que el punto de Alenzon no bastaba, 
dado el creciente interés del papel que desempeñaba 
Mad. Ayal. 

»E1 Emperador, que observaba sin decir palabra al- 
guna aquella escena muda , retorcía su bigote con su 
habitual sonrisa, y al cabo, no sin cierta malicia, sacó 
su pañuelo del bolsillo y le ofreció á su augusta espo- 
sa, la cual se apoderó de él vivamente. 

»E1 interés de la obra continuaba, y las peripecias 
se multiplicaban , siendo cada vez más conmovedoras. 

»Todos los que se hallaban en el palco imperial pres- 
taban la mayor atención. 

»La Emperatriz observó de pronto que su emoción 
se habia apoderado del Emperador... Un instante más, 
y asomarla una lágrima á sus ojos. 

»La lágrima resbaló por las mejillas del jefe del Es- 
tado, y la Emperatriz se apresuró á devolver el pañue- 
lo de batista á su esposo. 

»Su belleza, dice su retratista , es ala vez española 
é inglesa. 

»Su edad anda á remolque, y sólo el Almanaque Im- 
perial es el que se atreve á decir que tenía treinta 
años(l). 

»Bondadosa en extremo, no hay nadie más indul- 
gente que ella para con todo el mundo. 



(i ) Será el Almanaque Imperial el que tal diga , pues habién- 
dose escrito este artículo en 1868, contaba la Emperatriz en este 
año cuarenta y dos, menos cuatro meses, puesto que nació en 1826 
según consta en la Guia Oficial de forasteros de Madrid. — Saldoni 



1." SEC. — EFEM. — MAYO 5. — ESCH1BAN0. — VJGLIETTI. 375 

»Cuéntase que en un concierto dado en su habita- 
ción se olvidó de felicitar á un artista , y enmendando 
su olvido : 

— »No creáis, dijo al cantante, aunque nada os he 
hablado, que habéis pasado desapercibido. Vuestro ta- 
lento es siempre digno de atención. 

— »i A buena hora ! exclamó el artista en un acceso 
de franqueza ruda. 

>>No solamente no se enfadó , sino que refirió á sus 
amigas más íntimas la aventura con deliciosos comen- 
tarios. 

»Todos los actos de su vida prueban la sencillez de 
su carácter y la grande elevación de sus pensamientos. 

»Cuéntase que en su espléndido guardaropa hay 
una prenda cuya moda ha pasado, muy usada y desco- 
lorida. 

»Jamás se la pone, pero la lleva á todas partes á 
donde va. 

— »¿Es algún talismán? ¿Alguna reliquia? 

— »No, Pepa, dijo un dia á una de sus servidoras 
que queria destruir aquella prenda; quiero llevarla; la 
llevaba cuando él me vio por la primera vez.» 

El articulista continúa ahora reseñando otras ilus- 
tres damas francesas que en esta obra no pueden figu- 
rar, por ser asunto ajeno á la índole de la misma. 

(N. I) Dia 5, 1866. Nace en Carabanchel Bajo 
(Madrid) doña Carolina Escribano y Ruperez. En Oc- 
tubre de 1875 fué matriculada como alumna de la E8- 
cuela nacional de música , en segundo año de solfeo, y 
en los concursos públicos de esta enseñanza efectua- 
dos en el propio establecimiento en Junio de 1877 ob- 
tuvo el primer premio, siendo discípula del Sr. Re- 
yentes. 

(N. I) Día 5, 1878. Muere en Madrid, á las doce 



376 1." SEC. — EFEM. — M.VYO fi. — LÓPEZ. OREIRO. 

de la mañana, domingo, en la Casa de la Moneda, 
D. Clemente Viglietti y Dotta, muy acreditado pro- 
fesor de oficie, estando de primero en el teatro Real de 
Madrid y en la célebre Sociedad de Conciertos , cuya 
temprana muerte fué muy sentida por todos sus com- 
pañeros. 

(I) Dia6, 1772. Nace en Madrid D. Miguel Ló- 
pez Remacha , distinguido y acreditado tenor de la 
Real Capilla. (Véase el dia 14 de Abril.) Fué bautizado 
en la parroquia de San Ginés , y en la partida de bau- 
tismo, que original hemos visto, hay una nota ó ad.ver- 
tencia que dice que por orden del señor vicario quedaba 
suprimido el apellido materno de Remacha , y en su 
lugar se ponian el de Bartolomé y Zahonero; de modo 
que la madre de D. Miguel López , según esta nota ú 
orden del vicario, se llamaba doña Dominga Vitoria 
Marídi Bartolomé Zaho7ier o ^ con cuyos apellidos mater- 
nos no tenemos noticias de que jamás se haya firmado 
el D. Miguel López Remacha, y sí siempre con el de 
Zopez Remacha; todo lo cual hacemos constar para 
que se comprenda con qué verdad y exactitud redac- 
tamos esta obra , y también para manifestar que este 
músico ha sido siempre conocido sólo por los expre- 
sados apellidos de López Remacha, y no de Zopez Bar- 
tolomé y Zahonero , no obstante la advertencia puesta 
en su partida de bautismo de mandar borrar ó supri- 
mir el de Remacha, circunstancia que nos ha llamado 
la atención, y no hemos podido comprender la causa 
ó motivo que hubo para ello ; tanto más, cuanto que 
nos consta que jamás hubiese hecho uso de ello el 
interesado, Sr. D. Miguel López Remacha. 

Dia 6 , 1854. Muere en Madrid , calle del Baño, nú- 
mero 13, la muy célebre cantante Excma. señora doña 
Manuela Oreiro Lema de Vega. (Véase el dia 9 de Di- 



l.í SEC. — EFEM. — MAYO ti. — OKEIRO. 377 

ciembre.) Tenemos escrita una extensa biografía de 
esta insigne cantante ; pero no podemos insertarla por 
habernos propuesto escribir sólo breves apuntes de los 
que deben figurar en esta obra , por no hacerla dema- 
siado costosa ; pero quizá la publicaremos aparte como 
folleto. A la edad de doce años fué admitida como 
alumna del Conservatorio de r/iúsica de María Cris- 
tina^ desde el primer dia de la apertura de sus clases 
(7 Enero 1831), siendo su maestro de solfeo y de vo- 
calización el autor de esta obra , y de canto el Sr. Pier- 
marini, y además estudiaba al propio tiempo el piano, 
armonía, gramática, aritmética, etc., etc. A los once 
meses de asistir á dichas clases (Diciembre de 1831), 
hubo exámenes, y en todas las asignaturas sacó la nota 
de sobresaliente^ y además la medalla de oro con la nota 
siguiente: «Doña Manuela Oreiro Lema, alumna in- 
terna que á su admisión en el Eeal Conservatorio no 
tenía conocimiento ninguno, ni artístico ni literario, y 
se ha reconocido como la más adelantada en todas las 
clases.» En estos exámenes, que duraron cinco diasy 
fueron presididos por el Excmo. señor ministro de 
Hacienda Ballesteros , á cuya dependencia pertenecía 
entonces el Conservatorio, en el del dia 14 de Diciem- 
bre del citado año de 1831 cantó la Lema la gran aria 
del segundo acto de la ópera Zelmira^ del maestro 
Rossini. El semanario las Cartas es'pañolas^ en su 
tomo III, pág. 174, al hablar de estos exámenes, 
dice: «...Una de las niñas principalmente nos sorpren- 
dió por la excelencia de su voz y el exquisito gusto 
con que la maneja ; puede decirse de ella que empieza 
por donde otras acaban. Los maestros nos asegura- 
fon que en todos los demás ramos que abraza la ense- 
ñanza sobresale de igual manera.» Inútil es decir que 
la Lema fué ya desde esta fecha la gran discípula del 
Conservatorio en todas sus funciones-, y que algunos 
la apellidaban la estrella refulgente del Conservatorio, 



378 1." SEC. — EFEM. — MAYO 6. — OREIRO. 

y lo mismo se decia en la corte de Fernando VII cuando 
los maestros y alumnos iban á dar funciones (una de 
ellas fué El Barlero de Sevilla) para distraer á S. M. 
en su larga enfermedad. 

Al poco tiempo de haber salido del Conservatorio 
cantó en los teatros de Madrid de frima donna abso- 
luta en la temporada de 1836 á 1837, causando un fa- 
natismo, sobre todo en la ópera / Cafiüetti ed i Mon- 
teccM del delicioso Bellini , en la parte de Borneo^ y en 
Belisario^ del fecundo Donizetti, en la de Irene. Cuando 
á fines de 1841 vino á Madrid el rey de los tenores^ 
Rubini, se dieron en el Liceo establecido en los gran- 
des salones del conde de Villahermosa , seis funciones, 
costando sesenta reales por un asiento en cada fun- 
ción. 

Inútil es decir que se tomaron los asientos por asal- 
lo, á pesar del subido precio de ellos , nunca visto en 
Madrid , por las principales personas de la corte , así 
€n las artes y ciencias como en la aristocracia , y que 
la Lema hizo tal fanatismo, que el mismo Eubini nos 
dijo á nosotros que nunca en su larga carrera teatral 
haMa encontrado otra com'pañera que tuviera el alma^ 
la voz ^ la acción y el canto tan enérgico corno la Lema^ 
y así es que él dio á ésta su retrato , al pié del cual se 
lee AUamia Lucia di Madrid doña Manuela de Vega^ 
in segno d' ammiragione , Rulini. No fueron menos los 
triunfos de esta célebre cantante cuando lo era de la 
cámara de S. M. la reina doña Isabel II, que tuvieron 
lugar en 1849 y 50 en el lindo teatro que en el mismo 
Palacio se dispuso al efecto , haciendo las óperas Ilde- 
gonda^ de nuestro amigo Arrieta ; Luisa Miller^ del 
original Verdi ; laStraniera, del arrebatador Bellini, 
La Conquista de Granada , del expresado Arrieta ; de 
modo que de cuatro óperas completas que se hicieron 
en el Palacio de nuestros Reyes , dos fueron de un 
maestro español, lo cual celebramos entonces y ahora 



1.' SEC. — EFEM. — MAYO (i. — OHEIRO. 37!> 

también, sintiendo que no imitaran este ejemplo los 
empresarios de los teatros, para de este modo dar, no 
sólo una prueba de españolismo, sino también de pro- 
tección á los artistas nacionales (1), En todas las indi- 
cadas óperas, la Lema quedó á la altura de su gran 
reputación, y de sus triunfos participaron igualmente, 
con mucha justicia, los demás compañeros de la 'prima 
donna en la corte de los reyes de España , señorita 
doña Sofía Vela, contralto; Sr. D. Lázaro Puig , mar- 
qués de Gaona , tenor ; Sr. D. Adolfo de Gironella , ba- 
rítono, y el Sr. D. Joaquín Reguer , bajo además de la 
Real Capilla de SS. MM. 

Hemos citado las partes principales de que se com- 
ponía esta notable compañía de ópera , á la que esta- 
ban agregadas las segundas partes, coros y orquesta, 
dignos todos de tan acreditados cantantes y de las au- 
gustas personas para quienes se celebraban las funcio- 
nes, para que se comprenda que no sólo podían figu- 
rar en el Palacio de nuestros Reyes , pero también en. 
cualquier otro primer teatro de Europa . ¡ Y todavía ha- 
brá quien ponga en tela de juicio, después de lo que 
acabamos de manifestar, y hemos ya referido otras 
mil veces en esta obra y en otros escritos , si tenemos 
ó no en España , no sólo ahora , sino siempre , maes- 
tros y cantantes dignos de instalar nuestra ópera na- 
cional, cuando consta además en el tomo i de este Dic- 
cionario, pág. 323 y siguientes , el fanatismo que pro- 
ducía en el público de Madrid á fines del siglo pasado, 
deshancando la ópera española á la italiana ! ¡ Qué ce- 
guedad ! ¡ Qué obstinación ! ¡ Qué vergüenza ! Lo que no 
tenemos , bochornoso es decirlo, es el españolismo y na- 



(i) En estas funciones debia también haberse cantado nues- 
tra ópera Boabdil, pues así nos lo prometió formalmente S. M. ¡a 
Reina, de cuya promesa son testigos , entre otros , el Sr. Reguer; 
y si no llegó á efectuarse, fué tal vez por haberse suspendido las 
referidas fiestas. 



380 1." SEC. — EFSM. — MAYO 6. — OREIRO. 

cionalidad que al efecto son precisos , pero sí que ésta 
se halla en todos los países civilizados, menos... en 
el nuestro. 

Debemos decir que el director de la insigne compa- 
ñía española que actuaba en el regio alcázar , lo mis- 
mo que el de las célebres funciones de Rubini en el 
Liceo, lo fué nuestro apreciable y simpático amigo y 
comprofesor, el Excmo. Sr. D. Francisco Frontera de 
Valldemosa (22 Setiembre), á quien pertenece de justi- 
cia una gran parte de los triunfos obtenidos por los 
cantantes , así en el Liceo como en el Palacio de Sus 
Majestades, por el acierto y perfección en la dirección 
de las expresadas grandiosas funciones. 

Si tuviéramos que copiar, no todos, pero sí algu- 
nos de los muchos periódicos que han hablado del ex- 
traordinario mérito de la Lema , no nos bastarían dos 
tomos como el presente ; por lo que sólo vamos á ci- 
tarlos por si algún curioso quiere enterarse de su con- 
tenido , seguro de que no le ha de pesar. Sin embargo, 
copiaremos solamente lo que dijo la Gaceta Oficial de 
Madrid del dia 9 de Abril de 1843 al dar cuenta de un 
Stahat Mater y Miserere compuesto por nosotros , y 
cantado en el Liceo de Madrid. Después de prodigarnos 
mil elogios que nos ruborizan, añade, al citar á la se- 
ñora Lema, lo siguiente: «...Fuerza es confesar que la 
ejecución ha hecho resaltar grandemente todas las be- 
llezas artísticas de las dos obras. La señora Lema^ con 
esa voz que parece liaber rolado á los ángeles , la seño- 
rita de Gampuzano y Garcés con su admirable maes- 
tría , la señora Colomer con sus acentos melodiosos y 
enérgicos , así como los Sres. Castells , Carrion, Reguer 
y Barba , han sabido interpretar inimitablemente las 
inspiraciones del maestro , debiendo compartir con 
éste los infinitos aplausos de entusiasmo que han ra- 
cogido...» 

El Heraldo del 17 y 31 de Enero de 1843, y El 



!." SEC. — EFEM. — MAYO 0.- — PEUEZ. 



Corresponsal del dia 29 de Enero del mismo año , dan 
asimismo curiosas y detalladas noticias del gran mé- 
rito que como cantante tenía la Lema. Habiendo dado 
á conocer muy ligeramente á nuestros lectores el mé- 
rito de la señora Lema como actriz cantante, diremos 
ahora solamente, con respecto á la dama y señora pri- 
vada, que antes y después de contraer matrimonio con 
nuestro ilustre amigo el afamado y eminente poeta, ex- 
celentísimo Sr. D, Ventura de la Vega , cuyo enlace se 
efectuó el 1.° de Abril de 1838, demostró siempre y 
en todas ocasiones ser una excelente amiga , entusias- 
ta esposa, amorosa y cariñosa madre, que al fallecer 
dejó tres hijos varones, Ricardo, Ventura y Luis, que- 
rida é idolatrada por cuantos tenían la honra de tratar- 
la; porque además de su privilegiado talento como se- 
ñora en sociedad, reunía una dulzura y amabili- 
dad en su trato encantadoras. Inútil nos parece decir 
que al ocurrir su sensible y prematura muerte, á los 
treinta y seis años de edad, toda la prensa la dedicó 
sentidos artículos, y á la conducción de su cadáver 
al camposanto de San Isidro, extramuros de Madrid, 
asistió todo lo más notable de esta capital, así en letras 
como en artes , para dar una prueba del gran dolor y 
pesar de que estaban poseídos por la sentida y llorada 
muerte de tan ilustre artista y noble dama. 

(N. I) Dia 6, 1869. Muere en Pinto , provincia de 
Madrid, D. Santiago Pérez y Garrido. (Véase el dia 25 de 
Julio. )Nació enArnedo (Rioja), provincia de Logroño, 
diócesis de Calahorra. A consecuencia de la invasión 
francesa en 1808 sentó plaza , y se agregó á la músi- 
ca en el regimiento de los Voluntarios de Navarra el 
dia 1." de Abril de 1810, permaneciendo hasta 1813, que 
pasó al de Cariñena, y en 12 de Julio de 1817 al Real 
Cuerpo de Guardias de la persona del Rey, habiendo 
tenido la honra de tocar el piano en el palacio del Buen 



382 1.' SEC. — EFEM. — MAYO 0. — PÉREZ. 



Retiro de Madrid en presencia de la reina doña María 
Josefa Amalia. 

Durante el tiempo que estuvo en el ejército se halló 
en los sitios de Daroca y Pamplona , y en el de Tortosa 
en 1814, portándose siempre con valor, y cumpliendo 
con la mayor exactitud. 

A fines de Abril de 1821 , á consecuencia de la di- 
solución del Real Cuerpo, quedó este individuo con li- 
lencia ilimitada : á la reorganización del Cuerpo en 1824 
tuvo de nuevo ingreso en su clase. 

Asistió á la Real Cámara y Capilla como clarín todo 
el tiempo que estuvo en Guardias de Corps. 

Por real orden de 28 de Agosto de 1837 se dignó 
S. M. declararle con opción á los premios de constan- 
cia marcados en los reglamentos de 1813. 

En 1835 fué nombrado organista para las tres par- 
roquias unidas de la ciudad de Arnedo , previo concur- 
so de opositores ; y practicadas las diligencias de cos- 
tumbre, empezó á desempeñar su cometido desde el 10 
de Junio de 1835 á 6 de Junio del 38 con la mayor exac- 
titud, y con aplauso general, según consta de la certi- 
ficación original expedida por el Dr. D. Manuel Sainz 
de Munilla , cura propio y presidente del cabildo de 
Arnedo, y vicario eclesiástico de su partido. 

En 1838 se trasladó á la corte á fin de atender más 
de cerca á sus intereses y educación de su familia, y 
muy particularmente de sus dos hijos, excelentes pro- 
fesores, D. Genaro y D. Francisco. 

A la apertura del teatro de la Ópera (en el Circo de 
Madrid, empresa Salamanca, y director D. Ramón 
Carnicer) estuvo de contrabajo hasta el año 50 , que se 
inauguró el teatro Real y no pudo continuar por el es- 
tado de su salud, por lo cual se retiró, siguiendo dan- 
do lecciones en su casa, hasta que, agravándose, últi- 
mamente se trasladó á Pinto en compañía de una hija 
establecida en dicha villa, en donde falleció. 



1.* SEC. — EFEM. — MAYO (i, ARENAS. — 7, ALVAREZ. — HIRUELA. 383 

(I) Día 6, 1877. Muere en Madrid el modesto y 
apreciable pianista D. Miguel Ramón Arenas y Eodri- 
guez. (Véase el dia 8 de este mes.) 

(*) Dia 7, 1800. Muere en Méjico el notable or- 
ganista D. José Alvarez y Torres, natural de Burgos. 

(I) Dia 7, 1823. Nace en Granada D. José Hirue- 
la y Lara, primer barítono de zarzuela. Estudió los 
primeros conocimientos de solfeo y piano con su ami- 
go, y paisano D. José Espinel y Moya, profesor en Gra- 
nada. Más tarde, y continuando en su constante estu- 
dio de la música por mera afición , se manifestaron en 
él facultades vocales poco comunes, y se decidió á ha- 
cer estudios especiales de canto con D. Bernabé Ruiz, 
profesor y organista de la catedral. Con éstos, su buen 
instinto , y una voz clara, robusta, de buen timbre, 
artísticamente clasificado de bajo cantante, era consi- 
derado en los círculos filarmónicos de la capital con 
especial distinción, y por los profesores de la misma. 
Fué socio de número del Liceo y de varias sociedades 
artísticas ; cantó algunas óperas italianas , entre ellas 
alguna dialogada en idioma español, que fué, puede 
decirse, su primer ensayo en el género lírico-dramático. 

Era empleado en la secretaría del Excmo. Ayunta- 
miento de su ciudad natal, y gozaba en ella de una 
buena reputación, tanto en su conducta moral como 
en su aptitud y laboriosidad. 

En el año de 1850, y por real orden de 30 de Ene- 
ro, se trasladó á Madrid, destinado al ministerio de 
Comercio , Instrucción y Obras públicas , ó sea de Fo- 
mento, y sin faltar al cumplimiento de sus obligacio- 
nes, en las horas de descanso se ocupó de su constan- 
te afición, y recibió lecciones de canto del maestro 
D. Antonio Rovira, de Barcelona, que se hallaba re- 
cientemente establecido en Madrid. 



384 1.' SEC. — EFEM. — MiYO 7. — HinUELA. 

Por el año de 1853, con la autorización del exce- 
lentísimo señor ministro, su jefe , ingresó en el Con- 
servatorio de música y declamación, y estudió el 
canto, bajo la dirección y en la clase del profesor don 
Mariano Martin Salazar. En el tiempo que en él cursó 
ejecutó varios trabajos, ya en concursos públicos como 
en actos oficiales del mismo establecimiento , á que 
asistieron SS. MM. y Real Familia, y tanto de ésta 
como del director y profesores del mismo mereció la 
aprobación por sus referidos trabajos, como igualmen- 
te de la prensa periódica artística. 

No siéndole muy propicia la suerte en su carrera 
de empleado , rechazando su carácter valerse del favor 
para adelantar en ella , á la que habia consagrado lar- 
gos años de trabajo, y estimulado por sus amigos y 
profesores á que abrazase la carrera artística, tan en 
consonancia con sus instintos y con su amor al arte, 
se decidió á hacerlo en el género lírico-dramático, que 
ofrecía halagüeño porvenir á los artistas españoles, y 
en el mes de Mayo de 1857 hizo su debut con buen 
éxito en el teatro de Jovellanos, con la parte de primer 
barítono de la zarzuela en tres actos titulada El Valle 
de Andorra^ del maestro Gaztambide. Ejecutó algunas 
más funciones en el dicho teatro en aquella tempora- 
da, y la empresa del mismo, que vio la aceptación del 
público, lo contrató para el siguiente año cómico, que 
finalizó en último de Junio de 1858. Asimismo fué 
muy bien recibido por el público en esta temporada en 
obras que tuvo que luchar con el recuerdo de artistas 
que las habían estrenado ventajosamente. í 

Después ha continuado su carrera artística como 
primer barítono en las principales capitales de provin- 
cia con el mismo buen éxito, y ha cantado en los tea- 
tros principales de Zaragoza, Valladolid, Sevilla, Cá- 
diz, Barcelona, Córdoba, Salamanca, Falencia, León, 
Oviedo, Gijon, Alicante, Alcoy, Vitoria, Pamplona, 



1.° SEC.-EFEM.-MAYO 7, SALES. -8, PÉREZ. -CLARIANA. -ARENAS. 385 

Burgos, Bilbao, San Sebastian, Zamora, Granada, 
Santander y otros, como el del Puerto de Santa María, 
isla de San Fernando, etc. En muchos de ellos ha 
Yuelto á ser contratado en distintas ocasiones , mere- 
ciendo el aprecio de los públicos, no sólo como can- 
tante, sino también por su ejemplar conducta, captán- 
dose las mayores simpatías. 

(N.) Día 7, 1863. Muere en Barcelona el presbí- 
tero D. Juan Sales, sochantre de la catedral en dicha 
ciudad. Fué persona muy apreciada de sus compañe- 
ros , tanto por su hermosa y robusta voz de bajo y por 
sus no vulgares conocimientos en el canto llano, como 
por su bellísimo carácter. 

(*) Día 8, 1688. Muere en Sevilla, de donde era 
natural, D. Juan Antonio Pérez, tenor de una voz muy 
privilegiada. 

(N. I) Día 8, 1810. Nace en Reus, arzobispado 
de Tarragona, D. José Clariana. (Véase, el dia 19 de 
Julio.) Estuvd de director de la escuela de ciegos en 
Barcelona , y era una notabilidad en el ofigle : también 
era violinista ; pero en lo que más sobresalió fué como 
autor de un sinnúmero de walses y contradanzas, que 
eran reputados en este género como los mejores que 
se tocaban en los principales y más populares bailes 
de Cataluña. 

(I) Bia 8, 1821. Nace en Madrid el acreditado 
profesor de piano D. Miguel Eamon Arenas y Rodrí- 
guez. ( Véase el dia 6 de este mes.) Cuando tenía nueve 
años estudió el solfeo con el P. Fr. Francisco Villalva 
(Catálogo), monje y organista del monasterio de San 
Jerónimo de Madrid , y después el piano con el acre- 
ditado profesor D. Francisco Villalba (Véase este mis- 

TOMO II. 23 



386 1/ SEC. — EFEM. — MAYO 8. — RE.JOY. 

mo dia) (1), recibiendo al propio tiempo los primeros 
rudimentos de armonía de su amigo D. Francisco Bai- 
lar. (Catálogo.) Ha estado durante muchos años de 
profesor de piano en el colegio que tenía en Madrid 
D. Manuel María Tovía, habiendo publicado varias 
piezas originales para dicho instrumento, entre las 
que recordamos una que tituló El Arrullo^ que se 
anunció en Junio de 1866, en folio, de cuatro páginas. 

(N. I) Bia 8, 1B24. Nace en Madrid D. Miguel 
Eejoy y Cuesta. En Junio de 1842 fué matriculado en 
el Conservatorio de música como alumno de la clase 
de trompa , siendo su profesor D. José de Juan (Catá- 
logo). A causa del reducidísimo presupuesto que tenía 
el Conservatorio en aquel entonces, pues ni á los pro- 
fesores se les abonaban al corriente sus mezquinos 
sueldos, no se verificaban concursos públicos , pero sí 
exámenes muy repetidos, y en los cuales el Sr. Rejoy 
obtenía siempre la nota de notable , tomando parte, 
cuando estuvo en estado de ello , en todas las funcio- 
nes que con orquesta se daban en dicho estableci- 
miento. En 1845, habiendo ya antes tocado varias ve- 
ces en el teatro para suplir á su maestro , fué escri- 
turado de primer trompa en el teatro de verso del Ins- 
tituto de Madrid, pasando luego al de Variedades, Ba- 
silios y Circo de la misma capital , que eran de zar- 
zuela. Varios maestros han escrito exprofeso en sus 
obras solos de trompa para el Sr. Rejoy, que han sido 
aplaudidos por el público. Desde 1859 al 62 perteneció 
á la orquesta del teatro Real de Madrid. En este último 
año pasó al de Bilbao con el crecido sueldo , para un 



_(i) Rara circunstancia es la que le sucedió ai Sr, Arenas, te- 
ner dos maestros diferentes de igual nombre y apellido , sin ser 
parientes , y el segundo fallecer el dia que dicho Arenas cumplía 
años, y llamarse el tercero también Francisco : de modo que 
tuvo tres maestros, y los tres Franciscos. 



I." SEG. — EFEM. MAYO 8. — SERRANO — ViLLALBA. 387 

teatro de provincia , de 55 duros mensuales , y al año 
siguiente con el de 50, pero viaje pagado, al de Santan- 
der; volviendo al inmediato, esto es, en 1864:, al de Bil- 
bao , todavía con mayor sueldo que tuvo la primera 
vez, pues disfrutaba 40 rs. diarios, abonándosele ade- 
más los gastos del viaje. El dia 28 de Junio de 1865 
hizo oposición á la plaza de primer trompa del Real 
Cuerpo de Guardias Alabarderos, la cual obtuvo por 
unanimidad. En 1867 volvió á pertenecer á la orquesta 
del teatro Real de Madrid , en la que continuaba en 
Agosto de 1869. Ha formado parte durante algunos 
años del jurado páralos concursos públicos efectuados 
en el Conservatorio, pertenecientes á las clases de 
trompa y de cornetín. Ha sido nombrado individuo de 
todas las sociedades de conciertos de la corte , perte- 
neciendo asimismo á la muy acreditada Sociedad de 
Conciertos. 

(I) Dia 8, 1835. Nace en Córdoba D. José Serra- 
no y Latorre. El dia 1.° de Setiembre de 1857 ingresó 
en el Conservatodo como alumno, siendo matriculado 
en la clase de contrabajo, y en los concursos públicos 
que de dicho instrumento se efectuaron en el propio 
establecimiento en Junio de 1860 obtuvo el primer 
premio, siendo su profesor D. Manuel Muñoz (8 de 
Julio). . ■ 

r 

(I) Bia 8, 1865. Muere en Madrid, á las tres de 
la madrugada, el acreditado maestro de piano D. Fran- 
cisco de Paula Villalba. Cuando en 1829 llegamos nos- 
otros á Madrid por primera vez, el Sr. Villalba era uno 
- de los profesores que gozaban de más fama y repu- 
tación, tanto por los numerosos y buenos discípulos 
con que contaba, como por ser un distinguido concer- 
tista. Ha estado de maestro durante muchos años en ^ 
el colegio de señoritas que tenía establecido en la ca- 



Í88 1.' SEC. — EFEM. — MAYO 8. ESCUDERO. 

pital de España la señora doña Juliana Clavel, uno de 
los más afamados, no sólo por la brillante educación 
que en él se daba, sino también por contar como edu- 
candas las hijas de la alta sociedad madrileña, y de cu- 
yo colegio hacemos referencia eneltomoi, pág. 312 de 
este Diccionario. El Sr. Villalba ha compuesto muchí- 
sima música para piano, así como un sencillo método 
para el mismo , y arreglado un sinnúmero de piezas 
de ópera para el propio instrumento. Nosotros, desde 
nuestra llegada á la corte, adquirimos la codiciada 
amistad del Sr. Villalba, que ha durado por espacio de 
treinta, y seis años con la misma cordialidad y franque- 
za que desde el primer dia , pues dicho señor era un 
modelo de honradez, de modestia y de amabilidad; 
circunstancias que resaltaban mucho más en un pro- 
fesor de su fama y saber. 

(I) Dia 8, 1868. Muere en París el primer profesor 
de violin que ha tenido nuestro Conservatorio, el aplau- 
dido y celebrado D. Pedro Escudero. (Véase el dia 17 
de Diciembre.) Nació en una choza ó casuca de piedra 
informe en Mombuey , obispado de Zamora , y cuyas 
ruinas estuvo á ver en 1851 el mismo Escudero. Siendo 
niño , un cerdo le mutiló , de donde provino llamarle 
Castradlo. Fué seise de coro en la catedral de Vallado- 
lid, y cuando la invasión francesa, un jefe de este ejér- 
cito, admirando su talento y disposición para la mú- 
sica, le llevó consigo á Francia, donde hizo sus es- 
tudios y su carrera , llegando á ser una notabilidad en 
el violin, conocido , no sólo en España , sino también 
en todas las principales capitales de Europa , pero aún 
masen San Petersburgo, en donde dio varios concier- 
tos, como asimismo en Moscou. En Madrid se dio á 
conocer por primera vez en 1830, en los conciertos 
que dio, en unión de Albeniz (12 Abril), en ios salones 
titulados de Santa Catalina^ los que llamaron extraor- 



1." SEC.^EFEM. MAYO 9. — BELEZA.R. 389 

dinariamente la atención de la escogida y numerosa 
concurrencia que asistió á ellos y que aplaudia frené- 
ticamente á los Pedros^ como eran llamados los célebres 
concertistas Albeniz y Escudero , por tener ambos el 
nombre de Pedro. En vista del fanatismo que hicieron 
en Madrid estos dos tan notables profesores , fueron 
desús resultas nombrados, Albeniz maestro de piano, y 
Escudero de violin , al fundarse el Conservatorio de mú- 
sica en el expresado año de 1830 ; pero Escudero sólo 
desempeñó la plaza de profesor del expresado estableci- 
miento hasta principios de 1833, en que renunció, por 
no privarse de su pasión favorita : la de viajar por el ex- 
tranjero y dar conciertos en las principales capitales 
de Europa , como así sucedió, y así pasó también toda 
su vida. Escudero era, además de gran violinista, un 
excelente cantante , cuyo arte conocía muy perfecta- 
mente, asegurándonos nuestro querido amigo Albeniz, 
que le habia oído cantar , que Escudero tenía una gran 
voz de tenor y habia pocos cantantes de fama que le 
aventajaran en su buena escuela y manera de expre- 
sar. El sucesor de Escudero en la plaza de profesor de 
violin del Conservatorio lo fué D. Juan Diez (7 Ene- 
ro, t. i). 

(*) Día 9 , 1658. Muere santamente en Montserrat 
el distinguido músico P. Fr. Francisco Belezar, natu- 
ral de Madrid. Estudió música en el citado monasterio, 
y á 11 de Marzo de 1617 tomó el hábito de monje, al 
terminar los estudios musicales. Fué uno de los hom- 
bres más sabios de su época , así en el órgano y com- 
posición como en las letras , según lo acredita el haber 
ocupado los primeros y más importantes puestos en la 
religión benedictina , pues además de haber sido maes- 
tro en el colegio , estuvo de predicador mayor y de 
mayordomo en el mismo Montserrat ; de procurador en 
Zaragoza y en Valencia , en donde el Sr. Arzobispo le 



390 1/ SEC. EFEM. — MAYO 9. — METXE. — HERNÁNDEZ. 

hizo examinador sinodal, y los ilustres señores inqui- 
sidores le nombraron calificador del Santo Oficio en 
todo su distrito. Fué asimismo abad de San Genis de 
Fontaynes (Francia), en cuyo monasterio ordenó que 
se construyesen los claustros altos y bajos , proveyó 
la sacristía de albas, cruces de plata, yinajerasy otras 
mil cosas que allí se veian. Hemos leido el apellido de 
Belezar también así: Belazar y Bélesar. 

(*) Bia 9, 1680. Muere en Montserrat el músico 
P. Fr. Plácido Metxe. Nació en Vich, é hizo sus estu- 
dios musicales en el expresado monasterio, y una vez 
terminados éstos, tomó allí mismo el hábito de monje 
en 1650, habiendo sido muy estimado de toda la co- 
munidad, tanto por ser un excelente organista cuanto 
por sus ejemplares virtudes. Su cadáver fué depositado 
en la sepultura núm. 5. 

(I) Bia 9 5 178©. Muere en Burgos el presbítero 
D. Francisco Hernández y Llana, maestro de capilla 
de la catedral de dicha ciudad, habiéndolo sido antes 
del colegio del Patriarca de Valencia; fué además el 
último maestro de capilla que tuvo la categoría de ca- 
nónigo, en cuyo tiempo se hizo en la expresada iglesia 
catedral de Burgos la reunión de prebendas, y por Bula 
de Benedicto XIV quedó reducido el magisterio á la 
categoría de racionero, aunque con la renta que anti- 
guamente correspondia á una canongía , y que por la 
misma Bula se reguló en dos tercios de una canongía 
délas nuevamente reducidas, en cuyo concepto, y 
previa oposición, se proveyó en 27 de Noviembre 
de 1780 en D. Antonio Ababia (27 Octubre). El ante- 
cesor de Hernández en el citado magisterio lo fué don 
Manuel Egues (Catálogo). En el manuscrito que po- 
seemos del Sr. Pérez , dice: «Que Hernández se llamaba 
Juan, y que falleció el 7 de este mes (y no el 9, como 



1." SEC. — EFEM. — MAYO 9, PALACIOS. — 10, TAPIA. 391 

nosotros señalamos ) ; que tomó posesión del magisterio 
de la catedral de Burgos el dia 12 de Diciembre de 1729; 
que en varias catedrales se encuentra música suya, 
pero particularmente en las dos iglesias en que fué 
maestro ; que era muy purista y escrupuloso en sus 
obras, poseyendo (el Sr. Pérez) un ejemplar en que se 
ve bien su manera de escribir.» Sobre lo que dice el 
Sr. Pérez del maestro Hernández, nada tenemos que 
objetar; pero en cuanto á haberse llamado Juan y no 
Francisco, y que falleciera el 7 y no el 9, como consig- 
namos, diremos que lo hacemos constar así porque lo 
hemos copiado de documentos á los que damos entero 
crédito. 

(N. *) ©ia 9, 1853. Nace en la villa de Valdepe- 
ñas,^ provincia de Ciudad Real, doña Enriqueta Pala- 
cios y Pro. El dia 16 de Setiembre de. 1865 fué ma- 
triculada como alumna del Conservatorio , y en los 
concursos públicos de solfeo efectuados en el mismo 
establecimiento en Junio de 1867 obtuvo el primer 
premio, siendo discípula de D. José Pinilla (2 Julio). 

Dia 10, 1542. 'Nace en Soria el maestro D. Martin 
de Tapia (1). En las Efemérides que dimos á luz 
en 1860 , en la pág. 221 , decimos de Tapia lo siguiente: 
«Nació en Soria ( Castilla la Vieja ) por los años de 1540, 
y fué sacerdote agregado á la iglesia catedral de Bur- 
gos. Escribió un tratado de música , que lleva por títu- 
lo: Vergel de música esiyiritual es'peoulati'Da y activa^ 
donde se tractan los artes de canto-llano y contrapunto^ 
en summa y en theorica. Osuna, 1570, in 4." Este libro 
es tan raro , que apenas se encuentra más de un ejem- 
plar en España.» En el periódico titulado Pasatiempo 

(i) Esta fecha la hemos copiado del mismo documento que 
citamos al insertar la de Morales ( 2 Enero, t. i.), sin responsabi- 
lidad alguna por nuestra parte. ' 



392 1.' SEC. EFEM. — MAYO 10. — MARTÍNEZ. 

Musical, Diciembre 1850, entrega 24, pág. 93, queveia 
la luz pública en Madrid , se lee sobre Tapia lo mismo 
que acabamos de anotar, y lo propio ha copiado el 
Diccionario técnico histórico^ etc. , en su pág. 363; pero 
no habla de que la obra sea tan rara. Sin embargo , el 
Sr. fetis, en su Biografía universal de músicos^ Pa- 
rís , 1865 , tomo VIII , pág, 180 , añade, después de lo que 
decimos sobre la obra de Tapia que ayenas se encuentra 
más de un ejem'plar en España^ lo siguiente : «M. Brunet, 
en la cuarta edición de su Manual del librero (tomo iv, 
página 394, cita un ejemplar de esta obra (de Tapia), 
que se vendió en París en 1831, con los nombres del 
lugar y del librero, así: En Burgos de Osmas, B. Fer- 
nando de Córdola , 1570, en 4.° Sería preciso tener á la 
vista los dos ejemplares para poder saber si efectiva- 
mente se hicieron dos ediciones de la obra de Tapia 
en el mismo año , ó si solamente se cambió la portada 
de la edición de Osuna , en lo cual estamos conformes 
con el Sr. Fetis. 

(I) Día 10, 1819. Nace en Madrid la cantante afi- 
cionada Excma. señora doña Mariana Martínez y Tor- 
res de López Tejada. Nada podemos decir de esta filar- 
mónica , por haber sido discípula nuestra durante al- 
gunos años , y no haber tenido jamás otro profesor que 
el que traza estos cortos renglones : esto no obstante, 
debemos manifestar que fué un medio tiple acontral- 
tado, de mucha extensión, de voz muy grata y pas- 
tosa, con bastante cantidad, y que tomó siempre una 
parte muy principal en los conciertos más célebres 
que se daban en Madrid desde 1836 y siguientes ; so- 
bre todo en los de su propia casa , en la de las señori- 
tas de Cabrero y Martínez , en la nuestra y en otras 
varias. Añadiremos también que tanto en Madrid 
como en Cádiz , Sevilla y Córdoba , en cuyas tres últi- 
mas ciudades estuvo dicha señorita una corta tempo- 



1.' SEC. — EFEM. MAYO 10. — MARTÍNEZ. 393 

rada, logró con su canto hacer verter lágrimas de en- 
tusiasmo á muchos de sus oyentes, y que el insigne 
Reart ( 6 Abril ) decia públicamente , al hablar de ella, 
que su canto res^irala alma^ sentimiento y ¡msion por 
todos los poro^ de su cuerpo. Esto lo referimos porque 
viven todavía (Agosto de 1879) muchísimas personas 
que se lo oyeron repetidas veces , siendo él quien pri- 
mero se conmovía y afectaba al oiría algunas de sus 
piezas favoritas , sobre todo La Oración y la Eloisa^ 
romanzas que escribimos para sus facultades vocales. 
Para que se comprenda el entusiasmo que producía 
cuando cantaba, y que no es la pasión de profesor y 
amigo la que nos hace escribir en estos términos , co- 
piaremos á continuación lo que algún periódico de las 
expresadas ciudades de Sevilla y Córdoba , ó sean sus 
corresponsales, dijeron después de oírla, prescindien- 
do , por no alargar demasiado estos apuntes, de otros 
varios artículos que también vieron la luz pública en 
Madrid referentes á lo mismo ; y lo hacemos , á pesar 
de que afortunadamente aún vive la interesada , á la 
cual van dedicados los justos elogios que se la dispen- 
san, porque nos consta que, al reproducirlos al presen- 
te , en nada han de influir en su modestia y amabili- 
dad, de que ha estado adornada desde su niñez, pues 
sabido es el sistema que hemos adoptado con los con- 
temporáneos que viven, al redactar sus apuntes biográ- 
ficos, de escatimar cuanto podamos todos los elogios, 
por justos y merecidos que sean, aun prodigados por 
otros , por las razones que tantas veces hemos mani- 
festado en diferentes páginas de la presente obra , y 
también porque probablemente la hoy día excelentísi- 
ma señora doña Mariana Martínez Torres de Tejada, 
no los leerá ni tendrá noticia de ellos. 

Dice El Correo Nacional del día 10 de Abril de 
1840, periódico que veía la luz pública en Madrid en 
dicha época, lo siguiente: «Señores redactores de El 



394 , 1." PEC. EFEM. — MAYO 10. — MART1^•EZ. 

Correo Nacional. — Muy señores mios : como aficionado 
á la música y amante de las glorias y triunfos que en 
nuestra patria alcanzan los que, ya por profesión, ya 
por afición sola, cultivan aquel arte encantador, he 
leido con el más vivo placer un artículo inserto en El 
Conservador de Sevilla del 10 del corriente sobre la 
sesión del Liceo de aquella capital del dia 4 del mismo, 
en el cual tributa justos elogios á todos los artistas y 
aficionados que en aquella sesión tomaron parte; y 
como entre los liltimos encomia en primera línea á 
una joven señorita, muy conocida entre los principa- 
les filarmónicos de Madrid , la cual , hallándose ahora 
accidentalmente en Sevilla , ha aumentado el brillo de 
aquel Liceo con su talento músico , arrancando entu- 
siasmados y merecidos aplausos, estimarla de uste- 
des , señores redactores , tuviesen la bondad de tras- 
cribir lo que dice el expresado periódico sobre dicha 
señorita, y es lo siguiente: «Se presentó la señorita 
doña Mariana Martínez Torres, de la que teníamos 
formado ya un alto concepto antes de haber tenido el 
placer de escucharla , por el entusiasmo con que nos 
hablaran de ella. Cantó un aria compuesta por su 
maestro el Sr. Saldoni, quien se la ha dedicado ; y á 
pesar de la prevención favorable que acabamos de in- 
dicar, nos sorprendió agradablemente. Su voz es de 
contralto, de buen timbre y de muy justa afinación: 
el género en que sobresale es el expresivo, y su canto 
es s'pianato. Dotada de una organización exquisita y 
de una sensibilidad profunda, posee hermosas dotes 
para ese canto filosófico que deleita el alma tanto como 
el oido , y que indudablemente es el que corresponde 
á nuestra época. Después cantó una canción de la 
Eloísa, compuesta por el mismo autor; un aria de la 
Pia de Tliolomei ., del maestro Donizetti, y otra can- 
ción de El Pirata. En todas ellas estuvo superior á los 
débiles elogios que nosotros pudiéramos tributarle. La 



1.° SEC. — EFEM. — MAYO 10. — MARTÍNEZ. 395 

concurreucia , entusiasmada, le dio repetidas pruebas 
de su admiración y de la particular complacencia con 
que la escuchaba.» Además, por cartas particulares 
de artistas de aquella capital sabemos que ninguna 
exageración hay en los elogios tributados á la señorita 
Martínez en el párrafo precedente , y que el entusias- 
mo que excitó fué muy grande y merecido. Soy de us- 
tedes su seguro servidor Q. S. M. B., — R. /.» 

En el citado periódico ^l Correo Nacional del 
dia 27 de Agosto del mismo año de 1840 se lee lo si- 
guiente : «De Córdoba, con fecha 23 del actual, nos 
dicen... En medio de tanta agitación hemos tenido el 
placer de oir cantar tres noches seguidas en tres casas 
distintas á la incomparable Marianita Martínez , discí- 
pula del Sr. Saldoni, que tanto llamó la atención en el 
Liceo de Sevilla. Su amabilidad y carácter franco y 
complaciente nos ha proporcionado ratos deliciosísi- 
mos : su voz es excelente y de una extensión admira- 
ble : ejecuta , como nunca hemos visto aquí, con un 
gusto exquisito y una escuela enteramente nueva : todo 
cuanto ha cantado nos ha arrebatado hasta el entusias- 
mo ; pero no hay términos para explicar lo que hace 
sentir con la canción de Alelardo (1)... Todo su cantar 
en los diferentes puntos de la música de la canción lo 
baña con una expresión de amargura y de dolor mez- 
clados con un delirio de pasión y de aquella resigna- 
ción filosófica y sublime que distinguió á las víctimas 
de Fulberto, imposible de pintar y de describir. La se- 
ñorita Martínez siente lo que canta : sabe comprender 
en toda su extensión el pensamiento poético de la com- 
posición, y por eso arrebata y hace palpitar el corazón 
del que la oye con latidos de mágico entusiasmo ; tiene, 
en fin, un alma de mujer, templada, con una imagi- 



_(i) Es la misma gran romanza ác Eloísa, de nuestra compo- 
sición. — -Saldoni. 



396 1." SEC. — EFEM. — ^ÍAY0 10, LÓPEZ. II, LA.HOZ. HOMERO. 

nación poética y un corazón sensible j delicado. Nos- 
otros hemos tenido pocas ocasiones de tratarla , y si 
expresamos estos sentimientos , son tan sólo inspira- 
dos por su cantar, principalmente en el Abelardo. Di- 
cen que esta composición' es del Sr. Saldoni. Si así es, 
queremos los pobres aficionados cordobeses que reciba 
nuestro parabién (1), que damos además á la señorita 
Martinez, digna del nombre de artista , que la debe 
honrar con más razón que á otras personas, por ha- 
berlo adquirido únicamente por gusto y afición. 

»Las señoritas cordobesas, cuya mayor parte osten- 
ta aquellas delicadas y hermosas facciones y aquella 
arrebatadora belleza que indica tanto los vestigios de 
la dominación árabe, demostraron también su gusto á 
la música ; y aunque el maestro Santillana no puede 
reputarse tan afortunado como el Sr. Saldoni, sin em- 
bargo, tiene discípulas que acreditan su buen gusto y 
sus muchos conocimientos en el arte.» 

(N. I) Dia 10, 1869. Muere en Madrid, alas nue- 
ve y cuarto de la mañana, el excelente profesor de pia- 
no D. Isidoro López y González. Estudió en nuestro 
Conservatorio con mucho aprovechamiento, habiendo 
sido discípulo de composición del insigne Carnicer, y 
de piano del acreditado Albeniz. 

(I) Dlall, 1815. Nace en Alagon, provincia de 
Zaragoza, nuestro malogrado amigo el distinguido pia- 
nista compositor ü. Florencio Lahoz y Otal. (Véase el 
dia 25 de Abril.) 

Dia 11, 1815. Nace en Madrid el Excmo. Sr. D. An- 



(i) Damos mil gracias al autor de esta correspondencia , á 
quien no tenemos el honor de conocer ni de nombre, por los elo- 
gios dispensados á una de nuestras más aventajadas discípulas y 
á nuestra pobre composición. — Saldoni. 



1.° SEC. — EFEM. — MAYO 11. — ROMERO. 397 

tonio Romero y Andía. Como la biografía de este artis- 
ta, tan querido nuestro, se publicó en el Biccionafio 
técnico^ Mstófico y liográ/ico de la música- ^o^a D. José 
Parada y Barreto, Madrid, 1868, pág. 336, creemos ya 
no ser preciso trasladarla aquí, pues nos parece mejor 
insertar á continuación los «Méritos contraidos y ser- 
vicios prestados en la carrera militar, artística, profe- 
sional é industrial» del Sr. Romero , toda vez que el 
que quiera conocer más detallada y minuciosamente la 
vida artística del Excmo. Sr. D. Antonio Romero y 
Andía, le basta con ver la que se halla en el expresado 
Diccionario técnico. 

Hé aquí, pues, lo que estimamos más conveniente 
hacer constar en esta obra denuestro muy ilustre, mo- 
desto, honrado y querido amigo Romero. 

Empezó sus servicios militares el año 1829 como 
músico de menor edad en el quinto departamento de Ar- 
tillería, continuándolos en diferentes regimientos de la 
Guardia Real de infantería y de caballería , Real Cuerpo 
de Alabarderos, y regimiento de Granaderos, hasta el 
año 1849; habiendo concurrido á varias acciones de 
guerra en la campaña de 1833 á 1840 contra los carlistas. 

En 1833 obtuvo por oposición plaza de clarinete 
principal de la plana mayor de la Guardia Real de in- 
fantería. 

En 1841 ganó en pública oposición la plaza de mú- 
sico mayor del primer regimiento de infantería de la 
Guardia Real. 

En 1844 obtuvo también por oposición plaza de cla- 
rinete supernumerario de la Real Capilla de S. M., la 
cual desempeñó hasta 1867, en que fué jubilado por re- 
forma, habiendo vuelto á servirla al regreso de S. M. 
el rey D. Alfonso XII, y sido después jubilado defini- 
tivamente, por enfermedad notoria. 

En 1849 ganó por oposición la cátedra de profesor 
de clarinete del Real Conservatorio de música y decía- 



398 1.* SEC — EFEM. — MAYO 11. — ROMERO. 

macion de María Cristina, la que sirvió sin interrup- 
ción en dicho establecimiento y en la Escuela nacio- 
nal de música hasta 28 de Setiembre de 1876, en que 
obtuvo su jubilación por tener más de sesenta y un 
años de edad, y haber servido al Estado cuarenta y seis 
años, once meses y veintitrés dias. 

Ha compuesto y publicado una Gramática Musical; 
un Método para el clarinete de trece llaves ; otro para 
el clarinete sistema Romero ; otro para trompa de pis- 
tones ; otro para fagot , y también un Método de solfeo 
en colaboración. 

Es inventor del clarinete sistema Romero , el cual 
ha sido privilegiado en Francia y premiado en varias 
exposiciones. 

Desde el año 1856, en que empezó á ser editor de 
obras musicales, hasta fin de Junio de 1877 , ha publi- 
cado más de seis mil obras de diferentes géneros, en- 
tre las que figura la Instrucción musical completa^ que 
es una colección de métodos y demás obras de estudio 
originales españolas, única en nuestro país que abraza 
todos los ramos del arte, y que ha sido premiada en las 
Exposiciones de París, Zaragoza, Viena, Salamanca, 
Madrid y Filadelfia. 

Fué uno de los que iniciaron el concurso de ópera 
nacional celebrado en Madrid el año 1869 , y que con- 
tribuyeron con su peculio á premiar las mejores obras 
que se presentaron. 

Es académico de número de la Real 'de Bellas Ar- 
tes de San Fernando desde que se creó en ella la sec- 
ción de Música. 

Fué nombrado por el gobierno de S. M. doña Isa- 
bel II individuo de las comisiones de estudio para las 
Exposiciones universales de Londres en 1862 y de 
París en 1867, habiendo escrito las Memorias corres- 
pondientes sobre los instrumentos músicos en ellas 
presentados. 



1." SEC. — EFEM. — MAYO 11, ACEVES. — 12, BROS. — BRUGUERA. 399 

Ha sido premiado con once medallas en exposicio- 
nes españolas y extranjeras. 

Está condecorado con la cruz de caballero y con la 
de comendador ordinario de la Real, y distinguida 
Orden española de Carlos III ; con. la de comendador 
de la Orden Americana de Isabel la Católica; con la de 
caballero de la Orden de Nuestro Señor Jesucristo de 
Portugal , y en 20 de Enero de 1873 con la gran cruz 
de la Orden civil de María Victoria, por reunir muchas 
de las circunstancias que prescribe su reglamento. 

(N. I) Dia 11, 1844. Nace en el real sitio de San 
Ildefonso (La Granja) D. Francisco Aceves y Lozano. 
El dia 17 de Setiembre de 1865 fué matriculado como 
alumno del Conservatorio , y en los concursos públicos 
de armonía que se efectuaron en el mismo estableci- 
miento en Junio de 1868 obtuvo el primer premio, 
siendo su profesor D. Miguel Galiana. D. Francisco es 
hermano de D. Rafael Aceves (21 Febrero, en este tomo.) 

(I) Dia 12, 1776. Es bautizado en la catedral de 
Tortosa, con los nombres de Juan, Joaquín, Pedro y 
Domingo, el afamado maestro de capilla D. Juan Bros 
y Bertomeu. (Véase el dia 12 de Marzo.) La partida de 
bautismo de este acreditado compositor, cuya copia 
pedimos y se dignó mandarnos en Febrero de 1869, 
por lo que le damos las más expresivas gracias , se la 
debemos á la'amabilidad del organista de la catedral de 
la expresada ciudad de Tortosa, el presbítero D. An- 
drés Coscollano y Llorach ; pero dicha partida no dice 
el dia en que nació Bros, olvido por cierto muy notable 
en tales documentos , y por desgracia bastante común 
en aquellos tiempos; pero probablemente nacería el 
dia anterior al en que fué bautizado, esto es, el día. 11. 

(N. I) Bia 12, 1804. Nace en la villa de San Hí- 



400 1.° SEC. — EFEM. — MAYO 12. — ANDRÉS. — JUAN. — 13, CRUZ. 

lario Sacalm , provincia de Gerona , el beneficiado y 
salmista de la catedral del expresado Gerona, padre 
Fr. Juan Bruguera. En 1826 profesó en el monasterio de 
SanJerónimo de la Murta, junto á Barcelona, y en 1845, 
previa oposición, obtuvo una plaza de salmista de la 
catedral del indicado Gerona , habiendo tomado pose- 
sión en 1863 del beneficio, que en Julio de 1868 se- 
guía poseyendo en la referida catedral. 

(I) Dia 12, 1828. Muere en Madrid, á las diez y * 
cuarto de la noche , el célebre contralto de la Real Ca- 
pilla y cámara de S. M., presbítero D. Domingo An- 
drés y Barbod. (Véase el dia 14 de Enero, t. i.) El fu- 
neral por su alma tuvo lugar el dia 17 en la parroqaia 
de Santiago y San Juan , por los individuos de la cita- 
da Real Capilla, como hermano mayor que era el se- 
ñor Andrés de La Concordia. Se le aplicaron además 
setenta Misas en sufragio de su alma. 

(N. *) Bia 12, 1865. Nace en Crevillente (Alican- 
te) D. Francisco Juan y Juan. En Octubre de 1877 fué 
matriculado como alumno de la Escuela nacional de 
música , y en los concursos públicos de solfeo efectua- 
dos en el mismo establecimiento en Junio de 1878 ob- 
tuvo el primer premio , siendo discípulo del Sr. Gain- 
za. En los exámenes de tercer año de violin efectuados 
en la citada Escuela en Junio de 1879 obtuvo la nota 
diQ solr esaliente ^ siendo discípulo del Sr. Fernandez. 

(I) Dia 13, 1821. Nace en Bilbao la muy célebre 
cantante doña Josefa Cruz de Gassier. ,( Véase el dia 8 
de Noviembre. ) Pocos renglones vamos á escribir en 
justo y merecido elogio de esta notable cantante, pues 
con sólo enumerar los teatros en que ha cantado se 
comprenderá el gran mérito suyo, y el entusiasmo que 
producía en todas partes ; diremos , sin embargo , que 



1.' SEC. — EFEM. — MAYO 13. — CRUZ. 401 

SU voz de tiple , de extraordinaria extensión , era de 
mucha cantidad, y de un timbre sumamente pastoso y 
grato, al par que elástico, si se nos permite la palabra; 
de grandísima igualdad en toda su asombrosa exten- 
sión, así como de una agilidad sorprendente. Además 
de haber tenido nosotros el gusto de oiría muchas ve- 
ces, hemos visto , con gran complacencia y admira- 
ción, escritos todos los principales pasajes y adornos, 
rifioriture^ que ponia en sus óperas más favoritas; y 
en verdad que asombra al considerar que la voz huma- 
na pudiera desempeñar con la mayor perfección, como 
lo verificaba la referida señora, tantas dificultades re- 
unidas á la vez, tales como escalas cromáticas ascen- 
dentes y descendentes, trinos, arpegios, saltos de octa- 
va, novena, decenas, etc., etc., picados, portamentosy 
todas cuantas diabluras pudiera inventar el talento del 
más afamado maestro para probar hasta dónde podría 
vencerlas y dominarlas una voz privilegiada y sin 
rival, como fué la déla señora de Gassier. Dos palabras 
bastarán para dar una cabal idea, á los que no la hu- 
biesen oido, de las grandes facultades vocales que po- 
seía , y de los dificilísimos y atrevidos pasajes que 
vencía con la mayor naturalidad. En un calderón hacía 
un adorno de tres octavas de extensión; desde la^ dos 
rayas auxiliares debajo del pentagrama en la llave de 
sol^ hasta el otro la sobreagudo de la misma llave, 
sobre las cuatro rayas auxiliares encima del mismo 
pentagrama. En el famoso wals de Venzano , que este 
profesor de violoncello escribió expresamente para la 
señora de Gassier en la temporada del Carnaval, en el 
teatro Felice de Genova , de 1849 al 50 , el cual se in- 
tercaló en la ópera del maestro Cortesi titulada Tutti 
amanti, ejecutaba un trino en el fa sostenido diecis^ 
quinta raya del pentagrama, llave de sol, cuya dura- 
ción era de diez y seis compases; pero con la m'^ssa di 
voce, esforzado, que principiaba pianísimo hasta llegar 

TOMO II. 26 



402 1.° SliC. — EFEM. MAYO 13. — CRUZ. 

gradualmente al fortísimo, volviéndolo á aplanar de un 
modo tan perfecto, que enloquecía y arrebataba á cuan- 
tos la escuchaban. 

Todavía recuerdan muchísimos en Madrid cuando 
á principios de 1852 cantó en el teatro Real, en cuya 
época estaba también la insigne Alboni , el dúo de la 
Norma, , haciendo la parte de Adalgisa con el clarinete 
el famosísimo Gavallini , en el que hacían una caden- 
cia de tantísima dificultad , que difícilmente ninguna 
otra tiple podría desempeñarla. Hé aquí ahora en qué 
teatros cantó. 

Hizo su primera salida en Octubre de 1847 en el 
teatro, di "primo cartello^ Carolino^ de Palermo, can- 
tando después en los siguientes , y en algunos de ellos 
hasta dos y tres temporadas diferentes: CanobMana^ 
de Milán; Scala^ del mismo Milán; Marsella; Cario 
Felice^ de Genova; Venecia; Barcelona, en el Gran 
Liceo; Madrid, en el Real; Marsella (segunda vez); 
Sevilla, en el de San Fernando, en donde también 
cantó con éxito asombroso la zarzuela El estreno de una 
artista; Cádiz , en el Principal y en el del Circo , repi- 
tiendo con igual entusiasmo la expresada zarzuela; 
París, teatro Italiano, en donde cantó catorce veces 
el Barlero durante la temporada, haciendo además 
la Linda^ que arrebató como cantante y actriz, lo cual 
nada tiene de extraño sabiendo que nuestra eminente 
Matilde Diez había dado algunas lecciones á la señora 
de Gassier ; Londres , en Drury-Lane y en el de la Rei- 
na ; Escocia ; Irlanda ; Roma ; Estados Unidos , llamán- 
dola en Nueva York el ruiseñor español ; Habana ; Bos- 
ton; Nueva York (segunda vez) ; Filadelfia; Baltimore; 
Washington; Habana (segunda vez), en donde no es 
fácil decir el entusiasmo que causó, pues había gran- 
des partidos en favor de la Gazzaniga ; pero la Gassier 
pudo decir como César: «Llegué, canté, triunfé;» Lon- 
dres (segunda vez); Roma (segunda vez), cantando 



1." SEC. EFEM. — MAYO lo. — CRUZ. 403 

Yeintisiete noches Ilatüde di Sliahran^ de Rossini; 
Londres (tercera vez); Moseno; Escocia (segunda vez); 
París (segunda vez), pero no pudo cantar por estar en- 
ferma : vino á Madrid para restablecerse , y por el afán 
de que la juzgaran sus compatriotas , y sin estar del 
todo restablecida , cantó por segunda y última 'cez en 
el teatro Real, el viernes 8 de Diciembre de 1865, ha- 
ciendo la Sonámbula ^ Francelli la parte de tenor, y la de 
Conde su esposo el célebre y distinguido barítono se- 
ñor Gassier, nuestro muy querido amigo. No quere- 
mos recordar lo que sufrió nuestro corazón de artista 
al contemplar en aquella aciaga noche el poco entu- 
siasmo del público oyendo á una compatriota suya, 
que tantas ovaciones habia obtenido en todos los prin- 
cipales teatros de Europa y de las Américas, porque 
vimos en ella desgraciadamente realizado aquel apo- 
tegma, que en ninguna parte tanto como en España 
es muy cierto: IVemo propheta in patria sua... ¡Se- 
cretos de la Providencia ! La señora Cruz de Gassier 
falleció en el mismo dia de cumplir once meses caba- 
les en que habia recibido de sus compatriotas la herida 
más cruel y horrible que darse pudiera á un alma 
de artista como era la suya , á una dama y á una ami- 
ga... Casi toda la prensa de España, y mucha de Fran- 
cia é Italia , dedicó algunos renglones necrológicos á 
su temprana y sensible muerte, y toda el] a unánime 
la tributó los justos elogios que de justicia se me- 
recía. 

Por no molestar más á nuestros lectores , no pone- 
mos á continuación las poesías que así en francés 
como en español le dedicaron varios notables poetas, 
. ni tampoco su biografía, que escribió el insigne litera- 
to Sr. D. J. M. Villergas en el periódico que publica- 
ba en la Habana con el título de El Moro Muza^ y que 
insertó el dia 29 de Marzo de 1868 ; pues creemos 
que lo escrito con nuestra tosca pluma "basta y sobra 



404 1." SEC— EFEM. — MATO 13. BORBON. — VIRXTÉS. 

para dar una idea de la gran cantante que fué doña Jo- 
sefa Cruz de Gassier. 

Dia 13, 1822. Nace en Madrid S. M. el rey don 
Francisco de Asís María de Bortón , que casó en 10 de 
Octubre de 1846 con S. M. la reina doña Isabel II de 
España. El rey D. Francisco es, además de un distin- 
guido pianista , un protector paternal de los artistas, 
pues son infinitos los que le deben los progresos y 
adelantos que han hecho en su carrera , por haberles 
pensionado al efecto. No sabemos los maestros que ha 
tenido S. M.; pero lo que no ignoramos es que nues- 
tro amigo el Sr. Guelbenzu lo ha sido durante muchos 
años , pudiendo estar orgulloso, no sólo de tener como 
alumno al augusto esposo de la Reina , sino el haber 
sacado un discípulo tan aventajado y distinguido en 
el piano como lo es S. M. ; pues que en verdad es una 
notabilidad filarmónica é inteligente cual otro , así en 
la música clásica, que sabemos ejercita mucho, como 
en la moderna , sabiendo dar en cada uno de sus gé- 
neros el colorido y expresión que corresponde, cual si 
fuera un notable profesor. 

(I) Dia 13, 1840. Muere en Madrid el Excmo. se- 
ñor D. José Joaquín de Virués y Spínola, caballero de 
las reales y militares Órdenes de Calatrava , San Her- 
menegildo, de justicia de San Juan de Jerusalen , con- 
decorado con diferentes cruces de distinción civil y 
militar, nacionales y extranjeras, maestrante de la 
real de Eonda, académico de honor de la real de San 
Fernando de Nobles Artes , presidente de la de Cien- 
cias , individuo de las Sociedades Económicas de Ami- 
gos, del País de Motril y Sanlúcar de Barrameda, adic- 
to nombrado por S. M. de las tres clases del Conserva, 
torio de música , individuo de la Academia filarmónica 
de Bolonia , mariscal de campo de los ejércitos nació- 



1.' SEC. EFEM. — MAYO 13. — VIRüÉS. 405 

nales , vicepresidente de la junta de Instrucción gene- 
ral de los mismos , director general de presidios del 
reino, autor de la obra musical titulada Geneufo- 
nia, etc., etc., etc. (Véase el dia 27 de Julio.) Gomo 
nosotros no nos hallamos con bastante talento para 
juzgar al Sr. Virués como autor de la célebre Genew- 
fonia, que tanto asombro causó en el mundo musical 
cuando su aparición á principios de 1831 , por las nue- 
vas y atrevidas ideas que contiene , destruyendo con 
suma claridad y gran sencillez las rancias y confusas 
reglas que en la composición reglan en toda Europa, 
pero aún más en España, hasta principios de este si- 
glo ; obra verdaderamente nueva y colosal , según 
nuestro humilde parecer, citaremos á continuación 
algunos escritores muy autorizados que hablaron con 
grande elogio de la Geneufonia, sintiendo no tener los 
del extranjero, que también prodigaron muchos place, 
mes á su autor. Nos honrábamos con la íntima amis- 
tad del general Virués, y estudiamos con él en un solo 
mes su sistema; y en prueba de lo satisfecho que es- 
tuvo de habérselo comprendido , y después que se lo 
demostramos prácticamente , nos favoreció con la si- 
guiente carta, que conservamos como un recuerdo pre- 
cioso. 

Dice así : 

<^EL AUTOR DE LA «GENEUPHONIA» AL PROFESOR D. BALTA- 
SAR SALDONI. 

»Mi estimado señor maestro: Debidamente agrade- 
cido al celo y acierto con que V. tiene examinada y 
entendida mi teoría armónica, y muy satisfecho de 
la exactitud con que la explica y enseña V., según 
acaba de hacérmelo presenciar en mi gabinete con 
cinco solfistas que ninguna noción tenían del arte y 
han compuesto correctísimamente á cuatro voces reales 



406 1." SEC. — EFEM. — MAYO 13. VIKUÉS. 

y su tajo coM'pro'bante desde" la primera sesión sobre la 
pizarra, no puedo dejar de manifestarlo áV. por escrito. 
con el fin de que pueda así acreditarlo en la ilustrada 
capital de Cataluña, á donde, en uso de real licencia, 
pasa y. á residir algunos meses, y en donde me ha 
manifestado V. que piensa dar en pública escuela una. 
demostración ó brevísimo curso de la Geneupho'nia ^ 
con invitación á todos los maestros y demás peritos 
que gusten presenciarlo, para desengaño de los incré- 
dulos. 

»Me es tan agradable esta determinación de V. , que 
á causa de ella suspendo por ahora la publicación en 
que iba yo á hacer una última invitación á todos los 
maestros españoles que no enseñan la Geneiiplwnia^ á 
que me dirijan sus críticas para publicarlas; en la in- 
teligencia de que si así no lo hacen, imprimiré yo, sin 
más miramientos, la demostración de su crasa ignoran- 
cia de los verdaderos principios de un arte y una cien- 
cia que profesan por mera práctica y ejercicio del oido, 
pero que no la fundan en el incontrastable, sorprenden- 
te , sencillísimo , brevísimo , universal , inequivocable 
y único sistema musical déla naturaleza, que es el ge- 
neufónico. 

»Digo que suspendo dicha publicación hasta des- 
pués de verificada la loable prueba que V. va á hacer 
en Barcelona, que es la ciudad de España más digna 
de ser testigo y juez del caso , por su numeroso y sabio 
concurso de profesores y aficionados , procedentes mu- 
chos de los primeros de las admirables escuelas músi- 
cas de su provincia. Según sea el resultado de su em- 
peño de V,, será después mi modo de proceder en la 
referida publicación. 

»Entre tanto no puedo menos de reiterar á V. mi 
ruego de que para la primera demostración ó breve 
curso práctico de mi método no admita V. ni niños, 
ni aun adultos , que no sean buenos solfistas y tengan 



r.' SLC. — EFUM. — MAYO lo. — VmUÉS. 407 

cultivado el ejercicio de la reflexión, pues como la 
armonía, el contrapunto y la composición (que es 
decir la GeneiiplwniaJ estriban en un solo y univer- 
sal principio y fórmula , si el discípulo no tiene el en- 
tendimiento cultivado y capaz de comprenderlo desde 
el primer momento, es inútil todo trabajo, pues no se 
gana tiempo, que es la principal ventaja del método 
geneufónico , porque desde el primer dia se empieza 
á componer correctamente y aprovechar el tiempo y el 
trabajo en componer sin cesar para desenvolver el 
gusto y el genio de la originalidad ó invención , en 
que consiste el mérito de la música de todas clases. 

»Deseo á V. feliz viaje, y quedo seguro del buen 
éxito de su proyecto, repitiéndome con esta ocasión 
su muy afectísimo servidor Q. B. S. M. — José Viriles. 

»Madrid 29 de Mayo de 1835. 

y)P. D. Si á V. pareciese oportuno publicar esta 
carta al anunciar la prueba que va V. á hacer, me será 
muy agradable para cargar yo solo con la responsabi- 
lidad á toda crítica que pudiera hacerse de mi teoría 
después de bien demostrada por V. — José Viniés.yy 

Esta prueba de que habla en su escrito el ilustre 
Sr. Virués no- pudo tener efecto , porque entre los va- 
rios percances que nos ocurrieron en el viaje, y que 
nos privaron de llevarla á cabo, fué uno de ellos que 
en Cataluña >, al ir á Barcelona, entre Cervera é Igua- 
lada , en un sitio sumamente escabroso y montañoso, 
llamado el Hostal de Santa María ó del Violin , nos sa- 
lió la facción el viernes 5 de Junio de 1835, alas cuatro 
de la tarde (1),' despojándonos de cuanto llevábamos los 
pasajeros que íbamos en la diligencia, dejándonos tan 
sólo con lo 'puesto encima ^ habiendo querido además 
fusilar al que traza estos renglones porque llevaba, 
como asimismo algunos otros viajeros, pasaporte fe- 

(i) De cuyo suceso hablaron los periódicos de Madrid, pero 
en particular El Eco del Comercio del dia i3 del citado mes. 



408 1." SEC. — EFEM. — MAYO 13. — Vir.DÉS. 

chado en Madrid , y suponernos espías del 'gobierno; 
pero gracias que les hablamos el dialecto catalán con 
las interjecciones que ellos usaban, dándoles una no- 
ticia lisonjera para ellos, y que ignoraban por comple- 
to, cual era la derrota que acababa de sufrir en las Pro- 
vincias la división del general Oráa, que nosotros supi- 
mos al pasar por Zaragoza por nuestro muy querido ami- 
go el Sr. D. Pedro Ligues (Véase Eladia Ligues, 18 Fe- 
brero, t. I.) que se hallaba de jefe político en dicha capi- 
tal, pudimos por esta rara circunstancia salvar la vida, 
pero absolutamente nada de nuestro equipaje, ni el dine- 
ro, ni aun la gorra que llevábamos en la cabeza , que des- 
pués de hacernos levantar del suelo y subir á la dili- 
gencia, nos dijo uno de ellos, estando ya dentro senta- 
dos, y por haber asomado la cabeza por la ventana: ¡Eh, 

TÚ, LADRÓN , DAME LA GORRA QUE LLEVAS PUESTA. . . ! Acom- 
pañada esta lisonjera frase con las interjecciones acos- 
tumbradas , y con la punta de la bayoneta en el pe- 
cho... Estando ya en Barcelona tuvimos una desgracia 
de familia , y en seguida sobrevinieron las ocurrencias 
políticas tan conocidas en nuestra historia comtempo- 
ránea, por lo que nos vimos precisados á volver á Madrid 
á desempeñar nuestra cátedra en el Conservatorio, yen- 
do por mar á Valencia , en donde sufrimos también 
varios otros contratiempos, siendo uno de los peores 
un horroroso temporal el miércoles 15 de Julio, frente 
á Murviedro , del cual salvamos milagrosamente des- 
pués de estar tres dias á media ración, por faltarnos ya 
los comestibles , puesto que dé Barcelona á Valencia 
suele ser, por lo general , un viaje de dos á cuatro dias 
á lo sumo, en buque de vela, como íbamos, pero em- 
pleamos nueve. Hé aquí lo que se llama hacer un viaje 
redondo y divertido; y todo ¿por qué y para qué? for 
el arte y 'para el arte músico , sin recompensa de nin- 
gún género , y expuestos á perder la vida después de 
los inmensos gastos efectuados sin resultado alguno... 



1.° SEC. — EFEM. — MAYO 13. — vinuÉs. 409 

Pues sópase que episodios como el que acabamos de 
referir contamos algunos en nuestra larga vida artís- 
tica , y que por cierto ya tiene noticia de ellos uno de 
nuestros amigos , escritor de gran fama. Después de 
esta digresión que nos hemos visto obligados á hacer, 
para justificar la causa que nos impidió llevar á efecto 
nuestro plan y propósito, según era nuestra intención 
y deseo , y también por habérselo así prometido al autor 
de Idi Geneufonia^ de dar á conocer su obra públicamente 
en nuestra ciudad natal, volvamos á ocuparnos de la ex- 
presada obra , diciendo que nuestro queridísimo amigo 
y célebre maestro Carnicer también la comprendió y la 
adoptó para la enseñanza de los alumnos del Conserva- 
torio, y lo propio hizo el acreditado Andrevi( 16 Noviem- 
bre). El insigne Rossini , cuando el dia 22 de Febrero de. 
1831 estuvo en el citado establecimiento, vio práctica- 
mente, en una sesión pública celebrada al efecto, los 
asombrosos resultados que daba el nuevo sistema de Vi- 
rués,á quien felicitó con gran expansión y entusiasmo el 
inmortal autor del JBarlero de Sevilla : así es que nos- 
otros propusimos al referido Carnicer escribir entre los 
dos un Método de armonía y de com'posicion , lasado so. 
'bre la teoría de la Geneufonía; pero no quiso acceder á 
ello por las muchas ocupaciones que de continuo se ha- 
llaba rodeado , á causa de ser, además de maestro del 
Conservatorio , director de la compañía de ópera italia- 
na que actuaba en los teatros de Madrid , con la obli- 
gación también de tener que componer una ópera nue- 
va y las piezas que fueran precisas ; y como nosotros 
desempeñábamos iguales destinos , sin más diferencia 
que ser en el teatro maestro de coros y suplente suyo, 
pero que asimismo escribíamos algunos coros , roman- 
zas, etc., tuvimos con gran disgusto que desistir de 
nuestro pensamiento, tanto más, cuanto que ya se ha- 
bla publicado la Geneufonía en cinco ó seis idiomas-. 
Vamos á terminar exponiendo nuestra pobre opinión 



4i0 1/ SEC. EFEM. — MAYO 13. — VIP.ÜÉS. 

sobre esta obra , manifestando lo mucho que nos sor- 
prendió que un maestro muy apreciable é inteligente, 
amigo querido nuestro , escribiera contra la Geneufonia 
por tratarse de una obra que si bien no está, como todo 
lo humano, exenta de algunos lunares, fué, sin embargo, 
respetada y aplaudida más ó menos por todos los pri- 
meros hombres científicos del arte en el mundo musi- 
Qal, y escrita por un español, persona llena de ciencia 
y de saber en los varios ramos de las artes, como lo 
atestiguan los. muchos títulos y condecoraciones de que 
se hallaba adornado, según hemos hecho constar al 
principio de estos breves apuntes , y que en el pró- 
logo de dicha Geneufonia da las razones por qué pu- 
blicó la obra , que fué después de haber visto prácti- 
camente sus extraordinarios resultados ; por otra parte, 
nuestra sorpresa subió de punto al ver que la crítica 
procedía de una persona acreditada , y que ocupaba 
una posición brillante en el arte músico , gozando asi- 
mismo de una merecida reputación, pues sabido es 
aquello de res'peta y serás considerado. En las Cartas 
es'pañolas., semanario que publicaba en Madrid, en 
1831, D. José María Carnerero, uno de los escritores 
de más fama en aquel entonces , en su tomo i , pág. 143; 
en la Gaceta Oficial de Madrid del sábado 7 de Mayo 
de 1831, núm. 57, pág. 239; en el Diccionario técnico.^ 
histórico y biográfico de la música., por D. José Parada 
y Barrete, pág. 383 y siguientes, Madrid, 1868, se in- 
sertan interesantes y curiosas noticias sobre la obra deL 
general Virués, que le honran, como no podia menos 
de suceder, en gran manera. 

Una advertencia solamente: el Sr, Parada y Barre- 
te dice que el autor de la Geneufonia falleció el 15 de 
Mayo , pero fué el 13, pues nosotros tenemos el docu- 
mento que así lo dice , y que nos mandó un primo de 
Virués , con una nota de los títulos y condecoraciones 
que éste tenía. 



1." SEC. EFEM. — MAYO 13. — FONS. — GAUCÍA. — PUIG. 4il 

(N. *) Dial3, 1841. Nace en Alicante D. Adolfo 
Fons Guerra Navarro y Gil. En 1864 se hallaba de pri- 
mer trompa en el teatro del expresado Alicante. 

(N. I) Bia 13, 1861. Nace en Madrid la señorita 
doña Carolina García y Moreno. En Octubre de 1876 
fué matriculada como alumna en la Escuela nacional 
de música en la clase de piano , y eii los concursos pú- 
blicos de dicha enseñanza efectuados en el mismo esta- 
blecimiento en Junio de 1880, obtuvo el primer premio, 
siendo discípula del Sr. Gompta. 

(I) JOia 13, 1862. Muere en Madrid, á los setenta 
y cinco años de edad, D. Pablo Puig y Petit. (Véase el 
dia 12 de Junio.) Fué uno de los más aventajados pro- 
fesores de fagot, como lo atestigua el haber estado de 
primero en el teatro de Lyon (Francia) antes de 1814. 
También habia sido muy notable en el oboe , como se 
verá luego. Nació en Tarrasa (Cataluña), y estudió mú- 
sica en Montserrat desde 1803 hasta 1809, pasando 
Mcia el año 1811 á Lyon, como ya queda dicho, á ocu- 
par la plaza de primer fagot en su teatro. En 1814 fué 
á Madrid, en donde hizo oposición de primer oboe del 
teatro de la Cruz, cuya plaza obtuvo. Posteriormente 
la hizo asimismo á la del teatro del Príncipe, que ganó 
igualmente , lo cual prueba que Puig fué notable pro- 
fesor de oboe y de fagot. En 1834 juró el destino de 
ayudante de organista de la Eeal Capilla , que desem- 
peñó hasta poco tiempo antes de su fallecimiento, ocur- 
rido en Pozuelo , pueblo distante dos leguas cortas de 
Madrid, y en donde se hallaba accidentalmente,-por te- 
ner allí una casa de recreo de su propiedad; pero su ca- 
dáver se halla en el camposanto de San Nicolás de Bari 
de Madrid , extramuros de la que llamaban antes Piíer- 
ia de Aioclia, nicho núm. 474, patio tercero. 



412 1.' SEC. — EFEM. — MAYO 14. MARIMON. — MONSERRAT. — RAMÓN. 

(*) Día 14, 1742. Muere en San Benito de Bages 
(Cataluña), á la una de la madrugada , siendo Abad del 
expresado monasterio, el notable músico P. Fr. Fran- 
cisco Marimon. Fué natural de Igualada , y estudió mú- 
sica en el colegio de Montserrat, en cuyo Santuario 
tomó el hábito de monje en 1704, habiendo sido, ade- 
más de distinguido organista , excelente benedictino, 
tanto por su saber como por sus virtudes , y así lo 
manifiesta bien terminantemente el haber muerto de 
Abad , y ser llevado su cadáver á Montserrat , deposi- 
tándose en la sepultura núm. 8; debiendo advertir otra 
vez que cada sepultura que habia , y que se halla- 
ban en el pavimento de algunas capillas colaterales de 
aquel grandioso templo, podia contener treinta y más 
cadáveres , y que por eso se las denominaba á media- 
dos del siglo pasado , y probablemente mucho antes, 
carneros. 

(*) Dia 14, 1759. Muere en Barcelona el presbí- 
tero D. Pablo Monserrat, maestro muy acreditado de 
capilla en la iglesia de Santa María del Mar de la ex- 
presada ciudad , para cuya plaza fué elegido en Julio 
de 1745 entre seis pretendientes , y por renuncia que 
de ella hizo, el dia 8 de dicho mes y año, el presbítero 
D. Salvador Figueras (Catálogo), que la obtenía. El su- 
cesor de Monserrat , en el magisterio de Santa María 
del Mar, lo fué el presbítero D. Pedro Antonio Monlleo 
(14 Julio). 

(I) Dia 14 , 1805. Nace en Palma de Mallorca don 
Isidro Ramón y San Martin. (Véase el dia 12 de Diciem- 
bre.) Desde sus primeros años se dedicó al estudio de 
la música, y cuando apenas tenía doce de edad , tocaba 
ya en las bandas de los regimientos de que su padre don 
Vicente (Catálogo) era músico mayor, hasta que por sus 
muchos y extraordinarios adelantos , y cuando tuvo la 



1.* SEC. — EFEM. — MAYO 14. — SANMARTÍN. 413 

edad suficiente para ello, dirigió por sí mismo las de 
otros varios. Desde el año 1833 hasta el de 1837 estuvo 
de primer flauta de la orquesta del teatro de la ópera 
que habia en Madrid , y en esa misma época , j entre 
los primeros y más notables profesores músicos que 
estaban en las bandas de los regimientos de la Guar- 
dia Eeal de infantería , fué elegido Ramón director de 
la misma. 

Tuvo varios discípulos de flauta muy aventajados, 
que le daban mucha honra , puesto que él era uno de 
los más notables y sobresalientes que habia en aquel 
entonces en la capital de España en dicho instrumen- 
to. En 1837 pasó á la Habana como músico mayor del 
regimiento de la Corona , y allí se le nombró además di- 
rector de todas las músicas de la guarnición, como tam- 
bién déla orquesta del teatro titulado de Vülanueva^ por 
cuyo motivo gozó de gran reputación como concertis- 
ta de flauta, poseyendo igualmente con bastante per- 
fección otros instrumentos, siendo, por lo tanto, con- 
siderado como uno de los más distinguidos músicos 
mayores de regimiento, y director de orquesta dé tea- 
tros. Arregló con mucho acierto un sinnúmero de pie- 
zas de ópera para banda , y creemos que compuso asi- 
mismo para la misma alguna original. 

(I) Dial4,1830. Nace en Burlada (Navarra) don 
Bonifacio Sanmartín y Eslava, sobrino del maestro 
D. Hilarión Eslava, y conocido D. Bonifacio más por 
el segundo apellido que por el primero de Sanmartín. 
Hizo sus primeros estudios en Pamplona , desde donde 
se trasladó después á Madrid , á la edad de catorce años, 
con el objeto de seguir la carrera de la música. Habién- 
dose dedicado en un principio al estudio del piano y 
violoncello , entró en la orquesta del teatro Real á des- 
empeñar una plaza de este último instrumento , mien- 
tras estudiaba al mismo tiempo la armonía y compo- 



414 1/ SKC. EFEM. — MAYO 14. SANMARTÍN'. 

sicion bajo la dirección de su señor tio. Dotado de una 
clara inteligencia y de un espíritu emprendedor, pensó 
siempre en los medios de dar mayor ensanche á los 
recursos que le proporcionaba su profesión ; para ello, 
después de haber obtenido una plaza de profesor de la 
Real Capilla de S. M. (1), se dedicó al estudio del gra- 
bado y estampado de la música , en cuyo ramo adqui- 
rió conocimientos nada comunes. En 1857 emprendió 
la publicación de una Biblioteca musical, que logró gran 
aceptación del público, habiendo llegado á ser una de las 
más útiles y mejores de cuantas bibliotecas de esta cla- 
se se han publicado, tanto en España como en el ex- 
tranjero. Lleno de laboriosidad y de apego por su arte, 
consiguió por este medio difundir el gusto por la buena 
música en España , proporcionando á los artistas y afi- 
cionados todo lo más selecto y escogido de la música 
moderna, á precios sumamente módicos y arreglados. 
Tanto en el género religioso como en el teatral y de 
baile, ha publicado obras escogidas en ediciones ma- 
nuales y reducidas, á propósito para los artistas que 
cuentan con pocos recursos , y para aquellos pueblos 
cuyas catedrales é iglesias no tienen más que un re- 
ducido número de voces. De este modo, y gracias álos 
esfuerzos hechos por este entendido y laborioso edi- 
tor , se ha despertado en pocos años el gusto y la afi- 
ción por la música en todas las provincias de España. 
Los métodos y obras didácticas que ha publicado como 
editor , por la facilidad con que el público ha podido 
adquirirlos , han contribuido mucho á difundir la en- 
señanza de la música en nuestro país; circunstancia 
muy digna de tenerse en cuenta en los tiempos pre- 
sentes. Las reducciones de óperas para piano, y para 
piano y canto; las piezas religiosas, fáciles y de eje- 



(i) Juró plaza de violoncelo supernumerario, con sueldo, 
el dia 2 de Marzo de i852. — Saldoni. 



1.* SEC. — EFE. — MAYO 14. — SANMA.UT1.V. 415 

cucion sencilla; las de este mismo género para orques- 
ta y voces ; las de baile , y, por último, las clásicas que 
actualmente lia comenzado á publicar en una preciosa 
colección titulada Museo clásico de los pianistas , ha 
venido' á depurar mucho el gusto por la música, con- 
tribuyendo al mayor ensanche y adelanto del arte mú- 
sico español. Por este medio, y atendida la bondad y 
excelencia de los tipos empleados en sus ediciones, 
modelos de limpieza, claridad y buen papel, ha llega- 
do á reunir un número fabuloso de suscritores , ha- 
biendo montado una gran casa editorial á la altura de 
las primeras del extranjero. Como una prueba de la 
superioridad de las ediciones de la casa Eslava , baste 
decir que en la actual Exposición uniyersal que tiene 
lugar en la capital de Francia, dichas ediciones han 
competido con las de la primera casa editorial que se 
conoce hoy en el extranjero , que es la de Breitkopf y 
Haertel, en Leipzig, habiendo obtenido la misma re- 
compensa que esta célebre casa. Otro progreso debido 
al celo infatigable de este editor, que se desvela por 
todo aquello que tiende al progreso del arte musical, 
es la gran fábrica de pianos que tiene establecida en 
Madrid, y que en un corto número de años ha logrado 
ponerse al nivel de las fábricas más reputadas , tanto 
nacionales como extranjeras. 

Sus productos han figurado dignamente en la Ex- 
posición universal de París, en la que sus pianos fue- 
ron señalados por el jurado con medalla de bronce, 
que no quiso aceptar el fabricante , optando más bien 
por la de plata, con que se premiaban sus ediciones, 
atendida la circunstancia de que un mismo expositor 
no podia recibir dos premios á la vez en una misma 
clase. Sus pianos fueron, por lo tanto, los que más se 
distinguieron entre todos los que enviaron los demás fa- 
bricantes españoles, habiendo llamado particularmente 
la atención el piano, de formas muy reducidas, dedicado 



416 1.' SEC. — EFEM. MAYO 14. — VILANOVA. 

á S. A. el príncipe Alfonso , y el cual es un modelo de 
perfección y esmero en el trabajo. Debemos , pues, á 
este fabricante de pianos notables progresos operados 
en el arte de la música en España , pues además del 
gran impulso que ha dado á la calcografía y á la fabri- 
cación de dichos instrumentos , ha contribuido tam- 
bién mucho á que los artistas puedan dar á conocer 
sus trabajos , ya por medio de las ediciones, ya esti- 
mulándolos con concursos y premios pecuniarios que 
ha ofrecido á las mejores obras que se le presenten. 

(Copiado del Diccionario técnico^ histórico y biográ- 
fico de la música^ por D. José Parada y Barreto. Ma- 
drid, 1868, pág. 149 y siguiente.) 

Dia 14, 1870. Muere en Barcelona, alas cinco de 
la mañana, calle de Santa Ana, núm. 19, piso cuarto, 
el muy celebrado compositor de música Sr. D. Ramón 
Vilano va y Barrera, maestro que habia sido de capilla 
de la iglesia catedral de dicha ciudad. (Véase el dia 21 
de Enero, t. i.) Cuando publicamos en el tomo i de este 
Diccionario, pág. 177, la biografía de nuestro amigo el 
insigne maestro Sr. Vilanova, aún vivia , por fortuna, 
razón por la cual no pudimos tributarle todos los elo- 
gios que de justicia merecía ■ pero hoy que por des- 
gracia ha desaparecido la causa que nos hacía enmu- 
decer, debemos consignar que desde muy jóvenes nos 
honrábamos con la amistad de este esclarecido com- 
positor , como que casi dábamos á un mismo tiempo 
lección con el célebre D. Mateo Ferrer (4 Enero, 1. 1.) Vi- 
lanova fué uno de los maestros que más honra han dado 
á su patria y al arte que profesó , habiendo sido de los 
más estudiosos y aplicados que hemos tratado, como 
así lo ha manifestado en cuantas obras ha escrito, 
pues en ellas se ven unidos el genio , el talento y el 
filósofo compositor. Como maestro dedicado á la ense- 
ñanza, cuenta un sinnúmero de discípulos tan aven- 



l."SEC. — EFEM. — MAYO 15. — SÁNCHEZ. — MAYNÉS. 417 

tajados , que creemos no haya otro que con más razón 
que Vilanova pueda decir : Toíos mis discípulos son no- 
taUJidades musicales. No es la pasión de amigo y pai- 
sano la que nos hace correr nuestra pluma, pues jamás 
la amistad ni la pasión nos arrancarán un elogio. Nos 
limitaremos á citar alguno de los varios artículos que 
la prensa toda dedicó á la imperecedera memoria del 
amigo y notable compositor. Además , su ciudad na- 
tal^ así como sus numerosos discípulos, después de 
haber acompañado el cadáver á su última morada, 
con fúnebre pompa inusitada, y para demostrar la 
profunda pena que les causara tan irreparable pérdida, 
celebraron unas suntuosas exequias, de las que da 
extensos pormenores el Diario de Barcelona de avisos 
y noticias del dia 14 de Mayo de 1870, núm, 134, pá- 
gina 4,891, edición de la tarde. La España Musical, 
Barcelona 19 de Mayo de 1870 , inserta el sentido dis- 
curso que el reputado crítico Sr. Fargas y Soler pro- 
nunció en el acto de ir á dar sepultura al cadáver del 
maestro Vilanova. La citada Uspaña Musical, del 21 
de Julio de 1870, da cuenta á sus lectores de los fune- 
rales celebrados en Barcelona por su alma. 

(*) Día 15, 1799. Muere en Cádiz el celebrado or- 
ganista D. Ignacio Sánchez, natural de Bonda. 

(N. I) Día 15, 1825. Nace en Barcelona D. Ramón 
Maynés y Galvet. En Octubre de 1864 estaba de pri- 
mer contrabajo en el gran teatro del Liceo de Barce- 
lona. Hemos pedido apuntes de este profesor al amigo 
y maestro Sr. Porcell (2 Abril), y nos dice desde Barce- 
lona, encartado 8 de Diciembre de 1869,1o siguiente: 
«Eespecto á Maynés, le conozco de primer contrabajo 
en el Liceo desde su primera apertura en 1847 , y sin 
perder esta plaza fué en la misma categoría un año al 
teatro Italiano de París, dos temporadas en Londres y 

TOMO II. 27 



418 1' SEC. — EFEM. MAYO 15. GIL. 

una en San Petersburgo , donde podia haber vuelto 
durante este invierno, si no hubiese preferido quedarse 
en este Liceo.» 

(N. I) Día 15, 1832. Muere en Madrid el aplau- 
dido actor cantante D. Bernardo Gil, cuando contaba 
sesenta años de edad. Habia nacido en San Ildefonso 
(La Granja). Vino á Madrid embargado desde Cádiz para 
lo que entonces se llamaba galán de música , y sobre- 
saliendo igualmente en el canto y en la declamación, 
la Mesa censoria le colocó en el teatro del Príncipe 
para desempeñar á un tiempo las partes de galán de 
verso y de música. Entonces introdujo las operetas 
francesas y los oratorios sacros, pues hasta aquella 
época no se cantaban en nuestros teatros más que to- 
nadillas ó alguna que otra zarzuela ; de suerte que con- 
tribuyó no poco á la afición á la música, tan extendida 
después. En 1804 pasó á París con licencia del gobierno 
para estudiar y conocer aquellos teatros ; pero restituido 
á esta capital, y cuando gozaba el mayor concepto y 
prometíalas mejores esperanzas, tuvo que retirarse 
con motivo de arrojar sangre por la boca , y no volvió 
á salir á las tablas hasta el año de 1814, pasando la 
mayor parte de este tiempo en Francia é Italia. Per- 
maneció en el teatro hasta 1820, primero de galán de 
verso y tenor, y luego de galán , hasta que sus facul- 
tades no le permitieron continuar trabajando, y se 
jubiló. 

Los conocimientos que tenía de su profesión , sobre 
todo para la dirección escénica , le granjearon siempre 
el mayor concepto entre sus compañeros; de suerte 
que casi constantemente, desde que volvió al teatro 
en 1814, y aun después de jubilado, le eligieron como 
Autor ó director, en cuyo concepto ha continuado 
hasta que finalizó la última empresa de teatros. En 
cuanto á su ejecución escénica, puede decirse que bri- 



1." SEC. — EFEM. — M.VYO 1'). — GARCÍA. 419 

lió también en su tiempo, y los aficionados de aquella 
época recuerdan aún con placer su desempeño en El 
Delirio^ Adolfo y Clara^ El Preso^ El Califa^ locon- 
do^ Ricardo y otras piezas. Su genio fué amable y hon- 
rado, y sus finos modales y conocimientos le granjea- 
ron la amistad de personas de todas las clases. (Copia- 
do de las Carias españolas publicadas en Madrid. Cua- 
derno 55, jueves 7de Junio de 1832 , pág. 269, tomo v.) 
El Sr. Soriano Fuertes , en la Historia de la música 
española , en su tomo iv , pág. 228 , dice del Sr. Gil , con 
corta diferencia, lo que acabamos de copiar. Ahora 
añadiremos nosotros que D. Bernardo Gil fué padre 
del tan celebrado poeta D. Antonio Gil y Zarate , y que 
D. Bernardo cantó en Madrid ó se estrenó , según una 
nota que tenemos , en 1811 con la ópera El Delirio, lo 
cual no está conforme con lo que hemos copiado de las 
Cartas españolas , (\mq ^ según éstas , estuvo ausente de 
España desde 1804 hasta 1814, sin saber cuál de las 
dos versiones es la más verídica ; lo que sí consta es 
que D. Bernardo estuvo casado con doña Manuela Za- 
rate, también actriz. 

'(I) Día 15, 1S66. Muere en París la famosa can- 
tante doña Loreto García de Vestris. (Véase el dia 11 
de Diciembre. ) Su padre, D. Mariano García, fué em- 
pleado en correos, y su madre, doña Rosa García, es- 
taba de segunda dama de verso en el teatro del Prín- 
cipe de Madrid , asegurando los que la conocieron que 
era mujer muy hermosa, lo propio que su hija Loreto, 
«uya figura, ojos, pelo y voz encantaban , reuniendo 
además la gracia española ; tenía la Loreto seis años 
de edad cuando la ajustaron en los teatros de la corte 
para desempeñar las partes de ángeles. 

No sabemos quiénes fueron sus primeros maestros, 
pero hemos visto documentos en los que consta que 
en 1814, en cuya época contaba quince años de edad, 



420 1.^ SEC. — EFEM. — MAYO 15. — GARCÍA. 

aunque los periódicos decian que sólo tenía catorce, 
desempeñó en el teatro de la Cruz de Madrid la parte 
principal de la opereta titulada La Gitanilla de Amor, 
con grande éxito ; y que el dia 22 de Diciembre del 
expresado año de 1814 cantó en el mismo teatro un 
rondó de mucho efecto. El dia 5 de Agosto de 1815 
hizo en el teatro del Príncipe de Madrid la ópera en 
tres actos Alina, reina de Golconda, cuya ópera se 
hizo nueve noches seguidas y sin interrupción, prue- 
ha evidente de lo mucho que gustaria la Loreto , y en 
cuya ópera tomaban asimismo parte las señoras Palo- 
mera , Cabo y Spontoni, y los Sres. Muñoz, López, 
Fabián, Más; Rubio, Lledó, Gomara, Guzman y co- 
ristas de ambos sexos. En el citado año de 1815, y en 
los siete dias últimos del mes de Diciembre, cantó en 
todas las indicadas siete noches una Polaca, en los in- 
termedios de la comedia. Por los años de 1822 ó 1823,. 
él insigne maestro Carnicer la llevó á Italia, en vista 
de ser ya una cantante tan acreditada en la capital de 
España , y en donde habia desempeñado también las 
óperas más aplaudidas en el mundo filarmónico , ha- 
biéndola dado dicho maestro no pocas lecciones de 
canto. Apenas llegada la Loreto á Milán , acompañada 
de Carnicer, éste la dióá conocer en varios salones, y 
al instante fué escriturada como prima donna del teatro 
de la Scala de aquella ciudad , en donde obtuvo una 
lisonjera y envidiable acogida, de cuyas resultas el 
mismo empresario la mandó á cantar al teatro Italiano 
de París , siendo recibida por el público con el mismo 
brillante éxito que lo fué en Milán. Después de los 
aplausos y triunfos alcanzados en las citadas capita- 
les , volvió á cantar á su ciudad natal , logrando toda- 
vía muchos más aplausos y triunfos que antes de au- 
sentarse para Italia. 

Por los años de 1838 al 40 se dio á conocer, entre 
otras óperas, muy particularmente en La Gazza Ladra^ 



1." SEC. — EFEM. — MAYO 15. — UIVA. 421 

de Rossini, y la Muta de Portici^ de Auber , en varias 
capitales de Francia, Bélgica y Alemania, reuniendo 
además el ser una notable bailarina , y en cuyas cita- 
das naciones lució también esta rara habilidad en una 
cantante de su gran nombradla , juntamente con su cu- 
ñada doña María Chaves Fabiani , una de las bailarinas 
que más fama gozaban en los teatros de nuestra corte. 
La Loreto tenía una de las voces más privilegiadas 
de tiple que se conocían en su tiempo, tanto por su 
buena calidad ó timbre , como por su cantidad y ex- 
tensión , reuniendo su canto una expresión y senti- 
miento que entusiasmaba. Estuvo casada con el famo- 
so compositor de bailes Sr. Vestris, hijo del célebre 
bailarín Vestris , de cuyo matrimonio dejó algunos hi- 
jos, de una hermosura extraordinaria, sobre todo la de 
las niñas. Disfrutó igualmente de la jubilación que con- 
cedía el ayuntamiento de Madrid á los cantantes y ac- 
tores que habían trabajado algunos años en sus teatros, 
y sobre cuya pensión damos algunas noticias en la pá- 
gina 92 y siguiente del tomo i de este Diccionario; y así 
es que la Loreto, para vivir fuera de España y poder dis- 
frutar de la citada pensión, necesitó licencia, que ob- 
tuvo, de S. M. El Sr. Soriano, en su Historia de la mú- 
sica española^ tomo iv, pág. 280, dice, al hablar de la 
Loreto, lo siguiente: «En 1818 estaba de tiple primero 
de la compañía lírica de los teatros de Madrid, j gozaia 
de grande reputación. y> 

(I) Dia 15, 1876. Muere en Madrid D. Francisco de 
la Riva y Mallo , marqués de Villa- Alcázar , gran afi- 
cionado á la música, y autor de óperas que dejó iné- 
ditas, (yéase el dia 6 de Febrero, t. i.) A este no- 
table aficionado es á quien debe el arte músico espa- 
ñol el que no se ignore ya la fecha del fallecimiento 
del insigne Salinas, como decimos en la pág. 142 y si- 
guientes del tomo i de este Diccionario biográfico. 



422 1.° SEC. — EFEM. — MAYO IG. DIEZ. — CRL'Z. 

Entre los varios periódicos que anunciaron la muer- 
te de tan ilustre músico aficionado , vamos sólo á tras- 
ladar aquí lo que se lee en el Diario de Barcelona del 
dia 1." de Junio de 1876. Dice así: «El Sr. D. Francis- 
co de la Riva y Mallo , marqués de Villa-Alcázar, fa- 
lleció en Madrid el 15 de Mayo. La muerte le ha sor- 
prendido cuando concluía dos óperas, con la idea de que 
se estrenaran en breve en Barcelona ó en Madrid. El 
título de las óperas es: Francesca dé Riminij La Stellco 
de Sevilla^ alabadas, según se nos dice, por cuantas 
personas inteligentes conocian algunos de los trozos 
bellísimos, por lo delicado y sentimental que era el ca- 
rácter de la música que ha dejado escrita el difunto. 

»E1 marqués de Villa- Alcázar ha muerto rodeado 
de su familia, y auxiliado en los- últimos momentos 
por el ilustrísimo señor obispo de Salamanca, conser- 
vando hasta el fin la belleza de sentimientos que al- 
bergaba su alma de artista. 

»Su cadáver embalsamado fué conducido el 17 á 
Salamanca , donde le esperaba , á pesar de la lluvia tor- 
rencial y la hora avanzada de la noche en que llegó, 
un grandísimo número de amigos y conocidos, para 
acompañarle hasta la última morada. Los músicos de 
la ciudad, que reconocían en él á un maestro y á un 
amigo cariñoso, han depositado sobre su tumba tí'na co- 
rona de siemprevivas. 

»Cuando la música del marqués de Villa-Alcázar, 
impresa con la firma de F. de la Riva sea conocida , los 
amantes del arte podrán apreciarla en lo que vale , ya 
que la excesiva modestia del finado no la había dado 
publicidad en vida.» 

• 

(*) Dia 16, 1801. Muere en Puerto Rico el céle- 
bre cantante D. Tomás Diez , natural de Valencia. 

(I) Dia 16, 1825. Nace en Granada D. Antonio 



1." SEC. — EFEM.— MAYO 16. — PRENAFETA. 42:! 

de la Cruz. Estudió el solfeo con D. José Tamayo , y 
después de haber aprendido filosofía y empezado la 
carrera de leyes , quiso dedicarse á la profesión musi- 
cal, por la mucha afición que desde niño tuvo á ella. 
En su consecuencia , desde 1840 eu adelante fué su 
maestro de armonía , contrapunto , composición y pia- 
no el que lo era de la catedral de Granada , y organista 
primero de la misma , D. Bernabé Ruiz de Henares (14 
Abril). Algunas canciones fueron el primer ensayo que 
en la composición hizo el Sr. Cruz , el cual, siguiendo 
siempre los consejos de su profesor, y estudiando ade- 
más las obras de los clásicos maestros, emprendió tra- 
bajos de más importancia, como romanzas, dúos, mo- 
tetes, etc., etc. El dia 23 de Noviembre de 1849 se cantó 
con lisonjero éxito en su ciudad natal la zarzuela en 
un acto titulada La "ouelta de Escii'pejumos.^ que des- 
pués se hizo en la mayor parte de los teatros de España, 
con igual aceptación que cuando se estrenó en Grana- 
da. En 1850 pasó el Sr. Cruz á Madrid, y desde esta fe- 
cha , todos los editores de música de esta capital han 
publicado varias obras de su composición, cuyo núme- 
ro llegaba en Noviembre de 1869 á 34, entre las que 
se hallan romanzas en español é italiano , canciones 
andaluzas , colecciones de danzas , polkas , tandas de 
walses , una melodía con el título de El Caudillo de los 
Ciento^ poesía del Sr. Arnao; una escena y aria dedi- 
cada al célebre tenor Tamberlik ; la canción española 
La espumita de la sal^ escrita expresamente para el 
insigne Ronconi, que la ha cantado con aplauso en Lon- 
dres, San Petersburgo, Habana, Nueva York, Fila- 
delfia, etc., etc. Tomó parte y dirigió varios concier- 
tos en elJLiiceo artístico y literario de Granada. En No- 
viembre de 1869 se hallaba establecido en la ciudad de 
Almería. 

( N. I) Dia 16 , 1833. Muere en Lérida el distinguí- 



424 1/ SEC. EFÜM. — MAYO 16, MAFFEI. — 17, RIO. 

do compositor de música religiosa, presbítero D. Juan 
Prenafeta (1). (Véase el dia 2 de Agosto.) Tuvo por 
maestro de composición al respetable D. Antonio Sala 
(22 Enero, 1. 1), maestro de capilla de la citada catedral 
de Lérida. Siendo' joven fué el Sr. Prenafeta organista 
en la parroquia de San Juan de la propia ciudad; más 
tarde desempeñó la plaza de segundo organista de la 
catedral , y también durante algunos años , aunque en 
calidad de sustituto ó interino, la de maestro de capi- 
lla de la misma santa iglesia. Entre las numerosas 
obras que ha dejado escritas, merecen citarse muy par- 
ticularmente unas antífonas á San Pablo y unos noc- 
turnos á los Dolores de María, además de algunas Mi- 
sas con orquesta de mucho mérito. 

(N. I) Dia 16, 1858. Nace en Madrid doña Aurora 
Maffei y Gómez. En Octubre de 1877 fué matriculada 
como alumna de la Escuela nacional de música , y en 
ios concursos públicos de piano efectuados en el mis- 
mo establecimiento en Junio de 1879 obtuvo el pri- 
mer premio, siendo discípula del Sr. Mendizábal. 

(N.) Dia 17, 1551. Nace en Amberes (2), de pa- 
dres españoles , D. Martin Antonio del Eio. (Véase el 
dia 19 de Octubre.) Hizo sus estudios en París, después 
de los cuales volvióse á su pueblo natal. 

Cuando hubo estudiado también por algún tiempo 
en la Universidad de Salamanca, recibió en la misma, 
en 1574, el grado de doctor. Trascurridos tres años. 



(i) Algunos escriben Plenafeta. 

(2) A pesar de haber nacido y fallecido en el extranjero ¿1 se- 
ñor Del Rio, le hacemos constar en nuestra obra, no sólo por ser 
hijo de padres españoles, pero sí principalmente porque, además 
de esta circunstancia , estudió en España y fué doctor en la Uni- 
versidad de Salamanca , y posteriormente Jesuíta en Valladolid, 
en donde enseñó Teología, lo cual prueba asimismo que 'pasarla 
la mayor parte de su vida en nuestra nación. 



1." SEC. — EFEM.— MAYO 17. — CALLE. — AUCUE. — OLIVERIOS. 425 

fué nombrado senador del Consejo soberano de Bra- 
bante , y sucesivamente auditor de la armada , vice- 
canciller y procurador general ; pero habiéndose dis- 
gustado por los negocios y turbulencias de los Países 
Bajos, volvió á España en 1580, y entró en la Compa- 
ñía de Jesús, de los Padres de dicha Orden que estaban 
en Valladolid , en donde enseñó la teología , y después 
en Douai^ Liége , Styrie^ Salamanca y Louvain. En el 
número de sus obras hay una cuyo título es : Disqui- 
sitionum magicarum lihrisew^ Louvain, 1599, en 4.°, 
reimpresa varias veces ; en el lib. i, página 93 y si- 
guientes , trata de Música mágica. Andrés Duchesne 
ha hecho en francés una traducción abreviada de esta 
obra. París, 1611, en 4." y en 8.°, dos volúmenes. (Co- 
piado de la Biografliie universelle des musiciens , se- 
gunda edición , por F. J. Fetis, tomo ii, pág. 462, Pa- 
rís , 1861. 

(*) Día 17, 1675. Muere en Toledo, de donde era 
natural, el celebrado organista D. José Antonio Calle. 

(I) Día 17, 1785. Nace en Madrid el distinguido 
músico mayor de Guardias Walonas D. Pascual Vi- 
cente y Arche. (Véase el dia 5 de Enero, t. i.) 

• 

(I) Dia 17, 1820 (3). Nace en Barcelona D. An- 
tonio Oliveres y Mata. Estudió el solfeo á la edad de 
ocho años con el P. Ferreras , maestro de la renom- 
brada escolanía del convento de Nuestra Señora de las 
Mercedes, y con D. Pedro Oliveres , su hermano, or- 
ganista del de Trinitarios Calzados , habiendo empe- 
zado al año á cantar de tiple en las funciones de igle- 



(3) En los libros de la Sociedad artístico -musical de socorros 
mutuos, establecida en Madrid desde 1860, consta que nació el dia 
g-de 1822; pero esta fecha está equivocada, según nos ha manifes- 
tado el mismo interesado. — Saldoni. 



426 1.^ SEC. — EFEM. — MAYO 17. — OLIVERES. 

sia. A los diez años estudió el piano y la armonía con 
D. Antonio Cortadelias, tenor de capilla de Nuestra 
Señora del Pino ; á los catorce emprendió el estudio 
de la nauta con D. Ignacio Pagés, y el de clarinete 
con el Sr. Pariera , habiendo después continuado sus 
estudios de flauta con D. Cayetano Llagostera ( 6 Ene- 
ro, t. i), concertista en dicho instrumento. Su carrera 
de instrumentista duró hasta 1849. En 1846 empezó á 
dedicarse al canto con Rachele, notable director de or- 
questa del teatro Principal, dirigiéndose á Madrid 
en 1849 con el objeto de conocer la capital de su patria 
y esperar que desapareciese el cólera que diezmaba 
por aquel entonces la capital de Francia, en cuyo Con- 
servatorio iba á ingresar ,.lo que no verificó" por ha- 
berse contratado en el teatro del Circo de Madrid en 
calidad de altro primo e comprimario de la ópera ita- 
liana. En dicho año ganó por oposición pública la 
plaza de tenor de la Real Capilla^^ que sigue desempe- 
ñando hoy dia. (Agosto 1879.) 

Continuó aprendiendo canto, declamación é italia- 
no en el Conservatorio de Madrid con los profesores 
Valldemosa, Luna y Oliva Moroni, hasta el año 1854, 
y después recibió lecciones de canto de Reart(.6 Abril), 
sabio y benéfico aficionado, que cuenta gran número 
de aventajados discípulos en la escena lírica. En 1859 
fué contratado por la empresa del teatro de la Zarzuela 
en calidad de primo assoluto^ obteniendo el permiso 
de S. M. la Reina, por haberla manifestado uno de sus 
empresarios, el Sr. Barbieri, que tenían necesidad de 
él para dar un paso más hacia la ópera nacional , en la 
cual está destinado á brillar , y por la que tiene hechos 
muchos sacrificios. El público le prodigó muy mere- 
cidos aplausos en la escena, particularmente en las 
obras El dominó azul^ de Arrieta ;ifor6Ío, de Oudrid, 
y Zampa , de Herold. Este artista es uno de los prin- 
cipales fundadores de la benéfica Sociedad artístico- 



i." SEC. — EFEM. — MAYO 17. — OLIVERES. 427 

musical de socorros mutuos. Fué socio de mérito de la 
Sociedad musical j de la Filarmónica de Barcelona , y 
es honorario del Orfeón leridano , á cuya institución 
coral es muy adicto. Es indudablemente uno de aque- 
llos artistas llenos de abnegación y de talento, y de 
los que el arte músico español puede sacar gran pro- 
vecho el dia que la música en nuestro país tome un 
giro y una ruta distinta de la que hoy sigue. (Copiado 
del Diccionario técnico , histórico y liográfíco , etc. , pá- 
gina 297.) 

Ahora debemos nosotros añadir que el Sr. Oliveres^ 
uno de nuestros más apreciados amigos , no sólo fué 
de los principales fundadores de la Sociedad artístico- 
musical de socorros mútiios , sino también de los que 
más han contribuido á su engrandecimiento y prospe- 
ridad, trabajando con el mayor entusiasmo y afán en 
organizar la sección de contabilidad y la correspon- 
dencia de dentro y fuierá de Madrid , con un acierto 
que le honra muchísimo, y que jamás podrán olvidar 
ninguno de sus individuos , máxime los que compone- 
mos la Junta directiva., y por cuyo celo y abnegación 
merece un voto de gracias, que le otorgamos muy 
cordialmente por nuestra parte, creyendo, además, 
interpretar la voluntad de nuestros compañeros en la 
junta directiva , que de seguro se adherirán á nuestra 
pobre opinión. No queremos dejar pasar esta oportuna 
ocasión sin que reparemos un olvido involuntario que 
cometimos en un artículo que dimos á luz en el perió- 
dico El Artista^ del dia 15 de Abril de 1868, año ter- 
cero, núm. 42, en el cual hacíamos referencia al éxito 
brillante que habia obtenido el desempeño del Sia lat 
Mater., en el concierto sacro verificado en el palacio 
del Buen Retiro de Madrid, morada de S. A. R. el se- 
renísimo señor infante D. Sebastian de Borbon. Pues 
bien- en dicho Stalat del maestro Andrevi (16 Noviem- 
bre) cantó el Sr. Oliveres improvisadamente, y sin 



428 1.° SEC. — EFEM. MAYO 17. — AGUILAR. — MARTÍNEZ. — PÉREZ. LÓPEZ. 

que precediera ensayo alguno , la parte de contralto 
primero á solo^ por haberse puesto muy ronca la se- 
ñorita que debia desempeñarla, discípula nuestra, cu- 
yas circunstancias dejamos de consignar en el expre- 
sado artículo, por uno de aquellos olvidos tan fáciles 
de acontecer en los escritores que redactan sus ideas 
y apreciaciones sobre lo qué han oido , sin previos 
apuntes , como nos sucede á nosotros ; y esta omisión 
nos fué tanto más sensible, cuanto que el Sr. Oliveres 
dio en aquella ocasión otra de las muchas pruebas que 
ya tantas veces tenía dadas con respecto á su no vul- 
gar inteligencia, y de lo mucho que contribuyó al feliz 
éxito que tuvo la indicada obra , y sin cuya coopera- 
ción nos hubiéramos visto privados de pasar aquel 
rato filarmónico tan agradable, y que tanto entusias- 
mó á todos los asistentes á la indicada solemnidad 
musical. 

(N. I) Dia 17, 1831. Nace en Valladolid D. Juan 
Aguilar y Martínez. En 1860 estaba de músico mayor 
en el regimiento de Castilla, núm. 16. 

(N. *) Dia 17, 1855. Nace en Badajoz doña Ascen- 
sión Martínez y Eamirez. En Setiembre de 1863 fué 
matriculada como alumna de la Escuela nacional de 
música ^ j en los concursos públicos de composición 
efectuados en Junio de 1876 obtuvo el primer premio 
en dicha enseñanza, siendo discípula del Sr. Arrieta. 

(N. I) Dia 17, 1876. Muere en Lorca D. Enrique 
Pérez de Tudela Munuera , Director de Fl A teneo de 
Lorca, profesor de armonía, canto y piano, maestro 
compositor. (De La Ilustración Española y Americana 
del dia 8 de Marzo de 1877.) 

(I) Dia 18 , 1795. Nace en Madrid D. José Venan- 



l.^SEC. — EFEM. — MAYO 18. — PÉREZ. 420 

cío López, acreditado contrabajo de la Real Capilla, y- 
distinguido profesor de dicho instrumento en el Con- 
servatorio. (Véase el dia 15 de Febrero, 1. 1.) 

(I) Dia 18, 1802. Nace en Valencia el celebrado 
y modesto organista de la catedral de esta ciudad , don. 
Pascual Pérez y Gascón. (Véase el dia 27 de Junio.) 
Vamos á insertar algunos párrafos de la biografía de 
este sabio profesor de música , que publicó el perió- 
dico de Valencia El Cervantes^ debida á la pluma del 
Sr. D. Enrique Codina. Dicen así: «El dia 27 de Junio 
de 1864 bajó al sepulcro el varón sabio y virtuoso, el 
músico eminente cuya muerte todos deploramos. Va- 
lencia ha. perdido uno de sus más ilustres hijos, Es- 
paña uno de sus más esclarecidos ingenios , el arte mú- 
sica} uno de sus más profundos maestros. Depositemos 
sobre su tumba la corona inmortal reservada á la hon- 
radez y al genio , y elevemos nuestras oraciones al Al- 
tísimo por el que, á fuerza de estudios y desvelos, llegó 
á merecer una tan elevada como justa reputación, y 
hacerse digno del aprecio de sus conciudadanos. 

»Huérfano de padre y madre en su más tierna edad, 
fué acogido por su tio D. Sebastian Pérez , afamado te- 
nor de la Capilla Eeal , que á consecuencia de la inva- 
sión francesa se habia agregado á la metropolitana de 
Valencia; fué el que le enseñó los primeros rudimentos 
musicales, hasta ponerle á la altura de poder desem- 
peñar el papel de primer tiple. A los diez años entró 
ya de niño de coro (infantillo) en dicha catedral, sien- 
do D. José Pons maestro de su capilla , quien empezó 
á imponerle en las primeras nociones de armonía. 
D. Francisco Cabo, organista de la misma, acabó de 
instruirle en la composición y órgano , haciendo notar 
bien pronto sus rápidos adelantos. A los diez y ocho 
años fué nombrado , previo un riguroso examen , orga- 
nista de la parroquial de Santo Tomás , y á los veinticin- 



4;J0 1.° SEC. — EFEM. — MAYO 18. — PÉREZ. 

co era ya maestro de capilla de la ciudad de Villena, 
habiendo sido uno de los censores D. Antonio Soriano, 
que desempeñaba la misma plaza en la villa de Onte- 
niente , quien llevó la orquesta de dicho punto para que 
ejecutase sus composiciones, haciendo de este modo 
más patente el mérito del nuevo agraciado. Este, ape- 
gar de las muchas simpatías que gozaba, presentó su 
renuncia , siendo al poco tiempo nombrado organista 
de dicha santa iglesia metropolitana con general aplau- 
so, habiendo continuado hasta terminar sus dias... 

»Hace algunos años, cuando vino á Valencia el 
grande pianista Listz , deseando oir á quien gozaba ya 
de una fama europea, hízose acompañar á la catedral 
por D. Pedro Gómez, conocido fabricante de pianos; 
allí estuvo por largo rato escuchando varias improvi- 
saciones de D. Pascual Pérez , hasta que, trasportado 
de entusiasmo, subió á abrazarle; desde entonces j)asó 
largas horas conferenciando con él sobre música , du- 
rante las cuales no quería recibir á nadie. El distin- 
guido maestro Meyerbeer, habiendo visto una de sus 
composiciones , se apresuró también á escribirle que 
le tenía por uno de los primeros armonistas y por un 
sabio en el arte. 

»Dedicado exclusivamente al magisterio, y en espe- 
cial al de la composición en todos sus ramos , era poco 
el tiempo de que podía disponer para producir obras. 

»Su fama era europea , por cuyo motivo varias ve- 
ces fué invitado por compositores distinguidos á es- 
cribir su juicio sobre publicaciones de aquéllos. Pode- 
mos citar áM. Panseron, profesor de París (del Con- 
servatorio ) , quien antes de dar al público últimamente 
su Tratado de armonía y modulación , remitió un ejem- 
plar al Sr. Pérez , rogándole le analizara con detención 
y le expusiera las reformas que creyese debían intro- 
ducirse para la segunda edición. Así consta en -una 
carta que hemos tenido el gusto de leer... 



1." SEC. — EFEM. — MAYO 18. — PÉREZ. 431 

»A pesar de absorberle la enseñanza la mayor parte 
del tiempo, nos ha dejado varias obras de no escaso 
Mérito, y en todas ellas se observa el mismo estilo 
clásico y correcto, y no dudamos pueden tomarse como 
modelo ; pero la que más alto le coloca , la que da una 
idea completa- de su genio, es el Bíétodo de solfeo y 
principios de canto aplicable á las escuelas y colegios^ 
publicado en Madrid el año 1857. 

»A1 tiempo de su fallecimiento se le encontró un 
Método de Armonía que lo tenía litografiado el autor 
liasta la página 72 , y visto su mérito por un inteli- 
gente, aconsejó á la señora viuda del respetable maes- 
tro que continuase la impresión de dicha obra, apro- 
vechando para ello los manuscritos y demás apunta- 
ciones, que, por fortuna, se encontraron entre sus pa- 
peles. Esta obra fué publicada en Valencia el año 1866, 

»A la par que excelente músico , era también el se- 
ñor Pérez un buen filósofo; poseia á la perfección el la- 
tín, italiano y francés; la Memoria que sobre la ense- 
ñanza de la música presentó á la Sociedad de Amigos 
del Pais^ y varios artículos que publicó en algunos 
periódicos científicos , sobradamente atestiguan ser un 
escritor distinguido. 

»No hace mucho tiempo , cuando se trató de llevar 
á efecto lo dispuesto en el Concordato , que previene 
que los organistas de las catedrales sean clérigos, 
nuestro limo. Cabildo, amante del arte, y haciéndose 
fiel intérprete de la opinión pública, elevó una expo- 
sición á S. M. , digna de tan respetable corporación, la 
que dio por resultado se confirmase áD. Pascual Pérez 
en dicha plaza , aumentándosele la dotación que dis- 
frutaba. Posteriormente se proyectó la reforma del ór- 
gano (uno de los mejores de España), cuyo trabajo 
fué encomendado á unos fabricantes alemanes, los que 
quedaron admirados de los vastos conocimientos que 
el Sr. Pérez manifestó tener de los varios sistemas de 



432 1/ SEC. EFEM. — MAYO 18. — ZAVALA. 

construcción, y ventajas respectivas de cada uno de 
ellos. 

»Una circunstancia fatal vino á precipitar su traba- 
jada existencia: la muerte de la única hija que tenía. 
á la edad de cinco años , cuando ya sus gracias infan- 
tiles formaban todas sus delicias , fué para él un golpe 
decisivo. Herido en la cuerda más sensible del cora- 
zón, todos comprendieron qué no tardaria en seguirla: 
agravada en términos alarmantes la afección pulmo- 
nar que le aquejaba, un ataque apoplético puso fin á 
su existencia. Murió con la tranquilidad del justo, á la 
edad de sesenta y dos años , disponiendo en su testa- 
mento, para significar su humildad, se celebrasen sus 
funerales sin ninguna pompa, y que la Misa á canto- 
llano fuese ejecutada un tono más bajo del ordinario. 

»Tal es, en resumen, la historia de tan sabio como 
virtuoso patricio, bosquejada ligeramente: al darla al 
público he creido prestar un débil tributo á la memo- 
ria de aquel de quien algún dia tuve el honor de reci- 
bir sus lecciones. 

»Valencia 10 de Junio de 1864, — Enrique Codma.yy 

(I) Dia 18 (l),a841. Nace en Bilbao D. Adolfo Za- 
vala y Árambarri. El dia 30 de Setiembre de 1858 fué 
matriculado como alumno del Conservatorio , y en los 
concursos públicos de armonía efectuados en el propio 
establecimiento en Junio de 1860 obtuvo el 'primer 
^rémo , y en los de piano del año siguiente de 1861 
también ganó el premio primero, siendo sus respecti- 
vos maestros D. Rafael Hernando y D. Manuel Mendi- 
zábal. D. Adolfo es hermano de D. Gleto-(26 Abril), y 
á éste le pedimos apuntes biográficos de su malogrado 



(i) Dia 19 dice el libro de la Sociedad de socorros mutuos: 
pero creemos está equivocado, y que debe ser el 18, puesto que 
lo hemos copiado de los documentos del Conservatorio, que los 
pone en vista de la partida de Bautismo. 



1.' SEC. — EFEM. — MAYO 19. — MAnSAL. 433 

hermano D. Adolfo, que no obtuvimos, el cual falleció, 
creemos, en 1868 ó 69, en la primavera de su vida, y 
cuando se esperaba fundadamente que bubiese sido 
uno de los primeros pianistas y compositores de Es- 
paña, no sólo por los dos primeros premios que en 
noble lid alcanzó en el Conservatorio , pero aún más 
por su gran genio y aplicación , y por su buen gusto 
en las composiciones que como juguetes babia dado 
á conocer á sus más íntimos amigos. 

(*) Dia 19, 1846. Muere en Tarrasa, de donde era 
natural , diócesis de Barcelona , entre dos y tres de la 
tarde, el notable músico P. Fr. Eamon Marsaly Bogu- 
ñá. Aprendió música en Montserrat , en cuyo colegio 
entró siendo niño , permaneciendo en él nueve años. 
El dia 17 de Noviembre de 1801, y terminados sus 
estudios musicales , tomó el hábito de monje en el 
propio monasterio. Fué excelente profesor de violon- 
celo y de violin ; pero sobre todo en el primero de di- 
chos instrumentos adquirió gran fama entre sus con- 
temporáneos. Nosotros le oíamos de continuo cuando 
estábamos en dicho colegio , pues tomaba parte como 
violoncelista ó violinista en las solemnes funciones de 
orquesta que habia en aquel grandioso Santuario, lla- 
mado por los catalanes la insigne catedral de nuestras 
montañas ; y confesamos ingenuamente que su repu- 
tación era muy justa y merecida, porque tanto por su 
ejecución en ambos instrumentos, limpieza, expresión 
y sentimiento, así como por un tono robusto , redondo 
y pastoso, tení^i pocos que le igualaran. Estuvo en di- 
ferentes épocas de administrador en la Granja de Mi- 
ravall, quedando sus superiores muy satisfechos de su 
buena y exacta administración. Durante las varias cir- 
cunstancias políticas por las que se vieron los monjes 
precisados á ausentarse del monasterio por tres veces 
diferentes desde el año de 1811 hasta la muerte del 

TOMO IT. 28 



434 1.' SEC. — EFEM. — MAYO. 19 — PÉREZ. ORTÜÍ. 

P. Marsal , éste fué siempre uno de los primeros en 
volverse á Montserrat , por la gran devoción que pro- 
fesaba á la Virgen , haciendo al propio tiempo muchos 
presentes á la santa Imagen, y comprando por cuenta 
propia la cera que era precisa para el culto, vístala 
pobreza y escasez en que se hallaba el monasterio. Ha- 
biendo tenido precisión de ir á Tarrasa, su pueblo na- 
tal, por un asunto urgente del expresado monasterio, 
tuvo un ataque herpético que le privó de la vida en este 
dia, y su cadáver fué llevado á Montserrat y deposi- 
tado en la sepultura núm. 8 de la capilla de San José, 
en cuyas sepulturas pueden colocarse , como ya queda 
dicho, treinta ó más cadáveres. Al fallecer contaba 
sesenta y cinco años de edad. 

(N. *) Dia 19, 1850. Nace en Madrid D. Enrique 
Pérez y Menendfez. En Setiembre de 1859 fué matricu- 
lado como alumno del Conservatorio ; estudió el solfeo • 
y el órgano, y en 1866 el piano, en cuya enseñanza 
obtuvo el primer premio en los concursos públicos que 
tuvieron lugar en el indicado establecimiento en Junio 
de 1869, siendo discípulo del Sr. Mendizábal. En 
Agosto de 1869 seguia los estudios de composición. 

(N.) Dia 19, 1876. Muere en Barcelona doña Mer- 
cedes Ortiz. En Ul Correo de Teatros de dicha capital 
del dia 27 de Mayo de 1876 se lee lo siguiente: «Des- 
pués de una larga y penosa enfermedad, dejó de exis- 
tir el dicho dia 19 de Mayo en esta capital la señorita 
doña Mercedes Ortiz, joven artista que habia cantado 
con éxito diferentes temporadas en el gran teatro del 
Liceo de esta capital.» Ahora vamos á decir nosotros 
los estudios que hizo. En Setiembre de 1858 fué ma- 
triculada como alumna del Conservatorio en la clase 
de solfeo. En el citado mes de 1860 ingresó en la clase 
de canto del Sr. Puig , y en los concursos públicos de 



1.* SEC. — EFEM. MAYO 20. AQÜIRRE. — RIUS. 435 

esta enseñanza efectuados en el propio establecimien- 
to en Junio de 1863 tuvo el accésit^ y en los del año 
siguiente (1864) el segundo premio. En Junio de 1865 
fué dada de baja en el citado Conservatorio. 

(*) Dia20, 1775. Nace en Cariñena D. Mariano 
Aguirre y Ferraz , siendo bautizado el dia 21 en la 
parroquia del citado Cariñena. (Véase el dia 27 de Se- 
tiembre.) El dia 22 de Marzo de 1816 juró plaza de 
contrabajo de la Real Capilla, en cuya fecba contaba 
cuarenta años de edad. Fué uno de los profesores de 
contrabajo de su época que más reputación gozaba , y 
como tal , era respetado y admirado por todos sus com- 
pañeros. 

(N. I) Día 20, 1814. Nace en Tortosa D. Antonio 
Rius. Habiendo dado desde su tierna infancia indicios 
de aptitud para la música , sus padres se la hicieron 
aprender á la edad de siete años ; á los ocho entró de 
infantino en la iglesia parroquial de Nuestra Señora 
de los Eeyes, vulgarmente llamada del Pino, de Bar- 
celona, siendo maestro de capilla el Rdo. D. José Ro- 
ses, presbítero. A los diez y seis años salió de infan- 
tiilo y continuó los estudios musicales bajo la direc- 
ción del expresado maestro, y un año después desem- 
peñaba ya la plaza de organista del convento de Trini- 
tarios Calzados de Barcelona. Tenía veinte años de 
edad cuando le nombraron músico mayor de la Mili- 
cia nacional de Barcelona ; dos años después , con la 
idea de perfeccionarse , pasó á Francia , y en Marsella 
le contrataron de maestro director de orquesta de una 
compañía de Opera italiana que á la sazón se encon- 
traba allí , habiendo después pasado con la propia com- 
pañía á varias ciudades de Francia , y luego á Mallorca 
y Mahon , y últimamente á Argel , donde estuvo más 
de dos años. Concluida la contrata, se marchó á Niza 



436 1." SEC. — EFEM. — MAYÓLO. — ITADAL. 

para restablecer su salud, y después se fué «i París: 
allí estuvo por espacio de cinco años dedicándose á la 
enseñanza del canto y composición, en donde estu- 
dió los grandes autores ; pero habiéndole aconsejado 
los médicos que se marchara de París á buscar otro 
clima más benigno á su salud, bastante quebrantada, 
se fué al Mediodía de Francia , y en la ciudad de Tolou 
desempeñó la plaza de organista de la iglesia de San 
Pedro. Pasó más tarde á Marsella de organista de la 
iglesia de San Martin , ocupando después la de maestro 
de capilla de la iglesia de San Camat, de la misma ciu- 
dad. Dejó, por último, á Marsella, y fué á Italia, en 
donde estuvo varios años ejerciendo el profesorado de 
canto y composición, y en la primavera del año 1857 
le escrituraron en Milán de maestro concertador para 
el teatro del Nohüe Condominio de Pavía; mas habien- 
do estallado en 18591a guerra contra el Austria, afines 
de 1860 marchó á Barcelona, en cuya capital seguía 
en Setiembre de 1869. 

En 1863 pasó á Londres, en donde estuvo una cor- 
ta temporada. Tiene escritas varias obras de música 
sagrada, con orquesta, como Misas, Stabat^ mote- 
tes, etc. ; diferentes otras en francés é italiano, con 
acompañamiento de piano, tales como romanzas, noc- 
turnos, escenas ásolo, etc., publicadas algunas de 
ellas en París , y también otras para piano solo , cuyo 
catálogo, que pasa de treinta obras, con sus títulos, 
tenemos el gusto de poseer nosotros. 

( I ) Dia 20 , 1822. Muere en Madrid , calle de To- 
rija, núm. 23, D. Pablo Nadal. Fué natural de Lérida, 
por lo que nosotros sospechábamos si tendría algún 
parentesco con el distinguido compositor D. Jaime 
Nadal (2 Mayo), que también nació en el expresado 
Lérida; pero D. Tomás, hijo del D. Pablo, nos dijo 
que éste no era absolutamente nada pariente del don 



I.° SEO. — EFEM. MAYO 20. — ROCA. — MAllQUÉS. 437 

Jaime, no obstante de ser ambos de la misma ciudad 
y llevar igual apellido. El expresado D. Tomás nos 
manifestó que de su señor padre D. Pablo sólo recor- 
daba que tenía entendido habia estudiado música en 
Montserrat, y que estando en Cataluña el Excmo. se- 
ñor duque de Alba, se lo trajo á Madrid- á su servicio, 
como notable músico ; que habiendo vacado una plaza 
de viola en la Real Capilla, hizo oposición á ella , con 
anuencia y permiso del indicado señor duque de Alba, y 
que á pesar de ser trece los opositores, obtuvo la plaza, 
que juró el dia 30 de Marzo de 1776; que más adelante 
vacó otra de violin en la misma Real Capilla , á la que 
hizo asimismo oposición, que también obtuvo, no obs- 
tante de ser diez y ocho los que se presentaron al cer- 
tamen. Además de estas noticias que dejamos apun- 
tadas, nuestro buen amigo el distinguido violinista 
señor de la Vega (4 Abril) nos refirió qae D. Pablo 
Nadal habia sido uno de los primeros y más afamados 
violinistas , no sólo de la Real Capilla , sino también 
de Madrid. Al fallecer era viudo de doña Rosa Ro- 
dríguez del Álamo y feligrés de la parroquia de San 
Martin, de cuyo archivo hemos sacado la fecha de su 
muerte , pues en el libro de La Concordia dice que 
ocurrió el dia 22, lo cual es un error. 

(N. *") Dia 20, 1839. Muere en el término llama- 
de de Las Pilas (Cataluña) D. Antonio Roca, músico 
mayor muy acreditado del batallón Franco de Catalu- 
ña. Habia contraído matrimonio con doña María Berin- 
gola el dia 13 de Mayo de 1820, hallándose en Reus , y 
fué muerto por la facción capitaneada por Llarch de 
Copons. 

(N. I) Bia 20, 1843. Nace en la ciudad de Palma 
de Mallorca (islas Baleares) D. Pedro Miguel Marqués 
y García. Desde su más tierna edad sintió una extraor- 



438 l.'SEC. — EFEM. — MAYO 20. — MARQUÉS. 

diñaría afición por la música, en términos que muchas 
veces, al oiría en las iglesias , corrían por sus infantiles 
mejillas lágrimas de felicidad; lo cual observado por 
sus padres , lo dedicaron al estudio del solfeo , y des- 
pués al del violin, por el que demostraba grandísima 
predilección. Conociendo, sin embargo, que en su país 
natal no podría hacer los progresos que con su grande 
afición demostraba, resolvió la familia, juntamente 
con algún tío, y varios amigos de su padre, que fuera 
á París , para lo cual le señalaron entre todos una pen- 
sión de doscientos francos mensuales durante el tiempo 
de sus estudios en aquella capital. Efectivamente: los 
Síes. D. Bartolomé y D. Antonio García, D. Miguel 
Llompart, D. Antonio y D. Bartolomé Pastor, D. Juan 
y D. Francisco Marqués , son los que se portaron 
con una generosidad digna de encomio, y por esto, 
aunque sea ofender su modestia, hemos querido con- 
signar aquí sus nombres, para que tengan muchos imi- 
tadores, y también porque nos consta lo muy agrade- 
cido que á dichos señores está el Sr. Marqués , quien 
nos ha manifestado que su suerte, sea cual fuere, sola- 
mente á los indicados señores la deberá. Marqués entró, 
pues, en el Conservatorio de París por oposición, y cuan- 
do se hallaba ya en estado de poder progresar mucho, 
bajo la dirección de su profesor de violin, el Sr. Mas- 
sart, tuvo que abandonar los estudios y volverse á su 
país, por haberle tocado la suerte de soldado. Estando^ 
en su casa paterna , y ya libre del servicio militar , na 
tenía otra idea que la de continuar sus estudios musi- 
cales ; y como no ignoraba que en nuestro Conservato- 
rio habia maestros muy reputados, pasó á Madrid, 
habiéndose matriculado en dicho establecimiento en 
Octubre de 1866 en la clase de violin, en quinto año, y 
en la de armonía en segundo. En los concursos pú- 
blicos de esta enseñanza efectuados en el citado Con- 
servatorio en Junio de 1868 obtuvo el primer premio^ 



l.'SEC. — EFEM, — MAYO 20. — MARQUÉS. 4."i9 

siendo su profesor el Sr. Galiana, y también ganó el 
primer premio de violin en los concursos públicos del 
mismo establecimiento que tuvieron lugar en Junio de 
1869, habiendo sido su maestro el Sr. Monasterio (21 
Marzo), quien tomó desde un principio tan grande in- 
terés por su discípulo, que no sólo le protegió cuanto 
pudo, sino que lo manifestó públicamente al dirigir una 
obra de Marqués. 

El dia 2 de Mayo de 1869, en las funciones que 
celebraba la Sociedad de Conciertos en el Teatro y Circo 
de Madrid^ antes del Principe Alfonso^ y de la cual 
era director el referido Monasterio , se tocó una gran 
sinfonía, compuesta por el mencionado Marqués , que 
obtuvo un resultado satisfactorio para su autor , pues 
el público le llamó á la escena para ofrecerle una coro- 
na y que se repitiera el andante, como así efectiva- 
mente sucedió ; cuyo buen éxito fué el mismo al vol- 
verse á tocar dicha sinfonía en el concierto del domin- 
go inmediato, dia 9 del citado mes y año. Esta obra 
está en si lemol^ y consta de: \.\ Allegro; 2.°, Andan- 
te dramático. Este es el trozo que se hizo repetir las 
dos veces que se tocó la sinfonía; 3.°, ScTierzo; 4.", 
A llegro assai. En el programa en que se anunciaba la 
indicada obra se leia la siguiente nota, cuya idea apro- 
bamos de todas veras: «Siendo uno de los objetos de 
la Sociedad de Conciertos estimular á los composito- 
res españoles á que escriban obras del género sinfóni- 
co., dicha Sociedad ha creído conveniente al efecto eje- 
cutar lina sinfonía compuesta por el socio D. Miguel 
Marqués, la que, en atención á sus dimensiones y es- 
tructura, ocupará toda la segunda parte del programa 
de este concierto.» Antes que esta sinfonía , el señor 
Marqués había ya escrito y dádose á conocer al públi- 
co con otras varias de sus composiciones , que fueron 
bien recibidas , entre las que recordamos Un gran co?t- 
aerío para violin y piano , dos fantasías para dichos 



440 I." SEC. — ^EFEM. — MAYO 20. — ANTÓN. 21, GARCÍA. — liODluaL'EZ. 

instrumentos, otras tres ó cuatro de menos importan- 
cia , y algunas zarzuelas que han sido bien recibidas 
por el público. En vista de sus conocimientos artísti- 
cos nada comunes y de sus muchas obras dadas al pú- 
blico con éxito lisonjero siempre creciente, la diputa- 
ción provincial de Madrid le señaló en Febrero de 1878 
el sueldo anual de 10,000 rs., y le nombró Inspector 
de las escuelas especiales de música , y maestro de las 
colegialas de la Inclusa, en la clase de canto , lo cual 
celebramos muchísimo. 

(N. I) Día 20, 1856. Nace en Soria D. Gregorio 
Antón del Saz. En Octubre de 1870 fué matriculado 
como alumno de la Escuela nacional de música en se- 
gundo año de solfeo y segundo de piano en el citado 
mes de 1871. En los concursos públicos de esta ense- 
ñanza efectuados en la misma Escuela en Junio de 
1877 obtuvo el primer premio , siendo discípulo del 
Sr. Zabalza. 

.(I) Día 21, 1650. Muere en Toledo D. Vicente 
García , maestro de capilla de aquella catedral , para 
cuyo magisterio fué nombrado el 1.° de Julio de 1645. 
Su antecesor en el referido magisterio lo habia sido 
D. Luis Garay, y su sucesor D. Tomás Misieus ó Mi- 
siesus. Según la Revista y Gaceta Musical de Madrid 
del año 1867 , páginas 252 y 258 , y en la del 1868, pá- 
gina 102, habia en el archivo de la catedral de Albar- 
racin y en el del Pilar en Zaragoza algunas obras , que 
enumera , del maestro García ; pero no sabemos si son 
de este D. Vicente ó de otro García, pues ha habido 
varios maestros de igual apellido , y no citando el nom- 
bre , no sabemos á qué García pertenecen las referidas 
composiciones. 

(*) Dia 21, 1770. Nace en Madrid , calle de la Mag- 



1.' SEC— EFEM. MAYO 21. VILLAR. CUENCA. 441 

dalena Alta (hoy de Pizarro), núm. 21 , D. Joaquín Ro- 
driguez y López, afamado violiaista de la Real Capi- 
lla. (Véase el dia 22 de Marzo. ) 

(N. I ) Dia 21 , 1819. Nace en Cartagena D. Fran- 
cisco de Paula Villar y Modonés : en Julio de 1863 esta- 
ba de director de orquesta en Alicante. 

(N. I) Dia 21, 1829. Nace en Fortuna (Murcia) 
D. Vicente Cuenca Lucherini. Su padre, notable afi- 
cionado , le puso desde la más tierna edad á estudiar 
los principios del divino arte con el maestro D. Julián 
Gil, aprendiendo después con el mismo distinguido 
profesor de la catedral de Murcia á tocar la flauta , en 
la que bizo en poco tiempo notables progresos. 

Deseoso de popularizar en su país la música clási- 
ca, fundó, en compañía de su hermano D. José y de 
otros dos aficionados , una Sociedad de cuartetos^ vién- 
dose obligado en esta ocasión á emprender el estu- 
dio y mecanismo del violoncelo en escaso tiempo, á 
causa de no encontrarse un violoncelista aceptable 
entre los aficionados que había por aquel entonces en 
Murcia. 

En 1854 vino á Madrid , y se encargó á poco de las 
revistas artístico -musicales del periódico político ^l 
Fénix^ pasando después con el mismo carácter á El 
León Español j k La Libertad^ y otros varios. 

En 1856 fundó en Barcelona, en compañía délos 
profesores Tolosa, de diclia capital, el semanario de 
música titulado El Orfeón^ con el objeto de difundir y 
propagar esta institución eminentemente popular y 
civilizadora en la Península. 

Después igualmente fundó en Madrid el diario ar- 
tístico-musical El Entreacto, y, por último, en 1866, 
el semanario El Artista^ exclusivamente consagrado á 
defender el arte y los artistas músicos. 



■442 l.°SEC. — EFEM. MAYO 21. — TORMO. — MAllTIN. — BELTRAN. — SARMIENTO. 

Nombrado en 1868 profesor de Armonía é Msioria 
de la música en el Conservatorio , hoy Escuela nacio- 
nal de música y declamación^ está en la actualidad ex- 
cedente, á consecuencia del nuevo arreglo en dicho 
centro de instrucción , efectuado en Diciembre del ci- 
tado año. 

(N. I ) Día 21, 1829. Nace en Adzaneta, provincia 
de Valencia, D. Joaquin Tormo. En Enero de 1864 es- 
taba de primer contralto de la catedral de Valencia. 

(N. I) Dia 21, 1833. Nace en Macarena, provin- 
cia de Granada, D. Antonio Martin Blanca. En Octu- 
bre de 1865 estaba de maestro de capilla de la citada 
ciudad. 

(N. *) Dia 21 , 1857. Nace en Pamplona (Navar- 
ra) doña Ana Beltran y Ripoll. En Setiembre de 1873 
fué matriculada como alumna de la Escuela nacional 
de música en tercer año de solfeo, y en los concursos 
públicos de dicha enseñanza efectuados en la misma 
Escuela en Junio de 1874 obtuvo el primer premio, 
siendo su profesor el Sr. Gil. 

(N. *) Bla 21, 1859. Nace en Madrid doña Teresa 
Sarmiento y Revuelta. En Setiembre de 1872 fué ma- 
triculada como alumna en la Escuela nacional de mú- 
sica en segundo año de solfeo , y en los concursos pú- 
blicos de dicha enseñanza efectuados en la misma 
Escuela en Junio de 1874 obtuvo el primer premio, 
siendo su profesor el Sr. Gil. 

( N. ) Dia 21, 1872. Muere en Barcelona el aplau- 
dido pianista compositor D. Francisco de Asís Altimi- 
ra y Motiá, autor de varias zarzuelas catalanas. El dia 
20 de Junio del citado año de 1872 se celebró un fuñe- 



1.° SüC.-FFEM.-MAYO 2t, AI,TJMlRA.-22, HICARD. -JIMÉNEZ. -BONAMICH. 443 

ral en sufragio de su alma en la iglesia de la Esperan- 
za de la expresada ciudad de Barcelona , habiéndose 
cantado una 'Misa de su composición. 

(I) Día 22, 1732. Muere en Montserrat el Padre 
Fr. Benito Ricard, acreditado maestro compositor y 
profesor de aquel colegio demúsica. (Véase el 30 deNo- 
Yiémbre.) En las Efemérides se puso por error de im- 
prenta que habia fallecido en 1773. Estudió música en 
el expresado monasterio, y en el mismo tomó el hábito 
de monje el dia 23 de Febrero de 1699, siendo de edad 
de veinte años. Durante algunos estuvo de maestro de 
escolanes, habiendo sacado discípulos muy aventaja- 
dos, y así se comprende cómo su reputación de com- 
positor y afamado maestro estaba generalmente reco- 
nocida dentro y fuera de España entre sus contemporá- 
neos. Escribió algunas obras muy estimables; pero en 
Montserrat sólo se conservaba en 1856, de sus compo- 
siciones, unas vísperas á siete voces. Su cadáver fué 
depositado en la sepultura núm. 8. 

(N. *) Dia 22, 1850. Nace en Madrid doña En- 
carnación Jiménez y Calbacho. El dia 7 de Setiembre 
de 1859 fué matriculada en el Conservatorio como 
alumna, y en los concursos públicos de piano celebra- 
dos en el mismo establecimiento en Junio de 1867 ob- 
tuvo el primer premio, siendo su profesor el señor don 
Manuel Mendizábal. 

(N. I) Dia 22, 1853. Muere en Vich, de donde 
era natural, y maestro de capilla de la santa iglesia 
catedral de la propia ciudad, el presbítero D. Francisco 
Bonamich y Golomer. (Véase el dia 28 de Octubre.) Ha- 
bia hecho oposiciones de maestro en Madrid y en Tar- 
ragona. Ha dejado varias composiciones musicales. 
En 1818 fué cuando le nombraron maestro de Vich. 



444 1.' SEC. EFKM. — MAYO 22, BENAVJDES. — 23, CARAMUEL. 

(N. I) Día 22, 1868. Nace en Madrid doña Gle- 
mentina Benavides y Araus. En Octubre de 1876 fué 
matriculada como alumna de la escuela nacional de 
música en tercer año de solfeo , y en los concursos pú- 
blicos de esta enseñanza efectuados en la propia Es- 
cuela en Junio de 1877 obtuvo el primer premio, sien- 
do discípula del Sr. Serrano. 

Dia 23, 1606. Nace en Madrid el P. Fr. Juan Ca- 
ramuel de Lobkowitz , obispo de Vigevano y escritor 
músico. (Véase el dia 8 de Setiembre.) Después de 
haber hecho brillantes estudios y adquirido grandes 
conocimientos en las matemáticas , literatura y filoso- 
fía, entró monje y profesó la teología en la Universi- 
dad de Alcalá. Llamado á poco á los Países Bajos, tomó 
allí el bonete de doctor en teología, y fué sucesiva- 
mente ingeniero en las guerras que desolaban enton- 
ces k estas provincias, abate de Disemburgo, en el 
Palatinado , enviado del rey de España á la corte del 
emperador Fernando III, y capitán de los monjes regi- 
mentados del sitio de Praga en 1648. Con la paz de 
Westfalia volvió á sus trabajos y fué nombrado por 
el Papa Alejandro VII para el obispado de Campagna, 
en el reino de Ñapóles , y de allí á poco para el de Vi- 
gevano, en elMilanesado, en donde terminó su carrera 
el 8 de Setiembre de 1682. Entre las numerosas obras 
de Caramuel se encuentra ésid.: «Arte nueva de música, 
inventada año 600 por San Gregorio , desconcertada 
por Guido Aretino , restituida á su primera perfección, 
año 1620, por Fr. Pedro de Ureña, reducida á este breve 
compendio año de 1644 por J. C, etc., en Roma, por 
Fabio de Talco, 1669 , en 4.°» El análisis de este libro 
se halla en el Giornale de Letterati d' Italia ( 1669 , pá- 
gina 124). 

Caramuel sentaba en esta obra que San Gregorio 
habia descubierto la forma natural de la escala , y que 



1." SEC. — EFEM. — MAYO 23. — CARAMUEL. 445 

Guido Arelino habia falseado este sistema natural, 
reduciendo la escala á seis nombres de notas: cuenta 
en seguida que Pedro de Ureña habia puesto las co- 
sas en su orden normal , añadiendo la sétima sílaba 
(ni) á las otras seis, y demuestra que con esta adición 
la mano armónica y las mutanzas son inútiles. Godo- 
fredo Walter dice fLexic. de Music.^ art. LolliowitzJ 
que se habia publicado en Viena (1645), é impreso por 
Cosmerovio, una edición anterior al libro de Caramuel. 
A esta noticia añade Forkel (Algem Letter^ der musik, 
pág. 270) que esta edición se titula : Ut, re, mi, fa^ 
solóla, Nova música. ¿Se habrá equivocado en esta 
ocasión el sabio historiador de la música , confundien- 
do la edición de Viena de la obra de Caramuel con el 
libro de Buttstedt (1)? 

Esto es tanto más verosímil , cuanto que el título 
Ut, re, mi, fa, sol^ la. Nova música, no tiene sentido, ó 
si lo tiene es absolutamente contrario al objeto del li- 
bro, porque la nueva música no consistia en la escala 
de seis sílabas, sino en la de siete: %it, re, mi, fa, sol, 
la, ni: en tanto que el título de la obra de Buttstedt^ 
ut, re, mi, fa, sol, la, tota música, dicelo que debe de- 
cir, pues que su autor afirma que toda la música está 
contenida en la escala de seis sílabas. 

Se encuentran diferentes cosas relativas á la mú- 
sica en el Cursus Mathematici de Caramuel , y en su 
libro Maiheis Audao) , ipuhlicaáo en Lovaina, año de 
1642, en 4° (2). Antonio Tardisi ha publicado una 



(i) Célebre organista del siglo xvii : nació en Bindersleben, 
cerca de Erfurt, el 25 de Abril de 1666 ; murió siendo predicador 
y organista de esta última ciudad el dia i." de Diciembre de 1727. 
Es autor, entre otras composiciones , de un libro titulado : Ut, re, 
mi,fa, sol, la, tota música, et armenia ¿eterna. 

(2) Caramuel publicó también un gran tratado en folio acer- 
ca de la poesía , en el cual habla varias veces incidentalmente 
acerca de la música. En él encontramos que á la falsa relación 
del trítono , que los antiguos denominaban diabolus in música, 
llama crimen de lesa majestad. En él refiere también un suceso 



446 1." SEC. — EFEM. — MAYO 23. AHGOTE. 

Memoria della vita di monsignore Gio. Caramuél vésco- 
w di Vigevano , Venecia, 1760 , en 4.° ( Copiado de la* 
Gaceta Musical de Madrid del dia 27 de Mayo de 1855, 
año I, núm. 17, pág. 132, cuya Gaceta la tradujo de la 
biografía que de Garamuel publicó el Sr. Fetis en la 
Biografía universal de músicos.) El Diccionario técni- 
co.^ en la pág. 86, y en la 337 de las Biografías de los 
músicos , publicadas por La España Musical , se leen 
las noticias de Caramuél (casi las mismas que deja- 
mos arriba anotadas), y lo propio sucede en la Histo- 
ria de la música española , por Soriano , tomo iii , pá- 
gina 187. En la Biblioteca Nacional de Madrid , en su 
sala de MS. y señalada con ( Ce , 94 ) , hay una carta 
en latin del P. Caramuél sobre asuntos insignifican- 
tes , citando el refrán español de Bien vengas mal si 
vienes solo , hablando en ella de un hermano ó sobrino 
suyo , también Caramuél , cuya carta está fechada en 
San Angelo , Eoma , el 27 de Setiembre de 1659 , fir- 
mándose así : Joannes Caramuél Episcopus Campu- 
niensis , lo cual manifiesta que tuvo además de este 
obispado, el de Vigevano. Para el de Campania ó Cam- 
pagna , Campuniensis ., en el reino de Ñapóles, fué 
nombrado por Alejandro VII en 1657. Algunos han 
creído que esta carta era original ; pero personas muy 
competentes que la han examinado con nosotros, ase- 
guran ser sólo una copia. 

(N. ) Dia 23, 1627. Muere en Córdoba, por latar- 



digno de mencionarse, tratando acerca de cuan expuestas son al 
ridículo ciertas cosas en el teatro : dice que en Madrid se presen- 
taron tres cantantes á ejecutar un terceto, y que uno de ellos, lla- 
mado Alfonsiris, que cantaba en falsete, hizo en el público un 
efecto desagradable. Varios de los concurrentes aplaudieron iró- 
nicamente, y gritaron: «¡ Que cante Alfonsiris solo ! » Entonces, 
después de haberse retirado los otros dos, y cuando dicho Alfon- 
siris se preparaba á cantar , gritaron nuevamente : « No es eso lo 
que queremos , sino que cante solo, es decir, estando él solo y sin 
que nadie le oiga.» — Eslava. 



l.'SEC. — EFEM. MAYO 23. — PÉREZ. 447 

de, D. Luis de Argote de Góngora. (Véase el día 11 de 
Julio.) D. Francisco de Argote y doña Leonor de Gón- 
gora fueron sus padres. Criábase con regalo, deleitan- 
do á sus padres ; y ya de edad competente aprendió á 
leer, escribir, la lengua latina, las matemáticas, la 
Música y la verdadera destreza de las armas, etc., etc. 
(Copiado del Ensayo de una Ublioteca es'pañola de 
libros raros y curiosos^ etc. ; tomo i, pág. 214, Ma- 
drid, 1863, en donde se hallan todas las noticias más 
interesantes de la yida de este notable poeta y aficio- 
nado músico. J 

(I) Día 23, 1813. Nace en Alcoy, provincia de 
Alicante, el Sr. D. Ignacio Pérez Moltó. (Véase el dia 
11 de Setiembre.) Fué wno de los aficionados más no- 
tables que habia en Madrid por los años de 1837, en 
cuya época tomaba parte como uno de los primeros 
cantantes en los acreditados conciertos que daba en su 
casa, calle de Segovia, núm. 8 , nuestro querido amigo 
y compañero el distinguido maestro Sr. D. Ángel In- 
zenga, y á los que asistía todo lo más aristocrático que 
encerraba la corte, tanto por su nacimiento como por 
su saber, así en las letras como en las artes , y en donde 
se reunían igualmente los filarmónicos más afamados 
que tenía la corte de España. El Sr. Pérez Moltó, uno 
de los más ricos comerciantes de nuestra capital, hizo, 
por afición, sus mayores estudios de canto con el 
filántropo señor deReart (6 Abril): su voz de bajo can- 
tante era de mucha cantidad , extensión é igualdad , al 
par que grata en extremo, con cuyas dotes y una ex- 
celente educación se comprenderá cómo efectivamen- 
te era merecida y justa la reputación que gozaba como 
uno de los primeros y más aplaudidos aficionados mú- 
sicos de su época. Nos honrábamos nosotros con su 
amistad , y tanto por esto como por su indisputable 
mérito musical , dedicamos estos cortos renglones á su 



448 1.° SEC. — EFEM. — MAYO 23.— RAMÍREZ. 

buena memoria , porque además de estas apreciables 
circunstancias, reuniala muy rara y sumamente reco- 
mendable de ser extraordinariamente modesto, y esti- 
mado, por lo tanto, de todos sus amigos. 

(I) Dia 23, 1836. Nace en una casa de campo ó 
cortijo, entre Baeza y Ubeda , doña Amalia Ramírez 
Sánchez del Campo. Desde sus más tiernos años de- 
mostró grandísima afición á la música , en términos 
que á los siete recibió de su señor padre, que era un 
excelente aficionado, las primeras lecciones de solfeo: 
pero siendo extraordinarios los progresos que hacía, 
hubo necesidad de ponerle un profesor por maestro, 
pues su padre no podia instruirla ya más. Continuó la 
niña Amalia sus estudios con tanto entusiasmo , que 
hasta durmiendo cantaba la lección que habia dado en 
aquel dia. A los nueve años tocaba la guitarra y se 
acompañaba con ésta las canciones andaluzas que tenía 
aprendidas , y á los once sabía varias romanzas y arias 
fáciles ; de modo que en una f ancion que dieron los 
oficiales del regimiento de Asturias , del cual era su 
padre teniente coronel graduado , con el fin de obse- 
quiar á las principales familias de Zamora, donde es- 
taba de guarnición, cantó, á completa orquesta, la 
cavatina de la ópera Betly^ de Donizetti, In questo 
semplice^ con tanto efecto, que el público llenó el ta- 
blado de flores , entre las que habia dos preciosas co- 
ronas , siendo después paseada en triunfo por el salón, 
recibiendo millones de caricias de todos los especta- 
dores. Al poco tiempo de haber sucedido esto, y es- 
tando en Madrid, tuvo la inmensa desgracia de perder 
á su señor padre, por cuya fatal circunstancia su 
buena madre no pudo continuar pagando un profesor 
particular, como venía haciéndolo hacía bastante tiem- 
po, y en su consecuencia resolvió, por consejo del 
Sr. Iradier, que era entonces el maestro de la niña 



1." SEC. — EFEM. — MAYO 23. — RAMÍREZ. 449 

Amalia , que ésta continuase sus estudios en el Con- 
servatorio. En efecto : en Marzo de 1848 fué matricu- 
lada en este establecimiento en la clase de solfeo , que 
desempeñaba el expresado • Sr. Iradier, y el dia 3 de 
Setiembre del mismo año ingresó en la de canto , de 
nuestro querido amigo y compañero el Sr. Valldemosa, 
en la cual estuvo unos dos años escasos, pasando des- 
pués á la nuestra , en donde terminó sus estudios de 
canto en Octubre de 1853, en que fué dada de baja; 
por lo tanto, la Ramírez , si bien tuvo dos profesores, 
Valldemosa y Saldoni , es más discípula de éste que de 
aquél , puesto que con el último de los dos estudió 
mucho más tiempo , y con el mismo terminó su ins- 
trucción de cantante. 

Antes de que saliera del Conservatorio obtuvo en 
el mismo , creemos que mediante oposición , una plaza 
de repetidora de las clases de canto , que estaba va- 
cante por haberse ausentado de Madrid la señorita An- 
glés (1.° Mayo), que la habia desempeñado anterior- 
mente. En la noche del 29 de Noviembre de 1852, con 
motivo de inaugurarse el regio salón del mismo Con- 
servatorio, se efectuó una gran función, á la que asis- 
tieron SS. MM., el cuerpo diplomático, y todo lo más 
distinguido de la sociedad madrileña , y en la que la 
Ramirez cantó á completa orquesta y coros de ambos 
sexos la cavatina de nuestra ópera Boahdil^ con un éxito 
muy lisonjero para ella, habiendo sido la que estrenó 
dicha pieza con el indicado acompañamiento , y que le 
valió los plácemes , así de los Eeyes como de toda la 
elegante concurrencia , en términos que al dia siguien- 
te , al dar cuenta la prensa de la referida función, algún 
periódico la dio el dictado de La 'perla del Conserva- 
torio. En 1854, según nos parece, hizo su primera sali. 
da como cantatriz en el teatro del Circo de Madrid , con 
la zarzuela de los Sres. Camprodon y Arrieta , titulada 
El Dominó Azul., desempeñando la parte de Leonor, 

TOMO II. 29 



450 1." SEC. — EFEM. — MAYO 23. — RAMÍREZ. 

que ella misma eligió , por no tener entonces suficien- 
te personal, y ser demasiado joven para la de la Mar- 
quesa. En dicho teatro cantó siempre con creciente y 
brillante éxito durante tres años , hasta el verano de 
1856, que pasó á Granada, en cuya capital estuvo cua- 
tro meses , obteniendo , si cabe , mayores triunfos 
que en Madrid , en donde volvió y continuó siendo cada 
vez más aplaudida hasta 1857. Después de haber des- 
cansado algunos meses , marchó á Cádiz , cantando dos 
años en el teatro Principal , con gran contentamien- 
to del empresario y de aquel público, que la llamaba, 
como igualmente en cuantos teatros habia actuado, Zúj 
perla de las Cantantes , prodigándola mil atenciones 
y obsequios, entre los que conserva una hermosa co- 
rona de laurel de oro macizo , regalo de los señores so- 
cios de aquel Gasino , y que se la colocaron solemne- 
mente en la escena al terminar el gran rondó de la 
ópera Lucia de Lammermoor ^ de Donizetti. Después 
volvió á Madrid , creemos que embargada , en vista de 
un privilegio que tenian las empresas de la capital de 
España , sobre cuyo particular ya tenemos dicho algo 
en la pág. 92 y siguientes del tomo i de este Diccionario, 
y entonces aprendió un gran número de óperas tradu- 
cidas al español y zarzuelas. En 1859 marchó á la Ha- 
bana , escriturada por tres años para el teatro Tacón, 
con un sueldo crecidísimo , y en donde alcanzó todavía 
mayores triunfos y ovaciones que habia tenido en la 
Península, habiendo disfrutado un beneficio que los del 
país decían no haber conocido otro mejor. A los siete 
meses de estar tan querida y obsequiada en aquella 
isla , tuvo la irreparable y sensible pérdida de su ex- 
celente y buena madre , cuya terrible desgracia la su- 
mió en tan gran desconsuelo, que llegó á estar gra- 
vemente enferma , y la fué preciso rescindir la contra- 
ta y volverse á España, decidida á no cantar jamás. 
Estando en Madrid, y á pesar de su propósito de no vol- 



l.'SEC. — EFEM. MAYO 23. — RAMÍREZ. 451 

ver á pisar la escena, actuaba en aquel entonces en el 
teatro del Circo una compañía compuesta de los mejo- 
res artistas del género español, que á la vez eran em- 
presarios del mismo teatro; pero como en los asuntos 
financieros iban bastante mal, llamaron en su socorro 
á la Eamirez , que no pudo resistir á los ruegos de sus 
compañeros, y con el objeto de ayudarlos en sus empre- 
sas tomó parte en algunas funciones , en las que, asis- 
tiendo el público mucbo más numeroso que antes, lo- 
gró que dicha empresa fuera adelante , y no tuviera que 
cerrar el teatro sin que terminaran los compromisos 
que la misma habia adquirido. Pasados algunos meses 
en los cuales no quiso trabajar, rehusando aceptar va- 
rias escrituras que la ofrecían, se comprometió, no obs- 
tante, á ir á Málaga, en donde recibió una de las ova- 
ciones mayores que se han conocido , no de artista, 
pero sí casi de Reina. Era la última noche que canta- 
ba , y se despedía del público haciendo su beneficio, 
para el cual le habían escrito ad lioc una pieza , cuyo 
título era La Perla. Fué tal el entusiasmo que causó, 
que después de llenarse varias veces la escena de flo- 
res, coronas, palomas y versos, varios señores con- 
currentes subieron al tablado é improvisaron algunas 
poesías , mientras que otros leian las que llevaban es- 
critas, en medio de un ruido atronador de bravos y 
aplausos. En seguida fué llevada como en triunfo á su 
casa, y conducida en una magnífica carretela , tirada 
por cuatro caballos lujosamente enjaezados , precedida 
de una banda de música, y alumbrada por infinitas 
hachas, siendo vitoreada continuamente. Al llegará 
la puerta de la fonda en que vivía , se encontraba allí 
reunido todo lo más selecto y elegante de la sociedad 
malagueña , que la obligó después á asomarse al bal- 
cón para aplaudirla y aclamarla de nuevo , mientras 
que la orquesta y coros del teatro la daban una bri- 
llante serenata de escogidas piezas , cuya fiesta duró 



452 1." SEC— EFEM. — MAYO 23. — HAMIHEZ. 

hasta una hora muy avanzada de la noche. Esta fué su 
despedida del teatro, pues cuando volvió á Madrid ya 
habia contraído matrimonio en el citado Málaga , en 
donde firmó el contrato matrimonial en 1862. 

La Eamirez ha tomado parte en treinta y seis zar- 
zuelas, entre las cuales ha estrenado veintiuna, y siete 
de éstas han sido dedicadas á ella. Además, ha cantado 
cuatro óperas , traducidas al español, varias piezas y 
actos de óperas italianas , como también diferentes can- 
ciones españolas, siendo alguna de ellas dedicada á la 
misma. Nosotros poseemos el título de todas las obras 
que ha desempeñado en el teatro , y que no ponemos á 
continuación por no hacer interminables estos breves 
apuntes. Después de haber pasado siete años sin can- 
tar, marchó á París , y desde aquí á Milán , en donde la 
escrituraron como 'primera tiple absoluta en el teatro 
G arcano, haciendo su primera salida eldia 17 de Ene- 
ro de 1870 con la ópera Rigoleto^ acompañada por el 
celebrado barítono Corsi y el aplaudido tenor D'Avan- 
zo. En Italia cambió su apellido por el de Roldan^ lo 
cual no aprobamos , si bien lo hizo para que no hu- 
biese alguna prevención contra el nombre que tanto se 
habia dado á conocer en España y América en la zarzue- 
la. Nada diremos del ruidoso éxito que obtuvo en su de- 
but en Milán, puesto que tenemos diez periódicos de 
aquella capital hablando del resultado del Rigoleto , y 
que si tuviéramos que trasladar aquí necesitaríamos 
llenar muchas cuartillas y hacer interminable esta bio- 
grafía. Diremos solamente que cada noche que cantaba 
el Rigoleto el teatro se llenaba de bote en bote, y que los 
aplausos iban siempre en aumento, en términos que el 
empresario la aumentó el sueldo, y la hicieron además 
proposiciones para cantar el Ótelo y el Fausto en el 
teatro de la Scala^ pero que no quiso admitir. Después 
hizo en el mismo coliseo del Cárcano la Tramata , con 
éxito, si cabe, aún mayor que el Rigoleto^ y también 



1." SEC — EFEM. — MAYO 23, A&UJRHE. — GÓMEZ. '24, SALES. 453 

tenemos periódicos de Milán que así lo consignan. Nos 
alegramos infinito, y por ello felicitamos á nuestra 
amiga y querida alumna, que al fin pusiera en práctica 
los consejos que la dábamos, y ojalá los hubiera llevado 
á cabo cuando la decíamos, dias antes de firmar la pri- 
mera escritura para la zarzuela: Tu, 'puesto es la ópera^ 
y deles ir á Italia. Si tal hubiese hecho , los resultados 
hubieran sido aún mayores en gloria y provecho. 

Vuelta á España á causa de la guerra entre Francia 
y Prusia , el empresario del teatro de la Opera italiana 
en Madrid se apresuró á escriturarla , y, efectivamente, 
el dia 21 de Marzo de 1871 delutó con el Rigoleto\ 
y no obstante hallarse algo enferma , y hacer pocos 
dias que la habia cantado con mucho éxito la señoj'a 
Ortolani, que tuvo la galantería de cederla á la Ramí- 
rez , ésta obtuvo en dicha ópera tantos aplausos , que 
tuvo que presentarse ante el público varias veces para 
demostrar su agradecimiento. Después hizo el Eernani 
con igual fortuna y feliz resultado , siendo ésta la úl- 
tima temporada que ha cantado, según recordamos. 

( I ) Dia 23 , 1864. Muere en Madrid el notable vio- 
lin de la Real Capilla D. Fernando Aguirre. (Véase el 
17 de Agosto.) También estuvo de primero en las com- 
pañías de. ópera que actuaban en la capital de España. 

Dia 23, 1871. Muere en Sevilla, á la avanzada 

edad de ochenta y seis años , el muy celebrado orga- 
nista de aquella catedral, D. Eugenio Gómez, y maes- 
tro de piano de S. A. R. la Serma. Infanta de España 
doña Luisa Fernanda, duquesa de Montpensier, y pia- 
nista de su real cámara. 

(*) Dia 24, 1678. Muere en Montserrat el cele- 
brado organista P. Fr. José Sales. En algún apunte 
hemos visto, al hablar de este músico, Salas. Habia 



454 1.° SEC. EFEM. MAYO 24. — SARIOLS. 

nacido en Sanahuja, diócesis de Urgel. Estudió mú- 
sica en Montserrat, en donde tomó el hábito de monje 
el dia 10 de Abril de 1666. Su principal ocupación 6 
destino en el monasterio fué el de organista , por ser 
uno de los más reputados de su tiempo. Falleció sien- 
do aún muy joven, y su cadáver lo depositaron en la 
sepultura núm. 6. 

(N. I) Dia 24 , 1820. Nace en Reus D. Juan Sariols 
y Porta. A la edad de ocho años principió el solfeo con 
el maestro de capilla de la citada villa D. Joaquín 
Biosca (Catálogo). El dia 10 de Julio de 1829 entró de 
niño cantor de coro en la catedral de Lérida , en cuya 
época se hallaba de maestro de capilla nuestro muy 
querido é inolvidable amigo el distinguido Sr. D. Ma- 
gin Germá (11 Abril), que en dos años puso al niño 
Sariols en estado de cantar de repente ó d frima vista, 
habiendo principiado con el mismo maestro el estudio- 
del contrapunto, y el piano ú órgano bajo la dirección 
del organista de la misma catedral el presbítero don 
Juan Ariet (Catálogo). 

Cuando Sariols estaba ya algo adelantado en la comr 
posición , Germá renunció el magisterio de capilla, por 
que ibaá contraer matrimonio, y le reemplazó en dicha 
plaza el presbítero D. Alejo Mercé (5 Enero, t. i.), con 
quien continuó el referido Sariols su carrera de com- 
positor, haciendo toda clase de trabajos de la antigua 
escuela, como fugas, cánones, trocados, etc., etc., y 
también hizo algunos Salmos á dos coros, especial- 
mente el Dominus regnavit, quinto tono, bajo las mis- 
mas condiciones que se hicieron en las oposiciones 
efectuadas en la Eeal Capilla en Madrid en 1830, en 
las que fué uno de sus opositores el referido Sr. Mer- 
cé. También tuvo Sariols un segundo maestro de pia- 
no ú órgano, por haber pedido su jubilación el presbí- 
tero Ariet, á quien reemplazó D. Magin Puntí, que^ 



1.° SEC. — EFEM. — MAYO 24. — SAHIÜLS. 545 

obtuvo la plaza por oposición, bajo cuya dirección 
continuó el que motiva estos apuntes los expresados 
estudios de piano y órgano ; pero habiendo perdido la 
voz de tiple se dedicó á escribir algunas composicio- 
nes sacras , que se tocaron por la música de la cate- 
dral, que al fin fué suprimida por el cabildo de la mis- 
ma en 1837, en atención á la guerra civil , por cuyo 
motivo tuvo que recurrir, para procurarse la subsis- 
tencia, á tocar el contrabajo , que habia aprendido 
con el expresado Puntí, asistiendo á cuantas fun- 
ciones era llamado al efecto durante un año, en que 
continuaba sus estudios con este maestro organista. 
No pudiendo, sin embargo , continuar éstos por más 
tiempo por falta de recursos, volvióse á Eeus al 
lado de su modesta pero honrada familia , y al despe- 
dirse en Lérida de sus maestros , el Sr. Mercé le dio 
espontáneamente una honrosa certificación , en la que, 
además de consignar en ella su buena conducta y 
excelente comportamiento, añade «que Sariols se ha- 
lla poseído de todas las reglas del difícil arte que son 
necesarias para formar un verdadero profesor.» De 
modo que así como en épocas anteriores , cuantos lle- 
gaban á tal estado de instrucción en sus estudios , po- 
dían contar , sobre todo mediante oposición, con al- 
gún magisterio , vióse privado en la presente , como 
sucede por desgracia á otros mil , de ocupar un pues- 
to al que se habia hecho acreedor por sus largos y pe- 
nosos trabajos , por lo que no le quedó otro recurso^ 
para poder subsistir, que ir á su pueblo natal , teniendo 
que tocar el piano en un café... ¡Triste suerte la de 
un artista músico , lo cual no sucede lo mismo con las 
demás carreras del Estado, pues éste, por lo general, 
procura colocación á los que han terminado sus estu- 
dios con aprovechamiento ! Cumplidos los diez y ocho 
años, y no siendo aficionado al estrépito y silbido de 
las balas, por hallarse en esa época (1838) la guerra 



456 1.' SEC. — EFEM. MAYO 24. — SAH10L3. 

civil en su horrible período, resolvió ingresar en una 
banda de música, tocando en ella el ofigle. Durante 
los tres años que perteneció á la misma, compuso va- 
rios pasos dobles , marchas , música para baile , una 
sinfonía, y un dúo en italiano para tiple y tenor, que 
debia cantarse en el teatro. 

En 1841 pasó á Barcelona á tocar también el piano 
en un café, en cuya ciudad comprendió que, á pesar 
del honorífico certificado delSr. Mercé, le faltaba toda- 
vía mucho para darse á conocer como compositor dra- 
mático ó teatral, por cuyo motivo emprendió de nuevo 
sus estudios con D. Ramón Vilanova (21 Enero, t". i.) 
durante algo más de dos años, y bajo cuya dirección 
compuso, además de varios cuartetos instrumentales, 
una Misa en mi lemol para orquesta , que tocó por pri- 
mera vez la capilla de la catedral en Santa Mónica de 
Barcelona en 1847. También escribió bajo la propia di- 
rección dos óperas italianas, Gonzalo^ en dos actos, y 
Güdi'ppe ed Odoardo, en cuatro, las cuales todavía no 
se habian cantado en Agosto de 1869, sin duda por 
aquello de que Nemo propTieta in 'patria sua. Sin em- 
bargo, este apotegma creo que sólo es aplicable en 
nuestra España, pues ya sabía el Sr. Sariols que á casi 
todos los españoles les sucede otro tanto , y para con- 
vencerse, que vea nuestra biografía (4 Enero, t. i), 
y se enterará cómo tenemos escritas , entre otras obras, 
dos óperas , inéditas aún,- que hace más de veinte años 
que no hemos podido tener el gusto de verlas en es- 
cena , sin embargo de haber abonado á los poetas seis 
mil reales en efectivo por sus libretos , y no obstante 
haber dado anteriormente obras qué el público ha re- 
cibido de un modo tan lisonjero, que no nos está bien 
en nosotros referirlo, pero que consta en toda la prensa 
del tiempo que se estrenaron. 

Volviendo al Sr. Sariols, diremos que en 1848 tuvo 
la satisfacción de ver puesta en escena en el teatro 



1.* SEC. — EFEM. — MAYO 24. — SARIOLS. 457 

Principal del citado Barcelona la ópera española en un 
acto, de su composición, titulada Melusina , que fué 
acogida por el público tan lisonjeramente para su autor, 
que fué llamado á la escena en unión de los cantantes 
señora Cattinari y Sres. Tamberlik, Agostini y Sel- 
va, debiendo al empeño é interés del primero de dichos 
señores el que se cantara. Después de las indicadas 
óperas , compuso otra Misa en re , cuatro Rosarios, 
Gozos á la Purísima , Salve Regina en re menor ^ y un 
Btalat á cuatro voces, con acompañamiento de cuarte- 
to, por encargo especial de su amigo D. Francisco Gon- 
zález y Puig , vicario general y dignidad de arcipres- 
te de la catedral de Pamplona. También tiene escritas 
siete zarzuelas , estrenadas una en Zaragoza, y otras 
en Barcelona , siendo de todas las que más populari- 
dad han alcanzado las catalanas tituladas La Es- 
quella de la Torratja^ 'Z 'punt de las donas., y Lo ro- 
mll del ou; pero sobre todo la primera , que se ha re- 
presentado infinidad de veces , siempre con grandes 
aplausos. Sin embargo, la composición que más honra 
y provecho ha proporcionado al Sr. Sariols es sin duda 
la sinfonía titulada Z¿?5 dos lápidas^ descriptiva, es- 
crita para orquesta y banda, y que le valió el primer 
premio en el concurso que efectuó la junta del gran 
teatro del Liceo de Barcelona , en ocasión de la reaper- 
tura del referido coliseo en 1862, después del incendio 
ocurrido en el año anterior. El público aplaudió tam- 
bién la sinfonía Las dos lápidas., siendo llamado su 
autor al escenario. Aprovechamos esta ocasión para 
manifestar que nosotros también concurrimos á este 
certamen, siendo la tercera vez que asistimos á tales 
actos , y que fué la 'primera y única en que quedamos 
vencidos , lo cual publicamos con tanta más satisfac- 
ción, cuanto que después se tocó dos veces nuestra 
sinfonía, no premiada por el jurado en el mismo Liceo, 
los dias 19 y 22 de Noviembre de 1863, con el título de 



458 1." SEC. — EFEM. — MAYO 24. — SARIOLS. 

A mi 'patria^ y por empeño de nuestro muy querido ami- 
go el Sr. D. Mariano Soriano Fuertes (28 Marzo), que nos 
la oyó al piano, y que fué asimismo muy aplaudida. 
Posteriormente se tocó también en los Campos Elíseos 
del citado Barcelona, y finalmente en el teatro Real de 
Madrid el 19 de Noviembre de 1866, siendo también 
llamado el autor, que no se presentó á pesar de hallarse 
en el teatro , teniendo que anunciarse al público lo con- 
trario para acallarle; teniendo en nuestro poder, entre 
otras , una carta del insigne director de orquesta que la 
dirigió, Sr. Bonetti, en la que nos dispensa elogios so- 
bre nuestra composición, que agradecemos en el alma, 
pero que creemos no merecerlos. Felicitamos , pues, 
sinceramente por su triunfo al Sr. Sariols, por haber te- 
nido nosotros un contrincante tan entendido é inteligen- 
te , cuya obra hubiéramos celebrado conocer para unir 
nuestro humilde voto al del ilustre jurado, y nuestros 
aplausos con los del público entusiasmado. Después de 
esta breve digresión, que creemos ha de ser del agrado 
del que motiva estos apuntes , vamos á terminar , di- 
ciendo que otra de las composiciones que más boga han 
alcanzado, fué el coro á voces solas titulado Lo campa- 
nar de Reus , que escribió expresamente para la socie- 
dad Euteiye de su pueblo natal, y que obtuvo grande 
aceptación. En 1865 fué nombrado por el tribunal espe- 
cial de las Órdenes militares maestro de capilla , esta- 
blecida en la iglesia de Santa María de las Junqueras, 
de la Orden de Santiago, en Barcelona, para la que lleva 
escritas las obras indispensables , como son Misas de 
Réquiem ^ Lamentaciones ^ Miserere^ Lamentos^ Tota 
fulera^ Letanía, Gozos ^ /Salves^ etc., etc. En el propio 
año de 1865 fundó una escolania ó colegio de música 
para niños, establecida en 1868 en San Francisco de 
Paula, y para la que compuso asimismo un gran número 
de obras religiosas, confiado en que le ha de dar los bue- 
nos resultados que espera para lustre del arte músico. 



1." SEC. — EFE. — MAYO 24. — BUDÓ. BOADA. 459 

(N. I) Dia 24, 1822. Nace en Barcelona ü. Juan 
Budó y Martin. El Sr. Budó, que hace algunos años es 
primer clarinete de las principales orquestas que hay 
en Barcelona , estudió el solfeo y armonía con el maes- 
tro D. Antonio Pasarell(20 Setiembre), el clarinete con 
D. Eafael Berga, D. Juan y D. Garlos Grassi, la flauta 
con D. José Oriol Berga, y el oboe y piano con D. Ig- 
nacio Pagés ; pero á pesar de haber aprendido con apro- 
vechamiento cuatro instrumentos , siempre en el que 
más se ha distinguido ha sido, como queda dicho, en 
el clarinete , por cuya razón ocupa un lugar muy digno 
entre los más notables profesores de orquesta que hay 
en la ciudad de los Condes. 

(*) Dia 24, 1859. Muere en Montserrat, á las 
nueve y media de la mañana, á la avanzada edad de 
ochenta y ocho años , el respetable maestro de música 
de aquel insigne colegio, P. Fr. Jacinto Boada, nues- 
tro muy querido profesor. Cuando ocurrió su muerte, 
y al momento de llegar á nuestra noticia tan triste 
nueva, publicamos en algunos periódicos de Madrid 
los apuntes biográficos de tan ilustre maestro; y como 
desde aquella fecha nada más tenemos que añadir á lo 
que entonces dijimos, vamos á trasladarlos á conti- 
nuación. Dicen así: «El dia 24 del actual ha fallecido 
en Montserrat , á la edad de ochenta y ocho años , el 
respetable maestro de música de aquel antiquísimo 
colegio, Fr. Jacinto Boada, decano de los maestros de 
España , y quizá de los de Europa. 

»Natural de la industriosa villa de Tarrasa , en Ca- 
taluña , entró el P. Boada á estudiar música en aquel 
famoso colegio cuando apenas tenía diez años , y fué^ 
discípulo del sabio maestro P. Casanovas. Seis años 
después tomó el hábito de m^onje benedictino en el 
mismo Montserrat, y allí ha permanecido setenta y 
ocho años sin haberse separado de los alrededores del 



460 1. SEC. — EFEM. — MAYO 24. — BOADA. 

monasterio y de la montaña , no obstante las varias 
guerras que sufrió el país durante ese largo período y 
los peligros á que aquéllas le expusieron en diferentes 
ocasiones. Pocos ejemplos se citarán de tanta abnega- 
ción , de tanta virtud y de tan constante amor á un 
modesto y solitario retiro. 

»No tenía aún veinte años cuando fué nombrado 
maestro de aquel célebre colegio , y es bien seguro que 
desde esa edad hasta cumplir ochenta y dos, se con- 
sagró sin interrupción á la noble enseñanza de la mú- 
sica ; por eso cuenta tantos y tan distinguidos discí- 
pulos que honran su memoria, entre los que recorda- 
mos á los maestros, el célebre organista y compositor 
P. Brell, Sr, Viñals y Riva, P. Palau, Sres. OUer, 
Blanch, actual maestro de Montserrat; Puntí, notable 
organista hoy dia de la catedral de Lérida; Daunas, 
organista y compositor; Cortada, y otros muchos que 
sería largo enumerar. 

»Laborioso cual ninguno, copiaremos lo que de él 
decimos en nuestra Historia de la Escolanía ó Colegio 
dx música de Montserrat desde 1456 hasta Tioy^ que 
publicamos en 1855 , páginas 50 y 51 : 

«Afortunadamente aún vive este respetable y dis- 
tinguido maestro, que cuenta hoy dia ochenta y cinco 
años. La dicha que logramos de haberle tenido por 
maestro nos impone la obligación de decir lo mucho 
que la EscolanialQ debe , lo mucho que trabajó en ella, 
y los numerosos alumnos á quienes enseñó en varias 
épocas , las cuales componen el espacio de unos cin- 
cuenta años. 

»Cuando volvieron los escolanes á Montserrat en 
1818, después de la quema del monasterio, tuvo que 
componer toda la música que hacía falta para el culto 
y para los estudios de los discípulos, porque habia 
sido devorado por las llamas todo cuanto encerraba la 
rica biblioteca de la Escolania^ y sólo se hallaron al- 



1." SEC. EFEM. — MAYO 24. — BOADA. 461 

gunas obras , de que los mismos escolanés solían sacar 
copias para su uso. Así, pues, el P. Boada trabajó con 
tanto afán y ahinco , que nada se echó de menos en 
cuanto á obras de música para el culto y para los es- 
tudios de los escolanes, porque él reemplazó lo quema- 
do con sus obras, entre las cuales las habia de un 
mérito superior y digno de todo elogio.» 

»Habia cumplido ochenta y seis años cuando , con 
sorpresa y admiración de todos los que le oyeron, tocó 
el órgano en una Misa cantada, como si estuviera en lo 
mejor de su edad. • 

»Tambien desempeñó en el monasterio el compro- 
metido destino de mayordomo (siendo Abad el reve- 
rendo P. Fr. Simón Guardiola, que después falleció de 
obispo de la Seo de Urgel) en circunstancias bien di- 
fíciles, como fueron las del año de 1814, que hubo de 
reedificarse todo el monasterio. El P. Boada, con su 
actividad, su celo y su buena dirección, logró en poco 
tiempo que se colocara á la Virgen en la grande iglesia 
y se habilitaran las dependencias de aquel estableci- 
miento que eran indispensables para la Comunidad. 

»Hace algunos siglos que no han tenido lugar en el 
monasterio funerales tan suntuosos como los celebra- 
dos recientemente en honra del difunto P. Boada. Ha- 
llábase á la sazón en Montserrat su discípulo D. Jaime 
Puig , organista y maestro de capilla de Geltrú, que, 
con otros veinte profesores, hablan ido á cantar un ro- 
sario á la Virgen. Aprovechando el Sr. Puig esta tris- 
te coincidencia, y ávido de rendir un tributo de agra- 
decimiento al P. Boada, hizo que, reunidos cuantos le 
acompañaban con los veinticuatro alumnos del cole- 
gio , formasen una brillantísima orquesta , probable- 
mente dirigida por el maestro de aquel establecimien- 
to, Sr. Blanch, para realzar en lo posible la pompa 
inusitada de aquella fúnebre ceremonia. 

» Vestido de negro el altar mayor, se habia colocado 



462 1." S£C. — EFEM. MAYO 24. PÉREZ. 

bajo un magnífico dosel un Santo Cristo de talla , lle- 
vado pocos dias antes al Santuario, que ofrecía un as- 
pecto majestuoso é imponente. 

»Los funerales duraron muy cerca de cuatro horas: 
inmediatamente después el cadáver fué colocado en un 
nicho ad lioc^ gracias al celo del digno presidente , re- 
verendo P. Fr. Miguel Muntadas , quien , secundado 
por los pocos monjes allí residentes, ha desplegado en 
este caso la más viva solicitud. Los que cuidaron al 
P. Boada en su enfermedad, prodigándole cariñosas 
atenciones , acaban de tributar á su alma con estas so- 
lemnísimas exequias el homenaje digno de sus vir- 
tudes. 

»En nuestras Efemérides de músicos españoles^ que 
emprendimos tres años há, y cuyos primeros apuntes 
acaso publicaremos antes de que espire el actual, vol- 
veremos á ocuparnos más extensamente del artista 
cuyo talento y virtudes excitaban la envidia y la ad- 
miración de cuantos le conocieron. 

»Por hoy basta con que estos ligeros renglones reve- 
len la expresión de nuestra intensa amargura. Son un 
lamento que nos arranca del fondo del alma la pér- 
dida del bondadoso amigo , de nuestro querido maes- 
tro, y la gratitud del discípulo hacia una persona tan 
ilustrada, virtuosa y modesta como el anciano vene- 
rable que acaba de bajar á la tumba. ¡ Dios le haya con- 
cedido la recompensa del justo ! — Baltasar Saldoni. 

»Madrid 31 de Mayo de 1859.» 

(N. *) Dia 24, 1862. Nace en Madrid D. Rafael 
Pérez y Barreiro. En Octubre de 1874 fué matriculado 
como alumno de la Escuela nacional de música en la 
clase de solfeo , y en los concursos públicos de dicha 
enseñanza efectuados en Junio de 1875 obtuvo el pri- 
mer premio, siendo discípulo del Sr. Gainza. 



1.* SEC. — EFEM. — MA.YO .25. — PÍ. 463 

( *) Dia 25, 1638. Muere en Montserrat , de donde 
había sido Abad , el músico P. Fr. Beda Pí , que enri- 
queció el Santuario y el monasterio de un modo que 
parece fabuloso. Nació en Barcelona; y después de ha- 
ber estudiado música con grande aprovechamiento en 
el citado Montserrat , tomó aquí mismo el hábito de 
monje en 1602, y en 1625 fué nombrado Abad del pro- 
pio monasterio, habiendo sido antes mayordomo se- 
gundo del mismo, cargo ó destino de los más impor- 
tantes que tenía la religión benedictina , sobre todo en 
Montserrat. Poco podremos decir del P. Pí como mú- 
sico; pero sí sabemos que lo habia sido muy notable y 
distinguido, mayormente organista de mucha fama. 
Lo que sí vamos á copiar á continuación son los apun- 
tes que de él poseemos , durante el tiempo que estuvo 
de Abad, para que se venga en conocimiento de su 
gran laboriosidad, actividad y virtudes , y de su afán 
por enriquecer el santuario y el monasterio del cual 
€ra tan ilustre y dignísimo prelado , y cuyos apuntes 
fueron escritos al poco tiempo de su fallecimiento , no 
para que vieran la luz pública, pero sí para conservar 
eternamente unos hechos de los que no habia habido 
ejemplo hasta aquel entonces. Dicen así : «El P. Beda 
Pí fué electo Abad por votos del convento en 1625. Lue- 
go dio principio al refectorio de carne , por la indecen- 
cia en que estaban los monjes en el antiguo, por ser 
pequeño, oscuro y angosto. 

»Hizo la capilla en que está el Santísimo , que es 
obra grandiosa , cuajado el suelo y paredes de azule- 
jos, y adornada con varios cuadros de la Pasión de 
Nuestro Señor Jesucristo. En lo más interior de la ca- 
pilla puso una grada con diferentes pedestales de jaspe 
negro, que sostienen otras tantas columnas. El sagra- 
rio es muy hermoso : ábrese como una granada , y 
queda descubierta una urna, donde separado se ponga 
el Santísimo , porque fabricó la capilla abriendo la pa- 



464 1.* SEC. — EFEM. MATO 25. — Pf. 

red principal, con intento que sirviese de Monumento, 
como lo es quitando la reja. Hizo los retablos de San 
Lorenzo (aunque para esto envió el señor arzobispo de 
Oristan 250 libras (1) , que no bastaron para labrar la 
madera), de San Ildefonso y de San Ignacio. Pintó de 
nuevo todas las rejas de la iglesia, limpió la sacristía, 
y puso en ella algunas vidrieras. Compró una hacienda 
en Olesa , para viña , que la cercó con una tapia muy 
alta y fuerte. Hizo otra cerca en el huerto de la Sala 
de Monistrol , por haberse llevado el rio la que tenía 
antes. Mejoró muchas celdas y ensanchó la cocina del 
convento. También hizo el tabernáculo donde está re- 
servado el Santísimo Sacramento para dar la Comunión 
á los peregrinos. Se pusieron las puertas de plata que 
están á la espalda de Nuestra Señora, de valor de 700 
libras (2). En la ermita de la Santísima Trinidad hizo 
una celda , la cisterna y un huerto. 

»Mandó pintar varios cuadros para el refectorio de 
carne, y otros varios de diferentes vistas y vida de los 
Santos ermitaños, que se hallan en el claustro de la 
portería, y también en la librería. Acabó dos estrellas 
para la corona de la Virgen; se hizo el rico báculo 
pastoral y cuatro candeleros de plata para los acólitos; 
se cubrió de este metal el astil de la cruz grande , y de 
plata se hicieron asimismo dos incensarios y una na- 
veta , una fuente grande , una salvilla , una rica manga 
para la cruz de difuntos, con terciopelo negro y canu- 
tillo también de plata ; una muda de sobrecálices con 
su bolsa de corporales , compuesta de ocho piezas de 
mucha riqueza, un juego de misales, ocho sacras, dos 
alfombras pequeñas, dos mudas de albas, muy buenas 
unas , y otras algo más inferiores ; dos mudas de ro- 
quetes para los escolanes, compuesta cada una de 



(i) Unos 2,75o rs. , que en aquella época eran equivalentes 
casi á 8,25o de hoy dia. 
(2) Unos 1 1, ¿00 rs. 



1." SEC. — EFEM. — MAYO 25. — PÍ. 465 

treinta piezas , siendo una de ellas de mucho valor; de 
suerte que sólo con las ropas de la sacristía, sin las 
estrellas que envió la señora Infanta ( 1 ) para la Coro- 
na, pasó de 5,000 escudos, con capas y ornamentos 
que se ofrecieron á Nuestra Señora ; compráronse en 
Barcelona unas casas á espaldas de las nuestras, por- 
que eran pequeñas las que teníamos para poner las 
provisiones necesarias. En 1627 compró un olivar, que 
era propio de casa Vacarisas en Collbató , de seis jor- 
nales de muías, por doscientas libras, el cual se unió 
á la granja de la Villa-nueva.» 

En el folleto ú opúsculo que en 1650 publicó el 
P. Martí j Marra (3 Mayo), titulado Memorial ó Trata- 
do en favor de los niños escolanes ^ etc., etc., en la pági- 
na 52, al hablar de los méritos y virtudes del P. Pí, 
se lee: «El Rdo. P. Fr. Beda Pí fué paje de María San- 
tísima, y después de algunos años que fué escolan^ 
tomó el hábito, no teniendo muchos de edad; llegó á ser 
Abad de esta santa Gasa , habiendo tenido otros oficios 
dentro y fuera de ella; las obras que hizo y emprendió 
en años tan trabajosos y estériles causan grima y es- 
panto en esta montaña ; mas todas las dificultades alla- 
nó el deseo que tenía de servir.á esta Soberana Señora 
desde su niñez; y viendo la iglesia muy poco adornada 
y pulida, y que la habia empezado , proseguido y casi 
acabado un escolan (2), no quiso ser menos que los 
otros , siendo su devoción muy grande ; pues ¿quién 
puso lo mejor déla iglesia con la decencia debida, sino 
el reverendo P. Fr. Beda Pí, dando y consagrando ca- 
pilla al Santísimo, que se tenía, ya en ésta , ya en 
aquélla , como de prestado ? ¿ Quién todos los dem ás alta- 
res déla iglesia? ¿Quién las rejas y vidrieras adornó? 



(i) La nota de donde copiamos estos datos no dice qué In- 
fanta era. 

(2) Fué el Rdo. P. Fr. Bartolomé Garriga (Catálogo). — Sal- 
4o ni. 

TOMO II. 30 



466 1." SEC. — EFEM. — MAYO 25. — ARANGTJBEN. 

¿Quién labró la mayordomía, refectorio y otras mil ofi- 
cinas dentro y fuera déla casa, sino el dicho P. Beda Pí? 
Pues era varón puro , candido, sincero, recto , constan- 
te , temeroso del Supremo Señor , y se apartaba de toda 
cosa perniciosa y nociva para su alma : émulos tienen 
los buenos; nunca les faltan; ellos son los perseguidos: 
no es mucho les tuviese él, pues á los mayores Santos 
no les faltan; últimamente, al fin de sus dias , dio á la 
sacristía una insigne reliquia, que es una espina de la 
corona de Cristo...» 

Más adelante, en la pág. 67, dice: «Era nuestro pa- 
dre Fr. Beda Pí paloma sin hiél , simple y sencillo; á 
todos quería y amaba , á enemigos y amigos , como la 
paloma fué engañada. Quiso solo Dios y esta Soberana 
Señora que en lugar de retiro y descanso peregrinase, 
porque no se jactase y gloriase de haber hecho tanto 
en poco tiempo y en años tan estériles, y así le humi- 
lló y abatió con infinitos trabajos , á buen seguro que la 
Eeina de los Angeles se lo habrá pagado muy de con- 
tado , que quien en lo exterior se mostró tan devoto, en 
lo interior debia de estar muy abrasado en amor de esta 
Soberana Señora , y que ella le alcanzaría la gloria, que 
goza á mi ver al presente. Podía decir este padre lo que 
Jephté en otra ocasión : Nonne vos estis qui odistis me^ 
et ejemstis de domo Patris mei. «A los que más bien 
hizo, esos fueron los que náás le persiguieron, hasta 
echarle de casa.» Volvióle esta Señora á ella para lle- 
varle y sacarle de esta vida el tercer día de Pascua, 
con pocos años de edad , sí muchos de virtudes , -de 
suerte que apenas hay linaje de infortunio y suerte de 
adversidad que no tolerase sufrido y padeciese confor- 
me hasta que rindió la vida en manos de la muerte.» 

Dia 25 1821. Nace en Bilbao D. José Aranguren. 
Estudió el solfeo y piano bajo la dirección de D. Nicolás 
Ledesma (9 Julio), maestro de capilla y organista en 



i.' SEC— EFEM.— MAYO 26. — BELTRAN. 467 

ia basílica de Santiago de dicha villa, y el violin bajo 
la dirección de D. Fausto Sanz, tenor de dicha iglesia 
(Catálogo). A los seis meses de estudio en el referido 
instrumento obtuvo la plaza de segundo violin en la ya 
mencionada capilla , que la desempeñó por algunos 
años. En el de 1843 pasó á Madrid con objeto de estu- 
diar la composición, y lo hizo desde el 44 al 48 bajo la 
dirección del maestro Eslava (21 Octubre), habiendo 
practicado todo género de piezas religiosas y profanas. 

El año 1855 publicó un Método de fiano , del que 
se han hecho varias ediciones, y en el de 1861 un 
Prontuario para los cantantes é instrumentistas ^ ha- 
biendo sido ambas obras adoptadas para texto en el 
Real Conservatorio , en cuyo establecimiento obtuvo 
en el citado año de 1861 una plaza de armonía supe- 
rior, por rigurosa oposición. El Sr. Aranguren ha he- 
cho también un gran número de composiciones reli- 
giosas, que se han ejecutado y se ejecutan en las prin- 
cipales iglesias de Madrid , en cuya capital está dedi- 
cado á la enseñanza del piano, armonía y composición. 

En el Diccionario técnico, liistórico y Uográfico dú 
la música, etc. , Madrid, 1868 , pág. 29, de donde he- 
mos copiado los precedentes apuntes , se hallan algu- 
nos otros, algo más extensos, sobre este apreciable y 
modesto maestro , con cuya amistad nos honramos. 

(*) Dia 26, 1785. Muere en Montserrat, á las 
diez de la mañana (dia del Corpus J , el músico Padre 
Fr. José Beltran. Nació en San Esteban de Enbás ; es- 
tudió música en el citado monasterio , en donde tomó 
el hábito de monje en 17-20. Su cadáver fué depositado 
en la sepultura núm. 4, que en el siglo xvii llamaban 
carnero alas sepulturas, sin duda porque en ellas po- 
dían depositarse treinta ó más cadáveres , como ya 
hemos dicho en otra parte. El P. Beltran gozó de 
bastante fama como músico inteligente. 



468 1 ." SEC -EFEM.-MAYO 26, CA.RRERA.S.-ESPINO.-ORTIZ.-27, MAZARREDO. 

(I) Dia 26, 1836. Nace en la villa de Saelices, 
provincia de Cuenca, D. Miguel Carreras y González. 
(Véase el dia 11 de Julio.) El dia 3 de Setiembre de 
1848 fué matriculado en el Conservatorio como alumno 
del mismo, y en los concursos públicos de violin ce- 
lebrados en Junio de 1856 obtuvo el primer premio, 
siendo discípulo de D. Juan Diez , y en los de compo- 
sición efectuados en 1870 el de esta enseñanza , de la 
cual fué su maestro el Sr. Arrieta. 

Pertenece á la afamada Sociedad de Conciertos esta- 
blecida en Madrid, También le hemos pedido varias 
veces apuntes para insertarlos en este dia ; pero no 
hemos podido obtenerlos. 

Dicho profesor ha escrito algunas composiciones para 
la Sociedad de que'es digno individuo, habiendo sido to- 
das ellas aplaudidas. El dia 26 de Noviembre de 1858, 
siendo de edad de diez y ocho años , juró plaza de 
viola supernumerario con sueldo en la Real Capilla. 

(N. i) Dia 26, 1860. Nace en Salamanca D. Fe- 
lipe Espino é Iglesias. En Octubre de 1879 fué matri- 
culado como alumno en la Escuela nacional de música^ 
en la clase de piano , y en los concursos públicos de 
dicha enseñanza efectuados en el mismo estableci- 
miento en Junio de 1880 obtuvo el primer premio, 
siendo discípulo del Sr. Compta. 

(N. I) Dia 26, 1S63. Nace en Chiclana (Cádiz) la 
señorita doña Joaquina Ortiz y Bertelós. En Octubre 
de 1879 fué matriculada como alumna en la Escuela 
nacional de música^ en la clase de solfeo, y en los con- 
cursos públicos de dicha enseñanza efectuados en el 
mismo establecimiento en Junio de 1880 obtuvo el 
primer premio, siendo discípula del Sr. Falcó. 

(§) Dia 27, 1807. Nace en Bilbao el Excmo. señor 



1.° SEC.-EFEM.-MAYO 27, S\RRASOA.-28, RUIZ.-MARRACO. -JIMÉNEZ. 469 

D. Manuel Mazarredo , teniente general de los ejérci- 
tos nacionales, cantante aficionado muy aplaudido.- 
(Véase el dia 3 de Febrero, t. i.) 

(I) Dia 27, 1858. Muere en Madrid D. Ildefonso 
Sarrasoa, organista primero de la iglesia de Nuestra 
Señora de Atocha, en la capital de España. Un amigo 
nuestro nos ha dicho que faó Sarrasoa un excelente 
organista, y que habia sido discípulo de D. Nicolás Le- 
desma (9 Julio). 

(*) Dia 28, 1792. Muere en Londres el distingui- 
do violoncelista D. Antonio Ruiz , natural de Madrid. 

(N. I) Dia 28, 1814.' Nace en Reus D. José Mar- 
racó y Xausas. Hemos pedido apuntes biográficos de 
este maestro, y no se nos han mandado; por lo tanto, 
sólo sabemos que en Diciembre de 1869 hacía años que 
estaba encargado de la capilla de música de la catedral 
de Barcelona , siendo el maestro compositor de la mis- 
ma su hijo, también José (6 Abril); y que además el 
Sr. Marracó y Xausas tenía á su cargo en dicha fecha la 
enseñanza de los niños de coro de la referida capilla. 

(N,. I) Dia 28, 1849 (1). Nace en Málaga D. Fran- 
cisco Jiménez y Delgado. El dia 7 de Setiembre de 
1859 fué matriculado como alumno del Conservatorio 
de música, y en los concursos públicos de piano efec- 
tuados en el expresado establecimiento en Junio de 
1867 obtuvo el primer premio , siendo su maestro don 
Manuel Mendizábal. 



(i) En el libro de la Sociedad artístico musical de socorros 
mutuos dice que nació el dia 28 de Junio de 1848; y la fecha que 
nosotros consignamos está sacada de los documentos que obran 
en el Conservatorio. 



470 ¡1." SEC. — EFEM. — MAYO 28. — MAHER. — MUÑOZ. 

(N. *) Dia28, 1856. Nace en Almería D. Manuel 
Maher y Meca. En Octutre de 1875 fué matriculado 
como alumno de la Escuela nacional de música , en la 
clase de solfeo , y en los concursos públicos de esta 
enseñanza efectuados en Junio de 1876 obtuvo el pri- 
mer premio, siendo discípulo del Sr. Gainza. 

(N. I) Bia 28, 1864. Muere en Madrid, á las doce 
de la noclie, la señora doña Joaquina Muñoz de Fon- 
tan, sobrina carnal del Excmo. señor duque de Eiánsa- 
res, nuestro ilustre amigo, y que estuvo casada con el 
distinguido escritor Sr. Fontan. La señora doña Joa- 
quina fué una de las pianistas más sobresalientes que 
hemos oido , tanto por su excelente y limpia ejecu- 
ción , como por la gran expresión que daba á todos los 
géneros, que interpretaba con un acierto y verdad dig- 
nos del maestro de más fama que las hubiese ejecu- 
tado : fué discípula del Sr. D. Juan Guelbenzu ; ade- 
más de la rara habilidad que como pianista gozaba la 
señora Muñoz de Fontan, la adornaba un carácter tan 
dulce y afable, que nadie podia tratarla sin quererla,, 
no sólo por las circunstancias que acabamos de refe- 
rir, sino también por sus grandes virtudes ; nosotros, 
que habíamos tenido la honra de tratarla durante al- 
gún tiempo con motivo de los conciertos de familia 
que se daban en casa de sus señores padres, los exce- 
lentísimos señores condes del Eetamoso, y á los cua- 
les asistíamos con motivo de cantarse en ellos alguna 
•de nuestras pobres composiciones por nuestra aventa- 
jada discípula doña Nieves González de Gotta (5 Agos- 
to), tuvimos ocasión de comprender cuánto valia la 
señora de Fontan como señora y pianista aficionada, 
y por lo mismo sentimos en extremo su temprana 
muerte, y no olvidaremos jamás á la que fué obedien- 
te y cariñosa hija, virtuosa y entusiasta esposa, y ex- 
celente y leal amiga. 



l."SEC. — EFEM. — MAYO 29. — MOYA. — LLANOVA. 471 

(N. I) Dia 29, 1853. Nace en Madrid doña Julia 
de Moya y Cabrera. El dia 16 de Setiembre de 1864 
fué matriculada como alumna del Conservatorio, y en 
los concursos públicos de solfeo efectuados en el mis- 
mo establecimiento en Junio de 1867 obtuvo el pri- 
mer premio, siendo su profesor D. JoséPinilla. 

(I) Dia 29 j 1857. Muere en Madrid la aplaudida 
cantante aficionada señora doña Emilia Villanova y 
González de Golomer. (Véase el dia 26 de Octubre.) Su 
padre, D. Tomás Villanova y Entreaigües, fué médico 
de cámara de S. M. y catedrático de ciencias natura- 
les, uno de los hombres más afamados de su época. 
Su primer maestro de música lo habia sido el distin- 
guido D. José Melchor Gbmiz (6 Enero t. i); pero ha- 
biéndose éste ausentado de España , continuó sus estu- 
dios, con grande aprovechamiento , con nuestro buen 
amigo el acreditado D. Ángel Inzenga, y últimamente 
con D. Esteban Moreno (Catálogo), con quien estuvo 
casada , y de cuyo matrimonio tuvo tres hijos; pero, 
habiendo enviudado, contrajo segundas nupcias con el 
arquitecto D. Narciso Pascual Colomer, también ami- 
go nuestro muy estimado. 

La señora Villanova era una de las' aficionadas' 
filarmónicas más reputadas y aplaudidas que hubo en 
Madrid desde 1828 al 1844, tanto por su bellísima voz 
de contralto, extraordinariamente grata, pastosa, de 
mucha cantidad y de una igualdad extremada en toda 
su extensión de dos octavas y tres puntos , que produ- 
cía un efecto sorprendente, unido además á un método 
irreprochable y á una expresión y sentimiento , que 
arrebataba ; por lo tanto, se comprenderá cuan querida 
sería del público madrileño , que no habia reunión 
musical en Madrid de alguna importancia en que no 
figurara en primera línea la señora doña Emilia Vi- 
llanova, tanto en los conciertos privados como en los 



472 l.'SEC. — EFEM. — M:VYO 30, JORDI. — CHEVALIEE. — 31, CARDELLACH. 

públicos que se daban para beneficencia. La gran so- 
ciedad del Liceo de Madrid la contaba como una de sus. 
más apreciadas sócias, y nosotros tuvimos la satisfac- 
ción de que cantara en la misma algunas de nuestras 
composiciones, que, aunque muy inferiores en mérito, 
adquirían grandes proporciones desempeñadas por la 
señora de Colomer, que así era conocida al bajar al 
sepulcro, y cuya pérdida lloran aún todos los amantes 
de la música y sus numerosos amigos , que todavía la 
recuerdan con viva emoción y sentimiento. 

(*) Dia 30, 1701. Muere en Montserrat el padre 
Fr. Isidro ó Isidoro Jordi. Nació en Igualada, y estudió 
música en Montserrat, en donde tomó el hábito de mon- 
je en 1664. Fué uno de los músicos más eminentes que 
tuvo España á últimos del siglo xvn , pues una de 
las notas que poseemos, y que hablan del mérito del 
P. Jordi, dice: «Muy diestro en todo género de instru- 
mentos de cuerda y caña , que sobre ser muy práctico 
en el arpa y violín , sobresalió con tal singularidad en 
el bajón , qiie no liuho igual en su vida.y) El aprecio que 
de él hacía toda la comunidad, y sobre todo la con- 
gregación benedictina, nada lo prueba tanto como el 
haber desempeñado los principales destinos de la mis- 
ma, tales como sacristán mayor de Montserrat, vica- 
rio en la villa de Olesa y gobernador de las Baronías. 
Su cadáver fué depositado en la sepultura núm. 8. 

(N. I) Bia 30, 1869. Nace en Madrid doña Luisa 
Ghevalier. En Octubre de 1877 fué matriculada como 
alumna de la Escuela nacional de música en la clase 
de solfeo , y en los concursos públicos de esta ense- 
ñanza efectuados en Junio de 1878 obtuvo el primer 
premio, siendo su profesor el Sr. Re ventos. 

(*) Dia 31, 1788. Nace en Tarrasa el virtuoso y 



1/ SEC. — EFEM. — MAYO 31. — HERNANDO. 473 

distinguido maestro de capilla y organista de la citada 
villa, el presbítero D. Gabriel Cardellach. {Véase el 
dia 20 de Setiembre.) Estudió música en Montserrat, 
Y al volver á su pueblo natal á ocupar las plazas que 
quedan referidas , fomentó mucho la enseñanza y afi- 
ción á la música. Compuso varias obras religiosas, al- 
gunas de ellas de mucho mérito, y que le dieron gran 
fama , las cuales , si no todas , creemos que deben ha- 
llarse en el archivo musical de la expresada iglesia 
principal de Tarrasa. Era respetado y querido de to- 
dos, no sólo por su talento como organista y maestro 
de capilla , sino también por sus muchas virtudes y 
vida ejemplarísima. 

(I) Dia 31 , 1822. Nace en Madrid D. Rafael Her- 
nando (1). Decidido á seguir una carrera artística , fluc- 
tuó entre las de pintor ó músico , á causa de los cono- 
cimientos de educación general que para ambas tenía, 
determinándose al fin por la segunda , ingresando en el 
Real Conservatorio de música, llamado por entonces de 
María Cristina, en Enero de 1837. 

Hasta Octubre de 1843 asistió Hernando á este es- 
tablecimiento, en el que hizo sus principales estudios 
musicales, perfeccionando el solfeo con D. Juan Gil, 
y cursando el piano con D. Pedro Albeniz, el canto 
con D, Baltasar Saldoni, el idioma italiano con el se- 
ñor Oliva y Moruni , y la composición con el maestro 
D. Ramón Carnicer. 

Desde Noviembre de 1843 hasta igual mes del 48, 
residió Hernando en París, donde recibió lecciones de 
canto de los profesores García , Celli y Galli , y prac- 
ticó la composición con Carlini, tradicionista de la 



(i) En los libros de la Sociedad artístico-mtisical de socorros 
mutuos se dice que fuéel año 1824; pero está equivocado , puesto 
que el mismo interesado nos dio por escrito el dia y año que ci- 
tamos arriba. 



474 1." SEC. — EFEM. — MATO 31. — HERNANDO. 

antigua escuela napolitana , y con Carafa , asistiendo 
dos cursos á la cátedra de éste en el Conservatorio de 
París, con el doble fin de conocer también á fondo la 
organización científica, escolar y administrativa de 
este importantísimo instituto. 

Aun cuando sus composiciones fueron oidas con 
gusto, y aplaudidas las ejecutadas en los conciertos de 
la sociedad de Santa Cecilia, á la que pertenecía en ca- 
lidad de socio fundador, que hubo merecido de los in- 
teligentes particular estima el Statat Mater que com- 
puso empleando gran artificio de contrapunto con ex- 
presión y novedad; y de tener presentada á la direc- 
ción del teatro de ópera italiana , la que escribió , en 
cuatro actos , con el título de Bomilda ; aprovechó la 
estancia en París del escritor D. Juan del Peral para 
proyectar con éste la composición de una gran ópera 
en español: obra que, así como su proyectado viaje á 
Italia, interrumpió la revolución francesa de 1848, te- 
niendo que regresar á Madrid en el mes de Noviembre, 
por reclamarlo' el grave estado de su señor padre, que 
espiró en sus brazos á los veintiún dias de su regreso. 

Hallándose también en Madrid el señor del Peral, 
la amistad que los unia obligó á Hernando, no mitiga- 
da aún su filial aflicción, á componer una pieza de mú- 
sica, juzgada por aquél necesaria para el saínete ó farsa 
cómico-lírica que había escrito con el título de Las 
sacerdotisas del sol, y cuya pieza rotundamente se ha- 
bía negado á componer el autor de otras dos intercala- 
das en dicha farsa , estrenada la tarde de Nochebuena 
en el teatro del Instituto. El domingo de Carnaval de 
1849 se estrenó en este coliseo el ensayo de zarzuela 
que , con el señor del Peral , escribió Hernando , en un 
acto, y titulada Palo de ciego, obteniendo un completo 
éxito en el público y en la prensa periódica. 

Antes de trascurrir un mes , á sus productivas re- 
presentaciones reemplazan la de Colegialas y Soldados y 



i.^ SEC. — EFEM. — MAYO 31. — HEnNANDO. 475 

estrenada con éxito lisonjero para sus autores, letra de 
los Sres. Pina, D. Mariano, y el Sr. Lumbreras. 

Fué asombroso el resultado de la famosa zarzuela 
en dos actos, titulada Hl Duende, letra deD. Luis de 
Olona , estrenada el 6 de Junio , pues alcanzó el ex- 
traordinario número de 120 representaciones en aquel 
año cómico. Sól-o al finalizarse, y con motivo de su be- 
neficio, pudo poner en escena su otra zarzuela, también 
en dos actos, Bef toldo y Comparsa', letra del poeta 
Larrañaga , y estrenada en el teatro de los Basilios, pro- 
visionalmente tomado por la empresa , para dar lugar 
á que se efectuasen en el de la calle de la Magdalena 
las obras de reforma promovidas por el gran éxito de 
estos espectáculos. 

La boga que Colegialas y ¡Soldados y El Duende 
obtenían en todos los teatros de España en que sucesiva 
y rápidamente se reproducían, aconsejaron seguir la 
senda de este nuevo género al cantante Salas , y á otros 
artistas que accidentalmente, en las funciones de tar- 
de de la Pas-cua de Navidad de aquel año de 1849, eje- 
cutaron en el coliseo del Principela zarzuela en dos 
actos La Mensajera, letra de Olona y música de don 
Joaquín Gaztambide. Esta circunstancia proporcionó 
pronta ocasión á Hernando para demostrar el uso que 
se propuso hacer de su eooclusivista cláusida directiva; 
pues que, desentendiéndose de amistosos y respeta- 
bles consejos, no cejó en remover obstáculos y des- 
truir serias prevenciones hasta recabar de la empre- 
sa de su teatro la contrata de aquellos artistas ; dando 
también cabida, además del compositor Gaztambide, á 
D. Francisco Asenjo Barbieri, que tenía compuesta la 
zarzuela en un acto titulada l'mmo^/í?. 

Durante este período, que marca la época del mayor 
progreso del espectáculo de la zarzuela, muy eficaces 
fueron los servicios de Hernando. Elegido para reem- 
plazar en la presidencia á D. Luis Olona, primero que 



476 1." SEC. — EFEM. MAYO 31. — HERNANDO. 

desempeñó este cargo, demostró Hernando desde luego 
tan especial aptitud administrativa, que sus compañe- 
ros juzgaron de todo punto indispensable confiar á su 
celo la vital cuestión económica , la cual organizó con 
claridad y plan conveniente á la índole de la asocia- 
ción, presupuestando los gastos é ingresos con una 
exactitud que venía siendo considerada- como imposi- 
ble de obtener en empresas teatrales. 

A pesar de todo, no consiguió llegar á ver represen- 
tadas las zarzuelas que después compuso, sin embargo 
de haberse puesto en estudio, y efectuado ensayos de 
El Alcázar^ en un acto; Una noche en el Serrallo^ en 
dos; Don Juan de Peralta^ en tres, y El Tambor^ en 
uno; no obstante mediar la circunstancia, respecto á 
esta última, de haber sido estrenada con gran aplauso 
en la función celebrada por el Conservatorio á beneficio 
de los heridos de la guerra de África. 

El haber aceptado Hernando el empleo de secreta- 
rio del Real Conservatorio de música y declamación 
en 1.° de Junio de 1852, apogeo de sus muy producti- 
vas tareas teatrales, denota (por sólo esta cita) un ras- 
go de abnegación y generosidad , al propio tiempo que 
dio á conocer su mucha inteligencia para tal destino. 
Algunos años después fué nombrado profesor de armo- 
nía del propio establecimiento , de cuyo destino fué de- 
clarado excedente, como sucedió á la mayoría de los 
profesores, á fines de 1868; pero volvió á ocupar su plaza 
en Abril de 1875. 

El Sr. Hernando fué el principal iniciador de la fun- 
dación de la Sociedad artisiico-mmical de socorros mu- 
tuos y secretario general desde que se instaló hasta 
Mayo de 1879 , que quedó de primer vicepresidente dé 
la misma Sociedad, la cual le debe principalmente el 
estado brillante en que se halla dicha corporación, 
habiendo sido nombrado presidente de la misma el 
Excmo. Sr. D. Manuel María de Santa Ana , que ha 



l."SKC. — EFEM. — MAYO 31. — RUIZ. , 477 

dado pruebas bien palmarias del interés y de la pro- 
tección que dispensa á la misma Sociedad. 

Terminaremos esta reseña insertando ( en prueba 
de imparcialidad) el resumen que contiene la sucinta 
biografía de Hernando en el Diccionario técnico , histó- 
rico y hiográ/ico de la música^ publicado por D. José 
Parada y Bárrelo. 

Dice así : «Como compositor dramático, Hernando 
ha contribuido indudablemente á formar en el público 
el gusto por el espectáculo de la zarzuela , habiendo 
sido el primero qué promovió con su aplaudida zar- 
zuela El Duende el gran apogeo é incremento que este 
espectáculo llegó á alcanzar en nuestro país en estos 
últimos años , y que por desgracia hoy ha venido á 
menos. Como iniciador de reformas y mejoras por el 
arte músico español , este artista ha dado pruebas pa- 
tentes de un incansable afán y de un continuo desvelo 
por el bien de la profesión en general. Sus nobles y 
elevados sentimientos, la distinción de su talento, la 
finura de su trato y las bellas prendas de su carácter, 
hacen de este profesor un artista digno y noble , lleno 
de celo y de buena fé por los progresos de su arte.» 

Cuando el gobierno estableció en la Real Academia 
de Bellas Artes de San Fernando la sección de música, 
el Sr. Hernando fué nombrado como uno de los indi- 
viduos de la misma, siendo, por lo tanto, académico 
de número de la expresada corporación. 

(N. *) Dia 31, 1863. Nace en Pamplona doña Tri- 
nidad Ruiz y Vecin. En Octubre de 1873 fué matricu- 
lada como alumna de la Escuela nacional de música en 
la clase de solfeo, y en los concursos públicos de di- 
cha enseñanza efectuados en Junio de 1875 obtuvo el 
primer premio, siendo discípula de D. Juan Gil. 



ÍNDICE DEL MES DE MAYO. 



Páginas. 

Aceves y Lozano, D. Francisco: dia 1 1 399 

Aguilar y Martínez, D. Juan: dia 17 428 

Aguirre y Ferraz, D. Mariano: dia 20 435 

Aguirre, D. Fernando: dia 23 453 

Altimira y Motiá, D. Francisco de Asís: dia 21 442 

Alvarez y Torres, D. José: dia 7 383 

Andrés y Barbod, presbítero, D. Domingo: dia 12 400 

Auglés, doña Amalia: dia i .° 349 

Anléo, D. Ignacio: dia 5 371 

Antón del Saz, D. Gregorio: dia 20 440 

Aranguren, D, José: dia 25 466 

Arche; véase Vicente Arche. 

Arenas y Rodríguez, D. Miguel Ramón: dia 6.. '. 383 y 385 

Argote de Góngora, D. Luis de: dia 23.. 447 

Bascuas y Juárez, D. Felipe: dia 2 36o 

Belezar, P. Fr. Francisco: dia 9 389 

Beltran, P. Fr. José: dia 26 467 

Beltran y Rípoll, doña Ana: dia 21 442 

Bena vides y Araus, doña Clementina: dia 22 /]/]/| 

Blanca, véase Martin Blanca. 

Blanc y Pintaluba, doña María Elvira: dia 3 371 

Blazquez y Villacampa, D. Mariano: dia 3 370 

Boada, P. Fr. Jacinto: dia 24. , 459 

Bonamich y Colomer, presbítero, D. Francisco: dia 22 ... . 443 

Borbon, S. M. el rey D. Francisco' de Asís María de: dia i3. 404' 

Bros y Bertomeu, presbítero, D. Juan: dia 12 399 

Bruguera, P. Fr. Juan: dia 12 399 

Budó y Martin, D. Juan: dia 24 459 

Galle, b. José Antonio: dia 17 , 425 

Garamuel de Loblkowitz, P. Fr. Juan, obispo de Vigevano: 

dia 23 444 



480 

Caf^derach, presbítero, D. Gabriel: dia 3i 473 

Carreras y González, D. Miguel: dia 26 4Ó8 

Chevalier, doña Luisa: dia 3o 472 

Glariana, D. José: dia 8 385 

Cruz de Gassier, doña Josefa: dia 1 3 400 

Cruz, D. Antonio de la: dia 16 422 

Cuenca Lucherini, D. Vicente: dia 21 44 í 

De Rio, P. Fr . Martin Antonio: dia 17 424 

Diez, D. Tomás: dia 16. 422 

Doctor y Rubio, doña Pilar: dia 3 371 

Echeverría, D. José: dia 3 071 

Emperatriz Eugenia, véase Guzman. 

Escribano y Ruperez, doña Carolina: dia 5 370 

Escudero, D. Pedro: dia 8 388 

Eslava, véase Sanmartin. 

Espin y Guillen, D. Joaquín: dia 3 363 

Espino é Iglesias, D. Felipe: dia 26 468 

Flores Laguna, D. José: dia 3 3G() 

Fons Guerra y Navarro Gil, D. Adolfo: dia i3 411 

García y Moreno, doña Carolina: dia i3 41 1 

Ga cía de Vestrís, doña Loreto: dia i5 '. 419 

García, presbítero, D. Vicente: dia 21 440 

Gil, D. Bernardo: dia i5 418 

Gómez, D. Eugenio: dia 23 433 

Góngora, D. Luis de; véase Argote. 

Guzmati, doña María Eugenia de, condesa de Teba, ex-em- 

peratriz de los franceses: dia 5 3-2 

Hernández y Llana, presbítero, D. Francisco: dia 9 390 

Hernando, D. Rafael: dia 3i 470 

Hiruela y Lara, D. José: dia 7 383 

Jiménez y Calbacho, doña Encarnación: dia 22 443 

Jiménez y Delgado, D. Francisco: dia 28. 469 

Jordi, P. Fr. Isidoro: dia 3o 472 

Juan y Juan, D. Francisco: dia 12 400 

Lahoz y Otal, D. Florencio: dia 1 1 396 

Lázaro, presbítero, D. Ramón: dia 2 35(9 

Ligues y Bardají, doña Eladia: dia 4 371 

López Remacha, presbítero, D. Miguel: dia 6 3/6 

López y González, D. Isidoro: dia 10 3q6 

, López, D. José Venancio: dia 18 i 42S 

Lozano, D. Vicente Julián: dia 2 36o 

MafTei y Gómez, doña Aurora: dia 16 424 

Maher y Meca, D. Manuel: dia 28 .• . 470 



481 

Marimon, P. Fr. Francisco: dia 14. 412 

Marqués y García, D. Pedro Miguel: dia 20 487 

Marracó y Xaus, D. José: dia 28 469 

Marsal y Boguñá, P. Fr. Ramón: dia 19 433 

Marti y Marvá, P. Fr. Jaime: dia 3 36o 

Martia y Soler (Martini lo SpagnoloJ, D. Vicente: dia 2. . . 353 

Martin Blanca, D. Antonio: dia 21 442 

Martinez y Torres de López de Tejada, Excma. señora 

doña Mariana: dia 10 .* 392 

Martínez y Ramirez, doña Ascensión: dia 17 428 

Maynes y Calvet, D, Ramón: dia i5 417 

Mazarredo, Excmo. Sr. D. Manuel: dia 27 468 

Metxe ó Metjé, P. Fr. Plácido: dia 9 . , 390 

Monserrat, presbítero, D. Pablo: dia 14 412 

Moya y Cabrera, doña Julia de: dia 29 471 

Muñoz de Fontan, señora doña Joaquina: dia 28 470 

Nadal, D. Jaime: dia 2. 3óo 

Nadal, D. Pablo: dia 20 436 

Oliveres y Mata, D. Antonio : dia 17 425 

Oreiro Lema de Vega, Excma. señora doña Manuela: dia 6. 376 

Ortiz, doña Mercedes: dia 19 404 

Ortiz y Bertelós, doña Joaquina: dia 26 468 

Palacios y Pro, doña Enriqueta: dia 9 391 

Paño y Viñolas, D. Agustín: dia 5 372 

Pérez é Irache, D. José: dia 3 371 

Pérez y Garrido, D. Santiago: dia 6 38i 

Pérez, D. Juan Antonio: dia 8 385 

Pérez de Tudela, D. Enrique: dia 17 428 

Pérez y Gascón, D. Pascual: dia 18 429 

Pérez y Menendez, D. Enrique: dia 19 434 

Pérez Moltó, D. Ignacio: dia 23 447 

Pérez y Barreiro, D. Rafael: dia 24 462 

Pi, P. Fr. Beda: dia 25 463 

Prenafeta, presbítero, D. Juan: dia 16 423 

Puig y Petit, D. Pablo: dia i3 , 411 

Ramires Sánchez del Campo de la Rosa, doña Amalia: 

dia 23 448 

Ramón y San SMartin, D. Isidro : dia 14 412 

Rejoy y Cuesta, D. Miguel: dia 8 , 386 

Reynel y Corona, doña Emilia: dia 3 370 

Ricart, P. Fr. Benito: dia 22 443 

Rius, D, Antonio: dia 20 435 

Riva y Mallo, véase Villa- Alcázar, marqués de. 

TOMO II. 31 



482 

Roca,, D . Antonio: dia 20 437 

Rodríguez y Broca, D. Carlos: dia 3 Syo 

Rodríguez y López, D. Joaquin: dia 21 441 

Romero y Andía, Excmo . Sr. D. Antonio: dia 11 396 

Ruiz, D. Antonio: dia 28 469 

Ruiz y Vecin, doña Trinidad: dia 3 1 477. 

Saez de Azúa, Sr. D. Juan : dia 1° 349 

Sales, presbítero, D. Juan: dia 7 ' 385 

Sales, P. Fr. José: dia 24 453 

Sánchez, D. Ignacio: dia i5 417 

Sanmartín y Eslava, D. Bonifacio: dia 14 413 

Sarmiento y Revuelta, doña Teresa: dia 21 442 

Sariols y Porta, D . Juan: dia 24 454 

Sarrasoa, D. Ildefonso: dia 27 469 

Serrano y Latorre, D. José: dia 8 387 

Tapia, presbítero, D. Martin de: dia 10 891 

Tormo, D. Joaquín: dia 21 442 

Vicente y Arche, D. Pascual: dia 17 425 

"Viglietti y Dotta, D. Clemente: dia 5 • 875 

Vilanova y Barrera, D. Ramón: dia 14 416 

Villalba, D. Francisco de Paula: dia 8 087 

Villa-Alcázar, marqués de : dia 1 5 42 1 

Villanova y González de Colomer, señora doña Emilia: 

dia 29.. •. .• 471 

Villar y Modonés, D. Francisco de Paula: dia 21 441 

Virués y Spínola, Excmo. Sr. D. José Joaquin: dia i3. . . . 404 

Zavala ó Zabala y Arambarri, D. Adolfo: dia 18 482 

Total: 120, sin contar en este número los que ya figuran en 
los meses anteriores. 



JUNIO. 



(N. I ) Dia 1.", 1827. Nace en Almansa D. Lázaro 
Nuñez-Robres. Descendiente de una distinguida fami- 
lia, deseaba ésta que el joven Lázaro se dedicase á la 
abogacía, á cuyo efecto estudió en Madrid filosofía, y 
primer año de leyes en la Universidad de Valencia; 
pero la decidida afición que Robres tenía por la música, 
y su entusiasmo por la misma fué tal, que se decidió, 
matriculándose como alumno del Conservatorio, lo 
cual tuvo lugar el 22 de Enero de 1846, ingresando en 
la clase de composición del maestro Garnicer, en la de 
piano del Sr. Albeniz, y en la de canto en la del autor 
de esta obra (1). Sus estudios fueron bien aprovecha- 
dos, sobre todo en la composición y en el piano, pues- 
to que apenas terminados dióse á conocer en el teatro 
de la Zarzuela de Madrid con las siguientes , que ob- 
tuvieron un lisonjero resultado para su autor: Un so- 
Irino^ Tal 'para cual y El alférez. También en el tea- 
tro del Circo del citado Madrid se representaron con 
el mismo éxito Por un paraguas y El primer vuelo de 
un pollo ^ que le valió la honra de ser. llamado á la es- 
cena, y cuyo protagonista desempeñó con una gracia 



(i) En nuestra clase estuvo desde el 3o de Setiembre de 1847 
hasta el i.° de Abril de i852. 



484 1." SEC. — EFEM. — JUNIO 1 .° NÜÑEZ-ROBRES. — SIRONELLA. . . 

inimitable la señora doña Amalia Ramirez (23 Mayo). 
Se conocen, además, de este autor varias fantasías 
para piano solo, sobre motivos de óperas; melodías 
para canto y piano, entre las que recordamos las Au^ 
ras de Alrü; canciones andaluzas, como La, navaja y 
El cigarro , y una colección de piezas sobre motivos 
populares, titulada Recuerdos de mi patria j Una tar- 
de en Avapíés, en las cuales demuestra su autor haber 
hecho un estudio acertado acerca de la referida músi- 
ca popular española ; en prueba de lo cual en Enero de 
1869 dio á luz en Madrid una obra que intituló La mú- 
sica del pueMOj Colección de cantos españoles , etc., etc., 
con un prospecto muy bien razonado en apoyo de la 
importancia que tiene dicha música , y en cuyo pri- 
mer tomo habia cincuenta cantos, todos con sus res- 
pectivos títulos. Finalmente, el Sr. Nuñez-Robres está 
desde 1867 hasta hoy día, en que continúa (Setiembre 
de 1879), de maestro compositor y director de orquesta 
del teatro Español , antes del Príncipe , de Madrid. 

(*) Día l.\ 1840. Muere en Barcelona, á la tem- 
prana edad de veintiséis años , el distinguido pianista 
aficionado Sr. D. Luis de Gironella y Dodero. (Véase 
el dia 30 de Setiembre.) 

Hijo de una de las más principales y nobles fami- 
lias de Barcelona, recibió, como era natural, una bri- 
llante educación, habiendo estudiado, por adorno y 
pasión que á ella tenía, la música, siendo su primer 
maestro de solfeo y de piano el autor de esta obra. 

Después pasó el joven Gironella á París con su 
ilustre familia , cuando tendría unos diez y siete años 
de edad, y en esta capital hizo serios estudios de pia- 
no con el acreditado j^rofesor Sr. Konski ; con tanto 
aprovechamiento , que á los tres años llegó á ser uno 
de los primeros pianistas aficionados de la capital de 
Francia. Su prematura é inesperada muerte causó no 



1.* SEC. — EFEM. — JUNIO 1 .° — QIRONELLA. 485 

poca sorpresa y honda impresión á sus numerosos 
amigos , mayormente al saberse la causa que la pro- 
dujo, pues difícilmente se contará otro caso igual en 
la medicina como el del joven Gironella, que , siendo 
grueso , color sano , robusto , estatura regular , cuyas 
formas, anchura de pecho y musculatura parecían las 
de un atleta ó g-ladiador, lo llevara al sepulcro una 
tisis pulmonar que le duró pocos meses... ¡Arcanos de 
la naturaleza...! 

Su bellísimo carácter y su extraordinario talento 
para las artes, las ciencias y los idiomas, hacían que 
Gironella fuera queridísimo de todos cuantos le trata- 
ban, y por esto su temprana muerte fué extraordina- 
riamente sentida y llorada. Nada diremos del profun- 
do dolor y amarga pena que causó á la familia tamaña 
desgracia, pero sobre todo á su buen padre , que no 
encontró ya más consuelo en este mundo, mientras 
sobrevivió al hijo, que, después de las bellas circuns- 
tancias de que éste estaba adornado , era el primogé- 
nito de los cinco ó seis que tenía. Y la prueba de ello 
en lo que vamos relatando se ve confirmada en el epi- 
tafio que le escribió, pues el Sr. D. Antonio de Giro- 
nella era, además de un rico comerciante y propieta- 
rio de Barcelona, un literato muy afamado, que había 
ocupado en esta ciudad los primeros cargos concejiles 
y gratuitos con gran beneplácito de sus conciudada- 
nos , habiendo tenido que emigrar á París con motivo 
de las ocurrencias políticas de 1823. En toda España, 
pero sobre todo en Cataluña , tenía gran fama la mag- 
nífica posesión ó casa de campo que á media legua de 
Barcelona , muy cerca del pueblo de Sarria , tenía el 
-Sr. Gironella, conocida por La Torre den Gironella^ 
pues no había español ni extranjero que al ir á Barce- 
lona por vez primera dejara de visitar esa deliciosa, 
encantadora y grandiosa finca , que en verdad era la 
admiración de propios y extraños , ya por sus exten- 



486 1." SEC. EFEM. — JUNIO 1.° — BOUSSILLIEB. 

SOS y variados jardines , como por las abundantes aguas 
y variados árboles frutales que encerraba , y cuyo pa- 
lacio, en realidad, era regio; así es que al ir á Barce- 
lona Fernando VII, acompañado de su esposa la reina 
Amalia , fué una de las primeras visitas que hizo el 
Rey á Ld Torre den Gironella^ y en ella el joven y 
casi niño Gironella que motiva estos renglones tuvo 
la honra de hablar á S. M. la Reina el idioma de su 
país, el alemán ó sajón, con tanta propiedad y soltu- 
ra , que la corte se quedó sorprendida de oir á un niño 
de catorce años conversar con tanta perfección un idio- 
ma tan difícil cual es el alemán. Hé aquí ahora la ex- 
celente y sentida poesía de que hacemos referencia 
más arriba: 

epitafio "para la turnia del lujo mayor del autor ^ muer- 
to á los veintiséis años^ en 1." de Junio de 1840. 

Quiere un padre gritar: « ] Oh ! Murió el hijo , 
» El ángel que mi vida sostenía, 
)) La sangre que mis visceras nutria , 
» Mi esperanza, mi amor, mi regocijo. 

» El modelo mejor, menos prolijo 
» De pura íé, de tierna simpatía; 
))Lo sublime de cuanto el mundo cria; 
3 El traslado de Dios más noble y fijo...» 

Mas el llanto sus fauces atraganta. 
La sangre toda sube á la garganta , 

Y parece que el mísero sucumba; 
Entonces, moribundo, el cincel toma, 

Y del pecho ahogando la carcoma. 

Su grito esculpe en la marmórea tumba. 

Antonio de Gironella. 

(N. I) Dia 1.°, 1872. Muere en el Puerto de Santa 
María el joven profesor de violin D. Adolfo Boussillier 
y Ramírez. (Véase el dia 6 de Diciembre.) Nació en 
Jerez de la Frontera en 6 de Diciembre de 1839 ; su pa- 



1." SEC. — EFEM. — JUNIO 2. — VALLS. 487 

dre, profesor de música , dedicó al Adolfo desde sus 
primeros años (viendo su inclinación) al violin , en el 
que hizo bastantes progresos ; pero por su carácter 
cariñoso y por el mucho amor que á su familia tenía, 
nunca pudieron conseguir la abandonase para prose- 
guir sus estudios , y pudiendo por sus grandes dispo- 
siones conseguir un puesto muy envidiable. Falleció 
de escorbuto á la edad de treinta y dos años y medio, 
siendo muy sentido en toda la población y en las in- 
mediatas. Sus compañeros, en prueba de sus senti- 
mientos, le dedicaron unas solemnes honras fúnebres. 

(I) Dia 2, 1747. Muere en Barcelona el presbítero 
y maestro jubilado de capilla de aquella catedral don 
Francisco Valls.. Este acreditado maestro fué uno de. 
los que más fama gozó entre sus contemporáneos , ha- 
biendo llegado hasta nuestros dias, porque sus obras 
acreditan que era muy merecida y justa la reputación 
que tenía. Varios son los escritores que se han ocupa- 
do de este sabio artista ; pero el que con más datos lo 
hace es nuestro muy querido amigo Sr, Soriano Fuer- 
tes (28 Marzo), en su notable Historia de la música es- 
pañola, y muy particularmente en el tomo iv, pági- 
nas 116 y siguientes. Si no fuera por su mucha exten- 
sión, trasladaríamos aquí con gusto las excelentes apre- 
ciaciones que Soriano hace de las obras de Valls , como 
de su incuestionable mérito ; pero no podemos dejar 
de recomendar muy vivamente á nuestros lectores que 
las lean en la citada Historia , seguros de que no se 
han de arrepentir de ello ; y en corroboración de lo que 
vamos diciendo, nos tomamos la libertad de copiar al- 
gunos de sus bien redactados párrafos. Dicen así: «En 
las provincias , por esta época , también existían sobre- 
salientes maestros de capilla de' vastos conocimientos 
en el arte, tanto en la parte práctica como en la espe- 
culativa , de quienes vamos á ocuparnos , particular- 



488 I.'' SEC— EFEM. — JU.XIO 2. — VALLS. 

mente de D. Francisco Valls , maestro de la catedral de 
Barcelona á últimos del siglo xvii , y célebre á princi- 
pios del XVIII por su defensa del Miserere noUs de la 
Misa escala Aretina, impresa en Barcelona el año 
de 1716, aunque ya lo citamos en el tercer tomo de 
esta obra. 

»Jubilado Valls , por su avanzada edad , del magis- 
terio que con tanta brillantez y por tanto número de 
años habia desempeñado, consagró los últimos de su 
vida en dejar á la posteridad una obra de enseñanza 
digna de su nombre. 

»Esta obra, terminada el año de 1741, dos años an- 
tes de que la ominosa parca arrebatase al mundo la 
existencia de tan preclaro español (1), quedó inédita y 
desconocida, ya por la poca importancia que le dieron 
los herederos de su autor, ya por el coste excesivo de 
su impresión y la escasa utilidad que de ello hubiesen 
reportado, atendiendo á las enemistades de unos maes- 
tros con otros , mucho más en los tiempos á que ha- 
cemos referencia , en que las disputas por sostener sis- 
temas distintos , casi la mayor parte en contra del des- 
arrollo y verdaderos progresos del arte , eran tan en- 
carnizadas y de tanto desprestigio para la facultad y 
sus profesores. 

»Por un favor especial (2) ha llegado á nuestras ma- 
nos la obra que nos ocupa, titulada Mapa armónico- 
práctico^ ó Ireve resumen de las principales reglas de la 
música; y aun cuando no somos partidarios de muchas 



(i) Si efectivamente terminó Valls la obra en 1741, como afir- 
ma Soriano, entonces fué, no dos años antes de morir, y sí seis, 
puesto que la fecha que citamos de su defunción la hemos copia- 
do de los libros oficiales y originales que existen^ en la catedral 
de Barcelona, ocurrida el 2 de Junio de 1747, como consignamos 
en su lugar correspondiente. — Saldoni. 

(2) El aventajado y estudioso joven catalán D. Leandro Sun- 
yer nos ha proporcionado el autógrafo de Valls, que consta 
de 285 fojas en folio, bien conservadas y escritas con letra clara é 
inteligible. 



1." SEC. — EFEM. — JUNIO 2. — VALLS. 



de sus doctrinas, sin embargo, en este gran trabajo de 
enseñanza musical no sabemos qué admirar más, si 
los grandes conocimientos que encierra , ó la manera 
fácil y progresiva de explicar hasta las mayores difi- 
cultades del arte; si su vasta erudición, ó el acierto en 
la elección de los muchos y variados ejemplos de maes- 
tros nacionales y extranjeros para probar el intento 
que se propone...» Ahora continúa el Sr. Soriano ha- 
ciendo muy atinadas reflexiones sobre la obra de Valls, 
y después de copiar algunos párrafos que éste pone en 
la introducción de su Mai^a armónico^ dice Soriano, 
con sobrada razón, pág. 121 del citado tomo iv de su 
Historia de la música esfañola^ lo siguiente, con cuyas 
ideas y apreciaciones estamos en un todo conformes: 
«Por los citados párrafos de la* introducción del 
Mapa armónico práctico se podrá tener una idea del 
mérito de esta obra y de la importancia que hubiera 
tenido en Europa si se hubiese publicado en la época 
que se escribió... Es verdad que en España poco caso 
hubiéramos hecho de ella , por ser española , estar en 
guerra cruenta ios maestros , no queriendo someterse 
unos á las doctrinas de otros, ni aceptar sus obras 
como textos de enseñanza, por creerse rebajados; pero 
tendrían, los que aún hoy nos quieren zaherir, un 
mentís que los ruborizase ; y se conocerla más clara- 
mente que el favoritismo á los extranjeros no fué por 
ser mayores los conocimientos de éstos , sino por ser 
muy pequeño el españolismo nuestro.» Recomenda- 
mos de nuevo á nuestros lectores el que no dejen de 
ver la Historia de la música española de que nos ocu- 
pamos ahora, porque toda ella es digna de la fama y 
nombre de su autor , pero sobre todo las páginas en 
que habla de Valls , y de las disputas ó cuestiones 
suscitadas entre los maestros de aquel entonces. En 
la Revista y Gaceta Musical del dia 25 de Mayo de 1868, 
núm. 21, año II, pág. 91, dice que en la catedral de 



490 1.' SEC. EFEM. JUNIO 2. — GARCÍA. 

Barcelona se hallaban en dicha época ó año las obras 
siguientes de Valls : Misa á seis voces , quinto tono ; 
Misa á seis voces, sétimo tono; Misa á seis voces, 
cuarto tono; Misa á seis voces, segundo tono; Víspe- 
ras de Santos, Vírgenes, etc., á todos tonos. Laú- 
date ^ueri Dominio á ocho "voces; -Ave Regina Coe- 
loruniyk ocho voces; Infesto Corporis Christi^ á ocho 
voces, y otro á siete; Motete^ á ocho voces. 

En la Biografía universal de músicos , publicada por 
el Sr. Fetis, en su tomo viii, páginas 298 y 93, Pa- 
rís, 1865, se leen unos breves apuntes biográficos del 
maestro Valls. 

Vamos á terminar la presente narración del insig- 
ne maestro Sr. Valls con las fechas en que este maes- 
tro tbmd posesión de los dos principales magisterios 
que desempeñó, cuyos datos, que hemos copiado de 
documentos oficiales, nadie antes que nosotros ha dado 
á conocer. 

«Por renuncia del licenciado D. Francisco Espelt 
fué nombrado D. Francisco Valls, presbítero, sujeto 
de lellas prendas (dice la nota de donde copiamos lo 
que vamos relatando) , en 13 de Enero de 1696, maes- 
tro de capilla de Santa María del Mar de Barcelona, 
quien (Valls) en 1688 habia sido habilitado en la ca- 
tedral de Gerona, y habia ganado por oposición la 
maestría de la ciudad de Mataré. En 23 de Diciembre 
del mismo año de 1696 pasó Valls á desempeñar igual 
destino en la catedral de Barcelona , renunciando la 
maestría de Santa María , en cuyo dia volvió á ser ele- 
gido en clase de interino el organista de la propia igle- 
sia de Santa María del Mar D. Ignacio Vidal.» 

La Lira Sacro-Hispana ha publicado del maestro 
Valls el motete Tota pulchra^ á cuatro voces. 

Dia 2, 1832. Muere en París el célebre cantante y 
compositor D. Manuel García. (Véase el dia 22 de Ene- 



1." SEC. — EFEM. — JUNIO 3. — LASO. — GONZÁLEZ. — VÁZQUEZ. 491 

ro, 1. 1.) En la Gaceta Mtcsical, tomo ii, pág. 100, Ma- 
drid 30 de Marzo de 1856, se lee que García falleció el 
dia 9 de este mes ; pero creemos que haya sido por 
error de imprenta, puesto que todos los historiadores 
señalan el dia 2 como el en que ocurrió la muerte de 
tan insigne cantante compositor. 

(N.) Dia 3, 1595 (1). Muere en Munich el célebre 
compositor español D. Fernando Laso. 

(N. I ) Dia 3, 1808. Nace en la ciudad de Las Pal- 
mas (islas Canarias) el maestro D. Eafael González y 
González. Compositor, tenor, pianista y organista es 
á la vez este artista de quien nos ocupamos ; y según 
la nota que poseemos , en todos los ramos que desem- 
peña es muy celebrado y distinguido. Fué organista 
de la catedral de Canarias , y ha compuesto algunas 
obras musicales. En 1862, si no estamos equivocados, 
se hallaba en Santiago de Chile ejerciendo la profesión 
con aplauso general, según refiere la indicada nota. 

(*) Dia 3, 1813. Nace en Segovia el modesto y 
notable aficionado de viola D. Francisco Vázquez y 
Ferrari. (Véase el dia 17 de este mes.) Habiendo estu- 
diado la música por afición, dedicóse, con preferencia 
á otros ins,trumentos, á la viola, en el que llegó á ser 
muy aventajado, pues tanto en los cuartetos en que 
tomaba parte, como en la orquesta , lucia siempre su 
privilegiado talento "musical. Además de ser tan nota- 
ble aficionado, jamás hemos conocido otra persona más 
modesta, humilde y cariñosa, cual lo era el malogra- 
do amigo de quien nos ocupamos. Por estas raras y 
excelentes cualidades fué siempre muy querido de to- 

(i) Esta fecha la hemos copiado del mismo documento que 
citamos al señalar la de Morales (2 Enero, t. i.), y, por lo tanto, 
sin gloria ni responsabilidad por nuestra parte. — Saldoni. 



492. í." SEC. — EFEM. — JÜXIO 2. — INZENGA.. 

dos los aficionados y profesores de música, y por lo 
mismo la elegante é ilustre sociedad del Liceo de Ma- 
drid quiso darle una prueba de lo mucho que le apre- 
ciaba y queria, nombrándole durante algunas tempo- 
radas secretario de la sección de música , que Vázquez 
desempeñó siempre con gran acierto y contentamiento 
de todos sus individuos. El autor de esta obra le tuvo 
de primer viola en la orquesta del indicado Liceo, y por 
esto sabe mejor que otro lo que valía Vázquez como 
músico aficionado y hombre en sociedad, puesto que 
nadie podia tratarle sin quererle muy cordialmente. 
Dicho señor era tio carnal de la tan conocida y aplau- 
dida cantante aficionada en Madrid señorita doña 
Agustina de Lanuza. (Catálogo.) 

(I) Dia 3, 1828. Nace en Madrid D. José Inzenga 
y Castellanos. Fué bautizado en la parroquia de San 
Salvador y San Nicolás, siendo sus padres nuestro muy 
querido é inolvidable amigo el celebrado maestro de 
canto y compositor D. Ángel Inzenga, y doña Felicia 
Castellanos, cantante aficionada muy aplaudida en los 
círculos filarmónicos de la corte. El joven Inzenga, en 
sus primeros años, empezó el estudio del solfeo y pia- 
no bajo la dirección de su señor padre , y más tarde, 
hasta la edad de catorce, en que marchó á Francia, los 
continuó con los señores D. Lorenzo Zamgra (Catálo- 
go) y D. Pedro Albeniz, como también con D. Antonio 
Bordalonga (6 Abril), al que debió los primeros cono- 
cimientos de armonía y composición, que aprendió 
según el sistema de la Geneufonia de Virués (13 Mayo), 
entonces adoptada para la enseñanza de las clases del 
Conservatorio de Madrid. Al mismo tiempo que seguía 
sus estudios musicales, y desde la edad de nueve á 
catorce años^ aprendió latinidad, filosofía, física, y los 
idiomas francés é italiano. En 1842 fué pensionado por 
el Excmo. señor duque de Osuna para continuar ene! 



1.' SEC. — EFEM. — JUNIO 3. — XNZENGA. 493 

Conservatorio de París los expresados estudios que ha- 
bia principiado en España. En 1846 obtuvo en el indi- 
cado Conservatorio dos medallas de plata en los con- 
cursos públicos del expresado año ; una como pianis- 
ta, y otra en la armonía. En 1847 desempeñó interi- 
namente, y á satisfacción de todos los autores y can- 
tantes , la plaza de maestro en el teatro de la Ópera 
cómica de París. En este mismo año fundó , en unión 
de varios artistas franceses , italianos y alemanes , la 
sociedad musical de Santa Cecilia de París. En 1850 
contribuyó con sus obras musicales y sus recursos de 
fortuna á la creación del espectáculo lírico español de 
la Zarmela^ en unionde los maestros Barbieri (3 Agos- 
to), Gaztambide (7 Febrero, t. i), Hernando (31 Mayo) 
y Oudrid (7 Febrero, t. i), del poeta dramático Olona, 
y del cantante Salas (2 Abril). 

En 1855 fué uno de los fundadores del periódico 
titulado Gaceta Musical de Madrid^ en el que es- 
cribió algunos artículos sobre diversas materias del 
arte. En 28 de Marzo de 1858 fué nombrado maestro 
supernumerario de canto del Conservatorio de Madrid. 
Ha compuesto también exprofeso algunas obras de 
música religiosa para la Real Capilla de la reina de 
España , siendo autor igualmente de varias zarzuelas 
y de muchas piezas de piano y de canto impresas en 
París y en Madrid. En 1857, por orden qae le fué co- 
municada del ministerio de la Gobernación , y en 1858 
reiterada por el de Fomento , se ocupó en la recopila- 
ción de todos los bailes y canciones populares de Es- 
paña. Hoy dia (Agosto de 1879) continúa de maestro 
de canto del Conservatorio , cuya plaza desempeña en 
propiedad desde 1." de Febrero de 1860. Cuando el go- 
bierno estableció ó agregó la sección de música á la 
Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, el se- 
ñor Inzenga fué nombrado académico de número de la 
misma por decreto de 28 de Mayo de 1873. 



l.'SEC. — EFEM, — JUNIO 3. BRELL. 



(I) Dia 3, 1850. Muere en Montserrat, á la una y 
media de la madrugada , á los sesenta y cuatro años de 
edad, el muy célebre organista y compositor P. Fr. Be- 
nito Brell. Vamos á copiar á continuación la nota que 
poseemos del P. Brell, y que se halla en el monaste- 
rio de Montserrat, de donde la hemos sacado, y sobre 
cuyo contenido llamamos la atención de nuestros lec- 
tores, suplicándoles que lean de nuevo la que se halla 
en el primer tomo de este Diccionario, pág. 21, dia 1.° 
de Enero de 1688, al reseñar los méritos musicales 
del P. Fr. José Gapellades , pues así se vendrá más fá- 
cilmente en conocimiento de la gran importancia que 
tienen estos apuntes ó nota del P. Brell, hechos en el 
monasterio después de su muerte, y que revelan el 
gran artista músico que fué el indicado monje. Dice así 
la nota ó apuntes expresados : 

«Número 172. — El P. Fr. Benito Brell, natural 
de Barcelona, vistió la saya de escolan (1) de edad 
de diez años en 1796. Estuvo en la escolanía (cole- 
gio) siete años, haciendo en poco tiempo tan rápidos 
progresos en el órgano, que fué ya desde escolan (co- 
legial ó alumno) organista muy aventajado, pues to- 
caba con frecuencia , y á veces temporadas largas , el 
órgano grande en los oficios de la Comunidad , y al 
tomar el santo hábito (á 23 de Junio de 1803) era ya 
un excelente organista , y por esto se lo dio , porque 
asilo comprendió el P. Mtro. Sastre, Abad entonces 
del monasterio. 

»Despues, perfeccionándose más y más, llegó á tocar 
con tal agilidad , limpieza y maestría, improvisando 
sonatas con tanta originalidad de ideas y modulación 
tan profunda, que se creia no habia quien le excediese 
en España, y pocos que le igualaran. Asimismo era 



(i) Quiere decir que fué admitido ó entró en el colegio de 
música. — Saldo7ii. 



l.'SEC. — EFEM.— JUNIO 3. — BnELL. 495 

excelente compositor, descubriéndose en todas sus 
composiciones originalidad }'■ gusto. Estuvo seis años 
de maestro de escolanes, y sacó algunos buenos discí- 
pulos. En su última enfermedad, que le duró tres me- 
ses (sofocación), dio grandes ejemplos de paciencia, 
sin quejarse, antes bien repitiendo estas edificantes 
palabras: iQué es lo que padezco^ for lo que yo me- 
rezcoí Con esta santa resignación entregó su alma al 
Criador el dia 3 de Junio de 1850.» En el MS. que po- 
seemos de D. Ambrosio Pérez, y del que hemos hecho 
ya mención en el primer tomo de este Diccionario , se 
lee un excelente artículo sobre el extraordinario mérito 
delP. Brell, sintiendo no poderlo trasladar aquí por 
su mucha extensión ; pero copiaremos , no obstante, 
algunos párrafos de él , que vendrán en apoyo de lo que 
dejamos escrito más arriba, y de lo que diremos nos- 
otros después. Dice así el Sr. Pérez: «El P. Brell es 
doblemente notable como organista y como maestro 
de capilla. Considerándole en el primer concepto, no 
creemos haya tenido rival , y su fama se hubiera ex- 
tendido por todas partes si en vez de ser monje y no 
haber salido de Montserrat, hubiera sido libre para 
viajar y hacerse oir, reuniendo á un dominio grande 
del teclado, la más admirable ciencia de registrar , y 
una imaginación pronta y fácil hasta lo increíble para 
la improvisación; producía á cada momento bellezas de 
primer orden, que se le ocurrían en el instante, y de 
que no pueden dar idea las obras de órgano que dejó 
escritas; tan cierto es que en las artes hijas de la 
imaginación hay cosas que se conciben, que pasan 
con la velocidad del rayo, y que pierden con la discu- 
sión y el maduro análisis. En estos golpes de genio, 
expresados con un colorido perfecto y una gracia en- 
cantadora , creemos que se fundaba el gran mérito del 
P. Brell. Respecto al género en que comunmente toca- 
ba, diremos que aunque afeccionaba naturalmente al 



496 1/ SEC. — EFEM. — JUMO 3. — BRKLL. 

orgánico, no por eso dejaba de cultivar el suelto ó li- 
bre, y que los manejaba todos con igual facilidad. 

» Jamás en él se veia el abuso ni la caricatura, sino 
que siempre el artista estaba en sí mismo , siempre 
dueño de su imaginación, siempre lógico, siempre 
oportuno, siempre gracioso y siempre ameno. Era tal 
la frescura de su cerebro, que aun cuando pasase horas 
enteras tocando , nunca se notaba el cansancio que 
parece , en efecto , natural en tau largos períodos ; al 
contrario, su cabeza producía siempre con regularidad, 
y sus m.anos obedecían exactamente, así los períodos 
largos como los cortos. Semejante reunión de circuns- 
tancias es rara, muy rara, y sólo pertenece á organi- 
zaciones privilegiadas ; la del P. Brell lo era en efecto , 
como atestiguan cuantos tuvieron la dicha de cono- 
cerle. Considerado este artista como maestro de capi- 
lla, es también una notabilidad...» 

Después de los excelentes párrafos que dejamos 
trascritos, nos parece ya muy pálido cuanto pudiéra- 
mos decir del extraordinario mérito que el P. Brell 
atesoraba como notable organista compositor ; no obs- 
tante, por si acaso alguno de nuestros lectores no hu- 
biese visto lo que de él decimos en la Reseña histórica 
del Colegio de Montserrat^ Madrid, 1856, pág. 51 y si- 
guientes, lo pondremos á continuación, y con ello da- 
remos fin á estos apuntes de uno de los músicos más 
eminentes que ha tenido nuestra nación. Dice así: 
«P. Fr. D. Benito Brell, natural de Barcelona , discí- 
pulo del P Boada. (24 Mayo.) Si era notable como 
compositor, no lo fué menos como organista, pues 
creemos que en el órgano no tenía competidor. 

Cinco años consecutivos estuvimos oyéndole dia- 
riamente mañana y tarde en todas las funciones de la 
iglesia, y confesamos ingenuamente que no sabíamos 
qué admirar más en él, si la riqueza y variedad de 
melodías originales, ó la coordinación de armonías 



l.'SEC. — EFEM. — JUNIO 3. — AYLLOX. 497 

tan nuevas como variadas, ya en los versos, ya en las 
sonatas, fantasías, variaciones, etc., etc. ¿Y qué dire- 
mos de las fugas que improvisaba sobre el canto-llano, 
ó bien sobre cualquier motivo dado? ¡Oh! Si el P. Brell 
hubiese sido seglar, de seguro que su nombre hu- 
biera pasado á la posteridad con la fama que de jus- 
ticia le pertenecia ; los extranjeros hubieran erigido 
estatuas al artista que entre nosotros ha descendido á 
la tumba casi ignorado de todo el mundo, excepto de 
aquellos á quienes su devoción los llevaba al desierto 
de . Montserrat , y que al oirle quedaban asombrados, 
así inteligentes como profanos en el arte, de hallar 
entre aquellas breñas una notabilidad sin igual en su 
género. Todavía existen muchos que, como nosotros, 
oyeron al P. Brell , y de seguro que si leen estos des- 
aliñados renglones, dedicados á la memoria del grande 
artista y del amigo , nos acusarán de extremadamente 
parcos en hablar del sobresaliente mérito que como 
organista y compositor reunía el eminente P. Brell. No 
sin razón se quejarán todos sus admiradores; mas 
deben hacerse cargo de que en nosotros sólo hay in- 
suficiencia, pero no ingratitud. ¿Pero hay quien tenga 
la vana jactancia de poder elogiar al padre Brell como 
su reputación merece? 

»Murió en Montserrat el día 3 de Junio de 1850. Te- 
nemos la suerte de poseer catorce obras con orquesta 
de este célebre maestro, que copiamos cuando estudiá- 
bamos en Montserrat, y si bien escribió igualmente 
muchísima música para órgano sólo, no tenemos más 
que unas variaciones en tono de dó natural mayor. y> 

. (N. I) Dia 3, 1861. Nace en Madrid doña Dolores 
Ayllon y Rizo. El dia 1.° de Octubre de 1871 fué ma- 
triculada en la Escuela nacional de música en la clase 
de solfeo , y en los concursos públicos de dicha ense- 
ñanza efectuados en la misma Escuela en Junio de 

TOMO 11, 32 



498 1.* SEC. — EFEM. — JUNIO 3. — BROCA.. 

1873 obtuvo el primer premio , siendo su profesor don 
Juan Gil. 

(I) Día 3, 1870. Muere en Madrid, calle de Silva, 
número 8, á las nueve de la mañana, el apreciable mú- 
sico D. Domingo Broca y Casanova. (Véase eldia 4 de 
Agosto.) D. Domingo era hermano de los reputados 
profesores D. Pedro (26 de este mes) y D. Ramón (30 
Enero, t. i.), y, como ellos, gozó de mucho aprecio y 
estimación entre sus compañeros de arte. Fué muy no- 
table en el trombón y figle, como lo atestigua el haber 
ocupado durante muchísimos años los primeros pues- 
tos en las principales orquestas de los teatros de Ma- 
drid, habiendo pertenecido además á la música de 
Guardias Alabarderos y á la muy afamada orquesta de 
la ópera italiana del teatro Real. 

El dia 4 de Agosto de 1830 , es decir , en la época 
de su fundación , fué nombrado por real orden profe- 
sor de trombón del Conservatorio de María Cristina, 
cuya plaza desempeñó hasta el 14 de Marzo de 1857, 
en que fué suprimida ; pero en 21 de Octubre de 1858 
volvió á ocuparla por haberse restablecido , quedando 
del todo extinguida en Diciembre de 1868, en que su- 
frió dicho Conservatorio tan radicales reformas con 
motivo de las ocurrencias políticas , cambiando hasta 
el nombre que habia tenido de Conservatorio de músi- 
ca, con el de Escuela nacional de música; si bien hay 
que advertir que el título de Conservatorio de música, 
en 20 de Junio de 1868, lo varió ya el ministro Sr. Ca- 
talina, por el de Escuela esjpecial de música y declama- 
ción ; de modo que creemos que solamente en este es- 
tablecimiento del Estado suceda el cambiar de nombre 
á cada instante, pues desde su fundación, en 1830, que 
se le dio el de Real Conservatorio d^e música de María 
Cristina, hasta Diciembre de 1868 , ha sufrido no po- 
cas variaciones en su título , lo cual no comprende- 



1.° SEC. — EFEM. — JtJNIO 4. — TORRES. 499 

mos, según tenemos manifestado ya el dia 27 de Abril 
^ (Reina Cristina), tratándose de un establecimiento pu- 
ramente artístico, puesto que las artes, y lo repetimos 
otra vez ahora, no tienen patria ni opinión , pues per- 
tenecen á todos los partidos y á todas las naciones. 
Concluyamos, pues, haciendo observar á nuestros lec- 
tores que la familia Broca ha sido y es muy distingui- 
da y notable para la música, pues honran en gran ma- 
nera la profesión , porque además de los dos hermanos 
tan célebres como ha tenido D . Domingo , cuenta con 
dos hijos, ambos con el nombre de Enrique: uno (14 
Febrero, t. i), que falleció á los diez y seis años en la 
Habana , á donde le acompañó su padre en 1837 , era 
ya una notabilidad como instrumentista, y el otro En- 
rique (17 Febrero , t, i), que felizmente vive hoy dia, 
Agosto 1879 , ocupa un lugar muy envidiable entre los 
actuales profesores de Madrid. 

Dia 4 , 1738. Muere en Madrid el afamado orga- 
nista compositor D. José de Torres Martinez Bravo. 
Esta fecha la hemos copiado del mismo documento que 
citamos al insertar la de Morales (2 Enero , t. i); de- 
biendo advertir, no obstante, que el Sr. Soriano Fuer- 
tes, en su Historia de la música española^ tomo iv, pá- 
gina 43, dice que el fallecimiento de Torres ocurrió el 
dia 4 de Julio de 1738; de modo que hacemos constar 
las dos fechas, para que se vea que no lo ignoramos, 
sin poder asegurar cuál de las dos es la verdadera, 
pues no hemos podido averiguarlo , á pesar de haberlo 
intentado (1). En la citada Historia de la música espa- 



- (i) Para que se comprenda las investigaciones que de conti- 
nuo practicamos á fin de hacer constar las verdaderas fechas 
que citamos en esta obra, ponemos á continuación la iwta que 
se pasój á nuestro ruego, por la Procapellanía mayor de Palacio 
al archivero del mismo, y la contestación que á continuación dio 
éste en dicha nota^ y que original poseemos: a Procapellanía 
mayor de Palacio. — Siendo necesario á esta dependencia tener 



500 1.* SEC. — EFEM. — JUNIO 4. — TORRES. 

ñola , y en el propio tomo iv, pág. 39 , dice de Torres 
el Sr. Soriano, entre otras cosas, lo siguiente: «En el 
año de 1697 era ya organista de la Real Capilla de Car- 
los II el esclarecido maestro D. José de Torres , hom- 
bre de vastos conocimientos en la música y gran em- 
prendedor de toda clase de trabajos pertenecientes al 
arte, pues no sólo construyó tres claves que llamaron 
la atención de los inteligentes , sino que estableció en 
Madrid la mejor imprenta de música que hubo en su 
tiempo , imprimiendo en ella , entre otras obras , los 
Fragmentos músicos delP.Fr. Pablo Nassarre, en 1700; 
sus Reglas de acompañamiento en 1702, y un libro, tam- 
bién suyo, con siete Misas, cinco de ellas á cuatro vo- 
ces , una á cinco y otra á seis; un Oficio de difuntos y 
Asperges y Vidiaqnam para los dos tiempos del año, 
dedicado al rey D. Felipe V, en gracia sin duda del 
privilegio que le concedió , pudiendo entrar sin pago 
de derechos todo el papel que necesitase para su im- 
prenta. 

»Las obras orgánicas dé Torres son de un mérito 
especial , tanto por el gusto exquisito de sus melodías 
y modulaciones, cuanto por revelar en ellas su gran 
saber en el contrapunto y su superioridad en el difícil 



conocimiento del dia, mes y año, y por qué causa fueron baja los 
organistas de ía Real Capilla D. José de Torres Martínez Bravo y 
D. José Nebra, que del primero debió ser por el año 1738 y el se- 
gundo ejercía en 1756, y no constando ningún antecedente en 
Q%x.di Procapellanía , se estimarla saber si en el archivo general 
obraba algo concerniente á dichos señores, ó por medio délas 
cuentas ó nóminas de aquellos tiempos era posible conocer si- 
quiera parte de lo que se desea. — Agosto 14 de 1872.» 

«Sr. Procapellan: Consta efectivamente que estos señores des- 
empeñaron las plazas de organistas que se expresan en el presen- 
te ; pero no consta cuándo ni por qué cesaron , pues no existen 
nóminas de esa época , y sí sólo unas relaciones que nada dicen 
de cuanto se desea saber. Si entre los papeles de esta época en 
que sirvieron dichos organistas , que debieran existir en esa de- 
pendencia, no aparece nada, es indudable que deben hallarse, 
con otros muchos documentos antiguos, en el archivo de Siman- 
cas.— Suyo afectísimo,— C. F. PúchoL— Agosto 17 de 1872.» 



l.'SEC. — EFEM. JUNIO 4. — SECA.NILLA. 501 

instrumento para que fueron escritas. Pero si mu- 
chas de sus primeras composiciones de capilla que 
aún se conservan manifiestan la hábil pluma que las 
escribió y el genio sublime que las creó, en no pocas 
de las últimas se nota una pobreza de ideas j un la- 
conismo en su todo, qae hacen dudar puedan ser par- 
to de un mismo ingenio tantas bellezas y tan monóto- 
nos pensamientos,» etc., etc. Ahora continúa el señor 
Soriano relatando largamente el mérito que atesoraba 
Torres como eminente músico, y también los muchos . 
disgustos y sinsabores que tuvo en el Palacio de los 
Reyes, á causa de dos maestros italianos que habia en 
la corte; pero lo que recomendamos particularmente á 
nuestros lectores es la lista de las muchas obras que 
escribió, y que se hallan á continuación de lo que re- 
fiere el historiador de Torres , cuya lista se halla al pié 
de las páginas 43 y 44 del citado tomo iv. Casi todos 
los escritores se han ocupado de este insigne músico, 
y Fetis, en su Biografía universal^ etc., tomo vii, pá- 
gina 243, París, 1865, solamente hace, relación de él 
como nacido en Madrid en 1665, y de ocupar la plaza 
de primer organista de la Real Capilla, citando sólo de 
sus composiciones las Reglas generales de acompañar en 
órgano, clavicordio y arpa^ copiando exactamente lo 
que dice Fetis en el Diccionario técnico, etc., etc., en 
la pág. 386 , Madrid , 1868 , sin añadir ni una línea más. 
La Lira Sacro-Hispana ha publicado de este céle- 
bre maestro las obras siguientes : Introito^ tracto, 
ofertorio y motete de la Misa de Réquiem^ á cuatro vo- 
ces. Parce milii^ lección primera, á ocho voces. Tedet 
animam meam^ lección segunda, á ocho voces. 

Dia 4, 1775. Nace en la villa de Cerrollera, arzo- 
bispado de Zaragoza, provincia de Teruel, el presbí- 
tero y maestro de capilla D. Francisco Secanilla. (Véa- 
se el dia 26 de Diciembre.) Recibió su educación mu~ 



502 1." SEC.-EFEM. — JUNIO 4. — SECAWILLA. 

sical como infante ó niño de coro en la iglesia de 
Nuestra Señora del Pilar , y tuvo por maestro de canto 
á D. José Gil de Palonas, y de composición á D. Javier 
García. En 1 797 obtuvo por oposición la plaza de maes- 
tro de capilla de Alfaro , destino que permutó en 1800 
con el de igual clase en Calahorra. En 1823 le fué dada 
Tina canongía en este último puesto, la que conservó 
hasta su muerte, acaecida el 26 de Diciembre de 1832. 
Músico instruido y de talento, escribió gran número 
de Misas, himnos, motetes y villancicos, de cuyas 
obras sólo una Misa ha sido publicada en la Lira Sa- 
cro-Hispana. Este maestro dejó en manuscrito algu- 
nos tratados sobre la música , cuyos títulos son los si- 
guientes : 1." Teoría general de la formación de la ar- 
monía , y en 'particular de la 'preparación y resolución 
de las disonancias. 2.° De los efectos de la música. 3.' 
Cuadro de los diferentes acordes. 4.° Método teórico y 
práctico para componer música en el estilo moderno. 
5." Carácter de la música de iglesia. 6." Tratado de 
las propiedades de los modos de las voces y de los ins- 
trumentos. 7.° Tratado de la decadencia de la música. 
8." Opinión sobre el sistema de Guido d'Arezzo. 9." 
Observaciones contra la GeneupTionia de Virués. 10. 
Notas curiosas^ como adiciones á la escuela de mú- 
sica del P. Nassarre. (Copiado del Diccionario técnico 
Mstórico.y liográfico de la música., por D. José Parada 
y Barrete : Madrid, 1868, pág. 352.) El Sr. Fetis, en 
su Biografía universal de músicos., tomo vm, pág. 2, 
París, 1865, escribe lo mismo de Secanilla; de modo 
que el Diccionario técnico lo ha traducido de la obra 
de Fetis. En el manuscrito que poseemos del Sr. Pérez 
dice de este maestro, entre otras cosas: «Buen maes- 
tro de capilla y hombre de muchos conocimientos como 
didáctico, historiador y literato en la música.» Des- 
pués, hablando de las obras que Secanilla ha dejado 
manuscritas , que son las mismas que cita Fetis , aña- 



l.'SEC. — EFEM. — JTJNIO 4. VINYALS. — BELTRAN. ÜOS 

de el Sr. Pérez: «Todas estas obras deberían exami- 
narse, y dar publicidad á las que lo mereciesen; y ya 
que así no fuere , adquirir los manuscritos y deposi- 
tarlos en una sala de la Biblioteca, ó bien en el Conser- 
vatorio de música , » con cuya idea estamos de acuer- 
do, lid. Lira Sacr o- Hispana ^ en el tomo i, serie pri- 
mera , siglo XIX , publica de este maestro un Pange 
lingua á siete voces en dos coros, y una Salve Regina^ 
á cuatro voces , con violines, trompas, órgano y bajo. 

(*) Dia 4, 1809, Muere en Tarrasa, á la edad de 
cuarenta y dos años, el P. D. Benito Vinyals y Gali. 
En las Efemérides de músicos es'pañoles que dimos á luz 
en Madrid en 1860, ponemos en la pág, 64 que el Pa- 
dre Vinyals habia sido maestro del colegio de Mont- 
serrat, porque así se nos dijo desde Tarrasa ; pero des- 
pués no hemos encontrado documento alguno que así 
lo confirme. Lo que sí tal vez será muy positivo es que 
el P. Vinyals estudiaría música en Montserrat , y sería 
quizá un buen organista , y es probable que este Padre 
Benito Vinyals y Gali sea hermano del P. José Vin- 
yals y Gali , ambos naturales de Tarrasa y con los dos 
apellidos iguales , y el P. José Vinyals y Gali ( 10 Ene- 
ro , t. i) es el que efectivamente fué maestro del expre- 
sado colegio de música de Montserrat. 

(I) Dia 4, 1827. Nace en Valencia D. José María 
Beltran y Fernandez, músico mayor del regimiento 
infantería de Zamora , núm. 8 , en 1860 ; condeco- 
rado con la cruz americana de Isabel la Católica , y 
con la de San Fernando de primera clase. En 1862 pu- 
blicó en Madrid un Método completo de cornetin y de 
fliscorno^ con pistones ó cilindros. En Mayo de 1866^ 
una pieza intitulada Socorro Pilar , en 4.", cuatro pági- 
nas, y en Julio de este año un Método de hajo profun- 
do, en 4.°, 68 páginas. 



504 I.' SEC. — EFEM. — JUNIO 4.— CORTABITARTE.— GASQUE. 

(N. I) Dia 4, 1828. Nace en Lequeitio, provincia 
de Vizcaya, D. Francisco Cortabitarte y Arrazate. El 
dia 22 de Abril de 1852 ingresó como alumno de canto 
del Conservatorio en la clase del Sr. Valldemosa; y en 
los concursos públicos de dicha enseñanza efectuados 
en el propio establecimiento en Junio de 1856 obtuvo 
el primer premio. Después ha cantado de primer tenor 
de zarzuela en los principales teatros de España con 
feliz éxito. También hemos visto del Sr. Cortabitarte 
algunas composiciones sagradas para voz y órgano , de 
bastante buen efecto y bien escritas , dando á conocer 
que no le son desconocidas las reglas de armonía y 
composición. Á fines de 1879 estaba de tenor super- 
numerario de la Real Capilla. 

(Ñ. I) Dia 4, 1831. Nace en Murcia D. José Ma- 
ría Gasque y Llopis. (Véase el dia 29 de Octubre.) 
Arrastrado instintivamente al estudio de la música, 
hizo rápidos progresos en tan noble arte, bajo su pro- 
pia dirección, y sin más auxilio que los buenos libros, 
distinguiéndose-ya á la edad de quince años , muy no- 
tablemente como flautista y como compositor. 

A los diez y siete años publicó dos sinfonías á gran- 
de 'orquesta y banda militar , que merecieron el aplauso 
de los inteligentes, y dejaban ver las excelentes dotes 
de su rica imaginación, 

Eeclamado al servicio de las armas á la edad de 
diez y ocho años , ocupó una plaza de músico en el re- 
gimiento de la Princesa , de cuyo músico mayor, señor 
Villeti, mereció una particular distinción, confiándole 
trabajos artísticos que le honraron mucho. 

Cumplido su empeño militar, y después de haber 
recibido las primeras órdenes del sacerdocio, se pre- 
sentó en 9 de Marzo de 1857 á hacer oposiciones á la 
magistratura de capilla de la catedral de Murcia , cuya 
plaza obtuvo y desempeñó hasta su fallecimiento, ocur- 



1." SEC. — EFEM. — JUNIO 4, PINTADO. — 5, MARTÍNEZ. — MANZAXO. 505 

rido en 29 de Octubre de 1859 , habiendo tenido antes 
la honra de ser llamado por el ayuntamiento de Ali- 
cante para ser juez en las oposiciones de maestro de 
capilla de aquella colegiata. • 

Durante este corto y último período de su vida, es- 
cribió un crecido número de obras religiosas, revesti- 
das de un carácter tierno y edificante, salpicadas de 
rasgos apasionados y aquilatadas por el exquisito sen. 
timiento y elevado espíritu de su autor. Entre ellas 
figuran como más notables una Misa á cuatro con or- 
questa y órgano, otra á orquesta y voces, unas víspe- 
ras, un Miserere y un Responsorio de Navidad, en el 
cual tiene demostrado un diestro manejo en todas las 
especies del contrapunto, pero muy especialmente en 
el llamado libre y florido, en donde ha ostentado todas 
las galas de su elevado talento. 

Sus obras se conservan en el archivo de la catedral 
de Murcia. 

(N. I) Dia 4, 1833. Nace en Oviedo D. Carlos 
Pintado y Arguelles. En Octubre de 1860 estaba de 
músico mayor en Ceuta , y en Marzo de 1868 ocupaba 
la misma plaza en el regimiento de Soria, para cuya 
banda habia compuesto, entre otras piezas, el paso do- 
ble titulado El Indio / y á fines de 1869 desempeñaba 
el cargo de primer violin á solo en el gran teatro del 
Liceo de Barcelona. 

(*) Dia 5, 1628. Nace en Badajoz el compositor 
D. Ildefonso Martínez, de cuyo maestro sólo se nos dio 
la fecha de su nacimiento, y por lo tanto nada sabemos 
de su vida artística. 

(I) Dia 5,' 1807. Nace en Burgos D. Bonifacio 
Manzano. En 1815 entró de colegial en el de infantes 
de coro de la metropolitana catedral del expresado Búr- 



506 1." SEC— EFEM. — JUNIO 4. — MANZANO. 

gos , en cuyo colegio estudió el solfeo y composición 
con D. Gregorio Indego (Catálogo), racionero y maes- 
tro de capilla de aquella catedral , hasta 1825 , en que 
salió á hacer oposición á una capellanía de la catedral 
del Burgo de Osma , afecta á la plaza de segundo orga- 
nista ; y habiendo obtenido la primera censura entre 
los cuatro opositores que concurrieron , recayó en el 
Sr. Manzano la elección, desempeñando este destino 
durante un año. En 1826 hizo oposición á la prebenda 
ración afecta á la plaza de primer organista de la cate- 
dral de Segovia; y obtenida la primera censura entre 
dos opositores que concurrieron, fué electo para dicha 
prebenda, que desempeñó hasta 1830, en cuyo año, en 
que sólo contaba veinte y tres , hizo asimismo oposi- 
ción al magisterio de la catedral de León , que obtuvo 
siendo el maestro Doyagüe censor, no obstante de ser 
tres los opositores, y que desempeñó hasta 1834, ha- 
biendo también concurrido el año anterior á éste, es 
decir, en 1833, á las oposiciones á la canongía afecta 
al magisterio de la catedral de Oviedo, que, siendo tres 
los opositores, obtuvo igualmente que el electo algunos 
votos en su favor. En 1834 volvió á ocupar la preben- 
da y maestría de la catedral de Segovia, dispensándole 
el cabildo los ejercicios de oposición, puesto que ya 
los habia verificado en 1826. 

En 1861 seguía desempeñando el referido magiste- 
rio de Segovia, y en el mismo destino creemos que se- 
guía á fines de 1870. Entre las composiciones de mú- 
sica religiosa que existen en el archivo de la catedral 
de Segovia de los maestros de capilla que allí hubo, 
merece particular atención la del maestro D. Bonifacio 
Manzano, pues con justicia puede decirse que, sin fal- 
tar á las severas reglas del arte, agrada al oído, y sus 
acordes armonías, que hablan al corazón de los fieles, 
tienen la ventaja de hablar también al gusto, reunien- 
do la naturalidad para las voces , como igualmente en 



1.' SEC. — EFEM. — JUNIOS. — FERNANDEZ. 507 

la parte instrumental. El antecesor del Sr. Manzano en 
el magisterio de Segovia en 1834 lo fué D. Manuel La- 
guía, cuyo magisterio , creado, según nota que posee- 
mos , por el Pontífice San Pió V, estuvo dotado desde 
su fundación hasta el último Concordato, en una me- 
dia ración , ó sea medio canonicato, y ciento cincuenta 
ducados en metálico, con cincuenta fanegas de grano, 
en cuyo sobresueldo se diferenciaba de los demás pre- 
bendados músicos , que eran hasta ocho, todos de voz. 
Si bien se dice en la nota que se nos mandó de Sego- 
via que el magisterio de su catedral fué creado por el 
Papa San Pió V, nosotros opinamos fundadamente que 
lo fué dos siglos antes , si bien tal vez con otro nom- 
bre ó título, pues nos consta que uno de los magiste- 
rios de capilla más antiguos de España lo es el de Se- 
govia. Para probar nuestro aserto sólo diremos que 
San Pío V gobernó la Iglesia desde el 7 de Enero de 
1565 hasta el 1." de M^yo de 1572, y en 5 de Setiem- 
bre de 1303 estaba ya de chantre ó cantor en la referi- 
da catedral de Segovia D. Domingo García , aunque 
también podia suceder que sólo se cantara á canto lla- 
no. De todos modos , hemos expuesto nuestra pobre 
opinión sobre el particular , tanto por lo que acabamos 
de manifestar en apoyo de ser el magisterio de Sego- 
via de los más antiguos de España, como también para 
recordar á nue stros lectores lo que decimos en las 
Efemérides de músicos españoles, M.Q.diú6.^ 1860, página 
239, de que en Segovia había un lilro de canto muy an- 
tiguo^ del año 752. 

(N. I) Dia 5, 1838. Nace en Madrid D. Manuel 
Fernandez y Grajal. El dia 5 de Setiembre de 1852 fué 
matriculado como alumno del Conservatorio, y en los 
concursos públicos de composición efectuados en el 
citado establecimiento en Junio de 1864 obtuvo el 
primer premio, siendo su profesor D. Emilio Arrieta. 



508 1." 3EC. — EFEM. — jumo 5. — DDCARSI. 

El libro de la Sociedad de socorros mutuos dice quje 
nació el dia 5, y éste es efectivamente el dia del naci- 
miento, y no el 6, como dicen los documentos del Con- 
servatorio. También obtuvo el Sr. Fernandez el se- 
gundo premio de piano en los concursos públicos de 
dicho instrumento efectuados en el propio estableci- 
miento en Junio de 1859, siendo discípulo del señor 
MendizábaL El dia 15 de Enero de 1878 fué nombrado 
profesor auxiliar de solfeo de la Escuela nacional de 
música, con el sueldo de mil pesetas anuales. Final- 
mente, dicho señor ha compuesto también algunas 
obras musicales. 

(N.) Dia 5 , 1844. Muere en Madrid, á la temprana 
edad de veinticinco años, D. Manuel Ducassi, buen 
compositor y notable violoncelista. Discípulo del 
Conservatorio en 1833 , á los catorce años de edad 
(1835) compuso su primera ópera, Semiramide Riconos- 
ciuta , y al año siguiente la segunda, con el título de 
Tamisto e Polivete, óperas que no llegaron á represen- 
tarse. No así la tercera ópera, Gahriela di Vergi, que se 
estrenó en el teatro de la Cruz de Madrid, en la noche 
del 25 de Mayo de 1839, con un éxito lisonjero para 
su autor, que fué llamado á la escena á recibir del pú- 
blico entusiasmado el premio á que aspira todo autor. 

Ducassi fué igualmente maestro de violoncelo del 
Conservatorio, del cual habia sido discípulo. Durante 
el corto período de su vida tuvo sinsabores de cuan- 
tía , ya de familia como artísticos , los cuales sin duda 
fueron la causa de su temprana muerte , no obstante 
de ser un buen hijo, excelente esposo, cariñoso padre 
y fiel amigo. (Copiado de La Iberia Musical del 21 de 
Agosto de 1845.) A las anteriores líneas sólo debemos 
añadir que fué muy apreciable como artista y hombre 
en sociedad, y nadie mejor que nosotros lo puede afir- 
mar, pues que le tuvimos por larga temporada de vio- 



1/ SEC.-EFEM.-JUNIO 5.-L0PEZ.-VlLLAGnAN.-ECHEVKRRÍA.-LA.PE?>A. 50* 

loncelo al cémbalo, cuando desempeñábamos la plaza 
de maestro compositor y director de la compañía de 
ópera italiana que actuaba en los teatros del Príncipe 
y de la Cruz de Madrid, y que su sensible muerte fué 
una gran pérdida para el arte, para su familia y tam- 
bién para sus numerosos amigos, porque se hacía que- 
rer, además, por su bellísimo carácter. En las Biogra- 
fías de los músicos más distinguidos que publica La 
España Musical de Barcelona, en su tomo ii, pág. 109, 
se halla una muy bien escíita del Sr. Ducassi. 

(N. |) Dia 5, 1846. Nace en Burgos D. Bonifacio 
López y Saez de González. En Agosto de 1869 se halla- 
ba de organista de la parroquia de San Lorenzo, en su 
ciudad natal. / 

(N. I) Día 5, 1854. Nace en Codorniz (Segovia) 
doña Bonifacia Villagran y Gil San. En Febrero de 1870 
fué matriculada en la Escuela nacional de música en la 
clase de canto, y en los concursos públicos de esta 
enseñanza efectuados en Junio de 1873 obtuvo el pri- 
mer premio , siendo discípula de D. Lázaro María Puig. 

(N. I) Dia 5, 1857. Nace en Vitoria doña Bonifa- 
cia Echeverría y Aguirre. En Octubre de 1878 fué ma- 
triculada en la Escuela nacional de música , y en los 
concursos de armonía efectuados en el mismo estable- 
cimiento en Junio de 1879 obtuvo el primer premio, 
siendo discípula del Sr. Galiana. 

(N. I) Dia 5, 1878. Muere en Madrid D. José La- 
peña y Martínez , notable profesor de contrabajo, que 
pertenecía á la famosa Sociedad de Conciertos^ y á la no 
menos celebrada orquesta del teatro Real. Ocurrió su 
inesperada y sentida muerte cuando escasamente con- 
taba unos treinta y tres años de edad. 



510 1.' SEC. EFEM. JuiHiO 6.— QARCÍA..— SILVESTBE/' 

(=) Día 6, 1710. Muere en Zamora el celebrado 
maestro de capilla de la catedral, presbítero D. Juan 
García Salazar. En la parroquia de San Isidoro , y por 
acuerdo del limo. Cabildo, fué sepultado al dia siguien- 
te en la misma iglesia catedral. Copiamos de la Revista 
y Gaceta musical^ año II, Madrid 25 Mayo 1868 , nú- 
mero 21, pág. 90, lo siguiente: «Noticias sacadas de 
la secretaría capitular de la iglesia catedral de Zamora . 
— No se ha encontrado la admisional magisterio de ca- 
pilla de esta santa iglesia del Sr. D. Juan García Sala- 
zar; sin embargo, consta que en el año de 1691 era 
maestro de capilla. En el año de 1705 consta haber 
donado al colegio seminario de música cien varas de 
lienzo para sábanas y roquetes para los colegiales. En 
el año 1708 consta haber donado á la iglesia catedral 
una cruz de plata y tres albas. En el año 1710 consta 
haber fallecido dicho maestro Salazar , habiendo deja- 
do en su testamento por heredero universal á la fá- 
brica de esta santa iglesia catedral de Zamora. » El 
Sr. Soriano Fuertes , en su Historia de la música es- 
pañola, tomo III, pág. 189, dice: «Según Eslava , fué 
uno de los compositores más excelentes de su tiempo, 
tanto por su genio como por su talento , distinguién- 
dole de sus contemporáneos la verdad de la expresión 
en las palabras y el buen gusto en sus melodías. La 
Lira Sacro-Hispana ha publicado del maestro García 
Salazar siete motetes. Núm. 1. Hei mihi! á cuatro vo- 
ces solas. Núm. 2. O Rex Gloria! á ocho voces y ór- 
gano. Núm. 3. Qu(B ést istaf á seis voces y órgano. 
Núm. 4. Vidi speciosam , á seis voces y órgano. Nú- 
mero 5. Sancta María ^ á cinco voces y órgano. Nú- 
mero 6. JSfativitas tua^ á seis voces y órgano. Nú- 
mero 7. Mater Dei^ á cinco voces y órgano.» 

(I) Dia 6, 1793. Nace en Teruel el muy aplaudi- 
do profesor de fagot D. Manuel Silvestre, que lo fué 



1.* SEC. — EFEM. — JUNIO 0. — AYUCAR. — PERLADO. 511 

de la Real Capilla y del Conservatorio. (Véase el dia 28 
de Marzo.) 

(N. I) Dia 6, 1851. Nace en Madrid D. Eduardo 
Ayucar y San Juan. En Octubre de 1864 fué matricu- 
lado en segundo año de solfeo en el Conservatorio, y 
• en los concursos públicos de piano efectuados en di- 
cho establecimiento en Junio de 1871 obtuvo el segun- 
do premio, siendo discípulo del Sr. Zabalza. En el cer- 
tamen musical efectuado en Madrid en Setiembre del 
expresado año de 1871, á propuesta de la sociedad El 
Fomento de las Artes ^ ganó el primer premio en dicho 
instrumento. 

(N. I) Dia6,lS70. Muere en Madrid, calle del 
Espíritu Santo, núm. 17, el joven, laborioso y aventa- 
jado pianista compositor D. Pablo Miguel de Perlado. 
Nació en Soria, en donde hizo sus primeros estudios 
en la música. Hacia 1856 ó 57 pasó á Madrid para 
perfeccionarse en el piano , entrando de alumno del 
Conservatorio bajo la dirección del Sr. Mendizábal; 
pero al poco tiempo volvió á su país natal , en donde 
permaneció unos cuatro ó cinco años dando lecciones, 
después de cuya temporada volvió á la capital de Es- 
paña , ingresando de nuevo en el ya citado Conserva- 
torio, y en él obtuvo el segundo premio de piano en 
los concursos públicos celebrados en Junio de 1868. 
El joven y malogrado Perlado habia escrito varias pie- 
zas para canto y piano, pero sobre todo algunas haba- 
neras, que tuvieron gran popularidad. Sin embargo, la 
composición que más fama le dio fué el himno republi- 
cano que dedicó al general Pierrad, y que alcanzó gran 
boga y aplauso. Su muerte fué muy sentida , no sólo 
porque al ocurrir ésta contaba apenas unos veinticua- 
tro años de edad , y que además era el único apoyo y 
sosten de su desolada familia , sino también porque 



5Í2, 1.' SEC— EFEM. — JUNIO 6. — GARCÍA. 

siendo como era muy estudioso y aplicado , podría fá- 
cilmente haberse adquirido una brillante reputación 
entre los primeros y más afamados compositores espa- 
ñoles, perlas repetidas pruebas de talento y genio pri- 
vilegiado que manifestaba en las piezas que babia es- 
crito y publicado, y que tantos aplausos le valieron. El 
periódico La Corrés'pondencia de España del mismo 
.dia en que murió, en su núm. 4,578 de la noche, dice: 
«Ha fallecido en esta capital el reputado profesor de 
música D. Pablo de Miguel Perlado, después de una 
larga y penosa enfermedad. El Sr. Perlado , que desde 
hace muchos años venía siendo el único y constante 
apoyo de una numerosa familia, ha bajado á la tumba 
llevándose las simpatías de cuantos tuvieron ocasión 
de tratarle y de apreciar las excelentes prendas que le 
adornaban.» 

(I) Dia 6, 1871. Muere en París el distinguido pia- 
nista aficionado D. José Heriberto García de Quevedo. 
En La Época ^ periódico que se publica en Madrid, 
en su número del dia 7 de Junio de 1871 dice lo si- 
guiente: «Con el más profundo pesar leemos en uno 
de nuestros colegas que ayer mañana falleció en París 
D. José Heriberto García de Quevedo , ministro pleni- 
potenciario que fué de España en China. Era un dis- 
tinguido literato , un cumplido caballero y un ciuda- 
dano leal y consecuente. Dios le habrá dado su eterno 
descanso.» El periódico La Correspondencia de España 
del dia 13 del citado mes de Junio y año de 1871 , in- 
serta lo que á continuación copiamos : «El Sr. D. He- 
riberto García de Quevedo ha dejado al morir un capi- 
tal que produce 8,000 duros de renta. Sus albaceas son 
los señores duque de Rivas y marqués de Bogaraya, 
los cuales darán publicidad á un tomo inédito del dis- 
tinguido poeta, el cual ordenó que ese libro se impri- 
miera en la casa Bandry.» El autor de esta obra se 



1.° SEC. — EFEM. — JUNIO 7. — JULJÁ. — G0N2ALEZ. 513 

honraba con la amistad del Sr. García de Queyedo , y 
por eso le consta que fué un pianista aficionado muy 
notable y sumamente amante de la música clásica, de 
la que era gran conocedor y apasionado, y que á nos- 
otros nos la hacía oir varias veces en el piano, desem- 
peñada con rara perfección. 

Es notable coincidencia la de que otro amigo nues- 
tro, D. Sinibaldo de Más (4 Setiembre) , hubiese sido- 
poco antes que el Sr. García de Quevedo , y también 
como éste gran inteligente músico aficionado y afama- 
do literato, ministro plenipotenciario de España en 
China, habiendo fallecido asimismo en edad temprana, 
en que todavía podia haber dejado, como efectivamente 
dejó, más obras literarias y musicales que hubieran 
acrecentado su fama... 

(N. *) Día 7, 1758. Muere en Montserrat el padre 
Fr. José Julia. No sabemos si fué natural de Grano- 
Uers; pero sí nos consta que estudió música en Mont- 
serrat y que llegó á ser un organista muy apreciable. 
En 1703 tomó el hábito de monje en este monasterio, 
lo cual efectuó al salir del colegio de música. El ca- 
dáver del P. Julia fué depositado en la sepultura nú- 
mero 7 de la iglesia del expresado Montserrat. 

(I) Dia7,lS2S. Nace en Granada el tenor don 
José González Orejuela. Su maestro de solfeo fué don 
Juan Benitez (Catálogo), primer tenor contralto de la 
capilla de la catedral de aquella ciudad. Hacia 1846 
pasó á Madrid , siendo su maestro de canto el autor de 
esta obra, después el Sr. D. José María de Eeart (6 
Abril), y más tarde D. Basilio Basili. En 1848 hizo su 
primera salida, como comprimario, en el teatro del 
Museo de Madrid con la ópera II Ncihuco. Después pasó 
al coliseo del Circo de la misma capital como altropri- 
mo ienore, y en esta categoría hizo las óperas Macbetto^ 

TOMO II. 33 



514 1." SEC. — EFEM. — JCN:0 7. — GONZÁLEZ. 

/ Lomlardi y María Padiglia , en cuya compañía figu- 
raban como tiples primeras las señoras Verger, Bosio, 
Derevi y los Sres. Ronconi, Verger, Cuzzani, Sermatei 
y otros artistas notables. En seguida fué escriturado 
para el teatro de San Fernando de Sevilla , en donde 
cantó la ópera Zeo?^or¿^ , del maestro Mercadante, ha- 
ciendo la parte de Osear, que es casi de tanta importan- 
•cia como la del primer tenor, habiendo obtenido muy 
lisonjero éxito. El dia 24 de Diciembre de 1849 estrenó 
en el teatro Español de Madrid la zarzuela La Mensa- 
jera, del Sr. Gaztambide , de la que hablamos larga- 
mente en el tomo primero de este Diccionario , páginas 
238 y siguiente. En el teatro de Variedades de Madrid 
hizo Las señas del Arcliidiique ^ Tramoya, Pero-grullo 
y otras varias. Una circunstancia no muy puesta en 
práctica, debemos citar del artista que nos ocupa; y 
es , que estando escriturado en este teatro de Varieda- 
des y haciendo zarzuelas, se puso e¿ifermo el tenor de 
la compañía de ópera italiana que actuaba en el del 
Circo, y por convenio de ambas empresas el Sr. Gon- 
zález cantaba en los dos coliseos un dia sí y otro no, 
cobrando dos sueldos á la vez , y desempeñaba zarzue- 
las en uno y óperas italianas en otro, y én los dos 
como 'primer tenor. De Variedades pasó después al Cir- 
co para hacer El Tio Caniyitas , y luego en el teatro 
de los Basilios cantó otras zarzuelas. Por tercera vez 
lo escrituraron en el citado coliseo del Circo, y aquí 
fué en donde estrenó la zarzuela Jugar con fuego^ que 
tanto llamó la atención del público, así el argumento 
como su música , y que tanto agradó en ella el señor 
González, dándole una envidiable reputación, que con- 
tinuó después del mismo modo, y si cabe aún mayor, 
en las otras zarzuelas, como El Valle de Andorra, El 
Dominó aml, El Marqués de Caravaca , El Estreno de 
un artista. El Sueño de una noche de mra^w, La He- 
chicera, etc., etc.; de manera que de sus resultas 



1." SliC. — EFEM. — JUNIU 7. — ALVAUEZ. tl5 

■González no sólo cantó en las principales capitales de 
España , sino también en el de San Carlos de Lisboa 
y en el de Tacón de la Habana, todas las mejores zar- 
zuelas escritas hasta entonces. En 1865 fué el último 
en que hizo las partes de tenor, desempeñando después 
la de barítono con bastante buen resultado. Inútil nos 
parece decir que fué el primer tenor de zarzuela que 
reunia las condiciones de tal que se requieren para di- 
cho espectáculo, así en voz como en estudios , y por 
esto se escribieron ad lioc para él todas las zarzuelas 
que más boga y crédito alcanzaron en su época de te- 
nor primero . 

D!a7, 1844. Muere en Madrid, calle Ancha de 
San Bernardo, frente al convento del Noviciado, hoy 
dia Universidad Central, el notable pianista D. Anto- 
nio María Alvarez Bedesktain. (Véase el dia 15 de este 
mes.) Vamos á copiar á continuación algunos de los 
párrafos de la excelente biografía que de este pianista 
publicó La Iberia Musical y Z¿íerfl^n¿í, Madrid, 11 y 14 
de Julio de 1844, números 55 y '56, año iii, firmado 
con las iniciales A. F., con el título de Estudios Mo- 
gráficos^ sintiendo que por su mucha extensión no po- 
damos insertarlo íntegro. Dicen así; «D. Antonio Al- 
varez Bedesktain nació enGuadalajara en 1817 (1). Los 
sucesos del año 23 obligaron á su buen padre á trasla- 
darse con su familia á Cádiz, y á sufrir las consecuen- 
cias de aquella triste época. Regresado á Madrid al poco 
tiempo, pudo proporcionar apenas á su tierno hijo la 
instrucción que reclamaba, y bien pronto llegó éste á 
adquirir el conocimiento de los autores clásicos, reco- 
giendo cuantas nociones elementales hallaba en algu- 
nos métodos, aumentándose por grados cada dia su 
pasión al arte (si bien por el dibujo él mismo se ha 



(i) En i8i5 fué. — Saldoni. 



516 1.* SEC. — EFEM. — JUNIO 7. ALVAREZ. 

reconocido siempre con el mayor ingenio) , hasta que 
en 1830 se abrió un ancho campo á sus deseos con la 
benéfica instalación del Conservatorio de música de 
María Cristina , en donde obtuvo sin dificultad una 
plaza de alumno interno , privado de seguir el estudio 
de las leyes por las adversidades de la suerte. Allí fué 
donde Alvarez, en medio de aquella juventud que tanto 
honor está dando hoy á su patria , logró llamar desde 
luego la atención de su maestro Albeniz, por su decidi- 
do conato y aprovechamiento ; y á costa délos mayores 
sacrificios y desvelos para olvidar la mala escuela que 
habia recibido, y en fuerza de una heroica perseveran- 
cia, pudo presentarse en primera línea y sobresalir en 
los exámenes que tuvieron lugar antes del año , obte- 
niendo una de las pocas medallas de plata con que se 

distinguió la aplicación y el mérito 

»Cuando motivos poderosos , fundados en un extre- 
mado cariño , le obligaron á restituirse al hogar pater- 
no, parecía natural que el joven Álvarez se hubiese 
procurado alguna distracción , más libre ya de aque- 
llos afanes ; pero esto mismo contribuyó aún á que se 
lanzase con infatigable ardor en la espinosa senda que 
ya habia comenzado , empleando todos los días cons- 
tantemente de ocho á nueve horas en el penoso estu- 
dio de Crámer , Eerz , Hummel y otros autores de no 
menos valía, sin miedo de que su salud se quebranta- 
se, logrando en breve una ejecución, una brillantez, 
una fortaleza admirables , con aquel colorido de senti- 
miento naturalmente emanado de la ternura de su al- 
ma. ¡Ah! ¡Yes posible que el fruto de tanto trabajo 
se haya malogrado en un sólo instante...!» El autor 
de esta cronología continúa diciendo «que Alvarez, en 
su afán de saber, se dedicó tamUen á la ciencia del 
cálculo y de la medida^ descollando asimismo al fin 
del curso entre los demás de la Academia de San Fer- 
nando ; que asistió á las cátedras de física , de meca- 



I.'SEC. — EFEM. — JUNIO 7. — ALVAREZ. 517 

nica, etc.; que en 1836 entró en la dirección de telé- 
grafos en clase de oficial cuarto de glosacion, ofrecien- 
do sus luces resultados de que otros se luihráii aprove- 
chado^ siendo al mismo tiempo un hábil calígrafo ; que 
habiendo perdido á su padre , tuvo necesidad de po- 
nerse al improdo tralajo de un escritorio en cierta casa 
de giro ^ donde por una asignación reducida^ ni aun le 
era dado disponer de los dias festivos , y todo esto para 
poder mantener á la familia de su querido padre. En 
, vista de que en este nuevo destino no podia atender 
como deseaba á las obligaciones que voluntariamente 
se habia impuesto , acudió á su maestro Albeniz, y éste 
le proporcionó algunas de sus muchas lecciones , con 
lo cual Alvarez volvió insensiblemente á la vivacidad 
y buen humor antiguos, ensancháridosele su corazón 
en aquella vida que se le presentaba, mostrándose su- 
mamente agradecido á su protector y maestro...» «La 
reputación de que ha gozado, continúa diciendo el 
cronologista, el número de discípulos y casas notables 
que llegó á granjearse en el espacio de seis años, daria 
la mejor fé de su habilidad y mérito , á no haberlo 
reconocido así el voto de todos los profesores é inteli- 
gentes de la corte, ya como pianista consumado, ya 
como profundo conocedor de un arte elevado hoy á 
verdadera ciencia... En suma, considerado Alvarez 
como artista y como maestro , puede decirse que ha 
llenado todas las cualidades necesarias para ganarse 
un nombre... En dos ocasiones, sin embargo, que se 
presentó á tocar en público en la Academia Matriten- 
se, rogado por sus amigos, arrebató en entusiastas 
aplausos á la escogida concurrencia , particularmente 
en la fantasía de la Norma del Sr. Albeniz , que eje- 
cutó á completa orquesta con aquella brillante escuela 
de Herz^ con aquel ritmo y acento apasionado de 
Dusseli^ de Weier y Beethoven...» 



518 1.' SKC. EFEM. — JUNIO 7, SEGURA. — RUBIO. — 8, FUENTE3. — ONGAY. 

(N. *) Día 7, 1852. Nace en Valencia D. Roberto 
Segura y Villalva. En Setiembre de 1873 fué matricu- 
lado como alumno en la Escuela nacional de música en 
quinto año de piano, y en los concursos públicos de 
dicha enseñanza efectuados en la misma Escuela en 
Junio de 1874 obtuvo el primer premio, siendo su pro- 
fesor el Sr. Compta. Igual premio obtuvo en los con- 
cursos públicos de armonía que tuvieron lugar en el 
propio establecimiento en Junio de 1875, siendo dis- 
cípulo del Sr. Galiana. 

(N. *) Bla 1, 1860. Nace en Talavera (Toledo) 
doña Adelaida Rubio y Dorado. El dia \° de Octubre 
de 1871 fué matriculada en \d. Escuela oíacional de mú- 
sica en la clase de solfeo , y en los concursos públicos 
de dicha enseñanza efectuados en la citada Escuela en 
Junio de 1873 obtuvo el primer premio , siendo su pro- 
fesor D. Emilio Serrano. 

(N. ) Dia 8, 1768. Muere en Valencia D. Pascual 
Fuentes, nacido en la propia ciudad á principios del 
siglo XVIII. En 1757 fué nombrado maestro de capilla 
de la catedral del citado Valencia, después de haber 
ejercido este mismo cargo por espacio de muchos años 
en la iglesia de San Andrés de dicha capital. Ha dejado' 
un gran número de obras religiosas, como Misas, sal- 
mos, motetes y villancicos de bastante mérito, siendo 
considerado como uno de los representantes de la es- 
cuel a valenciana de música religiosa. 

(Copiado del Diccionario técnico^ Mstórico y Uográ- 
fico de la música^ por D. José Parada y Barreto. Ma- 
drid, 1868, pág. 189.) 

(* ) Dia 8, 1803. Muere en Madrid, calle de Jesús 
del Valle, casa del Pez, el acreditado violin de la Real 
Capilla D. Vicente Ongay. Este profesor fué uno de los 



I.° FtX.— EFEM. — .IL'NIO 8. — IIUEIITA. 519 

que gozaron de mucha fama entre sus contemporáneos, 
y el dia 20 de Marzo de 1781 juró la plaza de violin de la 
Real Capilla. Nació en Madrid , siendo bautizado en la 
parroquia de Santiago , y fué uno de los fundadores de 
La Concordia. Al fallecer era feligrés de la de San Mar- 
tin , de cuyo archivo hemos sacado la fecha de su muer- 
te, pues los libros de La Concordia dicen que ocurrió 
el dia 9, lo cual es una equivocación. 

(=) Dia 8, 1804. Nace en Orihuela el afamado gui- 
tarrista D. Trinidad Huerta y Catauela. Copiaremos al- 
gunos párrafos de la biografía que de este músico pu- 
blicó el Boletín Oficial de la provincia de Málaga del 
jueves 24 de Setiembre de 1835: «D. Trinitario Huerta 
y Catauela nació en Orihuela el año de 1803, de una 
buena familia española. Desde sus primeros años ma- 
nifestó que habia nacido para la guitarra : su afición 
al arte de Euterpe, y sobre todo á ese árido y estéril 
instrumento, se manifestaba en todas sus acciones y 
pensamientos. Educado en Salamanca, aprendió en 
muy temprana edad la música en el colegio de San 
Pablo : su imaginación ardiente, y su cabeza verda- 
deramente música, se avenían mal con otros estudios 
graves y poco poéticos. Salióse del colegio á ios quince 
•años, y hombre ya, en su independencia halló estrecho 
para su alma , ansiosa de ver y sobreponerse al vulgo., 
el círculo de su patria. Llegó á París, donde se vio 
animado y protegido por el famoso Manuel García: 
empero no habiendo contado nunca con más recursos 
que su habilidad, que era ya entonces extraordinaria, 
y su voz, la guitarra fué su destino, fué su existen- 
cia, fué él mismo. Huerta, efectivamente, habia llega- 
do á saber lo que todos pueden aprender, y salvaba ya 
la línea que sólo es dado salvar á los hombres de ge- 
nio. La melodía, la armonía, nacían á la par entre sus 
dedos. Su rapidísima ejecución y su manera de arpe 



520 1." SEC. — EFEM. JUNIO 8. — HUEIiTA. 

giar le pusieron desde luego en primera línea. Des- 
pués de haber dado algún concierto en París , pasó 
Huerta á los Estados Unidos, recorrió la Martinica, y 
hasta en el Canadá logró triunfos entre los indios es- 
tupefactos : si entre los pueblos civilizados debia pasar 
por el depositario de la lira deEuterpe, entre los hom- 
bres de la naturaleza era el mismo dios de la música. 
En Nueva York dio varios conciertos que le produje- 
ron montones de plata , y aun cantó en El Barlero^ 
con García, durante una enfermedad del bajo de la 
compañía italiana de aquella ciudad. 

»Parece que la naturaleza se ofendía , sin embargo, 
de que quisiese repartir y subdividir el don con que 
tan pródigamente le habia dotado. Una enfermedad de 
pecho le privó de la voz , y quedó desde entonces más 
identificado que nunca con su guitarra. Provisto de 
muy lisonjeras recomendaciones del general Lafayette, 
que le profesaba gran amistad, homenaje á su mérito, 
recorrió los Estados Unidos , recogiendo por todas par- 
tes oro y aplausos. De los Estados Unidos pasó á la 
Habana , y su fiel guitarra le salvó en la travesía del 
furor de unos piratas que , habiendo saqueado su bu- 
que y ahorcado al capitán , maltrataron á todos los pa- 
sajeros, menos al moderno Orfeo. 

»Poco después se embarcó para Europa , y Londres. 
le acogió en su seno. En aquella populosa capital no 
fueron menores sus triunfos: La Pasta, Lablache, Don- 
zelli, Dragonetti, Devenniz, Curioni, Grammer, Mo- 
sheles , los principales artistas filarmónicos allí resi- 
dentes á la sazón , se apresuraron á cooperar á sus con- 
ciertos: granjeóse la protección de las primeras perso- 
nas de la corte : la princesa Victoria , la duquesa de 
Kent , el duque de Sussex , el de Devonshire y otros 
personajes, le proveyeron de enérgicas recomendacio- 
nes para sus viajes sucesivos. 

»De Londres pasó á Malta , y fué á hacer resonar la 



1." SEC. líFEM. — JUNIO 8. — HUERTA. 521 

humilde guitarra española dentro de los muros de la 
antigua Bizancio, capital del decrépito imperio de Mah- 
moud : hízola conocer á los habitantes del Egipto en 
diversos puntos , y llegó á arrancar de ella sones ar- 
moniosos y cantos divinos al pié del mismo Gólgota, 
en la santa Jerusalen , más gigante que los cedros del 
Líbano , entre los cuales resonaban sus mágicos acen- 
tos, y hasta donde fué con Mad. Montefiori, hermana 
de la esposa del famoso Rostchild, banquero de Londres. 

»De vuelta á París el año 30, se relacionó con Rossi- 
ni , con Paganini , con las primeras notabilidades mú- 
sicas de Europa : dio varios conciertos , y alguno de 
ellos en los teatros, á beneficio de los emigrados libe- 
rales de todas naciones : rasgo que hace tanto honor á 
sus cualidades privadas como á su talento músico ; y 
mereció, en fin, verse socio honorario y de número de 
todas las sociedades filarmónicas de Londres y París. 

»E1 año 33 pasó á San Sebastian con intención de 
ver una corrida de toros y renovar las ideas de su pa- 
tria , si puede tener otra patria que el orbe un talento 
tan general. Allí tuvo el honor de presentarse á S. A. 
serenísima el señor infante D. Francisco de Paula, 
delante de quien tocó desde las nueve hasta las once 
de la noche. Volvió en seguida á París , dio su últi- 
mo concierto de despedida, y se puso en camino para 
España de nuevo por Tolosa y Perpiñan, trayendo con- 
sigo y á sus expensas algunos emigrados desprovistos 
de recursos. En Barcelona dio tres conciertos, dos en 
una sala y el último en el teatro. Embarcóse y llegó á 
Valencia , después de haber naufragado en el golfo de 
San Jorge y de haberse salvado él con su guitarra, así 
como César con sus Comentarios. Oyéronle también 
los edetanos, desde cuya ciudad se trasladó á la Alcar- 
ria, con objeto principalmente de abrazar á su anciano 
padre después de tantos años de ausencia. 

»La guitarra en sus manos es otro instrumento no 



522 1." SEC. EFEM. — JUNIO 8. — HUERTA. 

conocido, nunca oido. Nada podrá dar de esta inexpli- 
cable verdad una idea más clara que la traducción de 
la siguiente carta de Víctor Hugo, escrita reciente- 
mente al Sr. Huerta, y los versos franceses con que 
concluiremos este artículo , improvisación de la céle- 
bre Mad. Girardin Delfingay, después de haberle oido: 
«Puesto que da V. algún valor, señor de Huerta, á 
una opinión tan poco importante como la mia, me con- 
templo feliz al explicarle hasta qué punto me ha en- 
cantado su habilidad. La guitarra, ese instrumento tan 
circunscrito, no reconoce límites entre sus manos. Us- 
ted le hace producir todos los sonidos, los acordes to- 
dos, todos los cantos. Usted sabe sacar de esas pocas 
cuerdas las notas más variadas, las que hablan al alma, 
al entendimiento, al corazón. La guitarra de V. es una 
orquesta. Gusto mucho de la España y de los españo- 
les, señor de Huerta, y por consiguiente de la guitar- 
ra; pero sobre todo en las manos de V.: en ellas no es 
ya solamente una cuerda que suspira; es una voz, una 
verdadera voz que canta, que habla y que llora: una de 
esas voces profundas que hacen pensar á los que son 
dichosos y que inclinan á la meditación á los que es- 
tán tristes. Crea V., señor de Huerta, que tengo el ma- 
yor placer en comunicar mis ideas á V. en este par- 
ticular, y acepte las seguridades del deseo que tengo de 
servirle. París 16 de Febrero de 1834. — Víctor Hugo.yy 

A M. HUERTA 

APRÉS l'aVOIR ENTENDU SUR LA CUITARE; 

improvisation de Mad.. E. de G 

Heureux pays d'Andalousie, 
Garde ta joie et ta fierté, 
Ta noble part si bien choisie ; 
Honneur, amour et poésie, . 
Váut mieux qu'argent et liberté! 



1.' SEC. EFEM. JUNIO 8. HUERTA. 523 

L'avez-vous entendu, ce troubadour d'Espagne 
Qu'un art mélodieux aux combats acompagne? 
Sur sa guitare il chante et soupire a la fois; 
Ses doigts ont un accent, ses cordes une voix: 
Son chant est un poeme harmonieux sans rime, 
Tout ce qui l'on épróuve, qu'on réve ce qu'il l'exprime: 
Les cceurs a ses accords se sentent rajeúnir; 
La beauté qui l'écoute, heureuse en souvenir, 
S'émeut, s ourit, et pleure et croit entendre 
Ce qu'on lui dit jamáis de plus doux, de plus tendré, 
Sa guitare, en vibrant, vous parle tour a tour, 
Le langage d'esprit, le langage d'amour; 
Chacun y reconnait Pinstrument qui l'inspire; 
Pour le compositeur c'est un orchestre entier 
G'est le tambour léger pour le Basque en delire; 
C'est le clairon pour le guerrier, 
Pour le poete, c'est la lyre!» 

Veamos ahora lo que dice el Sr. Soriano Fuertes 
del guitarrista Huerta en su Historia de la música es- 
pañola^ tomo IV, pág. 214, año de 1851: «D. Trinidad 
Huerta, natural de Orihuela, debe su habilidad á su 
ingenio. La prensa periódica ha hecho el apoteosis de 
e^te tocador de guitarra , que habiendo corrido gran 
parte de Europa, y lucido delante de príncipes y Re- 
yes, la que lo es de España, Isabel II, le condecoró, en 
premio de su mérito , con la cruz de caballero de la 
Orden de Carlos III. El principal mérito de Huerta con- 
siste en la dulzura de los sonidos que produce cantan- 
do sobre una cuerda. Hace con primor las terceras, 
y un arpegio sumamente complicado, que se debe á su 
invento. Su música se resiente de falta de conocimien. 
tos armónicos. Con sus pasos más delicados mezcla 
continuamente una especie de rasgueo , á que da el 
nombre de Tutis , con los cuales apaga la ilusión que 
inflama cuando pulsa las cuerdas con halago. Este 
contraste de b ueno y malo fué causa de que Sors le 
deñniese con el nombre de sublime harlero^ y de que 
Aguado dijese que ultrajaba el instrumento. Si Huerta 



524 1." SKC. — EFEM. — JÜXIO 8. CARDELt,A.CH. 

aventase su música como el labrador aventa su mies 
trillada para dar el grano á los racionales y la paja á 
las bestias , no cabe duda de que sería admirado de los 
profesores más severos, porque cuando canta, en- 
canta.» 

(*) Día 8, 1809. Muere en Montserrat, á la una 
de la madrugada, el virtuoso P. Fr. Miguel Gardellach. 
Fué un excelente organista y distinguido tocador de 
violoncelo ; pero en el monasterio estimaban más 
otras cualidades que las que él poseia como músico, 
según se verá por la nota que de allí hemos sacado, y 
que dice literalmente así: «Núm. 158. — El P. Fr. Mi- 
guel Gardellach, natural deTarrasa, tomó el santo 
hábito en 1758. Salió á colegios , en donde con su ta- 
lento adquirió una instrucción más que mediana. Con- 
cluidos los estudios , volvió en seguida á esta Santa 
Casa (Montserrat); pero la obediencia no le dejó gozar 
del reposo y retiro de la celda , que parecía el único 
anhelo de su corazón, destinándole sucesivamente en 
los empleos de vicario de Santa Cecilia , sacristán se- 
gundo, y después sacristán mayor. Posteriormente fué 
electo maestro de novicios , cuyo cargo desempeñó du- 
rante más de doce años, y lo ejerció con universal 
aceptación , así de los Superiores como de todos sus 
discípulos, quienes veían de continuo en él un ejem- 
plar vivo de todas las virtudes cristianas y monás- 
ticas. 

»Era tan grande la opinión de santidad que de él ha- 
bían concebido los monjes, que si alguna vez éstos es- 
taban en corrillo divirtiéndose , bastaba avistar de 
lejos al maestro Cardellach para componerse y estar 
más modestos. Asimismo en lo tocante á costumbres 
y ceremonias de la casa era el que tenía más autoridad 
en el monasterio, y así bastaba su voto en estas mate- 
rias para dar por decidido el caso, cualquiera que fue- 



1.' SEC. — EFEM. — JUNIO 8. — CAUDELLACH. 525 

se, sin más apelación. Su modestia era admirable, su 
trato dulce , yendo todo acompañado de una gravedad , 
no austera , sino amable , que cautivaba los corazones 
y le concillaba una respetuosa veneración. Era suma- 
mente observante , y sus discípulos atestiguan que no 
le vieron tomar jamás los dos meses que concede la ley 
para ir á recreo , ni tampoco bajar á la casa de campo 
conocida con el nombre de Viña JVueva en los tiempos 
de recreación , contentándose con subir á la montaña 
á descansar algunos dias, en compañía de un ermitaño 
amigo suyo, tenido por muy buen religioso. JVo dele 
quedaren olvido que era muy luen músico^ y queasistia 
á todas las funciones que liay costumbre de concurrir 
la Capilla^ tocando el violoncelo^ lo que hacia muy lin- 
damente^ y asimismo tócala lien el órgano. Era de una 
salud delicada , pero no por eso se dispensaba de ir con 
la mayor exactitud á todos los actos conventuales, ex- 
cepto á maitines á media noche, deque quisieron exi- 
mirle los Superiores, atendida su débil salud. Como 
habia sido tantos años maestro de novicios , y de los 
jóvenes profesos (Júniores), todos los monjes, indis- 
tintamente , le daban el título d^Q padre maestro; y aun- 
que no lo fuese de religión , era , sin embargo , amado 
como padre y maestro, por haber recibido de él gran 
parte de los monjes la doctrina y educación monásti- 
ca : no obstante , tenía el título de Paternidad y demás 
preeminencias que concede la constitución á los que 
han sido doce años maestros de novicios. En los últi- 
mos años de su vida fué nombrado Prior mayor, cuyo 
oficio ejerció con la prudencia que exige tan delicado 
encargo. Escribió un Tratado del modo de asistir y 
ayudar á Misa^ ysolre las costumlres de la casa. Fináis 
mente, lleno de méritos y virtudes, murió con la muerte 
de los justos, año de 1809, dia 8 de Junio, de edad de 
sesenta y siete años , yendo al cielo á recibir el pre- _ 
mió debido á sus virtudes y á sü vida irreprensible.» 



52(; 1.° SEC. EFEM.— JUNIO S, BALART. — 9, GÓMEZ. ^NlIT. 

Su cadáver fué depositado en la sepultura núm. 7. 
Antes de tomar el hábito de monje habia sido alumno 
del colegio de música del mismo Montserrat , en el 
cual hizo rápidos y notables progresos , y cuando ya 
profesó fué entonces á estudiar letras en los colegios 
que tenía en varios puntos de España la religión be- 
nedictina. 

Día 8, 1824. Nace en Barcelona D. Gabriel Balart. 
Dedicóse al estudio de la música desde muy joven, y 
después fué á París para perfeccionarse en el arte de 
componer. Regresado á su patria en 1852 , ha com- 
puesto algunas piezas de música vocal é instrumental, 
siendo aquéllas del género de la zarzuela , distinguién- 
dose entre todas la titulada Amor y arte. También ha 
ocupado algunas veces la plaza de maestro director de 
los principales teatros líricos de Barcelona, y de alguno 
de los de Madrid. (Copiado de las Biografías de los mú- 
sicos más distinguidos ., etc., etc., Barcelona, 1866, pá- 
gina 73, tomo I.) A las anteriores líneas sólo debemos 
añadir que el señor maestro Balart es una persona 
que, además de su incuestionable mérito como maes- 
tro compositor y director de música , reúne la doble 
circunstancia de ser muy simpático, modesto y ama- 
ble ; motivo por el cual merece justamente el aprecio 
de todos cuantos le tratan, y aún más de sus amigos, 
entre los cuales nosotros nos honramos , contándonos 
como uno de sus cáás sinceros y leales. 

(*) Bia9, 1802. Muere en Pamplona, de donde 
era natural, el excelente organista D. Manuel Gómez. 

Día 9 , 1S04. Nace en Villanueva y Geltrú (Cata- 
luña) D. Juan Antonio Nin y Serra, presbítero. (Véase 
el dia 8 de Agosto.) Nosotros nos honrábamos con la 
amistad de este notable maestro desde casi nuestra ni- 



1." SEC. EFEM. JUNIO 0. NIN. 527 

ñez, pues dábamos á la vez lección con el insigne don 
Mateo Ferrer (4 Enero, 1. 1), y por esto no ignoramosi 
su privilegiado talento y su muchísima aplicación al 
estudio. 

Nuestro amigo el distinguido compositor Sr. Pedrell 
escribió una notable necrología del Sr. Nin, que publi- 
có en el periódico El Pals^ Tortosa, jueves 29 de Agos- 
to de 1867, año I, núm. 8, la cual no podemos tener el 
gusto de insertar á continuación, como deseáramos, 
por su mucha extensión; pero sí trasladaremos algu- 
nos de sus párrafos. Dicen así: «En la escolanía de la 
santa iglesia catedral de Barcelona aprendió con el 
maestro Aleix los primeros rudimentos de la música, 
aunando el cargó de niño de coro con el estudio de hu- 
manidades que cursó en la misma ciudad. Sus prime- 
ros estudios le proporcionaron estrechas relaciones con 
los que después en la esfera del arte han alcanzado un 
elevado nombre. D. Mateo Ferrer, organista ya á la sa- 
zón de la catedral de Barcelona, y el maestro Roses, 
de la capilla de la propia iglesia, fueron sus maestros 
de piano y composición. Qué relaciones le unieron al 
ilustre maestro D. Ramón Vilanova, una de las glorias 
del arte músico en nuestra Cataluña , no las recorda- 
mos; pero siempre hemos oido al maestro Nin pronun- 
ciar con respeto el nombre de Vilanova. Sabemos de 
positivo que trató íntimamente con Carnicer y Andreví, 
y que el Sr. Bruguera, actual maestro de la catedral de 
Tarragona, fué entre otros su amigo y condiscípulo. 
Más tarde, el maestro Vila y el estudioso Sr. Piquer 
han sido sus apreciados amigos. 

»E1 antagonismo de las dos escuelas que á la sazón 
dominaban los estudios musicales en la capital del 
Principado le hizo abiertamente declararse por aque- 
lla que, abandonando la pesada sofistería escolástica, 
extendía nuevos tesoros de inspiración que profusa- 
mente derramaban en sus obras los maestros Ferrer, 



b28 1.' SEC. — EFEM.— JUNIO 9.— MÉRITOS. 

Carnicer, Andreví y Vilanova. A la edad de veinte 
años concurrió á las oposiciones de la maestría de la 
catedral de Tortosa , cuya plaza ganó y le fué adjudi- 
cada, tomando posesión en 30 de Junio de 1824 de la 
comensalía y anejo magisterio. Completó luego la car- 
rera eclesiástica , tomando Órdenes sagradas y la in- 
vestidura del sacerdocio. A causa de la guerra civil, 
vióse precisado el maestro Nin á abandonar su maes- 
tría y á comer el pan del destierro , si no siempre en 
una dura cárcel , en medio de mil y continuadas tribu- 
laciones, que sordamente trabajaron su existencia. Re- 
puesto el año 1841 en su maestría , la ha venido des- 
empeñando asiduamente hasta el 8 de Agosto del pre- 
sente año , que falleció víctima de una cistitis , que en 
cortos dias le ha conducido al sepulcro. 

»Largo sería para hoy exponer el extenso y variado 
catálogo de las obras del Sr. Nin. Siempre acudirán á 
nuestra alma aquellos acentos de piedad de sus Kyries 
de la Misa en /«, la grandiosidad y ternura del Gloria 
y Benedictus de la Misa en w¿, sus trabajadas lamen- 
taciones, sus incomparables y numerosas letrillas, y 
entre éstas, quien haya oido su música, ¿no recuerda 
la Dolorosa , cuya poesía es también de su compo- 
sición...?» Esta necrología la insertó asimismo el se- 
manario La España Musical^ Barcelona 22 de Agosto 
de 1867, núm. 83, año 11. 

(N.) Bia 9, 1811. Muere en Madrid el marqués de 
Méritos, músico aventajado. (Véase el dia 15 de No- 
viembre.) Nació en Cádiz en el seno de la prosperidad 
el dia 15 de Noviembre de 1735. Perlático, casi ciego, 
viviendo de oculto para esquivar las pesquisas de la 
policía francesa, que le perseguía como hombre afilia- 
do á un partido político, y privado de sus rentas, mu- 
rió en Madrid el dia 9 de Junio de 1811. Fué enterra- 
do pobrísimamente y quedó confundido su cadáver en- 



I." SEC. — EFEM. — JLTs'lO 9. — AGEBO. 529 

tre otros muchos en el cementerio público. Mantuvo 
larga correspondencia epistolar con el célebre compo- 
sitor alemán José Haydn, Fué, además de excelente 
músico, un notable escritor poeta , según se lee en la 
Biblioteca de autores esfafwles^ tomo lxi, pág. 167, 
(cLxvii), Madrid , 1869. 

(I ) Día 9 , 1825. Nace en San Ildefonso (La Gran- 
ja) D. Feliciano Primo Agero y Amatey, siendo sus pa- 
dres D. Joaquin y doña Gregoria, propietarios. El dia 
1." de Junio de 1835, en vista de su buena voz , que 
dio á conocer entre los demás alumnos de la escuela 
primaria, fué admitido para niño de coro de la iglesia 
colegiata de San Ildefonso, con la gratificación de tres 
reales diarios , en donde aprendió el canto llano, solfeo 
y gramática latina. Desde 1839 hasta fin de 1841 estu- 
vo en Valladolid con su familia, en cuya ciudad con- 
tinuó el solfeo con el presbítero D. Damián Lúeas (Ca- 
tálogo), primer violin de la iglesia catedral , princi- 
piando el estudio del piano con el organista de la 
propia catedral D. José María Méndez. (Catálogo.) 
En 1842 pasó á Madrid con su madre, que se hallaba 
viuda, á quien el joven Agero sustentaba, por haber 
venido su casa en gran decadencia. 

Desde 1842 hasta 1850 continuó Feliciano los estu- 
dios en nuestro Conservatorio , dedicándose con prefe- 
rencia al piano y á la nauta, bajo la dirección del pro- 
fesor D. Magin Jardín (30 Diciembre), en cuya clase 
llegó á ser el suplente de su maestro en ausencias y 
enfermedades de éste, así en el solfeo que aprendían 
en la misma , como en el expresado instrumento , to- 
mando parte como primer flauta en todas las funciones 
que por aquel entonces se daban en el citado estable- 
cimiento, como también en la grande y aristocrática 
sociedad artística y literaria del Liceo. Después estuvo 
asimismo de primer flauta en el teatro de Variedades, 

TOMO II. 34 



530 1.' SEC. — EFEM. JCNIO 9, RODalGL'EZ. — 10, FOR-XELLÍ?. 

continuando al propio tiempo los estudios de piano y de 
armonía con ü. Antonio Aguado flO Febrero, 1. 1), y de 
composición con su malogrado amigo y paisano señor 
Alvarez (7 de este mes). Por real orden de 24 de Enero 
de 1860 fué nombrado el Sr. Agero profesor interino 
de solfeo general en el Conservatorio , por defunción 
del Sr. Castellano (22 Enero, 1. 1), con cuatro mil reales 
anuales de sueldo, cuya plaza obtuvo en propiedad, des- 
pués de lo prescrito por el reglamento , el 8- de Marzo 
del propio año de 1860, con seis mil reales de sueldo, 
la cual seguia desempeñando en Agosto de 1870, no 
obstante las varias reformas por que ha pasado el ya 
expresado Conservatorio. Sin embargo, en 1879 estaba 
de excedente en el propio establecimiento. 

(N. *) Bia 9, 1866. Nace en Madrid doña Asun- 
ción Rodríguez y Gorroño. En Diciembre de 1876 fué 
matriculada como alumna de la Escuela nacional de 
música^ y en los concursos públicos de solfeo efectua- 
dos en el mismo establecimiento en Jun